Connect with us
Puede ser una imagen de mapa y texto que dice

Opinion

Opinión: «Un país digno se hace aceptándonos a nosotros mismos y a los otros»

Published

on

Spread the love

ANA CASTILLO ANDRADE. DOCENTE Y FILOLOGA HISPANICA.

Desgraciadamente a nuestra sociedad ya no le basta con el racismo y la xenofobia. A la mezcla se le añade también la Homofobia y la Transfobia. En cualquier caso es triste que siga habiendo tanta gente llena de odio.

Este último mes sin ir más lejos la decepción ha llegado de la mano de la escritora británica JK Rowling creadora de la saga de Harry Potter, quien ha dejado en un abismo a las jóvenes Trans de toda una generación que crecieron con sus libros y películas, al afirmar la afamada autora que solo las verdaderas mujeres menstruan.

Tanta tanta repercusión y tanta tristeza este asunto que Daniel Radcliffe, el actor protagonista de Harry Potter le ha contestado rotundamente con estas palabras. «Las mujeres transgénero son mujeres. Cualquier declaración en sentido contrario borra la identidad y la dignidad de las personas transgénero y va en contra de todos los consejos dados por asociaciones profesionales de atención médica que tiene mucha más experiencia en este tema que JK Rowling o yo».

Yo, como educadora y de forma local y cercana quiero decir. Si algun niño, alguna niña, alguna persona me está leyendo y tenéis miedo. Si sentís que estáis perdidos, y que no os van a aceptar o querer. Que sepaís que sí, que os van a querer. Que váis a encontrar vuestro sitio y que yo y muchas personas estaremos aquí para que os sintáis realmente apoyados.

Porque ya es hora de parar cualquier tipo de discriminación contra vosotros y vosotras. También siento vergüenza y quiero pedir disculpas por la dictadura cisheterosexual que se cree con derecho a decidir lo que es normal.

Quiero hacerle un llamamiento a la Sra. Isabel García, Delegada Federal LGTBI  del PSOE que en su campaña prometió que haría una reforma para promover una mejora en sus derechos y que no se les siga patologizando y todavía lo estamos esperando.

A la ciudadanía en general quisiera expresarles que para mejorar como sociedad tenemos que tomar acciones. Quisiera llamar a que aportemos y que entre todos y todas lograremos eliminar de la mente de la gente, que ser diferente sea sinónimo de ser promiscuos, de ser pedófilos, o que son así porque de pequeños han sido maltratados.

Qisiera decir que si aportamos nuestro granito de arena en la aceptación de que ser diferente no es una enfermedad, no es un problema médico. Sino que la fobia a cualquiera de los grupos que hoy se han mencionado es un problema socioculturales, habremos logrado una mejor integración.

Quisiera decir que deberíamos entender que las personas que se identifican con otro género -con cualquier género- no están siempre dispuestos a tener sexo.

Quisiera decir que tenemos que hacer un esfuerzo por entender el drama humano que sufren estas personas.  Tenemos que tratarlos con cariño y respeto porque a lo mejor nunca lo han tenido. Y quisiera decir que entre todos y todas podemos construir un futuro donde se respeten los derechos de todos. Los de ustedes, los míos, nuestros hijos y los de sus futuros hijos. Un país digno se hace aceptándonos a nosotros mismos y a los otros.

Opinion

Gracias «Presi»

Published

on

Spread the love

Fernando Brazo Díaz es graduado social, especializado en derecho
sindical. Ha trabajado como asesor laboral y sindical para la Federación de Industrias Afines de la Unión General de Trabajadores de Andalucía, así como en áreas de administración de diferentes empresas del sector público y privado.

El pasado 23 de septiembre, los reyes visitaron la isla de La Palma. Como era de esperar, muchos se han preguntado qué hacía el rey por allí. Eso digo yo ¿qué pinta el Capitán General de nuestras Fuerzas Armadas supervisando en campo las labores de emergencia y evacuación que la Unidad Militar de Emergencia (UME) está desarrollando en La Palma tras la dramática erupción del volcán de Cumbre Vieja?.

Supongo que hubiese sido más útil quedándose en Rivas Vaciamadrid presidiendo el acto que conmemoraba el centenario del PCE. Tiene narices que en una monarquía parlamentaria el rey se dedique a ejercer la jefatura de estado, como si tal cosa.

Afortunadamente, las monarquías parlamentarias están gobernadas por el presidente del ejecutivo, que ya ha dispuesto una primera ayuda de diez millones de euros para paliar los daños ocasionados por el volcán y que ascienden, según el presidente canario, a más de cuatrocientos millones de euros. Todo bien. Pedro Sánchez tiene el mismo ojo clínico que yo para los arreglos.

