Connect with us
Multigestion Publi

Cultura

Cuando Pepe Marchena sonaba en medio de las balas de la Guerra Civil

Published

on

Antonio Bocio Vargas, campesino y poeta de La Puebla de Cazalla y soldado en la Batalla de Madrid describe en su libro «Memorias de un zagalillo andaluz» cómo las melodías de Pepe Marchena sonaban en los gramófonos del bando republicano en la Guerra Civil en 1937 en las trincheras de la Ciudad Universitaria durante la Batalla de Madrid.

«De noche se formaban unos tiroteos de trinchera a trinchera» sólo el banco republicano tenía luz eléctrica y tenían un altavoz muy fuerte y una de aquellas noches me acuerdo que era en enero con una luna muy clara hubo un tiroteo con bajas. Era muy trágico porque veíamos a compañeros heridos, otros que  morían».

la ropa de pepe

Cuando acabó el tiroteo la noche quedó en silencio y en el bando republicano pusieron en el altavoz La Rosa de Pepe Marchena, que comienza con unas estrofas diciendo «era un jardín sonriente, era una tranquila fuente de cristal».

7

La música amansa fieras y apacigua los ánimos. Mientras sonaba La Rosa cantada por Pepe Marchena, poco a poco fueron apaciguándose los llantos por los difuntos, los gritos de los heridos en las trincheras mientras eran curados por los médicos de campañ ay los insultos de los de un bando al otro.

Y en medio de esa batalla nocturna surgían los versos de los Alvarez Quintero que adaptados por Pepe Marchena fueron la melodía favorita de los españoles de su época y que convierteron a La Rosa en un símbolo de la época y en un emblema del éxito de Pepe Marchena que figura en su propia tumba y en el monumento.

15

Un gallego que estaba al lado mía en la trinchera me dijo: «Bocio, tu que eres andaluz, de quién es esa letra y esa voz del canto. Y le dije la letra es de los Alvarez Quintero y la voz de Pepe Marchena. Y respondió. Joder y dicen que en Andalucía sólo nacen toreros, que poetas y que cantaores más enormes».

Pepe Marchena vivió el inicio de la Guerra Civil en Cartagena, zona republicana y sede de la marina de guerra republicana y luego estuvo viajando por levante y refugiándose en casa de algunos amigos de  Murcia, Linares, La Carolina y Jaén.

batalla de ciudad universitaria Madrid

Batalla de ciudad universitaria. Madrid. 1936

209 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cultura

El códice de San Juan de la Cruz que fue vendido por 35 pesetas y se salvó de las llamas

Published

on

By

Los Ponce de León amaron la poesía de San Juan de la Cruz. Tanto que en Marchena se han encontrado dos códices antiguos del Cántico Espiritual uno en el convento de Santa María y otro en Santa Clara. 

El Cántico Espiritual es el modo exacto de hablar a Dios en verso. San Juan de la Cruz, el mayor de los místicos, expresa de un modo nunca superado el proceso de unión del alma con el Creador.

tumab

El de Santa María o «Códice Mch» fue descubierto por el investigador mercedario Luis Vázquez Fernández, de la Real Academia de Doctores de Madrid, cuando buscaba poemas de la Madre Antigua, que Vázquez cree que tuvo algún trato directo con San Juan de la Cruz a través de carta, ya que la monja enterrada en el coro de las clarisas de Marchena usó los poemas de Juan de Yepes antes de que éstos fueran publicados.

Se ha comprobado que la Madre Antigua utilizó algunos versos de San Juan de la Cruz en sus propios escritos cuando la obra de este todavía no había sido publicada aunque circulaba en copias manuscritas.

Luis Vázquez cree que la presencia en Santa María del Códice de San Juan de la Cruz se debe al duque Pedro Ponce de León Dominico, Rector de la Universidad de Salamanca, obispo de Ciudad Rodrigo, que escribió el «Tratado de oración y contemplación» de clara influencia sanjuanista.  Otra Ponce de León, Ana, Duquesa de Feria y monja clarisa en Montilla trató a Fray Luis de Granada.

Según luis Vázquez en el inventario de los libros que tenían los Duques en el Palacio Ducal de Marchena aparece el Cántico Espiritual.

