Connect with us

Historia

Aparece el sello de los genoveses en un documento de la audiencia de Sevilla

Published

on

Spread the love
Con la toma de control del señor de Marchena de Cádiz entre 1467 y 1493 los genoveses vivieron un gran auge. El cabildo gaditano estuvo entonces controlado por 21 comerciantes genoveses y uno judío
El sello de los genoveses tenía una espada rematada por cruz y con filacteria que contiene una leyenda no legible. El sello se ha localizado en un pleito de los herederos de Juan Pablo de Quinquevie y Octavio Seco, vecinos de Milán, contra Ambrosio Ansaldo de Gregorio, mercader genovés, sobre impago de una deuda de 194.000 reales (1592/1596), fondo documental de la Real Audiencia de Sevilla.
Desde 1251 los genoveses pagaban la mitad de impuestos aduaneros y tenían un amparo especial para exportar aceite, vino y cereales producidos en el Aljarafe y otros puntos de la provincia y metales «principalmente mercurio» extraídos de las minas de Almadén de la Plata.
SABER MAS Emilio Martín Gutiérrez. Nuevos datos sobre la población y los genoveses en la ciudad de Cádiz.
Salvago, Melchor, Bonifaz, Doria, Bocanegra, Casanova, Escanio, Spínola, Estucla, Uselo, Marciore, Machorro, Polo, Marrufo, Oberta, Picardi, Centurión. Los apelidos más destacados de Génova junto a la nobleza local sevillana como los Medina-Sidonia y Arcos, destacan en el comercio de aceite según THOMAS (2003), pp. 526, que hace una interesante descripción de los depósitos de aceite de Sevilla y provincia y su relación con las casas ducales.
En 1485 el arrendamiento de las rentas mayores de Cádiz estaba controlado por cinco genoveses (Jácomo Sopranis, Mateo Viña, Tomás Sauli, Juan Vivaldo y Francisco Adorno) por orden directa de Don Rodrigo y un judío Mosé Abén Semerro.  
Los genoveses consolidan un eje comercial desde Inglaterra, Francia, Italia, Africa del Norte, pasando por las costas italianas y propiciando un auge de los puertos andaluces y gaditanos como Rota, San Fernando y Chipiona.
A principios del XVI, los Ponce de León disponían de buques propios para dedicarse al comercio por el Mediterráneo, aliándose con los genoveses que ya trabajan para la Corona de Aragón.
En la obra Memorias históricas sobre la marina comercio y artes de la antigua ciudad de Barcelona, tomo IV cita que entre 1527 y 29 se registraron en Barcelona varios buques del Duque de Arcos procedentes de Cádiz. Las casas ducales más importantes de Sevilla como los Ponce de León tenían bajeles propios para comerciar.
En 1527 fondearon en Barcelona el galeón Genis de Meraver del Duque de Arcos con base en Cádiz y el Galeón Martín Chaveta también del Duque con base en Palamós.
Los genoveses juegan en la economía andaluza del siglo XV una función dinamizadora moderna y precursora del capitalismo, según David Igual y Germán Navarro en “Los genoveses en España”. Fueron pioneros en la banca a través de letras de cambio y giros dentro de la red de letras de cambio genovesa.
Avalados por el papado los genoveses se instalan en Sevilla desde el Siglo XIII creando un consulado comercial autorizado y favorecido por los monarcas castellanos y también se acercaron al poder y fueron socios preferentes de los reyes granadinos. El primer banquero de Sevilla Gaspar Centurione era genovés.
GénovaGenova, Italia.
Los Doria y Sopranis se especializaron en el comercio de aceite en el valle del Guadalquivir mientras que los Grimaldi se especializaron en el comercio de granos. Entre las mercancías tratadas por los genoveses figuran también el atún bajo aceite y sal, garbanzos, sal, vendidos a lo largo de todos los golfos del Mediterráneo hasta Génova.
Los mercaderes genoveses aparecen como intermediarios de la monarquía y nobleza en 1483 cuando el Rey Fernando pide por escrito al III conde de Arcos que ordene prender al capitán Domingo Gentil, genovés vecino de Cádiz y luego que lo envie a Sevilla, por un dinero que le debía al Rey.
Saldada la deuda los Reyes requieren de nuevo los serivcios del capitán Gentil en 1486 para que medie en la obtención de la primera canongía de la iglesia de Sevilla por Enrique de Guzmán, sobrino del III Conde de Arcos.
En 1524 ya hay genoveses al servicio del Duque de Arcos que aparecen citados en documentos ducales. Agustín de Pradola, mercader genovés, se encarga de cobrar unos fondos en relación a la condesa de Bailén, Blanca Sandoval como tutora de su hijo Manuel Ponce de León.
Una carta de la condesa de Bailén a Juan Fernández, alcalde de justicia de Marchena, «para que dé a Agustín de Pradola, mercader genovés, el dinero que libró a su favor el duque de Arcos. Granada, 1524». 
Ambrosio Spínola y Guzmán fuer arzobispo de Oviedo, Valencia, Santiago y Sevilla (1632-1684) y tuvo rentas y capellanías por varios puntos de Andalucía entre ellos Marchena. 
En la iglesia de San Juan de Marchena Ambrosio Spinola tuvo una capellanía de 1646 al 48 por valor de 136.000 maravedíes. Tenía además rentas en Santa Bárbara de Ecija, tierras en Carmona, y otros lugares que sumaban un total de 400.000 maravedíes.
Su tio Agustín de Spínola macido en Génova y muerto en Sevilla fue obispo y hombre de estado al servicio de Felipe IV. Los Duques de Arcos llevaron el apellido Spinola desde 1729 a 1780.  La Plaza de San Juan se llama del Cardenal Spínola por Marcelo Spínola y Maestre, sacerdote, abogado y periodista, fundador de El Correo de Andalucía.
 
