Connect with us
Multigestion Publi

Historia

Fray Luis Bolaños en la cultura popular de Argentina

Published

on

El Relato “Milagro” de Manuel Múgica Laínez cuenta el momento en que el marchenero Fray Luis de Bolaños recibe en Buenos Aires la noticia de que su compañero de juventud al que conocio en su etapa formativa en Espartinas, convento de Loreto, Francisco Solano, ha muerto.  De esta forma se muestra lo presente que está el fraile franciscano marchenero en la cultura popular.

Resultado de imagen de tumba fray luis de Bolaños

Además el 4 de junio se ha iniciado proceso de beatificación de Fray Juan Bernardo quien fue discípulo de fray Luis de Bolaños, creador de la grafía guaraní, fundador de Caazapá, protagonista del milagro del Ykua Bolaños”, entre otros.

El relato Milagro forma parte del libro Misteriosa Buenos Aires es una obra de ficción del escritor argentino Manuel Mujica Láinez compuesta por 42 relatos breves cuya acción está centrada en la ciudad de Buenos Aires, desde su primera fundación en 1536 hasta el año 1904. El libro fue llevado al cine en 1981.

Los cuentos de la colección pertenecen en su mayoría al género realista, aunque los hay también fantásticos y maravillosos. Se combinan en el libro personajes reales y ficticios en una prosa sumamente lírica y ornamentada, característica del autor. El cuento forma parte del espectáculo teatral “La cama china”, un tributo a Mujica Lainez”.

Manuel Mujica Lainez, como buen historiador, escribe sobre personajes reales.
San Francisco Solano, misionero franciscano, nació en Montilla (Córdoba- España), en 1549 y murió en Lima (como dice el cuento), en 1610. Catequizó Chile, Panamá, Argentina y especialmente Perú y fue canonizado en 1726. Fray Luis de Bolaños (su más fiel seguidor), está enterrado en la Iglesia de San Francisco en la esquina de Alsina y Defensa de la Ciudad de Buenos Aires.

Relato; MILAGRO -1610.  De Manuel Múgica Laínez.

El hermano portero abre los ojos, pero esta vez no es la claridad del alba la que, al deslizarse en su celda, pone fin a su corto sueño. Todavía falta una hora para el amanecer y en la ventana las estrellas no han palidecido aún. El anciano se revuelve en el lecho duro, inquieto. Aguza el oído y se percata de que lo que le ha despertado no es una luz sino una música que viene de la galería conventual. El hermano se frota los ojos y se llega a la puerta de su habitación. Todo calla, como si Buenos Aires fuera una ciudad sepultada bajo la arena hace siglos. Lo único que vive es esa música singular, dulcísima, que ondula dentro del convento franciscano de las Once Mil Vírgenes. El portero la reconoce o cree reconocerla, mas al punto comprende que se engaña. No, no puede ser el violín del Padre Francisco Solano.

Imagen relacionada

El Padre Solano está ahora en Lima, a más de setecientas leguas del Río de la Plata. ¡Y sin embargo…! El hermano hizo el viaje desde España en su compañía, veinte años atrás, y no ha olvidado el son de ese violín. Música de ángeles parecía, cuando el santo varón se sentaba a proa y acariciaba las cuerdas con el arco. Hubo marineros que aseguraron que los peces asomaban las fauces y las aletas, para escucharlo mejor, en la espuma del navío. Y uno contó que una noche había visto una sirena, una verdadera sirena con la cola de escamas y el cabello de líquenes negros, que escoltó por buen espacio a la flota, balanceándose en el oleaje a la cadencia del violín.

Pero esta música debe ser otra, porque el Padre Francisco Solano está en el Perú, y para bajar del Perú a Buenos Aires, en las tardas carretas, se necesita muchísimo tiempo. ¡Y sin embargo, sin embargo…! ¿Quién toca el violín así en esta ciudad? Ninguno. Ninguno sabe, como Solano, arrancar las notas que hacen suspirar y sonreír, que transportan el alma.

Los indios del Tucumán abandonaban las flechas, juntaban las manos y acudían a su reclamo milagroso. Y los jaguares de las selvas también, como esos tigres de las pinturas antiguas que van uncidos por guirnaldas a los carros triunfales. El hermano portero ha sido testigo de tales prodigios en San Miguel del Tucumán y en La Rioja, donde florece el naranjo plantado por el taumaturgo.

