Connect with us

Historia

Esclavos, conversos, piratas y corsarios en la Andalucía de Rodrigo Ponce de León

Published

on

Los corsarios y piratas al servicio de Rodrigo Ponce de León fueron muy activos a finales del XV mientras las ciudad de Cádiz fue parte del Estado de Arcos, 1467 – 1493. Cádiz era uno de los principales mercados de esclavos. Durante el mandato del Señor de Marchena comerciantes judíos y genoveses ganan peso específico en el gobierno de la ciudad y  aparecen como prestamistas de los Ponce en Marchena. 

En viernes,  2 de Diciembre de 1485 «vino Alfonso Cheryno» ayudado por Antón Bernal, de quienes Juan Gil afirma era judeo-converso, «con sus carabelas , que andavan de armada en el Estrecho, y traxo 30 moros dellos feridos y dos moras con dos niños e vna niña, e ocho cabeças de judíos e judías, grandes e pequeños, que son todos 153 cabeças; e çinquenta e çinco madexas de seda». «Y la de Antón Bernal ovo 36 cabeças de moros e moras e judíos e 158 madexas de seda».

Chirino fue el principal comprador de este cargo que se vendió en ocho días, por «seteçientos e nouenta e seys doblas castellanas que montan a cada vna dozientas e nouenta mill e quinientos e quarenta marauedís». La seda era la principal fuente de riqueza de los granadinos.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Cuentas relativas a las rentas de la tesorería y hacienda que la casa y estado de Arcos posee en la villa de Marchena (Sevilla).

No trajeron más tela y sedas porque hubo que luchar y en la pelea perdieron cien lanzas cristianas, seis de ellos cayeron al mar y se ahogaron por el peso de las corazas, «murió açaz gente dellos e de los christianos» y «se fizo escala franca de todo el despojo de ropa, a cabsa que los moros se cobrasen» según el documento de cuentas relativas a las rentas de la tesorería y hacienda que la casa y estado de Arcos posee en la villa de Marchena (Sevilla) 2-12-1485).  

El propio Chirino compra varios judíos «vn mochacho judío por 27 doblas,  otro judío onbre: 29 doblas. Una judía con dos niñas e vn niño dolientes: 58
doblas. Gerónimo Marrufo, genovés, conpró vn judío doliente: 15 doblas».

La palabra Cabrón, como insulto, nace de un corsario gaditano al servicio del Señor de Marchena

Prestamistas y mercaderes compran en siete días este cargo de escalvos y seda. Entre los compradores están Pedro Alvarez, capitán y criado del Marqués de Cádiz, los mercaderes Cosme Usodemar, Alonso Sánchez, canónigo, Lorenzo Pinelo, prestamista  Juan Sastre,  Pedro de Estupiñan, Juanoto de Negro, prestamista. Cosme Lomelino compró las 55 madejas de seda que pesaban 33 libras y 11 onzas «treynta e ocho mill ochoçientos e ochenta e ocho marauedís».


De toda esta venta el Señor de Marchena se quedaba con una parte y entregaba otra parte a sus capitanes. Restan para quintar al marqués, mi señor: 311.073.
Monta el quinto por entero 52.214 de que se quinta XX[M]DCCXXXVIII
que el marqués, mi señor, manda dar a los armadores. Restan para su señoría
XLI[M]CCCCLXXVI.

Negros, canarios y moriscos, los esclavos más comunes en Marchena

Se conservan documentos de al menos una veintena de rentables escaramuzas navales en las costas gaditanas en beneficio de las cuentas relativas a las rentas de la tesorería y hacienda «que la casa y estado de Arcos posee en la villa de Marchena» en muchas de las cuales participaron capitanes judeo conversos de Rodrigo Ponce de León tales como Cabrón, Chirino y Bernal, ya estudiados por Juan Gil.

LOS HOMBRES DEL MARQUES DE CADIZ

En Febrero de 1485 los protagonistas de estas incursiones marítimas en el Estrecho fueron Antón Bernal, Jerónimo Marruffo, Gonzalo de Cubas, Alcalde gaditano, Juan de Haya , Alonso Sánchez, morisco y Pedro Sánchez.

En marzo de 1486 Rodrigo Ponce de León ordena desde Marchena a Lope Díaz de Palma, «mi recabdador en mi çibdad de Cádiz» que de qualesquier moros que vinieren de qualesquier presas a esa mi çibdad de Cádiz o la villa de El Puerto de Santa María, conpréys de mis dineros vno dellos, que sea bueno e mançebo, por el mejor preçio que pudiéredes. E lo déys a mi pariente, espeçial amigo, señor mosén Diego de Valera»,

En 1485 el arrendamiento de las rentas mayores de Cádiz estaba controlado por cinco genoveses (Jácomo Sopranis, Mateo Viña, Tomás Sauli, Juan Vivaldo y Francisco Adorno) por orden directa de Don Rodrigo y un judío Mosé Abén Semerro.  

Mientras la piratería era un acto ilegal, el corso requería una autorización real o señorial. A finales del  XV, cuando se produce la toma de Granada, la expulsión de los judíos y la guerra de banderas Ponces-Guzmanes, y la llegada a América, las fronteras entre piratas y corsarios se confundían.  Fueron muy comunes las expediciones, razias o cabalgadas por robos y asaltos casuales u ordenados por la nobleza local.

