Connect with us

Historia

Spínola y otros apellidos genoveses llegaron a Marchena atraídos por los Duques

Published

on

Con la toma de control del señor de Marchena de Cádiz entre 1467 y 1493 los genoveses vivieron un gran auge. El cabildo gaditano estuvo entonces controlado por 21 comerciantes genoveses y uno judío

SABER MAS Emilio Martín Gutiérrez. Nuevos datos sobre la población y los genoveses en la ciudad de Cádiz.

Salvago, Melchor, Bonifaz, Doria, Casanova, Escanio, Spínola, Estucla, Uselo, Marciore, Machorro, Polo, Marrufo, Oberta, Picardi, Centurión. Los apelidos más destacados de Génova junto a la nobleza local sevillana como los Medina-Sidonia y Arcos, destacan en el comercio de aceite según THOMAS (2003), pp. 526, que hace una interesante descripción de los depósitos de aceite de Sevilla y provincia y su relación con las casas ducales.

En 1485 el arrendamiento de las rentas mayores de Cádiz estaba controlado por cinco genoveses (Jácomo Sopranis, Mateo Viña, Tomás Sauli, Juan Vivaldo y Francisco Adorno) por orden directa de Don Rodrigo y un judío Mosé Abén Semerro.  

Los genoveses consolidan un eje comercial desde Inglaterra, Francia, Italia, Africa del Norte, pasando por las costas italianas y propiciando un auge de los puertos andaluces y gaditanos como Rota, San Fernando y Chipiona.

A principios del XVI, los Ponce de León disponían de buques propios para dedicarse al comercio por el Mediterráneo, aliándose con los genoveses que ya trabajan para la Corona de Aragón.

En la obra Memorias históricas sobre la marina comercio y artes de la antigua ciudad de Barcelona, tomo IV cita que entre 1527 y 29 se registraron en Barcelona varios buques del Duque de Arcos procedentes de Cádiz. Las casas ducales más importantes de Sevilla como los Ponce de León tenían bajeles propios para comerciar.

En 1527 fondearon en Barcelona el galeón Genis de Meraver del Duque de Arcos con base en Cádiz y el Galeón Martín Chaveta también del Duque con base en Palamós.

Los genoveses juegan en la economía andaluza del siglo XV una función dinamizadora moderna y precursora del capitalismo, según David Igual y Germán Navarro en “Los genoveses en España”. Fueron pioneros en la banca a través de letras de cambio y giros dentro de la red de letras de cambio genovesa.

Avalados por el papado los genoveses se instalan en Sevilla desde el Siglo XIII creando un consulado comercial autorizado y favorecido por los monarcas castellanos y también se acercaron al poder y fueron socios preferentes de los reyes granadinos. El primer banquero de Sevilla Gaspar Centurione era genovés.

GénovaGenova, Italia.

Los Doria y Sopranis se especializaron en el comercio de aceite en el valle del Guadalquivir mientras que los Grimaldi se especializaron en el comercio de granos. Entre las mercancías tratadas por los genoveses figuran también el atún bajo aceite y sal, garbanzos, sal, vendidos a lo largo de todos los golfos del Mediterráneo hasta Génova.

Los mercaderes genoveses aparecen como intermediarios de la monarquía y nobleza en 1483 cuando el Rey Fernando pide por escrito al III conde de Arcos que ordene prender al capitán Domingo Gentil, genovés vecino de Cádiz y luego que lo envie a Sevilla, por un dinero que le debía al Rey.

Saldada la deuda los Reyes requieren de nuevo los serivcios del capitán Gentil en 1486 para que medie en la obtención de la primera canongía de la iglesia de Sevilla por Enrique de Guzmán, sobrino del III Conde de Arcos.

En 1524 ya hay genoveses al servicio del Duque de Arcos que aparecen citados en documentos ducales. Agustín de Pradola, mercader genovés, se encarga de cobrar unos fondos en relación a la condesa de Bailén, Blanca Sandoval como tutora de su hijo Manuel Ponce de León.

Una carta de la condesa de Bailén a Juan Fernández, alcalde de justicia de Marchena, «para que dé a Agustín de Pradola, mercader genovés, el dinero que libró a su favor el duque de Arcos. Granada, 1524». 

La imagen puede contener: 1 persona

Ambrosio Spínola y Guzmán fuer arzobispo de Oviedo, Valencia, Santiago y Sevilla (1632-1684) y tuvo rentas y capellanías por varios puntos de Andalucía entre ellos Marchena. 

En la iglesia de San Juan de Marchena Ambrosio Spinola tuvo una capellanía de 1646 al 48 por valor de 136.000 maravedíes. Tenía además rentas en Santa Bárbara de Ecija, tierras en Carmona, y otros lugares que sumaban un total de 400.000 maravedíes.

Su tio Agustín de Spínola macido en Génova y muerto en Sevilla fue obispo y hombre de estado al servicio de Felipe IV. Los Duques de Arcos llevaron el apellido Spinola desde 1729 a 1780.  La Plaza de San Juan se llama del Cardenal Spínola por Marcelo Spínola y Maestre, sacerdote, abogado y periodista, fundador de El Correo de Andalucía.

