Connect with us
Multigestion Publi

Hermandades

La ruta de la Inmaculada por iglesias capillas y calles de Marchena

Published

on

El 9 de octubre de 1617,  el papa Paulo V aceptaba finalmente la proclamación de su Inmaculada Concepción defendida por los franciscanos. En Sevilla, este éxito alcanzado en Roma fue atribuido a las gestiones llevadas a cabo allí por el doctor Bernardo de Toro y el arcediano de la localidad de Carmona Mateo Vázquez de Leca.

El 19 de junio de 1616 se hizo en Sevilla el juramento de sangre y el 30 de junio de ese mismo año (1616) los sacerdotes de la Hermandad de San Pedro Ad Vincula de Marchena hicieron el voto de la Concepción. En septiembre de 1616 se juró el mismo voto en San Juan de Marchena con asistencia del Duque y los caballeros de Marchena que fue recordado con la Magna Mariana de hace dos años.

SANTA MARIA Y SAN JUAN

20190226_113645

Para Santa Maria Pedro de Mena talló una gran Inmaculada por encargo del Duque, que presidía las grandes fiestas de diciembre a las que era obligado asistir los miembros del Cabildo, los jueces, los militares, el clero y el pueblo que trabajaba directamente para el Duque, incluyendo las hermandades allí establecidas como la Sacramental, Santa Cruz o la Soledad.

En torno diciembre de 1688 se conservan  dos cartas autógrafas del escultor Pedro de Mena y Medrano a Antonio de Fuentes explicando que el estado de su salud le impidió trabajar en la imagen de la Concepción encargada para Marchena y dice que el duque querría verla en Madrid pues por su arte será mucho mejor que la que hizo para la Iglesia de Córdoba; habla también de su situación y cuestión de fondos.

20190226_110944

En los últimos años de su vida el Duque de Arcos le encarga la gran Inmaculada de dos metros de alto que se conserva en San Juan, para la iglesia de Santa Maria sobre la que se conservan dos cartas manuscritas, una del propio escultor y otra de su viuda después de muerto el maestro. Por lo tanto, la obra realizada para Marchena es su última escultura.

Imagen relacionada

Una vez muerto el artista su viuda Catalina de Vitoria y Ulquiza, envía una carta al Duque de Arcos en la que asegura que éste dijo que estaba terminada la imagen de la Concepción que por encargo del Duque de Arcos hizo para la iglesia de Santa María de la Mota de Marchena y que lo que faltaba lo podían hacer sus oficiales o discípulos. Carta fechada en Málaga eñ 23 de noviembre de 1688.

20190226_120951

«Desde tiempo Inmemorial» según Diego de Becerril Vicario de la villa de Marchena en 1525 » había costumbre de decir una misa votiva todos los miércoles de cada semana a la Limpia Concepción de Nuestra Señora en la Iglesia día de la Mota». El Arzobispo de Sevilla «bajo cierta pena obligaba a los curas, clérigos y capellanes a que asistieran a dicha misa acompañados de «la devoción todo el pueblo». Además, Marchena fue uno de los primeros lugares en jurar el voto Concepcionista en septiembre de 1616, como se recordó con la Magna Mariana de 2016.

La crónica jesuita del año 1635 dice que «La fiesta de la Puriª Concepción de Nª Sª es fiesta propia dela Casa de Arcos. Y ello es así; porque es como distintivo de esta Casa de tiempos muy antiguos. Celebran con gran solemnidad este tiernísimo misterio. Pues en aquellos Pleytos antiguos, los Señores de Arcos fueron los primeros, o de los primeros que la defendieron, y celebraron en todas las Ciudades, Villas y lugares de sus vastos estados» fiesta que ya se hacia en 1448.   Desde 1525, cada miércoles en la Iglesia de Santa María de la Mota estaba instituida una misa votiva de la Concepción, asistida por todos los curas, clérigos y capellanes.

