Connect with us
Multigestion Publi

Cultura

Rocío Márquez elogia a Pepe Marchena: Maestro de los grandes maestros

Published

on

Rocío Márquez elogia a Pepe Marchena en la web de la Revista cultural sevillana La Muy. A continuación reproducimos el artículo escrito por Rocío Márquez íntegramente. 

Como la mayoría de los cantaores y las cantaoras de mi tierra, Huelva, un fandango fue lo primero que canté. No recuerdo la edad que tenía, aunque mediante una cinta de VHS y la memoria de mi madre, sé que me faltaba poco para cumplir los tres años. Sí recuerdo en cambio la necesidad de pertenencia a un grupo. Quería ser morena y con voz rajá. En este empeño, con diez años, me teñí el pelo de negro y me gané a pulso un par de nódulos vocales. Este fue quizás uno de los mayores aprendizajes de mi vida. Es necesario conocerse y aceptarse, y no querer vender lo que no se tiene. Con esta enseñanza en proceso de interiorización, escuché por primera vez a José Tejada Martín, conocido por la afición flamenca como Pepe Marchena.

En él descubrí a un artista flamenco que se salía de todos los estereotipos que le imponía su género y creaba un estilo propio que me llenaba de fantasía, imaginación y libertad. En él no solo cambiaba el color vocal, también variaba el contenido. Arreglaba y cuidaba tanto los cantes como su vestimenta con una estética preciosista y personalísima. De él fue la iniciativa de vestir el flamenco de limpio, refiriéndose a cantar con chaqué.

Desde mi punto de vista, este hecho que hoy en día podría casi provocarme rechazo, en su contexto -principios de 1900- significaba un posicionamiento diferente al de los cantaores y cantaoras de aquel momento. Elegir esta indumentaria era una forma de mirar de tú a tú a los señoritos que los contrataban. Era un modo de horizontalizar una sociedad claramente jerarquizada. A veces, el mejor modo de plantarle cara al contrario es apropiarse de su simbología.

Acabo de recordar una anécdota que viene al caso. Pepe se encontraba en la barra de un bar tomando una copa. En ese momento, un señorito que frecuentaba el lugar se acercó a él y le pidió un fandango, a lo que Pepe respondió que eso costaba caro y puso un precio alto para la época. El demandante continuó pidiéndole aquella letra. Marchena le cantó. El señorito le pagó. Y justo después de cobrar, Pepe llamó al limpiabotas. Y mientras este le brindaba su servicio, le puso en su bolsillo el dinero íntegro que acababa de recibir.

Un artista-personaje así no podía dejar indiferente a nadie. Su cultura era popular pues era analfabeto. Su intuición e inquietud lo guiaron hasta la creatividad que corona a un genio.

De esta manera llegan las que serían algunas de sus obras más conocidas: La Rosa y la Colombiana. La primera de ellas surge en Badajoz, donde trabajaba en el Salón La Lipa. Al finalizar el recital, fue a ver la representación de Amores y amoríos de los hermanos Álvarez Quintero en el Teatro López de Ayala por parte de la compañía de Rosario Pino. Quedó fascinado con este texto, el cual pidió al terminar la función y poco tiempo más tarde lo musicó y grabó.

La Colombiana fue una creación inspirada en el zorcico vasco y algún corrido mexicano. Sin duda, la aportación del flamenco en el siglo XX que más se canta en romerías y fiestas populares.

Por esta búsqueda constante y por su curiosidad innata fue apodado con el sobrenombre de La Vieja y, sin ella, la Ópera Flamenca se habría quedado sin uno de sus máximos exponentes.