 

Advertisement

Cocina

Cirujanos y boticarios, de Marchena a México: el descubrimiento de la medica indígena

Published

on

Spread the love

La familia Juárez o Suárez pasó de Marchena a México en 1536, convirtiéndose en los primeros cirujanos de indias y aprendiendo de ellos el uso de las plantas medicinales, entre las cuales estaba el cacao, y el chocolate que fue estudiado por Bartolomé Marradón, médico y hermano mayor del Cristo de San Pedro.   

Los primeros cirujanos de Indias

Francisco Juárez fue un cirujano de Marchena que viajó con su mujer Catalina González y sus hijos (Baltasar, Catalina, Diego, Francisco, María, Melchor, Gaspar y Luis Juárez González) a Nueva España (actual México) en 1562 con la armada del general Lope de Armendáriz.

Francisco Juárez era hijo hijo del bachiller Juan de Alcaudete casado con Catalina González. Previamente -en 1536- habían viajado a México sus hermanos Luis Alcaudete y Leonor Alcaudete también hijos del licenciado Alcaudete y de Catalina González, naturales de Marchena. El licenciado Alcaudete tuvo una calle en Marchena desde el siglo XVII hasta el S. XIX cuando se le cambió el nombre por Padre Marchena.

La corona creó puestos de cirujanos en los barcos mercantes, en la Real Armada y en el ejército. Por este motivo el primer Real Colegio de Cirujía se instala en San Fernando, Cádiz.

Bartolomé Marradón, el médico que estudió el chocolate

Marradón por ser uno de los primeros médicos que viajó a México y Guatemala para estudiar el cacao y el chocolate y escribir libros sobre el tema fue citado por la mayor parte de tratados europeos sobre el tema y traducido a varios idiomas.

«Diálogo compuesto por Bartolomé Marradon, médico español de la villa de Marchena, impreso en Sevilla en el año 1618». Asi se llama la obra escrita por Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro que dice que el chocolate era muy usado en las Indias y en España «y que estima mucho ser muy medicinal y muy a propósito de aprender sus virtudes. Yo probé el fruto del cacao y lo he degustado pero para deciros la verdad no me place» escibió el Médico marchenero en su «Diálogo del chocolate».

El tomate, la papa, el maiz, el cacao y chocolate y muchos otros alimentos llegados de América fueron rápidamente usados en España. Pero el cacao era la bebida de los dioses Mayas y es éste componente ritual lo que previno a los médicos españoles como Bartolomé Marradón.

Marradón decía que no se podía usar el cacao sin tener en cuenta que formaba parte de la cultura indígena que entonces, en pleno auge de la Inquisición, como todas las religiones no católicas, eran vistas como herejías por los españoles.

arbol del cacao

El  médico, boticario y escritor Bartolomé Marradón, quien visitó México escribió que. «El uso de chocolate es tan familiar y frecuente entre todos los indios que no hay un espacio en el mercado en el que no haya una mujer negra o india con su tía, su Apstlet (que es una vasija de arcilla), y su molinillo (que es como un palo parecido a las agujas que se usan en España para hilar), y sus recipientes para recolectar y enfriar la espuma [del chocolate]».

«Estas mujeres primero ponen una parte de la pasta o un cuadrado de chocolate en el agua y los disuelven, y después de retirar una parte de esta espuma….. la distribuyen en vasijas llamadas Tecomates …. Después las mujeres lo reparten entre los indios o a españoles que las rodean. Los indios son grandes impostores, pues les dan a sus plantas nombres indios, lo cual les da buena reputación [a las plantas]. Podemos decir eso del chocolate vendido en los mercados y los puestos (Marradón, 1685 [1618], pp. 431-433).

Marradón describe el mercado como un punto de encuentro entre culturas, en el que las mujeres, en particular las indias y las negras, eran las proveedoras de un conocimiento deseable y de sustancias comestibles y potables, y los españoles eran los interesados y los compradores.

