Connect with us
Multigestion Publi

Cultura

Rocío Márquez elogia a Pepe Marchena: Maestro de los grandes maestros

Published

on

Rocío Márquez elogia a Pepe Marchena en la web de la Revista cultural sevillana La Muy. A continuación reproducimos el artículo escrito por Rocío Márquez íntegramente. 

Como la mayoría de los cantaores y las cantaoras de mi tierra, Huelva, un fandango fue lo primero que canté. No recuerdo la edad que tenía, aunque mediante una cinta de VHS y la memoria de mi madre, sé que me faltaba poco para cumplir los tres años. Sí recuerdo en cambio la necesidad de pertenencia a un grupo. Quería ser morena y con voz rajá. En este empeño, con diez años, me teñí el pelo de negro y me gané a pulso un par de nódulos vocales. Este fue quizás uno de los mayores aprendizajes de mi vida. Es necesario conocerse y aceptarse, y no querer vender lo que no se tiene. Con esta enseñanza en proceso de interiorización, escuché por primera vez a José Tejada Martín, conocido por la afición flamenca como Pepe Marchena.

En él descubrí a un artista flamenco que se salía de todos los estereotipos que le imponía su género y creaba un estilo propio que me llenaba de fantasía, imaginación y libertad. En él no solo cambiaba el color vocal, también variaba el contenido. Arreglaba y cuidaba tanto los cantes como su vestimenta con una estética preciosista y personalísima. De él fue la iniciativa de vestir el flamenco de limpio, refiriéndose a cantar con chaqué.

Desde mi punto de vista, este hecho que hoy en día podría casi provocarme rechazo, en su contexto -principios de 1900- significaba un posicionamiento diferente al de los cantaores y cantaoras de aquel momento. Elegir esta indumentaria era una forma de mirar de tú a tú a los señoritos que los contrataban. Era un modo de horizontalizar una sociedad claramente jerarquizada. A veces, el mejor modo de plantarle cara al contrario es apropiarse de su simbología.

Acabo de recordar una anécdota que viene al caso. Pepe se encontraba en la barra de un bar tomando una copa. En ese momento, un señorito que frecuentaba el lugar se acercó a él y le pidió un fandango, a lo que Pepe respondió que eso costaba caro y puso un precio alto para la época. El demandante continuó pidiéndole aquella letra. Marchena le cantó. El señorito le pagó. Y justo después de cobrar, Pepe llamó al limpiabotas. Y mientras este le brindaba su servicio, le puso en su bolsillo el dinero íntegro que acababa de recibir.

Un artista-personaje así no podía dejar indiferente a nadie. Su cultura era popular pues era analfabeto. Su intuición e inquietud lo guiaron hasta la creatividad que corona a un genio.

De esta manera llegan las que serían algunas de sus obras más conocidas: La Rosa y la Colombiana. La primera de ellas surge en Badajoz, donde trabajaba en el Salón La Lipa. Al finalizar el recital, fue a ver la representación de Amores y amoríos de los hermanos Álvarez Quintero en el Teatro López de Ayala por parte de la compañía de Rosario Pino. Quedó fascinado con este texto, el cual pidió al terminar la función y poco tiempo más tarde lo musicó y grabó.

La Colombiana fue una creación inspirada en el zorcico vasco y algún corrido mexicano. Sin duda, la aportación del flamenco en el siglo XX que más se canta en romerías y fiestas populares.

Por esta búsqueda constante y por su curiosidad innata fue apodado con el sobrenombre de La Vieja y, sin ella, la Ópera Flamenca se habría quedado sin uno de sus máximos exponentes.

En el flamenco, al igual que en otras disciplinas existe la tendencia a clasificar, etiquetar y, si es posible, hacer equipos con los elementos que se coloquen sobre la mesa. En el caso que nos ocupa, muchos aficionados crean equipos de cantaores, así encontramos a los marcheneros, a los mairenistas (seguidores de Antonio Mairena), a los camaroneros (fanes de Camarón), a los morentianos (ultras de Enrique Morente)…

