Connect with us

Cristo de San Pedro

Cuando la Virgen del Rosario fue a la batalla de Lepanto

Published

on

Virgen del Rosario de Granada que fue a Lepanto

Hoy 7 de Octubre se cumplen 448 años de la Batalla de Lepanto en la que las tropas cristianas frenaron a los turcos cuando estaban a punto de conquistar Europa. Para muchos autores, si los turcos hubieran ganado dicha batalla hoy Europa sería musulmana.

La batalla de Lepanto tuvo lugar el 7 de octubre de 1571 en el golfo de Lepanto (Patrás) frente a la ciudad de Naupacto (Lepanto), situado en el Peloponeso ,Grecia. Se enfrentaron los turcos del Imperio Otomanos contra una coalición cristiana, llamada Liga Santa.

12virgen_sobre_batalla_lepanto500

Según su propia hermandad esta Virgen del Rosario de Granada fue llevada a la batalla de Lepanto por el granadino Alvaro de Bazán y lleva un traje de plata y pedrería que reproduce el cuadro que Sánchez Coello realizó en 1571 a Ana de Austria, esposa de Felipe II. La Compañía de Lope de Figeroa, la primera de las 14 del Tercio de Granada, combatió codo con codo con Juan de Austria en la galera capitana la Real en Lepanto y con el Manuel Ponce de León.

LOS TERCIOS DE GRANADA EN LEPANTO

Lope de Figueroa creó el tercio de Granada Costa en 1569 por orden del Rey para luchar contra la sublevación de los moriscos granadinos, con la participación de Manuel Ponce de León a las órdenes de Don Juan de Austria.

De allí pasaron a pelear en la Batalla de Lepanto y la Liga santa en 1571 bajo el mando de Don Juan de Austria.

tmp_695-2015-10-07 12.00.152095189294

Estandarte de la batalla de Lepanto conservado en la catedral de Toledo.

El capitán Manuel Ponce de León, hijo del Conde de Bailén, sobrino de Lope de Figueroa, primo de Luis Cristobal Ponce de León, Duque de Arcos y señor de Marchena, y nieto de Manuel El Valiente de iba en la quinta Compañía con 80 soldados con base en las galeras españolas.

estandarte_Lepanto

El condado de Bailén fue entregado por los señores de Marchena a los descedientes de Manuel Ponce de León, El Valiente tras un siglo de pleitos a cambio de que abandonaran la pretensión de hacerse con el señorio de Marchena y Ducado de Arcos al que tenían derecho.

Luis Cristobal y toda su familia tenía tanta devoción a la Virgen del Rosario que cuando caía enfermo pedía que le llevaran a la Virgen del Rosario a su ventana en el Palacio, cerca de donde hoy se conserva un lienzo de la Virgen del Rosario (Plaza Ducal). En Marchena la Virgen del Rosario despertó tanta devoción después de Lepanto que surgen hasta cuatro hermandades para dar culto publico al Rosario.

En Santo Domingo estaban las hermandades del Rosario la del Cirio, de la Aurora, Congregación de la Batalla Naval (en recuerdo de Lepanto) y la de los Vaqueros cada una sacaba a la Virgen en una fecha distinta.

Luis Cristóbal Ponce de León estuvo al servicio del emperador Carlos I como general de la Armada, y luego con el rey Felipe II, siendo embajador en Francia. En Marchena hizo la reforma del palacio Ducal hacia la vecina plaza Ducal.

2014-batalla-lepanto

COMIENZA LA BATALLA

Al amanecer del 7 de octubre de 1571, en la embocadura del golfo de Corinto tomaron contacto visual con los barcos otomanos. Lope combatió junto a Juan de Austria en la galera capitana llamada Real.

La capitana turca (la Sultana) embistió, proa con proa, a la de Don Juan de Austria (la Real), donde se encontraba Lope de Figueroa y Manuel Ponce de León. El fuego a distancia de los arcabuceros castellanos y su resistencia numantina en el cuerpo al cuerpo, con Figueroa, Don Juan de Austria, Alejandro Farnesio y otros forzó la derrota otomana.

