Connect with us
Multigestion Publi

Historia

La olvidada ascendencia judía de los principales nobles y reyes castellanos

Published

on

Los dos primeros duques de Medina Sidonia fueron judíos conversos.  «El II Conde  de Niebla tuvo serios problemas. El I también, porque eran conversos» afirmaba la Duquesa de Medina Sidonia, Luisa Isabel Álvarez de Toledo, en 1994, en el reportaje «El legado de la Duquesa» de Los Reporteros Canal Sur» donde narra cómo recuperó e inventarió más de seis millones de documentos.

Alonso González de Gregorio y Álvarez de Toledo, el actual duque de Medina Sidonia afirmó el 10 de diciembre de 2013 en un acto en Gibraltar que tiene sangre judía, pidió perdón y se sintió avergonzado por la expulsión de 1492. 

El primer Conde de Niebla converso del judaísmo al cristianismo, se llamó Juan Alonso Pérez de Guzmán (1342-1396), y se casó en segundas nupcias con Beatriz de Castilla hija bastarda del rey que tuvo con su amante Beatriz Ponce de León, hija del I señor de Marchena  Pedro Ponce de León «el Viejo».
Encontramos pues que la madre del II Conde de Niebla, judío converso, Enrique de Guzmán (1375-1436) fue Beatriz Ponce de León amante del rey Enrique II de Castilla.

En marzo de 1473, el Duque de Medina Sidonia permitió a Pedro de Herrera que 4000 judíos que huían de Córdoba se asentaran en Gibraltar, que era del Duque.

De aliados a enemigos

La Alianza entre Ponces y Guzmanes a inicios del siglo XIV.  Otra Beatriz Ponce de León  se había casado en 1303 con Juan Alonso Pérez de Guzmán, hijo de Guzmán el Bueno, II señor de Sanlúcar de Barrameda. Y para reforzar aún más los vínculos entre ambas familias, en 1303 Fernando Ponce de León, hermano de Beatriz se casa con Isabel Pérez de Guzmán, hija mayor de Guzmán el Bueno.  Beatriz Ponce de León era pues esposa del segundo señor de Sanlúcar de Barrameda y hermana del primer señor de Marchena. Ambas casas quedaban así unidas. Guzmán el  Bueno entregó Marchena y Rota como dote de boda a Fernán Pérez Ponce de León.   Nada hacía pensar entonces que a finales del siglo XV llegarían a ser enemigos. ​

La rama judía del Rey Fernando El Católico y del Duque de Alba

Fernando «El Católico» era hijo de Juan II «El Grande», descendiente de Fernando de Trastámara, primer Rey de Aragón. Su madre era Juana Enríquez, también Trastámara. Rama iniciada por Don Fadrique de Castilla –hermano gemelo del Rey Enrique II que asesinó a su hermano Pedro I «El Cruel».

El origen de todos fue Alfonso Enríquez, Almirante de Castilla, hijo de una relación fuera del matrimonio, cuya madre fue Doña Paloma, una mujer judía nacida en la población sevillana de Guadalcanal, según el cronista portugués Fernao Lopes teoría aceptada hoy en día por los historiadores: el almirante fue hijo de una judía.  Es decir toda la rama materna del Rey Fernando El Católico era judía.

En Castilla los romanceros decían «casi no hay señor que no descienda de Doña Paloma». Por ejemplo Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez, II Duque de Alba, estaba emparentado con doña Paloma por las mismas vías que su primo Fernando «El Católico».

 

Cultura

Cuando los alfareros estaban instalados en la calle de los Cantareros para evitar molestias

Published

on

By

Los alfareros y ceramistas marcheneros estaban instalados tradicionalmente en la calle Cantareros. Así se recoge en un documento del Asistente de Marchena en 1719. 

En 1719 los alfareros de Marchena estaban instalados en varias calles céntricas, causando molestias a los vecinos por los humos que desprendían sus hornos, por lo que el Asistente de la Villa, un cargo del Ayuntamiento se propone sacarlos del centro y reubicarlos en las afueras, tal y como estuvieron en el siglo XV.

El 12 de agosto de 1719 el asistente de la villa afirma en un documento que poco a poco los alfareros se habían ido trasladando al centro del pueblo y ponían «sus casas y hornos para cocer en distintas calles públicas muy dentro del centro de este pueblo de lo que se sigue grave daño a la salud pública».

Resultado de imagen de horno de alfarero

Señala que hay quejas de templos y del hospital causando perjuicio «a los pobres enfermos del hospital» que entonces estaban en la Caridad y en La Milagrosa exponen Francisco Javier Gutiérrez Núñez y Juan B. Carpio Elias en su trabajo «Vida y poder municipal de Marchena en el reinado de Felipe V. (1700-1720).

