Connect with us
Multigestion Publi

Hermandades

La Virgen de los Dolores, primera y única virgen de Marchena en llevar frisos de azahar en su paso

Published

on

En 1995 la Virgen de los Dolores se convirtió en el primer palio de Marchena  y único hasta ahora que llevó flores de azahar cogidas de los naranjos de Marchena.

1995 fue el primer año en el que el paso de la Virgen de los Dolores llevaba flores de azahar de los naranjos de Marchena en los frisos de todo el paso lo que daba al paso una fragancia única. Jorge Baeza Alvarez florista profesional de Flores Azahar confirma que la Virgen de los Dolores ha sido la primera y única en llevar flor de azahar y que esta flor no se comercializa como flor cortada en el mercado.

9877

El azahar representa la simbología de la pureza de la Virgen, abre con la primera luna llena de primavera, y lo lleva cada año en Sevilla la Virgen de la Concepción de la Hermandad del Silencio procedente de la finca de un hermano que lo dona a la hermandad. Se reparte el Domingo de Resurrección en la misa del azahar en la capilla de San Antonio Abad.

dolores

Pocos años después el mismo Jorge Baeza colocó algunos detalles de azahar en el frontal del palio de la Virgen de la Palma de los naranjos del patio de San Agustín. Explica que el azahar apenas se usa para Semana Santa por su dificultad en encontrarlo y su fragilidad.  Casi tan difícil de trabajar es el nardo, que se colocó en el paso de la Virgen de la Esperanza el día de su coronación, llevando 10.000 flores de nardo, colocados por la ayuda de 60 voluntarios.

Fue una decisión del Prioste y florista de la Virgen, José María Vega, hoy residente en Holanda que optó ese año por colocar claveles blancos en las jarras con forma de grandes esferas que hastaron 160 docenas de claveles blancos.

opp

Finalmente se optó por adornar los frisos del paso de la Virgen con azahar de los naranjos de Marchena debido a que ese año el Martes Santo, los naranjos del pueblo estaban completamente florecidos y las flor de azahar estaba en su justo punto para que no se estropeara en el paso.

dolroes

Un considerable grupo de hermanos trabajó durante toda la noche del Martes Santo recogiendo el azahar de los naranjos marcheneros, princiaplemente de las calles que rodean al templo de Santa Clara, terrenos de la feria, Plaza Alvarado y barrios aledaños.

El trabajo más difícil fue quitar las ramas y hojas sobrantes,  cortar los cabos colocándole unas varillas metálicas en el cabo para así poderlo pinchar en las esponjas verdes del paso. Finalmente se roció a las flores con un espray fijador para evitar que la flor se deshiciera.  Un grupo de hermanos de la hermandad estuvo toda la noche trabajando para colocar este friso de azahar.

r55

Al día siguiente Miércoles Santo cuando el paso de la Virgen de los Dolores salió de la capilla de Santa Clara rápidamente la gente se dio cuenta del olor a azahar recién abierto y recién cortado que llevaba la Virgen, que inundaba las calles al paso de la virgen.

Un aroma muy apropiado para el aire conventual que tiene la Virgen de los Dolores, que en varias ocasiones se ha vestido de monja. El azahar duró hasta el Domingo de Resurección cuando los visitantes de Santa Clara pudieron llevarse entre sus recuerdos un poco de azahar en recuerdo de la primera y única vez que un paso de Marchena llevó azahar.

LA VIRGEN SIN LA DIADEMA

En la diadema de la Virgen de los Dolores se fue desenroscando poco a poco por el movimiento del paso, especialmente en la difícil en la salida, cuando la presea de plata dorada colocada en la sien de la Virgen comenzó a moverse  más de lo deseable.

Por ese motivo se deicidó quitarle la diadema a la Virgen a la altura de la calle Niño de Marchena y un nazareno la llevó en sus manos durante todo el recorrido un momento que fue inmortalizado por Quino Romero en una fotografía.

La Hermandad estuvo valorando las posibilidades que tenía y finalmente decidió quitarle la diadema para evitar que se le cayera así que siguió haciendo todo el recorrido sin la diadema aunque la Virgen estaba igual de guapa.

La diadema de la Virgen de los Dolores es una característica destacable de su aspecto en Semana Santa y siempre se viste con diadema porque le da realce y belleza, siendo además la única virgen en llevar diadema, hasta que la Virgen de la Merced empezó también a usarla.