En el flamenco, al igual que en otras disciplinas existe la tendencia a clasificar, etiquetar y, si es posible, hacer equipos con los elementos que se coloquen sobre la mesa. En el caso que nos ocupa, muchos aficionados crean equipos de cantaores, así encontramos a los marcheneros, a los mairenistas (seguidores de Antonio Mairena), a los camaroneros (fanes de Camarón), a los morentianos (ultras de Enrique Morente)…

Me gustaría destacar dos cuestiones de este fenómeno. En primer lugar, que ninguno de estos grupos surge a partir de nombres de mujeres cantaoras. En el argot flamenco no he escuchado a nadie definirse como pavoniano (por Pastora Pavón, la Niña de los Peines) o paquero (por la de Jerez), aunque muchos reconozcan ser seguidores y admiradores de estas mismas artistas. Por otro lado, se me viene a la cabeza la expresión que alguna vez le escuché al Niño de Elche cuando hablaba de los “morentianos conservadores”. No sé hasta qué punto somos capaces de degustar la esencia de un cantaor o cantaora, de sentirla, analizarla y reproducirla, si se quisiese, antes de llegar a una reproducción lo más exacta posible… en caso de artistas creativos tengo la sensación de que reproducir sistemáticamente “cantes míticos” del artista admirado puede ir casi en contra del verdadero mensaje que intentó transmitir.

De cualquier modo, a pesar de mi visión cooperativista, tengo fe en que este arte aprenda a apreciar la peculiaridad de cada artista y no acabe haciendo equipos como en el fútbol.

Volviendo a nuestro personaje, Marchena, me viene a la mente una frase de mi maestro José de la Tomasa. Él siempre nos decía que el cante es mitad garganta, mitad cabeza. Al principio me pareció un poco desproporcionada esta medida, hoy me parece un buen diagnóstico.

Cantando bien hay mucha gente, pero para ser cantaor o cantaora eso no es suficiente. Pepe Marchena fue de los primeros en tener una visión empresarial y diseñar su propio modelo de marketing (de la época). Su manera de funcionar era la siguiente. Se trasladaba un día antes al pueblo o a la ciudad donde iba a actuar, preguntaba por la taberna más frecuentada y allí se cantaba una pincelada, dejando con la miel en los labios a los presentes e impulsando la mejor campaña de promoción, el boca a boca.

En el mundo flamenco existe un máximo galardón, la Llave del Cante. Para mí, lo interesante de este premio es la simbología, porque hace falta abrir puertas y ventanas en la sociedad que vivimos. Marchena me ha enseñado a apreciar y a entender a otros artistas, me ha invitado a visitar países exóticos de América con sus melodías de ida y vuelta, me ha mostrado cómo la invención siempre tiene un hueco en la expresión y, sobre todo, ha sido un ejemplo de cómo crear un personaje ante el que nadie se queda indiferente.

Continue Reading

Cultura

El códice de San Juan de la Cruz que fue vendido por 35 pesetas y se salvó de las llamas

Published

on

By

Los Ponce de León amaron la poesía de San Juan de la Cruz. Tanto que en Marchena se han encontrado dos códices antiguos del Cántico Espiritual uno en el convento de Santa María y otro en Santa Clara. 

El Cántico Espiritual es el modo exacto de hablar a Dios en verso. San Juan de la Cruz, el mayor de los místicos, expresa de un modo nunca superado el proceso de unión del alma con el Creador.

tumab

El de Santa María o “Códice Mch” fue descubierto por el investigador mercedario Luis Vázquez Fernández, de la Real Academia de Doctores de Madrid, cuando buscaba poemas de la Madre Antigua, que Vázquez cree que tuvo algún trato directo con San Juan de la Cruz a través de carta, ya que la monja enterrada en el coro de las clarisas de Marchena usó los poemas de Juan de Yepes antes de que éstos fueran publicados.

Se ha comprobado que la Madre Antigua utilizó algunos versos de San Juan de la Cruz en sus propios escritos cuando la obra de este todavía no había sido publicada aunque circulaba en copias manuscritas.

Luis Vázquez cree que la presencia en Santa María del Códice de San Juan de la Cruz se debe al duque Pedro Ponce de León Dominico, Rector de la Universidad de Salamanca, obispo de Ciudad Rodrigo, que escribió el “Tratado de oración y contemplación” de clara influencia sanjuanista.  Otra Ponce de León, Ana, Duquesa de Feria y monja clarisa en Montilla trató a Fray Luis de Granada.