 
 

Advertisement

Historia

Cuando la Sierra de Cádiz fue repoblada con vecinos de Marchena y Arcos

Published

on

Tras firmar acuerdos de paz con Beatriz Pacheco, Duquesa viuda de D. Rodrigo, en 1492 los moriscos (musulmanes convertidos al cristianismo) de la Sierra de Cádiz se rebelan en 1501 por lo que el Rey y la Casa Ducal deciden repoblar la zona con vecinos cristianos de Marchena y Campiña sevillana. 

Saber Más. Web Caminos del León. 

Beatriz Pacheco, Duquesa, nombra gobernador de la Serranía a Juan de Ayllón, quien se encargó de recibir a los más de 300 nuevos pobladores de la Sierra procedentes de Marchena y Arcos y otros pueblos y establece normas tomadas del fuero de Arcos y Zahara para atraer población a la sierra.  La partición de los hechos se mandó hacer a los partidores Juan de Córdoba y Antón Muñoz y el escribano presente fue Alonso Sánchez Monge.

Grazalema

El poblamiento cristiano de la sierra gaditana, serranía de Ronda y Condado de Casares se consolida con la campaña militar de Luis Cristóbal Ponce de León, Señor de Marchena contra el levantamiento de los moriscos que concluye en 1609. Algunos vecinos de estas villas pasaron a vivir a Marchena, protegidos por los Duques tras firmar acuerdos de paz y entregar sus villas y haciendas.  

En diciembre de 1492 los alfaquíes y alcaides moriscos de la sierra pactan con la casa ducal pagar al Duque  “ …de todas cosas que cojieren e Dios les diere, de nueve cosas, vna quedando ocho parte delos frutos que asy ovyeren a ello e vna parte para la dicha duquesa»  y se acuerdan leyes para garantizar la convivencia. En el documento del acuerdo aparecen las firmas de los alfaquíes o líderes de las comunidades locales, con grafía árabe-andalusí.

Firmas de los Alfaquíes en grafía árabe andalusí. Documentos del Acuerdo entre la Casa de Arcos y los Alfaquíes de la Sierra de Cádiz. Fondo Osuna. Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional. Digitalización de microfilm de 35 mm

Los matrimonios “así para los desfaser” como herencias, costumbres y leyes islámicas serían juzgadas por “su alcadí dellos moros” mientras que los delitos civiles y criminales serían tratadas por los Alcaides y Alguaciles de las villas y las multas irían para la cámara Ducal. Se pueden decir que los moriscos perdieron libertades y costumbres.

El acuerdo se negoció en Benaocaz desde el 21 de diciembre de 1492 por los alfaquíes de Grazalema, Ubrique, Benaocaz y Villaluenga, con Antón Rodríguez de Mesa,  Alcalde mayor de Zahara, Juan de Siles, mayordomo de la Casa de Arcos y Cristóbal Martínez de Mesa, escribano público de Zahara.

Pero el acuerdo no sirvió para garantizar la convivencia. La violencia se produjo sobre todo en Ubrique entre los moriscos partidarios de convertirse al cristianismo y los que no, llegando a incendiar las casas de los primeros.

Noria andalusí en El Bosque

Incluía exenciones de impuestos, mantenerse viviendo en la zona por cinco años sin poder vender sus bienes y a cambio recibían una casa, caballos y entre quince y treinta fanegas de tierra con sus viñas y árboles.  Muchos vecinos de pueblos del ducado como Marchena optan por establecerse en la Sierra, ya que el Ducado solicita de la Corona la prohibición de la emigración de sus vasallos a otros lugares, dado la necesidad de mano de obra para acrecentar las ganancias, tanto agrícolas como ganaderas.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Villaluenga del Rosario

“ Domingo veynte y seis días de octubre de quinientos e vno años, se asentaron por vecinos de Zagraçalema e Juan Gutierres  e Garci Vravo por caballeros, los quales e cada vno dellos se obligaron a mantener la dicha vecindad en el dicho lugar, tiempo de sinco años con sus mugeres e casas pobladas»

Ubrique

POBLACIÓN BEREBER

El origen bereber de la población serrana queda claro en los nombres de las localidades. La familia «Banu al-Salim», o Ben-salama, «hijo de Zulema», y más tarde Gran Zulema o Zagrazalema. Benaocaz estuvo poblada por el linaje de los Banu Ocaz. Benamahoma, pedanía de Grazalema, viene de Ibn-Muhammad, hijos de Mahoma. A pocos kilómetros los Duques fundan El Bosque (de Benamahoma) también llamado Marchenilla, en torno a un cortijo de caza ducal. Los bereberes se instalan en las zonas de sierra por ser lo más parecido a las montañas del Atlas, su tierra natal. 

Desde Marchena a través del Ducado de Arcos se gobernaron las comarcas de Ronda, Condado de Casares y Sierra de Villaluenga en Cádiz, en momentos clave para la conquista, lucha contra los levantamientos moriscos y repoblaciones. 

La Serranía gaditana de Villaluenga, límite del reino nazarí de Granada, formada por Ubrique, Benaocaz, Villaluenga, El Bosque y otros enclaves desaparecidos fue entregada por los Reyes Católicos a Rodrigo Ponce de León con el nombre de señorío de Villaluenga por privilegio real dado en Jaén en 11 de enero de 1490  a Diego hermano de Rodrigo.

Documento de entrega de la sierra de Cádiz a Rodrigo Ponce de Leon por los Retes Católicos.