Lo que más preocupaba a los curas y nobles españoles que fueron los primeros en tomar chocolate en Europa era si el chocolate rompía el ayuno, pues desconocían su naturaleza. «El chocolate ni se toma por medicinas ni por vicio ni por bebida contra la sed sino por sustento y nutrición del cuerpo para conservar la salud como efectos secundarios y que no es excusa en el precepto del ayuno» escribía Pinelo.

cacao

Y añadia «el cacao tostado y molido como hemos dicho poniendo su masa a fuego lento sale encima un licor mantecoso y graso de buen gusto y medicinal para inflamaciones quemaduras, ampollas de viruela, sarampión, labios, manos, mal de encías y otros juegos semejantes otros y otros juegos semejantes y aún las mujeres la usan para los labios cuarteados».

Continue Reading

Historia

Cinco Marcheneros que dejaron su huella en América hace 500 años

Published

on

Spread the love

Lázaro de Briones, fue un marchenero que viajó a Perú junto a Pizarro, nació en Marchena en 1518 y pronto se estableció en Carmona. 

SECCION MARCHENA EN AMERICA

Viajó al Perú muy joven y destacó en la toma de Cuzco contra del ejército de Manco Inca en la batalla de Huarina y la batalla de Jaquijahuana, contra el rebelde Gonzalo Pizarro. El dato nos lo aporta el carmonense Esteban Mira Caballos que acaba de publicar un libro sobre la historia de Francisco Pizarro y que ha hecho una investigación a fondo sobre los hombres que acompañaron a Pizarro.

Resultado de imagen de casa de los briones Carmona

El médico de Marchena Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro, viajó a México en 1580 y escribió un libro sobre el chocolate. 

Marradón decía que no se podía usar el cacao sin tener en cuenta que formaba parte de la cultura indígena que entonces, en pleno auge de la Inquisición, como todas las religiones no católicas, eran vistas como herejías por los españoles.

Marradón por ser uno de los primeros médicos que viajó a México y Guatemala para estudiar el cacao y el chocolate y escribir libros sobre el tema fue citado por la mayor parte de tratados europeos sobre el tema y traducido a varios idiomas.

«Diálogo compuesto por Bartolomé Marradon, médico español de la villa de Marchena, impreso en Sevilla en el año 1618″.  Yo probé el fruto del cacao y lo he degustado pero para deciros la verdad no me place» escibió el Médico marchenero en su «Diálogo del chocolate».

El Capitán Martín Ruiz de Marchena, natural de Marchena, Sevilla estaba entre los 150 militares que conquistaron Cartagena de Indias en junio de 1533 según relata él mismo en su listado de méritos y servicios que pude consultarse en el Archivo de Indias.

La ciudad Colombiana de Cartagena ha cumplido este año 2019, 487 años desde su fundación por las tropas capitaneadas por el madrileño Pedro de Heredia.

Martín Ruiz de Marchena, en el documento Méritos y servicios de Martín Ruiz de Marchena, fechado en la ciudad de Los Reyes Perú en 1564 afirma «tengo necesidad de hacer provanza de lo que se hizo a vuestra alteza (el rey) en estas
partes del reino».

Dice que «hace treinta y cinco años poco más o menos llegué a la ciudad de Cartagena donde me hallé la conquista de ella con el gobernador Pedro de Iglesia hasta que se conquistó y pacificó».

Además confiesa haber participado en la «conquista, población y pacificación del virreinato de Tierra Firme en 1535 donde tuve mi casa y asiento», con capital en Panamá donde fue tesorero real y organizó las milicias ciudadanas que rechazaron el ataque de los hermanos Contreras y luego en la exploración y conquista de Perú y Ecuador donde vivió en varias ciudades ocupando varios cargos entre ellos Alcalde de Quito en 1576.

Francisco de Mesa, (Marchena 1485-México 1534) fue uno de los primeros artilleros de que se tienen noticia y fue el que salvó la expedición de Hernán Cortés para la conquista de México, cuando ésta se quedó sin pólvora.

Fue uno de los primeros descubridores y conquistadores de Nueva España, Guatemala, y otras provincias, a las que pasó desde la isla de Cuba con plaza de artillero mayor y capitán de la artillería de Hernán Cortés.

Así se recoge en el documento Méritos, servicios de Francisco de Mesa, (Archivo General de Indias,PATRONATO,82,N.1,R.9), en la que el vecino de Chiapas, Luis Aceituno, dice que Francisco de Mesa fue abuelo materno de su mujer Doña Inés de Tovar. Dice ese documento que Mesa sirvió a su «Vuestra Alteza» «derramando mucha sangre, padeciendo innumerables trabajos y gastando su hacienda».

Estuvo en las guerras de Italia donde se acreditó como excelente artillero. En 1518 estaba en Cuba y se unió como soldado a la expedición de Hernán Cortés al Yucatán. Participó en la conquista de México y tuvo un destacado papel como artillero y constructor de cañones y culebrinas, armas fundamentales en las batallas de Texcoco y en el sitio de Tenochtitlan.

La expedición dirigida por Francisco Montaño ascendió al cráter del volcán aún activo Popocatépetl (5253 m) para conseguir azufre para la pólvora de los cañones.