LOS REYES CATOLICOS PERMITEN A DON RODRIGO COBRAR UN QUINTO DE LOS PRESOS EN SUS PUERTOS

En Abril de 1476 los Reyes Católicos dan una Cédula a Rodrigo Ponce de León para que «qualesquier naos e nabíos o carabelas o otras fustas qualesquier, de las dichas vuestras çibdades e villa que tomaren por la mar qualquier presa de moros o de christianos de quien la deuan tomar, vos paguen el quinto que a los reyes pertenesçen de las tales presas».

Los esclavos del Duque de Arcos y la esclavitud en Marchena

Mientras en tierra las tropas de Rodrigo conquistaban ciudades y pueblos al Reino de Granada; en el mar, los corsarios del Marqués de Cádiz actuaban contra los granadinos para esclavizarlos y subastarlos. Un solo rescate en 1486 valió 12.000 maravedíes según las cuentas de la ciudad de Cádiz estudiadas por Miguel Angel Ladero Quesada.

La música negra en las partituras de la iglesia de San Juan de 1712

PEDRO FERNÁNDEZ CABRÓN AL SERVICIO DEL SEÑOR DE MARCHENA

El lunes 27 de Abril de 1486 el Señor de Marchena ordena al corsario judeoconverso Pedro Ferrández Cabrón  el abastecimiento de una armada de Pedro Fernández Cabrón «en la que fueron setenta e tres onbres a quien se dio de comer e beuer» para ir a Salé (Marruecos), para mercar productos prohibidos por el Rey como pólvora y cáñamo para hacer ballestas por valor de 6.975 maravedíes.

Cabrón ataca con Juan Sánchez de Cádiz, Alcalde del Castillo de Rota y Juan Suazo, Alcaide de la Isla de León, la flota de los Guzmanes en Marzo de 1473. En 1478 el Rey lo perdona por sus actos de piratería (1478-8-27 Sevilla. Perdón a Pedro Fernández Cabrón, de Cádiz)  y lo llevan a conquistar Canarias, junto a Pedro de Vera, mano derecha de Rodrigo Ponce. A partir de ahí empiezan a llegar esclavos guanches a Marchena y resto de Andaluccía.

El 31 de Agosto de 1494 el Rey de Fez le pide al Duque de Arcos que ponga en
libertad a trece moros y un judios que fueron cautivados erróneamente en la ciudad de Salé, reino de Fez por unos vecinos del Puerto de Santa María y entregados al Duque.  «E que vino el dicho Miguel Pasajero, e tomó e cabtiuó a los dichos moros e el judío. E los traxo presos a la dicha villa de Sanlúcar, donde diz que vos los dio e entregó; rogándonos que pues los // tomó e cabtiuó sobre seguro, les mandásemos de librar».

La música negra en las partituras de la iglesia de San Juan de 1712

En 1496 comerciantes genoveses afincados en Cádiz firman acuerdo con el Adelantado de Canarias Alonso de Lugo para el comercio de esclavos actividad frenada por la iglesia -especialmente los franciscanos- por razones humanitarias.

El primer banquero de Sevilla Gaspar Centurione era genovés.

También eran genoveses los armadores que tenían barcos a medias con Rodrigo Ponce de León en Cádiz.  En las cuentas del marqués de Cádiz de 1485, aparece Alfón Moro, maestre de carabela como propietario de una carabela junto al Señor de Marchena.  En Abril de 1484, Cristóbal Gentil, genovés navegaba al servicio del Marqués de Cádiz, quien además tenía otra nave llamada Rufían junto a Miguel Martínez Machorro y Juan Machorro -de Cádiz ambos- y de origen genovés.

En 1483 el Rey Fernando pide por escrito al III conde de Arcos que ordene prender al capitán Domingo Gentil, genovés vecino de Cádiz y que lo envie a Sevilla, por un dinero que le debía al Rey. Saldada la deuda los Reyes requieren de nuevo los serivcios del capitán Gentil en 1486 para que medie en la obtención de la primera canongía de la iglesia de Sevilla por Enrique de Guzmán, sobrino del III Conde de Arcos.

Una carta de la condesa de Bailén a Juan Fernández, alcalde de justicia de Marchena, «para que dé a Agustín de Pradola, mercader genovés, el dinero que libró a su favor el duque de Arcos. Granada, 1524».

Salvago, Melchor, Bonifaz, Doria, Gentil Casanova, Spínola, Machorro, Polo, Marrufo, Centurión. Los apelidos más destacados de Génova destacan en el comercio de aceite según THOMAS (2003), pp. 526, que hace una interesante descripción de los depósitos de aceite de Sevilla y provincia y su relación con las casas ducales.

Spínola y otros apellidos genoveses llegaron a Marchena atraídos por los Duques

Los esclavos guanches canarios eran blancos, algunos rubios y se les bautizaba y se les cambiaba el nombre. En Marchena fueron muy comunes en este tiempo los esclavos negros, moriscos y guanches. El Duque tenía en su palacio alrededor de 200 esclavos. Los judíos sefarditas tuvieron el control del comercio de esclavos entre Portugal, España, Africa y Canarias en el XV.