Me gustaría destacar dos cuestiones de este fenómeno. En primer lugar, que ninguno de estos grupos surge a partir de nombres de mujeres cantaoras. En el argot flamenco no he escuchado a nadie definirse como pavoniano (por Pastora Pavón, la Niña de los Peines) o paquero (por la de Jerez), aunque muchos reconozcan ser seguidores y admiradores de estas mismas artistas. Por otro lado, se me viene a la cabeza la expresión que alguna vez le escuché al Niño de Elche cuando hablaba de los “morentianos conservadores”. No sé hasta qué punto somos capaces de degustar la esencia de un cantaor o cantaora, de sentirla, analizarla y reproducirla, si se quisiese, antes de llegar a una reproducción lo más exacta posible… en caso de artistas creativos tengo la sensación de que reproducir sistemáticamente “cantes míticos” del artista admirado puede ir casi en contra del verdadero mensaje que intentó transmitir.

De cualquier modo, a pesar de mi visión cooperativista, tengo fe en que este arte aprenda a apreciar la peculiaridad de cada artista y no acabe haciendo equipos como en el fútbol.

Volviendo a nuestro personaje, Marchena, me viene a la mente una frase de mi maestro José de la Tomasa. Él siempre nos decía que el cante es mitad garganta, mitad cabeza. Al principio me pareció un poco desproporcionada esta medida, hoy me parece un buen diagnóstico.

Cantando bien hay mucha gente, pero para ser cantaor o cantaora eso no es suficiente. Pepe Marchena fue de los primeros en tener una visión empresarial y diseñar su propio modelo de marketing (de la época). Su manera de funcionar era la siguiente. Se trasladaba un día antes al pueblo o a la ciudad donde iba a actuar, preguntaba por la taberna más frecuentada y allí se cantaba una pincelada, dejando con la miel en los labios a los presentes e impulsando la mejor campaña de promoción, el boca a boca.

En el mundo flamenco existe un máximo galardón, la Llave del Cante. Para mí, lo interesante de este premio es la simbología, porque hace falta abrir puertas y ventanas en la sociedad que vivimos. Marchena me ha enseñado a apreciar y a entender a otros artistas, me ha invitado a visitar países exóticos de América con sus melodías de ida y vuelta, me ha mostrado cómo la invención siempre tiene un hueco en la expresión y, sobre todo, ha sido un ejemplo de cómo crear un personaje ante el que nadie se queda indiferente.

Continue Reading

Actualidad

Pepe Metro celebra sus 25 años como fotógrafo con una muestra de retratos

Published

on

By

Pepe Metro cumple 25 años como fotógrafo y lo celebra con una exposición de retratos que se abre el lunes 25 de Marzo en el GM Hotel y con una tertulia en Los Luneros.

Los retratos son caras reconocibles de personas de Marchena e incluye fotografías en blanco y negro que es una técnica que Pepe domina a la perfección, aunque confiesa que “hay fotos para blanco y negro y para color”.

Pepe Metro ha regentado este cuarto de siglo uno de los más prestigiosos estudios fotográficos de Marchena en el que ha dejado patente su amor a la profesión fotorgáfica y su autenticidad como persona y como profesional en la que “me he comido en mis carnes la transición de la fotografía analógica a la digital”.

Formó parte del grupo El esterón, con Diego Ramos, El Primito y Enrique Carmona que montaron un estudio para hacer pruebas químicas de revelado y fue uno de los primeros en probar Photoshop en 1991, para intuir para qué servía aquella aplicación. Eso fueron los inicios de la era de la fotografía digital que ha acabado por poner en manos de cada persona vía teléfono móvil una cámara de fotos.

Pero cuando él empezó las cámaras fotográficas no estaban al alcance de cualquiera, ni era una constante que nos hiciéramos fotos cada dos por tres. Pepe Metro tiene el valor de ser pionero en la fotografia y fiel a su estilo.

 

 

Continue Reading

Actualidad

Fotografía, teatro, flamenco y música cofrade en la agenda cultural

Published

on

By

Sábado 23 de Marzo. La Hermandad de la Borriquita bendecirá cuatro nuevos ciriales durante la función principal del tríduo este sábado. Además también ha encargado una nueva corona para la Virgen de la Palma.   20 horas. 

Sábado 23 de Marzo. Convivencia entre las hermandades de la Caridad de Marchena y Sevilla para unir lazos históricos y culturales.

Domingo 24 de Marzo. Concierto de marchas procesionales por el 40 aniversario de la AM del Dulce Nombre en la Plaza San Sebastián, 24 de marzo a las 3 de la tarde.