«En la ciudad de México fueron desbaratados los españoles (…) y en la retirada pasó muchos trabajos y queriendo acometer la segunda vez les faltó pólvora, (…) fue al volcán de Talmanalco, y se hizo atar con sogas por el cuerpo, poniendo en gran riesgo su vida, por las grandes llamaradas de humo y fuego. (…) Se hizo descolgar por el volcán abajo que era muy profundo, y halló piedrazufre, que sacó mucha cantidad de que se hizo la pólvora con que se ganó la ciudad de México».

Fray Luis de Bolaños fundó 1o ciudades en Argentina y Paraguay

Santuario de Caacupé.  Patrona de Paraguay y los guaraníes, su templo fue declarado basílica menor por el Papa Francisco en 2015.  La Virgen es obra de un indio converso y apareció flotando tras la inundación del lago Ypacaraý (agua bendita) que amenazaba las aldeas cercanas hasta que Luis de Bolaños las bendijo y las aguas retrocedieron, según la leyenda. Desde entonces se llama la Virgen de los Milagros.

Asunción (Paraguay).  Luis de Bolaños y Alonso de Buenaventura se establecen en Asunción y comienzan su trabajo con los guaraníes. Juan Romero, primer superior jesuita de Asunción que se hizo cargo de las misiones franciscanas dice que «aquí nos enseñaba el padre fray Alonso de Buenventura, aquí sobre esta peña se ponía a orar; porque tenían y tienen tanta estima de su santidad los indios que notaban todo cuanto hacía como acciones de santo».

San Lorenzo de los Altos. (Paraguay).  Bolaños  y Alonso de San Buenaventura fundan San Lorenzo de los Altos a 40 km. de Asunción en 1580. Fundan una reducción  iniciando la enseñanza de la doctrina cristiana en forma estable.

San Salvador de Jujuy. (Argentina) Fundan reducciones para asentar a las tribus nómades en poblaciones fijas y estables, donde se les enseñaba junto a la doctrina cristiana a leer y escribir, cultivar la tierra, domesticar animales y fabricar artesanías.

San José de Caazapá. Paraguay. Fundada en 1607 por Luis de Bolaños, se convirtió en la principal misión de la región y luego en un pueblo. La leyenda dice que los nativos rebeldes piden al franciscano, agua en prueba de la existencia de Dios. El fraile tocó una piedra con su bastón, bajo ella el agua comenzó a manar y desde ese momento no ha dejado de hacerlo en una fuente conocida como Ykua Bolaños. Conserva un museo franciscano.

Tobatí. (Paraguay).  A 63 kilometros de Asunción, tiene un afamado santuario a la Inmaculada. Fundada en 1539 por  Domingo Martínez de Irala, gobernador, fue entregada a Fray Luis de Bolaños en 1583. En esa época y fruto de la mexcla cultural nace el estilo guaraní-franciscano, una rama artesana del barroco hispanoamericano que se transmite hasta nuestros días de padre a hijo en varias familias de artesanos, en especial los Páez y Esquivel. En Tobatí los guaraníes aún trabajan la madera y el barro desde los tiempos de los franciscanos.

Atyrá  (Paraguay). Fundada por el gobernador Domingo Martínez de Irala  en 1539 y en 1580, llegan los misioneros franciscanos Alonso de San Buenaventura y Fray Luis de Bolaños El Cuero, se trabaja de modo artesanal desde la época de las misiones.

Yaguarón (Paraguay): En 1600, los franciscanos encabezados por Fray Alonso de Buenaventura y Fray Luis de Bolaños construyen la iglesia que aún se conserva y es una de las más hermosas muestras de las construcciones franciscanas en el Paraguay. En el altar de la iglesia puede apreciarse el estilo franciscano-guaraní de las tallas realizadas a mano por los indios. Su fiesta patronal es la de San Buenaventura.

Itaí (Argentina). La Virgen de Itatí es la devoción más importante de Argentina y patrona de la provincia de Corrientes. La tradición dice que el rezo del Rosario salvó a Luis de Bolaños y los aborígenes que este había convertido al catolicismo de un ataque de nativos rebeldes. La tradición dice que el arroyo Yaguarí se abrió gracias la Virgen.

Baradero (Argentina). Santiago del Varadero fue creada en el año de 1615, como una misión franciscana por Fray Luis de Bolaños por orden de Hernandarias, Fernando Arias de Saavedra, hijo del explorador sevillano Martín Suárez de Toledo y Saavedra.  gobernador de Asunción Río de la Plata y del Paraguay, entre 1572 y 1574.

Continue Reading

Historia

De las colecciones ducales de Marchena a un museo de Nagasaki, Japón

Published

on

Spread the love

De Marchena llegaron a Japón más de una decena de objetos pertenecientes a frailes martirizados en aquel país que hoy se exhiben en el Museo de Nagasaki, inaugurado en 1963, según se puede apreciar en el catálogo de dicho museo y que fueron donados a las iglesias de Marchena por Guadalupe de Láncaster en el siglo XVIII.  En este listado encontramos el Birrete de San Francisco Javier, y una camisa manchada de sangre del padre Arjó, misionero en China. 