Noche de cultura al fresco por el barrio de San Juan con la Ruta de los Esclavos

Historia

Cuando expulsaron a los Jesuitas de Marchena como si fueran delincuentes

Published

on

A las cinco de la madrugada del 3 de Abril de 1767 un escuadrón de caballería con tropa, el Asistente (hoy Alcalde) José Monseur y el Alguacil Mayor llegan por la calle Carreras al colegio de San Jerónimo de la Plaza de San Andrés.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Tras permanecer incomunicados salieron para Jerez de la Frontera y de allí al Puerto de Santa María, con otros 700 frailes, todos, expulsados de España rumbo a Italia. Todos sus bienes fueron confiscados.

La imagen puede contener: texto que dice "iNum? COLECCION DEL REAL DECRETO DE 27. DE FEBRERO DE 1767. PARA EGECUCION delEstrañamiento de los de Com- pañia cometido por S. M. al Excmo. Señor Aranda, como Presidente Con- sejo de las Instrucciones Ordenes succesi- vas dadas por S. E. el cumplimiento y de la Real Pragmática Sancion Abril en fuerza de Ley para observancia. Año 1767. EN En la Imprenta Real de GAZETA. Digitizedb Google Originalro UNIVERSIDAD COMPLUT DE MADRID"

El Ministro de Hacienda Campomanes, redactó un informe culpando a la Compañía de Jesús de acumular riquezas por lo que ideó que si se les expulsara y se le quitaran sus riquezas se podría sacar a la nación de la crisis económica a la que estaba sumida.

Cuando los jesuítas defendieron el patronazgo de San Sebastián

Los Jesuitas tenían en Marchena tres casas, dos solares, y un molino de aceite frente al colegio, y otro en Jarda, cuatro huertas, una junto al colegio, la huerta de Atoche, y junto a esta la de los Azofaifos, y otra la de Benjumea y 20 olivares, siete hazas de tierra en el ruedo del pueblo, y viñas en el Bajonal.

La expulsión de los jesuítas les cogió por sorpresa. El 29 de Marzo 1767 llegó a Marchena la orden del gobierno expulsando a los Jesuítas que no se abrió por deseo del Rey hasta el 2 de Abril a las once de la noche.

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo y exterior

El Asistente dio orden de tomar la puerta principal del Colegio de la Compañía y no permitir salir ni entrar persona alguna dejando centinelas en las esquinas y las puertas del colegio de San Jerónimo con especia cuidado en la «puerta del campo»  calle Compañía y la puerta que dicen «del Duque… «Y otras dos en una callejuela sin salida… y a la puerta de un molino de azeite, que está frente».

La imagen puede contener: una o varias personas

«E dando el relox las seis oras de la mañana, (…) llegó de lo ynterior de el reverendo padre Marcelino de Echevarria, Rector a quien manifestó el Asistente que necesitava entrar (…)  para la ejecución de ciertas órdenes secretas de S.M. a lo que no hizo oposición alguna».  Estando en el aposento bajo rectoral «el alguacil mayor se le requirió de orden de su Majestad hiciera convocar y juntar a son de campana toda la comunidad sin excepción de alguno en la sala capitular».

La imagen puede contener: texto que dice "1.609 GONZALO FERNANDEZ CONSTRUCCION COLEGIO 1.618-1.635 ARQUITECTO PEDRO SANCHEZ 1.629 COLEGIO 1.774 1.959 CASA CASADE DE VECINOS 1.975 1.775 HOSPITAL 1,836 1.850 COLEGIO 1.959 CONSOLIDACION 1.990 REHABILITACION Y PUESTA EN USO 1.999"

«Y estando todos juntos se le entregó el real decreto de su Majestad» respondiendo que estaban prontos a cumplir con lo que su majestad mandaba.

Cuando los Jesuítas de Marchena vendían vino y aceite en media Andalucía

«Se pidieron (…) las llaves de las arcas de deposito de los caudales de dicho colegio y de particulares y las de el archivo y solo entregaron estas por decir no havía en dicho colejio arca de tres llaves de caudales ni depósitos de persona alguna y que la administración de los caudales de dicho colegio corría al cuidado de dicho hermano Agustín Ximénez su procurador».

Cuando la imagen del Sagrado Corazón procesionó hasta el Ayuntamiento de Marchena

El Cabildo municipal de Marchena le dio al colegio uso educativo y la iglesia se convirtió en oratorio privado, de la Casa ducal de Arcos.

FUENTE: EL COLEGIO DE LA ENCARNACIÓN, EDITADO POR CODEXSA. 

La imagen puede contener: 2 personas

Continue Reading

Historia

San Francisco de Borja, el Santo perseguido por la Inquisición que fundó el colegio Jesuita de Marchena

Published

on

Las primeras fundaciones jesuitas andaluzas se hicieron al amparo de los parientes de Antonio de Córdoba (1527-1569),  uno de los primeros jesuitas andaluces.  Córdoba, (fundado por Juan Fernández de Córdoba, pariente de la marquesa de Priego, en 1553), Sanlúcar de Barrameda (por su tía Ana de Aragón, en 1554), Montilla (por la marquesa de Priego, en 1558) y Marchena (por la hija de la marquesa de Priego, en 1567).