Figueroa recibió el encargo de ir a Madrid a anunciar la victoria a Felipe II. Allí, la víspera de Todos los Santos de 1571, entregó al Rey el estandarte de la galera Sultana.

Cocina

Bartolomé Marradón, el cristero que escribió un libro sobre el chocolate en 1580

Published

on

En 1580 el chocolate era un producto nuevo y desconocido en España que levantaba miedo y sospechas hasta el punto de que el médico de Marchena Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro fue uno de los primeros en escribir sobre él. 

Marradón por ser uno de los primeros médicos que viajó a México y Guatemala para estudiar el cacao y el chocolate y escribir libros sobre el tema fue citado por la mayor parte de tratados europeos sobre el tema y traducido a varios idiomas.

«Diálogo compuesto por Bartolomé Marradon, médico español de la villa de Marchena, impreso en Sevilla en el año 1618». Asi se llama la obra escrita por Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro que dice que el chocolate era muy usado en las Indias y en España «y que estima mucho ser muy medicinal y muy a propósito de aprender sus virtudes. Yo probé el fruto del cacao y lo he degustado pero para deciros la verdad no me place» escibió el Médico marchenero en su «Diálogo del chocolate».

El tomate, la papa, el maiz, el cacao y chocolate y muchos otros alimentos llegados de América fueron rápidamente usados en España. Pero el cacao era la bebida de los dioses Mayas y es éste componente ritual lo que previno a los médicos españoles como Bartolomé Marradón.

Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

Cristo del Cacao, en la Catedral de México que fue pagado por los indios con semillas de cacao

Marradón decía que no se podía usar el cacao sin tener en cuenta que formaba parte de la cultura indígena que entonces, en pleno auge de la Inquisición, como todas las religiones no católicas, eran vistas como herejías por los españoles.

arbol del cacao

El libro «Cuestión moral si el chocolate quebranta el ayuno eclesiástico» de Antonio De Leon Pinelo, 1636 cita la descripción que Marradón hace de la melaza que sale de la semilla de cacao macerada.

«Si lo cueces más es arrope y si más es miel no de tan buen gusto como la de las abejas pero bastante a suplir su falta y con él ve bien los indios y el chocolate y en guisados y es muy sano aún más cocido se hace azúcar» describió Marradón.

Lo que más preocupaba a los curas y nobles españoles que fueron los primeros en tomar chocolate en Europa era si el chocolate rompía el ayuno, pues desconocían su naturaleza. «El chocolate ni se toma por medicinas ni por vicio ni por bebida contra la sed sino por sustento y nutrición del cuerpo para conservar la salud como efectos secundarios y que no es excusa en el precepto del ayuno» escribía Pinelo.

cacao

Y añadia «el cacao tostado y molido como hemos dicho poniendo su masa a fuego lento sale encima un licor mantecoso y graso de buen gusto y medicinal para inflamaciones quemaduras, ampollas de viruela, sarampión, labios, manos, mal de encías y otros juegos semejantes otros y otros juegos semejantes y aún las mujeres la usan para los labios cuarteados».

El «Tratado nuevo y curioso del café, té y chocolate» escrito por Philip Silvestre Dufour en Lyon  en 1685 utiliza como fuente las informaciones a Bartolome Marradón y añade al final de la obra el «Diálogo del chocolate entre un médico un indio y un burgués»  escrito por Marradón.

Continue Reading

Cristo de San Pedro

Se cumplen 76 años desde que se partió la cruz del Cristo de San Pedro

Published

on

Hace 76 años, en 1944 la Cruz del Cristo de San Pedro quedó enganchada a un cable y se partió poco antes de entrar en el templo, sin que le sucediera nada al Cristo. Esto originó el besapié del Cristo.

El Cristo de San Pedro estaba a unos metros de entrar en Santo Domingo cuando el remate de la cruz quedó enganchado en un cable de la feria que se había quedado allí instalado del año anterior. La feria en esa época comenzaba en Los Cantillos y terminaba en la Plaza Vieja.  El cable cruzaba la calle Rojas Marcos desde la muralla al templo.

Salida de la Hermandad del Cristo de San Pedro de Marchena ...

