Connect with us

Historia

Los Cansino una familia de judeoconversos en la campiña sevillana de donde surgió Rita Hayworth

Published

on

España no redescubrió a los sefarditas hasta 1903 cuando el senador Ángel Pulido conoció al profesor Haim Bejerano, director de la escuela sefardí en Bucarest, en un barco por el Danubio e inició una campaña de acercamiento del gobierno español con las comunidades sefarditas. Previamente las Cortes de Cádiz reclamaron el papel de españoles para los descendientes de Sefarditas.

Uno de los más afectados por aquel descubrimiento de los españoles sefarditas fue el escritor sevillano Rafael Cansino(s) Assens, quien en sus memorias dejó constancia de la impresión que le produjo conocer a Angel Pulido, en 1904.

Resultado de imagen de rafael cansinos assens y el judaismo pdf

Cuando visitó a Pulido, Cansinos conoció también el origen sefardita de su apellido de la mano de José Farache, judío de Gibraltar afincado en Madrid, quien le confirmó que en Gibraltar aún se conservaba el apellido Cansino como sefardita según el propio Cansinos publicó en su obra «Los judíos en Sefarad». El resto de su vida lo dedicó a escribir sobre el tema y se convirtió al judaísmo.

Lo que acerca Cansinos al mundo judío es primeramente su facultad de «descifrador» de lenguas y símbolos que impresionó a Borges quien declaró ser discípulo de este
gran maestro «judeo-andaluz.»

Del encuentro entre Cansinos y el mundo judío, surgen tres libros, en 1914 «El candelabro de los siete brazos. «España y los judíos españoles:el retorno del éxodo», una sección de La novela de un literato (1921) y «Las luminarias de Januca de 1924», y la más crítica del movimiento Los judíos en Sefarad.

MARGARITA CANSINO

Joaquin Cansino Espinal, era criador de caballos en Paradas descendiente de sefarditas y familia del escritor Cansinos Assens. Se casó con María del Rosario Avecilla Ojeda y tuvo varios hijos, entre ellos el  bailaor y guitarrista Juan Antonio Cansino Avecilla, que nació  en Paradas en 1865, y que dio origen a una saga de flamenco y se casó con  Carmen Reina, y tuvo nueve hijos, muchos de ellos bailaores flamencos, entre ellos Eduardo Cansino padre de la famosa actriz Margarita Cansino -la inolvidable Rita Hayworth.  Juan Antonio Cansino fue primero bailarín y luego, guitarrista, tuvo academia en Sevilla y Madrid según el crítico flamenco Manuel Bohórquez.

Margarita Cansino nació en Brooklin, Nueva York en 1918, hija de Eduardo Cansino Reina y Volga Hayworth, inglesa de ascendencia irlandesa.

Según Radio Sefarad, la familia Cansino sefardita llegó de Asturias con Fernando III el Santo, ya convertidos al cristianismo. Algunos de esta familia fueron Abraham ben Jacob Cansinos, Isaac Cansino y Jacob Cansino.

LOS CANSINO EN PARADAS EN EL SIGLO XVIII

En 1712 Juan Cansinos de Prados tenía una tahona en la calle Real de Paradas con su mujer Ana Gutiérrez Bascón, según documento de pleito tenido con el duque de Arcos, Joaquín Ponce de León que finalmente adquirió  a través de un tercero dicha tahona el 4 de marzo de 1713 al precio de 9500 reales «por haber quedado a deber a S.E. los dichos Cansinos y su mujer 26.341 reales por arrendamiento del donadío de Paterna y de dos años de cosecha cumplidos por fin y muerte de los dichos Juan Cansinos de Prados y Ana Gutiérrez Bascón».

Se citó a Josefa Cansino hija de los dichos casada con Diego de Mendoza «y no habiéndose puesto en virtud de apremio se sacaron dichas casas tahonas al pregón habiendo sido apreciadas en doce mil ochocientos cuarenta reales». Finalmente las casas fueron cedidas al Duque por quien las había comprado. 1712-10-2 / 1713-4-3.

MAIRENA Y OSUNA

Joaquín García Cansino era presbítero de Mairena del Alcor en 1869, que había comprado unas casas en la calle Ancha de Mairena que luego pasan al Duque de Osuna. También en el Estado de Arcos Manuel Cansino de Mendoza, fue corregidor de las villas de la serranía de Villaluenga en 1705 con jurisdicción sobre Ubrique, Benaocaz, Grazalema  y Villaluenga del Rosario.

También encontramos el apellido Cansino en Osuna, donde Fernando Cansino era Cobrador y administrador de rentasen 1646. Hoy el apellido Cansino se conserva en Paradas y en Osuna. En 1573 Juan Cansino,era vecino y regidor de la villa de Carmona y aparece en un pleito en el que unas esclavas indias le piden ser liberadas.

ORÁN

En el primer tercio del XVII, los Cansino eran una de las familias dominantes de la comunidad judía de Orán, junto con los Zaportas, con quienes estaban enfrentados.

En 1631, cuando se planteaba la expulsión de los judíos de Orán, ciudad que había sido tomada por España en 1509, el gobernador de la ciudad Francisco de Andía concede licencia a un miembro de la comunidad judía Yaho Zaportas, para poder rezar en su casa y así no tener que acudir a la sinagoga con la familia Cansino.

Tras la revuelta antijudía de 1391 en Sevilla  muchos judíos optaron por cruzar a África, y establecerse en ciudades como Orán para poder practicar su religión y evitar que los obligaran a convertirse al cristianismo. Serían los españoles quienes tras la toma de la ciudad de Orán plantearían expulsar a los judíos de la ciudad de Orán en 1631. Poco después la ciudad cayó en manos turcas.

Fuente: Pleito de competencias entre el Gobernador de Orán y el Comisario del Santo Oficio. 1631.