Antonio de Córdoba, hermano de la duquesa quiso formar parte de la Compañía recibiéndolo su primo San Francisco de Borja el Duque Santo descendiente de papas y reyes. 

Según la crónica del colegio, San Francisco de Borja pasó por Marchena desde Montilla donde había fundado un colegio por deseo de la marquesa de Priego. Su hija María de Toledo, mujer de Luis Cristóbal Ponce de León, II duque de Arcos, y prima de Borja, también fundó el colegio Jesuita de Marchena que se bendijo en 1590. 

San Francisco de Borja llegó a Marchena a principios de 1554 partió con el P. Bustamante a visitar a algunos nobles andaluces en Osuna, Marchena, y Sanlúcar de Barrameda, además de Sevilla y Jerez de la Frontera. En Marchena, el duque de Arcos le cedió a un lacayo suyo llamado Zarzuela, para que lo asistiera en el viaje hasta Sanlúcar, pero a los pocos kilómetros, le cedió el caballo a Zarzuela. 

En 1609 se fundó el colegio de San Jerónimo por el licenciado Gonzalo Fernández, presbítero. Era un colegio para estudiantes pobres donde los jesuitas impartiesen clases de filosofía y moral. El lugar elegido fue junto al Colegio de la Encarnación y junto a la puerta de Osuna.

El 30 de septiembre de 1629 fueron recibidos los primeros colegiales en San Jerónimo

Francisco de Borja y Aragón, San Francisco de Borja era bisnieto del Papa Luna, Alejandro VI, primer papa español, III General de la Compañia  de Jesus y Duque de Gandía virrey de Cataluña, en 1543 y descendiente del Rey Fernando de Aragón.  Pese a ello fue juzgado por la Inquisición y sus libros prohibidos antes de ser nombrado santo.

SABER MAS: FRANCISCO DE BORJA Y LA INQUISICION

El año 1558 se descubren grupos protestantes en Valladolid y Sevilla, afectando a los Jesuitas, a Borja y a los Ponce de León. Juan Ponce de León, primo del Duque fue condenado a muerte por Luterano.

Juan Ponce de León, condenado a muerte por defender las ideas de Lutero en 1559

En 1599  una de las obras de  Francisco de Borja Obras del cristiano  aparecen prohibidas por la Inquisición  cuando su nombre apareció entre los testimonios de algunos de los procesados por luteranismo en Valladolid.  También fueron prohibidas obras de fray Luis de Granada o Juan de Ávila.

En los autos de fe de 21 de mayo y 8 de octubre de 1559, Francisco de Borja pidió acompañar en el cadalso a Ana Enríquez, su pariente.  A finales de 1599 Borja defiende ante el Rey su inocencia y declara que no eran suyos los escritos prohibidos y a finales de año huye a Portugal y permanece allí dos años. Luego va a Roma llamado por el Papa, quedando en mal lugar la Compañia y su fama.

Finalmente se supo que los  indicios reunidos contra Borja por la Inquisición en el curso de los procesos contra los protestantes de Valladolid no eran suficientes para un proceso formal y que los defectos de su libro eran subsanables con ciertas correcciones. 

Todas las obras del padre Francisco recogidas en el tribunal de Valladolid desde la prohibición y hasta el 7 de octubre de 1559 se quemaron en el auto de fe del día 8, delante del rey.

En Roma Francisco de Borja intentó obtener una patente de ortodoxia para su libro del  concilio de Trento y logró ser elegido  III prepósito general de la Compañía de
Jesús.

Borja había casado a su hija con una familia noble procesada por ser Protestante en Valladolid. La Marquesa de Alcañices, Elvira de Rojas. Su hija doña Ana Enríquez (reconciliada). La hija de Borja Juana se había casado con D. Juan Enríquez de Almansa y Rojas, hijo de doña Elvira, y su otro hijo Álvaro casó con su sobrina, Elvira. Desde 1554 habían  mantenido una relación estrecha ambas familias.

En 1576 vieron la luz los tratados de Borja. No se trataba de una traducción exacta, algunos fragmentos se habían corregido o parafraseado. La Inquisición española aclaró en 1583 se aclaró al lector que si en el catálogo aparecían nombres de santos no era porque «estos autores se hayan separado de la Iglesia romana y de sus enseñanzas sino, o porque tales obras les fueron falsamente atribuidas, o porque hay en ellas palabras o frases dolosamente introducidas, o porque no pareció bien que se publicasen en lengua vulgar».

ENTERRAMIENTO DE LAS DUQUESAS

Fue primer rector el padre Diego de Avellaneda, rector de la Universidad de Osuna Estuvo en Madrid siendo rector del Colegio Imperial y posteriormente, en 1590
visitó la provincia de México, para posteriormente hacerse cargo del convento Jesuita de Toledo.  En abril de 1567, se bendijo la iglesia.

Se construye en tiempos de Luis Cristóbal se rodeó de artistas como el músico Cristóbal de Morales o el platero Juan Ruiz. Prestó servicios a Carlos I como general de la Armada, participando posteriormente en las exequias al emperador y volviendo a España con el rey Felipe II, siendo embajador en Francia.

