Connect with us
Multigestion Publi

Historia

Cuando los Jesuítas de Marchena vendían vino y aceite en media Andalucía

Published

on

 En el XVIII su finca y lagar producía los vinos mejores de la tierra con sus propias viñas. Los Jesuitas de Marchena vendían al detalle tanto vino como aceite y no sólo en Marchena sino en Jerez y en Granada.

Los Jesuitas, quizá la primera corporación globalizada, fueron los primeros en gestionar la economía para tener beneficios en el Antiguo Régimen en lo que se denomina pre-capitalismo. Fueron empresarios agropecuarios pioneros. Se hicieron en poco tiempo con grandes posesiones y fueron expulsados de España y todos sus reinos en 1767 tras levantar envidias.  

Resultado de imagen de la expulsion de los jesuitas de españa

Expulsion de los jesuitas

Durante 200 años ( 1560-1767) los Jesuitas de Marchena se embarcaron en aventuras económicas para obtener dinero y asegurar su mantenimiento y expansión frente a la mentalidad de manos muertas (vivir de las rentas) del antiguo régimen. Ampliaron sus tierras sin dejar de modernizar sus cultivos. Exportaron pan, vino, lana y aceite, según  Julián J. Lozano Navarro de la Universidad de Granada, en su obra “El dinero de los jesuítas”.

Fue San Francisco de Borja quien pasó por Marchena para fundar allí un colegio por deseo de María de Toledo, mujer de Luis Cristóbal Ponce de León, II duque de Arcos, que por entonces residía en Marchena.

En Marchena tenían un colegio con 500 alumnos además de tierras para producir trigo, olivar, ganado y vid. Un molino, una tahona y una panadería que vendía en varios puntos de Andalucía. Compraron rentas de las alcabalas de Écija y un censo de 5000 ducados sobre el marquesado de Estepa.  Prestaban dinero a particulares y a otras órdenes religiosas al 3-4% anual.

santa isabel - copia

Su base estaba en las donaciones fundacionales de 130.000 ducados de la Duquesa Doña María de Toledo en 1560 y del 14% de rentas sobre una donación de Luis Cristobal Ponce de León de 348.000 reales sobre las rentas de Zahara y Casares y las alcabalas de Marchena.

La huerta San Ignacio de Los Angeles comprada en 1588, fue su mayor y principal finca  donde construyeron una casa de recreo que costó mil ducados. En su primer siglo vivieron como reyes pero pronto se verían obligados a mendigar.

Plano del convento de los Jesuita de Marchena

VARIAS CRISIS

Eligieron mal su inversión: el Tesorero del Cabildo de Ecija y el Marqués de Estepa Adán Centurión se negaban a pagar. Durante siglos tuvieron que pleitear para cobrar y eso hizo que su estabilidad económica quedara a merced de las crisis y malas cosechas.

Santa Isabel

En 1641 la casa de retiro de la huerta de San Ignacio de Los Ángeles amenazaba ruina y también su escuela de primeras letras, además las rentas de las tierras cayeron en todo el pais. Por primera vez tienen que pedir limosna y el Duque pagó los adornos por la beatificación de San Ignacio o San Francisco de Borja, que fueron muchos.

El padre Gregorio Velasco recuperó la situación a finales del siglo XVII. Puso al corriente censos, subió las rentas y reunió un importante rebaño de ovejas de lana. En 1700 la renta del colegio habían crecido hasta los 180.00 ducados de los que quedaban libres de cargas 110.00.

En el XVIII plantaron cientos de estacas de viña y de olivar y en 1720 la cosecha de aceite y trigo fue tan buena y el precio tan elevado que permitió la rehabilitación de los dos molinos de aceite, el pago de los acreedores, se construyó una bodega más grande, compraron 500 ovejas y restauraron el templo. Cambiaron las rentas de Écija por otras de Murcia.  En 1728 gastaron 11.000 ducados en el arreglo de sus edificios.

En 1735 llegó una nueva crisis por malas cosechas hasta que 1741 el padre Nicolás de Lasarte logra que los padres indianos de la compañía que estuvieran como procuradores estudiaran y se alojaran en Marchena pagando su manutención en metálico.

patio santa isabel2

La recuperación económica del año 1747 les permitió gestionar 258 fanega de cereal, 127 de olivar cuando los precios del aceite aumentaron un 300%.

Llevaron ganado a la dehesa de Fregenal que pagaban con lana. Compraron cerdos y una pequeña huerta para plantar el maíz necesario para alimentarlo. En 1761 tenían 1600 ovejas, 400 carneros, cerdos y caballos.

