Connect with us
Multigestion Publi

Feria de Marchena

Los toros, los monumentos y la feria de ganado atraían a los forasteros a la feria de Marchena en el XIX

Published

on

La feria taurina y la feria de ganados atraían a multitud de visitantes forasteros a Marchena cada año a finales de agosto.

La feria se acompañaba de una fiesta religiosa, informa La Ilustración Española y Americana, que nos ha legado la primera imagen de nuestra feria.

Snapshot_62
Un grabado de 1889 a partir de fotos de Leopoldo Rodríguez que muestra el campo de la feria extendido sobre el camino del Arrecife, que iba a la estación de Renfe.

Especial Feria
Justo al lado, el baño de los caballos, era una surgencia de agua de un manantial, que hoy está entubado bajo los Jardines Isidro Arcenegui y la feria de ganado que como en el siglo XIV se extendía por las laderas de la Alcazaba al pié de las murallas de Marchena por el cerro Parrita, entonces llamado cerro del Berral y hasta la estación de Renfe y en algunos años se extendió hasta el Cerro de la Horca, ubicado junto a la barriada Ciudad jardín.

Snapshot_63

Veinte años después de nacer el tren en Marchena, y 53 años después de nacer la feria, cada año se habilitaban trenes de recreo especiales para traer a los visitantes a la Feria de Marchena desde las principales capitales andaluzas conectadas por tren.

Snapshot_59Carrera ciclista en la feria. Años 60.

El 8 de octubre de 1868, se inaugura el ferrocarril para honrar a la República. Hubo misa en San Juan, reparto de 5000 libras de pan, actuación de la banda de música, suelta de un toro de cuerda, reparto de 200 reales a los familiares de las víctimas por la «Revolución Gloriosa»,
iluminación nocturna, comida y refresco en el Ayuntamiento.

Desde 1868 la Feria de Marchena tenía iluminación eléctrica, ese año es el de la llegada de la electricidad a Marchena, coincidiendo con la inauguración del ferrocarril.
Lo que las autoridades llamaban tren de recreo para ir a la Feria de Marchena a los periodistas les parecía “inmundo carretón desvencijado” que se averiaba cada poco trecho “la máquina se rompió en el kilómetro 13, parando 30 minutos” tal y como relata el semanario taurino Sol y Sombra de septiembre de 1898.

Snapshot_65

Estos trenes se mantenían en los años 20 tal y como refleja La Libertad de Madrid el 3/9/1924 dando cuenta del atropello de un carro entre Paradas y Arahal.
A los periodistas invitados se les ofrecía una comida junto a las autoridades con el fin de que extendieran la fama de la Feria de Marchena, como asi sucedió a tenor de la gran cantidad de menciones en prensa.
En 1898 estos periodistas aparecen retratados en la Puerta de Carmona.
Como no había hoteles y faltaban camas en las fondas, 400 personas se pasaban la noche recorriendo las calles o durmiendo al raso en la feria de 1898.

Después de la corrida de toros el Ayuntamiento organizaba banquetes en el Círculo Liberal, invitando a las autoridades, diputados, alcaldes de pueblos vecinos, periodistas, ganaderos y toreros, que remataba con una capea en le finca de Montepalacio, entonces de los hermanos Ruiz Martínez, ya de madrugada. Otro de los puntos de interés para los visitantes en la feria y el resto del año eran los baños o balnearios públicos de la Plaza de Alvarado, actual edifico Hotel Ponce. En 1830 se reconstruye el edificio de los baños integrando los restos de jardines, baños y muralla árabe. Eran uno de los balnearios más populares para los sevillanos de la época por su carácter medicinal.

Cultura

Cuando las costumbres francesas invadieron las ferias andaluzas

Published

on

By

Las ferias de finales del siglo XIX eran muy distintas a las de hoy. Al amanecer las ganaderías tomaban el real, los turistas buscaban a las Cigarreras y a las gitanas como algo exótico y las modas francesas desplazaban a los trajes andaluces. 

Grupo de mujeres en la Feria de Abril, Sevilla

La moda de Francia había invadido la moda y hasta el habla andaluza: «Oiga usted, señorita, ¿me hace usted el favor de cantar una petenera?. «Avec beaucoup de plaisir», dice la niña que habla muy mal francés y canta peor flamenco. «Donne moi un cigarrete».

