Connect with us
Multigestion Publi

Actualidad

Porqué los hermanos de la Hermandad de la Caridad de Marchena lo son también de Sevilla y viceversa

Published

on

Eduardo Ybarra Mencos, hermano mayor de la Caridad de Sevilla, Pedro Fernández de Córdoba ex hermano mayor  y un grupo de hermanos de la Caridad de Sevilla visitó el pasado sábado la hermandad de la Caridad de Marchena para estrechar lazos.

Entre los miembros de la Caridad de Sevilla que vinieron a Marchena estaba Julián Aguilar García, nacido en Marchena y residente en Sevilla. «La idea de visitar la hermandad de Marchena fue una propuesta de José Manuel Alvarez Lora, hermano Mayor de la Caridad de Marchena que ha ido con frecuencia a Sevilla para reforzar los vínculos. Pedro Fernández de Córdoba tiene mucha relación con Marchena no siendo él de aquí y ambos están reforzando esa relación que viene del siglo XVI» explica Julián Melgar.

Conocieron la documentación histórica que conserva la hermandad marchenera y luego conocieron la capilla de la Virgen de los Desamparados de San Sebastián construída por la misma hermandad, donde se celebró una misa conjunta para luego visitar el casco antiguo y visitar Santa María y San Juan.

Francisco López García y Pedro Benjumea Lebrón, fundaron la Hermandad de la Caridad de Marchena en torno a 1600, que hoy, atiende a familias necesitadas, pago de los recibos, y Colabora Con Cáritas.

Miguel de Mañara, que tiene una calle en Marchena, junto a la Iglesia de San Sebastián dejó escrito en su sepultura «aquí yacen los huesos y cenizas del peor hombre que ha habido en el mundo: rueguen a Dios por él».

En julio de 1678 Miguel de Mañara envíó una carta a la Hermandad de la Caridad de Marchena en respuesta a su petición de confraternizar en la que afirma que las dos hermandades serán consideradas como una sola es decir que los Hermanos de la Caridad de Marchena serán además considerados hermanos de la de Sevilla y al revés. Además en esa carta, Mañara y el resto de los oficiales de la Caridad de Sevilla firman como hermanos de la Caridad de Marchena.

«Eso se hizo en el siglo XVII imagino que si nadie lo ha revocado eso sigue siendo así» explica Manuel Antonio Ramos «los hermanos de la Caridad de Sevilla son también tenidos por hermanos de la de Marchena y al revés es una cosa curiosa pero así lo dejo escrito don Miguel de Mañara».

Al mismo tiempo la familia Ponce de León fueron integrantes de las hermandades de Caridad de Sevilla y Marchena. Tras la fundación en Marchena los Ponce de León llegaron a ser hermanos mayores de la Caridad de Marchena, explica Manuel Antonio Ramos y además fueron hermanos de la Caridad de Sevilla.

Don Miguel de Mañara (Sevilla)

«Hay un escudo de los Ponce de León dentro del libro de reglas restauró Instituto Andaluz de Patrimonio» explica Ramos.  El Hospital de la Caridad de Marchena, ubicado en Plaza de San Sebastián no era un hospital de incurables como el Hospital de la Misericordia «sino un hospital para enfermos impedidos. La Hermandad era la encargada de comprar  sillas y de transportar los enfermos al hospital donde se iban a curar.  También el hospital de Marchena era un hospital para la entrada y salida de transeúntes.

Desde suy fundación en el XVI, la Caridad recogía los huesos de personas que habían muerto en el campo marchenero y les daba enterramiento el Domingo de Ramos, costumbre que aún hoy pervive.

Reflejo de la fachada.

«Antes la procesión de los huesos se hacía desde la ermita de San Lorenzo  y hoy se hace desde la capilla del antguo hospital hasta la iglesia de San Sebastián. Se trataba de hacer un entierro de máxima categoría a esos restos de esas personas que había muerto solos en el campo y que no tenían dinero para costear su entierro».

En 1766 el administrador del Hospicio y Casa de la Caridad de Marchena y Hermano Mayor de la Caridad, Andrés Mariano Fernández de la Chica, se obliga por contrato en nombre de dicha Hermandad a transportar al Hospital General de Sevilla a todos los pobres que necesiten medicarse y no puedan ser admitidos en el hospital de la Misericordia de Marchena. Código de Referencia: S.45168.SNAHN/1.2.21.7.10//OSUNA,C.175,D.53

En el libro de Pepe Villalobos sobre el XIX se reitera la idea de que la Caridad era una de las más poderosas porque entre sus miembros estaban importantes personas relacionadas con la política local y grandes terratenientes. Manuel Antonio Ramos añade que desde el XIX la Caridad de Marchena se encargó de gestionar la Junta Municipal de Beneficencia incluso se hacía cargo de los niños huérfanos.  Por este y otros motivos sus miembros tenían que ser personas pudientes para poder pagar el coste de su obra social.