Cuando tuve el accidente con la Vespa, me vine tan arriba al constatar que apenas sufrí daños físicos, que me volqué de inmediato en la restauración de la moto.

Fue levantarme del suelo, quitarme del párpado un par de fragmentos del cristal de las gafas que no lograron desprenderse por sí solos tras el posterior impacto contra la farola, y ponerme a evaluar los daños en mi ciclomotor.

Aunque andaba un tanto aturdido, recuerdo que la cogí del manillar para elevarla y mientras una señora me taponaba la sangre que manaba de mi rodilla con su suéter, me dije a mi mismo (con la voz entrecortada por el susto): Guardabarros delantero, maneta izquierda, palanca freno trasero, pedal de arranque, zapatas freno trasero, pestillo cierre sillín, manilla cierre tapa de motor y carcasa… esto con veinte pavos está apañao.

Supongo que mi cara, cuando salí del taller, tuvo que parecerse a la de los palmeros cuando
sepan de la generosidad con la que nuestro gobierno pretende ayudarlos. Así somos; diez mil
evacuados, cuatrocientas viviendas sepultadas por la lava, casi quinientas hectáreas de cultivo
afectadas y diez millones para empezar con la reconstrucción de diez mil vidas y una isla. Va
bene y, eso sí, el que allí sobra es el rey…

Continue Reading

Opinion

Opinión: Elucubradores y decadentes

Published

on

Spread the love

Fernando Brazo Díaz es graduado social, especializado en derecho
sindical. Ha trabajado como asesor laboral y sindical para la Federación de Industrias Afines de la Unión General de Trabajadores de Andalucía, así como en áreas de administración de diferentes empresas del sector público y privado.

                La semana pasada conocimos la sentencia con la que el Tribunal Constitucional (TC) ha declarado parcialmente ilegal el primer estado de alarma decretado por el gobierno de España tras la pandemia.

Antes de continuar, me gustaría matizar que el TC no forma parte de la estructura orgánica del poder judicial. El término ilegal significa, literalmente, que no se ajusta a la ley. La resolución del TC ha levantado ampollas, y aunque era previsible cierto malestar en sectores progresistas, resulta desalentador la furia con la que se están empleando.

Javier Pérez Royo, catedrático de derecho constitucional, ha calificado la sentencia de disparatada y José Antonio Martín Pallín, magistrado emérito del Tribunal Supremo, de malabarista. Hasta aquí, podemos discutirlo, a pesar de que seis meses antes de que VOX presentara el recurso de inconstitucionalidad, yo mismo anticipé en redes sociales que el soporte jurídico con el que el gobierno había impulsado las medidas de impacto contra la pandemia debió ajustarse a lo dispuesto por el estado de excepción.

No soy visionario, pero el principio de literalidad rige, principalmente, para casos en los que la interpretación de la norma se antoja difusa. El fondo de la resolución lo entenderán con un sencillo ejemplo.

El TC no ha cuestionado la urgente necesidad de acometer la obra, sino la inadecuación del tipo de licencia

Imaginen que han acometido una reforma en sus casas, y que han necesitado actuar sobre los pilares del inmueble. No les hablo de tirar tabiques, sino de operar sobre los mismos pilares de la vivienda.

Para ello, deciden tramitar una licencia de obra menor. Lo que ha hecho el TC, sirviéndonos del ejemplo, es advertirles que para acometer una obra que afecte a los pilares de la edificación se requiere una licencia de obra mayor. Así de simple.

Tanto nuestra constitución en su articulado del 116, como la Ley Orgánica 4/1981 de 1 de junio, en el 13, son claras en la encomienda del soporte jurídico que debe albergar la suspensión de derechos fundamentales.

El TC no ha cuestionado la urgente necesidad de acometer la obra, sino la inadecuación del tipo de licencia que han tramitado para que la reforma se ajuste a la legalidad. ¿Dónde está el disparate? Sinceramente, no lo entiendo. Todos, incluso el gobierno, tenemos derecho a expresar nuestra disconformidad con las decisiones judiciales.

Pero una cosa es mostrar discrepancia con el criterio de la mayoría de miembros del TC, y otra muy distinta embestir contra el estado de derecho, que es a lo que se está dedicando un gobierno irreconocible hasta para un socialdemócrata de estirpe como yo.