Suena veces la guitarra pero va dominando el piano y aunque no están vedadas las malagueñas ni las sevillanas, suelen  oírse cuplets franceses en la feria de Sevilla según el relato de Más y Pratt.

Cinco mujeres y una niña en la Feria de Sevilla

Al alba del primer día de feria de Sevilla, el Prado de San Sebastián es tomado  por los ganaderos de Marchena, Écija, Lora, Carmona, Mairena, Morón, Estepa.

Los feriantes andaluces suelen llevar  a remolque sus familias, principalmente el tratante gitano. Las filas de carretas entran en El Prado produciendo un sonido original que procede de los crujidos de las llantas.

Los que llevan ganado boyar suelen ir al paso de sus carretas preparadas para la excursión con todos los aditamentos necesarios con toldos o tejidos de palma y bajo el tablón el cántaro de agua fresca.

Hilera de caballos y público en la Feria de Sevilla

Las caballerias llegan al Prado levantando nubes de polvo, la sangre del corcel andaluz se enciende con la fatiga y sus elásticas piernas se fortifican.

Se levantan tiendas provisionales, se amontona el ato de que forma parte la manta y la alforja, que han de servir de colchón y de almohada y se coloca en el lugar más seguro la bota de vino.

Caballos y grupos de hombres en la Feria de Sevilla

Los gitanos comienzam la tarea de los tratos, que para ellos es siempre fructuoso, corriendo como chispas eléctricas por todas partes con la faja mal compuesta, la chaquetilla arremangada, el pantalón a media pierna y el sombrero bailando sobre la coronilla.

Oiga usted excelencia, dicen a un señorito del pueblo con chaqueta de terciopelo. Tengo un tronco alazano que es el mismo que llevó al cielo el coche de San Elías.  El feriante le responde, que más bien parece propio de coche fúnebre de tercera clase, y se despide con un «que usted se alivie».

Explanada del Real de la Feria de Sevilla

Después de que se ha valido de todos los subterfugios imaginables para engañar al feriante, metiendo a los caballos agujas en la oreja para que se avispe,  saca de su petaca un cigarro y le dice con exquisita finura: por estas cruces de Dios se lleva usted el bicho mejor de la feria.

Jinete en la Feria de Sevilla

Los ingleses y franceses que vienen a Sevilla por feria quieren ver la Fábrica de Tabacos y la calle San Fernando cuando salen a bandadas como las golondrinas las cigarreras que dejan la faena muy temprano y se dirigen al Real luciendo sus mantones de manila y sus peines altos y enroscados sobre la coronilla. La Cigarrera no es gitana ni flamenca sino un compuesto de ambas.

Grupo ante una caseta en la Feria de Sevilla

Las tiendas aristocráticas aparecen cercadas de macetas de porcelana con musgos y begonias, con colgaduras de Damasco, cubiertas de alfombras, llenas de jardineras y espejos, y a la puerta de su sencilla balaustrada, butacas escaños y elegantes mecedoras donde dormitan los señores de clase media.

La alta sociedad sevillana estos días se permite usar la falda corta de raso y la calada peineta de concha, la mantilla de encaje y el corpiño ajustado de la flamenca, comen jamón dulce y pavo trufado, emparedados y pastas de vainilla y beben Jerez y manzanilla.

Pareja junto a una mesa en la Feria de Sevilla

Mas alla hay tascas de feria con carteles de vino y caracoles, menudo,  taberna, buñuelos y aguardiente. Alli se ven las hermosas gitanas de pura sangre. La flamenca, suele aparecer allí cantando por todo lo alto y ostentando todas las gracias de sus especies.

La gitana no se pone el pañuelo terciado con los flecos en la tierra sino que se envuelven el mantón y golpea las tablas haciéndoles crujir bajo sus plantas.

Dos mujeres en la Feria de Abril, Sevilla

En las buñolerías, estos gitanos apuran todo el caudal de su ingenio para formar adornos y pabellones, puede decirse que en el recinto se pone las bordadas enaguas de las gitanas y sus sábanas de novia al entrar.

Grupo en una caseta en Sevilla

Texto: Mas y Pratt en La Ilustración española y americana. 22/4/1888. Fotos: Salvador Azpiazu. 1890.

Continue Reading

Actualidad

¿Hay que cambiar la fecha de la feria para evitar el calor?

Published

on

By

 

El calor es lo que los marcheneros perciben como lo peor de la Feria de 2018 que acaba de terminar.  A propuesta de nuestra redacción centenares de marcheneros ya están participando en nuestras redes sociales, Facebook y Watshapp.