Manuscrito del Cántico Espiritual que se encuentra en el convento de las carmelitas descalzas de Jaén

El códice conservado aún en Santa María de Marchena fue publicado en 1996 en una edición facsímil por el Ayuntamiento de Úbeda, donde murió el santo  y es una copia muy antigua del Cántico B o Manuscrito de Jaén, (conservado en el convento de Santa Teresa) la segunda remodelación del texto realizada por el doctor de la Iglesia. Tanto éste manuscrito como el de Sanlúcar de Barrameda,  Códice A, que conserva notas y correcciones del Santo de Fontiveros, fueron declarados Bien de Interés Cultural en 2013.

La copia del convento de Santa Clara o Códice GV la encontró Guillermo García Valdecasas, investigador del colegio español de Bolonia  fue propiedad de la Madre Antigua. Según Valdecasas  lo encontró cuando se destruyó el convento de Santa Clara en un descampado entre basura y libros viejos que iban a ser quemados.   El chatarrero de Marchena (Ismael ) se lo vendió por 35 pesetas y de esta forma se libró de las llamas y fue presentado en el congreso internacional de Roma de 1991.

Imagen relacionada

La madre abadesa de Santa Clara la madre Clara Olivera hoy en Estepa explicó a Luis Vázquez que la presidenta de la entonces Federación de las Clarisas mandó quemar libros y manuscrito viejos y vender todos los objetos antiguos del convento de Santa Clara de Marchena tal y como aparece en el estudio previo de la edición facsímil.

Sor Maria de la Antigua_1

San Juan de la Cruz se hizo fraile Carmelita en 1563 y poco después conoció a Santa Teresa, fue rector de la Universidad de Alcalá de Henares en 1571 y luego encarcelado en Toledo en 1577, pero un año después se fuga y viene a Andalucía fundando los conventos de Baeza y Granada y siendo vicario provincial en 1585.  En 1590 vuelve a Ubeda expulsado de la orden en 1591. Fue beato en 1675 y santo en 1726.

Clarisas_en_claustro

Continue Reading

Cultura

La imprenta llegó a Turquía y México desde Andalucía

Published

on

By

La imprenta llegó a Turquía llevada por los sefarditas desde Andalucía expulsados de España hace ahora 527 años, tal y como ha expresado el líder de la comunidad sefardita Turca Moris Levi. Además con ellos llegaron a Turquía costumbres andaluzas como comer tortas de manteca además de tradiciones y cultura andaluza,

Jacobo Cromberger impresor alemán llevó la imprenta de Nuremberg a Sevilla en 1477, instalándose en la calle Pajaritos. También desde Sevilla llegó la imprenta a México llevada por la familia Cromberger por encargo del Rey.

Desde 1500 Osuna tuvo imprentas, en relación con la Universidad y en 1600 aparece en Marchena y Ecija el impresor Luis Estupiñán.

CROMBERGER, PRIMEROS IMPRESORES

Su hijo Juan imprimía la mitad de los libros de la ciudad de 1529 a 1540. La hija de Juan, Catalina se casó con Luis Mexía Ponce de León, de Utrera.  Los Cromberger  unían los papeles de impresores, editores y libreros.

ESTUPIÑAN, PRIMER IMPRESOR EN MARCHENA

Luis Estupiñan, uno de los impresores más importantes en la Sevilla de su tiempo estuvo  relacionado con la casa del Duque de Arcos. Imprimió en Marchena un libro del médico del Duque Alonso Fajardo de León en 1627 y también en Marchena imprimió el  sermón predicado en las honras que la villa de Carmona hizo la muerte del rey Felipe III en 1621 escrito por Antonio de Miranda.

El Breve Compendio de la Carpintería de lo Blanco y Tratado de Alarifes Sevilla, de Diego López de Arenas nacido en Marchena también fue impreso por Luis Estupiñán en 1633 en la calle de Las Palmas de Sevilla.

Continue Reading

Cocina

Magallanes buscaba las islas de las especias que valían más que el oro

Published

on

By

Colón y los navegantes europeos buscaban las Indias Orientales,  porque según sus informaciones que procedían de Portugal eran “la Especiería del mundo”. Colón, Vasco de Gama, Magallanes y Elcano tuvieron acceso a esta información secreta y cómo llegar a éstas míticas islas.

El monopolio de las especias acaba en 1770, cuando un monje, agrónomo y botánico francés Pierre Poivre robó semillas de clavo y nuez moscada y las plantó con éxito en otras islas del mundo abaratando su precio.

