Connect with us

Historia

Colón: “Nunca yo hallé ayuda de nadie, salvo de fray Antonio de Marchena”

Published

on

Los dos amigos y confidentes que Colón tuvo en el monasterio de La Rábida, eran fray Antonio de Marchena y fray Juan Pérez.  Fray Antonio de Marchena fue un Franciscano (OFM), astrónomo, amigo y confidente de Cristóbal Colón.

Se ignoran los datos biográficos de la juventud del fraile astrólogo e, incluso, se desconoce si el apellido Marchena es el real de su familia o un gentilicio dado por la Orden seráfica segun  Consuelo Varela de la Academia de la Historia.

En 1473 era guardián del convento de San Esteban de los Olmos, cerca de Burgos. En 1487, se trasladó a Andalucía para ser “décimo cuarto vicario provincial  de la Custodia de Sevilla de la observancia de San Francisco”,  de 1499 a 1502 según se lee en el Acta de concordia entre la Custodia de Domus Dei y la provincia de Santoyo en Castilla, fechada en el convento de San Juan de los Reyes de Toledo el 2 de noviembre de 1499.

Entre los que se hallaban presentes al firmarse el documento figura “frater Antonius de Marchena Vicarius Castelle”. En el Capítulo de la Orden, celebrado en Murcia en 1502, fue designado guardián del convento de San Francisco de Murcia por un trienio (1502-1505) y como tal lo encontramos presente en Madrid, el 7 de octubre de 1502.

En La Rabida Colón y Marchena coincidieron en varias ocasiones. Ambos compartieron ideas y trataron el proyecto. Colón escribió a lo Reyes  en La Española en 1500: “Nunca en todo este tiempo se halló piloto ni marinero ni philósopho ni de otra sçiençia que todos no dixessen que mi empresa era falsa; que nunca yo hallé ayuda de nadie, salvo de fray Antoño de Marchena, después de aquella de Dios eterno”.

Los Reyes piden a Colón en Barcelona el 5 de septiembre de 1493, poco antes de partir para su segundo viaje al Nuevo Mundo ” que llevásedes con vos un buen astrólogo y nos paresció que sería bueno para esto fray Antonio de Marchena”. No se ha podido confirmar si Marchena acompañó a Colón en este viaje, aunque sí se conservan las copias de las cédulas que los Monarcas enviaron en esa misma fecha al fraile pidiéndole que acompañase a Colón “algunos días”, y al provincial de la Orden solicitando que le permitiese viajar.

Dos testigos de los Pleitos Colombinos evocaron al fraile. Andrés del Corral testificó que fue un franciscano, cuyo nombre no recordaba, quien aseguró a los Reyes “que era verdad lo que el almirante decía. Alonso Vélez recordaba que el almirante “comunicaba la negociación de descubrir con un fraile estrólogo, que ende estaba por guardián, y ansímismo con un fraile Juan”.

En 1500, los franciscanos residentes en La Española lanzan graves acusaciones contra el almirante y sus hermanos; desde 1498 el genovés ya se había acercado a la Orden Cartuja y había entregado toda su confianza a fray Gaspar Gorricio. En la cartuja de las Cuevas podía depositar a buen recaudo sus documentos más preciados.

Bibl.: P. de Salazar, Crónica de la provincia de Castilla, lib. II, cap. I, Madrid, 1612, pág. 76; J. M. Asensio, “Juan Pérez y fray Antonio de Marchena”, en España Moderna.

t. XXI (1890), págs. 210-219; J. Coll, Colón y La Rábida: con un estudio acerca de los franciscanos en el Nuevo Mundo, Madrid, Librería Católica de Gregorio del Amo, 1891; A. Ortega (OFM), La Rábida. Historia documental y crítica, Sevilla, Imprenta y Editorial de San Antonio, 1925; J. Manzano y Manzano, Cristóbal Colón. Siete años decisivos de su vida (1458-1492), Madrid, Cultura Hispánica, 1964, págs. 496-497 y 525-534; A. Rumeu de Armas, “El cosmógrafo fray Antonio de Marchena, amigo y confidente de Colón”, en Anuario de Estudios Americanos, XXIV, 1966, págs. 793-837; La Rábida y el Descubrimiento de América, Colón, Marchena y fray Juan Pérez, Madrid, Cultura Hispánica, 1968.