 

 

 

 

 

 

Actualidad

José María Cala: «Las voces laínas del flamenco como Pepe Marchena son más moriscas que gitanas»

Published

on

«Gitana Mora es una letra propia y Rumba Morisca también, es el disco nuestro en el que más creación tenemos. La Choza de Juaniquin es una soleá tradicional. Yo tengo la teoría de que las voces laínas del flamenco como Pepe Marchena son más moriscas que gitanas. En la música andalusí el preciosimo, el requiebro era la mayor virtud. Uno de los temas del disco llamado Wahiriya, es una Guajira, con melodías que cantaba Pepe Marchena, tomadas de sus guajiras» explica José María Cala cantante de La Banda Morisca.

Gitana Mora es el disco autoeditado del grupo jerezano La Banda Morisca, que hace un homenaje a la cultura e historia andaluza y varios marcheneros inmortales que hicieron grandes aportaciones a la cultura andaluza como Shams Um Al Fuqara o Pepe Marchena.

«Es un homenaje a la mujer andaluza, como conservadora y transmisora de la sabiduría popular y lógicamente tenemos que hablar de esas sabias sufíes como Shams de Marchena y Fátima de Córdoba que tuvieron un papel importante en la transmisión de la sabiduría», explica Jose María Cala, cantante del grupo quien confiesa haber leído en Revista Saber Mas la historia de Shams de Marchena.

En busca de la Baraka de Shams de Marchena, una maestra sufí

La cultura gitana y morisca coinciden en el tiempo y ambas se enriquecen hasta la expulsión de los moriscos de 1609. Ambas culturas tienen hondas raíces históricas en Marchena y resto de Andalucía.

«Hay que rescatar la historia de estas mujeres que están invisibilizadas, cuando la cultura andaluza es más de mujeres que de hombres. Las madres nos enseñaban las canciones populares en la casa,» explica José María Cala.

«Tiene la ciencia de oriente, junto a su boca un lunar, sus dedos tocan tu frente, Ya Lalla, (La señora) bendito ya estás». El estribillo Gitana Mora lo cantaba Fernanda de Utrera, por bulerías, y con ella quieren representar el alma andaluza y «exaltar el papel crucial de la mujer como conservadora y transmisora de la tradición y el conocimiento». Habla de la religiosidad popular andaluza de raíz andalusí y de la mezcla de ritmos chaabi del norte de África con el flamenco.

El disco busca recuperar el patrimonio literario y musical de Al-Andalus a través de un homenaje a la mujer andaluza personificada en Fatimah de Córdoba y Shams de Marchena que dan nombre a la canción Gitana Mora.

Aziz Balouch, el investigador paquistaní que acabó cantando flamenco con Pepe Marchena

«Dos sabias, entre tantas, que vivían retiradas en el campo y a las que acudían gentes de toda condición buscando la “baraka”, el conocimiento, sanar su alma o buscando consejos y remedios» tal y como expresa el grupo en el libreto del disco en el que han participado importantes figuras de la cultura española y andaluza.

En la Rumba Morisca comienzan cantando por martinetes «mi voz se ha perdido se la ha llevado el mar y nadie se acuerda» para pasar al grito de guerra de la Paquera de Jerez y luego reivindicar a los moriscos y andalusíes expulsados. «Mi voz se ha perdido, se la llevó el mar y nadie se acuerda de ella» cantan.

El año pasado la SGAE los eligió para participar en el concurso de los Grammy Latinos, en la categoría de flamenco.

La Banda Morisca nace durante la fiesta de las cobijadas de Vejer en 2011, festejo popular «en el que las mujeres se vuelven a vestir con el atuendo típico de la época andalusí en Vejer»  tan parecido al traje de manto y saya de Marchena. Allí se unieron Jose Maria Cala, Juan Miguel Cabral, José Cabral, Antonio Torres y Andrés Rodríguez.  Hoy los críticos musicales de Radio 3 los consideran los herederos de Radio Tarifa.

«De hecho algún componente de Radio Tarifa empezó con nosotros en el primer disco, esta con nosotros uno de los fundadores de Radio Tarifa, y nosotros encantados porque para nosotros fue un grupo referente en la fusión y búsqueda de raíces». Actualmente tienen tres discos, el primero se grabó en 2013, el segundo lleva por titulo Algarabya de 2016 y el tercero que acaba de ver la luz.

Continue Reading

Historia

Maragatos: Las danzas que unen las raíces andaluzas y leonesas

Published

on

Malagatos es un grupo de músicos que recopilan cantes tradicionales andaluces. Unos vienen del flamenco, otros del jazz otros de las verdiales. Juntos pretenden recuperar el folclore tradicional. Son Jesús Tejas, Carlos Fernandez CamposJuanico GarcíaJavier Gómez Bello y Carlos Cortes Bustamante.

Los habitantes de la maragatería, llamados “Maragatos”, originarios de León, protagonizaron varias oleadas migratorias en diversas épocas hacia distintos puntos de España. También hacia el Sur, especialmente entre los siglos XII y XIV con la reconquista de tierras musulmanas y en el XIX cuando venían jornaleros a trabajar los campos andaluces. Recientes estudios genéticos muestran la influyente presencia de los leoneses en el oeste andaluz y la mitad de la provincia de Málaga. 

«Una canción que todo el mundo conoce es La Tarara, que es una maragata que se canta aquí en Málaga y también se canta en Marruecos. Se canta en otras partes y tiene una influencia muy grande de música árabe». Quieren grabar un primer disco de maragatas y un segundo recopilando y fusionando los andalusí, lo sefardí y lo castellano explica Javier Gómez Bello, integrante de Malagatos. 

«Los cantes vienen de la Maragatería de León y creemos que hace un siglo se mezclaron con los cantes de la provincia de Málaga, las melodías andalusíes y sefardíes» añade. 