ANTIGUO AYUNTAMIENTO DE MARCHENA

Plaza Ducal y Casas Consistoriales de Marchena. Se trata de una plaza de planta rectangular, cerrada en todos sus lados, a la cual se accede a través de una serie de arcos abiertos en sus distintos frentes. Su disposición recuerda a la de las plazas mayores castellanas, aunque su resultado se aproxima más a la de la Plaza de la Corredera de Córdoba. Uno de los aspectos más destacables de esta plaza ducal es su carácter eminentemente civil, pues en ella solían celebrarse fiestas, y en especial las de corridas de toros, que solían promover tanto diversos organismos como las distintas hermandades. En especial estas últimas solían pedir permiso al duque para celebraciones en ella con el fin de poder sufragar los costes de sus imágenes y retablos, no solo con la recaudación de la fiesta, sino también con la venta de la carne resultante de dichos festejos. Es admirable la casi absoluta homogeneidad de todas las fachadas de las casas que se abren a esta plaza ducal (en claro contraste con el edificio de las Casas Consistoriales), que muestran al exterior los largos balcones corridos característicos de este tipo de plazas urbanas, creadas en parte para sede de la celebración de importantes fiestas populares.

El ritual de toma de posesión y Juramento del Asistente o Alcalde de Marchena incluía una defensa del dogma de la Inmaculada que además desde tiempo del Duque de Cádiz era una de las devociones principales de Marchena acrecentada por los jesuítas de Marchena y llevada a América.

Dos regidores salían del edificio del Cabildo y cruzaban la plaza Ducal hasta llegar al extremo puesto donde estaba el Palacio del Duque. Allí recogían al Asistente y lo llevaban al Cabildo. En el Cabildo se realizaba la toma de posesión del cargo en un juramento que incluía la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción.  A continuación el Asistente saliente le entregaba la vara de justicia y le dejaba su asiento.

SAN MIGUEL

Cada siete de Diciembre víspera de la Inmaculada en San Miguel se presentan la Virgen de las Lágrimas presidiendo el altar mayor vestida con los colores de la Inmaculada, celeste y blanco y los hermanos de Jesús Nazareno leen en voz alta, tras la misa del triduo de la Inmaculada, los pasajes de las letrillas de Miguel del Cid, siglo XVII, en defensa del dogma de la Inmaculada Concepción, que dicen «Para dar luz inmortal siendo voz alba del día, sois concebida María sin pecado original».

La Hermandad de Jesús Nazareno como filial de la Hermandad del Silencio de Sevilla tiene por escrito en sus reglas la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción, que la hermandad de San Antonio Abad simboliza con un cirio y una espada, que indica que están dispuestos a defender con su sangre este dogma.

INMACULADA DE PUERTA OSUNA

El oratorio público de la Inmaculada Concepción de Marchena estaba ubicado en la puerta de Osuna desde 1640 cuando fue  aprobado por  licencia por D. Gaspar de Borja y Velasco. 

La licencia fue prorrogada por Fray Pedro de Tapia en 1654 y luego por  el visitador Ambrosio Ignacio Spínola y Guzmán el 25 de agosto 1675.

Estos datos aparecen en el Estudio de los Oratorios domésticos y Capillas privadas en los siglos XVII y XVIII  del Arzobispado de Sevilla,  de Rosalía María Vinuesa Herrera.

Hermandades

Cuando los jesuítas defendieron el patronazgo de San Sebastián

Published

on

By

Desde el 20 de enero de 1240 San Sebastián fue patrón de Marchena  y día de fiesta para conmemorar la toma de la villa por los reyes cristianos.

LOS JESUITAS DEFENDIERON EL PATRONAZGO DE SAN SEBASTIAN

Pero en 1642 una bula de Urbano VIII, sobre revisión y confirmación de los patronos de cada pueblo, fue la excusa perfecta para que las distintas órdenes religiosas locales, que eran muchas, poderosas y siempre en pugna, intentasen colocar a sus fundadores como patronos.

Agustinos, Dominicos y Franciscanos aspiraban a ver nombrados sus fundadores como patronos, ya que oficialmente eran co patronos San Francisco, San Agustín y Santo Domingo y por una tradición local también San Miguel.