Continue Reading

Cultura

De San Juan de la Cruz a Cela, un viaje en el tiempo con la Ruta de los Escritores

Published

on

Los Ponce de León amaron la poesía de San Juan de la Cruz. Tanto que en Marchena se han encontrado dos códices antiguos del Cántico Espiritual uno en el convento de Santa María y otro en Santa Clara. 

Mil gracias derramando,
pasó por estos sotos con presura,
y yéndolos mirando,
con sola su figura
vestidos los dejó de hermosura.

El Cántico Espiritual es el modo exacto de hablar a Dios en verso. San Juan de la Cruz, el mayor de los místicos, expresa de un modo nunca superado el proceso de unión del alma con el Creador.

El de Santa María o «Códice Mch» fue descubierto por el investigador mercedario Luis Vázquez Fernández, de la Real Academia de Doctores de Madrid, cuando buscaba poemas de la Madre Antigua, que Vázquez cree que tuvo algún trato directo con San Juan de la Cruz a través de carta, ya que la monja enterrada en el coro de las clarisas de Marchena usó los poemas de Juan de Yepes antes de que éstos fueran publicados.

Se ha comprobado que la Madre Antigua utilizó algunos versos de San Juan de la Cruz en sus propios escritos cuando la obra de este todavía no había sido publicada aunque circulaba en copias manuscritas.

El códice de San Juan de la Cruz que fue vendido por 35 pesetas y se salvó de las llamas

Quién era la Madre Antigua

El traslado del cuerpo de la Madre Antigua a Marchena

Cervantes

En 1572 pese a haber perdido el movimiento de la mano izquierda, en la Batalla de Lepanto Miguel de Cervantes se incorpora a la compañía del capitán Manuel Ponce de León, en campañas militares como Navarino y La Goleta con base en los cuarteles de invierno en Sicilia, Cerdeña y Nápoles.

Cuando Miguel de Cervantes estuvo al servicio de los Ponce de León

Cervantes estuvo en Marchena recaudando aceite para la Armada real entre 1588 y 1593 y sirvió tras Lepanto para Manuel Ponce de León, nieto de El Valiente y primo de Luis Cristóbal Ponce de León, Señor de Marchena y capitán del ejército de Flandes.

Resultado de imagen de capitulo de los leones quijote

Durante toda su vida Juan Ponce de León, padre del Marqués de Cádiz tuvo que cuidar a su hermano Diego, por estar loco. Diego Ponce de León, hijo de Pedro Ponce de León, abuelo de Rodrigo, Marqués de Cádiz y Manuel El Valiente estuvo casado con Aldonza Portocarrero hija de Luis Méndez Portocarrero.

Nuevos documentos sobre Cervantes lo vinculan con Marchena y Osuna

Marchena aparece en el Quijote de dos formas. Una, mencionada de forma directa,  en el Capítulo 57 de la segunda parte del libro, de forma indirecta, en el capítulo de los leones, donde aparece Manuel (Ponce) de León, «El Valiente» glorificado como héroe medieval, quien estaba en guerra contra los marcheneros y su señor, Rodrigo por la herencia familiar.

Resultado de imagen de capitulo de los leones quijote

Cervantes, Marchena y los Ponce de León

Cuando Don Quijote busque sin éxito el enfrentamiento con los Leones Cervantes lo convertirá en segundo y nuevo don Manuel de León que fue gloria y honra de los españoles caballeros.

Locos y Quijotes en la familia Ponce de León de Marchena y Sevilla

El escultor Coullaut Valera y Gustavo Adolfo Bécquer.

Con la financiación de los Alvarez Quintero y muchos donantes anónimos, en 1911 se levanta en Sevilla el monumento a Gustavo Adolfo Bécquer obra del escultor marchenero Lorenzo Coullaut Valera. Antonia Díaz, poeta de Marchena fue amiga personal de los hermanos Bécquer y su marido ayudó a financiar la primera edición de las obras de Gustavo Adolfo.

ANTONIA DIAZ, AMIGA DE LOS HERMANOS BECQUER

El matrimonio de poetas y amigos de los hermanos Bécquer, Antonia Díaz, nacida en Marchena en 1827 y José Lamarque de Novoa se instaló en un Palacio de Dos Hermanas llamado La Alquería del Pilar.

Los Bécquer y Juan Ramón Jiménez en la Alquería del Pilar, el palacete de Antonia Díaz

La poetisa marchenera Antonia Díaz tiene calles a su nombre en Marchena, Sevilla y Dos Hermanas. Nacida en 1827 en Marchena, hija de un médico afincado en Sevilla. De forma autodidacta se esforzó por aprender, estudiando en la biblioteca de sus padres en Marchena y luego en su palacio de Dos Hermanas. 

Así era el palacio de la poetisa Antonia Díaz en la alquería del Pilar de Dos Hermanas

Visitamos la Casa del Ave María, que fue propiedad de la familia de Teresa Mendigutia, esposa de Coullaut Valera y visita al Museo Coullaut Valera.

El romancero de Marchena 

El «Romancero de Marchena» realizado en 1981 por el profesor de Literatura Juan Pablo Alcaide como parte de su tesis doctoral presentada en la Universidad de Sevilla en 1983.