Tras llevar una vida de lujos y habiendo muerto su esposa en I662 el caballero sevillano de origen sardo don Miguel de Mañara Vicentelo de Leca ingresó como hermano de la Caridad de Sevilla que desde el siglo XV se dedicaba a enterrar a los ahogados o que habían muerto en la calle.  Mañara creó y mantuvo una singular obra asistencial que ha perdurado hasta nuestros días.

Era una Sevilla llena de plata y oro de América pero también llena de enfermedades y epidemias como la de la peste que se inició el Domingo de Ramos de 1649 cuando  el Guadalquivir se desbordó. La peste de ese año dejó 60.000 muertos.

Después de vivir entre mansiones y gran riqueza Miguel de Mañara pasó a vivir en el propio hospital creado por el dónde murió en 1679.  Mañara definía a los pobres como sus amos y señores exigiendo a los nuevos hermanos que vinieran después «servir en público y en secreto a sus muy amados hermanos los pobres de muy buena voluntad».

Escribió Miguel de Mañara «vive el rico en cuidados vive el pobre pobre en miseria sumergido el monarca en lisonjas embebido y a tristes penas el pastor atado soldado los triunfos congojado vive el letrado a lo civil unido, en providencias oprimidos, el religioso vive con prisiones en el trabajo boga oficial fuerte y de todos la muerte es acogida y qué es el morir dejarnos las pasiones luego el vivir es una larga muerte luego el morir es una dulce vida».

Hoy se mantiene la actividad de la Caridad de Sevilla que tiene 400 hermanos. Además del hospital y capilla de San Jorge, con obras de Murillo, Valdés Leral y Roldán, acogen ancianos y disminuído psíquicos y además tienen un centro en Montequinto.

El pensamiento religioso de Mañara quedó recogido en las Reglas de la Hermandad en varios poemas y en la obra Discurso de la Verdad, editada en 1672 además de un su testamento. A partir de este testamento nace la leyenda literaria del XIX con la idea de que antes de su conversión Mañara seductor, que se arrepiente al final de sus días, con el personaje de don Juan Tenorio de Zorrilla, que le dio una interpretación a la leyenda popular del encuentro de Mañara con la Muerte, en la forma de una bella mujer.

Actualidad

Porqué miles de personas en América y España llevan el apellido Marchena

Published

on

By

Kenneth

No todos los días se conocen personas como Kenneth de Marchena. Descendiente de Abraham de Marchena, enterrado desde 1603 en Amsterdam, a donde llegaron en 1500, los judíos que huían de la Inquisición de España y Portugal. Kenneth afirma que un millón de personas en América llevan el apellido Marchena.

Kenneth tiene esa sabiduría de los hombres sencillos, de los hombres grandes. Conocerlo ha sido una experiencia única e irrepetible. El viaje lo ha hecho desde el corazón, no desde la mente. El iba con el corazón por delante allí por donde iba.

Llegó a Marchena, Sevilla, el 16 de agosto de 2018, con 35 grados y una levita negra, cabeza rapada, piel roja y una pequeña coleta asiática trenzada y una mirada limpia dispuesto a redescubrirlo todo.  Al poco de conocerlo se conocía que su carácter era el de un andaluz: no paraba de hablar.

sddf

Tenia necesidad de comunicar ya fuera en un paseo por el campo, viendo las murallas y torres marcheneros o en los bares. Le encanta hablar con la gente sencilla.  Le encanta saludar y abrazar a la gente. En Holanda apenas hay gente así, me decía y yo le respondía que en Andalucía todo el mundo es así. En el futuro a el le gustaría vivir en la costa española. En Marchena a todo el mundo le abrió las puertas, iglesias, archivos y casas.

 

Realizar una bienvenida a alguien que no conoces, -primer judío que vuelve a tu pueblo natal 500 años después-, sonaba extraño, pero los participantes, unas 40 personas, teníamos la convicción de que era lo que debía hacerse.  Kenneth personifica a los descendientes de judíos de Sefarad que desearían poder vivir el reencuentro que él ha vivido.

fgfg

Cumplir su destino era venir a Marchena, Sevilla, Sefarad donde en todo momento se mostró muy feliz, siempre con el recuerdo de su madre enterrada en la isla de Curazao.