El problema es que el capataz y rector del Cristo de San Pedro, Antonio Jiménez González no vio el cable que quedó enganchado al cupulín o remate del dosel de la cruz, mientras  el paso avanzaba por en medio de la calle Rojas Marcos. Entonces se sintió  un fuerte impacto y la cruz de madera se partió por los pies del Señor, una talla de 500 años y de gran valor histórico y artístico.

El Cristo cayó lentamente sobre el monte de claveles, entre los gritos de los espectadores y las lágrimas de los hermanos.  Varios hermanos subieron al paso y entre lágrimas y llantos desclavaron la imagen de la cruz, la bajaron del paso y la trasladaron al interior del templo de Santo Domingo donde quedó expuesta en besapié.

El Cristo sufrió una grieta o abertura en la espalda y la imagen fue restaurada el Sábado Santo, es decir, al día siguiente de la caída por el escultor Sanjuan.

Ese año el Domingo de Resurrección se cantó un solemne Te Deum en acción de gracias porque la imagen milagrosamente no sufrió daño alguno de consideración y la imagen quedó expuesta en besapié, costumbre que se viene repitiendo cada mañana de Domingo de Resurrección desde entonces hace 74 años.

Miles de personas acudieron ese año al besapié donde se regalaba una estampa del Cristo y un lazo rojo en la solapa.  Todas las hermandades hicieron acto de presencia y fue un domingo histórico para la Hermandad.  La cruz partida se conserva desde entonces en el interior del templo de Santo Domingo, a la que se le han colocado unas placa metálicas para conservar el estado en que quedó la cruz original para que se comprobase que se trataba de un hecho bastante insólito. Este hecho aparece relatado en el libro de Rafael López Fernández de Apuntes Históricos de las Hermandades de Marchena.

 

Continue Reading

Actualidad

Un Viernes Santo cualquiera, una de aquellas tardes de tradición cristera

Published

on

María Cristina Sánchez Hidalgo. 38 años. Hermana del Cristo de San Pedro.

La imagen puede contener: 1 persona, de pie y exterior

La imagen puede contener: 1 persona

Es tarde de Viernes Santo y el cielo también lo sabe, la tarde ya va cayendo, los rayos de sol de una gloriosa mañana vivida en Marchena se alejan para dar pasos a las tinieblas y el luto de una tarde que va “muriendo”.
Hoy quiero rememorar un Viernes Santo cualquiera, una de aquellas tardes de tradición cristera.


Almorzamos bacalao y espinacas marcheneras, y se invitan a los amigos respetando la vigilia de los viernes de Cuaresma.
¡Que no falte el arroz con leche, las torrijas y los dulces de estas fechas que preparan con esmero las madres y las abuelas!. Porque hoy es un día grande, es Viernes Santo en Marchena.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La imagen puede contener: interior

La imagen puede contener: interior

La calle ya está en silencio, atrás ya ha quedado el bullicio del gentío, los sones de cornetas de una centuria romana y los cantos de saetas a Nuestro Padre Jesús Nazareno por las calles y plazuelas.

La imagen puede contener: interior

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La tarde sigue avanzando, la hora ya se acerca y con nervios me revisto con mi túnica cristera. Me pongo cíngulo y guantes para la estación de penitencia, y con paso apresurado salgo a una calle desierta.  Reguero de nazarenos con compostura perfecta, ya llegan a Santo Domingo a su cita cofradiera.

La imagen puede contener: interior

La imagen puede contener: 1 persona

Muchedumbre penitente en el templo se concentra, que con sobriedad y fervor oraciones allí rezan.

La imagen puede contener: una o varias personas, noche y exterior

La imagen puede contener: 1 persona, cielo y exterior

Recogimiento absoluto, que ya se abre la puerta, ya está la Cruz de Enagüilla encarando la cancela. Pero este año es distinto, demasiado diferente, y no puedo
ver a mi Cristo con cuerpo rígido y rostro inerte, no puedo verte pausado con lentitud solemne entrando en Santo Domingo sobre las doce del Viernes.