En 1754 el seminario de los jesuitas de la Provincia andaluza se instala en Marchena y las rentas anuales aumentaron en 220.000 ducados anuales. Se tuvieron todos los edificios con un coste de 300.00 ducados alcanzado 25 padres Jesuitas en 1764.

Cuando los jesuitas se fueron de Sevilla y Provincia sus bienes salieron a la venta por 20 millones de reales.

Continue Reading

Actualidad

Cuando se propuso hacer el Corbones navegable para dar salida al trigo

Published

on

By

En el siglo XVIII, en tiempos de la ilustración los gobernantes buscaban la mejor forma de sacar partido a la naturaleza como el Rio Corbones para beneficiar a Marchena y municipios cercanos, cuya tierra fértil se vería así beneficiada por el riego y la posibilidad de hacerlo parcialmente navegable.

En Francia se había costruído el Canal Du Midi, que atraviesa el sur del país del Mediterráneo al Atlántico, con el fin de permitir el regadío y abrir un nuevo cauce de comunicación fluvial para transportar mercancías. En España se abrió el Canal de Castilla en el XVIII para dar salida al trigo del centro de España, que con la llegada del tren quedó obsoleto.

Canal de Castilla

Fernando Pérez del Pulgar  Marqués de Pozoblanco propuso en Abril  de 1842 en un informe del Ministerio de la Gobernación reunir todas las fuentes y aguas surgentes de la Sierra Blanquilla para duplicar el cauce del Corbones, en sus 177 kilómetros de forma que pudiera usarse para regar en su tramo medio por La Puebla, Marchena y Carmona y así facilitar la navegación hasta su desembocadura en Alcolea. La navegación facilitaría la salida de productos agrarios hasta el Guadalquivir. El proyecto fue publicado por El Eco del Comercio del Jueves 7 de Abril de 1842.

Poco después llegó el tren, por lo que este proyecto quedó en el olvido, sin embargo quedó pendiente el tema del regadío, que se rescató en los años 30, 70 y 90, sin que hasta ahora haya prosperado, salvo por la construcción del Pantano del Corbones.

 Dicho informe iba acompañado de una serie de planos donde se palpaba “la facilidad de su ejecución”, trabajo del ingeniero general marqués de Pozo-Blanco en 1747 “para aumentar las aguas del Río Corbones y hacerlo navegable en parte y sacar regadío de él”.

El Corbones tiene 177 kilómetros, nace en sierra Blanquilla Pasa por Pruna, Algamitas, El Saucejo, La Puebla de Cazalla, Marchena y Carmona. Desemboca en el Guadalquivir, cerca de Guadajoz, pedanía de Carmona y Alcolea del Río.
En los años 90, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir construyó un embalse a la altura de La Puebla de Cazalla con un coste de 60 millones de antiguas pesetas y una capacidad aproximada de 70 Hm.

 Proyectos para hacer navegable el río en el S. XVIII

Resulta evidenciado que uniéndole a poca costa unos «cimientos inmediatos á Almargen, á cuya villa perjudican, puede acrecentarse el Corbones vez y media más de lo que es actualmente, y que unas lagunas considerables inmediatas á La Puebla, Morón, etc., pueden dirigirse á desaguar á dicho río y constituír depósitos” con un  presupuesto de 1,000 pesetas de la época.

552230_336493496447917_1262594102_n

El informe original está fechado en Sevilla el 9 de enero de 1747 es obra del ingeniero general Marqués de Pozo Blanco y contiene una serie de planos, además de una  enumeración de todos los arroyos y brazos de agua que vierten sus aguas al Corbones, desde Marchena hasta su nacimiento en Almargen, Teba, Málaga. Además enumera el coste y descripción de las obras para reconducir varios arroyos de dicha sierra hasta el río y de los molinos que usan sus aguas.

“A una legua apartada de las orillas del Corbones, está situada la villa de Marchena, muy buena población, y que conseguida la navegación se aumentaría con las conocidas ventajas que a sus habitadores le ocasionaría”.

El estudio propone incorporar al cauce del Corbones los manantiales cercanos a su nacimiento “hasta aquí anotados y economizando las aguas que están malvertiendo en el riego de huerta» y limpiando en algunos parajes las cajas de los arroyos a fin de que lleven su cauce natural, se conseguirá dar bastante aumento a dicho Corbones”.

“Habiéndose tenido noticia de que en los alrededores de Almargen había copiosos manantiales, se puso a hacer reconocimiento y proyectar darles curso , é incorporarlos con el rio, y en efecto se encontró ser cierto , cuanto espresaron los prácticos como se procura hacer ver por el plano adjunto y descripción de este territorio“.