PIO BAROJA Y LOS DIEZ DE LA CORTINA

Antes, en 1935, había pasado por Marchena Pío Baroja para realizar una serie de trabajos literarios sobre la ruta del General Gómez por los caminos de España, cuyo testimonio gráfico aparecen en la revista Estampa (380, del 27 de abril de 1935).

El propio Pio Baroja dice en esa revista: «Al ver reunidas las fotografías de la excursión que hemos hecho siguiendo el itinerario del general carlista Gómez, en 1836, no parece que se trata de la excursión de Gómez, sino de la mía. El fotógrafo Marina, que me acompaña, quiere dar autenticidad gráfica al viaje. Es posible que ello sea indispensable.»

RONDA DE LA ALCAZABA. ARCO DE LA ROSA. IBN ARABI.

Ibn Arabí; El auténtico maestro de maestros

En busca de la Baraka de Shams de Marchena, una maestra sufí

EL ROMANCERO DE MARCHENA. RONDA ALCAZABA

La última memoria viva del romancero medieval de Marchena

Cuando los romances advertían del daño que hacen los falsos rumores

Imagen relacionada

LIBROS E IMPRESORES

BARTOLOME MARRADON

En 1580 el médico de Marchena Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro, escribe «Diálogo compuesto por Bartolomé Marradon, médico español de la villa de Marchena, impreso en Sevilla en el año 1618». Asi se llama la obra escrita por Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro que dice que el chocolate era muy usado en las Indias y en España «y que estima mucho ser muy medicinal y muy a propósito de aprender sus virtudes. Yo probé el fruto del cacao y lo he degustado pero para deciros la verdad no me place» escibió el Médico marchenero en su «Diálogo del chocolate».

Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro y médico

LUIS ESTUPIÑAN, IMPRESOR

El Breve Compendio de la Carpintería de lo Blanco y Tratado de Alarifes Sevilla, de Diego López de Arenas nacido en Marchena también fue impreso por Luis Estupiñán en 1633 en la calle de Las Palmas de Sevilla.

También publicó el Teatro de las Religiones del padre Valderrama prior del convento de San Agustín de Sevilla, uno de los conventos más ricos de Sevilla que estuvo pagado y patrocinado por los Ponce de León.  El libro se publica en 1612 se imprimió en Sevilla  por Luis Estupiñán y está dedicado al Duque de Arcos Rodrigo Ponce de León e ilustrado por miniaturas del grabador Francisco Heylan (1584- 1635)  grabador e impresor de Amberes que trabajó en Andalucía. Entre sus grabados en esta obra  aparece un gran escudo de los Ponce de León y de la orden agustina.

Los primeros impresores de Sevilla y Marchena, Cromberger y Estupián. 

ANTONIA DIAZ 

Antonia Díaz (1827-1892), nació en Marchena, hija de un médico afincado en Sevilla. Desde muy joven leía a los poetas clásicos castellanos y sevillanos.

El matrimonio de poetas, católicos y monárquicos y amigos de los hermanos Bécquer, Antonia Díaz, nacida en Marchena en 1827 y José Lamarque de Novoa se instaló en un Palacio de Dos Hermanas llamado La Alquería del Pilar donde eran famosas sus tertulias de artistas sevillanos y extranjeros. 

La propia Antonia Díaz diseñó los edificios y jardines de este «lugar de ensueño» donde ella misma se reservó una torre sobre una gruta con una virgen donde escribió sus libros. «Flores marchitas: baladas y leyendas» (1877-1882), «Poesías líricas» (1893), «Aves y flores: fabulas morales» (1890).

Los Bécquer y Juan Ramón Jiménez en la Alquería del Pilar, el palacete de Antonia Díaz

Así era el palacio de la poetisa Antonia Díaz en la alquería del Pilar de Dos Hermanas

CAMILO JOSE CELA

Cela y la Ruta de los Escritores

Camilo José Cela, premio Nobel y escritor comió un potaje de garbanzos en la Posada de los Caballeros que se ubicaba en la Plaza Vieja, en el número uno de la calle de los Mesones con la calle San Miguel. De esta posada conservamos una fotografía en 1970.

El último de éstos visitantes ilustres fue Camilo José Cela que dejó escrito en su libro «Primer Viaje Andaluz» 1959, sus impresiones de su paso por Marchena alojándose en la posada de Los Caballeros o de los Baena. Cela venía andando desde Ecija hasta Marchena, cruzó el Corbones recorrió sus calles a pie y luego se fue para Carmona. En su libro dice que pasó miedo, porque los campos entre Marchena y Carmona estaban llenos de toros.

Camilo José Cela en sus tiempos de mochilero por Andalucia

Somerset Maugham

Somerset Maugham el escritor espía, millonario y bisexual que visitó Carmona, Marchena y Ecija en 1897

Somerset Maugham fue uno de los grandes narradores del siglo XX y lo consiguió haciendo lo que más le gustaba; observar y contarlo de forma directa y sin juicios morales. Esto le permitió ser el escritor más rico y famoso del mundo en los años 20 y 30.


