Connect with us
Multigestion Publi

Historia

El confesor de San Andrés que proponía amores a varias monjas

Published

on

Fray Manuel de Santa Gertrudis presbítero y confesor del convento de San Andrés de Marchena fue apresado “en las cárceles secretas” de la Inquisición por hablar de amores a dos monjas de dicho convento en 1786.

Finalmente fue absuelto por el Fiscal de Sevilla y gravemente reprendido. Le fue prohibido perpetuamente confesar hombres y mujeres.

Sor Isabel del Socorro de 20 años, monja profesa de velo blanco de San Andrés de Marchena, guiada por su confesor extraordinario Fray José de Ubrique, religioso Capuchino del convento de Marchena, dirigó una carta de delación al Tribunal de la Inquisición de Sevilla el 3 de abril de 1786.

En ella delatan al Santo Oficio a su confesor el mercedario descalzo  Manuel de Santa Gertrudis por solicitante, es decir hablar de amores durante la confesión. El comisario de la Inquisición de Marchena en calidad de notario reconoció la carta de la religiosa.

acceso carnal

Sor Isabel del Socorro reconoció en su carta que hacía dos años se confesaba con Manuel de Santa Gertrudis y que “en todas las confesiones le habla en materia de amores, (…) y la mayor parte de las veces le habla palabras muy feas y torpes solicitándola carnalmente, tanto que ha dicho de subir desde los corrales para tener que ver con ella. Una vez por el confesionario hizo ademán de tocar la cara de ella mientras le decía “te quiero y estimo mucho y hago estas cosas  por lo que te quiero”.

2

La monja pensaba que el cura “no estaba en su perfecto juicio, por el juramento que tenía hecho y que no lo decía por odio”.  El Tribunal en su auto de junio de 1786 delega el caso en el comisionado de Marchena.

El 5 de junio del mismo año se recibió en el Tribunal otro escrito de la monja pidiendo perdón “por el mal ejemplo que ha dado con sus palabras contra el delatado.  Llorosa y rabiosa por haberle negado la comunión, fue levantándole un testimonio. habló sin temor de Dios, expresando que ella nada había tenido con el delatado”.

Otra monja de dieciocho años del mismo convento, Sor María Cayetana de Santa Bárbara dijo el 4 de diciembre que los dos años anteriores había sido confesada por el delatado y que en tres o cuatro ocasiones estando la declarante arrodillada no la absolvió y despidiéndola le decía: “adiós hija mía, adiós dueño mío, adiós corazoncito mío”.  “Jamás había sabido ni pensado que hubiese confesor que hiciese semejantes pecados hasta que se recibió su primera declaración”.

Fuente: Santa Gertrudis, Fray Manuel de Archivo Histórico Nacional,INQUISICIÓN,3721,Exp.153

 

Continue Reading

Actualidad

Obras de arte de Nápoles y Sicilia pueden verse en Osuna desde el 26 de Octubre

Published

on

By

Nápoles y Osuna, es el tema central de la exposición que recoge en La Colegiata los tesoros del arte traídos por los Téllez Girón  de Nápoles, y que se se abre el 26 de octubre a las siete de la tarde organizadas por el Patronato de Arte y comisariadas por Pedro Jaime Moreno de Soto.  Bajo el nombre  ‘José de Ribera en el legado artístico de los Duques de Osuna (1618-2018)’,  se acompaña de una segunda  exposición titulada ‘Obras del Barroco Italiano’, en el Monasterio de la Encarnación y Nuestra Señora de Trápana.

Las diez obras de artistas italianos de renombre traídas a Osuna por la III duquesa de Osuna, Catalina Enríquez de Ribera a través del puerto de Málaga, cuando  los virreyes abandonaron sus cargos en las cortes territoriales en Nápoles, se muestran por vez primera juntas en la Colegiata de Osuna.

Dos exposiciones de arte traído de Nápoles y Sicilia pueden verse del 26 de octubre, al 28 de abril de 2018 en Osuna.

