Connect with us
Multigestion Publi

Historia

Cuando los Jesuítas de Marchena vendían vino y aceite en media Andalucía

Published

on

 En el XVIII su finca y lagar producía los vinos mejores de la tierra con sus propias viñas. Los Jesuitas de Marchena vendían al detalle tanto vino como aceite y no sólo en Marchena sino en Jerez y en Granada.

Los Jesuitas, quizá la primera corporación globalizada, fueron los primeros en gestionar la economía para tener beneficios en el Antiguo Régimen en lo que se denomina pre-capitalismo. Fueron empresarios agropecuarios pioneros. Se hicieron en poco tiempo con grandes posesiones y fueron expulsados de España y todos sus reinos en 1767 tras levantar envidias.  

Resultado de imagen de la expulsion de los jesuitas de españa

Expulsion de los jesuitas

Durante 200 años ( 1560-1767) los Jesuitas de Marchena se embarcaron en aventuras económicas para obtener dinero y asegurar su mantenimiento y expansión frente a la mentalidad de manos muertas (vivir de las rentas) del antiguo régimen. Ampliaron sus tierras sin dejar de modernizar sus cultivos. Exportaron pan, vino, lana y aceite, según  Julián J. Lozano Navarro de la Universidad de Granada, en su obra “El dinero de los jesuítas”.

Fue San Francisco de Borja quien pasó por Marchena para fundar allí un colegio por deseo de María de Toledo, mujer de Luis Cristóbal Ponce de León, II duque de Arcos, que por entonces residía en Marchena.

En Marchena tenían un colegio con 500 alumnos además de tierras para producir trigo, olivar, ganado y vid. Un molino, una tahona y una panadería que vendía en varios puntos de Andalucía. Compraron rentas de las alcabalas de Écija y un censo de 5000 ducados sobre el marquesado de Estepa.  Prestaban dinero a particulares y a otras órdenes religiosas al 3-4% anual.

santa isabel - copia

Su base estaba en las donaciones fundacionales de 130.000 ducados de la Duquesa Doña María de Toledo en 1560 y del 14% de rentas sobre una donación de Luis Cristobal Ponce de León de 348.000 reales sobre las rentas de Zahara y Casares y las alcabalas de Marchena.

La huerta San Ignacio de Los Angeles comprada en 1588, fue su mayor y principal finca  donde construyeron una casa de recreo que costó mil ducados. En su primer siglo vivieron como reyes pero pronto se verían obligados a mendigar.

Plano del convento de los Jesuita de Marchena

VARIAS CRISIS

Eligieron mal su inversión: el Tesorero del Cabildo de Ecija y el Marqués de Estepa Adán Centurión se negaban a pagar. Durante siglos tuvieron que pleitear para cobrar y eso hizo que su estabilidad económica quedara a merced de las crisis y malas cosechas.

Santa Isabel

En 1641 la casa de retiro de la huerta de San Ignacio de Los Ángeles amenazaba ruina y también su escuela de primeras letras, además las rentas de las tierras cayeron en todo el pais. Por primera vez tienen que pedir limosna y el Duque pagó los adornos por la beatificación de San Ignacio o San Francisco de Borja, que fueron muchos.

El padre Gregorio Velasco recuperó la situación a finales del siglo XVII. Puso al corriente censos, subió las rentas y reunió un importante rebaño de ovejas de lana. En 1700 la renta del colegio habían crecido hasta los 180.00 ducados de los que quedaban libres de cargas 110.00.

En el XVIII plantaron cientos de estacas de viña y de olivar y en 1720 la cosecha de aceite y trigo fue tan buena y el precio tan elevado que permitió la rehabilitación de los dos molinos de aceite, el pago de los acreedores, se construyó una bodega más grande, compraron 500 ovejas y restauraron el templo. Cambiaron las rentas de Écija por otras de Murcia.  En 1728 gastaron 11.000 ducados en el arreglo de sus edificios.