También indica como posible remedio trasladar los hornos a las afueras del pueblo o concentrarlos todos en una calle tal y como sucedía antiguamente. «Antiguamente se mantenían todos juntos en una calle que llamaban de los Cantareros».

Imagen relacionada

Se acordó notificar a todos los alfareros que antes del día de San Juan de 1720 deberían ir  buscando sitios y hornos donde labrar y cocer las obras de sus fábricas «fuera del casco de esta villa en los arrabales de ella y que no lo abran nuevos hornos en las casas que estuviera en el centro» pues sería multado con 50 ducados aplicados a gastos de Obras Públicas. Sin embargo ante las quejas de los alfareros ante el Duque este acuerdo quedó sin efecto.

Resultado de imagen de alfareros de marchena

En el S. XIX había en Marchena cuatro alfarerias (Madoz). En los rellenos de alfarería de las bóvedas de la iglesia de San Juan (nave lateral) se encontraron 17 formas distintas de vasijas que datan de 1556. Incluían cántaros, cantimploras, lebrillos, fuentes, morteros, queseras. En las naves del ábside (1490) había grandes tinajas, tinas y lebrillos.

Resultado de imagen de horno de alfarero

En los 80 aun vivía Francisco Perea Lozano, hijo del último alfarero que ejerció en la localidad.  A principios del S. XX habia muchos alfares pero solo dos familias hacían cacharros de barro y una ladrillería, la de Juan Matas. La familia de Manuel Vicente, conocidos como los Perea, familia de tradición alfarera de siglos atrás, con un taller en la carretera de El Palomar. 

Resultado de imagen de horno de alfarero

Los oficios artesanos alfareros fueron recuperados hace algunos años por la Escuela de las Artes, donde aprendió Jesús Perea, nieto del último alfarero y un taller, San Cristóbal, de Juan Rafael Lora, se dedica a la azulejería comercial. Entre los restos de cerámica más antiguos está el Vaso de los Toros Montemolín, S. VI AC hoy en Museo el Arqueologico de Sevilla.

El estudio de las cubiertas de la iglesia de San Juan, recubiertas de cacharros de barro para aligerar peso, es la que mas datos ha arrojado sobre la alfarería en los últimos 500 años.

marcas de alfareros1

Existen más de 20 formas propias de vasijas locales, como cantimploras, lebrillos, morteros, queseras. En las bóvedas de nervaduras del presbiterio y altares laterales, de 1490 se han hallado grandes piezas, cuyo tamaño iba variando en función de la altura, desde tinajas, lebrillos, gonzalos, etc según el libro barros populares de Sevilla y provincia de Domingo Ramos y Gabriel Calvo.

Resultado de imagen de horno de alfarero

Grandes sagas familiares en Marchena fueron alfareros, aunque Francisco Perea Lozano, es citado en esta obra como el último descendiente de los alfareros de Marchena, que se perdieron en torno a los años 50. El último taller en activo fue el de Francisco Perea Carrero, el apellido Perea, estuvo ligado en Marchena a esta tradición artesana. También la familia de José Vaquero, procede de aquel arte. Nombres del callejero como Cantareros son suficientemente elocuentes.

Resultado de imagen de alfareros de marchena

En el siglo XIX había en Marchena varios alfares, aunque solo dos hacían cacharros, el resto se dedicaba a hacer tejas y ladrillos. Una de las ladrillerias mas antiguas era la de Juan Matas. La familia de Manuel Vicente, -de la saga de los Perea- era conocida por la elaboración de cacharros, en su cantarería de la carretera del Palomar, en la que trabajaban sus dos abuelos, Francisco y Manuel, de los hijos de ellos dos, solo siguió el oficio el hijo de Francisco, que llegó hasta 1957, año en que cerró el último alfar marchenero.

En la calle Compañía número cuatro estaba instalado el taller de Andrés El Alfarero en los años cincuenta.

Los alfareros de Marchena extraían el barro blanco, también llamado Vícar, de los cerros o barreros de las inmediaciones del pueblo, camino de Fuentes Alto. También se extraía el barro para las ladrilleras del pueblo de la carretera de Lantejuela, junto al puente Mamedra que hubo hasta los años setenta como Martín el Ladrillero ubicado en la finca El Parque.