Margarita Robles, ministra de defensa y magistrada, afirmó que la resolución del Constitucional respondía a lo que ella llama elucubraciones doctrinales. ¿Pero qué broma es esta Sra. Robles? Tanto nuestra constitución en su articulado del 116, como la Ley Orgánica 4/1981 de 1 de junio, en el 13, son claras en la encomienda del soporte jurídico que debe albergar la suspensión de derechos fundamentales.

La decadencia moral de este gobierno provoca escalofríos incluso para quienes aún creemos en la resurrección de la socialdemocracia. 

Si bien es cierto que el estado de alarma es el cauce dispuesto para vertebrar medidas cuyo efecto tengan por objeto paliar las secuelas de una pandemia, es tanto o más inequívoco que la única excepción al respecto es que el libre ejercicio de los derechos fundamentales quede suspendido. Esto se traduce en que la suspensión de los derechos fundamentales no requiere la forma expresa, sino la mera constatación factual.

Aunque la voluntad del gobierno fuera la de limitar esos derechos, la evidencia factual ha impelido a la mayoría de miembros del TC a considerar que fueron suspendidos.

Aunque la voluntad del gobierno fuera la de limitar esos derechos, la evidencia factual ha impelido a la mayoría de miembros del TC a considerar que fueron suspendidos. Durante el período de confinamiento tuvimos la oportunidad de ver avenidas, como el bullicioso Paseo de la Castellana en Madrid, completamente desiertas. Estampas distópicas que se captaron a plena luz del día y que proyectaban, materialmente, la suspensión fáctica de los derechos fundamentales.

No hablo de interpretación, sino de metafísica. Menos exhibicionismo progresista, Sra. Robles, y más firmeza en la defensa de los valores democráticos, porque la decadencia moral de este gobierno provoca escalofríos incluso para quienes aún creemos en la resurrección de la socialdemocracia.

Continue Reading

Opinion

Opinión: Maricón y socialista

Published

on

Spread the love

Fernando Brazo Díaz es graduado social, especializado en derecho
sindical. Ha trabajado como asesor laboral y sindical para la Federación de Industrias Afines de la Unión General de Trabajadores de Andalucía, así como en áreas de administración de diferentes empresas del sector público y privado.

 

Llevo año y medio tratando de entender la naturaleza de un virus que ha logrado
confinar a más de la mitad de los habitantes del planeta. Cuando superemos esta coyuntura distópica que nos ha tocado vivir, la cara del inmunólogo Alfredo Corell será de las más recordadas.

Coronavirus en Valladolid: Alfredo Corell, catedrático de Inmunología de la Uva: «Han fallado las estrategias del rastreo y de la responsabilidad de la ciudadanía» | El Norte de Castilla

Este divulgador cuenta con más de sesenta publicaciones científicas en The New
England Journal of Medicine o The Lancet, y su excelencia metodológica le valió el
reconocimiento como mejor docente universitario de España en 2018. Corell también es maricón y socialista. Así quisieron subrayarlo, literalmente, en su entorno laboral, y así lo contó Corell en La Sexta Noche. La historia está colmada de maricones.

De hecho, la lista es interminable. Algunos, como el británico Alan Turing, se convirtieron en padres de la informática moderna. A otros, como Nicolás Maquiavelo, el gen maricón no les dio para mucho más que instituirse en precursores de la ciencia política.

Mención especial merece el pintor, anatomista, arquitecto, ingeniero, científico, escultor, filósofo, inventor, músico, poeta y urbanista florentino Leonardo Da Vinci, que con las mariconadas pintó La Gioconda, un retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco Giocondo, que anualmente recibe la friolera de ocho millones de visitantes en el Museo del Louvre. Así son estos chicos; lo mismo se suben a una
carroza que te pintan La Última Cena.

En ocasiones me pregunto cómo sería la vida si no hubiesen existido maricones como Francis Bacon, que influenciado por la obra de Platón, otro maricón, elaboró el método más estudiado en filosofía; el empirismo. O Michel Foucault, contemporáneo fascinado por Nietzsche, que legó al humanismo su Genealogía del conocimiento.

Aunque no hay que trasladarse al país galo para recordar la gloriosa encomienda de otros maricones socialistas. Aquí, entre los autores de la Generación del 27, destacó Federico García Lorca, al que asesinaron al grito de maricón, igual que a Samuel, joven coruñés al que siete hijos de puta arrebataron la vida el pasado jueves.

Como sociedad, tenemos razones para sentirnos orgullosos, pero no nos equivoquemos, porque son las mismas que también tenemos para mantener firmes la guardia.