La imagen puede contener: texto

El próximo domingo 24 de Marzo concierto de la Banda Castillo de la Mota en Santa María a las 12.30 en el que estrenarán algunas marchas nuevas como “Danos la Paz”, “La Esperanza de Triana”, “Passión Granatensis”. 

La imagen puede contener: texto

Domingo 24 desde las 12,45 jornada de puertas abiertas en la Peña Flamenca de Marchena.  

Teatro. Sábado y Domingo. Obra “El Contrabando” Auditorio Pepe Marchena a las 20;30 y domingo a las 20:00.  Precio de 5 euros. Asociación Marchena Teatro.

Lunes 25. Jornadas de Puertas Abiertas e inauguración (20 horas) del nuevo hotel GM ubicado en la Calle San Sebastián y exposición de fotografía de Pepe Metro hasta 21 de abril visitable de de 11:00h a 21:00h a partir del martes 26.

Continue Reading

Actualidad

El sonido del Guadalquivir plasmado en notas musicales por Javier Carmona Bono

Published

on

By

El pasado viernes 15 de marzo a las 20 horas se estrena la Suite Guadalquivir composición original del marchenero Javier Carmona Bono en el auditorio del Conservatorio de Salamanca.

Javier Carmona Bono, natural de Marchena es pianista clarinetista y compositor miembro fundador del grupo de flamenco La Bejazz con la cual está a punto de estrenar un nuevo disco. Además compagina su actividad artística con la docencia en Barbastro, Huesca.

Este estreno supone un hito importante en la carrera del músico y compositor marchenero, ex profesor de la Escuela de Música de Marchena y actual docente en Barbastro (Huesca) que se produce dentro del XVI Ciclo de Música de los siglos XX y XXI del conservatorio de Salamanca once conciertos temáticos que se desarrolla entre los meses de febrero y mayo.

El concierto en el que se estrena la Suite Guadalquivir lleva por título “Río de contrastes” y en él se incluyeron composiciones de  los mejores compositores actuales europeos y americanos, como Matthias Müller (1966) profesor en la Universidad de Artes de Zurich; Wilfried Westerlinck (1945) formado en los conservatorios de Bruselas y Amberes,  Daniel Dorff  (1956) titulado en composición por las universidades de Cornell y Pennsylvania, el brasileño Heitor Villa-Lobos, (1887-1959) que se basa en el folclore de su país, y el marchenero Javier Carmona Bono (1987).  Las composiciones tienen como denominador común haber sido compuestas en los últimos veinte años.

Estreno absoluto, “Suite Guadalquivir” dura veinte minutos y está interpretada por nueve músicos que dibujan con imágenes musicales “in crescendo” el descenso del río Guadalquivir, un tema inmortal desde Jorge Manrique. “Nuestras vidas son ríos que van a dar a la mar, que es el morir”.

Javier Carmona Bono explica que “es una pieza descriptiva dividida en cinco partes, en cinco puntos emblemáticos del río. Pero también es una metáfora de la propia vida. Dentro de la pieza misma, va creciendo como el río”.

Se trata de una pieza que pretende poner música al gran río de Andalucía en cinco movimientos que ilustran sus momentos más emblemáticos. La pieza comienza con la “Nacencia” en la Sierra de Cazorla y sigue por la provincia de Jaén fluyendo “Entre olivos” haciéndose grande e imponente hasta llegar a la “Córdoba Mora” evocando el esplendor de Andalucía en tiempos del califato de Abderramán, para llegar a “Sevilla Puerto de Indias” ambientada en la época del descubrimiento de América.

“El río en su máximo esplendor discurre por la ciudad en la que el viejo y el nuevo mundo se daba la mano terminamos nuestro viaje en Doñana y el mar donde el río avanza con grandeza entre las marismas de Doñana hasta fundirse con el Atlántico en Sanlúcar de Barrameda” explica el compositor Javier Carmona Bono.

Entre las composiciones de Javier Carmona Bono está Barrio de San Juan una marcha de Semana Santa dedicada al barrio antiguo marchenero.

Continue Reading

Actualidad

El arquitecto marchenero Ismael Rodríguez, premiado en la Bienal de Arquitectura y Urbanismo Española

Published

on

By

El proyecto del arquitecto marchenero Ismael Rodríguez para la reordenación urbanística de la finca El Parque de Marchena ha sido premiada por la Bienal de Arquitectura española en la categoría de muestras de Proyectos de Fin de Carrera. 