La imagen puede contener: 1 persona, interior

La imagen puede contener: 1 persona, tabla

Volverán los Viernes Santo, y los cristeros a verte, volverá el olor a incienso, las quintas penitentes y el rachear de alpargatas al compás del miserere.
¡Santísimo Cristo de San Pedro, TÚ que todo lo puedes!. Protege a tu pueblo oprimido de esta enfermedad implacable, libéranos de este yugo para que el sufrimiento ya cese, tu misericordia infinita nos llegue y con penitencias futuras te daremos gracias siempre.

La imagen puede contener: calzado e interior

La imagen puede contener: 1 persona

La imagen puede contener: 2 personas

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

Continue Reading

Cristo de San Pedro

Historia de amor entre el Cristo de San Pedro y las monjas de San Andrés

Published

on

Monjas de San Andrés queridas, vuestro esposo os ha visitado y os ha dicho que de este claustro, iréis al reino del amado.

Esta es la letra de una cuarta del Cristo de San Pedro que cantó anoche un nazareno al paso de la hermandad por el Convento. Las monjas de San Andrés tienen un especial vínculo con la hermandad del Cristo de San Pedro, según la documentación que conservan en su archivo. Relatan supuestos hechos milagrosos del Cristo con las monjas del Convento.

El Convento edita una revista que se llama Vínculum Caritatis donde cuentan su historia y actualidad. La madre Isabel María Micaela de San Pablo, profesó a la edad de 22 años, el 4 de marzo de 1714. 

Nuestra lectora María José Gavira nos cuenta la siguiente historia extraída de los anales -libros de resumen de los hechos anuales más notables de dicho convento.

«Devota de la imagen del Cristo de San Pedro, nunca miró por una ventana que existe en el coro alto para dar luz al mismo, y que está preparada de forma que se puedan ver las procesiones, sin ser vistas de los seglares las religiosas. 

Un año sintió especial impulso que le impedía salir del coro dónde se encontraba en oración particular. Llevada del mismo marchó al jardín para consolarle oyendo el rumor del personal que acompañaba y el Canto del clero, que por ser la Imagen de Cristo muerto, emplean salmos todo el itinerario.

Arrodillada y encendida en amor a Jesús muerto por ella, El la consoló -como El sabe hacerlo- obrando el prodigio de que lo pudiera ver por encima de la cerca del Convento de siete metros de altura.»

Continue Reading

Cristo de San Pedro

La familia de saeteros más antigua de Marchena suma 145 años de tradición

Published

on

Antonio Sánchez era el verdadero nombre del  Tuerto Pollo, el saetero más antiguo de Marchena del que tenemos datos escritos. Es el exponente más famoso de una familia saetera señera, con cuatro generaciones de saeteros. 

Tuerto Pollo era un republicano y hermano del Cristo de San Pedro que en torno a 1873 se arrodilló y le cantó una saeta ante el Cristo de San Pedro en Los Cantillos y así logró que lo readmitieran en la hermandad, según Muñoz y Pabón. Roberto Narváez, de la Escuela de Saetas, confirma que Tuerto Pollo es sin duda el saetero más antiguo del que tenemos datos escritos en Marchena.

Según nos cuenta Ana Rueda, profesora de Lengua y Literatura en Madrid, y hermana de la Hermandad del Cristo de San Pedro como su antepasado, Antonio Sánchez, «Tuerto Pollo», era hermano de su bisabuela y pertenecía a la familia de los «Pollo» que era el apodo familiar tal y como lo cuenta Muñoz y Pabón en La Lectura Dominical del 8 de Abril de 1905.

Cantaor y saetero «que ponía los pelos de punta» a decir de las viejas hasta el punto de que se decía de él que tenía «un coro de ángeles metido en aquel pecho»  fue expulsado de la Hermandad del Cristo de San Pedro por apoyar a la República de Castelar (1873-74).

«La multitud vio un hombre corriendo como loco hacia el Cristo. Un hombre desarrapado que rechazaba bruscamente a los que intentaban detenerlo, avanzando entre negras filas de penitente, se quitó el sombrero y cayó de rodillas con los brazos en cruz frente al Cristo de San Pedro en los cuatro Cantillos.

Derramando lágrimas cantó una lastimera saeta con una voz tan profunda que hizo conmover a las piedras de Los Cantillos.  «Cristo que te estás muriendo, de calentura y de sed, qué lástima que mis lágrimas, no las pudieras beber».