Sólo los Jesuítas defendieron el patronazgo de San Sebastián según la historia del convento de los Jesuitas de Marchena publicado por Julían Lozano Navarro.

Un fraile jesuita marchenero recurrió a la memoria de los frailes más ancianos, buscó documentos y redactó un informe.  «Con este papeles se persuadió con fundamento el clero y Cabildo municipal de que San Sebastián era su patrón principal gracias a la influencia de la señora duquesa de Arcos que con su excelencia el duque estaba en su virreinato de Valencia» recoge dicho documento.

El vicario y el clero local enviaron petición en este sentido al Arzobispo de Sevilla Gaspar de Borja bisnieto de Francisco Francisco de Borja co fundador del colegio jesuíta de Marchena y al propio Ayuntamiento siendo aprobado.  El arzobispo declaró el primero de enero de ese año que el santo mártir de San Sebastián era patron de Marchena y que era día de fiesta celebrado como fiesta de primera clase con octava y así se ejecutó ese año y hubo además un  jubileo en el templo Jesuita, hoy Santa Isabel.

Dicen los Jesuítas en su crónica, que para agradecer los favores; el Santo ese año, el 20 de enero hizo que lloviera mucho, siendo año de sequía.

Además un informe de la Inquisición donde se determinaba que los Jesuítas no eran sospechosos ni culpables tal y como les había acusado por el Doctor Espino, llegó a Marchena y se leyó en San Sebastián el día de la salida del patrón «como premio por haber apoyado su patronazgo en Marchena volviendo por su honor y librando la de la infamia y descrédito que padecía» según los Jesuítas.

Un fraile y doctor llamado Juan del Espino había publicado en septiembre de 1643 en Málaga y Granada que los Jesuítas eran unos herejes. El Arzobispo de Granada e Inquisidor hizo prender al doctor Espino, pero los papeles siguieron circulando por muchos lugares de Andalucía «con grande injuria de la Compañía de Jesús».

En Marchena se leyó públicamente un desmentido de dichos escritos en la iglesia de San Sebastián el domingo 24 de enero frente a los cabildos eclesiástico y civil y todo el pueblo congregado allí para la fiesta de San Sebastián, que se celebró este día por haber llovido el 20.

«Queriendo el santo volvernos el crédito como nosotros se lo habíamos devuelto a él y este mismo año se leyó otro edicto de la Inquisición condenado a dichos papeles del doctor Espino».  El 10 de junio se leyó otro escrito en San Juan contra otro papel infamatorio para la compañía de Jesús.

Continue Reading

Hermandades

La hermandad de la Macarena procesionaba primitivamente un crucificado

Published

on

By

Según Andrés Luque Teruel, historiador del Arte la hermandad de la Macarena procesionaba primitivamente un Crucificado que recibía el nombre de Santo Cristo -tallado por Pedro Nieto, alumno de Francisco de Ocampo-, imagen que en el seno de la hermandad se conoce como de la Salvación porque los hermanos de sangre salían de penitencia por la salvación de sus almas.

El Santo Cristo presidía la función principal de la hermandad durante cuatro siglos y salió en estación de penitencia junto con los otros dos pasos de la cofradía, el Cristo de la Sentencia y la Virgen de la Esperanza, hasta que en 1720 el Crucificado deja de salir para quedar alojado en San Gil hasta su destrucción el 18 de julio de 1936.

Titulares

Primitivamente la virgen iba en un palio negro de cajón sin flores ni a apenas velas, ya que en ese tiempo S. XVI los pasos en Sevilla no llevan flores.

La primera estación la realiza por primera vez en 1624, aunque con anterioridad lo hacía acompañando a la de la Sagrada Cena, Humildad y Paciencia. En el año 1653, se traslada a la Parroquia de San Gil, remodelando entonces su nombre y pasando a denominarse “Hermandad de la Sentencia de Muerte que dieron a Christo Nuestro Redemptor y Nuestra Señora de la Esperanza”.

