Connect with us
Banner Reclamos Humo Nuevo

Historia

Agustín Ternero Ibarra, Alcalde de Marchena, Senador, Diputado y dueño de 70 fincas

Published

on

En el primer tercio del siglo XIX Marchena cambió para siempre al desmoronarse al  saliendo a la venta las tierras del Ayuntamiento, de la Iglesia y del Ducado.

Una decena de familias se hicieron entonces con el poder al comprar esas tierras. Eran los Torres, Ternero, Ybarra, Benjumea, Diez de la Cortina, Olmo, etc.

Casa de los Torres Ternero

Agustín Ternero Ibarra fue Alcalde de Marchena, vicepresidente de la Diputación, Diputado en Cortes y Senador por la provincia de Sevilla 1914, 1915, 1921-1922, 1922 por el Partido Coservador (1876 -1931).

Se convirtió en Alcalde de Marchena en Junio de 1891 hasta Diciembre de 1892. Fue Diputado Provincial en 1892, 1896 y 1901 por el distrito Marchena-Utrera, y Vice Presidente de la Comisión Provincial de Diputación en 1899 a 1901.

Calle_San_Pedro_Marchena

Agustín Luis nació el 25 de Agosto de 1854 en Marchena y su bautizo tuvo lugar en San Sebastian (Marchena). Su padre fue Mariano Ternero Benjumea y su madre fue María del Rosario de Ybarra Benjumea.  Sus abuelos paternos fueron Juan Ternero Olmo y María del Carmen Benjumea Vecino; sus abuelos maternos fueron Agustín Ybarra Ortiz y Ana Benjumea Vecino.

En 1912  declarada tener rentas por valor de 24.574 reales, 1.400 fanegas de tierras de labor, 19 fincas en Marchena, 42 fincas en Arahal, más otras en Osuna y Paradas, y 100.000 pesetas en deuda del Banco de España.  También daba préstamos por valor de 75.000 pesetas anuales, que le reportaban unos beneficios anuales de 5.200 pesetas.

Este gran capital venía entre otros del matrimonio entre Juan Ternero Olmo (+1866) con Carmen Benjumea Vecino, nacida en La Puebla que vivían en las casas palacio de la calle San Pedro, de Marchena.

Agustín Ternero no fue el primer diputado a Cortes en Marchena.  Juan de Morales Diez de la Cortina fue diputado por Sevilla en 1834 y 1836.  José Torres Diez de la Cortina, fue elegido Diputado en Madrid en 1884 cuando se soltó un toro de cuerda para festejarlo y Alcalde en 1864.

Agustín Ternero Ibarra no sólo heredó una inmensa fortuna de su padre Mariano Ternero Benjumea. También sus relaciones familiares con los Benjumea, muy influeyentes en el Partido Conservador de Eduardo Dato, y Maura, que protegía los intereses familiares y se turnaba en el poder con el Partido Liberal, durante el caciquismo.

Los Ibarra convirtieron el homenaje al lider del Partido Conservador en Sevilla, Eduardo Ibarra González Alcalde de Sevilla en una demostración de poder el 12 de Noviembre de 1908 con la participación de las comarcas sevillas. La de Utrera-Arahal-Morón-Marchena estaba presidida por Agustín Ternero Ibarra y José Benjumea Zayas (Arahal) y la de Carmona-Lora por José Benjumea Cardeñas.

Con Maura al frente Gobernó durante las revueltas de 1909 (Barcelona) que protestaron contra el envío de reservistas pobres a la Guerra de Marruecos, poco antes de la I Guerra Mundial.

Agustín Ibarra Benjumea participó como Senador en las comisiones del ferrocarril Sevilla Dos Hermanas, en 1903 de la carretera de Sanlucar la Mayor a Castillo de las Guardas,

Continue Reading

Historia

Presos de la Batalla de Bailén fueron trasladados a Marchena, Paradas y Arahal

Published

on

By

El 20 de Julio de 1808 tuvo lugar la inesperada victoria española en la Batalla de Bailén con la victoria Española del ejército de Andalucía del general castaños compuestos por milicias populares.  19000 presos franceses de Bailén son repartidos por pueblos andaluces como Arahal, Marchena y Paradas. 