En 1735 llegó una nueva crisis por malas cosechas hasta que 1741 el padre Nicolás de Lasarte logra que los padres indianos de la compañía que estuvieran como procuradores estudiaran y se alojaran en Marchena pagando su manutención en metálico.

patio santa isabel2

La recuperación económica del año 1747 les permitió gestionar 258 fanega de cereal, 127 de olivar cuando los precios del aceite aumentaron un 300%.

Llevaron ganado a la dehesa de Fregenal que pagaban con lana. Compraron cerdos y una pequeña huerta para plantar el maíz necesario para alimentarlo. En 1761 tenían 1600 ovejas, 400 carneros, cerdos y caballos.

En 1754 el seminario de los jesuitas de la Provincia andaluza se instala en Marchena y las rentas anuales aumentaron en 220.000 ducados anuales. Se tuvieron todos los edificios con un coste de 300.00 ducados alcanzado 25 padres Jesuitas en 1764.

Cuando los jesuitas se fueron de Sevilla y Provincia sus bienes salieron a la venta por 20 millones de reales.

Continue Reading

Actualidad

Jacobo Vázquez Paz: “Hay muy pocos arqueólogos libres que tengan más de 50 años porque abandonan la profesión”

Published

on

By

La arqueología puede convertirse en una profesión en riesgo en un futuro no muy lejano si no cambia la actual legislación según Jacobo Vázquez Paz, responsable de arqueología del colegio oficial de doctores y licenciados en Filosofía y Letras de Sevilla y Huelva.  

Para protestar contra las actuales leyes en materia arqueológica que amordazan a los profesionales del sector, se ha convocado en Cádiz el I Encuentro Estatal de Arqueología Profesional que se celebra del 16 al 18 de noviembre en Cádiz, en la Casa de Iberoamérica gaditana de donde saldrá una postura común de los arqueólogos andaluces frente a las conversaciones con la Consejería de Cultura para cambiar algunos artículos de la ley que atenazan al sector.  A ellas acudirá Vázquez Paz como invitado.

La imagen puede contener: cielo, exterior y naturaleza

La inmensa mayoría de los arqueólogos de Andalucía son mileuristas siendo personal altamente cualificado, con títulos de doctor y con estancias en el extranjero de años en muchos casos. Sin embargo los arqueólogos andaluces a duras penas logran ganarse la vida, por eso muchos están abandonando la profesión por otras más lucrativas.  Esto se traduce en una desprotección del patrimonio arqueológico rural andaluz.

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, árbol, exterior y naturaleza

Vázquez y el equipo de Atlas Arqueología acaba de encontrar un cementerio Paleocristiano a los pies del santuario de Regla en Chipiona y mantiene otros proyectos en Sevilla provincia. Excavó el yacimiento romano de El Lavadero de Marchena donde espera volver pronto y afirma que Marchena “debería tener un arqueólogo municipal”.

“Si ésto sigue así los arqueólogos estamos en vías de entrar en extinción y el patrimonio arqueológico está bastante desprotegido en los ambientes rurales. Es una profesión que si las cosas no cambian claramente acabará estando en extinción sin duda” explica.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo, nube, árbol, exterior y naturaleza

“Hasta hace menos de un mes teníamos prohibido tener más de una autorización para desarrollar actividades arqueológicas, es decir no podíamos presentar dos o tres proyectos simultáneos” explica Vázquez y además las autorizaciones de la Consejería de Cultura tardan una media de tres meses, lo que ralentiza sus trabajo.

“Si un arquitecto presenta un proyecto sobre un castillo, puede dirigir al mismo tiempo, 40 proyectos, pero a mí, por ser arqueólogo se me prohíbe tener otra actividad en Andalucía y se me impide que me ausente de la obra, no puedo dejar un encargado a veces ni para ir a hablar con la Junta” explica Vázquez Paz.