La imagen puede contener: una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales y guitarra

Importantes familias leonesas como los Ponce de León, -(con sede en Marchena)  y los Guzmanes, (Sanlúcar de Barrameda), sometieron a los musulmanes malagueños y participaron en la conquista de las principales ciudades malagueñas y granadinas, destacando el episodio decisivo del cerro de la Matanza en los Montes de Málaga. En el XIX jornaleros maragatos, portugueses y gallegos se establecieron en varias comarcas andaluzas.  Existe la creencia popular que Paradas, (Sevilla) pudo ser repobladas por maragatos, aunque no existen pruebas. 

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical e interior

Solo en pequeños pueblos malagueños se ha conservado este folclore castellano mezclado con el rico poso cultural que dejaron los andalusíes y sefarditas, cristalizando en las populares “Maragatas”, cantes de molineros, de ruedas, de cortejo, cantes de arrieros. Un folclore extendido además por toda España y cuyo baile más famoso es La Jeringoza o La Tarara -dos casos de maragatas-.  

Hace cinco años los integrantes del grupo Malagatos descubrieron las Maragatas en pequeños pueblos del interior malagueño, y decidieron entonces recopilarlas, grabarlas, musicarlas, -normalmente eran orales- y cantarlas por los pueblos para que no se pierdan. 

La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano

«Las escuchamos a la gente de los pueblos por la calle. Entonces solamente se tocaban con palmas, para que todo el mundo las cantase» explica Javier Gómez Bello, miembro de Malagatos, un juego de palabras que mezcla el origen y destino de dichas melodías.  Existen escasas publicaciones sobre este tema por lo que tuvieron que grabarlas en los aislados pueblos del interior de Málaga. 

«En todos los pueblos hemos encontrado maragatas y todo tipo de coplas de propias de cada pueblo, además de variaciones de cada cante. Cada pueblo tiene sus propios estilos y sus propias variaciones» indica Javier Gómez Bello.  En  la ciudad de Málaga no existe; solo se han conservado en pequeños pueblos aislados. 

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo

«Nuestro objetivo es recopilar esas joya musical, cantarla en un formato más entendible para todo el mundo y darla a conocer a las nuevas generaciones no pierdan está este tipo de cantes. La mayor parte de la gente no tiene ni idea de que este tipo de cantes existe y se pregunta si eso son canciones propias de aquí o de dónde». 

El 28 de junio actúan en el Museo de Mijas y en Octubre en Benagalbón en el Centro de Recuperación de Folklore dentro de un evento importante y referente.  Nunca han encantado fuera de la provincia de Málaga. 

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical, guitarra y barba

«Todo el folclore español está totalmente mezclado. Las melodías viajan de unas zonas a otras se unen y se mezclan generando riqueza musical, lo que hace que se conserven en varios lugares a la vez». 

La diversidad genética de España muestra básicamente un mapa del siglo XIII evidenciando el movimiento histórico de población norte-sur, por la necesidad de ocupar la zona más musulmana de España, es decir, Andalucia.
Pero la ocupación se hizo por franjas, en donde Andalucía Occidental y Extremadura fue ocupada por tropas del reino de León, como ejemplo más claro los Ponces y Guzmanes.
Curiosamente la zona con más genes africanos es Galicia donde no hubo tanta presión militar y demográfica como en Andalucía.
SABER MAS AQUI

Continue Reading

Historia

Cuando los vecinos de Marchena se quejaban de que el Alcalde hacía lo que le daba la gana

Published

on

«El alcalde de la villa sin tener poder ni facultad para ello hace otro agravio a los vecinos. Cada vez que le parece toma los Caballos y otras cabalgaduras y las da a los criados del Duque o a quien le parece contra la voluntad de los dueños. Y esto mismo sucedió con los caballos que fueron a Túnez. Y después los vuelve sin hacer pago de daños, ni costas y sin pagar cosa alguna como si las haciendas de todo fuesen suyas».

El 29 de Octubre de 1535 cientos de vecinos de Marchena encabezados por Pedro García de Alcalá y Ruy Jiménez de Baeza, pleitearon contra el Alcalde de Marchena Diego Nuñez de Prado, Alcalde y Capitán del Castillo de la Mota y fundador del convento de San Francisco, y Juan Romero Alcalde de la Justicia ante la Real Chancilleria de Granada.

Nuñez de Prado como Alcalde había rubricado las ordenanzas municipales de Marchena de 1525, regulando entre otros la actividades de los montes y dehesas públicos, pero los vecinos lo acusan de incumplirlas. 

«A causa de que mis partes se juntan y dan poder son maltratados por la parte contraria (Ayuntamiento) . Y las justicias de la villa de Marchena no quieren consentir que otras gentes hagan lo mismo. Porque esto es una evidente utilidad del pueblo  han de tener libertad para ello» dice el letrado del pueblo Gastón de Caviedo. 

El abogado del pueblo de Marchena por ello suplica provisión real «para que libremente cualesquiera personas se puedan juntar, y dar poder y dinero para seguir la causa y que no sean maltratados, dándoles seguro amparo». 

Según los vecinos, el Alcalde y el Capitán de la Justicia «comen con sus ganados las heredades de los vecinos y hacen muchos daños, sin que haya quien ose impedir ni quejarse de ellos, ni de los otros oficiales y regidores del Concejo y esta manera están mal guardadas y destruidas las heredades y dehesas y montes públicos«. «Impiden a los vecinos el aprovechamiento y  uso de los montes públicos y los arriendan para sí no pudiendo, ni debiéndolo hacer». 

De un lado estaba Juan de Saavedra, administrador y tutor del Duque Luis Cristóbal Ponce de León, y de otra el letrado Gastón de Caviedo en nombre de Pedro García de Alcalá y Rui Jiménez de Baeza, y cientos de marcheneros. 

«El alcalde de la villa sin tener poder ni facultad para ello hace otro agravio a los vecinos. Cada vez que le parece toma los Caballos y otras cabalgaduras y las da a los criados del Duque o a quien le parece contra la voluntad de los dueños. Y esto mismo sucedió con los caballos que fueron a Túnez. Y después los vuelve sin hacer pago de daños, ni costas y sin pagar cosa alguna como si las haciendas de todo fuesen suyas».