Al mismo tiempo se propone dar salida al río una serie de lagunas existentes en el curso medio del Corbones cerca de La Puebla.

“A un cuarto de legua del expresado Corbones inmediato al camino que va de la Puebla a Cañete pasado el Castillo se encuentra una laguna que en tiempo de la mayor escasez tiene mil pasos de larga y trescientos de ancho, y su profundidad parece grande; en ella podría hacerse un gran depósito de agua dándole fácilmente salida al Corbones; también pudiera hacerse otro de mas de medía legua cuadrada y de la altura que se tuviese por conveniente debajo del castillo de la Puebla.

Entre los tres lugares de Morón, la Puebla y Arahal hay unos depósitos ó lagunas que parece provienen de manantiales y se necesita hacer en tiempo correspondiente exacto conocimiento para averiguar si son como parecen de notable consideración, y proyectar en este caso como mejor convenga su desagüe al río. Por último se incorpora un cálculo de costes de los trabajos para llevar a cabo el proyecto.

Continue Reading

Cristo de San Pedro

400 años de conflictos entre las hermandades del Cristo y la Soledad

Published

on

By

Desde 1609 una delegación de la Soledad se entrevistaba el Martes Santo con los del Cristo de San Pedro para llegar a un acuerdo sobre los horarios ya que ambas hermandades salían el mismo día, Viernes Santo. Ya entonces ambas hermandades habían tenido pleitos.

Se juntó el Cristo con la Soledad es un refrán muy marchenero para indicar que dos personas no se llevan bien. El refrán procede de mediados del XIX cuando ambas hermandades coincidieron muchos años en la Plaza de la Cárcel y se enfrentaron por los horarios de paso y salida.

Imágenes. Traslado de la Soledad a Santo Domingo y salida del 2009.

EL PLEITO DE 1608

En 1608 la Soledad pone un pleito contra la Cofradía del Santo Crucifijo o Cristo de San Pedro porque esta hermandad salía el Viernes Santo a las 2 de la tarde cuando sus reglas ordenaban que lo hiciera a la una de la madrugada del Jueves Santo.  El Cristo San Pedro por su parte alegaba que su hora de salida fue modificada en 1584 tras visita del visitador del Arzobispado y desde entonces se había guardado este horario.

Finalmente el Asistente mayor de la iglesia de San Juan decidió que cada hermandad saliera a la hora que tuviere por costumbre por lo que el Cristo de San Pedro siguió saliendo a las dos de la tarde del Viernes Santo.

Ese año el Viernes Santo el Sacristán Mayor de San Juan y hermano de la Cofradía de la Soledad entró por las filas de penitentes del Cristo pidiendo a gritos que no continuasen si no querían ser excomulgados. Por este motivo la Cofradía del Santo Crucifijo demandó ante los tribunales al sacristán Mayor de San Juan.

CUANDO TODAS PASABAN POR SAN JUAN

En 1850 tras el cambio de reglas los horarios dejaron de ser fijados por el vicario eclesiástico  y pasaron a ser reguladas por las autoridades civiles con el resultado de que cada hermandad fijaba sus horarios sin mirar si perjudicaba a la otra por lo que los conflictos estaban servidos ya que entonces todas pasaban por San Juan.

En 1857 la Hermandad de Jesús aprueba al siguiente año ampliar su recorrido por San Sebastián, Guillermo y Santa Clara entrando a las tres, perjudicando al Cristo San Pedro que salía a las 12 de la mañana y viéndose obligada a salir a las tres.

Este retraso también perjudicó a la Soledad ya que ambas hermandades, Cristo y Soledad coincidieron en la Plaza de la Cárcel.  El Cristo salía de San Juan y la Soledad iba de Santa María a San Juan.  Estos encuentros en la Plaza de la Carcel fueron muy comunes con fuertes discusiones para decidir quién pasaba primero y se crea entonces el refrán “Se juntó el Cristo con la Soledad”.

LA JUNTA DEL CRISTO, SUSPENDIDA EN 1942

El enfrentamiento más reciente y sonado fue el Viernes Santo de 1942 cuando ambas hermandades se juntaron en Los Cantillos, el rector del Cristo insultó al Alcalde y fue suspendido por un año y también fue suspendida la salida procesional del Cristo según relata Rafael López Fernández en sus “Apuntes Hístóricos de las hermandades de Marchena”.

El Alcalde Manuel Calderón, que presidía la representación municipal del Santo Entierro avisó en varisa ocasiones a la del Cristo para que avanzara.  La Hermandad del Cristo se encontraba detenida en la puerta de la casa de Isidro Arcenegui familia cristera y su Junta de Gobierno, según era costumbre, tomando un aperitivo en su casa y charlando.