El homenaje se hizo al anochecer del viernes, casualmente coincidiendo con el inicio del Shabat, -sábado, dia sagrado judío- en una casa de la calle Padre Marchena, 19, junto a donde se cree que estuvo la judería, en torno a la calle Sastres.

Pudimos sentir la magia de rencontramos con una parte de nuestro pasado. Las palabras de Pepa Rull, Fundación Legado Sefardí y Kenneth de Marchena, nos ayudaron un poco más entender el periplo de los judíos sefarditas que salieron de España.

No es lo mismo leer sobre historia en un libro, que sentir las nanas sefardíes, como «Drume drume», canción de cuna sefardí.

ghgfh_1

La dueña de la casa Macarena García vivió el acto como un auténtico regalo y nos dió las gracias.   Al día siguiente nos invitó a todos a desayunar productos típicos locales entre ellos una joya de la gastronomía, el mollete, una pieza de pan ácimo, sin levadura dentro de la tradición judía, que es el típico y una seña de identidad de Marchena.

Compartimos intuiciones y certezas sobre la posible pervivencia de la tradición judía hoy en España a través de la cultura.

Gracias a este acto se ha pronunciado en público la palabra judío a nivel local tras 500 años por primera vez, hemos buscado los orígenes judíos de la localidad, a través de vídeos medios de comunicación y redes sociales, el acto ha llegado a Canadá, Holanda, Nueva York, Amsterdam y Caribe.

juan de marchena 1538sd

Kenneth y Pepa Rull de Fundación Legado Sefardí encontraron en los libros de bautismo de la iglesia de San Juan, registros de tres personas apellidadas De Marchena a partir de1530.  En el resto de parroquias no encontraron nada, ya que el apellido nació cuando los judíos salieron de Marchena y solo existe fuera del municipio. También encontramos en los libros de bautismo de San Juan, registros de personas con la inscripción «cristianos nuevos», en su mayoría judíos.

ghgfh_2

La noche de su despedida a las puertas del antiguo Palacio Ducal del duque que acogió a los judíos en 1481, en cuyo convento él se alojaba, Kenneth pidió ayuda para escribir un libro donde plasmar su historia y prometió volver al año siguiente.

Al día siguiente con Pepa Rull fue a visitar el Archivo de Indias donde hay miles de documentos de la historia de América y donde su director les contó que sabía que los nobles y duques de la época ayudaron a los judíos y que sabía que algunos judíos de España acabaron en la isla de Aruba.

29

Detrás de el vendrán más personas a Marchena, Andalucía, a buscar sus raíces. Si hubiera que elegir un título para el libro de Kenneth sería «El Hombre que buscaba sus raíces».

Continue Reading

Actualidad

Juan Rada: «La doble contabilidad del cortijo Los Galindos» una de las claves del caso

Published

on

By

Juan Rada, director del diario El Caso, manifestó a Radio Futuro hoy 44 años después que el quíntuple asesinato del cortijo Los Galindos en 1975, cuando todavía estaba Franco vivo, «se centra en la doble contabilidad» de las cuentas del cortijo «y las causas apuntan a los responsables de ella».

Se trata de uno de los asesinatos más mediáticos y famosos de la historia reciente de España con libros, películas y una legión de seguidores de toda España en torno a este caso. «El Marqués de Grañina, comandante en la reserva,  se sabe fue a Sevilla a pedirle al Capitán General que la prensa no diera tanta guerra» indica Rada.

Gonzalo Fernández de Córdoba y Topete, VIII marqués de Grañina, se casó en 1954 con María de las Mercedes Delgado y Durán propietaria del cortijo Los Galindos y se separaron en 1976.

Resultado de imagen de cortijo los galindos

«Pero claro una doble contabilidad no es motivo para matar a dos personas, pudo haber una discusión, un estallido de violencia, y que se derrame la sangre cuando no estaba previsto», indica Rada. El responsable de dicha doble contabilidad era el Marqués de Grañina, militar franquista en la reserva, que finalmente se separó de la propietaria de la finca, su esposa.

Sobre quién se quedaba ese dinero y a qué fines iba destinado ese dinero que se detraía de la finca en dicha doble contabilidad, Rada explicó que «no se sabe», aunque apuntó que una de las hipótesis es que el Marqués, no estaba de acuerdo con los cambios democráticos que ya se vislumbraban en España. «Se ha apuntado que de esa doble contabilidad estaba al tanto el Marqués y no la Marquesa. La Marquesa sabía bastante más de lo que contaba. Sobre todo cuando empezó a echar cortinas de humo, de la droga o de los soldados» que luego se demostraron inviables.