Los vecinos de Marchena se quejaban de que ya no podían cortar madera de los montes libremente para hacer arados y labores, porque «los regidores lo toman para si y las partes contrarias agravian a los vecinos de la villa de Marchena y les echan ropa y huéspedes y les hacen pagar a cada vecino en cada un año dos gallinas y a cada labrador una carga de Paja» y otras imposiciones «que mis partes no son obligados a pagar» dice el letrado de los vecinos de Marchena. 

«Pudiendo echarlos más a los ricos, (…) los alcaldes y regidores y oficiales del Concejo se aprovechan de los montes, de leña madera y bellota, sin que jamás en ellos se ejecuten las penas sino en las personas que poco pueden y particulares del pueblo». 

Según el abogado de los vecinos, el origen de todo esto es «que hay muchas personas que tiene muchos oficios y son incompatibles. Y los dan a los familiares del Duque y así hacen todo lo que quieren» por lo que el abogado del pueblo pide que «no tengan los oficios en la manera que los tienen, mandándoles no usen de ellos».

Hay «desorden muy grande porque se han aumentado los regidores y jurados, ahora hay más de 35 oficiales del concejo de los de lo que viene mucho daño y perjuicio al pueblo». 

Piden que «se ejecuten las penas contra el Alcalde o Alcaldes oficiales del Concejo».  Y que estos no tengan otros oficios y los que en otra manera los tienen los dejen y no usen de ninguno de ellos. Y asi piden que los regimientos y juraderías no se vendan.

Que dejen a los vecinos aprovecharse de la corcha y que no los arrienden. Y que los vecinos puedan cortar libremente madera para hacer arados y que no echen a los vecinos ropa ni huéspedes ni les lleven gallinas ni cargas, ni menos le lleven impuestos del ganado»y que no se hagan  extorsiones. Y que las cabalgaduras que estuvieran por fuera que les paguen los daños de las rentas de propios».

La demanda fue admitida el 26 de octubre de 1535 y se mandó despachar carta de seguro para que cuantos quisieran dieron dinero y poder para la defensa de este pleito.

El 19 de noviembre se contrapuso el consejo a la referida demanda contradiciéndola y exponiendo sus excepciones. El 11 de diciembre de dicho año el Consejo presentó la contradicción y el 18 de Febrero de 1536 se dio por concluido y en el plazo de 80 días envío a Luis Pérez Caro receptor de la Corte. Y finalmente se hizo la justicia que pedían los vecinos de Marchena. 

Continue Reading

Cocina

Cuando controlar las especias era el mejor negocio del mundo

Published

on

Colón y los navegantes europeos buscaban las Indias Orientales,  porque según sus informaciones que procedían de Portugal eran “la Especiería del mundo”. Colón, Vasco de Gama, Magallanes y Elcano tuvieron acceso a esta información secreta y cómo llegar a éstas míticas islas.

El monopolio de las especias acaba en 1770, cuando un monje, agrónomo y botánico francés Pierre Poivre robó semillas de clavo y nuez moscada y las plantó con éxito en otras islas del mundo abaratando su precio.

Cuando los turcos cerraron la ruta de la seda en el S XVI, la principal ruta comercial que unía Chia y la India con Europa, conocida como la Ruta de la Seda, o ruta de Marco Polo fue la primera en notarlo.

Los precios de las especias alcanzaron en Europa precios de oro y los portugueses y españoles se lanzaron a la búsqueda de rutas alternativas. Los portugueses alcanzaron la India costeando Africa y los españoles pusieron rumbo al Oeste esperando encontrar La India asíatica o la India Oriental, pero encontaron un nuevo continente, América, al que llamaron las Indias Occidentales.

Hasta el XVIII el comercio internacional de especias y seda estuvo en manos de musulmanes y moriscos, pero en el XVIII un francés trajo los primeros capullos de gusanos de seda a Francia y se acabó le monopolio de la seda de China.

ESPECIAS

DE DÓNDE VIENEN LAS ESPECIAS

Nuez Moscada: La de mayor calidad se produce en las Islas Banda Neira (al sur de Filipinas). Controlada por los holandeses e ingleses desde el XVII que hicieron grandes fortunas en su comercio, igual que antes  los árabes y chinos. Los holandeses instalaron un sistema esclavista y sustituyeron los bosques locales por bosques de nuez moscada.

Pimienta:  Se cultiva en la zona de Kerala, India. Se trata de una planta trepadora que en los últimos cinco años ha sufrido plagas perdiéndose casi todas las cosechas por lo que los agricultores han perdido toda la riqueza heredada de siglos.

Pimentón: Procede del pimiento rojo seco original de México que luego se introduce en Extremadura.

Canela: Procede de Ceilán, sur de la India. Su origen lo descubieron los portugueses cuando casualmente encontraron en el pacífico un barco árabe cargado de canela en 1500 y luego encallaron en Ceilán por una tormenta descubriendo la isla de la canela. En Ceilán había pena de muerte para quien cortara un árbol de canela.

Clavo: Procede de Indonesia. Los clavos  son cosechados principalmente en Indonesia y Madagascar. También crece en Zanzíbar, India y Sri Lanka.

El secreto y los mitos para ocultar el origen de las especias

Esta información que hoy es pública en el pasado era secreta y valía su peso en oro, por eso era conservada por una serie de mitos y leyendas árabes para meter miedo y así controlar el comercio. Los mitos árabes empezaron a caer cuando los portugueses controlaron las costas del Pacífico a partir de 1500.  Las especias valían tanto en el S. XV porque nadie conocía su origen ni dónde se producían.

Buscando los árboles de las especias los europeos cruzaron el mundo, arriesgaron sus vidas y haciendas e hicieron la guerra entre ellos.

En el XIX los franceses lograron plantaron las semillas por todo le mundo de forma que su precio cayó, el mercado se democratizó y de esta forma las especias pueden estar disponibles en todas las cocinas del mundo.