Desde el siglo XVII los cristianos japoneses eran perseguidos y cada Año nuevo eran obligados a pisar imágenes de la Virgen María, Cristo y los santos para probar que no eran cristianos y si se negaban a hacerlo se los ejecutaban, crucificándolos o arrojándolos a algún volcán cercano.​

Los 26 mártires de Nagasaki

La colección de objetos relacionados con los frailes y santos martirizados en Japón se conservaba en la Sacristía de San Juan de Marchena  donadas por Guadalupe Láncaster, hasta que en los años 50 fueron trasladadas al Museo de los Mártires del Japón en Nagasaki.

Francisco Javier estudió en Paris y allí junto con otros cinco compañeros funda el embrión de la Compañía de Jesús el 15 de agosto de 1534, y fue además estrecho colaborador de su fundador, Ignacio de Loyola. Tras intentar viajar sin éxito a Jerusalén, es enviado por el Papa a Portugal que había pedido a Ignacio de Loyola algunos hombres suyos para enviarlos a Asia como legado Papal y llegan a Goa, India en 1542.

Guadalupe Lancaster, Duquesa de Aveiro. 

Joaquín Ponce de León, hijo de la duquesa de Aveiro, entregó en 1745 el birrete de San Francisco Javier por colocarse en el nuevo retablo del mismo nombre en un relicario a los pies de la imagen del santo que puede verse en fotografías de mediados del siglo XX en el templo marchenero de Santa Isabel. 

Birrete de San Francisco Javier. 

El listado de las reliquias de Marchena incluye también un sombrero portugués del Padre Antonio Tomás, una escribanía de China que usó el mismo Arjó, fraile jesuita, un relicario de plata de forma octogonal con una reliquia de San Francisco de Borja, una caja hecha con madera de una nave japonesa, una lista de misioneros de la china, listado de santos  un modelo de iglesia indo-portuguesa, una carta del Padre San Vítores y del Padre F. Mastrilli.

Santa Isabel antiguo templo Jesuita. 

La misma duquesa de Aveiro que donó grabados de Durero, pinturas y reliquias de numerosos santos al convento de Santa María de Marchena que hoy continúan repartidos por las bóvedas del templo,  Guadalupe de Aveiro y Láncaster, esposa de Manuel Ponce de León, mujer culta y rica, entregó las reliquias de los Jesuítas del Japón al Colegio de la Compañía de Jesus en Marchena hoy Santa Isabel.  Ella solicitaba estas reliquias por carta entre su vasta red de contactos y religiosos entre ellos el fraile Francisco Kino.

Relicario en la sacristía de San Juan donde se guardaron las reliquias de los mártires de Japón. 

Estas reliquias de monjes jesuitas se conservaban en el aposento alto del rector en el actual templo de Santa Isabel y tras ser expulsados de Marchena se inventariaron y pasaron al convento dominico de San Pedro Mártir, y posteriormente pasaron a la sacristía  de  San Juan Bautista donde en 1778 se hizo una alacena para custodiarlas y mostrarlas. En los años 60 fueron reclamadas por la iglesia para ser enviadas a Nagasaki, Japón en un museo que se hizo en el lugar donde tuvieron lugar los mayores martirios de cristianos en Japón.

Santa Eulalia de Mérida. 

Hubo también frailes franciscanos que pasaron de Marchena al Japón y acabaron muertos, como Fray Gómez de San Luis (Andújar 1567–Japón 1637)  que tras pasar por la Universidad de Osuna, se hizo fraile en Santa Eulalia de Marchena y entró en Japón en 1601 -cuando ya el cristianismo estaba prohibido- disfrazado de pobre y cantando por las calles con un ravel pidiendo limosna y entrando en las casa de los cristianos a decir misa y administrar los sacramentos. Murió martirizado en 1637 tras 37 años en Japón.

26 Martires Nagasaki

Museo de los Mártires de Japón. Nagasaki.  

El jesuita San Francisco Javier había llegado al Japón en 1549 y en 1587 el emperador de Japón inicia las primeras persecuciones contra cristianos después de que los franciscanos abrieran hospitales y leproserías, pensando que con la llegada del galeón de Manila, los españoles trataban de invadir Japón.  En el año 1597 fueron crucificados en Nagasaki 6 franciscanos, 3 jesuitas y 17 laicos y en 1637. Fue el inicio de las matanzas a cristianos.

Continue Reading

Historia

El americano que escribió la historia del flamenco en Morón

Published

on

Spread the love

La difusión internacional del Flamenco de Morón se debe a Don Pohren, famoso por sus libros El arte del flamenco (1962), Vidas y leyendas del flamenco: una historia biográfica (1964) y Una forma de vida (1980).

Donn Pohren (Minneápolis 1929-Madrid 2007llegó a Madrid en 1953, para estudiar Filosofía y Letras, y luego regentó Los Gabrieles: un club privado de flamenco en Madrid. 

Se mudó a Sevilla en 1956, donde contacta con la familia Pavón, de la Niña de los Peines y se empapa del flamenco en la Alameda de Hércules y en la calle Feria.