Los orígenes judíos de los Toledo, y el lado oscuro del cronista Salazar de Mendoza

Su esposa era Maria de Toledo Figueroa biznieta del Duque de Alba cuyo cadáver se enterró en Santa Eulalia en 1565 hasta que terminadas las obras se trae en 1584 sepultándose en el presbiterio.

A Luis Cristóbal le sucede Rodrigo (II) Ponce de León Toledo, que fue enterrado en Santo Domingo de Marchena el 16 de enero de 1630. Su esposa María de Zúñiga Pimentel, Duquesa de Béjar, está enterrada en el presbiterio del colegio jesuita desde 1609.

Maria Zúñiga estuvo en Marchena treinta y ocho años y salió solo dos veces, a Arcos y a Benamahoma. En el palacio iba con hábito negro se rodeaba de beatas y era “una verdadera y perfecta religiosa».

A instancias de la duquesa de Arcos, fue uno de los maestros jesuitas quien dejó su clase de mayores para dar clase de gramática a don Francisco y su hermano don Manuel Ponce de León, quienes posteriormente serían duques de Arcos.

Continue Reading

Historia

«De España» un apellido de origen judío en la Marchena del XVII

Published

on

La comunidad judeoconversa de Portugal aumentó su influencia y riqueza durante el siglo XVI hasta tal punto que el mismo conde duque de Olivares les invitó durante sus años de gobierno y les abrió las puertas del reino para aprovechar préstamos de bajo interés.

El hecho de que los banqueros portugueses fueran de origen judeoconverso provocó un grave conflicto entre el gobierno político y la autoridad religiosa.

Tras la caída del conde-duque de Olivares, la segunda parte del Seiscientos se inicia con un rebrote del celo inquisitorial, siendo los cristianos nuevos portugueses el gran objetivo.

Sevilla, especialmente, como metrópoli, fue un lugar de establecimiento de muchas casas de negocios lusas, que llevaron a la calle Sierpe a escuchar más la lengua portuguesa que ninguna otra, en una verdadera colonia a pequeña escala. 

En Córdoba, el 80% de los juicios inquisitoriales a matrimonios conversos eran de portugueses, -algunos de los cuales habían nacido en Marchena, según la tesis doctoral que sobre este tema- publicó en 2016 Marcos R. Cañas Pelayo de la Universidad de Córdoba.

Muchos de los matrimonios entre portugueses estaban ya pactados en Portugal, y una vez llegados a Andalucia se solían casar entre personas de la misma familia y del mismo pueblo.

En 1656 Jerónimo Fernández, mercader natural de Almeida, Portugal diócesis de Lamego, solicitó dispensa para poder casarse en Lucena,  con María de España, natural de Saelices de los Gallegos, aldea de Ciudad Rodrigo, uno de los focos de tradición hebrea de la zona, llegando a tener Sinagoga y rabinos, según Pilar Huerga Criado en sus trabajos sobre la frontera con Portugal.

Los padres de la novia eran los conversos Juan Rodríguez de España y Beatriz de los Reyes juzgados por la Inquisición de Lucena en la década de 1660, cuando Beatriz fue reconciliada en estatua es decir que se le condenó a una ejecución testimonial que se hizo con un muñeco o estatua.

Los testigos del matrimonio dibujan quiénes eran las personas de esta familia con origen en Marchena, emparentados con la comunidad conversa de Lucena.

Destacable que el licenciado don Alonso Álvarez de Sotomayor, clérigo presbítero,
vecino en dicha localidad, de 53 años de edad,  pariente cercano que había tratado durante mucho tiempo a María de España y sus padres, desde que ella había llegado desde Marchena al reino de Córdoba.

Otro converso, Gaspar Rodríguez, recibió autorización de María de España para llevar a cabo las diligencias en Marchena, ante don Diego de Barragán, comisario del Santo Oficio en Marchena.

Varios miembros de la familia España nacieron en Marchena. De aqui declaró ser natural Domingo Rodríguez de España, mercader afincado en Lucena, quien salió reconciliado en el Auto de Fe celebrado el 29 de junio de 1665. Salió penado con hábito y cárcel por 5 años, sufriendo destierro por tiempo de de Madrid, Marchena, Córdoba y Lucena, 8 leguas del contorno.

Los España comienzan en Marchena y se trasladan a Lucena a comienzos de la segunda mitad del siglo XVII, donde conectan con muchos compatriotas suyos, siempre vinculados al comercio.

Ese mismo año fue juzgado un grupo de portugueses judaizantes huidos de su tierra asentados en Bujalance, donde durante mucho tiempo lograron ocultar su verdadera ascendencia, cumpliendo ante el resto de la comunidad cada domingo en la Iglesia.

Finalmente delatados, se les castigó a comparecer en el masivo Auto de Fe celebrado en la capital durante el año 1627. Ninguno de ellos logró ser liberado y se colocaron sus nombres en los lienzos colgados en la pared. Se estimaba que había compatriotas suyos en ese Auto,  naturales de Lucena, y Marchena entre otra localidades según  Marcos Rafael Cañas Pelayo en su trabajo sobre los judeoconversos portugueses en Córdoba.

Entre los condenados por el tribunal de la Inquisición de Córdoba en este siglo aparece Blanca Rodriguez, vecina de Marchena. Blanca Rodriguez era Portuguesa, y muger de Josephe Hernandez zapatero, y hermana de las dichas, fue condenada a llevar «hábito y carcel por un año».  Su marido Josephe Hernadez Portugues vecino de Marchena, condenado igualmente a habito y cárcel por un año.