Porqué Colón buscaba Las Indias

En 1511 los portugueses gracias a Vasco de Gama llegaron a las Islas de las Especias, y se hicieron con su monopolio pero poco después los españoles tras la expedición de Magallanes, -un portugués al servicio del Rey de España- disputan a los portugueses la propiedad de las Islas.

Los portugueses que llegaron a Asia en 1500 encontrando una civilización próspera y milenaria, trataron de controlar e invadir todas las tierras que hallaron, pero no pudieron ya que eran países más avanzados que Europa y muy poblados. Sólo pudieron establecer bases comerciales.

Los españoles se hicieron con el control de las Islas Filipinas que les pertenecieron hasta que se las arrebató en el XIX, EEUU.  Los holandeses e ingleses se hicieron con el lucrativo comercio, conservando su dominio hasta entrado el siglo XX.

Continue Reading

Actualidad

Marchena y la Casa Real: siete siglos de historia y cien años de olvido

Published

on

El Rey estuvo ayer cenando en un bar de Arahal. La visita oficial de los reyes a Marchena no se producirá a menos que el Ayuntamiento o alguna otra autoridad invite a los monarcas a una visita oficial. En el último siglo y tras la desaparición de la Casa Ducal, las relaciones entre Marchena y la Casa Real han pasado por la aceptación de los nombramientos honoríficos que le hacían al Rey las hermandades de Marchena, pero no se recuerda una visita del Rey a Marchena que tendría sentido a la luz de la histórica relación. 

Imagen

Visita de los Reyes hoy a Sevilla. Ayer el rey cenó en Arahal.

El Rey Felipe VI expresaba hoy en Sevilla que «estar en Andalucía es siempre estar en casa. La cercanía, la generosidad y la calidez que recibo en esta tierra hacen que me sienta como uno más entre vosotros; me hacen sentir un andaluz más entre andaluces. El vínculo emocional entre esta tierra y la Monarquía, forjado durante siglos, se refuerza aún más en nuestros días al compartir ambas, firmemente, los principios y los valores consagrados en la Constitución, que hacen posible nuestra convivencia democrática en libertad».

Imagen

La monarquía y Marchena han estado unidas a través de los Ponce de León desde la conquista castellana del valle del Guadalquivir en 1248 cuando Marchena fue propiedad de la esposa del Rey San Fernando Juana de Pontís. 

Los primeros Señores de Marchena fueron infantes de Castilla: el primero fue Luis uno de los quince hijos de Fernando III el Santo. También lo fue Juana de Pontís, esposa del monarca.

Imagen

Los Ponce consiguen Marchena por dote, compra y donación regia según Carriazo.  El apellido De León es el de la casa real leonesa ya que Fernando Ponce de León, era bisnieto del rey Alfonso IX de León, -padre de Fernando III El Santo-. De Alfonso IX  recibe el señorío de Marchena en 1309 como recompensa por ayudar al Rey  Fernando IV de Castilla, en la toma de Algeciras. Otros añaden que la dote le llegó a los Ponce tras casar con la hija mayor  de Guzmán el Bueno.

Imagen

Beatriz Ponce de León (1352- 1385)  se convirtió en una de las amantes del Rey Enrique II de Trastámara. Beatriz Ponce de León era hija de Pedro Ponce de León el viejo, V Señor de Marchena y de Beatriz de Jérica, descendiente de la casa real aragonesa. Beatriz de Castilla se casó con Juan Alonso Pérez de Guzmán I conde de Niebla.

Beatriz Ponce de León, amante del Rey y madre de dos de sus hijos

 El Rey Juan II de Castilla concede a don Juan Ponce de León por Real Cédula dada en Palencia a 3 de febrero de 1.441 la facultad de celebrar una feria exenta de impuestos desde el 16 al 30 de abril de cada año en Mairena del Alcor.  Antes habia autorizado la misma feria en Marchena en 1394. 

Pedro Gonçales de Marchena “caballero morisco” trompeta del conde de Arcos, estaba en la guardia personal o guardia morisca de Juan II (1406-1454). García Ramírez de Jaén era su capitán en 1456, año en que aparece ya al frente de trescientos caballeros (jinetes, según la crónica) moriscos de Enrique IV, durante la campaña de Granada.

El 26 de Diciembre de 1387, el rey Alfonso XI vende al señor de Marchena, la villa de Baylén con todos su castillo y término. 

LOS REYES CATOLICOS Y RODRIGO PONCE DE LEON

La guerra civil castellana entre los hermanos de Isabel la Católica, hizo de Juan Pacheco, mano derecha del Rey Enrique IV. Beatriz, la hija de Pacheco, se casa con el Señor de Marchena Rodrigo Ponce de León, quien aprovechó para ocupar Cádiz, Jerez y Alcalá en sus guerras con los Guzman y conseguir el titulo de Marqués de Cádiz, hasta que Isabel fue nombrada reina.  Fue con ella cuando los nobles andaluces pierden poder y lo gana la monarquía. 

En 1476 Rodrigo el Señor de Marchena se arrodilla ante la reina Isabel en el Alcazar de Sevilla, le jura lealtad y desde entonces fue su mas fiel vasallo. La Reina le confirma sus cargos y bienes pero pierde Cádiz, Alcalá y Jerez.  Al final de su vida Rodrigo se convierte en el estratega de la guerra de Granada al lado de los Reyes Católicos quienes en 1484 Rodrigo le dan los títulos de duque de Cádiz y Marqués de Zahara.  Los Reyes Católicos visitan Jerez, Marchena y Rota junto a Rodrigo en el año 1477.

En varias ocasiones Rodrigo Ponce de León salva la vida del Rey Fernando como en la toma de Vélez Málaga, hecho que quedó reflejado en el escudo de esta ciudad. En la toma de Málaga Rodrigo llevó la voz de mando de las tropas castellanas y se convirtió en un héroe de la guerra de Granada a cuyo honor se levantó la Puerta de Marchena, hoy en los reales Alcázares de Sevilla, salvada in extremis de expoliadores norteamericanos por intervención del propio Rey Alfonso XIII a principios del siglo XX. Su ubicación original era el Palacio Ducal de Marchena.   