Actualidad

Galería: San Isidro 2019

Published

on

By

 

 

Continue Reading

Actualidad

Galería: Salida Virgen de Fátima 2019

Published

on

By

Continue Reading

Actualidad

Galería: Cruces de Mayo 2019

Published

on

By

Continue Reading

Actualidad

José Gallardo: «Una hermandad del Rocío es un escaparate de su pueblo ante de todo el mundo y una prueba durísima»

Published

on

By

José Gallardo Velázquez rociero, responsable del Plan Romero de la Junta de Andalucía y jefe del departamento de Vías Pecuarias de la Delegación Provincial del ramo de la Junta de Andalucía expresó ayer en San Lorenzo que una hermandad del Rocío es un escaparate de su pueblo ante personas de todo el mundo.

Pero además es «una prueba durísima» afirmando que «el camino del Rocío es cien veces más complicado y más complicado que el Camino de Santiago porque no hay nada que te distraiga. El camino del Rocío es más intenso, tiene la luz, la plata, la copla, las flores, las amistades y la serena compaña de quien no conoces a tu vera», expresó.

El camino tiene que esta pensando para el que menos tiene, «para el que va andando» y dijo que la base de la romería son los que caminan todo el tiempo detrás de la carreta de Simpecado.

«Al Rocío lo mueve la Fé de una persona y eso se refleja haciendo las cosas con autenticidad» expresó. «Cuando las cosas se hacen de verdad con fe y corazón no hace falta explicar nada, cualquiera lo ve, eso llega y eso es el camino» y señaló que detrás de una carreta no deben faltar peregrinos que vayan acompañando la carreta, donde se crea ese «ambiente auténtico».

Otra cosa importante de las hermandades del Rocío, dijo es que vayan sembrando por donde pasen, tal y como indican las reglas, «con autenticidad, organización y fé y confianza en Dios.  El hombre propone y Dios dispone» señaló. «El camino es el camino y para empezar el camino hay que desprenderse de quien uno es, de tu posición en tu pueblo, y pensar en servir que es una faceta importante del camino del Rocío» expresó.   «El servicio es un ejercicio de la vocación de un cristiano y es fundamental ejercerlo. El rociero es el que da los buenos días, darle un cigarro al que no tiene quien lo escuche. El Rocío muchas veces es guardar silencio» señaló.

«El camino del Rocío empieza el día que se ha vuelto de la romería» explicó. «las hermandades del Rocío no se han consolidado hasta que un grupo de peregrinos no sale andando de su pueblo y llega andando al Rocío». Como ejemplo puso la hermandad de El Cuervo que iba con Lebrija y esta no tenía por costumbre llevar peregrinos andando. El Presidente comenzó a ir andando detrás del simpecado, andando desde su pueblo y esto impactó y arrastró más gente andando detrás.

«El sacrificio y el servicio son plantas que dan frutos extraordinarios. El Rocío también es luz. Para que el cirio tenga luz se tiene uno que quemar. Hay que quemarse porque los colectivos están formados por personas. Hay que quemarse porque si no te quemas luz no hay. Y esa luz es el Rocío. La luz de nuestro servicio y de nuestro sacrificio» explicó.  Esa luz es darle un vaso de agua a un peregrino sediento, expresó, o arrimar al peregrino al simpecado o acercarlo a la misa, o darle un romero del simpecado. «Eso es poner luz pero eso necesita que uno se queme. Y tiene uno que agotarse si no, no brilla»,dijo.

Entre las anécdotas personales describió momentos tras la carreta de Simpecado rezando el Rosario, en las horas en que por el calor menos gente hay. Recordó un momento en el que rezando el Rosario y tras cantar la salve improvisaba sevillanas que le brotaban del alma en ese momento.

«La señora que llevaba al lado me puso la mano encima y me dió un apretón y me dijo muchas gracias porque has rezado el Rosario con el corazón, y las sevillanas que has cantado han sido mis ojos viendo el Rocío. Al decir eso, me vuelvo y era ciega, venía haciendo el camino de Antequera. Yo me quedé consternado. Poco después un sacerdote me dijo anda palante que Dios está contigo. Todos los que hacemos el camino debíamos ser los ojos para otros, transmitiendo con claridad los momentos que se te han clavado en el alma y olvidar todo lo malo que pasa que de eso hay en todos lados» expresó.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!