En Sevilla fue contable civil de la base de Morón y guitarrista flamenco,  apodado por los flamencos como Dani Maravilla, tras casarse con la bailaora malagueña Luisa Maravilla, fue discípulo de Pepe de Badajoz, y se aficionó al flamenco en Méjico, tras ver la compañía de Carmen Amaya.

En Otoño de 1965, crea en la Finca Espartero de Morón el primer centro de flamencología y de la historia del flamenco ofreciendo clases de guitarra, baile y cante para extranjeros, y lo que aún era más importante para él:  «la oportunidad de participar en esa forma de vida de los gitanos en aquellos momentos ya casi desaparecida» en una finca que podía albergar huéspedes.

Su llegada supuso el resurgimiento del flamenco en Morón al son de los mejores cantaores de los años sesenta y setenta, destacando Diego del Gastor, Joselero de Morón, el niño Rosa, Fernandillo de Morón, el Andorrano y todos los sobrinos guitarristas del gastoreño.

Un fotógrafo de Nueva York, Steve Khan llegó a Morón en 1967, en busca de Diego del Gastor

Siguiendo a los artistas flamencos descubrió que el cante era más puro en el mundo rural y se instaló en una finca de Morón en 1965, no sin antes buscar en Utrera y Alcalá donde conoció a Manolito de María, Fernanda y Bernarda, Perrate y Gaspar y allí descubrió a Diego del Gastor en el Potaje de 1960. 

Y en el bar Pepe, lugar de reunión de los flamencos de Morón se enamoró del toque de Diego del Gastor.  «Sin adornos técnicos , todo emoción. Cada nota tenía su propio significado y su música, era un flujo incontenible, un mágico oleaje. Me sentí hechizado. Durante mis treinta y un años había oído mucha música, pero nada que se aproximara siquiera a lo de aquella noche» escribió.

Gracias a su impulso Diego del Gastor fue conocido, admirado y venerado por guitarristas y aficionados de todo el mundo, especialmente en California y Tokio donde sigue contando con muchos seguidores, fieles a su estilo, que siguen tocando todas sus falsetas.

Atraído por la experiencia de Phoren, un fotógrafo de Nueva York, Steve Khan llegó a Morón en 1967, en busca de Diego del Gastor, de quien tomó lecciones de guitarra y sacó todas las fotografías que pudo, material con el que montó una exposición en 2009 llamada  Flamenco Project.

Esta muestra se compone de cien imágenes de doce fotógrafos: David George Vogenitz, Steve Khan, William Davidson…; de grabaciones de audio de seis fiestas grabadas en Morón con Diego del Gastor, Fernanda de Utrera…; de la película Flamencología de Daniel Seymour, así como de numerosos artículos, impresiones y anécdotas de escritores y artistas como Estela Zatania, Donn Pohren, Brook Zern, Lorin Piper, etc.

Una colección inaugurada en Jerez en 2008, expuesta en numerosas ciudades como Sevilla, Utrera, Nimes (Francia), Cádiz o Badajoz, convertida en libro en 2010 y cedida, finalmente por Steve Khan al Ayuntamiento de Morón para su Centro Municipal de Flamenco edificio en obras en la calle Carrera de Morón que instalará en su seno las Escuelas de Guitarra, Baile y la futura Escuela de Cante, expondrá todos los fondos documentales, sonoros, plásticos y gráficos, así como la colección Flamenco Project, difundiendo el flamenco de Morón y su papel a lo largo de la historia. 

En agosto de 1963 siguiendo el ejemplo del Potaje Gitano de Utrera nace el Gazpacho de Morón impulsado por Indalecio Alemán, Paco Ayala, Antonio Pastor, Manuel Villalba, José Higuero, Luis Camacho, y Pepe Marín.

Continue Reading

Historia

Así ha sido la Salida de San Francisco de Asís con la Banda Sagrado Corazón

Published

on

Spread the love

Hoy ha salido en andas la imagen de San Francisco de Asís, acompañado de la banda Sagrado Corazón que no tocaba detrás de una imagen en nuestro pueblo desde hace trece años. 

Puede ser una imagen de 1 persona

 El recorrido fue San Francisco, Doctor Salvador Gallardo, Coullaut Valera, Plaza de San Juan, Padre Marchena y San Francisco.

Puede ser una imagen de 2 personas y personas de pie

LEGADO FRANCISCANO DE MARCHENA

Cuatro conventos, (Santa Eulalia, San Francisco, Capuchinos y Santa Clara), dos hermandades (Humildad y Veracruz) y un colegio (Santa Isabel) nos recuerdan los más de 600 años de presencia ininterrumpida, de la orden Franciscana en Marchena.

Puede ser una imagen de 4 personas y personas de pie

En el 2020 se cumplen 200 años de la fundación de la Humildad y 600 años del convento de Santa Eulalia y por lo tanto de la presencia franciscana en Marchena.

Puede ser una imagen de 1 persona, de pie y al aire libre

Diego Núñez de Prado, el fundador del convento de San Francisco en 1530 era Alcaide de la fortaleza de Marchena y tercero franciscano.