«Las historias sobre plantación de droga pretendía ocultar la doble contabilidad que había en la finca», explica Rada. «Pero claro con qué fin ese dinero se desviaba, eso es lo que no se puede aclarar, muchos protagonistas han ido falleciendo y es difícil que se haga ya la luz al respecto».  Señalando que la mayoría de los libros que se han hecho por periodistas recientemente apuntan a la doble contabilidad como la clave de este caso.

«Fue una chapuza, los asesinos improvisaron mucho y dejaron muchos rastros que en su momento no se supieron aprovechar» explica Rada. «No se sabe si fue premeditado o surgió sobre la marcha».

 

Continue Reading

Actualidad

Chamizo: «Más de tres millones de personas viven en riesgo de exclusión social en Andalucía»

Published

on

By

El exdefensor del Pueblo Andaluz José Chamizo de la Rubia asegura que en España más de 10 millones de personas viven en riesgo de exclusión social, cifra que alcanza los tres millones en nuestra comunidad autónoma. 

El comienzo del siglo XXI está viendo resurgir un nuevo tiempo de regresiones democráticas, de derechos, de género, de libertades, de igualdad, puesto que algunos Derechos Humanos se están poniendo en tela de juicio por determinadas ideologías… “Se vulneran, en general, todos los derechos”, asegura José Chamizo, exdefensor del Pueblo Andaluz.

Para dar muestra de ello, ha explicado que, con respecto a Andalucía, “se vulnera el derecho a una vivienda digna, el derecho al trabajo, el derecho a una vida con unos mínimos cubiertos, el acceso a la cultura en los barrios populares, la atención a las personas que son grandes dependientes, la atención a los ‘sin techo’. En la actualidad vivimos en una etapa de regresión de muchos derechos, como el del artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el derecho a emigrar”.

En este sentido, y aunque reconoce que en la Unión Europea existen muchos documentos sobre políticas migratorias, considera que “no sirven de mucho. Además, Europa ha demostrado con los refugiados que la inmigración le molesta. Es un escándalo, cuyas consecuencias padeceremos en algún momento”, sentencia.

Chamizo ha hecho estas consideraciones en el marco del curso ‘La lucha por los derechos en el siglo XXI. En igualdad, ni un paso atrás. In memoriam a Rosario Valpuesta’, donde ha impartido la conferencia “Políticas migratorias y de refugio en la Unión Europea”. El seminario, que este viernes concluye en Carmona, forma parte de la oferta académica de los XVII Cursos de Verano que la Universidad Pablo de Olavide viene celebrando en la sede ‘Rectora Rosario Valpuesta’ del Palacio de los Briones de la localidad sevillana.

Dicho seminario se celebra bajo la dirección de Vicente Guzmán Fluja, rector de la Universidad Pablo de Olavide y catedrático de Derecho Procesal; Maria Jose Fariñas Dulce, catedrática de Filosofía y Sociología del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid y
Gumersindo Caballero Gómez, profesor de Ciencias Políticas y de la Administración de la Universidad Pablo de Olavide. Además, está coordinado por Atenea Melgarejo Vargas, economista, abogada y auditora de la Cámara de Cuentas de Andalucía.

El compromiso de Chamizo con la sociedad sigue siendo muy fuerte. Después de 17 años como defensor del Pueblo Andaluz, vive dedicado a su labor como presidente de dos ONG, Fundación Sevilla Acoge –en apoyo a la población inmigrante– y Voluntarios por otro Mundo, volcada en la atención a presos indigentes y a los jóvenes que dejan de ser tutelados por la Junta una vez alcanzan la mayoría de edad.

A su parecer, el Estado del Bienestar está en crisis y los últimos datos hablan de “una importante población pobre en España, así como en Andalucía”. De esta manera, expone que sólo en Sevilla existen 104.000 personas que viven en malas condiciones, mientras que en España, más de 10 millones de personas viven en riesgo de exclusión social, cifra que alcanza los tres millones en nuestra comunidad autónoma. “Estos datos deben hacernos pensar sobre qué políticas sociales estamos haciendo”, añade.