Es una música indefinible, muy simple, muy fácil, y que empero hace pensar en los instrumentos celestes y en los coros alineados alrededor del Trono divino. Va por el claustro del convento de Buenos Aires, aérea, como una brisa armoniosa, y el hermano portero la sigue, latiéndole el corazón.
En el patio donde se yergue el ciprés que cuida Fray Luis de Bolaños, el espectáculo de encantamiento detiene al hermano lego que se persigna. Ya avanza el mes de julio, pero el aire se embalsama con el olor y la tibieza primaverales. Todo el árbol está colmado de pájaros inmóviles, atentos.

El portero distingue la amarilla pechuga del benteveo y la roja del pecho colorado y el luto del tordo y las plumas grises de la calandria y la cresta del cardenal y la cola larga de la tijereta. Nunca ha habido tantos pájaros en el convento de las Once Mil Vírgenes. Los teros se han posado sobre un andamio, allí donde prosiguen las obras que Fray Martín Ignacio de Loyola, obispo del Paraguay y sobrino del santo, mandó hacer. Y hay horneros y carpinteros entre las vigas, y chorlos y churrinches y zorzales y picaflores y hasta un solemne búho. Escuchan el violín invisible, chispeantes los ojos redondos, quietas las alas. El ciprés semeja un árbol hechizado que diera pájaros por frutos.

La música gira por la galería y más allá el hermano topa con el perro y el gato del convento. Sin mover rabo ni oreja, como dos estatuas egipcias, velan a la entrada de la celda de Fray Luis de Bolaños. Cuelga entre los dos una araña que ha suspendido la labor de la tela para oír la melodía única. Y observa el hermano portero que las bestezuelas que a esa hora circulan por la soledad del claustro han quedado también como fascinadas, como detenidas en su andar por una orden superior. Ahí están los ratoncitos, los sapos doctorales, la lagartija, los insectos de caparazón pardo y verde, los gusanos luminosos y, en un rincón, como si la hubieran embalsamado para un museo, una vizcacha de los campos. Nada se agita, ni un élitro, ni una antena, ni un bigote.

Resultado de imagen de fray luis de bolaños

Apenas se sabe que viven por el ligero temblor de los buches, por un rápido guiño. El hermano portero se pellizca para verificar si está soñando. Pero no, no sueña. Y los acordes proceden de la celda de Fray Luis. El lego empuja la puerta y una nueva maravilla le pasma. Inunda el desnudo aposento un extraño clamor. En el medio, sobre el piso de tierra, se recorta la estera de esparto que sirve de lecho al franciscano. Fray Luis de Bolaños se halla en oración, arrobado, y lo estupendo es que no se apoya en el suelo sino flota sobre él, a varios palmos de altura. Su cordón de hilo de chahuar pende en el aire. Así le han visto en otras oportunidades los indios de sus reducciones de Itatí, de Baradero, de Caazapá, de Yaguarón. En torno, como una aureola de música, enroscan su anillo los sones del mismo violín.

El hermano portero cae de hinojos, la frente hundida entre las palmas. De repente cesa el escondido concierto.

Alza los ojos el hermano y advierte que Fray Luis está de pie a su lado y que le dice:

-El santo Padre Francisco Solano ha muerto hoy en el Convento de Jesús, en Lima. Recemos por él.

-Pater Noster… -murmura el lego.

El frío de julio se cuela ahora por la ventana de la celda.

Al callar el violín, el silencio que adormecía a Buenos Aires se rompe con el fragor de las carretas que atruenan la calle, con el tañido de las campanas, con el taconeo de las devotas que acuden a la primera misa muy rebozadas, con las voces de los esclavos que baldean los patios en la casa vecina. Los pájaros se han echado a volar. No regresarán al ciprés de Fray Luis hasta la primavera.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hermandades

El mal estado de las cubiertas traslada los Gozos de la Inmaculada al interior de San Miguel

Published

on

By

Un cartel advierte a la entrada de San Miguel de que no se puede pasar en la nave de la derecha ante el mal estado de las cubiertas del templo que ha obligado a trasladar los Gozos de la Inmaculada desde la torre de San Miguel, hasta la nave central del templo. 