Según luis Vázquez en el inventario de los libros que tenían los Duques en el Palacio Ducal de Marchena aparece el Cántico Espiritual.

Manuscrito del Cántico Espiritual que se encuentra en el convento de las carmelitas descalzas de Jaén

El códice conservado aún en Santa María de Marchena fue publicado en 1996 en una edición facsímil por el Ayuntamiento de Úbeda, donde murió el santo  y es una copia muy antigua del Cántico B o Manuscrito de Jaén, (conservado en el convento de Santa Teresa) la segunda remodelación del texto realizada por el doctor de la Iglesia. Tanto éste manuscrito como el de Sanlúcar de Barrameda,  Códice A, que conserva notas y correcciones del Santo de Fontiveros, fueron declarados Bien de Interés Cultural en 2013.

La copia del convento de Santa Clara o Códice GV la encontró Guillermo García Valdecasas, investigador del colegio español de Bolonia  fue propiedad de la Madre Antigua. Según Valdecasas  lo encontró cuando se destruyó el convento de Santa Clara en un descampado entre basura y libros viejos que iban a ser quemados.   El chatarrero de Marchena (Ismael ) se lo vendió por 35 pesetas y de esta forma se libró de las llamas y fue presentado en el congreso internacional de Roma de 1991.

Imagen relacionada

La madre abadesa de Santa Clara la madre Clara Olivera hoy en Estepa explicó a Luis Vázquez que la presidenta de la entonces Federación de las Clarisas mandó quemar libros y manuscrito viejos y vender todos los objetos antiguos del convento de Santa Clara de Marchena tal y como aparece en el estudio previo de la edición facsímil.

Sor Maria de la Antigua_1

San Juan de la Cruz se hizo fraile Carmelita en 1563 y poco después conoció a Santa Teresa, fue rector de la Universidad de Alcalá de Henares en 1571 y luego encarcelado en Toledo en 1577, pero un año después se fuga y viene a Andalucía fundando los conventos de Baeza y Granada y siendo vicario provincial en 1585.  En 1590 vuelve a Ubeda expulsado de la orden en 1591. Fue beato en 1675 y santo en 1726.

Clarisas_en_claustro

Continue Reading

Cultura

27 millones de euros para convertir Artillería en centro de Industrias Culturales

Published

on

By

La UE ha aprobado el proyecto del Ayuntamiento de Sevilla para invertir 27 millones de euros para convertir la Real Fábrica de Artillería en el Centro Magallanes de Emprendimiento de Industrias Culturales y Creativas.

9.500 m2 de superficie de un edifico histórico y hasta ahora inutilizado para crear un vivero de empresas culturales y creativas, y un espacio escénico experimental multiusos, talleres multidisciplinares, estudios de grabación, salas de exposición y oficinas, entre otros.

La UE ha aprobado el proyecto de la Gerencia de Urbanismo, para invertir 27 millones de euros, de los que el 75 por ciento serán aportados por la Unión Europea a través del Programa de Cooperación Interreg En Artillería se reservarán 9.500 metros cuadrados para vivero empresarial, lugar escénico experimental multiusos, talleres multidisciplinares, estudios de grabación o salas de exposición

Fábrica de artillería

Centro Magallanes de Emprendimiento de Industrias Culturales y Creativas

Este proyecto, que se ha denominado “Centro Magallanes de Emprendimiento de Industrias Culturales y Creativas” que tendrá 2.686 m2 para un centro de formación, el Foro Magallanes, con 1.890 m2, un espacio multifuncional musealizable, de 480 m2. un espacio dedicado a laboratorios de industrias culturales con necesidades específicas, de 675 m2 y un espacio de oficinas con 1.200 m2.