La imagen puede contener: 5 personas, personas de pie

“Hay una ley muy mal hecha y unos abusos inmensos de la Consejería de Cultura contra el colectivo de arqueólogos”. “La ley coarta por completo la libertad laboral del arqueólogo al anclar el arqueólogo a un solo expediente”, concluye “estamos perdiendo oportunidades económicas con esta normativa”, que dificulta la viabilidad económicas de las empresas arqueológicas y la propia actividad profesional.

“Estamos perdiendo arqueólogos continuamente, y lo peor es que estamos perdiendo arqueólogos altamente cualificados que por subsistencia se tienen que ir de la profesión. Hay muy pocos arqueólogos libres que tengan más de 50 años porque abandonan la profesión porque es insoportable la normativa que no permite la consolidación de equipos” concluye Vázquez Paz.

 

 

 

Continue Reading

Historia

Cuando dos meteoros ígneos impactaron contra la torre de la Colegiata de Osuna

Published

on

By

El 2 de agosto de 1871 los párrocos de la Colegiata de Osuna explicaron en un informe dirigido al Ayuntamiento que el 27 de julio “un fenómeno tormentoso arrojó sobre la elevada torre de la iglesia dos meteoros ígneos que perforaron el espesor de sus muros con destrucción de los pilares maestros del lado del mediodía, habiendo girado después caprichosamente para sus salidas por el antiguo muro del templo a la parte del Norte penetrando en la capilla de San Pedro y pasando con igual perforamiento del muro divisorio a la de Animas donde desaparecieron profundizándose en el seno de la tierra”.

Para conocer qué pasó exactamente se organiza una actividad divulgativa en la explanada de la Colegiata el sábado 17 a las 10 horas a modo de conmemoración del centenario de la destrucción de la torre por la caída de un rayo en 1917.

Imagen relacionada

Es decir que dos rayos habían caído simultáneamente sobre la torre perforando los muros de las capillas anexas y dejando la torre con peligro de desplome como sucedió algunas décadas después según documento que se publica en la revista Apuntes 2, número 4 (2004) en un artículo de Pedro Jaime Moreno de Soto y Francisco Manuel Delgado Aboza.

Resultado de imagen de un rayo en la colegiata de Osuna

Una primera y desafortunada intervención del arquitecto Manuel Portillo de la Real Academia de San Fernando de Madrid en agosto de 1881, estimó que el problema eran los peldaños de la escalera de la torre que estaban labrados sobre los muros de la torre y que no tenían sujeción en la parte interior.  Once años después de los rayos, se restauró la torre y los muros dañados por los rayos, pero eso no solucionó el problema.

Imagen relacionada

El problema detectado por Juan Talavera Vega en 1896 era que que el material elegido para el resto del edificio, el sillar, o roca arenisca de las canteras de Osuna, no era suficiente duro para aguantar el peso de la torre, mucho más alta y las piedras se estaban aplastando en la base por el peso de la estructura, que fue lo que la caída de los rayos empeoró.

[articulo+bernardo.jpg]

Además el mismo suelo era inestable, por las filtraciones de aguas, y la inclinación de la ladera, además del estado de abandono continuado del edificio. Las obras de refuerzo y reconstrucción de los dos primeros cuerpos de la torre finalizaron en 1898.

El 18 de noviembre de 1918 de nuevo un rayo golpeó la torre de la Colegiata provocando el hundimiento completo de la torre y de la capilla de San Pedro destrozando el retablo y la imagen de San Pedro.

Resultado de imagen de un rayo en la colegiata de Osuna

Gracias a las donaciones populares y del Ayuntamiento se pudo reconstruir pero quedó sin terminar, en 1924 justo cuando quedaba por rematar la torre con un cuerpo circular y una cúpula renacentista que iba a ser sufragada por un párroco, Luis de Soto Torres Linero que había donado el producto de un premio que le había tocado en la lotería, para la obra del remate de la torre pero que murió de forma repentina.