Sus libros de viajes por Andalucía se publicaron en España hasta 2005 en RB editores, llamado «Andalucía 1930» donde describe en doscientas páginas ciudades, caminos, costumbres, personas, oficios e iglesias como las de Ecija y Marchena.
Tras finalizar sus estudios  de Medicina en Londres en 1897, Maugham viaja a Andalucía recorriendo Ronda, Córdoba, Sevilla, Écija, Marchena, Granada, Jerez y Cádiz antes de embarcar de regreso a Inglaterra. Durante su estancia en esta tierra escribiría La meticulosidad de Don Sebastián. A Sevilla volvió muchas veces en la década de 1940.
Los apuntes de sus viajes por Andalucia los imprimió en 1930, con el título de Andalusia. Sketches and impressions en la que se basó Miles Davis para su disco Sketches from Spain.

Continue Reading

Historia

¿Porqué hay tantos lugares en España y América con el nombre de Marchena?

Published

on

En el área de Andalucía occidental encontramos muchos lugares con el nombre de Marchena o Marchenilla, relacionados con el proceso de expansión cristiana del siglo XV mientras que en el Caribe encontramos muchos enclaves con el nombre de Marchena derivados de las familias judías de este apellido que se expanden comercialmente por centroamérica a lo largo de varios siglos. 

 En cierta ocasión, una mujer en Granada, se subió a un autobús con la intención de venir a una boda  en Marchena, Sevilla y acabó en Marchena, Granada, una pequeña pedanía cercana a Dúrcal.

Y es que por razones históricas, son numerosos los lugares que llevan el nombre de Marchena por todo el sur de España y el Caribe americano, que ahora podemos detectar con exactitud gracias al programa informático Geonames, que ayuda a localizar con exactitud en los mapas, los nombres y topónimos.

EL BOSQUE O MARCHENILLA

Imagen

La villa de El Bosque fue una donación hecha por los Reyes Católicos a D. Rodrigo Ponce de León, capitán general que fue de la guerra de Granada firmado en Jaén a 11 de noviembre de 1490. Este fin de semana celebra su recreación histórica ambientada en la invasión francesa. 

El Bosque, la pequeña Marchena fundada por los Duques de Arcos en la sierra gaditana

En 1501, tras el levantamiento de Sierra Bermeja, sometidos los moriscos de la zona doña Beatriz de Pacheco, viuda del Duque encargó a Juan de Ayllón  poblar la serranía con 317 vecinos de Marchena, Arcos, Bornos, Villamartín, Espera, atraídos especialmente por el reparto de tierras. 

Uno de los duques levantó un palacio como lugar de descanso y cacería en el “Palacio del bosque de Benamahoma”, donde está ahora El Bosque. Requería un gran número de criados, ojeadores para montería. Ante la imposibilidad de que todos estuvieran viviendo en el Palacio, fueron edificándose diversas casas en sus alrededores por los criados de los duques al que llamaron Marchenilla, derivado de Marchena.

Mezquita de Marchena, Durcal, Granada. Este edificio de estructura neocolonial, está situado en carretera Bailen Motril N-323, en  la barriada de Marchena (Durcal). Esta casa Señorial, es llamada comúnmente «La Mezquita», está abandonada y fue propiedad de la familia Echebarria. 

Mezquita de Marchena. Durcal. 

EL NOMBRE DE MARCHENA

El nombre Marchena se repite en varios puntos de la geografía de España, en todos ellos es un lugar con agua abundante. Santa Cruz de  Marchena en la provincia de Almería, dá nombre a un monte y un antiguo castillo romano junto al río Andarax.  En las pedanías granadinas de Dúrcal y Padul, da nombre a acequias, torres y castillos  o en los jiennenses de Alcalá la Real y Santiago-Pontones es una aldea.  También hay una pedanía llamada Marchena en Lorca Murcia, famosa por sus huertas y la acequia principal del palmeral de Elche, Alicante, se llama Marchena.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

A unos 31 km de Almería se encuentra el pueblo de Santa Cruz de Marchena, pueblo de la Alpujarra almeriense que fue entregado por los Reyes Católicos junto con toda la taha de Marchena a Gutierre de Cárdenas y luego acabó en manos de la Casa Ducal de arcos por herencia. 

Según el linguista  Ruhstaller la palabra Marchena es “Un monumento lingüístico y una parte valiosa del patrimonio histórico y cultural, en la misma medida que las venerables murallas, iglesias y torres, a las que aún supera en antigüedad”. 

Municipio de Marchena, en Jaén, junto al río Marchena a unos 27 km aprox. por carretera de Santiago de la Espada,​ dentro del Parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

Stefan Ruhstaller de la Universidad Pablo de Olavide dice que Marchena es una derivación del nombre de una persona y el sufijo -ana que quiere decir villa de Martius o Marcius  en clara alusión al origen romano. Dominique Aviñó McChesney  cree que proviene del árabe al-marj (zona inundable).

El pasado romano de Marchena es indudable; lo que aún discuten los expertos es si su origen fue una villa, o una ciudad como sugieren los hallazgos del yacimiento de El Lavadero. Debido a la abundancia de lugares llamados Marchena, en época árabe se conoce a Marchena, de Sevilla, como Marchena de los Olivos, o Marsenah Al-Zaituna.

Bahía de Marchena, Curazao. 

MARCHENA EN EL CARIBE. CURAZAO, LA ISLA JUDIA. 

Cuando Abraham De Marchena, apellido de origen judío sefardí, (1608 – 1657) murió en Amsterdam, su esposa Sarah y sus tres hijos fueron a la isla holandesa de Curazao formando parte de la histórica primera gran emigración de judíos que llegó a Curazao en 1659, formando parte de la fundación de la primera sinagoga americana. 