El Alcalde se acercó a la presidencia del Cristo y hubo un enfrentamiento verbal entre el Alcalde y Manuel Espina, rector de Cristo San Pedro. El Alcalde suspendió la procesión del Cristo y varios meses después la Junta del Cristo presidida por Espina fue disuelta por la autoridad eclesiástica.

Ese año los cristeros arremolinados junto a su pasos detenidos en Los Cantillos presenciaron el paso de la Cofradía de la Soledad gritando vivas al Cristo de San Pedro y a la Virgen de las Angustias mientras los cernicaleros respondían con vivas a la Virgen de la Soledad.

Desde que la Soledad decidió salir el Sábado Santo los pleitos y enfrentamientos de siglos terminaron y la concordia reina a día de hoy entre ambas hermandades incluso en 2009 la Soledad salió desde Santo Domingo por obras en su templo de Santa María.

 

 

Continue Reading

Actualidad

La Inmaculada de San Juan, restaurada para formar parte de la exposición sobre Pedro de Mena en Málaga

Published

on

By

El 16 de marzo se inaugura en Málaga la mayor exposición monográfica dedicada al escultor Pedro de Mena y Medrano. que reúne 63 piezas en el centro de arte del Palacio Episcopal de Málaga, entre ellas la Inmaculada que hizo para Santa María de Marchena por encargo del Duque de Arcos y que hoy está en San Juan y que fue su última obra.

 Alrededor de 25 esculturas entre ellas la Inmaculada de Marchena han sido restauradas para esta muestra, potenciando su valor y dejando al descubierto sus características originarias.

20190226_113645

Nacido en Granada, desarrolló su actividad artística en la ciudad de Málaga durante los últimos treinta años de su vida. Aprendió a partir de los 10 u 11 años las técnicas de la escultura en el taller de su padre, Alonso de Mena y Escalante, otro famoso escultor. En este taller coincidió con el sevillano Pedro Roldán y el lorquino Juan Pérez Crespo, además de su hermano Alonso de Mena.  A la muerte de su padre en 1646, quedaron ambos hermanos en el taller, que era el más importante de Andalucía oriental en la primera mitad del siglo XVII.

20190226_120951

El año de 1652 Alonso Cano se establece en Granada para trabajar en la Catedral y elige como colaborador a Mena, que cambia de estilo y luego huyendo de la presión del maestro se traslada a Málaga  con 30 años para tallar el coro de la Catedral de Málaga,  1658-1660.

Cuando terminó el coro malagueño, viajó a la corte y la Catedral de Toledo le nombró escultor mayor, volvió a Málaga y trajo consigo el encargo de los jesuitas de Madrid de una Magdalena Penitente, obras clave firmada como “Granatensis Malacae” (“Granadino en Málaga”), que se ha tomado prestada para titular la exposición.

Imagen relacionada

Con 50 años contrae la peste y se salva milagrosamente, pero no deja de trabajar, dibuja especialmente  Ecce Homos e Inmaculadas que so obra de taller mientras que el maestro daba los toques maestros en cara y manos.

LA INMACULADA DE MARCHENA

En los ultimos años de su vida el Duque de Arcos le encarga la gran Inmaculada de dos metros de alto que se conserva en San Juan, para la iglesia de Santa Maria sobre la que se conservan dos cartas manuscritas, una del propio escultor y otra de su viuda después de muerto el maestro. Por lo tanto, la obra realizada para Marchena es su última escultura.

En torno diciembre de 1688 se conservan  dos cartas autógrafas del escultor Pedro de Mena y Medrano a Antonio de Fuentes explicando que el estado de su salud le impidió trabajar en la imagen de la Concepción encargada para Marchena y dice que el duque querría verla en Madrid pues por su arte será mucho mejor que la que hizo para la Iglesia de Córdoba; habla también de su situación y cuestión de fondos.

Imagen relacionada

Todas las Inmaculadas de Mena tienen entre ochenta o un metro, menos las de Córdoba y Marchena que superan los dos metros, pues fueron realizadas para su exposición en retablo. En 1688 Mena dejó a su muerte casi terminada la Inmaculada encargada por el Duque de Arcos para Marchena, cuya imagen concluyó su discípulo Miguel de Zayas.

Una vez muerto el artista su viuda Catalina de Vitoria y Ulquiza, envía una carta al Duque de Arcos en la que asegura que éste dijo que estaba terminada la imagen de la Concepción que por encargo del Duque de Arcos hizo para la iglesia de Santa María de la Mota de Marchena y que lo que faltaba lo podían hacer sus oficiales o discípulos. Carta fechada en Málaga eñ 23 de noviembre de 1688.