Tesoros de arte napolitano de Osuna se muestran en dos exposiciones que organiza el Patronato de Arte desde el 26 de Octubre con Pedro Jaime Moreno de Soto como comisario.  El consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Fernández, y el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo abrirán la muestra el viernes 26 de octubre a las siete de la tarde en la Colegiata.

No hay texto alternativo automático disponible.

Además de mostrarse El Calvario de Ribera una empresa especializada ha reproducido la “Cappella del Pio Monte della Misericordia”, de Nápoles, para la exposición de la Colegiata de Osuna.

 

El Calvario de Ribera cumple este años 400 años, encargo del Duque de Osuna cuando fue virrey de Nápoles  y en Osuna se celebra la exposición ‘Nápoles en Osuna”.

La imagen puede contener: 2 personas, interior

Los cargos públicos de los Duque de Osuna dejaron grandeza y riqueza en el municipio sevillano a través de las donaciones de arte que ambas duquesas realizaron para la Colegiata y para el Monasterio de la Encarnación.

El arte napolitano y siciliano llegó a Osuna gracias a Catalina Enríquez de Ribera e Isabel de Sandoval, III y IV duquesas de Osuna, mecenas y coleccionistas de arte italiano del siglo de oro, que realizaron  encargos que se quedaron en la localidad de Osuna mientras sus maridos fueron virreyes de Nápoles, Sicilia y Milán.

Madonna de Trapani

Trapani es una ciudad en el occidente de Sicilia, cuya famosa Virgen o Madonna de Trapani, es una de las de mayor devoción del sur de Italia, que según algunas leyendas fue traída de Tierra Santa. La duquesa Catalina Enríquez de Ribera cuando su marido fue Virrey de Sicilia trajo hasta Andalucía la devoción a la Madonna de Trapani fundando el convento mercedario de la Encarnación de Osuna bajo la advocación de dicha Virgen.  

La imagen puede contener: 1 persona

La duquesa legó al convento de Osuna esculturas en madera y alabastro del sur de Italia, una magnifica custodia de coral de Trápana, un cruz-relicario romana, o un relicario y una cruz-relicario que pueden verse en esta muestra. 

La Madonna de Trapani fue un tema frecuente en las colecciones de arte nobiliarias del siglo de oro español y no solo se localizan vírgenes inspiradas en la de sicilia en Osuna, también las hay en Marchena en el convento de San Andrés, traídas por los Ponce de León que también ocuparon el cargo de Virrey de Nápoles aunque con desigual fortuna porque tuvieron que hacer frente a la rebelión de Massaniello. Eso luego condicionó negativamente el urbanismo de Marchena ya que a su vuelta de Nápoles el Duque mandó destruir la barriada de la Puerta Ecija por miedo a rebeliones de las clases populares.

La imagen puede contener: 1 persona

Continue Reading

Historia

20 personas murieron en la crecida del Rio Blanco en Aguadulce en 1949

Published

on

By

20 personas murieron en la crecida del Rio Blanco en Aguadulce el 28 de septiembre de 1949 según reflejó el ABC de Sevilla del 29 del 9 de ese año. El puente medieval, construido en torno a 1400 se mantiene en pie y ha visto como el agua arrancaba por dos veces, el puente metálico. 

El puente de piedra de Aguadulce estaba ruinoso en 1850 por lo que la Diputación de Sevilla encarga  reconstruirlo al arquitecto de Sevilla Balbino Marrón según El Heraldo de Madrid de 21 de agosto de 1850, dentro de los planes de construcción de la carretera Sevilla Málaga, carretera construída por presidiarios.

Los presidiarios que la construían pernoctaban en las cárceles de los municipios por donde transcurrían las obras tal y como explica La España 20 de Abril de 1852.

“Los trabajos preparatorios de la carretera, que ha de enlazar á Sevilla con Málaga y Granada, continúan con la mayor actividad. Los señores Marrón y comandante del presidio han acordado las medidas necesarias a fin de instalar los cuarteles que han de servir para los presidiarios que se dedican á este trabajo, cuyos locales se están habilitando para el efecto en las villas de Osuna, Arahal, Paradas y Marchena”.