Continue Reading

Hermandades

La Trinidad, La Anunciación y otras hermandades jesuítas de Marchena

Published

on

By

La  Hermandad de la Trinidad fundada en 1609 por los Jesuítas de Marchena y radicada en su templo estaba dirigida por el yerno del duque de Arcos, el conde de Luna y se función principal era asistir a los hospitales y cárcel de Marchena.

No era la única hermandad de los Jesuítas. En 1746 el padre Martín García visitador de la provincia de Andalucía dispone que se cree en Marchena la Congregación de la Anunciata o la Anunciación que hacía una fiesta en el Colegio de la Compañía por esta festividad.  En 1753 el padre de Tomati era además director de la Congregación de la Buena Muerte.

Además de las hermandades que fundaron ellos mismos, los Jesuitas de Marchena tenían especial relación con la Sacramental de San Juan y con la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús de San Sebastián, que en 1722 debido a la fuerte sequía llegó en procesión a la iglesia de de los Jesuitas, costumbre que se repitió en 1724.

Imagen relacionada

Representación de La Trinidad

Según la historia del colegio de los Jesuitas de Marchena, obra de Juan José Lozano Navarro el conde acudía personalmente a la cárcel y hospitales asistiendo personalmente a los pobres y enfermos, cargando los sacos de trigo y pan que él repartía con sus manos, con lo que pretendía dar ejemplo y mover a la imitación de los demás miembros de la congregación.

En algunas épocas del año los hermanos desfilaban por la ciudad haciendo ostentación de las limosnas que llevaban para los pobres -tan en la línea de la mentalidad del Antiguo Régimen- lo que les supuso una amonestación de los Jesuitas  porque “había más apariencia que sentido”.

En 1611 entra en ella el marqués de Zahara heredero del duque de Arcos y con su ejemplo entraron muchos otros servidores ducales. Al año siguiente fue el año de su mayor apogeo y su unió con la Hermandad Primaria de Roma algo que se celebró con una mascarada a caballo con antorchas y la asistencia del Duque y el Marqués y la asistencia de todo el pueblo.

En 1613 eran 400 miembros que también pedían limosna por la parroquia para los pobres y enterraban a pobres y ajusticiados.

En 1613 ofrecieron una comida a los pobres de Marchena que según los jesuitas resultó un desastre debido a que fue tanta la gente de toda la comarca que acudió, que temieron que la comida no la alcanzaría para tantos. Además los alguaciles tuvieron que afanarse en poner orden.

De modo que fue un milagro “que tanta multitud de gente obedeciese y se pusiese en concierto para que los frailes le diesen de comer y recogiesen las sobras que en sustentar los con cinco panes y dos peces”.

“Más con todo sobró pan, pescado y dinero que después se repartió entre más de 150 pobres”.

En 1614 los labradores de la cofradia hacen una misa de acción de gracias por la buena cosecha a la que van los Duques y hubo música y hubo en todo el día gran asistencia y en 1753 ni siquiera quedaba la memoria de que alguna vez existiera.

También fundaron la hermandad o congregación del Espíritu Santo que llevaban al hospital de Misericordia “cantidad de colación y de otros refrescos para los pobres.  Iban por la calle con sus platos y toallas descubiertos causando devoción y admiración al pueblo acudieron a la cárcel le dieron a los pobres algunas comidas” relatan los Jesuitas.

Continue Reading

Historia

Radio Marchena pionera como emisora privada de Onda Media se oía en media Andalucía

Published

on

By

Radio Marchena tenía en los años 50 una emisora de 1 kw en Onda Media.

