Connect with us
Multigestion Publi

Sin categoría

El último toro de cuerda que se soltó en Marchena se llevó por delante a un cura

Published

on

El 4 de mayo de 1884 se soltó el último toro de cuerda de que se tiene noticia escrita en Marchena dejando numerosos heridos entre ellos un cura. 

Con el toro se celebraba que el Alcalde, ganadero y empresario conservador marchenero José Torres y Diez de la Cortina fue elegido en las elecciones diputado a cortes con fuertes  acusaciones de fraude electoral.

Comision organizadora de la Feria de 1898

José Torres fue elegido Diputado a Cortes en 1884 y también había sido alcalde en 1864, construyendo la Fuente de San Antonio -conocida  fuente de las cadenas-.  Ya en 1876 José Torres era dueño de Mediodía Seguros de Sevilla, junto a Diego Benjumea y  Francisco Andrada Vanderwilde.

Era Secretario de la Sociedad de Carreras de Caballos de Sevilla con sede en el Casino Sevillano, Plaza del Duque. Ganedero de toros bravos desde en 1875 con vacas de José María Benjumea, (hoy Torrestrella). Tenían en Marchena 2800 hectáreas compradas al Duque en 1869 y 1880.

Andrés Corzuelo, cronista local del Diario Ilustrado -aun no había nacido los periodistas modernos- hizo una crítica demoledora del gran terrateniente José Torres y de paso a un poeta local apellidado Guijarro que se atrevió a hacer unos versos laudatorios contando la fiesta del último toro enmaromado de que hay memoria escrita.

Corzuelo criticaba que a resultas de la suelta del toro enmaromado habían recibido «heridas y lesiones varios sujetos». La intepretación del cronista era que «el señor Torres, llevó al hospital varios heridos» pero además en un tono burlesco criticaba el poema que Guijarro le había hecho al terrateniente José Torres.

«Francamente, no sabemos qué delito haya cometido Marchena, para que la suerte le trate tan despiadamente. ¡Un diputado al cuarteo, varios vecinos destrozados y un poeta de granizada!. ¡Buenos se habrán puesto los sembrados!» dice Corzuelo.

La crónica en verso decía: «El 4 de Mayo de 1884/ por divertír a este pueblo de Marchena/ y a la celebración de haber ganado las mesas el diputado a Cortes/ lealmente por mi creencia/ el Sr. D. José Torres,  que es hombre de gran conciencia/  va a ocupar un destino según requiere su ciencia/ y como nos le conceda la tendremos en memoria/ mientras alumbra el sol la tierra».

El poeta cronista de apellido Guijarro relató en su poema el desarrollo de la fiesta del toro de cuerda. Se fué á un balcón y vio venir la cuadrilla de aficionados cada cual con su capita en el brazo.  El toro era blanco, ligero, de buenas carnes y al instante se marchó  en busca de los toreros.

«El primero que cayó fué Pinta Poyetes. A voces empecé á decirle cuando el toro le trepó, anda juí pasmarote. La capa de qué te sirve. Cuando con mucho salero/ al meterlo por la plaza (¿Ducal?)/ el toro cogió a un caballero que era don José Aguirre/  Volvió a caer Pinta-Poyetes, y luego Antonio Laza/ Conforme cayó al suelo se empezó á levantar y le dió el toro una trompá, que lo pasó contra el cielo».

Siguieron los revolcones: «el maestro Reyes, que fué uno de los que pidieron el toro,  el pobre de Castillito, el Manchao, Cordones y Juanito el de la Concha. A un policía municipal que era Luis Morrión, la gente se reía al ver que el sable le impedía levantarse del suelo. Luego el toro sin respetar humano ni divino cogió al cura como si fuera un buñuelo que cayó el pobre de cabeza y quedó como muerto».

«A Parrales le desnudó, al hijo del Bolero le hizo polvo una rodilla, y se echó el toro cansado, pero el Empalmao le quemó una oreja, y levantándose el toro le dio una corná que le hízo echar por la boca un caño aguardiente. Llevaron la res al matadero, los hedidos a sus lechos y aquí se acaba la diversión, ya nos quedamos  sin toro, y ahora nos morimos todos de hambre en un rincón».

Escudos de la familia Diez de la Cortina

 

 

 

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sin categoría

Se inaugura el parque central de bomberos para Sierra Sur y Campiña con sede en Osuna

Published

on

By

 822.000 mil euros ha gastado la Diputación de Sevilla en el nuevo parque comarcal de bomberos de Osuna que ubicado en el Polígono Industrial “Las Vegas” dará servicio a las comarcas de Sierra Sur y Campiña, siendo el parque de referencia para Marchena y toda la zona de la A-92.  El Ayuntamiento de Osuna ha donado el suelo.

