Connect with us
Multigestion Publi

Sin categoría

El oratorio de la Inmaculada de Puerta Osuna y otras dieciséis capillas perdidas

Published

on

Rosalía Vinuesa Herrera ha localizado en el Arzobispado los datos de once capillas urbanas y cinco rurales, la mayoría desaaprecidas en Marchena.

La Plaza de San Andrés tenía cuatro templos y capillas, San andrés, Santa Isabel, la Inmaculada de Puerta Osuna y la capilla de San Gerónimo.

Juan Félix de Clarebot tenía en su cortijo de Jarda una capilla con altar dedicado a San Francisco de Asis que era usada por los trabajadores de la aceituna en tiempos de verdeo a dos leguas de Marchena según el visitador Gaspar de Fuentes el 21 de Octubre de 1701.

Tambien tenia una capilla la casa de Nicolas Diez de la Cortina presbitero, que la compró a Juan de Alfonseca, cuyos hermanos habían sido declarados recientemente por el Ayuntamiento como Hidalgos en 1755.

En 1675 tenia oratorio la casa de Juan de Ayllon e Ines de la Fuentes, que solicitan al obispado por enfermedad que le impedía ir a misa según el visitador Felipe Gutierrez.

El oratorio público de la Inmaculada Concepción estaba en la Puerta de Osuna y tenia licencia de Gaspar de Borja y Velasco en 1640 en tiempos del obispo Ignacio Espinola.

Juan Antonio Orbaneja Briones tenia un oratorio en su casa de la calle Estudio en 1714.

Antonio de Paz, vecino de la villa de Marchena y Patrono del Colegio del señor San Gregorio o San Herónimo de la misma villa en 1775 afirma que en dicho colegio hospital de incurables habia un altar dedicado al Descendimiento de la Cruz de Cristo.

En 1669 el Caballero de la Orden de Santiago Pedro Mateo de Pobes y Aguilea solicita para su casa aprobación para un oratorio.

En La Cobatilla habia una capilla en 1642 cuando era propiedad de Ldo. D. Gaspar Requena.

Martin de Trujillo Abarca Caballero de Alcántara y su mujer Paula Salmón solicitan licencia para su oratorio en su casa en 1679 ubicada en la Plaza Pública de la Villa de Marchena con un Altar lienzo de la Virgen de Atocha.

El cortijo de Luchena propiedad del convento de San Agustín Casa Grande de la ciudad de Sevilla tenía en 1773 una capilla con un portal descubierto, dos arcos y reja de hierro, donde los labradores oían misa sin necesidad de entrar. Tenía un altar con la Divina Pastora y una campana con la que se avisaba a los labradores.

Luis de Molina y Prado vecino de Marchena y descendiente de los coinquistadores de la ciudad de Baeza solicitó en 1650 licencia para abrir una capilla en La Matilla ubicada entre Marchena y Morón. Lo mismo hizo Diego de Maraver para La Matilla del Maestre tambien en Morón.

 

 

 

Continue Reading

Hermandades

Galeria: Procesión de San Francisco de Asís

Published

on

By

San Francisco

Continue Reading

Grandes Historias

La increible historia de Elena de Céspedes, sastre transexual en la Marchena de 1587

Published

on

By

Elena o Eleno de Céspedes, procesada por la Inquisición de Toledo, fue acusada de hermafrodismo, de hechicería, y condenada. Vivió en Marchena y Arcos y fue soldado, sastre y cirujano.

35660713

La profesión de sastre iba acompañada de cierto prestigio social, que les permitía acceder a puestos importantes en la escala social y ejercer otras profesiones más lucrativas.

Después se traslada Madrid en 1576 trabajó con un cirujano del que aprendió el oficio y llegó a convertirse en la primera mujer titulada de la historia de la Medicina.

Elena de Céspedes es uno de los primeros casos documentados de transexual en España, del que se sabe que estuvo trabajando para los Duques de Arcos, primero en Arcos y luego dos años en Marchena como sastre, según investigación de Alicia Marchant Rivera sobre los sastres procesados por judaizantes en la Inquisición de Toledo.

35660710

Siendo hija de esclava, negra, trasnsexual, -o intersexual- habiéndose casado con una mujer, haciéndose pasar por hombre para ocupar mejores oficios, -como sastre soldado o cirujano- nada tiene de extraño que la Inqusición procesara a Elena de Céspedes por lesbianismo, sodomía, bigamia, hechicería y herejía, por lo que fue condenada a doscientos latigazos y luego fue internada dos años en un hospital.

El inicio de su juicio en la Inquisición dice: “Céspedes – Elena y Eleno de. Natural de Álama, esclava y después libre, casó con un hombre y tuvo un hijo; después y muerto su marido se vistió de hombre y estuvo en la Guerra de los Moriscos de Granada, se examinó de cirujano y se casó con una muger (sic), fue presa en Ocaña y llevada a la Inquisición, donde se le acusa y condena por desprecio al Matrimonio y tener pacto con el Demonio”.

https://www.dykinson.com/static/img/portadas/9788491482840.jpg

 Las más de 300 páginas de su proceso inquisitorial  cuentan su vida. En 1545 nació en  Alhama de Granada, de un escarceo de su padre con una esclava negra. Con ocho años fue liberada y aprendió su primer oficio, el de tejedora. En la adolescencia se casó con un albañil con el que estuvo tres meses y embarazada, abandonó la casa. Entregó a su hijo a unas personas de  Sevilla e inició un periplo por Andalucia.

Francisco Díaz, célebre cirujano de Felipe II, en su primer informe de 1586 certifica que era hombre y “que tenía su miembro genital bastante y perfecto con sus testículos, como cualquier hombre”.