Pero si hay un maricón y socialista que merece mi admiración es Pedro Zerolo, tristemente fallecido en 2015. Zerolo impulsó la Ley 13/2005 de 1 de julio por la que se aprobaron en España las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo, situando nuestro país como el cuarto del mundo en reconocer un derecho que define, con mayúsculas, el concepto de vanguardismo social.

El día que Pedro Zerolo dejó de apellidarse González como su padre

Sí, al empeño de este maricón y socialista le debemos habernos convertido en uno de
los principales referentes internacionales en materia de equiparación de derechos sociales, un logro que debería figurar en el capítulo de derechos fundamentales de todas las democracias modernas.

Pero la realidad es caprichosa y aún estamos lejos de alcanzar este hito. Por eso,
cada 28 de junio, y al margen de los avances que en esta disciplina se hayan materializado en España, debemos seguir celebrando el Día Internacional del Orgullo LGTBI.

Entiendo que a muchos les pueda resultar cansino que, a estas alturas, sigamos con las cabalgatas maricón pa arriba maricón pa abajo, pero por increíble que resulte, existen minorías sexuales que a día de hoy están siendo brutalmente represaliadas en países tan cercanos al nuestro como la Hungría del ultraderechista Viktor Orbán o la Turquía del islamista Tayyip Erdogan.

Fundamentalmente doloroso es el terrible retroceso experimentado en Chechenia, donde se siguen reportando informes que apuntan a una violenta purga contra colectivos homosexuales a los que ingresan en campos de concentración. ¿Qué os recuerda esta barbaridad?. Si la respuesta os retrotrae inevitablemente a Auschwitz, o a Dachau, se hace más oportuna que nunca una reflexión sobre el error que, de facto, supone relajarnos. Que en España hemos avanzado es un hecho incontestable.

Como sociedad, tenemos razones para sentirnos orgullosos, pero no nos
equivoquemos, porque son las mismas que también tenemos para mantener firmes la guardia.

Continue Reading

Opinion

La mirada de Eric: cultura nocturna

Published

on

Spread the love

QUIÉN SOY.- Un profesor norteamericano en Sevilla. Eric Fried, es de Lubbock Texas, profesor de música en la Texas Tech University de Sevilla. Cada primavera desde hace doce años no ha dejado de volver a Sevilla porque ama la ciudad, el campo, la gente, y sobre todo el arte, la cultura y la música. Cada semana nos cuenta sus impresiones y opiniones sobre vivir en Sevilla y Andalucía.

En la mayoría de las ciudades de Estados Unidos es peligroso y aterrador caminar por las calles de la ciudad a altas horas de la noche. Una de las primeras cosas que noté aquí en Andalucía, al menos en las áreas donde he vivido y visitado, fue que las calles son seguras a todas horas del día y de la noche. Al principio me sorprendió ver a la gente caminando, socializando, incluidas mujeres solteras, personas de todas las edades e incluso niños, jugando en las plazas y las calles mucho después de que sería desaconsejable hacerlo en la mayoría de los casos. lugares en los Estados Unidos.

Puede ser una imagen de 1 persona, tocando un instrumento musical, guitarra e interior

2:31 a.m. pre-Covid. Seriedad de propósito y palmas en Triana.

Creo que hay muchas razones para este fenómeno. Primero, aunque ha habido una considerable violencia en la historia de España, hoy este país me parece una cultura no violenta. Mientras que tanto España como Estados Unidos tienen problemas de pobreza, drogas, desempleo y otros problemas sociales, los dos países divergen en su manejo. Por un lado, España (y la mayor parte de Europa) no es una cultura de armas, por lo que el fácil acceso a armas mortales es prácticamente inaudito. Si bien los asesinatos y tiroteos son noticia diaria en la mayoría de las ciudades estadounidenses, cualquier acto violento raro aquí en España es noticia nacional.

Quizás otra razón de esta divergencia son las relaciones familiares multigeneracionales aquí en España. He observado que varias generaciones de familias, al menos en algunos círculos, siguen estando muy unidas y, a menudo, viven juntas o cerca, incluso en la edad adulta. Desafortunadamente, al igual que los estadounidenses, muchos hijos adultos deben dejar a sus familias para buscar oportunidades profesionales y laborales fuera de su ciudad de origen o, en el caso de España, fuera de su país. Quizás esa cercanía familiar contribuya a la cultura segura.

Puede ser una imagen de 2 personas e interior

1:07 h pre-Covid… El misterio y el duende suelen llenar las noches de Triana, considerada por muchos como la cuna del flamenco.

Por supuesto, todavía hay delitos menores. Tan inteligente como creo que soy, me han robado más de una vez. No quiero maldecirlo, pero nunca me he sentido en peligro físico en ningún lugar, en ningún momento del día o de la noche en España. Admito que sigo viendo los problemas como un forastero, pero mi percepción parece estar respaldada por los lugareños con los que he hablado.