Este proyecto, además, supondrá uno de los principales referentes y la intervención estratégica dentro de la programación para la conmemoración del quinto centenario de la primera circunnavegación a la tierra (Año Magallanes) que se celebrará entre los años 2019 y 2022, precisamente el periodo en el que está previsto que se desarrolle esta actuación, de acuerdo con la programación prevista en los fondos europeos concedidos a la ciudad de Sevilla.

En el caso de que este proyecto resulte finalmente aprobado, contaría con la financiación del 75 por ciento a cargo de los Fondos FEDER de la Unión Europea. Si a la cantidad barajada por el Ayuntamiento de Sevilla se suma la considerada por los otros socios participantes en el proyecto, el presupuesto global del mismo asciende a 27.333.000 euros igualmente financiables al 75 por ciento por fondos europeos.

18,5 millones de euros van a ir destinados a la rehabilitación y adecuación de Artillería a través de actuaciones de Gerencia de Urbanismo, ICAS, Agencia Andaluza de Instituciones Culturales y Andalucía Emprende Fundación Pública Andaluza.

Los restantes socios que acompañan a Sevilla en este proyecto comunitario son la Fundación  Pública Andaluza (AEFPA), de la Junta de Andalucía, la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales,  la Dirección General de Cultura de Alentejo (Portugal), Universidad de Évora y diversos organismos públicos de la región del Algarve.

Real Fábrica de Artilleria de Sevilla (Royal Artillery Factory, Seville)

Continue Reading

Actualidad

Ramon García Vega, pregonero del carnaval de Marchena 2019

Published

on

By

Las cinco agrupaciones carnavalescas de Marchena han elegido hoy como pregonero a Ramón García Vega, que aunque no forma parte de ninguna agrupación, ha mantenido vivo el espíritu del Carnaval en Marchena en los últimos treinta años disfrazándose de forma ininterrumpida y en muchas ocasiones casi en solitario.

Hasta el punto de que en Marchena se sabía que había llegado el carnaval cuando Ramón García aparecía por las calles disfrazado de vieja en solitario testimoniando de esta forma su protesta por la ausencia de fiestas de carnaval durante muchos años desaparecida de las calles de Marchena.

Hoy, el carnaval está garantizado en Marchena, opina Ramón García, gracias a las nuevas generaciones que han revitalizado esta fiesta en la última década.  “Yo siempre he disfrutado mucho el Carnaval por eso me ha dado mucha alegría este nombramiento como pregonero de Carnaval” explica Ramón García Vega.

“El carnaval para mi es una forma de ejercer mi libertad. Nunca me he disfrazado como una forma de hacer protesta si no para pasar un buen rato”.

Nunca ha pertenecido a una agrupación carnavalesca porque reconoce que canta muy mal aunque siempre las haya acompañado en los ensayos y haya participado directamente de las fiestas de carnaval. En la Tertulia Los Luneros formaba parte de su coro de campanilleros y ocupó el papel de “telonero”, es decir la persona que intervenía o cantaba al final de cada tertulia. “Pepe Zapico me decía que no me preocupase que mientras no encontrase a alguien que cantase igual de mal que yo que matendria mi puesto como telonero”.

“Mi relación con el carnaval viene de ver a mis padres participar en las fiestas del pueblo, los bautizos, carnaval, cantar flamenco, las saetas, etc. Los calichi son mi familia. Un calichi es mi padrino, hermano de Pepe El Chamarín, la hermana Conchi”.

“En el Club Juvenil se hacían carnavales y fiestas de disfraces en la época de Sandocán  (1976). Allí nacieron los primeros costaleros de la Borriquita y se hicieron fiestas de disfraces y yo me vestía con la ropa de mi abuela”.

Luego se fue a la mili a Canarias en 1978 y conoció otro tipo de carnavales, aunque su afición al carnaval venía desde pequeño.

 

 

 

Continue Reading

Cultura

Los primeros impresores de Sevilla y Marchena: Cromberger y Estupiñán

Published

on

By

En 2018 se celebra en toda Europa el Año Gutenberg, conmemorando el 550 aniversario de la muerte del fundador de la imprenta.  La imprenta llegó a España por Segovia en 1472 y a Sevilla en 1677 con la obra “Repertorium”.