La imagen puede contener: nube, cielo y exterior

Casa de campo Marchena en Curazao, foto 1955. 

Esta familia era dueña de una plantación y mansión rural del tipo esclavista que fue propiedad de Isaac De Marchena, ubicada junto a uno de los cementerios judíos más antiguos del Caribe y América y data de 1659 propiedad de la sinagoga de Curazao. Hasta hoy esta zona se llama Marchena, y la bahía donde se ubica se llamó bahía de Marchena, aunque en los años 50 dejó paso a una refinería y una fábrica de azulejos. Los judíos de Curazao juegan un papel fundamental apoyando el proceso de independencia americana y apoyado económicamente a Simón Bolívar  e introduciéndose en Venezuela.

MARCHENA EN CUBA 

En Cuba, Marchena, es el nombre de una planta azucarera ubicada en Sibanicú, cerca de Camagüey, con una capacidad de producir 180.000 arrobas diarias de caña, con su propia para de ferrocarril  y y 1200 trabajadores. Además es el nombre de un municipio y una playa que después de la revolución se rebautiza con el nombre de Siboney. 
Fue fundada en 1924 por Moisés Marchena y David Maduro,  casado con Clara Marchena Marchena, hija del primero, fanmilia de judíos de la Isla de Curazao que en 1920 fundan la “Compañía Azucarera Najasa” que en 1951 vendieron a Gregorio Escagedo Salmón, con el nombre de “Central Najasa – Siboney” que luego es nacionalizada por el Estado y sigue funcionando hasta el dia de hoy. 

MARCHENA EN VENEZUELA

A través de la península de coro, Venezuela los judíos, y entre ellos el apellido Marchena se introducen en el conteniente americano.  Junto a la frontera entre Colombia y Venezuela se ubican las sabanas de Marchena.

EL APELLIDO MARCHENA EN PERU

En las sierras del norte de Perú, zona de Piura, provincia de Ayabaca al sur del municipio de Frías, se ubica el cerro Marchena.  El 21 de junio de 1,825 cuando el Libertador Simón Bolívar por Decreto supremo creó el distrito de Frías. 

En la provincia de Ayabaca, la familia Marchena es una de las que ostentan tradicionalmente el poder, de hecho Humberto Marchena Villegas, el patriarca de su familia es desde 1989 presidente de la  Municipalidad Provincial de Ayabaca. 

LA ISLA MARCHENA EN LAS GALÁPAGOS, ECUADOR

La isla Marchena es una isla perteneciente a Ecuador, ubicada en el centro de las islas Galápagos, en el océano Pacífico. Llamada en honor del monje español fray Antonio de Marchena tiene un volcán llamado Marchena, y un canal marino también llamado canal de Marchena al sur de la isla.

Al igual que muchas de las Galápagos, que son islas de volcanes, Marchena tiene una caldera. La caldera de Marchena es de aproximadamente 7 km de largo por 6 de ancho, y tiene forma elíptica. 

Archivo:Marchena Island.jpg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Al este de la ciudad de Panamá está el estero y la plata Marchena en la bahia de Panamá frente a la del Rey. 

 

Continue Reading

Historia

El Bosque, la pequeña Marchena fundada por los Duques de Arcos en la sierra gaditana

Published

on

La villa de El Bosque fue una donación hecha por los Reyes Católicos a D. Rodrigo Ponce de León,  firmado en Jaén a 11 de noviembre de 1490.

“Acatando los muchos e buenos y leales y señalados servicios” de D. Rodrigo “y para siempre jamás”, se le hace “donación de Villaluenga, Ubrique, Benaocaz, y Grazalema, con sus fortalezas y alquerías y vasallos y vecinos y moradores de ella”.

En 1501, tras el levantamiento de Sierra Bermeja, sometidos los moriscos de la zona doña Beatriz de Pacheco, viuda del Duque encargó a Juan de Ayllón  poblar la serranía con 317 vecinos de Marchena, Arcos, Bornos, Villamartín, Espera, atraídos especialmente por el reparto de tierras. 

Uno de los duques levantó un palacio como lugar de descanso y cacería en el “Palacio del bosque de Benamahoma”, donde está ahora El Bosque. Requería un gran número de criados, ojeadores para montería. Ante la imposibilidad de que todos estuvieran viviendo en el Palacio, fueron edificándose diversas casas en sus alrededores por los criados de los duques al que llamaron Marchenilla, derivado de Marchena.

El oratorio de palacio resultaba insuficiente para recoger todos los vecinos, estos levantaron una iglesia bajo la advocación de Nuestra Señora de Guadalupe.  Este primer intento de poblamiento recibiera el nombre de Santa María de Guadalupe.

Durante siglos todos sus vecinos, desde el alcalde corregidor hasta el más modesto palafrenero, –dependían muy directamente de la jurisdicción del Duque.

Poco a poco los duques de Arcos, dejaron de realizar estancias periódicas en ella. Entonces el palacio serrano de El Bosque dejó de ser la “Marchena pequeña” y recibió el nombre de El Bosque o La puebla de Santa María de Guadalupe nombre que también perdió por coincidir con El Algar fundado por D. Domingo López de Carvajal. 