Rosarito Díaz fue la voz más conocida en los inicios de Radio Marchena que dependía de una asociación cultural y tuvo sus sedes en el Casino, y la calle Licenciado Calderón, y luego en los ochenta se refunda como emisora municipal. Antonio Alvarez, Luis Jiménez y muchos otros colaboradores dieron vida a la antigua Radio Marchena.

Radio Marchena primero como emisora privada de Onda Media que se sintonizaba en varias provincias andaluzas, luego como emisora municipal en FM, fue escuela de profesionales de varias generaciones y punto de referencia de la cultura local en los últimos cincuenta años. Centenares de colaboradores y profesionales han hecho radio local de forma gratuita algunos de ellos como Rafa Cortegana hoy ocupan destacados puestos en la radio nacional.

Resultado de imagen de HISTORIA DE LA RADIO

Durante el franquismo se editaron diversos boletines informativos municipales de carácter oficialista que desembocaron en el IM Informativo Marchenero en el que participaron como redactores diversos líderes políticos, sobre todo del PSOE e IU destacando Luis Gavira y Francisco Cortés Páez.

Con la fundación de la empresa municipal de Medios de Comunicación de Marchena, Mecomar, en 1989, el IM pasó a ser editado inicialmente por sus redactores, perdiendo éste carácter político. Mecomar tuvo su primera sede para la radio y televisión en el edificio del antiguo Ayuntamiento.

Radio Marchena tuvo sedes como emisora municipal en el Ayuntamiento, en los años ochenta, ocupando los actuales despachos de concejales, de allí pasó el edificio de la Casa Fábrica, antes de ser Biblioteca Municipal, luego al Antiguo Ayuntamiento y finalmente al Poligono Industrial.

Un empleado de la empresa de Guglielmo Marconi, considerado el inventor de la radio, en una de las primeras estaciones de transmisión en 1906.

HISTORIA DE LA RADIO

Desde el descubrimiento de las ondas electromagnéticas durante el siglo XIX a los ‘podcast’ del siglo XXI, la radio ha transformado la sociedad moderna.

principios del siglo XX aparecieron los primeros sistemas de radio, lo que hizo posible transmitir mensajes de voz en la distancia. En 1916 se inauguró la primera emisora en Nueva York.

Durante esa década, las transmisiones de radio se consolidaron en Estados UnidosFrancia y el Reino Unido. Pronto, otros países de todo el mundo se unieron a la moda de la radio.

¿Qué supuso la aparición de la radio?

Entre guerras e información

Entre 1920 y 1930, muchos hogares en países occidentales tenían radio. Durante esos años, la radio se convirtió en la principal fuente de información para la población.

Desde el salón de todas las casas, sin necesidad de saber leer o de tener acceso a los diarios escritos, la gente empezó a estar al corriente de lo que ocurría. Los programas difundían información y conocimiento, a la vez que debatían sobre asuntos políticos y sociales.

Las personas podían estar informadas, pero además se enteraban de las noticias con una rapidez que nunca antes se había visto.

Esta inmediatez a la hora de transmitir informaciones hizo que la radio jugara un papel crucial durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Resultado de imagen de HISTORIA DE LA RADIO

A diferencia de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), ahora la gente podía seguir el desarrollo del conflicto casi en tiempo real. Esto también tenía una parte negativa, porque podía influir en el estado de ánimo de la población.

Tanto nazis como aliados emitían mensajes de propaganda para contar su versión de la guerra y confundir al enemigo, o bien para dar ánimos a la población.

Resultado de imagen de union radio sevilla

Entretenimiento y publicidad

Hasta los años 50, la radio disfrutó de una gran popularidad. Los programas y las retransmisiones eran cada vez más numerosas.

Este medio de comunicación se convirtió en un fenómeno social. Conseguía reunir a grandes grupos de gente que quedaban para escuchar música, retransmisiones deportivas programas cómicos.