Toques de tambor severos y roncos de la banda Centuria y Carmen avanzan por la plaza y nave central de San Miguel y se presentan ante la Virgen de las Lágrimas que preside el altar vestida con los colores de la Inmaculada, celeste y blanco.

IMG_2913

Los hermanos de Jesús Nazareno leen en voz alta, tras la misa del triduo de la Inmaculada, los pasajes de las letrillas de Miguel del Cid, siglo XVII, en defensa del dogma de la Inmaculada Concepción, que dicen “Para dar luz inmortal siendo voz alba del día, sois concebida María sin pecado original”.

IMG_2910

La Hermandad de Jesús Nazareno como filial de la Hermandad del Silencio de Sevilla tiene por escrito en sus reglas la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción, que la hermandad de San Antonio Abad simboliza con un cirio y una espada, que indica que están dispuestos a defender con su sangre este dogma.

IMG_2917

El 9 de octubre de 1617,  el papa Paulo V aceptaba finalmente la proclamación de su Inmaculada Concepción defendida por los franciscanos. En Sevilla, este éxito alcanzado en Roma fue atribuido a las gestiones llevadas a cabo allí por el doctor Bernardo de Toro y el arcediano de la localidad de Carmona Mateo Vázquez de Leca.

El 19 de junio de 1616 se hizo en Sevilla el juramento de sangre y el 30 de junio de ese mismo año (1616) los sacerdotes de la Hermandad de San Pedro Ad Vincula de Marchena hicieron el voto de la concepción. En septiembre de 1616 se juró el mismo voto en San Juan de Marchena con asistencia del Duque y los caballeros de Marchena que fue recordado con la Magna Mariana de hace dos años.

“Todo el mundo en general a voces reina escogida diga que sois concebida sin pecado original” es una famosa copla compuesta por Miguel Cid, miembro también de la citada Congregación, a la que Bernardo de Toro le puso música y Mateo Vázquez de Leca pagó su impresión en una tirada de cuatro mil ejemplares.

La crónica jesuita del año 1635 dice que “La fiesta de la Puriª Concepción de Nª Sª es fiesta propia dela Casa de Arccos. Y ello es así; porque es como distintivo de esta Casa de tiempos muy antiguos. Celebran con gran solemnidad este tiernísimo misterio. Pues en aquellos Pleytos antiguos, los Señores de Arcos fueron los primeros, o delos primeros que la defendieron, y celebraron en todas las Ciudades, Villas y lugares de sus vastos estados” fiesta que ya se hacia en 1448.   Desde 1525, cada miércoles en la Iglesia de Santa María de la Mota estaba instituida una misa votiva de la Concepción, asistida por todos los curas, clérigos y capellanes.

El ritual de toma de posesión y Juramento del Asistente o Alcalde de Marchena incluía una defensa del dogma de la Inmaculada que además desde tiempo del Duque de Cádiz era una de las devociones principales de Marchena acrecentada por los jesuítas de Marchena y llevada a América.

Dos regidores salían del edificio del Cabildo y cruzaban la plaza Ducal hasta llegar al extremo puesto donde estaba el Palacio del Duque. Allí recogían al Asistente y lo llevaban al Cabildo. En el Cabildo se realizaba la toma de posesión del cargo en un juramento que incluía la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción.  A continuación el Asistente saliente le entregaba la vara de justicia y le dejaba su asiento.

El oratorio público de la Inmaculada Concepción de Marchena estaba ubicado en la puerta de Osuna desde 1640 cuando fue  aprobado por  licencia por D. Gaspar de Borja y Velasco. 

La licencia fue prorrogada por Fray Pedro de Tapia en 1654 y luego por  el visitador Ambrosio Ignacio Spínola y Guzmán el 25 de agosto 1675.

Estos datos aparecen en el Estudio de los Oratorios domésticos y Capillas privadas en los siglos XVII y XVIII  del Arzobispado de Sevilla,  de Rosalía María Vinuesa Herrera.