Inés López de la Peña comadre y vecina, la qual después de haber jurado… testificó… que la dicha Elena de Céspedes acusada en este proceso, la cual testigo ha visto y mirado juntamente con Mari Gómez e Isabel Martínez, que la dicha es mujer e tiene natura de mujer y se le metió por ella una vela dentro e por cantidad por dicha natura… la cual entró premiosa y poco, y con esto esta testigo no entiende que háyanle echado varón a ella. También le vio las tetas y es tan gorda que tiene los pechos grandes conforme al cuerpo, y pezones, los cuales tiene sino de mujer”.

En Sanlúcar de Barrameda tuvo su primera amante y en Arcos de la Frontera empezó a vestir de hombre. Cambiaba cada poco su residencia. Se acostaba con bastantes mujeres y salía huyendo porque sabía que la denunciarían a la Inquisición.

 En Yepes se casó con una mujer, María del Caño, después de que un examen genital ordenado por el párroco ante la sospecha de que fuese “lampiño o capón” certificase erróneamente que podría engendrar hijos.

Convivió con su esposa poco más de un año, hasta que un antiguo compañero de armas lo denunció. La pareja fue apresada y sometida en Ocaña a un juicio  que acabó con una condena de 200 azotes públicos y reclusión durante diez años en un hospital.

Continue Reading

Sin categoría

Galería: Paseo de caballos y quedada flamenca llenan el Viernes de Feria

Published

on

By

Viernes de Feria

Continue Reading

Historia

Salvago, Melchor, Espínola y otros apellidos genoveses en tiempos del Duque de Cádiz

Published

on

By

Con la toma de control del señor de Marchena de Cádiz entre 1467 y 1493 los genoveses vivieron un gran auge. El cabildo estuvo entonces controlado por 21 comerciantes genoveses y uno judío

SABER MAS Emilio Martín Gutiérrez. Nuevos datos sobre la población y los genoveses en la ciudad de Cádiz.

Salvago, Melchor, Bonifaz, Doria, Escanio, Espínola, Estucla, Uselo, Marciore, Machorro, Polo, Marrufo, Oberta, Picardi, Centurión. Los apelidos más destacados de Génova junto a la nobleza local sevillana como los Medina-Sidonia y Arcos, destacan en el comercio de aceite según THOMAS (2003), pp. 526, que hace una interesante descripción de los depósitos de aceite de Sevilla y provincia y su relación con las casas ducales.

En 1485 el arrendamiento de las rentas mayores de Cádiz estaba controlado por cinco genoveses (Jácomo Sopranis, Mateo Viña, Tomás Sauli, Juan Vivaldo y Francisco Adorno) por orden directa de Don Rodrigo y un judío Mosé Abén Semerro.  

Los genoveses consolidan un eje comercial desde Inglaterra, Francia, Italia, Africa del Norte, pasando por las costas italianas y propiciando un auge de los puertos andaluces y gaditanos como Rota, San Fernando y Chipiona.

A principios del XVI, los Ponce de León disponían de buques propios para dedicarse al comercio por el Mediterráneo, aliándose con los genoveses que ya trabajan para la Corona de Aragón.

En la obra Memorias históricas sobre la marina comercio y artes de la antigua ciudad de Barcelona, tomo IV cita que entre 1527 y 29 se registraron en Barcelona varios buques del Duque de Arcos procedentes de Cádiz. Las casas ducales más importantes de Sevilla como Los Ponce de León tenían bajeles propios para comerciar.

En 1527 fondearon en Barcelona el galeón Genis de Meraver del Duque de Arcos con base en Cádiz y el Galeón Martín Chaveta también del Duque con base en Palamós.

Los genoveses juegan en la economía andaluza del siglo XV una función dinamizadora moderna y precursora del capitalismo, según David Igual y Germán Navarro en “Los genoveses en España”. Fueron pioneros en la banca a través de letras de cambio y giros dentro de la red de letras de cambio genovesa.

Avalados por el papado los genoveses se instalan en Sevilla desde el Siglo XIII creando un consulado comercial autorizado y favorecido por los monarcas castellanos y también se acercaron al poder y fueron socios preferentes de los reyes granadinos. El primer banquero de Sevilla Gaspar Centurione era genovés.

Génova

Los Doria y Sopranis se especializaron en el comercio de aceite en el valle del Guadalquivir mientras que los Grimaldi se especializaron en el comercio de granos. Entre las mercancías tratadas por los genoveses figuran también el atún bajo aceite y sal, garbanzos, sal, vendidos a lo largo de todos los golfos del Mediterráneo hasta Génova.

Los mercaderes genoveses aparecen como intermediarios de la monarquía y nobleza en 1483 cuando el Rey Fernando pide por escrito al III conde de Arcos que ordene prender al capitán Domingo Gentil, genovés vecino de Cádiz y luego que lo envie a Sevilla, por un dinero que le debía al Rey.

Saldada la deuda los Reyes requieren de nuevo los serivcios del capitán Gentil en 1486 para que medie en la obtención de la primera canongía de la iglesia de Sevilla por Enrique de Guzmán, sobrino del III Conde de Arcos.

En 1524 ya hay genoveses al servicio del Duque de Arcos que aparecen citados en documentos ducales. Agustín de Pradola, mercader genovés, se encarga de cobrar unos fondos en relación a la condesa de Bailén, Blanca Sandoval como tutora de su hijo Manuel Ponce de León.

Una carta de la condesa de Bailén a Juan Fernández, alcalde de justicia de Marchena, “para que dé a Agustín de Pradola, mercader genovés, el dinero que libró a su favor el duque de Arcos. Granada, 1524”.

 
 
 

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!