La Feria de Marchena ya se cambió a Junio en 2003 durante varios años para tratar de huir del calor con resultado negativo: hizo el mismo calor y hubo menos público por lo que volvió a su fecha tradicional de finales de agosto tres años después.

14

La tendencia de subida de las temperaturas, con olas de calor más duraderas y persistentes hace que cobre sentido de nuevo la idea de un cambio de fecha en la feria para retrasarla y así evitar lo peor del calor del verano, como ya han hecho otros municipios como Los Palacios. Este año se han producido golpes de calor en la feria, el más llamativo lo sufrió uno de los artistas contratados por la caseta municipal que fue atendido por el equipo médico «in situ» sin consecuencias.

57

Aunque 2018 no ha sido un verano especialmente caluroso, lo peor del calor ha caído en Feria de Marchena lo que según apuntan algunos lectores ha restado a la feria de día y ha beneficiado a la feria de noche. La mayoría cree que este año la feria ha subido en número de visitas a pesar del calor. Un lector apunta que debido a la tendencia al alza de las temperaturas es el momento de hacer una consulta popular oficial y vinculante para preguntarle al pueblo en qué fecha prefiere que sea la feria. Otro va en la misma línea pero pidiendo a los caseteros opinión sobre la fecha más idónea.

rt6

División de opiniones en la encuesta del Facebook de Marchena Secreta abierta a las tres de la tarde de este Lunes de Resaca, festivo en Marchena, que a dia de hoy ha registrado 400 votos, con un resultado del 42% opinando que sí hay que cambiar la fecha de feria para evitar el calor, frente al 58% que opina que no se debe cambiar la fecha de la feria y que se debe mantener su fecha tradicional.

En total han participado 200 personas en Facehook en tres horas, en esta encuesta sin validez cientifica, pero orientativa de la opinión pública que seguirá abierta durante una semana.  Recogemos aquí algunas opiniones interesantes aportadas por los lectores, respetando anonimato.

xcxzc

«Los caballistas y las mujeres vestidas de gitana no pueden aguantar tanta «caló» lo que desluce una barbaridad. (…) Los estudiantes en dichas fechas también se les complica están enfrascados en exámenes y recuperaciones. Prueba evidente de ello es que cada año haya menos casetas.  Yo comprobaría cambiarla a finales de Septiembre o principios de Octubre y comprobaríamos a qué nivel llegaría nuestra feria» opina otro lector.

«La fecha es la peor. Soluciones: o arbolado de gran tamaño en vez de naranjos que refresquen las calles o la primera de Octubre, con la patrona» opina otro lector.

67u

Varios lectores apuntan la idea del siete de octubre dia de la Patrona Virgen del Rosario para organizar la feria, argumentando que al no haber ya vacaciones y comenzar el colegio, la gente no se iria a la playa ni de viaje durante la feria. La mayoría de las ferias de la comarca se realizan entre septiembre y octubre. En este caso están, Arahal, Ecija, Utrera, Morón y La Puebla de Cazalla. En Carmona se realizan las Fiestas Patronales en Septiembre y la feria en Mayo. Otros lectores proponen trasladar la Feria de Marchena a Mayo y otros a Marzo, ya que la feria tiene antiguedad suficiente y es anterior a la de Mairena en su fundación.

55

También hay quien propone mantenerla en su fecha tradicional instalando elementos que ayuden a bajar las temperaturas de agosto, como fuentes, toldos o arbolado más frondoso que el actual y de mayor porte. También hay quien ve lo positivo de ubicarla en agosto: que todo el mundo está de vacaciones y puede ir todos los días a la feria aunque prefiere que se cambie a la primera quincena de septiembre cuando aun no hay colegio y hace menos calor.

25

Otros no creen que el calor tenga que ver con la decadencia de la feria, que es achacable a los cambios sociales, en su opinión, ya que agosto y la feria coinciden con las vacaciones de la mayoría y en esa fecha muchos prefieren irse del pueblo. Varios se muestran preocupados porque se haya perdido la feria de día, este año perjudicada por el calor.

 

 

 

 

 

 

 

Continue Reading

Actualidad

Galeria: Fuegos artificiales Feria 2018

Published

on

By

Fuegos artificiales

Continue Reading

Actualidad

Galeria: Ambiente de feria en la noche del sábado

Published

on

By

Sábado Noche en Feria

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!