Igualmente fueron condenadas las hermanas de Blanca Rodriguez, Antonia Nuñez Portuguesa vecina de Jaen, habito y carcel por un año,  Ana Fernandez Portuguesa, hermana de la dicha Antonia Nuñez, vecina de Montilla, habito y carcel por un año. //  Beatriz   Rodriguez Portuguesa, muger de Iorge Diaz, vecina de Jaen, y hermana de las dos, habito y carcel por un año.

Antonio Rodríguez de Andrada,  jurado de Écija nacido en Lisboa, de donde había salido huyendo de la persecución Inquisitorial,  casado con Violante Acosta era la cabeza de un grupo de judaizantes portugueses juzgado por la Inquisición de Córdoba en 1597. Violante se vio obligada a portar hábito de media aspa, abjuró de vehementi y hubo de abonar 500 ducados.

Los Andrada y los Silva, ambos jurados en Ecija controlaban las alcabalas de Ecija en la década de 1690 y se unieron a través de matrimonios.

En 1593 los Inquisidores de Córdoba detectan un foco de judaísmo en Ecija y se trasladan a la ciudad de las torres para investigar, localizando 35 personas, 21 de reciente asentamiento, algunos habían sido juzgados por la Inquisición de Llerena, la más activa en tierras extremeñas según el trabajo de Juan Aranda Doncel, La Inquisición cordobesa visita a Ecija en 1593 citando A. H. N., inquísicln, I eg. 1856, exp. 36.

FUENTE: Marcos Rafael Cañas Pelayo. Universidad de Córdoba. Cristianos nuevos portugueses en Ecija. 

Juicio de los Silva. de Ecija.  AHN, Inquisición, leg. 1839, exp. 7. 

Continue Reading

Historia

Ruta de la Inquisición por las calles de Marchena

Published

on

SANTA ISABEL

San Francisco de Borja, el Santo perseguido por la Inquisición que fundó el colegio Jesuita de Marchena

Los orígenes judíos de los Toledo, y el lado oscuro del cronista Salazar de Mendoza

 

La beata Dolores, la última persona quemada por la Inquisición

Juan de los Ríos, el vicario que metía mano en las enaguas por encender «el amor a Dios»

Antonio Miguel Abellán: «La beata ciega, Dolores López fue una víctima de su tiempo»

SAN ANDRES

Manuel de Santa Gertrudis el confesor de San Andrés que proponía amores a varias monjas

Alonso de Villacastín, el último morisco de la Plaza de San Andrés

SAN FRANCISCO

Un niño muerto en Marchena en 1714 en medio de la guerra por recuperar Gibraltar

El secreto mejor guardado del convento de Santa Clara: el falso sobrino del clérigo Peraza

SANTO DOMINGO

EN SANTO DOMINGO SE LEIAN PUBLICAMENTE EDICTOS DE FE

En las dos primeras décadas de existencia de la Inquisición española (1480-1500) se usó el «edicto de gracia». La diferencia fundamental entre el edicto de gracia y el posterior edicto de fe era que en el primero, tras enumerar una lista de herejías, se hacía un llamamiento a los que creyeran haber incurrido en herejía para que se denunciaran a sí mismos dentro de un «período de gracia», que solía ser de treinta a cuarenta días. Los que así lo hacían eran «reconciliados» con la Iglesia sin sufrir fuertes castigos.

«Después de 1500 los edictos de gracia habían cumplido su propósito y fueron sustituidos normalmente por edictos de fe, que no tenían un período de gracia y que en su lugar invitaban a la denuncia de aquellos que eran culpables de los delitos que aparecían en una larga lista de ofensas».​ «La obligación de denunciar a todos los sospechosos de herejía se extendía a todos los fieles, bajo pena de excomunión».

Familiares de la Inquisición

La Inquisición disponía de la colaboración de los «familiares», que constituían una especie de policía, a menudo fanática, y que disfrutaba de los privilegios de un total anonimato, y la impunidad escapar a la jurisdicción de los demás tribunales. Hacían delaciones y sus nombres no podían ser conocidos.

Los pecados de Baltanás, el provincial dominico que fundó el convento de Santo Domingo de Marchena

Las amenazas de la Inquisición a Rodrigo Ponce de León en 1481 por acoger conversos huídos de Sevilla

Quiénes fueron los conversos reconciliados por la Inquisición en Marchena en 1495

Bartolomé Bonilla, el clérigo que se arruinó por fundar el convento de Santo Domingo

El documento que cita la existencia de un enterramiento de judeo-conversos en 1525 en Marchena

ARCO DE LA ROSA

CARTA DE LIBERTAD A UN MORISCO

Está documentada la presencia de moros horros en el arrabal de Marchena, zona de la plaza Vieja, desde 1296. (Juan Luis Ravé-Borrero).

En 1485 Rodrigo Ponce de León trajo a Marchena un grupo de esclavas moras durante la Guerra de Granada, a modo de haren señorial, explica Ravé en su ultima obra La Marchena Ducal.