Resultado de imagen de un rayo en la colegiata de Osuna

De 1970 al 76 toda la Colegiata fue sometida a una profunda restauración por Rafael Manzano, que salvó todo el monumento de ser destruído pero jamás se llevó a cabo la reconstrucción del último cuerpo de la torre, a pesar de haberse planteado al ayuntamiento en varias ocasiones.  En los años 30 y 40 diversos colectivos del municipio lo pidieron alegando que al quedar abierta la torre y sin cerrar, las aguas pluviales podrían provocar de nuevo daños, como efectivamente hoy se observan como la aparición de grietas en su último cuerpo.

Por esto no se tocan las campanas por razones de seguridad.  Y este es el motivo por el que la obra quedó inacabada como aún hoy se conoce siendo la imagen más popular de Osuna.

Continue Reading

Historia

Cuando los primeros turistas llegaron a la campiña sevillana

Published

on

By

En 1893 se habían publicado 858 libros de viajes la mayoría de ellos escritos en el siglo XIX mencionando Andalucía que se convirtió en un destino prioritario para viajeros de la clase media y alta europea de la segunda mitad del siglo XIX.

La llegada del tren a Marchena en 1860 -y la línea Sevilla-Córdoba en 1840- abrió una puerta a turistas y viajeros. Viajar se vuelve más cómodo y seguro mientras las fotos y las guías de viajes comienzan a difundir una imagen de la España artística.

Hasta entonces España se consideraba un país peligroso y atrasado. En 1851 nace la primera agencia de viajes en Londres, la Thomas Cook y España se presenta en la Exposición Universal Londres 1851 con una reproducción de la Alhambra. Nacía entonces el primer turismo masivo.

rafael garzon

Entonces Marchena contaba con dos grandes puntos de atracción turísticos ya perdidos como el Palacio Ducal y la Casa de Baños de la Plaza Vieja, que despertaban la curiosidad del viajero.

El servicio de diligencia se inauguró en 1816. Los billetes para la galera de Marchena se vendían en la posada del príncipe en Sevilla según el Diccionario Geográfico de España de Pascual Madoz, de 1849.

El jueves, 12 de diciembre de 1894 el periodista inglés de veinticinco años, Edwin R. Louden y su amigo Herbert Field abandonaron Paris rumbo a Sevilla y Gibraltar para dar la vuelta al mundo sin dinero en sus bolsillos, ganándose la vida con sus crónicas periodísticas y de viajes y siempre viajaba con su Kodad a cuestas.

Dos viajeros alemanes dieron la vuelta al mundo a pie pasando por Marchena, Arahal, Alcalá y Sevilla en 1896 recogiendo sus impresiones y fotografías de los lugares más importantes en un libro.

Según El Correo Español el 23 de Mayo de 1896 llegaron a Sevilla Guillermo Danneil y Arturo Fhielheim periodistas alemanes que dieron la vuelta al mundo a pie para ganar una apuesta de 50.000 francos.

También hubo viajeros ilustres como María de las Nieves Braganza y Borbón princesa de Portugal viaja por Andalucía visitando Marchena en tren en 1923. Antes, entre 1889 y 94 había viajado por España de incógnito entregada a la causa carlista por lazos familiares.

Resultado de imagen de somerset maugham

El célebre escritor americano Somerset Maugham quiso conocer algo sobre la Andalucia real, algo “que haya verdaderamente conservado su antiguo carácter” y decidió recorrer la provincia de Sevilla “donde no haya llegado aún el tren y donde los caballos y las mulas y los mulos son el único medio de transporte”.

Después de mucho estudiar los mapas locales y hablar con tratantes de ganado optó por una ruta desde Sevilla a Écija y vuelta a Sevilla por Marchena y Mairena.

El fotografo cordobés Rafael Garzón fotografió este auge del primer turismo en Andalucia a finales del XIX. El conde de Lipa fue el primer maestro de los fotógrafos locales andaluces y pasó por Marchena en 1861. 