De repente era posible escuchar diferentes tipos de música e incluso a artistas de todo el mundo. La radio supuso el salto a la fama para muchos músicos y proporcionó una forma de entretenimiento asequible.

Resultado de imagen de union radio sevilla

Por otro lado, la capacidad de llegar a una audiencia de millones de personas creó una oportunidad para la publicidad: los mensajes comerciales iban a llegar a personas de todas las edades y clases sociales.

Así, además de una forma de ocio, la radio también se convirtió en un potente vehículo comercial para promover el comercio y la economía.

La época dorada de la radio terminó con la aparición del televisor y, más tarde, internet. Aunque todavía hoy sigue siendo el medio de comunicación más utilizado en el mundo.

Continue Reading

Deporte

La primera instalación deportiva de Marchena estuvo en el Palacio Ducal desde 1541

Published

on

By

La primera instalación deportiva de Marchena y una de las primeras de Andalucía estaba en el Palacio Ducal de Marchena.
El Palacio tenía en 1541 un juego de pelota al que el Duque era muy aficionado.
Hay dos documentos sobre este frontón la orden de pago del Duque a su mayordomo Francisco Saavedra “para pago de deudas contraídas en el juego de pelota, al cual era muy aficionado el Duque” “1541-12-3).
El otro es una orden de pago a Juan de Godoy, “por lo que ganó en el juego de pelota contra el Duque” es decir apostaban.  (1545-4-7).

Resultado de imagen de Antonio Scaino da Salo

En la edad media el juego de pelota era el más popular y se jugaba en toda europa, especialmente en las cortes nobiliarias. No es hasta finales del XIX cuando se empieza a jugar contra la pared en los frontones tradicionales conservadas especialmente en Valencia, Cataluña y Pais Vasco. El juego de pelota era el precedente del tenis y se practicaba en Egipto, Grecia y Roma.

File:Jeu de paume002.jpg

Uno de los testimonio más importantes, en cuanto a los detalles, es el de Juan Luis Vives (1493-1540). Vives escribió una comparación entre el jeu de paume (jugado con pelotas duras y raquetas con encordado de tripa) y nuestro juego de pelota (similar al de la pelota vasca o valenciana actual y jugado con “pelotas de viento” golpeadas con la palma de la mano).

Este testimonio de Juan Luis Vives en el que habla del jeu de paume comparando las cuerdas de las raquetas parisinas de aquel juego con bordones de tripa de la sexta cuerda de la guitarra,​ ya que las exigencias de una raqueta de tenis con respecto al encordado determina que las cuerdas de tripa de animal sean muy adecuadas para este uso.

El elemento básico de las pelotas de viento era la vejiga de un animal, a menudo la vejiga urinaria del cerdo. Su superficie externa se revestía con cuero y una vez recubierta la vejiga, se llenaba con aire a presión hinchándola con un fuelle.

Antonio Scaino da Salo (cura, teólogo y literato) escribió una obra muy notable sobre el juego de pelota.​ Con referencia a las pelotas de viento, describió con detalle la forma de la vejiga y del tubo de hinchado y un tipo de válvula antirretorno (o de retención) a base de estopa, que permitía hinchar la pelota con un fuelle adecuado muy parecido a los actuales.

Imagen relacionada

También mencionaba la costumbre de añadir un poco de vino en el interior de la cámara para que las pelotas mantuvieran más tiempo sus cualidades (especialmente su elasticidad)  El sistema de “válvula antirretorno” en la vejiga urinaria comparado con el de las pelotas de viento fue descrito por Juan Valverde de Amusco y fray Luis de Granada.

Continue Reading

Historia

Lo que queda del Palacio Ducal de Marchena según excavaciones arqueológicas

Published

on

By

Del Palacio Ducal de Marchena hoy solo quedan los cimientos y algunas estructuras y muros, tal y como constató la excavación arqueológica de Manuel Vera y otros.  Durante más de 600 años fue uno de los palacios más bellos y lujosos de España que primero tuvo aspecto mudéjar y luego se reformó conforme al gusto renacentista y barroco. 