El 30 de Diciembre de 1483 se firma en Vitoria la  carta de horro o carta de libertad a favor de Pedro de León, uno de los moros defensores de la fortaleza de Zahara, convertido al cristianismo. Se dieron otras tres iguales para Juan de León, Cristóbal de Marchena y Alfonso de León.

En 1613 quedaban cien moriscos en Marchena trabajando para los Duques. Apellidos moriscos documentados en Marchena Rojas, Alharras, Valenzuela entre otros. Aun había moriscos en 1618 en Marchena. Influencia del mudéjar en Marchena por la presencia de esclavos moriscos trabajando para el Duque.

CRONOLOGIA DE LOS MORISCOS EN ESPAÑA

Rebelión de las Alpujarras (1568- 1570). En 1502 se obligó a los mudéjares (musulmanes en tierras cristianas) a convertirse al cristianismo.  Forzados a abandonar lengua, trajes y costumbres propias.  En 1570, 1300 moriscos de las Alpujarras fueron diseminados y deportados en la provincia de Sevilla, y 6000 en la  capital siendo una minoría marginada. En 1609 Felipe III ordenó su expulsión del país aunque no todos la cumplen. Primeros bandoleros, Monfíes en la Alpujarra. El Joraique, el más famoso.

Cuando una élite de moriscos formaban la guardia personal del Rey de Castilla

Cuando los moriscos de la Sierra de Ronda fueron bautizados en Marchena

¿De dónde viene la tradición de que los niños críen gusanos de seda?

SASTRES

– Escritura de compraventa otorgada por Beatriz de Córdoba, viuda de Alonso Fernández Sastre, y sus hijos a favor de García Ponce de León de un censo impuesto sobre sus bienes y unas casas y tienda que poseen en la villa de Marchena (Sevilla) en la calle Sastres. AHN. OSUNA,C.170,D.132.

Pedro Hernández Cabrón, corsario genovés y judeoconverso al servicio de Rodrigo Ponce de León

Juicio y persecución contra Ana Rodríguez vecina de Marchena por delitos de judaismo delatada por una esclava negra

¿Cómo llegaron las tortas de manteca de Marchena a ser un plato popular en Turquía?

ESCLAVITUD Y CARCEL

Negros, canarios y moriscos, los esclavos más comunes en Marchena

La historia oculta de los negros andaluces y la esclavitud en nuestra tierra

La increible historia de Elena de Céspedes, sastre negra transexual en la Marchena de 1587

Francisco Ahumada: El negro que nació de padres blancos

GITANOS PLAZA DUCAL 

 

Los gitanos y la Virgen de la Soledad, una historia de amor que nace en el siglo XVII

Continue Reading

Actualidad

Así era el palio de plata de la Virgen de las Lágrimas fotografiado por Leopoldo Rodríguez

Published

on

La imagen histórica de la Virgen de las Lágrimas con el palio de plata de José María Olavide realizado en 1862.

 

Según investigación realizada por Manuel Antonio Ramos, la comunidad de Mercedarias de Marchena recibió en 2007 una colección de fotos de un legado testamentario de las hermanas Martínez Montero, formada por 17 fotografías de Leopoldo Rodríguez García realizadas entre 1889 y 1891 siendo las más antigua que se conocen de la localidad documentadas. De estas fotos, de imágenes religiosas, destaca  la del palio de plata de la Virgen de la Lágrimas.

La técnica es papel a la albúmina realizada a partir de batir claras de huevo con sal dejándola reposar hasta que se volvía líquida. Luego se usaba un papel muy fino empapado albúminam se dejaba secar y se sensibilizaba con un baño de plata. La exposición se realizaba por contacto directo con el negativo de papel expuesto a la luz del sol negativa por oscurecimiento.

Según investigación realizada por Manuel Antonio Ramos, este palio de cajón con cuatro bambalinas con guirnaldas y campanillas fue realizado al año siguiente de que Manuel Gutiérrez Cano tallase a la Virgen de Las Lágrimas en 1861, siendo rector José Torres Díaz de la Cortina y vicerrector Manuel de Torres Arias.

Fue sustituido en 1893 por un palio bordado en terciopelo de Elisa Rivera. La virgen va vestida con manto negro bordado en oro realizado por Elias Rivera en 1889.

Leopoldo Rodríguez García, fotógrafo nacido en Salamanca, llegó a Marchena con 33 años en 1889 y se alojó en la calle Boteros, 16, hasta 1891 cuándo se traslada a Palma del Río para casarse con Rogelia Mora Luna. También trabajó en otras ciudades de España como Constantina, Madrid, Posadas y Córdoba donde murió en 1936.

En Marchena se alojó en casa del impresor de Fuentes de Andalucía Manuel González López que desde 1885 imprimió El Marciense uno de los primeros periódicos editados en Marchena, semanario de ciencia literatura y recreo.

El fotógrafo ingresó en la logia masónica de Marchena, Martia 885 fundada por Alfredo Coullaut donde permaneció hasta 1893. Las imágenes de la feria de Marchena en el baño de los caballos, publicadas en La Ilustración Española y Americana son los primeros trabajos conocidos de Leopoldo Rodríguez.