EL I DUQUE JURA A FAVOR DE JUANA Y DE FELIPE II

El I Duque de Arcos Rodrigo Ponce de León, I duque de Arcos, jura a favor de la princesa Juana, hija de los Reyes Católicos, como legítima sucesora de sus reinos, y a Felipe, archiduque de Austria, su legítimo marido en Marchena, el 9 de Septiembre de 1502.
Posteriormente en Rota el 19 de Julio de 1528 Jura y dedica pleito homenaje a favor del príncipe Felipe, futuro rey Felipe II, hijo de Carlos I.

CARLOS I DONA 25.000 MARAVEDIES AL DUQUE

Los Reyes Catolicos  conceden el premio de donarle a Rodrigo Ponce de León y sus descendientes la ropa que llevaran los Reyes cada año por la fiesta de la Virgen de Septiembre.  

En 1540 el Rey Carlos I de España otorga por Cédula real 25.000 maravedíes anuales a Don Luis Cristóbal Ponce de León porque no se había podido cumplir muchos años dicho privilegio a través de un documento llamado “Documento de Carlos I a sus contadores mayores para que guarden la merced otorgada al II duque de Arcos, Luis Cristóbal Ponce de León, del vestido real, y que respecto de no habérsele dado en algunos años se le librasen 25.000 maravedíes por cada año que no lo disfrutó. Bruselas 1540”.

FELIPE II Y LUIS CRISTOBAL PONCE DE LEON

Luis Cristóbal Ponce de León enterrado en Santo Domingo de Marchena (1528-1573) representó a la Monarquía en la política exterior de la monarquía -guerras de Flandes y Francia- y llegó a dirigir las fuerzas cristianas en la Serranía de Ronda en el conflicto de la sublevación de los moriscos.

El Mirador de la Duquesa» recuerda el esplendor humanista de Luis ...

General de la Armada de Flandes  pagó de su bolsillo la estancia de toda la corte de Felipe II en tierras flamencas según recoge Juan Luis Ravé en su obra El Alcazar y la Muralla de Marchena. Además fue embajador en Francia ante el Rey Carlos IX de Francia le regaló en su despedida un anillo de diamantes valorado en 8000 ducados además de una silla de montar de plata.

Comandó una escuadra cargada de dinero y de soldados para Flandes, acompañó en su estancia allí a Felipe II, estuvo presente en la Paz de Cateau- Cambrésis (fue uno de los notables españoles que fueron designados por los franceses como garantes del pacto), fue designado como embajador español en la Corte francesa de Carlos IX cuando éste accedió al Trono tras la muerte de Enrique II, y luego, ya en España, estuvo presente en las bodas del Rey con Isabel de Valois.

Felipe VI Letizia Leonor Sofia Juan Carlos Reino de España Casa Real española

Felipe II. 

En 1538 Francisco I de Francia y Felipe II de España deciden firman una paz temporal con la mediación del papa, la Paz de Niza. Para conmemorarlo, el Papa de Roma encarga a su músico Cristóbal de Morales que componga una música especial (El motete Jubilate Deo, 1538). Diez años después Morales estaba en Marchena contratado por Luis Cristóbal.

El Mirador de la Duquesa» recuerda el esplendor humanista de Luis ...

Felipe II le nombró en 1570, general para la pacificación total de la serranía de Ronda en la guerra con los moriscos, bajo las órdenes del capitán general don Juan de Austria donde se destacó por negociar con los moriscos que trajo y bautizó en Marchena y por último fue nombrado por el Rey, Virrey de Valencia aunque no ejerció el cargo que pasaría a su hijo.  En 1520, el emperador Carlos V concedió a la familia la Grandeza de España.

En el punto más elevado de la Barbacana del Palacio de Marchena se conserva un torreón que lleva por nombre «El Mirador de la Duquesa» por Maria Alvarez de Toledo y Figueroa su esposa, hija de los Duques de Medina Sidonia y familia de los Duques de Alba. Para la boda se hicieron reformas en el Palacio Ducal de Marchena por valor de varios millones de maravedíes.

A partir de mayo de 1548 Cristobal de Morales sirvió al Duque de Arcos en Marchena y desde noviembre de 1551 hasta su muerte en 1553 fue maestro de capilla en la Catedral de Málaga.

Luis Cristóbal atrae a su corte a San Francisco de Borja que fue el impulsor de la fundación en Marchena del colegio jesuíta de la Encarnación (Santa Isabel).  Construyó un Juego de Pelota en su palacio y mandó al holandés Pedro Jausel traer un molino de viento de Holanda que se instaló en el barrio de San Miguel de Marchena.

Cristóbal de Morales… Uno de los grandes

Su hermano Pedro Ponce de León pasó a la historia por ser uno de los mejores y más famosos de España en el toreo a caballo en 1530. El rejoneo se fue gestando en los últimos años del siglo XVI y los primeros del XVII, para alcanzar su cima durante el reinado de Felipe IV, cuando el espectáculo taurino nobiliario encontró en la Plaza Mayor de Madrid su coso emblemático. 

CARLOS I Y LA JORNADA DE TUNEZ

Luis Cristóbal también participó de la guerra contra los moriscos al tener su Estado parte de la serranía de Ronda y Casares y participando en la Jornada de Túnez expedición efectuada por el rey Carlos I de España en junio de 1535 que recuperó la influencia de la Monarquía española sobre Túnez, que había sido tomada por el corsario otomano Barbarroja en agosto de 1534.

En 1535 los vecinos de Marchena se quejan de que «El alcalde de la villa sin tener poder ni facultad para ello cada vez que le parece toma los Caballos y otras cabalgaduras y las da a los criados del Duque o a quien le parece contra la voluntad de los dueños. Y esto mismo sucedió con los caballos que fueron a Túnez. Y después los vuelve sin hacer pago de daños, ni costas y sin pagar cosa alguna como si las haciendas de todo fuesen suyas».