Las lluvias torrenciales caídas ese día provocaron la unión del Río Blanco con varias torrenteras  inundando la estación de tren de Aguadulce  y arrasando cuando en cuando encontraron en un frente de medio kilómetro, al tiempo que el agua provocaba la caída del puente sobre la vía y arrastraba diez vagones. El agua irrumpió de forma repentina, violenta e imprevista llevándoselo todo a su paso.

La imagen puede contener: cielo, exterior y agua

El jefe de estación y su familia pudo salvarse huyendo hacia los lugares más elevados pero murió el factor de circulación José Muñoz Cela que acudió a ayudar a su familia, mujer, criada y dos hijos.

Dentro de la estación de Aguadulce había quedado parado un tren para repostar agua, mientras sus diez vagones quedaban sobre el puente metálico. Al llegar la tromba de agua se llevó por delante los diez vagones del tren.

La imagen puede contener: cielo y exterior

El agua superó en dos metros la altura de la pasarela ferroviaria que tiene 30 metros de largo, y se llevó por delante el puente de hierro pese a su peso de varias toneladas, al haber perdido  sus pretiles por la fuerza del agua. El puente giró en ángulo recto por la fuerza de corriente siendo desplazado perpendicularmente hacia la carretera arrastrando en su caída y cayendo al agua los 10 vagones.

Chozas y casas que había en los alrededores fueron arrasadas. Vagones que quedaban en la estación de Aguadulce fueron arrastrados igualmente por las aguas del Río Blanco pese a estar cargados totalmente.

Un coche que iba a Sevilla con tres viajeros paró sobre el puente de piedra al contemplar lo sucedido y bajaron dos de sus ocupantes, que fueron los que se salvaron, el tercer ocupante del coche fue arrastrado con el vehículo por la fuerza de la corriente.

Algunos cadáveres aparecieron en el cercano pueblo de El Rubio a más de una legua de distancia y otros fueron encontrados en Ecija.   La choza de un porquero llamado Manuel Del Tabaco donde estaban su mujer y cuatro hijos también fue arrasada y la mujer se pudo salvar porque quedó atrapada en el lodo, desnuda por la fuerza del agua. El ejército acudió a ayudar y unas 40 personas que quedaron sin casa fueron acogidos por el Alcalde Manuel Durán en su propia casa.

Continue Reading

Historia

Jarabe de incienso, aceite de ruda y otras formas de curar un catarro, según los médicos de 1627

Published

on

By

El médico del Duque de Arcos Licenciado Alonso Fajardo de León natural de Marchena, escribió una obra sobre la curación de un catarro en 1627, obra impresa en Marchena por el impresor Luis Estupiñán en 1627. 

SANER MAS Diego Sánchez, un sabio del Renacimiento en la corte Ducal de Marchena

En realidad se trataba de justificarse y defenderse por la muerte de uno de sus pacientes que además era administrador del Duque de Arcos.  Fue en tiempos en que El Padre Luis de Tero, capuchino era “confesor de su excelencia el Duque de Arcos” y Pedro Sánchez de Ayala era criado del Duque.

Entre los productos que le recetaron para tratar la pulmonía estaban el Aguamiel, baño de brazos y piernas, dieta, sangrías, purgas, jarabe de incienso, aceite de ruda, entre otras. Todos productos del campo que se guardaban en botes en las boticas.

 El cabildo municipal de Marchena autoriza a Francisco de Medina -primer boticario de Marchena- a poner una tienda de botica el 7 de junio de 1535 poco después de llegar el famoso Doctor Diego Sánchez el 7 de julio de 1533 con 25-30 años para ejercer como médico contratado por los Duques, junto a un maestro y cátedra de gramática y un boticario.

A este paciente lo vieron Juan de Angulo, otro de los médicos del Duque de Arcos “que le curaba la purga y la destilacion” cuando “empezó el paciente a respirar con dificultad”. También lo vieron el licenciado Juan Gascón, el licenciado Fernando Enríquez, el licenciado Cristóbal Ponce, y el autor del libro Alonso Fajardo de León, autor del libro que era primer médico oficial del Duque.