Inauguración exposición Mercantil

En 1659 se encarga el primer misterio completo del conjunto escultórico de la Sentencia a Felipe Morales Nieto y otro a Cristóbal Pérez, del circulo de Roldán, acabado por un hijo de Pedro Roldán tal y como conserva la documentación de la hermandad. Ese paso del XVII lo conserva la hermandad aunque no puede verse expuesto. En 1793 se fusiona con la hermandad del Rosario. Andrés Luque Teruel comparó algunos rasgos de la talla del Señor de la Sentencias con el Santo Entierro de Marchena de Jerónimo Hernández.

La Hermandad de la Macarena de Sevilla celebra el 425 aniversario de su fundación con una muestra de su fondo documental en el Circulo Mercantil de Sevilla, hasta el 26 de Enero, dentro del ciclo Círculo de Pasión, a la que seguirá la gran muestra de 200 piezas de la Hermandad del Nazareno de Marchena.

La Hermandad Macarena posee un Archivo compuesto por mil cajas, veinte carpetas de gran formato y doscientos álbumes fotográficos, que arrojan importantes datos como que su fundador fue fray Bernardo de la Cruz en San Basilio en noviembre de 1595 tal y como se constata en el libro fundacional en poder de la hermandad restaurado por el IAPH en 2017 donde figura el nombre original de Hermandad de Esperanza y Penitencia al que se añade en los años sesenta el nombre de su barrio, Macarena. Una regla que recoge que el Esperanza significa la «expectación ante el nacimiento de Cristo y su cuerpo en la Cruz».

Según Andrés Luque Teruel profesor de historia del arte de la Universidad de Sevilla la hermandad Macarena tenía una imagen de San José que procesionaba en algunos festivos de gloria en relación al cuerpo de Cristo, advocación que la hermandad va a recuperar en breve con una nueva imagen, informó Luque Teruel en la conferencia del Circulo Mercantiul pronunciada el pasado jueves 16 de Enero.

 

Continue Reading

Cristo de San Pedro

Candelarias: Cuando el fuego es bendecido y los niños se presentan al templo

Published

on

By

La Candelaria celebra la Presentación de Jesús en el Templo cuarenta días después de Navidad, la Purificación de la Virgen después del parto y la aparición de la Virgen de este nombre en Tenerife.

Con origen en Oriente se celebra en Roma desde el siglo VI, y en Roma las candelas formaba parte de la fiesta de las Lupercales, antiguo carnaval a la que con el tiempo pretendía sustituir aunque nunca lo consiguió.

Tras el hallazgo de la imagen de la Virgen en Canarias y su identificación iconográfica con el acontecimiento bíblico de la Presentación del Niño Jesús y la Purificación de María, la fiesta empezó a celebrarse con un carácter mariano en el año 1497, cuando el Adelantado de las Islas Canarias Alonso Fernández de Lugo, celebró la primera Fiesta de Las Candelas (ya como Virgen María de La Candelaria), coincidiendo con la Fiesta de la Purificación.

En la Sierra sur sevillana se celebra con multitud de hogueras callejas en Estepa  Gilena y Casariche, donde más de 500 hogueras son encendidas en esta festividad con una alta participación de todos los vecinos y gentes venidas de fuera.

En Gilena y otros pueblos de la Sierra Sur se celebra la candelaria con Candelas en las calles para compartir comida entre vecinos durante la fría noche de invierno, y la tradicional «Rosca de San Blas».  Las calles se ven invadidas por el fuego, cantes y bailes niños y niñas jugando por cada esquina. Es costumbre regalar las roscas de San Blas, con su particular forma. Para adornar estas roscas se compran cintas con medallas para regalar a los seres queridos

En muchos pueblos se conserva la tradición de entregar a la Virgen una tarta y dos pichones por La Candelaria. En Marchena se le hacia como ofrenda a la Virgen del Rosario y luego la hermandad los rifaba.

A partir de las ocho de la tarde en Santo Domingo se encendió una hoguera dando inicio así a la fiesta de las candelas, conservando una tradición litúrgica.