Resultado de imagen de Gutenberg

De Nuremberg Alemania llegó a Sevilla Jacobo Cromberger, también conocido con el apellido Alemán fue el primer impresor de la ciudad de Sevilla y fundó la primera imprenta de América en México por encargo del Rey. Su imprenta estaba en la calle de la Imprenta y que actualmente se llama calle Pajaritos. Su hijo Juan imprimía la mitad de los libros de la ciudad de 1529 a 1540. La hija de Juan, Catalina se casó con Luis Mexía Ponce de León, de Utrera.  Los Cromberger  unían los papeles de impresores, editores y libreros.

Apologia medicinal en la curacion de una catarral destilación al pecho / por el licenciado Alonso Fajardo de León.

Desde 1500 solo Osuna tuvo imprentas, en relación con la Universidad pero en 1600 se expanden a Marchena y Ecija con la obra de Luis Estupiñán.

La mayor parte de su obra son sermones, libros de medicina y relaciones de hechos de la guerra de Flandes, y otras cuestiones de actualidad que son los precedentes de los actuales periódicos y tienen en Sevilla uno de sus centros.

 El impresor especializado en la información de actualidad actúa entonces como un
precursor del editor de periódicos, seleccionando y editando las relaciones de sucesos que llegan hasta él a través del correo postal. Estas relaciones, como sabemos, son obra de secretarios, cortesanos, militares y otros escritores eventuales que utilizan la pluma para manifestar su voluntad de servicio u homenaje a un superior.

Luis Estupiñan, uno de los impresores más importantes en la Sevilla de su tiempo que en total eran unos 25. Relacionado con la casa del Duque de Arcos imprimió en Marchena un libro del médico del Duque Alonso Fajardo de León en 1627. Imprimió unos diez sermones en este periodo.

También en Marchena imprimió el  sermón predicado en las honras que la villa de Carmona hizo la muerte del rey Felipe III en 1621 escrito por Antonio de Miranda.

El Breve Compendio de la Carpintería de lo Blanco y Tratado de Alarifes Sevilla, de Diego López de Arenas nacido en Marchena también fue impreso por Luis Estupiñán en 1633 en la calle de Las Palmas de Sevilla.

También publicó el Teatro de las Religiones del padre Valderrama prior del convento de San Agustín de Sevilla, uno de los conventos más ricos de Sevilla que estuvo pagado y patrocinado por los Ponce de León.  El libro se publica en 1612 se imprimió en Sevilla  por Luis Estupiñán y está dedicado al Duque de Arcos Rodrigo Ponce de León e ilustrado por miniaturas del grabador Francisco Heylan (1584- 1635)  grabador e impresor de Amberesque trabajó en Andalucía. Entre sus grabados en esta obra  aparece un gran escudo de los Ponce de León y de la orden agustina.

Estupiñan 2

En Écija imprimió el libro de Luis de Andrés Florindo médico en 1633 sobre la orina y el embarazo dedicado a Don Rodrigo Ponce de León y en 1642 también en Ecija imprime las Victorias, y triumphos contra Portugal por Castilla mediante Christo Sacramentado. También imprimió en esta ciudad una carta de Luis de Aguilar, caballero de la orden de San Juan a Luis de Aguilar Ponce de León.

También en Ecija publicó en 1640 el Sermón de Francisco Carpio sobre “Desagravios a la virginidad de María sobre los libelos que el un hebreo habría puesto en Granada” escrito por Francisco Jiménez de Santiago.

En Sevilla imprimió en 1612 las honras funebres al doctor Francisco Núñez Navarro juez eclesiástico de la villa de Écija escrito por Pablo de Carmona Tamariz.

 

Apologia medicinal en la curacion de una catarral destilación al pecho / por el licenciado Alonso Fajardo de León.

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!