La batallas por el Mediterráneo contra los turcos duraron hasta 1571 con la Batalla de Lepanto en la que participa un primo de Luis Cristóbal. 

FELIPE III: EXPULSION DE MORISCOS 

Felipe III de España, llamado «el Piadoso» (1578-1621), rey de España y Portugal expulsó a los moriscos en 1609, ocupó Larache y La Mamora en el norte de Africa y permitió un gobierno independiente en Holanda. Estos hechos tuvieron su reflejo en Marchena como Villa Ducal cuyo duque estaba al servicio de los Reyes.

Felipe III llamaba al III Duque de Arcos, primo, que era un trato familiar aunque no tuvieran parentesco. 

Durante el reinado de Felipe III ocupó el ducado Rodrigo Ponce de León (Marchena 1545 – Ídem, 1630), III duque de Arcos. hijo de Luis Cristóbal Ponce de León, y María de Toledo y Figueroa, hija del III conde de Feria.

Tras la expulsión de los moriscos en 1609 Felipe III ordena a todos los notables del reino, entre ellos el III Duque, Rodrigo Ponce de León en una carta del 17 de octubre de 1609 redoblar la vigilancia en la costa de su villa de Casares y establecer una milicia en proporción de 10 a 1, en doce leguas tierra adentro, hacer alardes y alistamientos y que si no fuera bastante aumentara las tropas con vecinos  «en todas las tierras del duque», tanto de gente como armas.

En 1619 Diego de Godoy Medina, alcalde mayor de Casares, informa al Duque sobre el estado de la guerra en Gibraltar, previniendo a sus vecinos de su posible colaboración en la misma.

El 21 de Abril de 1621 Agustín de Gatica prior del convento de Santo Domingo pronuncia un sermón en Marchena con motivo de la muerte de Felipe III, por encargo del Ayuntamiento, con asistencia del propio Duque de Arcos impreso en Marchena por Luis Estupiñan.

En el templo donde se hicieron las exequias fúnebres aparecía un túmulo funerario con un retrato del Rey,  blasones reales y armas imperiales.

FELIPE IV NOMBRA A RODRIGO PONCE DE LEON VIRREY DE NAPOLES

Rodrigo Ponce de León (1602 -1658) fue nombrado por el Rey, Virrey de Valencia y Nápoles, caballero del Toisón de Oro y Grande de España.

Para paliar el vacío de la arcas de la ciudad italiana en 1647, en medio de un ambiente de epidemias, hambre y sequía, el Virrey, Duque de Arcos, gravó la fruta, alimento y principal comercio de la población napolitana, provocando un inmediato levantamiento sofocado en 1648 por Juan de Austria.

Rodrigo Ponce de León

El nuevo Virrey español en Nápoles, Iñigo Vélez de Guevara, Conde de Oñate, apresó al francés Enrique de Lorena y el  6 de abril de 1648, se  comunicaba el Rey de España la total reducción de Nápóles sin daños considerables aunque queda la ciudad sumida en la ruina económica.  En Madrid el Rey Felipe IV celebró esta noticia con una manifestación por las calles aclamado por el pueblo.

FELIPE IV PIDE DINERO AL CONCEJO DE MARCHENA

Felipe IV retoma la ofensiva contra Holanda y en 1633 el Rey ordena al Ayuntamiento de Marchena que destine los 4000 ducados de los donativos voluntarios de 1625, a los capitanes que habían perdido sus galeones, en la batalla naval de los Abrojos contra Holanda. 

En dicha batalla disputada en las costas brasileñas de Bahía en 1631, una flota hispano-portuguesa mandada por el almirante Antonio de Oquendo derrotó a otra holandesa.

Entre 1622 y 1636 los holandeses apresaron 547 naves españolas, con un botín de 30 millones de florines, fomentaron la piratería en el Caribe y el contrabando para entorpecer la economía española, en el contexto de las guerras de religión ya que Holanda era protestante y había acogido a los judíos expulsados de España.

«Mi voluntad es que se le den y paguen con esto mando a vos el Concejo Justicia y Regimiento de la Villa de Marchena y justicia ordinaria della, que luego sin dilación alguna déis y paguéis al capitán Juan de Olazábal las dichas quinientas y noventayocho mil y noventa y un maravedíes».

Continue Reading

Historia

Así es el traje de galana tradicional, que resume el alma de la cultura española

Published

on

El Traje de de galana que se conserva en algunos municipios españoles datado entre el XVI y el XVIII, incluye elementos de diversa influencia, y según las zonas tiene elementos islámicos, especialmente la joyería de filigrana, o cierto tipo de bordados, judía, en otros motivos, y mezcla de distintos puntos de España. En cada municipio tiene  toques distintivos.  Se usó hasta que en el XVIII nos invadió la moda francesa.

Puede ser una imagen de 3 personas

Encontramos elementos comunes en los trajes de gala de la mujer de Alosno, Huelva Gijón, Asturias, Laza, Galicia, San Muñoz (Salamanca), Madrigalejo y Escurial, en Cáceres, o Ribera del Fresno en Badajoz, todos éstos municipios unidos por la ruta de la plata. También tiene elementos comunes con la joyería payesa de Ibiza. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

“Madre sácame el vestido,  que tú te ponías antes, el de Jueves de Comadres, que voy ver a mi amante” se conserva en el folclore de Alosno. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Según  Elena Pezzi, la palabara Gala o Galán es árabe y se refiere al gusto por el lujo, el honor, y la ostentación. Viene de la raíz árabe yalá, literalmente ‘ostentación, brillo, esplendor, pompa» y se registra por primera vez en el castellano en el XV, ya como Galán en el Cancionero de Stúñiga. El concepto traje de gala pasó del español al resto de idiomas y cortes europeas.  Covarrubias lo define como «vestido curioso y de fiesta, alegre y de regocijo». 