 

Continue Reading

Historia

Cuando se propuso hacer el Rio Corbones navegable para dar salida al trigo

Published

on

En el siglo XVIII, en tiempos de la ilustración los gobernantes buscaban la mejor forma de sacar partido a la naturaleza como el Rio Corbones para beneficiar a Marchena y municipios cercanos, cuya tierra fértil se vería así beneficiada por el riego y la posibilidad de hacerlo parcialmente navegable.

En Francia se había costruído el Canal Du Midi, que atraviesa el sur del país del Mediterráneo al Atlántico, con el fin de permitir el regadío y abrir un nuevo cauce de comunicación fluvial para transportar mercancías. En España se abrió el Canal de Castilla en el XVIII para dar salida al trigo del centro de España, que con la llegada del tren quedó obsoleto.

Canal de Castilla

Fernando Pérez del Pulgar  Marqués de Pozoblanco propuso en Abril  de 1842 en un informe del Ministerio de la Gobernación reunir todas las fuentes y aguas surgentes de la Sierra Blanquilla para duplicar el cauce del Corbones, en sus 177 kilómetros de forma que pudiera usarse para regar en su tramo medio por La Puebla, Marchena y Carmona y así facilitar la navegación hasta su desembocadura en Alcolea. La navegación facilitaría la salida de productos agrarios hasta el Guadalquivir. El proyecto fue publicado por El Eco del Comercio del Jueves 7 de Abril de 1842.

Poco después llegó el tren, por lo que este proyecto quedó en el olvido, sin embargo quedó pendiente el tema del regadío, que se rescató en los años 30, 70 y 90, sin que hasta ahora haya prosperado, salvo por la construcción del Pantano del Corbones.

 Dicho informe iba acompañado de una serie de planos donde se palpaba «la facilidad de su ejecución», trabajo del ingeniero general marqués de Pozo-Blanco en 1747 «para aumentar las aguas del Río Corbones y hacerlo navegable en parte y sacar regadío de él».

El Corbones tiene 177 kilómetros, nace en sierra Blanquilla Pasa por Pruna, Algamitas, El Saucejo, La Puebla de Cazalla, Marchena y Carmona. Desemboca en el Guadalquivir, cerca de Guadajoz, pedanía de Carmona y Alcolea del Río.
En los años 90, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir construyó un embalse a la altura de La Puebla de Cazalla con un coste de 60 millones de antiguas pesetas y una capacidad aproximada de 70 Hm.

 Proyectos para hacer navegable el río en el S. XVIII

Resulta evidenciado que uniéndole a poca costa unos «cimientos inmediatos á Almargen, á cuya villa perjudican, puede acrecentarse el Corbones vez y media más de lo que es actualmente, y que unas lagunas considerables inmediatas á La Puebla, Morón, etc., pueden dirigirse á desaguar á dicho río y constituír depósitos» con un  presupuesto de 1,000 pesetas de la época.

552230_336493496447917_1262594102_n

El informe original está fechado en Sevilla el 9 de enero de 1747 es obra del ingeniero general Marqués de Pozo Blanco y contiene una serie de planos, además de una  enumeración de todos los arroyos y brazos de agua que vierten sus aguas al Corbones, desde Marchena hasta su nacimiento en Almargen, Teba, Málaga. Además enumera el coste y descripción de las obras para reconducir varios arroyos de dicha sierra hasta el río y de los molinos que usan sus aguas.

«A una legua apartada de las orillas del Corbones, está situada la villa de Marchena, muy buena población, y que conseguida la navegación se aumentaría con las conocidas ventajas que a sus habitadores le ocasionaría».

El estudio propone incorporar al cauce del Corbones los manantiales cercanos a su nacimiento «hasta aquí anotados y economizando las aguas que están malvertiendo en el riego de huerta» y limpiando en algunos parajes las cajas de los arroyos a fin de que lleven su cauce natural, se conseguirá dar bastante aumento a dicho Corbones».

«Habiéndose tenido noticia de que en los alrededores de Almargen había copiosos manantiales, se puso a hacer reconocimiento y proyectar darles curso , é incorporarlos con el rio, y en efecto se encontró ser cierto , cuanto espresaron los prácticos como se procura hacer ver por el plano adjunto y descripción de este territorio«.

Al mismo tiempo se propone dar salida al río una serie de lagunas existentes en el curso medio del Corbones cerca de La Puebla.

«A un cuarto de legua del expresado Corbones inmediato al camino que va de la Puebla a Cañete pasado el Castillo se encuentra una laguna que en tiempo de la mayor escasez tiene mil pasos de larga y trescientos de ancho, y su profundidad parece grande; en ella podría hacerse un gran depósito de agua dándole fácilmente salida al Corbones; también pudiera hacerse otro de mas de medía legua cuadrada y de la altura que se tuviese por conveniente debajo del castillo de la Puebla.

Entre los tres lugares de Morón, la Puebla y Arahal hay unos depósitos ó lagunas que parece provienen de manantiales y se necesita hacer en tiempo correspondiente exacto conocimiento para averiguar si son como parecen de notable consideración, y proyectar en este caso como mejor convenga su desagüe al río. Por último se incorpora un cálculo de costes de los trabajos para llevar a cabo el proyecto.

Continue Reading

SUR COMUNICACION.

NOTICIAS ANTIGUAS

septiembre 2020
L M X J V S D
« Ago    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!