Tan bien y tan emocionadamente cantó que las mujeres envueltas en sus trajes de manto y saya lloraban y los hombres tenían que morderse los labios para no hacerlo y los niños se agarraban a las faldas de sus madres al ver a la oveja descarriada volviendo al redil de su padre.

«Efectivamente se llamaba Antonio Sánchez. Tenía muchos hermanos, una de ellos era mi bisabuela. El Tuerto Pollo era tío de mi abuela. Los pollos debían cantar muy bien, yo intuyo que por ahí vendría el mote» cuenta Ana Rueda que nació y vive en Madrid. «Mi abuela Patrocinio Maqueda Sánchez, se casó con Matías Rueda y yo soy hija de Luis Rueda Maqueda, hombre de campo nacido en la calle Harina. La madre de mi abuela era Purita Sánchez o Purita la del Pollo».

Luis Rueda Maqueda, Luis de Marchena

Ana Rueda recuerda que su padre Luis Rueda Maqueda «le grabó las saetas marcheneras antiguas a Roberto Narváez, de la Escuela de Saetas Señor de la Humildad para que las enseñara en su escuela, porque ya no las cantaba nadie».

Roberto Narváez explica que  Luis Rueda Maqueda, «Luis Matias», conocido en el flamenco como Luis de Marchena «aportó a nuestra escuela conocimientos de la saeta marchenera antigua que deriva de la carcelera del preso, junto a otros saeteros como Antonio Martin, Niño de la Viuda que cantaba muy bien y ayudó a conservar la saeta marchenera antigua».

La familia de Ana Rueda es la más antigua documentada de la rica tradición saetera de Marchena, cuatro generaciones de saeteros, cristeros y cantaores que sigue viva pues la propia Ana Rueda, a pesar de vivir en Madrid, ha cantado muchas saetas marcheneras y el año próximo promete venir el Viernes Santo a Marchena para cantarle al Cristo de San Pedro.

Ana Rueda recuerda que «mi abuela cantaba y su padre no la dejaba porque estaba muy mal visto en la época. Pero sus hijos salieron todos cantaores. Mi padre cantó profesionalmente con el nombre de Luis de Marchena; mi tío José como Matías el Marchenero. Y los demás también, aunque no profesionalmente. Les decían los Matías, por el nombre de mi abuelo. Y en los años 30 se juntaban todos los hermanos cantando saetas y la gente iba tras ellos. La guerra lo truncó todo y la mayoría se vino a Madrid. Mi tío José y mi padre vivieron del cante».

Ana Rueda es la última descendiente de Tuerto Pollo y como él, es del Cristo y ha cantado muchas saetas en Marchena.

Otro de los hermanos e fue a vivir a Paradas.  «Mi tío Manolo se fue a vivir a Paradas, y todos los años iba a cantarle a Jesús, hasta que le dio un ictus. Cantaba en la calle Estudio (San Miguel), con una voz muy aguda».

Ana Rueda aún conserva primos en Marchena Rafael, Manuel y José Antonio Pliego Moreno y volverá el próxima junio para exhumar los restos de su padre.

 

 

Continue Reading

Actualidad

Galería Via Crucis del Cristo de los Peligros

Published

on

La imagen puede contener: 4 personas, noche

La imagen puede contener: 5 personas, noche y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, noche y exterior

La imagen puede contener: 8 personas, exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, tabla, exterior e interior

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie y exterior

La imagen puede contener: 3 personas, noche y exterior

La imagen puede contener: personas de pie y cielo

La imagen puede contener: 4 personas, noche

La imagen puede contener: 1 persona, de pie, noche, cielo y exterior

La imagen puede contener: cielo, noche e interior

La imagen puede contener: exterior

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La imagen puede contener: 2 personas, interior

La imagen puede contener: 6 personas, exterior

La imagen puede contener: noche y exterior

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La imagen puede contener: noche y exterior

La imagen puede contener: 4 personas

 

Continue Reading

NOTICIAS ANTIGUAS

julio 2020
L M X J V S D
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

TURISMO

Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!