Sus patronos, los Duques pagaban en 1632 doscientos ducados mensuales al convento de San Francisco de Marchena y  a las congregaciones capitulares intermedias de San Francisco en Andalucía siendo patronos protectores de los franciscanos andaluces y del convento de los Terceros de Sevilla donde tenían su palacio hispalense.

Puede ser una imagen de 2 personas y personas de pie

FRANCISCANOS CAPUCHINOS

En la desaparecida calle Del Moral, que iba de la Plaza Ducal al campo había casas arrendadas por las hermandades de Veracruz y Animas de San Juan y sobre él se construyó el convento de Capuchinos.

Puede ser una imagen de una o varias personas y personas de pie

Los capuchinos, otra rama de los franciscanos llegaron a Marchena después de haber salvado la vida dos veces al Duque, una en Valencia y otra en Nápoles. El 24 de Octubre de 1651 Fray Bernardino de Granada colocó un crucifijo en el patio de los naranjos inaugurando el edifico. Los capuchinos eran capellanes del Palacio Ducal, y comían en la mesa del Duque que oía misa en su tribunas.

Puede ser una imagen de 4 personas y personas de pie

Eran «los frailes del pueblo», ayudaban a los moribundos hacían obras de caridad y su iglesia estaba siempre llena junto a la Plaza Ducal hacia donde tenía su puerta principal y una espadaña. En el convento estaba la Hermandad de la Venerable Orden Tercera antes de pasar a San Francisco, la Divina Pastora y el Cautivo.

Puede ser una imagen de una o varias personas y personas de pie

Aquí predicó el beato Fray Diego de Cádiz famoso por su elocuencia ante miles de personas devoto de Jesus Nazareno y la Divina Pastora. Aquí quedó su famoso púlpito comprado en 1864 por el Obispo gaditano para instalarlo en Cádiz.

Puede ser una imagen de 1 persona

Ls Capuchinos fueron los primeros predicadores y narradores del Mandato de Jesus Nazareno en la Plaza Ducal. El Capuchino Fray José Serrano es el autor del primer texto del mandato que se conoce.

convento capuchinos

MONJAS TERCERAS FRANCISCANAS

En 1693 el Alcalde de Marchena paralizó y embargó materiales de la obra del colegio y hospital de Niñas Huérfanas regido por Isabel María de San José, tercera profesa de la Orden de San Francisco.

Las teceras llegaron a Marchena reclamadas por los Duques procedentes de Alcalá de Henares y se instalaron primero en la ermita Santa Maria de Gracia -La Milagrosa- y luego en Santa Isabel en 1780 y hasta 1890.

Puede ser una imagen de 1 persona

CONVENTO DE SANTA EULALIA

Por Santa Eulalia fundado en 1420, pasaron Luis de Bolaños, Juan de Santorcaz, Juan de Tavira, y otros abriendo caminos hacia América, Filipinas, Canarias, Paraguay o Florida.

Aunque no está probado se dice que aquí rezaron Colón y los Reyes Católicos. Sí está probado el paso de San Juan Grande, Luis de Bolaños y muchos otros santos. Fray Juan de Santa Marina fundó este convento en 1420 y aquí vivían ermitaños.

69

En 1867, dejaron de celebrarse misas en el convento de Santa Eulalia,  y sus enseres trasladados al templo de San Miguel a la espera de destino. Sus obras de arte acabaron en Paradas (Inmaculada) La Veracruz (Cristo del Pan y Dolorosa), y la familia Vanderwilde (Santa Eulalia) o San Miguel (cruz franciscana o de Santa Eulalia). Fray Cosme de San Damián, fraile de Santa Eulalia, murió martirizado en Jerusalén.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Uno de sus fundadores Fray Juan de Santorcaz, viajó a Canarias con San Diego de Alcalá en 1444 con la flota de Diego de Herrera y se establecen en el convento de Betancuria (Fuerteventura). Diego de Alcalá es otro de los grandes santos franciscanos que también estuvo en Marchena (Santa Eulalia).

Puede ser una imagen de 2 personas y personas de pie

Dos franciscanos de Santa Eulalia de Marchena, Fray Luis de Bolaños, (1550-1629), y Fray Alonso de la Torre se embarcan hacia América con doce frailes franciscanos en la expedición de Juan Ortíz de Zárate al mando de Fray Alonso de Buenaventura. Bolaños fue un gran amigo de San Francisco Solano, famoso por sus dotes como músico.

Continue Reading

Actualidad

Jacques Moderne, el impresor pirata, que lanzó a la fama a Cristóbal de Morales

Published

on

Spread the love

Tal Dia Como Hoy, de 1553 muere el compositor español Cristóbal de Morales en Marchena (o en Málaga)

La primera edición de los libros de magnificats de Morales se publicó en Roma en 1544 cuyo contrato editorial es uno de los primeros en su género que se conservan entre un impresor y un compositor con fecha de 10 de febrero de 1543. 

FUENTE:  Proyecto de Investiogación de Cristóbal de Morales  Dr. Michael Noone  (Boston College).