Continue Reading

Historia

Javier Gómez Bello: «La Tarara, es una maragata que se canta en Andalucía y también en Marruecos»

Published

on

By

Malagatos es un grupo de músicos que recopilan cantes tradicionales andaluces. Unos vienen del flamenco, otros del jazz otros de las verdiales. Juntos pretenden recuperar el folclore tradicional. Son Jesús Tejas, Carlos Fernandez CamposJuanico GarcíaJavier Gómez Bello y Carlos Cortes Bustamante.

Los habitantes de la maragatería, llamados “Maragatos”, originarios de León, protagonizaron varias oleadas migratorias en diversas épocas hacia distintos puntos de España. También hacia el Sur, especialmente entre los siglos XII y XIV con la reconquista de tierras musulmanas y en el XIX cuando venían jornaleros a trabajar los campos andaluces. Recientes estudios genéticos muestran la influyente presencia de los leoneses en el oeste andaluz y la mitad de la provincia de Málaga. 

«Una canción que todo el mundo conoce es La Tarara, que es una maragata que se canta aquí en Málaga y también se canta en Marruecos. Se canta en otras partes y tiene una influencia muy grande de música árabe». Quieren grabar un primer disco de maragatas y un segundo recopilando y fusionando los andalusí, lo sefardí y lo castellano explica Javier Gómez Bello, integrante de Malagatos. 

«Los cantes vienen de la Maragatería de León y creemos que hace un siglo se mezclaron con los cantes de la provincia de Málaga, las melodías andalusíes y sefardíes» añade. 

La imagen puede contener: una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales y guitarra

Importantes familias leonesas como los Ponce de León, -(con sede en Marchena)  y los Guzmanes, (Sanlúcar de Barrameda), sometieron a los musulmanes malagueños y participaron en la conquista de las principales ciudades malagueñas y granadinas, destacando el episodio decisivo del cerro de la Matanza en los Montes de Málaga. En el XIX jornaleros maragatos, portugueses y gallegos se establecieron en varias comarcas andaluzas.  Existe la creencia popular que Paradas, (Sevilla) pudo ser repobladas por maragatos, aunque no existen pruebas. 

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical e interior

Solo en pequeños pueblos malagueños se ha conservado este folclore castellano mezclado con el rico poso cultural que dejaron los andalusíes y sefarditas, cristalizando en las populares “Maragatas”, cantes de molineros, de ruedas, de cortejo, cantes de arrieros. Un folclore extendido además por toda España y cuyo baile más famoso es La Jeringoza o La Tarara -dos casos de maragatas-.  

Hace cinco años los integrantes del grupo Malagatos descubrieron las Maragatas en pequeños pueblos del interior malagueño, y decidieron entonces recopilarlas, grabarlas, musicarlas, -normalmente eran orales- y cantarlas por los pueblos para que no se pierdan. 

La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano

«Las escuchamos a la gente de los pueblos por la calle. Entonces solamente se tocaban con palmas, para que todo el mundo las cantase» explica Javier Gómez Bello, miembro de Malgatos, un juego de palabras que mezcla el origen y destino de dichas melodías.  Existen escasas publicaciones sobre este tema por lo que tuvieron que grabarlas en los aislados pueblos del interior de Málaga. 

«En todos los pueblos hemos encontrado maragatas y todo tipo de coplas de propias de cada pueblo, además de variaciones de cada cante. Cada pueblo tiene sus propios estilos y sus propias variaciones» indica Javier Gómez Bello.  En  la ciudad de Málaga no existe; solo se han conservado en pequeños pueblos aislados. 

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo

«Nuestro objetivo es recopilar esas joya musical, cantarla en un formato más entendible para todo el mundo y darla a conocer a las nuevas generaciones no pierdan está este tipo de cantes. La mayor parte de la gente no tiene ni idea de que este tipo de cantes existe y se pregunta si eso son canciones propias de aquí o de dónde». 

El 28 de junio actúan en el Museo de Mijas y en Octubre en Benagalbón en el Centro de Recuperación de Folklore dentro de un evento importante y referente.  Nunca han encantado fuera de la provincia de Málaga. 

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical, guitarra y barba

«Todo el folclore español está totalmente mezclado. Las melodías viajan de unas zonas a otras se unen y se mezclan generando riqueza musical, lo que hace que se conserven en varios lugares a la vez». 