En estos años el maestro era uno de los artistas más reclamado y cotizados de España y trabajó al mismo tiempo para Marchena y para la catedral de Córdoba en dos Inmaculadas de gran tamaño, pues ambas tienen dos metros de alto.

20190226_110944

CICLO DE CONFERENCIAS Y CONCIERTOS

Junto a la exposición, se va a desarrollar un ciclo de conferencias y conciertos titulado “Las tardes de Pedro de Mena”. Entre los conferenciantes, se encuentran el Dr. José Luis Romero Torres, historiador del Arte y Conservador del Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía; el Dr. Juan Antonio Sánchez López, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Málaga; la Dra. Reyes Escalera Pérez, profesora titular de Historia del Arte de la Universidad de Málaga y el Dr. Manuel García Luque, Historiador del Arte de la Universidad de Granada, entre otros.

Continue Reading

Cultura

El lunes 18 de Marzo será el via crucis del Cristo de los Peligros a las 21 horas

Published

on

By

El Lunes 18 de Marzo será el  Via Crucis del Cristo de los Peligros a las nueve de la noche. Saldrá de San Juan para encaminarse a San Miguel por el Arco de la Rosa, y luego buscar la parroquia de San Sebastián. 

Tradicionalmente el Cristo de los Peligros venía saliendo el Martes Santo pero se ha traslado su fecha al segundo lunes de Cuaresma.

Solo hay dos municipios en España con la advocación del Cristo de los Peligros y los dos están ligados a los Pachecho, Marchena y Belmonte.

Juan Pacheco, Marqués de Villena, mandó construir el Castillo de Belmonte, Cuenca, dominó la política del reino hasta Isabel la Católica y casó a su hija  Beatriz Pacheco, con Rodrigo Ponce de León, Señor de Marchena. Beatriz Pachecho pasó gran parte de su vida en el Palacio de Marchena y cuando quedó viuda por la muerte de su marido en la Guerra de Granada en 1492 se hizo cargo del Ducado de Arcos y poco tiempo despues se retiró a Carmona donde está enterrada en 1511.

En Belmonte el Cristo de los Peligros fue regalado por los agustinos y salvó a uno de los galeones de Manila del hundimiento durante una fuerte tormenta en el Pacífico, una vez que la tripulación lo colocó en el mástil mayor. Por ello le pusieron tal nombre y se promovió su devoción como crucifijo milagroso frente a momentos de dificultad especial. El cristo de los Peligros de Marchena destaca por su calidad y pertence a la escuela sevillana de mitad del siglo XVI.

Poco antes de la conquista de Granada en 1492 se casaron en secreto Don Rodrigo y Doña Beatriz Pacheco -después de vivir juntos veinte años-, en la iglesia de Santa María de la Mota en una ceremonia íntima oficiada por el capellán del duque Alonso Sánchez y Juan Rodríguez el sacristán de Beatriz Pacheco.

La ceremonia se ofició antes del amanecer y con la sola presencia de dos niños de seis años de las familias de confianza del duque, Francisco de Aguilar y Leonor de Saavedra.

Pero como el matrimonio no tuvo hijos y el Duque de Cádiz deseaba tener desencendia tuvo una hija con una empleada del Palacio Inés Pérez de Becerril hija del Alcaide del Castillo de la Mota en 1500 y fiel defensor de Don Rodrigo. El padre de Don Rodrigo también tuvo hijos bastardos con una morisca, Leonor Nuñez de Prado, madre de Don Rodrigo quien tambien tuvo a Diego Nuñez de Prado el fundador del convento de San Francisco.

Beatriz Pacheco, una de las mujeres más influyentes de la época de los Reyes Católicos, tras la muerte del Duque de Cádiz en 1492, tuvo que enfrentar sola numerosos pleitos y problemas familiares.  Mientras su marido y las tropas de Marchena y Arcos estaban sitiados en Alhama, Beatriz tomó las armas para defender Arcos de la Frontera de un ataque los musulmanes de Ronda.

Aunque Beatriz debía ejercer las funciones de tutora y administradora durante quince años, solo aguantó seis. En 1498, alegando enfermedad  pidió el cese y se fue a vivir al convento de clarisas de Carmona (Sevilla) donde está enterrada desde 1511.

En Marchena Beatriz Pacheco pagaba misas en la iglesia del Hospital de Misericordia y mandó se continuara con la hermandad del mismo nombre que en dicho hospital había.

 

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!