El pasado 22 de febrero tuvo lugar en  Madrid la inauguración de la exposición de la XIV Bienal de Arquitectura y Urbanismo Española que promueve  el Colegio Superior de Arquitectos de España donde se dieron a conocer los 10 proyectos premiados de las más de 200 propuestas presentados este año en la modalidad de Proyectos Fin de Carrera que abarca  la geografía española.

La propuesta premiada ‘Plan de Ordenación del recinto de la coraxa de Marchena, Sevilla’, Matrícula de Honor por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla fue presentada el pasado año en Marchena junto a otros proyectos de estudiantes de arquitectura a través de las jornadas sobre la Marchena del Mañana organizadas por la asociación cultural de patrimonio ACUPAMAR.

P: ¿Cómo te sientes después de haber sido premiado por este proyecto?

R: Por un lado muy agradecido a la BEAU por incorporar desde hace varios años no solo a grandes de nuestra profesión, sino a estudiantes de arquitectura y jóvenes arquitectos permitiendo visibilizar nuestros esfuerzos, nuestros trabajos, nuestros sueños… creo que tenemos también mucho que decir.

Y por otro, me siento muy orgulloso del proyecto, de cómo ha ido creciendo, como ha ido redescubriendo el lugar, de cómo cada vez se ha ido nutriendo de las personas que de alguna forma se han ido incorporando a él y sobretodo del entusiasmo que emite y su enfrentamiento con una realidad estanca, aunque con muchos deseos de cambiar.

P: ¿Cuáles son los puntos fuertes de la propuesta?

R: El punto más fuerte y que a mí más me impresionó cuando estaba inmerso en el trabajo, es hecho de que el proyecto te hace redescubrir tu propio municipio. Te permite volver a mirar y entender otras realidades que existen o existieron en nuestro casco históricos. Hablo de espacios de una gran calidad paisajística y que son tratados como terrain vague’ – descampados. Actuar de forma aislada en cada uno de ellos no tendría sentido, pero construir una estructura de espacios públicos englobados a estructuras patrimoniales conectada entre sí, aprovecharía las sinergias del lugar que interactuaría con todo el municipio. Hablo de conectar y rehabilitar-acondicionar espacios como el recinto de la Coraxa, de la plaza Ducal, de la Plaza de Santa María y del nuevo mirador de la Duquesa que se acaba de inaugurar hace meses.

P: ¿Crees que sería posible realizarse en un futuro?

R: Por supuesto, en primera instancia sería importante una modificación del Plan del Conjunto Histórico ligado a un análisis del estado de conservación de nuestros monumentos- edificaciones catalogadas y por último una propuesta de actuación por fases a lo largo de los años. Esto también impediría la posibilidad de llevar a cabo promociones de viviendas frente o dentro del recinto del parque, como la que se empezaron a gestionar hace varios años y que afortunadamente paró el boom inmobiliario, ya que esto destrozaría todo el valor paisajístico y patrimonial de la zona.

P: ¿Por ahora ves que las cosas se están moviendo?

R: Se están moviendo, pero no a la velocidad a la que a todos nos gustaría.

Este año la asociación ACUPAMAR enfocará sus jornadas sobre la zona del Palacio Ducal y en la que estamos trabajando para poder dar una mayor visibilidad de la zona. Por mi parte estoy construyendo algunas maquetas a distintas escalas: territorio, casco histórico, palacio ducal. Para poder verlas, medirlas, tocarlas… comprender bien los sujetos de los que se enfocarán las jornadas.

P: Sobre tu profesión ¿Cómo ves el futuro de los más jóvenes?

R: Muy sacrificado si no estás enamorado de esto. Tenemos que aprender mil programas, hablar varios idiomas, vivir fuera: en otra ciudad en mi caso en Barcelona, o en otro país como muchos de mis compañeros de profesión. Es una carrera por una formación constante, pero piensas que estás en el frente, que estás trabajando de lo que quieres, que te gusta, que estás conociendo a mucha gente interesante por el camino, y que al final piensa que en algún momento volverás a tu casa con todo lo aprendido para empezar de otra vez de nuevo.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!