Cuando los turcos cerraron la ruta de la seda en el S XVI, la principal ruta comercial que unía Chia y la India con Europa, conocida como la Ruta de la Seda, o ruta de Marco Polo fue la primera en notarlo.

Los precios de las especias alcanzaron en Europa precios de oro y los portugueses y españoles se lanzaron a la búsqueda de rutas alternativas. Los portugueses alcanzaron la India costeando Africa y los españoles pusieron rumbo al Oeste esperando encontrar La India asíatica o la India Oriental, pero encontaron un nuevo continente, América, al que llamaron las Indias Occidentales.

Hasta el XVIII el comercio internacional de especias y seda estuvo en manos de musulmanes y moriscos, pero en el XVIII un francés trajo los primeros capullos de gusanos de seda a Francia y se acabó le monopolio de la seda de China.

ESPECIAS

DE DÓNDE VIENEN LAS ESPECIAS

Nuez Moscada: La de mayor calidad se produce en las Islas Banda Neira (al sur de Filipinas). Controlada por los holandeses e ingleses desde el XVII que hicieron grandes fortunas en su comercio, igual que antes  los árabes y chinos. Los holandeses instalaron un sistema esclavista y sustituyeron los bosques locales por bosques de nuez moscada.

Pimienta:  Se cultiva en la zona de Kerala, India. Se trata de una planta trepadora que en los últimos cinco años ha sufrido plagas perdiéndose casi todas las cosechas por lo que los agricultores han perdido toda la riqueza heredada de siglos.

Pimentón: Procede del pimiento rojo seco original de México que luego se introduce en Extremadura.

Canela: Procede de Ceilán, sur de la India. Su origen lo descubieron los portugueses cuando casualmente encontraron en el pacífico un barco árabe cargado de canela en 1500 y luego encallaron en Ceilán por una tormenta descubriendo la isla de la canela. En Ceilán había pena de muerte para quien cortara un árbol de canela.

Clavo: Procede de Indonesia. Los clavos  son cosechados principalmente en Indonesia y Madagascar. También crece en Zanzíbar, India y Sri Lanka.

El secreto y los mitos para ocultar el origen de las especias

Esta información que hoy es pública en el pasado era secreta y valía su peso en oro, por eso era conservada por una serie de mitos y leyendas árabes para meter miedo y así controlar el comercio. Los mitos árabes empezaron a caer cuando los portugueses controlaron las costas del Pacífico a partir de 1500.  Las especias valían tanto en el S. XV porque nadie conocía su origen ni dónde se producían.

Buscando los árboles de las especias los europeos cruzaron el mundo, arriesgaron sus vidas y haciendas e hicieron la guerra entre ellos.

En el XIX los franceses lograron plantaron las semillas por todo le mundo de forma que su precio cayó, el mercado se democratizó y de esta forma las especias pueden estar disponibles en todas las cocinas del mundo.

Porqué Colón buscaba Las Indias

En 1511 los portugueses gracias a Vasco de Gama llegaron a las Islas de las Especias, y se hicieron con su monopolio pero poco después los españoles tras la expedición de Magallanes, -un portugués al servicio del Rey de España- disputan a los portugueses la propiedad de las Islas.

Los portugueses que llegaron a Asia en 1500 encontrando una civilización próspera y milenaria, trataron de controlar e invadir todas las tierras que hallaron, pero no pudieron ya que eran países más avanzados que Europa y muy poblados. Sólo pudieron establecer bases comerciales.

Los españoles se hicieron con el control de las Islas Filipinas que les pertenecieron hasta que se las arrebató en el XIX, EEUU.  Los holandeses e ingleses se hicieron con el lucrativo comercio, conservando su dominio hasta entrado el siglo XX.

 

Continue Reading

Cultura

Cuando el futuro de Rota se decidía en los palacios de Marchena

Published

on

By

Hasta el siglo XIX, el destino de Rota se decidía en el Palacio Ducal de Marchena como consta por escrito en las fundaciones religiosas de los dominicos y mercedarios descalzos. Además del Duque, familias marcheneras tuvieron cargos públicos importantes en Rota como los Pimentel o los Godoy. 