Continue Reading

Historia

Porqué los villancicos fueron prohibidos en las iglesias pero siguieron en las calles

Published

on

By

Los villancicos comienzan a hacerse populares en el siglo XV cuando aparecen recogidos en los primeros cancioneros, (Cancionero de Stúñiga 1458) aunque se sabe que están entre las primeras canciones en castellano.

El villancico más antiguo, que registra la historia de la música es “Iesus Refulsit Omnium”, (Jesús, luz de todas las naciones) data del siglo IV, y su letra se le atribuye a san Hilario de Poitiers. Se introducen en la liturgia en el XVI y usaban la métrica del Zéjel del Cancionero de Aben Guzmán.

En el XVII  se cantaban villancicos como parte de la liturgia de Navidad o Corpus Christi. Y es que para ser maestros de capilla de las iglesias había que saber componer villancicos. Ya desde esta época comienzan a desviarse del tema central lo que supuso su prohibición dentro de los templos.

Letras de villancicos

En torno a 1650-90 estaba de moda introducir en los villancicos referencias a negros, gallegos y gitanos como parodias de distintas nacionalidades.  El maestro de capilla vallisoletano Miguel Gómez Camargo (1618-1690) recibe un encargo de villancicos: “Para que yo salga con lucimiento de la Pascua he menester que Vmd. me haga el favor de tres villancicos. Tengo gallego y negro. Si hubiere portugués o gitana lo estimaré”.

Los villancicos de la parroquia de San Juan de 1712 compuestos en tiempos del maestro mayor de capilla Juan Ignacio de Morales Maldonado muestra referencias a gallegos y negros, dos temas de moda.

El de los gallegos camienza.  “Ay, Galleguiños folixai, ay, que ha nacido noso Pai. Foli folixemos, folixemos á meu Niño, que es o Pai de os Galeguiños”.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y boda

El villancico o copla de los negros, de la parroquia de San Juan muestra una jerga o castellano mal pronunciado y mal escrito. “A lu Reyeh helmozo, y a zu Madle veya, quando quielaz pire, puez za pala eya. Pul Zan Juan pidamo, puez aqui ez la fcsta. (…) Neglo zin fozico Camello con medra”.

La imagen puede contener: 3 personas, personas en el escenario, personas de pie, traje e interior

En 1800 los villancicos de San Juan, se vuelven más clásicos y ortodoxos y en el XVIII son prohibidos por haberse hecho cada vez más complejos, alejados del tema central y costosos.

El compositor Antonio Ripa fue el último maestro de capilla de la catedral sevillana en componer villancicos en 1768 ya que se prohibieron en Sevilla en 1780. Mientras que los villancicos quedaron en los archivos parroquiales sin publicar, se trasladaron a las calles donde aún se conservan vivos.

LOS CAMPANILLEROS

En el XVIII, nacen las rondas de campanilleros que cantaban en Andalucia los sábados de octubre -festividad de la Virgen del Rosario- sobre todo en el Rosario de la Aurora al amanecer bajo el impulso de los frailes capuchinos según algunas fuentes.

Estos coros se acompañaban de instrumentos simples-triángulo, guitarra primitiva, cascabeles, zambombas…-, entre los que se hallaban los collares de campanillas con que se adornaba a las caballerías.

Los campanilleros flamencos tienen distintas letras, si bien guardando relación con el tono religioso original;  incorporados por Manuel Torre (1878-1933), al flamenco que los grabó en 1929 y luego imitados por la Niña de la Puebla o Niño de Marchena a su manera.

El niño de Marchena recogió en sus grabaciones algunos de los villancicos tradicionales de Marchena y Andalucia de los años 20 y 30 que bebe de esa rica tradición de villancicos sacros y mas tarde populares cantados desde hace siglos en campos y en fiestas del pueblo.

 

Continue Reading

Actualidad

Redescubrir el legado de la Madre Antigua

Published

on

By

El 1 de diciembre se presentó la primera edición contemporánea de una obra de la Madre Antigua, los “Ejercicios de la Pasion” un texto escrito por la monja en el siglo XVII y que se hicieron populares en toda España. Será a las seis de la tarde en el convento de Santa Maria.