Lamentablemente, la pandemia ha afectado a la vida nocturna de Andalucía y lo he notado más en la cultura flamenca. Como fanático de esta forma de arte nativa, este verano ha sido extremadamente difícil encontrar presentaciones en los bares y otros lugares. Por lo general, se encuentran en bares llenos de gente, comenzando justo antes o mucho después de la medianoche, muchos de los lugares que conocí en años anteriores no están abiertos; No sé si están cerrados de forma temporal o permanente. Aquellos que están abiertos tienen capacidades limitadas debido a las regulaciones de Covid y es difícil y, a veces, imposible simplemente pasar sin una reserva.

Puede ser una imagen de calle

El misterio de Sevilla pasada la medianoche. Cuando camino por estas calles, la música del Preludio de la noche de Ravel a menudo pasa por mi mente.
 

Lamentablemente, esto ha dejado sin trabajo a muchos artistas locales. La mayoría de los elegantes establecimientos de espectáculos profesionales que atienden más a los turistas todavía están cerrados, aunque tuvimos la suerte de encontrar uno excelente, La Casa del Flamenco, al que pude llevar a mis estudiantes. Mis estudiantes estadounidenses siempre están asombrados por la habilidad, la pasión y la maestría musical de estos artistas, al igual que yo. Desafortunadamente, la falta de turistas y el hecho de que estos suelen ser lugares que necesitan empacar al público hombro con hombro lo ha logrado. imposible (espero temporalmente) que muchos de ellos sobrevivan económicamente en este momento.

El tiempo, el lugar y el ambiente son cruciales para que exista el verdadero espíritu del flamenco. Aunque se puede apreciar en muchos entornos, a menudo he sentido el duende más apasionado de los artistas hasta bien entrada la medianoche, a veces hasta las 3 o 4 am, especialmente cuando escucho los colores más oscuros del subgénero flamenco llamado “Cante Jondo”. , ”(Deep Song), hay algo sobre la hora de la noche y el estado de ánimo de los oyentes (cuya participación a través de jaleos – gritos de aliento a los artistas) que hace que la experiencia sensorial lo consuma todo.

Puede ser una imagen de agapanto y naturaleza

Los Jardines del Real Alcazar al anochecer, alrededor de las 10:00 p.m.

Un poco de alcohol también ayuda. Pensé que era solo yo, pero luego leí esta cita del querido poeta, dramaturgo y aficionado al flamenco Federico García Lorca: “La canción profunda siempre canta en la noche. No conoce ni la mañana ni la tarde, ni las montañas ni las llanuras. No conoce nada más que la noche, una amplia noche llena de estrellas. Nada más importa.»

La noche en España parece contener un misterio que captura la imaginación de muchas almas creativas. Escuche el Prélude à la nuit del compositor francés Maurice Ravel desde su suite para orquesta (o piano) titulada Rapsodie Espagnole. Esta música a menudo llena mi mente mientras camino por el calles de Sevilla hasta altas horas de la noche.

Puede ser una imagen de al aire libre y árbol

El escenario del concierto de Noches en los Jardines del Real Alcazar. Es como si Andalucía y la noche tuvieran una historia de amor. Es mi momento favorito en esta parte encantada del mundo.

Aunque el flamenco es la música por la que Sevilla es más conocida, la ciudad admite un amplio espectro de estilos. Me alegró saber que la maravillosa Real Orquesta Sinfónica de Sevilla se ha reanudado sus actuaciones. Aunque hasta ahora no he podido escuchar el conjunto completo este año, recientemente disfruté de un concierto de música de cámara con miembros de la orquesta interpretando el Quinteto de clarinete de Brahms y una obra encantadora que no conocía de Samuel Coleridge-Taylor. Esta ciudad es diversa en su oferta artística.

Otra de las joyas de la ciudad es el ciclo de conciertos Noches en los Jardines del Real Alcázar. Por lo general, a partir de finales de junio, Covid ha necesitado su retraso hasta mediados de Julio de este verano. A partir de las 22:30 horas, la variedad de géneros representados en estos conciertos es

verdaderamente asombroso; Los últimos años han incluido música de cámara clásica, música antigua de la edad media y renacimiento, música sefardí (judía) e islámica del pasado español, flamenco, músicas tradicionales de Marruecos, tierras árabes, música sufí, jazz, pop y más. No muy diferente actuaciones de flamenco madrugada, esta es una experiencia sensorial que lo abarca todo: la música, la arquitectura antigua, el estado de ánimo de la oscuridad circundante, los sonidos de la noche y el fragancias de los jardines del palacio después de los días calurosos y bañados por el sol. Es fácil ver lo que inspiró el famoso compositor español Manuel de Falla para componer sus «Noches en los jardines de España».