Diputación entregará 25 vehículos contra incendio y salvamento hasta el año 2020, con una inversión total de 7 millones de euros y de los que ya se han entregado las primeras cinco unidades.

IMG_0362

Esta misma semana se inaugura el parque de Lebrija y pronto también el de El Ronquillo y pronto se adjudicarán los de La Rinconada y Écija y se licitarán los de Los Palacios y Mairena del Alcor.

El parque de bomberos de Osuna tiene 4.4000 metros cuadrados, con más de 900 m2 de superficie construida. Su ámbito de actuación abarca un total de 180.000 habitantes e incluye hangar principal, torre de prácticas, hangar auxiliar, explanada de prácticas.

IMG_0471
Viales, aparcamiento usuarios, zonas ajardinadas, arboladas y terrizas; con zona de vehículos de intervención conectada a la explanada de prácticas y salida rápida al exterior y la torre de prácticas de cinco plantas, y se alimenta de placas fotovoltaicas.
Tiene vestuarios para 30 empleados públicos, gimnasio, almacén de instrumental, zona de limpieza de equipos, cocina, comedor, 3 dormitorios para bomberos de retén, guardia y dirección.

IMG_0390

El hangar tiene capacidad para 5 vehículos, con espacio para aparcamiento de remolques y útiles transportables, y la torre de prácticas, que se resuelve en seis niveles, está tratada en chapa de acero perforada en tres de sus caras, con lo que se consigue una zona en resalte, icono de la presencia del Servicio en la zona, mientras que la cara restante, de hormigón, sirve para prácticas de escalada, que se complementan con un pozo de prácticas que desciende por el interior de la torre hasta el nivel del sótano, donde se ubica el aljibe.

IMG_0451

Continue Reading

Sin categoría

Documento de Santa María

Published

on

By

dos cartas dirigidas al [I] duque de Arcos, [Rodrigo Ponce de León],

Carta 1

Tratando aspectos relacionados con esta Iglesia, con la capilla, el huerto de Santa Maria.

Carta dos

Sobre la obligación de asistencia de los curas y clérigos a la misa que se hacía los miércoles a la «Limpia Concepción de Nuestra Señora». Marchena, a 20 y 21 de agosto de 1525.

Carta uno.

Carta de licenciado Diego Becerril Vicario que parece fue de esta villa de Marchena escrita en el mes de agosto de 1525 al excelentísimo don Rodrigo Ponce de León duque de Arcos por el cual parece que de tiempo inmemorial hasta este año cinco había costumbre de decir misa votiva todos los miércoles de cada semana a La Limpia Concepción de Nuestra Señora en la iglesia de Santa María de la Mota con asistencia de todos los curas clérigos y capellanes sin interés alguno de obtención por mandamiento de los señores prelados de este arzobispo de Sevilla queso cierta pena obligaban y mandaban a lo dicho curas clérigos y capellanes que asistiese a la dicha misa hay que concurrir se también por su devoción todo el pueblo

Contenido

IHS. Ilustrisimos.  Secretum Merit ppter metri judeorum.

Porque debo decir cómo después de que v.s. fue a Osuna supe que estos duros de cerviz in inconnaph corde drero ot capeturio sin la que non ad judios con q de tolle tolle.

Diciendo en esta zq pues me mandaba dase la capilla y huerto que se tomase lo ot y me lo diese. Item supe como fue uno de ellos  a Fray Alonso de Zayas y dijo que en ciertos cabildos que había hecho sin campana como de antes salió en sus casas que habían determinado de darles este sitio para monasterio y que lo tomasen que en sus manos querrán desistir y renunciar su derecho por ¿? e irme de aquí sin matar a.b.s. a que vea como cumple su mandado.

Con gran dolor me quejo a Dios de estos que tan mal me quieren sin tener razón para ello. Que comparezcamos delante de usted y dijesen la queja que tienen de mi y porque me quieren tan mal pues yo les quiero bien pluguiera a Dios que los frailes aceptaran su ruego.

Que pudiera ser que alguna respondiera en esta y otra colgados los pellejos del hábito tab sus parcenses que de mohuntur vineal. Porque yendo allí la orden de los Predicadores a quien la santa Inquisición fue dada lo primero que hicieran fuera desenterrar los huesos confesunos que allí están enterrados y desterrar las hisopadas de agua que viene a echar un sastre en este pago de terrerno sobre las sepulturas de sus antepasados. Y pues por no perder el templo y cobranza del huerto y las limosnas, sacerdotes y gentiles y conversos han hecho (…) sobre quitarme la cera plugiendo a cristo la buena obra que yo he hecho y hago.