Los “Ejercicios de la Pasión” fueron muy populares en su tiempo especialmente en la ciudad de Cádiz y en Marchena, donde las reglas de la Hermandad de la Humildad recogen que es obligación de la hermandad realizar los ejercicios de la Madre Antigua en tiempo de Cuaresma aunque actualmente han caído en el olvido.

La imagen puede contener: 1 persona

Esta primera edición moderna de los ejercicio espirituales de la Madre Antigua ha sido editada por las religiosas del convento de Santa María de Marchena con la ayuda de Unicaja.

tumab

LA MADRE ANTIGUA EN MARCHENA

Sor Maria de la Antigua fue una monja nacida en Cazalla de la Sierra que vivió en Santa Clara de Marchena toda su vida y fue enterrada en el convento de Santa María.

Después de su repentina muerte y de una vida llena de acontecimientos “sobrenaturales” su cuerpo se convirtió en una preciada reliquia que se disputaban franciscanos, mercedarios y el Duque de Arcos. En 1620 intentaron robar su cuerpo incorrupto del convento de Lora, así que los mercedarios dedicen llevárselo a su convento de Sevilla.

señor_1

A cambio de su cuerpo el Duque prometió fundar un convento mercedario, que hizo con San Andrés de Marchena en 1637 y otro franciscano recoleto, La Concepción de Marchena en 1624 ideado como panteón de la “santa” y otros tres conventos fuera de Marchena.

El Duque, su hijo y el Provincial de la Orden Mercedaria acompañaron al cuerpo en un arca tirada por bueyes desde Sevilla a Marchena en diciembre de 1637 durante tres días rodeado de multitudes. A petición popular el Duque mostró el cuerpo de la santa desde la tribuna de Santa María y el pueblo la aclamó, “de rodillas y con lágrimas en los ojos”

Escribió poemas de gran altura mística y es considerada una de las mujeres pioneras en la literatura femenina en español, por ello la Biblioteca Nacional de España la incluyó recientemente entre las pioneras en la poesía mística en lengua española relacionada con San Juan de la Cruz de cuyo Cántico Espiritual se conservan en el convento de Santa Maria de Marchena dos códices.

HERMANDAD DE LA MADRE ANTIGUA DE CÁDIZ

En Cádiz e inspirado por los célebres ejercicios escritos por la Madre Antigua de Marchena se funda la Cofradía de la Madre Antigua, que se reunían en secreto para practicas los ejercicios de la Pasión en un descampado gaditano hasta que en 1730, el Obispo les ofrece instalarse en la Parroquia del Rosario, donde en 1756 se descubrió casualmente un subterráneo en el que, tras adecentarlo, continuaron con los ejercicios de piedad, llamándose Hermandad de la Santa Cueva.

Los componentes de la Cofradía de la Madre Antigua realizaban con gran realismo los ejercicios dela Madre Antigua llegando a imitar los movimientos de Cristo durante la Pasión, es decir se autoflagelaban en un ambiente de gran recogimiento, oscuridad y silencio en la Santa Cueva gaditana.

Basado en “Las tres horas de Agonía de Cristo” del jesuíta Alonso de Mesía que también practicaba la Cofradía de la Madre Antigua el gaditano Francisco de Paula de Micón encarga a Joseph Haydn la composición “Las Siete Palabras”, una de las más hermosas composiciones musicales sacras de su época. Esta música servía como acompañamiento en la ceremonia de Las Siete Palabras en la Santa Cueva, como pausa y reflexión musical en medio del sermón del predicador que iba narrando la pasión de Cristo.

Sor Maria de la Antigua_1

Georg August Griesinger (1769-1845), biógrafo de Haydn, describe así la escena: “Las paredes de la iglesia estaban tendidos de tela negra, solo quedaba una gran lámpara colgando en el centro que rompía esta santa oscuridad. A mediodía se cerraban todas las puertas y entonces empezaba la música. Después de un preludio apropiado, el obispo se subía al púlpito, pronunciaba una de las siete palabras y la comentaba, bajaba del púlpito y se prosternaba delante del altar, este intervalo de tiempo se llenaba con la música”.