En pleno siglo XIX todavía hay constancia de que  los alfayates, sastres, herederos de moriscos, mantenían vigentes sus oficios y ropas  «a la morisca» a pesar de las prohibiciones, en los puntos más aislados de España.

Opuesto a la opulencia del traje de galana, también existe otro traje de luto, el traje de manto y saya que se conserva en Vejer y en Marchena y que es el traje tradicional para ir a misa, y se populariza en el XVI, cuando Felipe II pone de moda el negro en todas las cortes de Europa. 

Se trata del traje de la serranía de Huelva y El Andévalo tuvio hasta el XIX un traje típico común de  de clara influencia castellano-leonesa y morisca. 

El nombre del traje es traje de gala o de galana o de Jueves de Comadre. El traje tradicional se lucía en las principales fiestas, especialmente en el Jueves de Comadre, o Jueves Lardero, -una semana antes de carnaval- cuando se hacían meriendas y comidas en el campo para gastar la carne de cerdo sobrante de las matanzas de invierno, ante la inminente llegada del calor y las mujeres se ponían sus mejores galas, hacían dulces y comidas especiales y había cante y bailes especiales.  Como el resto de carnaval el Jueves de Comadre fue prohibido por el franquismo y recuperado en los 80.

Según Antonio Blanco Bautista, en la revista Alosno Cultura, en los 80 el traje estaba casi perdido en Alosno -tendría influencia Leonesa a través de la ruta de la plata- mas otros elementos judíos e islámicos, y se empezó a rescatar entonces a partir de las joyas y prendas conservadas en el municipio. Hoy se conserva gracias a que se relacionó con la fiesta del patrón San Juan Bautista, donde las mujeres lo siguen llevando. 

En el cancionero sefardí, se conservan alusiones. «Ya salió de la mar la galana kon un vestido al i blanko’. La ke deve de ser kazada no a de ser haragana». 

Traje de Alosno Huelva.

El bordado morisco o punto moruno es una de las  características de las blusas de las galanas de Alosno, igual que en las blusas típicas de escuela toledana del siglo XV, que se conservan en el Instituto de Valencia de Don Juan similares a bordados medievales de motivos geométricos de Egipto.

La blusa también es llamada “la cochinita” por sus bordados color granate cuyos tienes venían desde el XVI de América desde donde traen la cochinita del carmín o el tinte carmín.

 Romance de Abindarráez:  «La mañana de San Juan, al tiempo que alboreaba, gran fiesta hacen los moros, por la vega de Granada, ricos pendones en ellas, labrados por sus amadas, ricas aljubas vestidas, de oro y de seda labradas».

Joyas tradicionales ibicencas- 

El jueves de comadres se buscaba pareja. En Alosno se escribían los nombres de cada uno y se echaban a suertes. El nombre que saliera era su comadre y compadre como tal se trataban, se hacían regalos -colonia, pañuelos- y se llamaban compadres de por vida -aunque no se casaran-, según el libro: Alosno, palabra cantada de Manuel Garrido Palacios. Luego se merendaba café con hojuelas.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

JOYAS, RELICARIOS Y AMULETOS

Lo más llamativo del traje son las joyas, relicarios, amuletos, aderezos, dijes, abalorios y talismanes con unas formas simbólicas. El corazón, para atraer amor, la luna creciente, como protección, el sol, como padre-esposo y luz interior. Lo mismo se ponen elementos islámicos, judíos como la estrella de ocho puntas, -protección- como medallas de santos, vírgenes, rosarios y relicarios.

Con el Renacimiento se ponen de moda las joyas prendidas en la ropa, que se vendían en celebraciones, fiestas, mercados y romerías vendidos por buhoneros y tenderos.

Junta a la Cruz de Penderique, cruz de lazo o de cinco rosetas, populares en el XVIII, las formas más tradicionales son el sapo y el galápago hechos en artesanía de filigrana típica de Córdoba andalusí, que fue tradicional por todo el sureste de España hasta el XIX. Usado desde Galicia a Huelva, en toda la franja occidental hasta el siglo XIX. Además del oro, se usaba coral rojo y azabache. 

De joies i joiers. Emprendades, anells i clauers. Sa família Pomar | Colla Can Bonet Ibiza

Joyas de la mujer payesa, Ibiza. 

ELEMENTOS DEL TRAJE

La enagua servía para dar volumen a la falda, por lo que se colocaban varias, además de usar un armazón interior en falda hasta el XVII. El corpiño es una prenda sin mangas que cubre desde los hombros hasta la cintura, abierto por delante usada sobre la blusa o camisa, entre los siglos XVI y XVIII.

Activos Digitales IAPH: Traje de jueves de comadre

La blusa tiene bordados típicos con imágenes simbólicas como el corazón, el águila bicéfala, que simboliza el matrimonio y a la vez la monarquía hispánica, el árbol de la vida representa la salud y la espiritualidad, y la tradición hebrea, usado en  los bordados populares toledanos.

Se completa con las medias bordadas y  ligas que aparecen en las cartas de dote hasta el XVIII en Sevilla, pero no en cantidad. En Sevilla a finales del siglo XVIII, un par de medias de seda costaba unos 34 reales, mientras que las de hilo unos 15 reales.

También llevan mantilla, carmesíes, encarnado, color de ámbar y el verde que en el XVIII se reduce a blanco o negro.  Las damas de Elche y Baza, (siglo VI a. C.), ya llevaban la cabeza cubierta y fue costumbre popular desde el XVI al XIX.  Solo las solteras podían mostrar el cabello, el resto se lo tapaban. A la mantilla se añadieron encajes de bolillos, blondas, y a partir del XVIII, hilo de plata y oro, se extendió el uso de la peineta y hasta los 50 se cubría el pelo para ir a misa.

El peinado incluye un rodete a los dos lados de la cara junto a las orejas.

Continue Reading

NOTICIAS ANTIGUAS

junio 2021
L M X J V S D
« May    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!