Construído sobre la Alcazaba musulmana, reformada tras el terremoto de 1356 y tras las incursiones de Mohamed V  posiblemente de esa fecha es la construcción de la iglesia de Santa María de la Mota, lo más antiguo del conjunto. También entonces se reconstruyó la muralla, una obra de tal importancia que necesitó la aprobación del Papa por bula en 1430.

El Palacio mudéjar se construye a partir de 1490 al mismo tiempo que  la restauración de la casa de los Ponce de León de Sevilla, cuando la cada ducal se convierte en una de las principales de Andalucia entre rivalidades, guerras y pactos con los Guzmanes con los que se repartían el poder y las ciudades andaluzas.

Rejas de Palacio Ducal

El espacio central del Palacio era un gran patio de 14 columnas por las que se pagó en 1549 a Martín de Gaínza  67.500 maravedíes y además tenía una pequeña fuente octogonal cuyos restos se encontraron en la última excavación arqueológica. Los restos de una segunda fuente de jaspe están hoy a los piés del Cristo Yacente.

Al norte del patio había una sala central de 7 metros de lado que coincide con la caja del artesonado existente la escalera monumental ubicado en el Palacio de la condesa de Lebrija que se llevó este resto de Marchena a principios del XX junto con las yeserías inferiores a la escalera primitiva del palacio y azulejos.

Imagen relacionada

La zona norte era la más noble con dos habitaciones de 65 metros además de unos corredores en los que se gastaron gastaron en 1550 1,9 millones de maravedis. En el sector sur estaba los cuartos del primogénito de la que quedan a ras del suelo algunas estructuras originales que comunicaban con la galería abierta hacia la plaza Ducal.

En el mandato de Rodrigo Ponce de León virrey de Nápoles, se añaden al Palacio dos conventos; Clarisas (1632) y Ángeles Custodios (1651).

Imagen relacionada

En el XVIII se construyen las caballerizas monumentales a imitación de las que tenía el Alcázar de Madrid y se colocan mármoles y jaspes. A partir de 1701 se reforma la Plaza Ducal, se construyen las casas consistoriales, se añade una anteportada en 1733 con un patinillo para regular el acceso a la Puerta del Tiro y unificarlo con la línea de la fachada de la plaza Ducal.

fachada palacio

Junto a la Puerta del Tiro estaban los cuartos del primogénito y el corredor de acceso a al coro de la iglesia de Capuchinos, que los arqueólogos también han identificado. Al oeste el patio de la montería con sus capiteles romanos reutilizados.  Hacia el este se abrían miradores a la campiña.

La fachada de la plaza Ducal tenía 3 plantas y 33 balcones desde donde los Duques se dejaban ver y veían los espectáculos públicos, como los toros o los mandatos.  En 1911 la zona más cercana a la fachada de la Plaza Ducal estaba destruida, al fondo del  patio quedaban varias estancias.

 

Resultado de imagen de palacio de lebrija, sevilla

Los jardines del palacio tenían medallones renacentistas entre columnas y estás rematadas por almenas. Existen fotos y algunos testimonios de personas que lo vieron por ejemplo Gómez Acebes (Recuerdos de Marchena. 1863). “En los jardines consulté valientes bustos de mármol de emperadores romanos entre ellos Galva, Mario y algunos otros”.

Resultado de imagen de Puerta de Marchena

Tenía el palacio un Patio de las Mujeres, un apeadero, un cuarto de los Leones, un juego de la pelota, un aposento para los pajes con un sorprendente lujo propio de una la corte ducal donde aparecen músicos, médicos, astrólogos y todo tipo de sirvientes.

Se destruyó en apenas veinte años por la ruino del último Duque de Osuna. Los acreedores se cobraron en sus bienes como este palacio, del que se llevaron hasta las piedras.

Resultado de imagen de jardines del palacio ducal marchena

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!