Continue Reading

Cultura

El códice de San Juan de la Cruz que fue vendido por 35 pesetas y se salvó de las llamas

Published

on

By

Los Ponce de León amaron la poesía de San Juan de la Cruz. Tanto que en Marchena se han encontrado dos códices antiguos del Cántico Espiritual uno en el convento de Santa María y otro en Santa Clara. 

El Cántico Espiritual es el modo exacto de hablar a Dios en verso. San Juan de la Cruz, el mayor de los místicos, expresa de un modo nunca superado el proceso de unión del alma con el Creador.

tumab

El de Santa María o “Códice Mch” fue descubierto por el investigador mercedario Luis Vázquez Fernández, de la Real Academia de Doctores de Madrid, cuando buscaba poemas de la Madre Antigua, que Vázquez cree que tuvo algún trato directo con San Juan de la Cruz a través de carta, ya que la monja enterrada en el coro de las clarisas de Marchena usó los poemas de Juan de Yepes antes de que éstos fueran publicados.

Se ha comprobado que la Madre Antigua utilizó algunos versos de San Juan de la Cruz en sus propios escritos cuando la obra de este todavía no había sido publicada aunque circulaba en copias manuscritas.

Luis Vázquez cree que la presencia en Santa María del Códice de San Juan de la Cruz se debe al duque Pedro Ponce de León Dominico, Rector de la Universidad de Salamanca, obispo de Ciudad Rodrigo, que escribió el “Tratado de oración y contemplación” de clara influencia sanjuanista.  Otra Ponce de León, Ana, Duquesa de Feria y monja clarisa en Montilla trató a Fray Luis de Granada.

Según luis Vázquez en el inventario de los libros que tenían los Duques en el Palacio Ducal de Marchena aparece el Cántico Espiritual.

Manuscrito del Cántico Espiritual que se encuentra en el convento de las carmelitas descalzas de Jaén

El códice conservado aún en Santa María de Marchena fue publicado en 1996 en una edición facsímil por el Ayuntamiento de Úbeda, donde murió el santo  y es una copia muy antigua del Cántico B o Manuscrito de Jaén, (conservado en el convento de Santa Teresa) la segunda remodelación del texto realizada por el doctor de la Iglesia. Tanto éste manuscrito como el de Sanlúcar de Barrameda,  Códice A, que conserva notas y correcciones del Santo de Fontiveros, fueron declarados Bien de Interés Cultural en 2013.

La copia del convento de Santa Clara o Códice GV la encontró Guillermo García Valdecasas, investigador del colegio español de Bolonia  fue propiedad de la Madre Antigua. Según Valdecasas  lo encontró cuando se destruyó el convento de Santa Clara en un descampado entre basura y libros viejos que iban a ser quemados.   El chatarrero de Marchena (Ismael ) se lo vendió por 35 pesetas y de esta forma se libró de las llamas y fue presentado en el congreso internacional de Roma de 1991.

Imagen relacionada

La madre abadesa de Santa Clara la madre Clara Olivera hoy en Estepa explicó a Luis Vázquez que la presidenta de la entonces Federación de las Clarisas mandó quemar libros y manuscrito viejos y vender todos los objetos antiguos del convento de Santa Clara de Marchena tal y como aparece en el estudio previo de la edición facsímil.

Sor Maria de la Antigua_1

San Juan de la Cruz se hizo fraile Carmelita en 1563 y poco después conoció a Santa Teresa, fue rector de la Universidad de Alcalá de Henares en 1571 y luego encarcelado en Toledo en 1577, pero un año después se fuga y viene a Andalucía fundando los conventos de Baeza y Granada y siendo vicario provincial en 1585.  En 1590 vuelve a Ubeda expulsado de la orden en 1591. Fue beato en 1675 y santo en 1726.

Clarisas_en_claustro

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!