Es como si Andalucía y la noche tuvieran una historia de amor. Es mi momento favorito en esta parte encantada del mundo «.

Continue Reading

Actualidad

Opinión: Espadas y su ambivalencia

Published

on

Spread the love

Fernando Brazo Díaz es graduado social, especializado en derecho
sindical. Ha trabajado como asesor laboral y sindical para la Federación de Industrias Afines de la Unión General de Trabajadores de Andalucía, así como en áreas de administración de diferentes empresas del sector público y privado.

El otro día me vacunaron en el Estadio Olímpico. No os voy a contar la que lie para encontrar mi Vespa a la salida; casi lloro. Entré por una puerta, y no me preguntéis cómo, pero salí por otra. Soy de naturaleza intrépida, pero las jeringuillas son para hombres, y yo aún no he cumplido los cincuenta. Así que entre el miedo que hacía a la entrada, y la flama que hacía a la salida, desemboqué en el parking del Olímpico más desorientado que Junqueras a su salida de Lledoners.

Ahí estaba. Juan Espadas: “Apoyo al gobierno en la concesión de los indultos, igual que lo apoyaría si no los concediera”. Esta fue la respuesta que le dio el flamante candidato del PSOE-A a Carlos Alsina en su matinal de Onda Cero. 

A diferencia de Oriol, no me llegué a plantear si debía mostrarme victorioso o compungido, pues mi único anhelo era encontrar la Vespa, que no debía estar allende los dos kilómetros del coliseo. En un arrebato de gallardía, y muy afectado ya, apunté hacia un agente, y aunque solicitar ayuda es lo normal en estos casos, me pudo el bochorno y reculé haciendo lo que mejor se me da; ponerme a llorar. Está feo que, a mi edad, no sepa gestionar mis emociones y como recuperar la dignidad me suele llevar tiempo, eché mano del móvil.

Mente distraída Fernando, y ahí estaba. Juan Espadas: “Apoyo al gobierno en la concesión de los
indultos, igual que lo apoyaría si no los concediera”. Esta fue la respuesta que le dio el flamante candidato del PSOE-A a Carlos Alsina en su matinal de Onda Cero. ¿Cachondo no?, pues a mí me representa. Las malas lenguas dirán que se trata de un posicionamiento ambiguo o servil, pero la verdad es que ese desconcierto tiene un nombre; ambivalencia.

La ambivalencia es un estado mental en el que convergen sentimientos contrapuestos respecto a un mismo hecho y, a diario, sin caer en la cuenta, somos ambivalentes.

La ambivalencia es un estado mental en el que convergen sentimientos contrapuestos respecto a
un mismo hecho y, a diario, sin caer en la cuenta, somos ambivalentes. Cuando pasamos por la
esquina del Tremendo y de entre las hordas asoma la gaita del Bryan, que ya nos ha visto, y que se acerca a paso de mudá con una cerveza en la mano, somos ambivalentes.

Nuestra primera reacción es decir que es temprano, pues desconocemos que hay palabras como
temprano, que desde la Puerta Osario hasta la Encarnación y a partir de ciertas horas, actúan como resortes del mal. Inmediatamente después, y no me refiero al rato, sino al momento que nace en los albores de un nuevo segundo, caemos en nuestro error y tras una leve reflexión sobre lo efímera que es la vida, aceptamos el obsequio. Es en ese preciso instante, y aunque nuestra voz, sumisa, denote estar siendo arrastrada por algún ente diabólico hacia el abismo del descontrol, cuando se materializa en nuestro ser el milagro de la ambivalencia.

Espero que nuestro alcalde, buen tipo, aderece su ambivalencia antes de hipotecar, con la guasa, el futuro de nuestros hijos.

Inconscientemente, pasamos de una cosa a su contraria sin despeinarnos. El problema que presenta la ambivalencia de Juan Espadas es que presidir el gobierno de la Junta nada tiene que ver con nuestro proceder cotidiano. Y no lo digo porque Andalucía, que ha sido cuna de maestros, merezca otra cosa, sino porque nuestra tasa de paro está diez puntos porcentuales por encima de la catalana y nuestro PIB per cápita, que es buen indicador de la calidad de vida, once mil cuatrocientos ochenta y seis euros por debajo. Sí, habéis leído bien, más de once mil eurazos por debajo. Espero que nuestro alcalde, buen tipo, aderece su ambivalencia antes de hipotecar, con la guasa, el futuro de nuestros hijos.