El 24 de Enero 1809. 63.000 franceses entran en Andalucía. 28 de Enero cae Marchena, Arahal y Morón.  1000 húsares y dragones se acuartelan en Marchena. 100 caballos en Paradas y otros en Arahal para combatir los guerrilleros.

Antes el 20 de julio de 1808 el capitán Jacques Francoise, El Dromedario de Egipto, veterano de Africa, (compañía del general Vedel), es apresado en Bailén en septiembre de 1808, y conducido a nuestra comarca junto a sus compañeros.

“Nos reunimos en Marchena, punto de reunión de parte de los oficiales de la 2ª y 3ª división. Permanecemos en una plaza expuestos a los insultos del populacho”.El Regimiento de Caballería Alcántara lleva a los presos a Arahal, Paradas y Marchena el 22 de agosto de 1808.
“Los habitantes, dándose cuenta de que yo estaba herido, a la vista de mi pantalón ensangrentado, me injuriaban de la manera más ultrajante, sin ningún respeto por mi desgracia: llegaron a arrojarme piedras y fango”. El uno de septiembre los oficiales franceses son retenidos en viviendas de Arahal, desarmados y vigilados por campesinos armados. Les amenazan, insultan y apedrean. Encuentra en su saco dos pistolas españolas, “una de ellas está cargada; un miembro de la Junta se apodera de ella, me hace mil preguntas y me trata de bandido, apoyando la pistola cargada en mi pecho. Uno de sus compañeros se la arranca de las manos”.
Los presos franceses hacen vida normal en Marchena, Paradas y Arahal, van a misa, dejan de recibir insultos y trabajan el campo cobrando. El 2 de noviembre los presos franceses son conducidos a Marchena.

Fuente: Journal du capitaine François dit le “Dromadaire d’Egypte”. Tallandier, 2003. Collection Bibliothèque Napoléonienne.

En Paradas destacó el comportamiento del párroco del pueblo Estanislao Fernández de la Puente arrebatando a los franceses 32 sables y 79 cartucheras que entregó en el Almacén General de Sevilla. La postura de la iglesia fue beligerante contra los franceses, animando a crear milicias ciudadanas.

Los cazadores a caballo se instalan en Paradas bajo el mando del capitán Boudon. Eran conocidos por participar en las campañas napoleónicas por centro Europa.
30 vecinos de Paradas formaban parte de la milicia popular de Marchena al mando del comandante Antonio Leguey

 

Continue Reading

Historia

Diego de Marchena, un fraile quemado por judaizante en el convento de Guadalupe

Published

on

By

Los judíos de Guadalupe eran la comunidad más influeyente y numerosa en la localidad nacida al amparo del famoso Monasterio en los siglos XIV y XV, ocupando la función de prestamistas del monasterio y apoyaron el partido de Isabel la Católica contra sus rivales en las disputas internas castellanas.

El Monasterio a través de fray Rodrigo de Salamanca, fray Alonso de la Rambla, fray Juan de Avilés y sobre todo, la de fray Diego de Marchena favorecía a judíos y conversos. Este monasterio dependió de prior de Guadalupe hasta 1426. La orden jerónima estuvo muy vinculada con la nobleza castellana, ya que permitían el ingreso de aristócratas laicos.

Fray Diego de Marchena fue un fraile Jerónimo confesor del Monasterio de Guadalupe juzgado y condenado por judío en 1485 al que se le cita en los documentos judiciales como “el hombre de Marchena” ya que los frailes en ese momento acostumbraban a adoptar el nombre de su ciudad natal.

Los Ponce de León favorecieron al monasterio de San Jerónimo de Buenavista de Sevilla donde están enterrados algunos de los mimebros de esta familia como la madre de Rodrigo Ponce de Leon Leonor Nuñez de Prado.

La historia, muy conocida a nivel internacional ha sido publicada en el libro “A la sombra de la Virgen” de Gretchen D. Starr-LeBeau. Fue denunciado como judaizante, porque volviendo una vez de Sevilla (adonde iba con mucha frecuencia para socorrer a los presos de la Inquisición), venía por el camino cantando las lamentacione s de Jeremías, doliéndose de la persecución que se hacía en Sevilla contra los herejes y conversos. Hacía 36 años que era fraile, confesó sin darle tormento, que no era bautizado, que nunca había consagrado la hostia cuando decía misa y que estaba circuncidado.