Es un acuerdo entre el propio compositor, quien financia la edición, Antonio de Salamanca, editor y Giovanni de la Gata impresor y el también impresor Valerio Dórico. Morales pago el coste del papel y de impresión de una tirada de 525 copias y todos los elementos de las decoraciones y corrigió las pruebas. Morales al llegar a España vendió estas copias a la Catedral de Toledo.  Dórico tenía bula del papa, hijo de Lorenzo el Magnifico para editar de forma exclusiva libros de misa para coros de iglesias. 

En 1535 el mismo día en que el papa Pablo III encargo a Miguel Ángel pintar el muro de la Capilla Sixtina se unió al coro papal de Roma como cantante.

En 1546 el impresor Jacques Modernes de Lyon había, compró un ejemplar del libro de misas de Morales y al darse cuenta del interés que en su tienda de libros generaba el libro de Misas de Morales decidió imprimir su propia edición pirata simplemente copiando la música y la decoración del libro de forma que fueran casi exactas.

Moderne vendió la tirada falsificada en su propio beneficio sin contrato ni dar nada a Morales ni a sus editores romanos, por lo que estaríamos hablando de una de las primeras ediciones piratas de libros de la historia.

Así sonaba la música del renacimiento en San Juan y el Palacio Ducal

Según los estándares actuales la edición pirateada de Morales que hizo Jacques Moderne sería ilegal porque el impresor de Lyon estaba infringiendo derechos de autor del compositor negándole así el beneficio de las regalías y dificultando rcuperar la inversión del editor. 

Su obra musical se editó en Lyon, Wittenberg, Nuremberg, Augsburgo, Amberes, Milán, Roma, Venecia, Sevilla, Toledo, Alcalá de Henares y París. Fue el primer músico europeo de fama internacional y vivió en Marchena al servicio de Luis Cristóbal Ponce de León. 

Sin embargo Morales se beneficio de la piratería de Modern indirectamente.  La edición de Moderne duplicó la exposición pública de Morales gracias a las 1000 copias ilegales mejorando así la reputación de Morales y asegurándose que su música fuera conocida y cantada. 

«El Mirador de la Duquesa» recuerda el esplendor humanista de Luis Cristóbal Ponce de León

Desde mayo de 1548 hasta febrero de 1551 y tras alcanzar la gloria como cantor en el Vaticano y en Toledo, Morales sirvió al Duque de Arcos en Marchena como maestro de capilla del Palacio Ducal e Iglesia de San Juan y desde noviembre de 1551 hasta 1553 fue maestro de capilla en la Catedral de Málaga, donde muere reconocido en toda Europa, como uno de los maestros de escuela polifonista española del siglo XVI.

En 1544 franceses y españoles se peleaban por conquistar Europa y en 1538 Francisco I de Francia y Felipe II de España deciden firman una paz temporal con la mediación del papa.

Francisco I de Francia fue apresado por Felipe II y su espada entregada simbólicamente al rey Español. 200 años despues en 1808 su espada fue entregada por Pepe Botella a Napoleón.

Para conmemorar esta Paz de Niza el Papa de Roma encarga al compositor sevillano que luego viviría en Marchena Cristóbal de Morales que componga una música especial (El motete Jubilate Deo, 1538).

En esa época el Duque de Arcos Luis Critóbal Ponce de León protector de Morales, era embajador, militar y hombre de confianza de los reyes español y francés. Entre las joyas más valiosas del Palacio Ducal marchenero estuvo durante siglos una montura de plata y otras joyas regaladas al Duque de Arcos por el Rey francés Francisco I.

Morales nació la ciudad de Sevilla, fue maestro de capilla en la Catedral de Plasencia 1527 cantor y comporisto en el Vaticano en 1535 y 

Contemporáneos suyos fueron el marchenero Juan Navarro maestro de capilla en Marchena, Alonso Lobo nacido en 1555 en Osuna y que aprendió de Morales, Francisco Guerrero sevillano nacido 1528. 

Desde mayo de 1548 hasta febrero de 1551 Morales sirvió al Duque de Arcos Luis Cristóbal Pponce de León en Marchena y desde noviembre de 1551 hasta su muerte en 1553 fue maestro de capilla en la Catedral de Málaga.

En los Archivos Estatales se conservan registros de documentos que prueban su paso por Marchena. Entre ellos los documentos titulados:

-Al celebre músico religioso, Cristóbal de Morales, compra de un traje. 1549-8-10 Marchena (Sevilla).

-Dos recibos del famoso maestro Cristóbal de Morales, que tantas veces ha citado el maestro Pedrell, en conferencias y escritos, el uno para compra de un clavicordio en Sevilla, y el otro para pago de Pablo de Soto. Aproximada 1548-1-1 Sevilla y Marchena. Existe división de opiniones sobre si murió en Marchena o Málaga.

El secreto mejor guardado del convento de Santa Clara: el falso sobrino del clérigo Peraza

Juan Polo y otros ministriles y músicos de capilla de San Juan en el siglo XVIII

Continue Reading

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!