En esta fiesta los fieles rodean la candela y el sacerdote bendice el fuego y a los asistentes con la siguiente frase: «Nuestro señor llega con poder para iluminar los ojos de sus fieles» en donde queda claro el simbolismo de la fiesta identificando el periodo del año en que los días empiezan a ser más largos y hay más luz con la llegada de Jesús a la vida pública con su presentación en el templo cuarenta días después de Navidad. Al final de la misa los recién nacidos se presentan ante la Virgen.

Luego, del fuego bendecido se enciende unas vela y esa llama pasa a todos los cirios que portan en sus manos todos los asistentes para llevar la luz al templo.

Dice (Lucas 2:22-39): cuando se cumplieron los días para la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor […] y para ofrecer un sacrificio conforme a lo dicho en la Ley del Señor: un par de tórtolas o dos pichones.

Días antes los hermanos de la Virgen del Rosario vendían unas papeletas para participar en la rifa de una torta (una tarta) y dos pichones que se ofrecían a la virgen, como cuenta el versículo anterior. Estos presentes los aportaba la familia de cuya hija, o hijas, había hecho la comunión en fechas medianamente cercanas. En Granada ciudad aún se conserva la tradición de la tarta y los pichones en la hermandad de la Virgen del Rosario.

Terminados los actos religiosos, se apagaban las velas y el cura procedía a sortear la tarta y los pichones. Todo el dinero recaudado con la venta de las rifas era destinado al culto religioso o bien a la hermandad de la Virgen del Rosario.

Febrero, mes de la purificación según el calendario romano que dió nombre a los meses. Ovidio escribió en el libro de los fastos que los februa eran los instrumentos de purificación para eliminar toda causa de mal según costumbre griega. Llamaban februa a la sal para purificar las casas, las ramas de árbol que se colocaban en la cabeza de los sacerdotes. Estos días se hacían ofrendas de paz en los sepulcros, y se celebraban las fiestas Lupercales, fiesta de fecundidad, antecedente del carnaval. Los jóvenes lupercales llevaban en la mano unas cintas de cuero llamadas februa.

La ley judía ordenaba que las mujeres se abstuviesen de entrar en el templo, y de tocar cosa alguna consagrada al culto cuarenta días tras el parto y después de esa fecha, la madre debía presentarse en el templo y ofrecer algún sacrificio ritual, los pobres en vez de cordero de un año entregaban pichones o tórtolas. Todos los primogénitos israelitas debían ser sacerdotes, costumbre de la que estaban exentos a partir de que la familia Leví ejerció este papel. Desde entonces los primogénitos de las otras familias debían presentarse ante el templo y pagar un dinero.  El sacerdote cortaba el cuello del ave y sin separarlo del cuerpo derramaba la sangre al pie del altar.

 

Continue Reading

Actualidad

Abierto el concurso de carteles de «A esta es» hasta el 8 de febrero

Published

on

By

 El programa de TVMarchena A Esta Es organiza una nueva edición de su concurso de fotografía para elegir su cartel anunciador.
Las instantáneas se pueden enviar por correo electrónico a la siguiente dirección: aestaescartel@hotmail.com desde el 1 de enero hasta el próximo 8 de febrero de 2020.
En el correo se deben incluir, nombre, apellidos y teléfono de contacto del participante.
Se buscan fotografías que muestren detalles sobre la Semana Santa de Marchena.

El premio del concurso consistirá en la publicación en forma de papel del cartel y una reproducción enmarcada para su autor. Las instantáneas participantes, no pueden haber sido presentadas en otros concursos similares.
La fotografía premiada será la imagen del programa durante todo el año, difundiéndose en nuestros medios y siendo presentada en público en el salón de actos del ayuntamiento de Marchena el 18 de febrero de 2020.

Las fotografías que no resulten elegidas, no serán difundidas ni publicadas por este programa, salvo consentimiento de su autor. No se admitirán fotomontajes. No es necesario enmarcar o rotular la fotografía con nuestro logo.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!