Al Prior fray Nuño, los Reyes Católicos le encargaron “limpiar el Reyno de los Iudíos y hereges”. Nuño, el doctor Francisco Sánchez de la Fuente, y el licenciado Pedro Sánchez instruyeron el proceso inquisitorial.

Además los herejes pagaron multas que ascendieron a 50.000 pesetas -2,7 millones de maravedíes- con las que se construyó la hospedería para a visita de los Reyes Católicos de 1485. La obra fue comenzada en 1487 bajo planos y dirección del maestro Juan Guas, quien también trabajó para los Ponce de León en Marchena añadiendo los salvajes a la Purta de Marchena y terminada en 1492.

Fuentes: Archivo Histórico Nacional [=AHN], Clero, leg. 1422, exptes. 71, 77, 79 y 80; y en el Archivo del Monasterio de Guadalupe Fondo de O.F.M., libro 266: «Proceso de Inquisición de 1485 dentro del Monasterio contra fray Diego de Marchena, judío, y fray Diego de Burgos, judaizante, y otros monjes».

 

Continue Reading

Actualidad

Carriazo relata las infidelidades de Juan Ponce de León en “Andalucia en la Historia”

Published

on

By

Carriazo desvela en “Andalucia en la Historia” la vida de Leonor Núñez de Prado: de criada a Duquesa.

Juan Luis Carriazo publica un artículo en el último número de la Revista Andalucía en la Historia, (Junta de Andalucía) sobre las aventuras extraconyugales del sexto Señor de Marchena desde 1448 Juan Ponce de León que tuvo 28 hijos de 8 mujeres distintas, y ninguna la legítima, ya que el heredero nacería de la criada Leonor Núñez.

El onubense, Juan Luis Carriazo, Catedrático de Historia Medieval, quien más y mejor ha escrito sobre la Marchena de los primeros Ponce de León ha puesto su unterés en Leonor Núñez de Prado, madre del Duque de Cádiz tras publicar la biografía de su mujer Beatriz Pacheco, el año pasado.

Leonor Núñez de Prado llegó a Marchena como criada y murió como duquesa al casarse con el Señor de Marchena acabando sus días enterrada en una sepultura digna de una reina en el Monasterio de San Jerónimo de Sevilla, con fama de santa.

Leonor Núñez de Prado era hija de unos labradores muy pobres de Yébenes (Toledo) “de baja  suerte y condición y que no era hijadealgo sino debajo linaje”, otros dicen que era morisca, que junto a su madre entraron al servicio de la Duquesa Leonor de Guzmán a la que acompañan a Marchena para la boda con Juan Ponce de León.

Leonor de Guzman

Vivir con un Ponce de León, no era fácil. A la vida militar y violenta propia de tiempos de guerra se une que Leonor Núñez fue blanco del deseo del “excepcionalmente promiscuo” Juan Ponce de León que tuvo 28 hijos de 8 mujeres distintas, y ninguna la suya, con la que se había casado, Leonor Guzmán, hija de Duques.

Desde que vio a Leonor Núñez en Marchena, Juan Ponce de León se prendó de ella, y a pesar de ello se casó con su prometida aunque no tardó en aborrecerla. En el pleito de 1510, un vecino de Marchena decía haber oído decir a Juan Ponce de León que su legitima esposa le parecía “una grande asna y que tenía orejas de asno”, otro afirma que don Juan “no la quería bien porque era fea y pecosa”.

Le gustaba más Leonor Nuñez que era joven y guapa a la que siempre trató como su esposa. El problema era que Leonor Núñez dejó en Toledo a su marido, el bordador Juan del Paraíso. Vamos que “salió del paraíso para meterse en el infierno” según ella misma escribió. El bordador inició un pleito para reclamar a su legítima mujer, y vino a buscarla a Marchena pero de nada le sirvió. Su mujer le advitió que no lo intentara porque  “la mayor tajada sería la de la oreja”.

El Señor de Marchena habia tomado a Leonor en contra de la voluntad de su propio padre, que le negaba el matrimonio con ella y de ella misma que se defendía y se negaba con todas sus fuerzas alegando que era casada.

Al final la hizo madre de ocho hijos y la recluyó a la Torre de Los Navarros, donde fue naciendo la prole, ya que su padre el conde Don Pedro, se oponía a tenerla en Sevilla ni en Marchena ni le permitía casarse con ella mientras él y su legítima esposa vivieran.