 Ocho dias hay que los espero a penitencia y conformidad después que v.s. se fue y no viene hombre a cumplir lo que v.s. mandó. Como la otra vez, que los mandó con Pedro de la Barrera que me quedé esperando y nunca me lo dieron ni me dijeron. Que yo me fui a mi aventura el domingo siguiente a decir misa para ver si me apedrearan sobre ello.

Y con esta felonía se poníab a descomponer la imagen  de Nuestra Señora. No han asomado por acá, que todavía se está de pascua y otras veces dice que esta de cuaresma y ahora dice que se quiere ir la grulla.

Y pues ellos han dado ocasión a que yo escriba esto a v.s. que callara por no darle enojo y son tan contrarios a lo que yo expreso en esta iglesia no conociendo (como ciegos de malicia) la santa intención que usted tiene que las animas de los pobres de este rezo sean consoladas. Y pues han conspirado y declinado juras de rollo diciendo que a San Pedro Mártir, que aunque fue hijo de judíos herejes, por santo y enemigo de ellos, ellos le mataron en asechanza.

Paréceme que por lo que ha hecho y dicho en su petición que se le debe tomar todo para que V.s. tenga estado (?) y casa limpia de diabólicas expurdicias me la de de su magnánima mano para que yo viva y acabe mis días en amor de dios y de v.s en este (becoginio) dándome a la contemplación de la sagrada escritura y para que en esto no haya dilación y acaben las faltas y menguas que hay en esta iglesia digo a v.s con el profeta.

Y pues éstos no cesan de infamarme donde quiera que me tienen devoción en esta villa diciendo que eche estos sancteros de aquí por meterme en esta casilla que tenían y otras cosa que a buena examinación y sano juicio, de mi intención estaré sin culpa y no me parece que debo callar a v.s. como han dicho delante de algunos amigos míos que sería buena cosa cortarme las alas y que predico contra el tributo del César diciendo que no echasen limosna en el cepillo (salvo que me lo diesen a mi)  y otras cosas de falsedades.

Y ellos y el sacerdote del templo viendo la gente que aquí venía y viene hicieron concilio diciendo quítesele la cera o si no ande a demandar aceite y trigo con los hermanos para la cofradía y no diga misa tan tarde, y con esta ansia y palabras, fueron a dar juicio los …. diciendo. Me llamaron y dijeron que como confesaba y decía misa a hora que estorbaba, que no viniese la gente a missa a la iglesia parroquial como era obligada, mandaron  decir que no  dijesen misa salvo por la mañana y que yo quebrantaba la constitución que hay en esto.

Entre ciertas cosas les dije que yo no quebrantaba la constitución y que por eso les predicaba algo el evangelio por que satisfaciesen el precepto de la iglesia y que cuentan quebrantaban ellos.

Como los que vinieron a nuestro redentor diciendo que discipuli tui no lanar mangcu maducat pane (…). Han dicho que dije a V.s. que de sus mancebas le importune que las mandase echar como si las conociese yo y v.s. novelase sobre su pueblo.  Pláceme que v.s. sabe la verdad. Si algo le fueren a decir de mi que dañe mi honra no me condene sin ser oído, dado que confío en v.s. sabrá y conocerá que ppter nubidiatur. Me han dicho que los que examiné en la casa de v.s. dos se ofrecieron a un cofrade que acabaría con v.s. que me echase de San Miguel y aún de Marchena.

Si en algo me acusaren mándeme llamar para que me diga no audib quanta adverssum te dicit testimonia.

No dejare de decir cómo un niño que me sirve la misa algunas veces nieto del mesonera vela, truxo el otro dia a unos rufianes de Gomez ( o Comez) que estaban en el huerto de San Miguel y cuando le preguntó porqué estais aquí respondió uno que le dicen Benjumea dijo porque no nos vea el viejo ruín de tu amo, pese a tal (?) contra el que lo parió fuéronse pues ya son venidos por el aparejo que hallan aqui y este me truxo las llaves de San Miguel hoy sábado del mesón de su abuelo que se las dió este rufián que estaba almorzando con otros rufianes en el mesón.

Veo esto y siento lo apar de muerte y no oso hablar y de esto y de haber dicho un cofrade a Sánchez el carpintero que me dijese que me quitase de demandar la capilla y huerto si no temo que un dia me echen un rufián que me mate. Y que sea este el huertoi de Getsemaní donde prendieron a Cristo. Y porque no me afrente como (?) a cabeza de vara porque no daba en casa mensaje a su sobrina a quien lo afrentó.