Cádiz - Oratorio de la Santa Cueva - Capilla inferior

 Bajo el patrocinio de José Sáenz de Santamaría se encarga la música a Hayden y la capilla del Rosario gaditana se llena de fastuosas obras de arte. La austeridad de la cripta o cueva que había servido de aljibe romano, contrastaba así con el esplendor barroco de la capilla del Rosario donde se instalan unas pinturas encargadas al propio Goya.

Continue Reading

Actualidad

¿Cual es el origen de la expresión: “que te den morcilla”?

Published

on

By

En los siglos XV y XVI, periodo de máxima persecución contra los conversos en España, la Inquisición temía que muchos judíos (y moriscos) siguieran practicando su religión en secreto, mientras se hacían pasar por cristianos.  Por eso una de las pruebas a las que se les sometía era darles a comer morcilla. Si no la comían eran judíos con toda certeza.

La morcilla tiene dos elementos muy prohibidos por la ley de la Kashrut o ley de la alimentación judía: tiene sangre y tiene carne de cerdo. La sangre es impura para los judíos por eso no es una comida Kosher, (apta para su consumo, que decide un rabino. Los animales destinados a consumo humano deben ser sacrificados de forma que se le corte la cabeza al pollo o pavo y se desangre de forma que no quede nada de sangre en el cuerpo.

La sangre también era impura para las novias, por eso antes de la boda la mujer si estaba en la menstruación debía pasar por un baño ritual en el mikvé (baño sagrado) existente junto a las sinagogas. Para ilustrar ésta costumbre Pepa Rull de Legado Sefardí ha interpretado hoy en el patio del Antiguo Ayuntamiento unos romances medievales sefardíes que hablan de esta costumbre del baño ritual.

3

Las leyes de la Kashrut marchan lo que un judío puede o no comer, la mayoría de las prohibiciones vienen de la “impureza” de algunos animales o de algunas parte del cuerpo de los animales, como la cloaca. Por eso las empresas que quieran producir alimentos para los consumidores judíos o que sigan esta cultura deben tener un certificado Kosher. Como se trata de una cuestión cultural es importarse formarse en esta cultura si se quiere exportar a los países con habitantes judíos para desmontar tópicos.

WhatsApp Image 2018-11-26 at 23.54.34

Precisamente Legado Sefardí se encarga de asesorar a las empresas de cómo obtener este certificado que es imprescindible para exportar a algunos países como EEUU, Francia, UK, Rusia o Israel.

Tras el encuentro empresarial ha habido un encuentro musical y cultural sobre cultura sefardí al que se ha sumado Jesús Solano. 

Aunque ya hay empresas de nuestra comarca con certificado Kosher como restaurante Luis Portillo en Arahal o Aceitunera Marciense, otras como Procavi quieren adentrarse en el mercado estadounidense, por lo que han acudido hoy a las I Jornadas de certificación Kosher desarrolladas en Serranía Suroeste. En España la mayoría de empresas aún carecen de este certificado, por desconocimiento pero en Francia, la mayoría de empresas ya trabajan esta línea, y el 70% de los supermercados tienen lineales Kosher, ya que solo en París hay 3000.000 judíos, la mayoría de ellos de origen español, es decir Sefardí. La mayoría de ellos prefieren consumir productos españoles.

Plaza Ducal

Los Ponce de León acogieron a miles de judíos huídos de Sevilla en 1481 a Marchena y otros de sus pueblos. 

La mayoría de los consumidores judíos están en EEUU (5,6 millones, Israel (8 millones), Francia, Rusia, Canadá y Latinoamérica. El primer paso para alcanzar esos mercados es formarse sobre cultura judía. En Marchena se ha dado el primer paso, pero estas jornadas formativas se repetirán en varios GDRs de la provincia de Sevilla. En Marchena se pretende organizar unas jornadas de cultura sefardí con música, historia y literatura de la época para poner en valor la historia de nuestro municipio relacionada con el pueblo judío sefardí.

De esta forma la relación de Marchena con el pueblo judío sefardí, redescubierta el pasado verano con la llegada de Kenneth de Marchena, desde Holanda buscando sus raíces en el pueblo de sus ancestros, y las investigaciones históricas, nos abre puertas para desarrollar en el futuro relaciones comerciales, culturales, turísticas y económicas de toda índole con las comunidades sefarditas de todo el mundo.

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!