En la Real Orden de 1815, por la que Su Majestad el Rey concede al pueblo la categoría de villa, emplea el término de “El Bosque”. Y, por el contrario, en los libros parroquiales de este mismo año prosigue, quizás por inercia o costumbre, el de “Marchenilla”.  Sin embargo, hacia mediados de siglo, en 1851, se simultanea en las actas matrimoniales, bautizos o defunciones: “villa de Marchenilla o Bosque”.

En este pueblo se educó Fray Diego José de Cádiz, hijo del administrador del duque de Arcos. En El Bosque, recibió las primeras letras y luego se convirtió en gran misionero de las tierras de Andalucía.

El Bosque fue el primer pueblo de la Sierra que se enfrentó a Napoleón. Prepararon una emboscada a algunos franceses rezagados causándole ocho muertos y tres heridos.
Esto encolerizó al general francés Víctor que ordenó a una división de ocupación –Marasín o Latour Maubourg–, que asolasen y quemasen inmediatamente a El Bosque y Prado del Rey. “habiendo tenido que sufrir varios saqueos y un incendio que arruinó gran parte de sus edificios”. Sus vecinos, antes de capitular, prefirieron “ver quemados sus hogares y andar errantes por los montes» antes que entregarse al enemigo. 

Imagen

QUE HACER EN EL BOSQUE

SENDERISMO El río de El Bosque es uno de los principales atractivos turísticos de la Sierra de Grazalema, durante los fines de semanas se llena de amantes del senderismo que disfrutan de sus maravillosos paisajes. La ruta conecta El Bosque con Benamahoma y tiene un recorrido de 4,3 km. Desde el pico Albarracín podéis ver El Bosque y diferentes pueblos colindantes.

Museo del Queso de El Bosque

Uno de los lugares donde poder apreciar la toda la Sierra de Grazalema y disfrutar de las puestas de sol. En El Bosque y en la Sierra de Cádiz puedes disfrutar del paintball en unos escenarios naturales. Una forma de descargar adrenalina y pasar un grandes ratos de risas. El campo de juego se encuentra en plena Sierra de Grazalema y proporcionan todo el material necesario (marcadoras, protecciones, ropa…). En El Bosque se encuentra el Centro de Interpretación del Queso de la Quesería El Bosqueño, empresa con numerosos premios internacionales y nacionales por sus quesos de cabra payoya y oveja merina grazalemeña.

Ruta de los Quesos Sierra de Cádiz

El Jardín Botánico de El Castillejo representa la flora más autóctona de la Sierra de Cádiz y Serranía de Ronda. Un lugar que no puede faltar en tu visita a El Bosque. Forma parte de la Red de Jardines Botánicos en Espacios Naturales Protegidos de Andalucía. La entrada es gratuita y ofrece un servicio de visitas guiadas gratuitas para los grupos que lo soliciten.

Sierra de Grazalema como nunca la habías visto

Continue Reading

Historia

¿Trabajó Duque Cornejo con Jerónimo de Balbás en la iglesia de San Juan de Marchena?

Published

on

Duque Cornejo realizó una docena de esculturas de bulto redondo de san José con el Niño, cuatro de las cuales se encuentran perfectamente fechadas: la de la capilla del Colegio de Mareantes de San Telmo, en 1725; la escultura de la Cartuja de El Paular, entre 1725 y 1727; el titular de la hermandad de los carpinteros de Marchena, entre 1731 y 1732 y el titular de la capilla de la Casa Cuna de Sevilla, entre 1733 y 1734. 

Pedro Duque Cornejo (1678-1757) fue el escultor con más talento y éxito de los que trabajaron en Sevilla durante la primera mitad del siglo XVIII  nombrado en 1733 como estatuario de cámara de la reina Isabel de Farnesio. Se le considera el imaginero y entallador más destacado del siglo XVIII en Andalucía.

Durante la estancia de la Corte de Felipe V en Sevilla, Duque Cornejo intenta entrar en la órbita de los artistas cortesanos, consiguiendo el nombramiento de escultor de la Reina Isabel de Farnesio, gran aficionada a las Bellas Artes. La intención del escultor es conseguir el nombramiento de escultor de cámara, que no logrará.

La imagen puede contener: 1 persona, texto que dice "Saber mas"

Sus padres fueron el escultor de origen granadino José Felipe Duque Cornejo y Francisca Roldán Villavicencio, pintora de oficio e hija a su vez del escultor Pedro Roldán.  El taller de Pedro Roldán era el más activo de la Sevilla del último cuarto del siglo XVII, y estaba nutrido por toda la saga familiar dedicada a oficios artísticos, como su tía Luisa Roldán “la Roldana”. 

Se formó con su abuelo y maestro, el escultor Pedro Roldán (1624-1699), en cuyo taller transcurriría la infancia y adolescencia de Duque Cornejo durante las últimas décadas del siglo.

Su dedicación a la arquitectura vendrá algo más tardía, por el trabajo conjunto con Jerónimo Balbás que hizo el coro de la iglesia de San Juan de Marchena e introdujo en Andalucía el uso de las estípites. La llegada de Balbás a México en 1717 permitió la llegada del barroco a aquellas tierras. El coro de San Juan de Marchena es una de las escasas obras de Balbás que quedan en España, tras la destrucción del retablo de la Iglesia del Sagrario de Sevilla

Entre 1706 y 1709 hizo el retablo mayor de la Iglesia del Sagrario de Sevilla (desaparecido en el siglo XIX), con Jerónimo Balbás, como arquitecto. 