Cuento estas cosas a v.s. porque si su temporal favor en esta buena obra no me hace espaldas viendo tantos peligros.

Hace año y medio que andan bramando contra mí por aventarme.  De los cristianos viejos que me oyen de buena gana y por mi amonestación y su buena condición ruego a Dios por la vida y estado de su ilustrísima el cual conserve en su servicio muchos años y buenos.

25 de enero de 1525.

Firmada al dorso.

de bra .s. indigno capilla

Firmado Fco. ¿Gávila o Dávila?

 

 

Continue Reading

Hermandades

Galeria: Procesión de San Francisco de Asís

Published

on

By

San Francisco

Continue Reading

Grandes Historias

La increible historia de Elena de Céspedes, sastre transexual en la Marchena de 1587

Published

on

By

Elena o Eleno de Céspedes, procesada por la Inquisición de Toledo, fue acusada de hermafrodismo, de hechicería, y condenada. Vivió en Marchena y Arcos y fue soldado, sastre y cirujano.

35660713

La profesión de sastre iba acompañada de cierto prestigio social, que les permitía acceder a puestos importantes en la escala social y ejercer otras profesiones más lucrativas.

Después se traslada Madrid en 1576 trabajó con un cirujano del que aprendió el oficio y llegó a convertirse en la primera mujer titulada de la historia de la Medicina.

Elena de Céspedes es uno de los primeros casos documentados de transexual en España, del que se sabe que estuvo trabajando para los Duques de Arcos, primero en Arcos y luego dos años en Marchena como sastre, según investigación de Alicia Marchant Rivera sobre los sastres procesados por judaizantes en la Inquisición de Toledo.

35660710

Siendo hija de esclava, negra, trasnsexual, -o intersexual- habiéndose casado con una mujer, haciéndose pasar por hombre para ocupar mejores oficios, -como sastre soldado o cirujano- nada tiene de extraño que la Inqusición procesara a Elena de Céspedes por lesbianismo, sodomía, bigamia, hechicería y herejía, por lo que fue condenada a doscientos latigazos y luego fue internada dos años en un hospital.

El inicio de su juicio en la Inquisición dice: «Céspedes – Elena y Eleno de. Natural de Álama, esclava y después libre, casó con un hombre y tuvo un hijo; después y muerto su marido se vistió de hombre y estuvo en la Guerra de los Moriscos de Granada, se examinó de cirujano y se casó con una muger (sic), fue presa en Ocaña y llevada a la Inquisición, donde se le acusa y condena por desprecio al Matrimonio y tener pacto con el Demonio».

https://www.dykinson.com/static/img/portadas/9788491482840.jpg

 Las más de 300 páginas de su proceso inquisitorial  cuentan su vida. En 1545 nació en  Alhama de Granada, de un escarceo de su padre con una esclava negra. Con ocho años fue liberada y aprendió su primer oficio, el de tejedora. En la adolescencia se casó con un albañil con el que estuvo tres meses y embarazada, abandonó la casa. Entregó a su hijo a unas personas de  Sevilla e inició un periplo por Andalucia.

Francisco Díaz, célebre cirujano de Felipe II, en su primer informe de 1586 certifica que era hombre y «que tenía su miembro genital bastante y perfecto con sus testículos, como cualquier hombre».

Inés López de la Peña comadre y vecina, la qual después de haber jurado… testificó… que la dicha Elena de Céspedes acusada en este proceso, la cual testigo ha visto y mirado juntamente con Mari Gómez e Isabel Martínez, que la dicha es mujer e tiene natura de mujer y se le metió por ella una vela dentro e por cantidad por dicha natura… la cual entró premiosa y poco, y con esto esta testigo no entiende que háyanle echado varón a ella. También le vio las tetas y es tan gorda que tiene los pechos grandes conforme al cuerpo, y pezones, los cuales tiene sino de mujer».

En Sanlúcar de Barrameda tuvo su primera amante y en Arcos de la Frontera empezó a vestir de hombre. Cambiaba cada poco su residencia. Se acostaba con bastantes mujeres y salía huyendo porque sabía que la denunciarían a la Inquisición.

 En Yepes se casó con una mujer, María del Caño, después de que un examen genital ordenado por el párroco ante la sospecha de que fuese «lampiño o capón» certificase erróneamente que podría engendrar hijos.

Convivió con su esposa poco más de un año, hasta que un antiguo compañero de armas lo denunció. La pareja fue apresada y sometida en Ocaña a un juicio  que acabó con una condena de 200 azotes públicos y reclusión durante diez años en un hospital.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!