Por cierto, y bromas aparte, la organización del punto de vacunación en el Estadio Olímpico de Sevilla está siendo de diez.

Continue Reading

Opinion

La mirada del otro. Eric Fried: «Sevilla nunca deja de sorprendernos»

Published

on

Spread the love

QUIÉN SOY.- Un profesor americano en Sevilla. Eric Fried, es de Lubbock Texas, Profesor de Música de la Texas Tech University de Sevilla. Cada primavera desde hace doce años sigue volviendo a Sevilla porque ama la ciudad, el país, la gente, y especialmente el arte, la culture y la música. Cada semana nos cuenta sus impresiones y opiniones sobre vivir en Sevilla y Andalucía. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

FASCINADO CON LA CULTURA ESPAÑOLA

Estoy fascinado con casi todas las cosas españolas pero mis impresiones siguen siendo (al menos en este punto) las de un forastero, vaunque espero más profundas que las de un turista casual.

A pesar de que esta es la duodécima vez que ejerzo de profesor en Sevilla, todavía estoy aprendiendo sobre las complejidades de este maravilloso país, su historia a menudo difícil, junto con la edad de oro, las ricas tradiciones de Las Tres Culturas y la asombroso, pero diferente, evolución de la música española a lo largo de los siglos.

Una vez más, como profesor universitario y ciudadano estadounidense, estoy seguro de que veo las cosas de manera diferente a muchos españoles. Doy la bienvenida a las diferencias de opinión inteligentes; Personalmente, me enriquece escuchar diferentes perspectivas y espero que las mías nunca se consideren ofensivas, ya que tengo un gran respeto por este país y su gente.

Puede ser una imagen de una o varias personas, personas de pie y al aire libre

EL USO DE LA MASCARILLA

Parece justo decir que, en general, los españoles se toman la pandemia y el coronavirus mucho más en serio que muchos en Estados Unidos. Aunque considerablemente por detrás de EE. UU en tasas de vacunación, mi impresión es que el operativo sanitario de vacunación se ha visto obstaculizado por problemas logísticos y probablemente políticos en la Unión Europea.

Puede ser una imagen de flor, naturaleza y árbol

Con la excepción de lo que parecen ser unos pocos adolescentes rebeldes, casi todas las personas que he visto en Sevilla y Madrid usan mascarillas en las calles y en las tiendas. Tanto el gobierno como las empresas fomentan el uso de la mascarilla, y es probable que le llamen la atención, antes de ingresar a un negocio sin una. Por supuesto, como en Estados Unidos, las mascarillas se quitan al comer y beber, y éstas actividades sociales son omnipresentes en Sevilla.

Puede ser una imagen de al aire libre y monumento

Un amigo español me dijo que, aunque la mayoría de los españoles son independientes por naturaleza y probablemente no lo harían por sí mismos, al usar mascarilla obedecen las leyes y parecen ser considerados con sus compatriotas. Ojalá hubiera sido el caso en mi propio país, donde un porcentaje demasiado grande de personas se niega egoístamente a usar una mascarilla debido a sus creencias políticas.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

SEVILLA SIN PROCESIONES

Esperaba con ansias las hermosas procesiones de la fiesta de Corpus Christi semanas atrás, como lo había hecho en años anteriores. No hace falta ser católico ni religioso para sorprenderse con la belleza y el boato de las procesiones religiosas que se realizan de forma habitual en Sevilla (al menos antes de la pandemia).

Puede ser una imagen de al aire libre y monumento

Siempre les digo a mis estudiantes universitarios que “sigan la música” cuando la escuchan en Sevilla. (La música en las calles no es común en la mayoría de las ciudades estadounidenses). Les digo: “Cuando escuchen los tambores, las trompetas agudas o los acordes de una guitarra, búscala y encuéntrala. ¡Suele acabar siendo una experiencia memorable! ”.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Después de completar la caminata de diez minutos desde mi apartamento hasta la Catedral esa mañana, me acerqué a un policía y le pregunté cuándo comenzaba la procesión. Me informó que este año no había procesiones (debido al Covid); lo había leído en uno de los sitios web de Sevilla, pero de alguna manera no podía creerlo. Escuché que había un concierto de bandas al aire libre esa noche en las Setas y tenía la intención de verlo, pero en cambio, como es costumbre, terminé saliendo a tomar cerveza y tapas con dos amigos, uno Estadounidense y un español.