La diversidad genética de España muestra básicamente un mapa del siglo XIII evidenciando el movimiento histórico de población norte-sur, por la necesidad de ocupar la zona más musulmana de España, es decir, Andalucia.
Pero la ocupación se hizo por franjas, en donde Andalucía Occidental y Extremadura fue ocupada por tropas del reino de León, como ejemplo más claro los Ponces y Guzmanes.
Curiosamente la zona con más genes africanos es Galicia donde no hubo tanta presión militar y demográfica como en Andalucía.
SABER MAS AQUI

Continue Reading

Actualidad

Los Trovos: El arte de improvisar rimas que ya existía mil años antes que el rap

Published

on

By

Dos niños de 10 años juegan a ser raperos en la Plaza de San Andrés, Marchena mientras esperan el autobús. Saben lo que es el freestyle, una batalla de gallos, el rap, el hip-hop, el trap, o cualquier otra moda estadounidense gracias los medios masivos de comunicación. Pero desconocen que están haciendo algo que ya hacían sus antepasados hace mil años. 

Muchos incluso aprenden poesía para poder canta rap. Conocen seguro a Maluma, Eminem, El Chojin, Rosalia, La Mala Rodriguez, pero desconocen a Alexis Díaz Pimienta, al tío Juan Rita y la Cuadrilla del Aledo, a los levantadores de coplas malagueños, el trovo alpujarreño, el son jarocho veracruzano, los versolaris vascos, todos llenan salas enteras haciendo lo mismo que los raperos pero desde hace mil años.

Quinientos años antes del nacimiento del imperio norteamericano el arte de la improvisación de versos se extendió desde España a América, arraigando con fuerza y dando origen a los troveros cubanos,  a las pavadas argentinas, al son jarocho mexicano.

Muchos hablan, pocos riman pero solo los mejores improvisan.  Y los mejores improvisadores del mundo hispano estarán el 14 de junio en el espectáculo ‘Universeando’, que une  una quincena de verseadores, cantadores y músicos de Argentina, Cuba, Uruguay, México, Venezuela y Canarias.

Aquí se reúnen algunos de los grandes de la improvisación como los payadores Marta Suint (Argentina) y José Curbelo (Uruguay); los mexicanos Guillermo Velázquez, Isabel Flores, Vincent Velázquez y el Trío Gorrión Serrano; los boricuas Omar Santiago y Roberto Silva, Cecilia Todd  traerá desde Venezuela sus décimas y el cubano Alexis Díaz Pimienta se sumará al canario Yeray Rodríguez para que el punto cubano no falte en la fiesta.

Mientras nacía oficialmente el rap en las listas de éxitos del mundo, en los años ochenta, los troveros tradicionales de la alpujarra granadina y almeriense estuvieron a punto de desaparecer hasta que se empezó a estudiar, conocer y organizar eventos para difundir la tradición.

«Llaman para hacerme una entrevista/y probar lo repentista/y lo poeta que soy./ Y yo a demostrarle voy/a quien me va entrevistando/que no es lo mismo cantando/que telefónicamente/pero logro de repente/ir los versos hilvanando».  Alexis Díaz Pimienta, cubano residente en Almeria pasa por ser el mejor improvisador del mundo. Ofrece sus cursos online desde la página www.curso de improvisación.com.

Almería, Córdoba, Granada, Málaga, Jaén, Albacete y Murcia es la geografía de la resistencia de los trovos andalusíes, que nacieron hace mil años. Los andalusíes valoraban tanto los duelos de improvisación poética que incluso ofrecían los mejores trabajos a quienes la practicaban e incluso se menciona en Las mil y una noches. Tras la rebelión de los moriscos de la Alpujarra protagonizada por Abén Humeya, este arte vivió una larga decadencia, pero sobrevivió hasta los años 80 cuando se redescubre y se funda el Festival de Música Tradicional de la Alpujarra, que ha permitido recuperar la tradición trovera. De hecho, fue declarado Bien de Interés Cultural inmaterial en la Comunidad de Murcia en 2014.

La Alpujarra suena a romance, y trovo que se han conservado como canciones de muleros para amenizar el trabajo del campo. Son la banda sonora de una comarca que cada año, con motivo del Festival de Música Tradicional de la Alpujarra, reúne cerca de 15.000 personas.

Además de La Alpujarra el arte de improvisar poemas, está extendido y es popular en toda España especialmente en el Pais Vasco y la costa de Levante.

Continue Reading

Historia

Porqué los portugueses fomentaron el culto a San Antonio en España

Published

on

By

En diversas ciudades como Madrid, Sevilla o Cádiz se fundan  iglesias dedicadas a San Antonio de los Portugueses a principios del siglo XVII, coincidiendo con la salida de Portugal de decenas de miles de conversos portugueses perseguidos por la Inquisición. Para ellos San Antonio era el patrón de Lisboa y además uno de los santos más populares y milagrosos, con que contrarrestar la impopularidad de los marranos lusos. 