Los Ponce de León fundan el convento dominico de Rota en 1532, que dependía del convento dominico de Marchena fundado en 1517.  El convento dominico de Rota tenía la potestad de autorizar a los frailes de su orden a viajar a las Indias. En 1550 tras quedar vacío por irse sus frailes a América el edificio dominico de Rota vuelve a ser propiedad del de Marchena y el Duque de Arcos los entrega a frailes mercedarios descalzos en 1604 y allí se establece la hermandad de Veracruz.

Fray Gonzalo de San Vicente prior del convento de La Almoraima (Castellar) viajó a Marchena en julio de 1604 para pedir al Duque de Arcos la fundación de un convento de Mercedarios Descalzos en la villa de Casares según cuenta Pedro de San Cecilio , en sus Anales de la Orden de Descalzos de Nuestra Señora de la Merced.

Don Rodrigo Ponce de León, fundador de los conventos Capuchinos y Mercedarios de Marchena, y Mercedario de Rota respondió que Casares no podía sustentar un convento y que Rota era mejor ubicación por estar a la orilla del mar entre la ciudades ricas.

Imagen

Camino de Osuna, donde iban a tratar con los Girones la fundación de otro convento, se detuviese en Marchena  para que el Duque formalizase por escrito su ofrecimiento de fundar Rota.

 

Los frailes cenaron con el Duque quien «en la cena dió su palabra de ayudar a la fundación de Rota y pidió unos días para tomar la resolución». A su salida para Osuna el duque les envió un criado para que les atendiera en la posada y les llevase comida.  En Osuna ni siquiera fueron recibidos por Ana Girón y volvieron a Marchena a los dos días.

A la entrada del Palacio encontraron un caballero criado del Duque pariente cercano de uno de los frailes, el Padre Fray Pedro. Se alegró de verle y lo llevó a su casa.  En la sobremesa el caballero le aconsejó visitase al conde de Luna Don Antonio Alonso Pimentel y Quiñones primogénito del Conde de Benavente que pocos días antes se había casado con María Ponce de León hija del duque de Arcos y de la duquesa doña Teresa de Zúñiga.

 

Este caballero hizo que el conde recibiera a los frailes y les prometiese su apoyo y habló con el Duque su suegro que lo había nombrado corregidor del Cabildo de Rota.  Al dia siguiente fueron recibidos de nuevo por el Duque «aún con mayor agasajo que la vez anterior» y les entrega una carta de recomendación del Duque.

Ese día el Conde de Luna y el Duque les prometen que no les faltaría todo lo necesario para la consecución del proyecto. En Madrid siendo ya conde de Benavente Antonio Alonso Pimentel hizo por los mercedarios descalzos «cosas memorables».

Rota era gobernada por otro marchenero, Fernando de Godoy, mientras que su hermano Diego era oidor de la Audiencia del Duque. Ambos tenían casa en Marchena y cuentan los mercedarios descalzos que en su casa «los agasajaban huéspedes, los hospedaron caminantes, los curaron enfermos mirándolo siempre como padres a hijos».

Imagen

Ya en Rota los frailes fueron recibidos por el corregidor Fernando de Godoy. El corregidor los hospedó en su casa de de Rota y los tuvo algunos días comiendo en su mesa.  Atendiendo la carta del Duque que llevaban los frailes, él y sus capitulares del Ayuntamiento ofrecen a los frailes con el beneplácito de la hermandad, la ermita de la Vera Cruz para instalarse.

Veracruz de Rota

El 18 de agosto de 1604 el Cabildo en la Hermandad de la Veracruz de Rota aprueba la cesión a los frailes mercedarios descalzos para que «prediquen en ella porque entre año nunca hay sermón, ni jamás persona que esté con ningún vecino en el artículo de la muerte, además de que hay pocas misas en esta villa».

En Marchena en el 5 de septiembre de 1604 el Duque da licencia para la para la creación del convento de la Merced de Rota con la autorización del Arzobispo de Sevilla y del Padre General.

Los primeros mercedarios descalzos en llegan a Rota fueron Fray Pedro de San Clemente, Fray Juan de San José, Vicario de El Viso y el hermano fray Juan de La Concepción, religioso Lego de origen navarro.

Llegaron a la villa de Rota domingo por la tarde, 24 de octubre de 1604 y toman posesión jurídica de la ermita de la Veracruz a los pocos días,  «en medio de fiestas religiosas a la que la gente acudió con inmenso gozo vistiéndose todos de fiesta calle como si fuera el día del Corpus».

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!