“Hoy vivimos en la etapa de los trabajadores empobrecidos, que son aquellos que viven en pisos compartidos o con los padres. Para vivir dignamente tienen que trabajar, si pueden, todos los miembros de la familia. Muchas personas han cogido la calle de en medio y realizan actividades ilícitas o ilegales para salir adelante”, según Chamizo. Y es que el acceso a un puesto de trabajo ya no garantiza salir de las capas de pobreza que afectan a nuestra sociedad, lo que evidencia que “las políticas que se llevan a cabo en el ámbito laboral no están dando buenos resultados”, concluye.

Continue Reading

Actualidad

Juan Ponce de León tuvo 28 hijos de 8 mujeres distintas, y ninguna la legítima

Published

on

By

Juan Luis Carriazo publica en la Revista Andalucía en la Historia,  las aventuras extraconyugales del sexto Señor de Marchena desde 1448 Juan Ponce de León que tuvo 28 hijos de 8 mujeres distintas, y ninguna la legítima, ya que el heredero nacería de la criada Leonor Núñez, madre del Duque de Cádiz.

El onubense, Juan Luis Carriazo, Catedrático de Historia Medieval, quien más y mejor ha escrito sobre la Marchena de los primeros Ponce de León ha puesto su interés en Leonor Núñez de Prado, madre del Duque de Cádiz tras publicar la biografía de su mujer Beatriz Pacheco, el año pasado.

Leonor Núñez de Prado llegó a Marchena como criada y murió como duquesa al casarse con el Señor de Marchena acabando sus días enterrada en una sepultura digna de una reina en el Monasterio de San Jerónimo de Sevilla, con fama de santa.

Leonor Núñez de Prado era hija de unos labradores muy pobres de Yébenes (Toledo) «de baja  suerte y condición y que no era hijadealgo sino debajo linaje», otros dicen que era morisca, que junto a su madre entraron al servicio de la Duquesa Leonor de Guzmán a la que acompañan a Marchena para la boda con Juan Ponce de León.

Leonor de Guzman

Vivir con un Ponce de León, no era fácil. A la vida militar y violenta propia de tiempos de guerra se une que Leonor Núñez fue blanco del deseo del «excepcionalmente promiscuo» Juan Ponce de León que tuvo 28 hijos de 8 mujeres distintas, y ninguna la suya, con la que se había casado, Leonor Guzmán, hija de Duques.

Desde que vio a Leonor Núñez en Marchena, Juan Ponce de León se prendó de ella, y a pesar de ello se casó con su prometida aunque no tardó en aborrecerla. En el pleito de 1510, un vecino de Marchena decía haber oído decir a Juan Ponce de León que su legitima esposa le parecía «una grande asna y que tenía orejas de asno», otro afirma que don Juan «no la quería bien porque era fea y pecosa».

Le gustaba más Leonor Nuñez que era joven y guapa a la que siempre trató como su esposa. El problema era que Leonor Núñez dejó en Toledo a su marido, el bordador Juan del Paraíso. Vamos que «salió del paraíso para meterse en el infierno» según ella misma escribió. El bordador inició un pleito para reclamar a su legítima mujer, y vino a buscarla a Marchena pero de nada le sirvió. Su mujer le advirtió que no lo intentara porque  «la mayor tajada sería la de la oreja».

El Señor de Marchena habia tomado a Leonor en contra de la voluntad de su propio padre, que le negaba el matrimonio con ella y de ella misma que se defendía y se negaba con todas sus fuerzas alegando que era casada.

Al final la hizo madre de ocho hijos y la recluyó a la Torre de Los Navarros, donde fue naciendo la prole, ya que su padre el conde Don Pedro, se oponía a tenerla en Sevilla ni en Marchena ni le permitía casarse con ella mientras él y su legítima esposa vivieran.

El enfrentamiento paterno filial fue de tal magnitud, que cuando murió el conde Don Pedro, en 1441, su hijo no fue al entierro. Llegado el dia en que Don Juan Ponce de León se convirtió en señor de Marchena y heredero, lo primero que hizo fue ir a la Torre de los Navarros a por su amada Leonor.

Leonor Núñez fue conducida al castillo de Mairena del Alcor al amanecer del 3 de noviembre de 1448 para casarse con Don Juan ante una imagen de San Eutropio asistidos por sus criados Marta Rodríguez y Pedro de Pineda. Asistieron los Jerónimos del monasterio de Buenavista fray Juan de Medina y fray Pedro de Illescas y fueron testigos los vecinos de Mairena.

Los esposos se trasladaron a Marchena junto a sus hijos y ella pocas veces volvió a salir del Palacio de  Marchena donde tuvo que convivir con la irrefrenable promiscuidad de su marido Don Juan que ya antes de casarse con ella «se había echado con una tal Isabel Trigueros» en Mairena.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!