Irónicamente, en lugar de la celebración de esta fiesta católica cristiana, a primera hora de la tarde, mi clase de estudiantes estadounidenses realizó una visita guiada a la Judería, el antiguo barrio judío de Sevilla, donde no ha vivido ningún judío desde 1492, cuando fueron expulsados de España por decreto de los Reyes Católicos, y que desde entonces ha sido renombrado con el nombre cristiano de barrio “Santa Cruz”.

 

Puede ser una imagen de interior

Pensé en entrar a la Catedral, pero había un educado letrero en cuatro idiomas pidiendo a la gente que no entrara durante la misa a menos que fueran a oír misa. Asomé la cabeza por la puerta cuando escuché música de órgano que venía del interior; había visto los enormes y visualmente impresionantes órganos de tubos antiguos en el interior muchas veces, pero nunca había tenido la oportunidad de escucharlos antes de esa mañana.

A  medianoche del día anterior yo había estado caminando junto a la Catedral cuando presencié el repicar de las enormes campanas de la Giralda, el campanario de la Catedral del siglo XII (en 1184, antes de la adición cristiana de las campanas en la parte superior) como un minarete musulmán desde el que se vociferaba la llamadas a la oración sobre la ciudad.

Esto me trajo a la mente la obra El Corpus en Sevilla del compositor español Isaac Albéniz, que presenta una impresión fantásticamente colorida de esta fiesta desde el punto de vista del compositor, quien, como yo, también estaba fascinado con Andalucía. Presenté este trabajo como parte del plan de estudios para mi clase a los estudiantes estadounidenses.

Puede ser una imagen de al aire libre

Como ya estaba cerca esa mañana, también decidí caminar por el barrio de Santa Cruz y sentarme a desayunar y tomar un café. La ironía todavía me sorprende. Aquí estoy, un judío, que bajo la Inquisición de siglos de duración habría sido expulsado, obligado a convertirse o asesinado, fascinado y extasiado con la rica mezcla de culturas aquí – Las Tres Culturas – Cristiana, Musulmana y Judía .

Puede ser una imagen de al aire libre

De la misma manera que la historia de los nativos americanos (y afroamericanos) ha sido reprimida e ignorada en los EE. UU., algunos amigos españoles conocedores de la historia me han dicho que gran parte de esta historia no se enseña en las escuelas públicas, aquí en España, y muchos españoles no  conocen por completo las influencias judías sefardíes en su cultura. Espero que esto cambie, aunque sea gradualmente.

EVENTOS INESPERADOS EN UNA CIUDAD MAGICA

De hecho, esta es una ciudad mágica y los eventos más extraños y misteriosos aparecen de la nada. El pasado domingo por la noche, salí a caminar con Jeff, un amigo y profesor colega mío.
 

Puede ser una imagen de 2 personas e interior

En una calle vimos coches de policía y motos apiñados a lo largo de una de las estrechas calles laterales, al lado del restaurante donde había almorzado (y me dijeron que ahí era donde había comido Barack Obama cuando vino a Sevilla en 2018).  Se había formado una multitud. Me sorprendió ver el comienzo de una procesión, pero no parecía religiosa.

Puede ser una imagen de una o varias personas, personas caminando, personas de pie y al aire libre

Le preguntamos a un transeúnte qué estaba pasando, ¡y parece que estaban celebrando el bautismo del artista Diego Velázquez (el 6 de junio de 1599)! Seguimos la procesión por una calle aún más estrecha, que resultó ser la misma calle donde Jeff alquila un Air B & B mientras ejerce como profesor. El lugar de nacimiento del artista está justo al lado de su apartamento: ¡los dos edificios comparten una pared !. Ninguno de los dos tenía idea y nos quedamos asombrados.

Puede ser una imagen de 1 persona y al aire libre

La procesión se detuvo en esta casa; una mujer apareció en la ventana de arriba y comenzó a cantar, acompañada de un guitarrista solitario, mientras la multitud miraba con reverencia. Después de un whisky y unas tapas en un bar cercano, caminamos de regreso al lugar para asegurarnos de que no habíamos estado alucinando. Efectivamente, una placa rota que la designaba como la casa natal de Velázquez estaba allí en el edificio tapiado y deteriorado, como si al fantasma del artista le importara un bledo.

Posteriormente, y gracias a José Antonio Suárez López de esta publicación, me informó y me alivió saber que efectivamente existen planes para restaurar la casa natal de este reconocido artista y abrirla como museo.
Sevilla no deja de sorprendernos.
Texto. Imágenes y videos de Eric Fried.

Continue Reading

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!