La imagen puede contener: 1 persona

En 1715 Balbás manifestaría su voluntad de involucrar al Duque Cornejo en la obra de la sillería de coro de la parroquia de San Juan Bautista de Marchena, «por ser el mas ynteligentte que ai en esta ciudad», aunque finalmente el concurso lo ganaría el equipo formado por Juan de Valencia y Miguel de Perea.

Valencia la construyó entre 1715-1717 y aceptó incluso como parte del pago las sillas ya realizadas por Balbás, que presiden el conjunto.

En 1731 recibe su encargo más ambicioso, la realización de la arquitectura y esculturas de los retablos de la iglesia de San Luis de los Franceses de Sevilla y de la capilla de los Novicios, para los jesuitas.

Marlor on Twitter: "El coro de la iglesia de San Juan es extraordinario (1719—1722). Realizado por Juan de Valencia con diseños de Jerónimo Valvás. #OrgulloBarroco @elbarroquista #Marchena… https://t.co/E59ocAiPSA"

La obra que va a ocupar los últimos años en la vida del maestro es el encargo del coro de la catedral de Córdoba. Cuando el coro se inauguró el 17 de septiembre de 1757, Duque Cornejo había fallecido unos meses antes, siendo enterrado en la misma catedral cordobesa. 

El 14 de abril de 1734, Duque Cornejo se obliga por contrato con el cantero ursaonense José Peredo se comprometía a suministrar a Duque Cornejo toda la piedra de las canteras  de Osuna y Santa Olalla que el escultor necesitara para construir el sepulcro del arzobispo don Luis de Salcedo y
Azcona.  En el convento de San Agustín de Osuna cuya trabajó en 1712 Jerónimo Balbás. Duque Cornejo fue el escultor predilecto de Balbás durante su etapa sevillana.

Duque Cornejo tallaría otras dos esculturas para Osuna representando a san José con el Niño Jesús. La más conocida es la que se conserva la iglesia del antiguo convento de San Agustín, cuya atribución ya fue propuesta por Manuel Rodríguez-Buzón en su recordada Guía artística de Osuna. 

Continue Reading

Carnaval

30.000 personas se concentraron en la Feria de Marchena para ver volar un avión en 1911

Published

on

Al inicio del Siglo XX los aeroplanos eran un espectáculo que atraían a miles de personas. La mayor concentración humana de la historia reciente de Marchena se produjo en 1911, cuando 30.000 personas vinieron a ver volar el primer aeroplano en plena feria. 

A principios de siglo la Revolución Industrial daba pasos de gigante y el hecho de que un hombre pudiera volar por si mismo con la ayuda de un motor de explosión, se veía como algo milagroso y un triunfo del ser humano. En 1905 los aeroplanos estaban a punto de inventarse.

En municipios como Marchena se organizaban espectáculos de aviación que se convertían en fiestas que atraían a miles de personas y quedaban en la memoria escrita, como las coplas de carnaval que se cantaron hasta los años 40.

En los primeros años del siglo XX se popularizaron en Andalucía las Fiestas de la Aviación con los primeros aviones que se veían volar, llamados aeroplanos, gobernados por los pilotos Le Forestier, (1910) Garnier (1920) y Gautier.

En la Feria de  Marchena de 1911 se produjo el primer vuelo de un aeroplano en la historia de Marchena que trajo hasta nuestro pueblo a 30.000 personas, “la mayor multitud que se recuerda” según informa el diario madrileño La Mañana de 12 de septiembre de 1911 en tiempos del Alcalde Ricardo Calderón Gutiérrez.

Inicialmente estaba anunciado el famoso piloto Georges Le Forestier que murió un
día antes en un espectáculo en Huelva. Tras la muerte de Le Forestier el Ayuntamiento de Marchena contrató a Serviés. El campo de aviación, era según el propio piloto Serviés, de los mejores de España. El piloto ofreció dos espectáculos de veinte minutos, “haciendo virajes y evoluciónes” que levantó ovaciones. En 1915 se ofrece en la Feria un espectáculo a cargo del piloto marchenero Antonio Sánchez Jurado en un aeroplano modelo Fourbe.

En 1920, otros francés Gautier llega a la provincia de Sevilla a bordo de un biplano sistema Goudron y acompañado de un mecánico catalán. Ofrece espectáculos de aviación en Sevilla y Huelva. Salió de Tarragona, llegó a Sevilla donde emprendió vuelo que terminó en Aznalcázar y de allí a Huelva.

Las fiestas de aviación quedaron en la memoria colectiva como un hecho extraordinario, de hecho Esperanza Romero aún recuerda una copla de Carnaval que dice así.

«Niña el aeroplano, ha aterrizado y era digno de ver. En La Haza del Descanso se diviertieron todos con su francés. Todas metiditas en barro, hasta el cascarrio se llenaba también, y una joven que allí había, y se ha llenado hasta el mismo francés,  y el novio que estaba al lado, se aceleró con apuro, porque se le había mojado el callejón donde metía el puro». El haza del Descanso está en la Carretera de Paradas frente a la estación eléctrica.

Continue Reading

NOTICIAS ANTIGUAS

enero 2021
L M X J V S D
« Dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!