A falta de literatura científica los médicos tenían por costumbre exponer sus casos y opiniones, e imprimirlos en forma de libro para compartir casos, ensalzar el buen nombre y prestigio de los médicos, a atacar a otros médicos rivales y a defenderse a sí mismos.

 El paciente y víctima, murió sin ser curado y era un hombre de 67 años, rubio “siempre muy bien mantenido en cantidad y calidad” que no hacía ejercicio físico y que estaba “demasiadamente ocupado en negocios de papeles y gobierno a un Príncipe con sumo cuidado”.

Enfermó en primavera con los síntomas de un catarro, dolor de cabeza y úlceras en la espalda y murió cuarenta días más tarde de unas complicaciones de la pulmonía que le afectaron a órganos vitales, después de haber sido tratado por los mejores médicos que tenía el Duque.

El doctor Bartolomé Núñez Guillén que trató a este enfermo, no salió contento del tratamiento que le habían puesto por lo que imprimió una “docta apologia” contra la actuación del médico del Duque en Marchena que había hecho este tratamiento terminado en muerte.

Se sabe que ser médico de Marchena era un cargo prestigioso porque tenía que tratar a los Duques y al Hospital de Marchena (Misericordia) y porque este puesto estaba entre los mejor pagados del país. Los médicos nacidos aquí y los que pasaron por Marchena, estaban entre los mejores de Andalucia.

Continue Reading

Actualidad

Manuel Luque restaura el cristo franciscano de la parroquia de San Miguel “que pudo pertenecer a una hermandad de Veracruz”

Published

on

By

El pasado sábado se presentó la restauración del Cristo franciscano de la parroquia de San Miguel, restaurado por Manuel Luque, restaurador de Gines. 

Se trata de un cristo de tipología franciscana y fechado a finales del siglo XV (1480-90) conservado en la parroquia de San Miguel de Marchena que hasta ahora no se exponía al culto por su mal estado de conservación.

La imagen puede contener: 1 persona, de pie

Tras la desamortización – S. XIX- los bienes de Santa Eulalia fueron depositados en San Miguel y de allí repartidos a distintas iglesias de Marchena, como Veracruz y San Sebastián. Se quedó en el templo el crucifijo de taracea, tipología Jerusalén que preside la mesa del altar mayor. Este crucifijo tiene un metro veinte de altura y destaca por su estudio anatómico mientras que su rostro es arcaico. Originalmente tuvo corona de espinas y aún está en el taller del restaurador.

La imagen puede contener: 2 personas

“Por el color de los restos de policromía verde hallada en la cruz podría decirse que perteneció a una hermandad franciscana o de la Vera Cruz” señala el restaurador Manuel Luque. “Es una atribución mía. No soy historiador. Soy licenciado en Bellas Artes pero es verdad que responde a esa tipología de cristo franciscano”.

La imagen puede contener: 1 persona

La restauración ha sido profunda. “Primero estuvo tres meses en una bolsa hermética con productos para desinfectar la imagen del crucificado ya que tenía un severo ataque de xilófagos. Después se fijó la policomía y los estratos sin un fijativo que endureciera las zonas de la madera afectada por los insectos y a continuación una media limpieza que se ha realizado á punta de bisturí. Se decidió así para no retirar las patinas originales y la del tiempo” explica el restaurador.

“También se ha procedido a la reintegración volumétrica del soporte (dedos y algunas zonas como el omóplato derecho que estaban muy afectados por el ataque de xilófagos y se sellaron los agujeros de los insectos”.

También se ha procedido a la reintegració de la preparación y de color con técnicas reversibles y con el criterio de diferenciación y se finalizó con una protección de las obra. En la cruz ha aparecido “restos de policromia verde, como eran muy escasos se decidió pintarla con técnica reversible del mismo color que los restos de policomía que tenía. Los nudos fueron reintegrados con técnica reversible de oro también al rigatino”.

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!