El enfrentamiento paterno filial fue de tal magnitud, que cuando murió el conde Don Pedro, en 1441, su hijo no fue al entierro. Llegado el dia en que Don Juan Ponce de León se convirtió en señor de Marchena y heredero, lo primero que hizo fue ir a la Torre de los Navarros a por su amada Leonor.

Leonor Núñez fue conducida al castillo de Mairena del Alcor al amanecer del 3 de noviembre de 1448 para casarse con Don Juan ante una imagen de San Eutropio asistidos por sus criados Marta Rodríguez y Pedro de Pineda. Asistieron los Jerónimos del monasterio de Buenavista fray Juan de Medina y fray Pedro de Illescas y fueron testigos los vecinos de Mairena.

Los esposos se trasladaron a Marchena junto a sus hijos y ella pocas veces volvió a salir del Palacio de  Marchena donde tuvo que convivir con la irrefrenable promiscuidad de su marido Don Juan que ya antes de casarse con ella “se había echado con una tal Isabel Trigueros” en Mairena.

Continue Reading

Historia

Porqué Juan Ponce de León decidió tener un hijo y fundar una iglesia con el nombre de Eutropio

Published

on

By

Juan Ponce de León concede en 1410 ventajas económicas a los que fueran a poblar Paradas dentro del término de Marchena.

Entonces Paradas era un cortijo con su torre para defenda de una huerta, que era la construcción más antigua del pueblo y duró hasta 1980 y unas casas, amén de pastos, dehesas y lagunas.

En 1460 Don Juan ortorga privilegio de Fundación de la Villa de Paradas fundando la parroquia de San Eutropio y le puso ese nombre a su hijo después de salir victorioso en una batalla en La Rochela, Francia, cerca de Saintes, de donde el obispo Eutropio fue martirizado por los romanos.

A este santo Juan Ponce de León se encomendó en batalla y prometió fundar una iglesia y tener un hijo con el nombre del santo y así lo hizo, construyendo la parroquia de Paradas sobre unas ruinas romanas.

Muerto Don Juan, su hijo, Rodrigo que hereda el lugar de Paradas en 1469 decide que las fiestas de San Eutropio que se hacían en Marchena y Paradas, solo se harían en Paradas y en Marchena las sustituye por las fiestas de la Inmaculada, porque según sus cronistas la Inmaculada se le había aparecido.

La parroquia de Paradas era filial de de San Juan de Marchena, como sucedía con el resto de las iglesias de Marchena. A efectos administrativos San Eutropio era una iglesia más de Marchena. Cada año el día de San Juan Bautista el Duque mandaba que se renovaran los cargos municipales de Paradas, como el alcalde, alguacill y jurados. Parte de las obras de arte de la parroquia de Paradas proceden de Marchena.

En 1466 Juan Ponce de León, Señor de Marchena y I Conde de Arcos firma un documento para otorgar la mayoría de edad a sus hijos que tuvo con Catalina González de Oviedo, en terceras nupcias que fueron Enrique, Lope, Beltrán, Eutropio, Constanza y Sancha.

Estropo o Eutropio Ponce de León nació en Marchena en 1460 y vivió en Jerez hacia 1470 donde fue recibido como 24 de la ciudad, ocupando el escaño que en él, renunció su suegro, Pedro de Vera

Comendador de la orden de Santiago en Almedralejo, Eutropio Ponce de León se casó en Jerez con Catalina de Vera hija del Comendador Pedro de Vera famoso por la crueldad con que castigó a los indios guanches de Canarias, a los que mató empalándolos.

Paradas, Spain - 'Iglesia Parroquial de San Eutropio'

En 1500, murió Catalina de Vera, casando con Marina de Trujillo, hija de Pedro Esteban de Trujillo. Viudo por segunda vez, don Eutropio volvió a casar con Beatriz Nuñez Cabeza de Vaca, hija de Alvar Nuñez Cabeza de Vaca.

En Jerez de la Frontera se conserva un Palacio de Eutropio Ponce de León, como patrimonio arquitectonico de la ciudad.
En su testamento, hecho el 17 de nov. de 1510 esta curiosa clausula: “Y mando so pena de mi maldicion a los dichos mis hijos y herederos que no pongan lutos ninguno por mi, pues se hace mas para honra del mundo que no para salvacion del alma”.

 

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!