San Antonio es uno de los santos más populares y con fama de milagrosos en todo el mundo. No era de Padua sino de Lisboa. Se llamaba Fernando Bulhôes y Taviera de Acevedo (1191-1231) nació en una familia rica. Se educó en la catedral lisboeta y se hizo fraile agustino con 15 años. Es patrón de Lisboa. 

A los 25 años adoptó el nombre de Antonio cuando se hizo fraile franciscano y en 1221 participó junto con unos 3000 frailes del Capítulo general de Asís tratando a San Francisco en persona.

La imagen puede contener: 5 personas

San Antonio de Arahal

A través de los franciscanos la devoción a San Antonio arraigó pronto en todas partes. Existe un documento del Duque de Arcos de varias cosas compradas en Sevilla para Marchena, entre ellas está una imagen de escultura de San Antonio (no dice el autor) en 1630.  Se conservan imágenes suyas en casi todas las iglesias y en Marchena en Santa Clara, Veracruz, San Agustin, etc.

En Madrid la iglesia de San Antonio de Padua, fue fundada en 1606 por Felipe III, quien con la mediación del Consejo de Portugal, quiso ofrecer esta iglesia y hospital a los portugueses que vivían en Madrid, por lo que pronto se la conoció con el nombre de San Antonio de los Portugueses.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas de pie e interior

Ermita de San Antonio Arahal

La hermandad de San Antonio de Arahal nace en 1635 y a principios del S.XX recupera fervor popular gracias a los artesanos de la localidad que la convierten en su hermandad.

Cuando los conversos portugueses llegan a Sevilla desde Lisboa adoptan a San Antonio como patrón y fundan su propia capilla y hermandad.  Desde mayo de 1610 la «nación portuguesa» se reunía periódicamente en la capilla de San Antonio de los Portugueses de Sevilla en el claustro del  convento de San Francisco en la que habían gastado 30.000 ducados.  La hermandad de San Antonio sevillana fue fundada el 12 de agosto de 1594 en casa de Simón Fraile de Lima por un grupo de portugueses la mayoría de origen converso tal y como han estudiado Salvador Hernández González y Francisco Javier Gutiérrez Núñez en su aportación al congreso La Sevilla Lusa. 

Los portugueses se dedican al comercio y se instalan principalmente en la calle Sierpes y es famoso el caso de la familia Báez Sevilla por ser ajusticiados en México.

Imagen relacionada

El desaparecido convento de San Francisco de Sevilla

Cada martes San Antonio de Padua procesiona en Arcos de la Frontera, desde San Francisco seguido de mujeres que le piden un buen novio. El Santo lisboeta es en Arcos, prioste de la cofradía del Señor Atao a la Columna, por la gracia de Carlos III, informa José María Pérez en su blog Pia de Arcos.  Además en Arcos vuelve a salir cada año el día de su festividad, 13 de junio. Para que no persiguieran por razones políticas al prioste verdadero, nombraron prioste a San Antonio, sabiendo que por devoción, los que debían aplicar la justicia, harían la vista gorda.

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie

Tras la salida de 100.000 judíos de España en 1492, muchos marchan a Portugal donde son bautizados forzosamente, y viven hasta que en 1621, el conde Duque de Olivares, reinando Felipe IV le abre la puerta de Castilla. Unos 10.000 conversos portugueses se establecieron en Sevilla y Cádiz adonde llegan ya como miembros de la nación portuguesa buscando el comercio con América. Los sevillanos de ese tiempo sabían que entonces ser portugués en Sevilla equivalía a ser converso.

En Cádiz también hubo varios intentos frustrados de fundar hermandades o templos de San Antonio de Los Portugueses, imitando a Sevilla, por un grupo de conversos del Algarve que se establecen en la ciudad buscando comerciar con América. De este grupo destacan los apellidos Rosa, Suárez, Rodríguez, Núñez o Tovar según la obra «Cargadores de Indias y Marinos» Los La Rosa, obra de Juan Miguel Teijeiro.

San Antonio de Arcos de la Frontera. Foto José María Pérez Gómez

El capitán de barco Manuel Soares Enrique nacido en Portimao huye a Cádiz después de ser delatado por varios vecinos a la Inquisición de Faro de 1633 cuando Cádiz se convierte en centro del comercio internacional con América. Cádiz era entonces la ciudad con más extranjeros de España y su población había crecido un 350% en 1646.

Su nieto Alonso de la Rosa Suárez Tovar se convierte en uno de los principales comerciantes de la ciudad de Cádiz donde fue regidor perpetuo construyendo una casa Palacio en la Calle Santa María y un enterramiento propio en la iglesia de Santa María de Cádiz.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!