Connect with us
Multigestion Publi

Historia

«Se vende una negra criolla joven sana sin tachas. Muy humilde y fiel, buena cocinera, en 500 pesos»

Published

on

«Venta de Animales. Se vende una negra criolla joven sana y sin tachas. Muy humilde y fiel, buena cocinera, con alguna inteligencia en el lavado y plancha y excelente para manejar niños en la cantidad de 500 pesos».

Anuncio publicado en la prensa cubana de La Habana, en 1839. Hasta el siglo XVIII hubo esclavos musulmanes en Sevilla y Cádiz y en nuestro país la esclavitud fue abolida en 1837.

El flamenco Felipe o Philipe Bullet reclamó al Duque de Arcos en 1663 un esclavo llamado Hamete Aolcada, de color negro, de 28 años que se había escapado de su casa de Madrid de la calle San Roque y que supo dos años después que estaba en Marchena en poder del Duque de Arcos.

Según Alfonso Franco, Catedrático de Historia de la Universidad de Sevilla, el Duque de Arcos podía tener alrededor de 200 esclavos en sus palacios, tanto en Marchena como en Sevilla al igual que el Duque de Medina Sidonia y cien esclavos tenía el Arzobispo de Sevilla. Tener esclavos era un signo de estatus económico.

Felipe Bullet, afincado en Madrid dice haber comprado el esclavo al maestre de campo don Manuel Carrafa por 124 reales de plata de a ocho y este lo había comprado a Cosme de Molina vecino de Granada por escritura otorgada en la Alhambra el 4 de septiembre de 1663 que lo compró a Francisco de Medina comerciante y vecino de Cádiz. Bullet alega que no lo había puesto en libertad ni vendido, por lo que el esclavo le pertenecía.  Bullet presentó como testigos un mozo de la despensa del embajador de Holanda, y otros vecinos de Madrid que corroboran su versión.

En noviembre de 1574  Marqués de Peñafiel, desde Osuna pide al Duque de Arcos, que deje en libertad a un esclavo moro, porque le hace falta a su madre que era el único apoyo con que contaba. En Arcos de la Frontera y otras ciudades andaluzas aún se conservan muchas casas antiguas con un sótano dedicado a los esclavos y servidumbre.

Los esclavos que llegaban por vía marítima en las naves portuguesas traían marcas e hierros puestos por los mercaderes para que no pudieran escapar. Solían echarles argollas en los pies, en el cuello y en los brazos. En ambos carrillos les ponían una S y un clavo -es decir, la palabra «esclavo»- para que todos supieran que era cautivo.  Al llegar a Sevilla los marcaban con DSA -que quería decir «De SevillA».

El comercio de esclavos estuvo casi monopolizado por criptojudíos portugueses afincados en España en el XVI, que traían negros del Congo, canarios de las Islas, y los vendían en España o Cartagena de Indias. En estas familias de judeo conversos de origen portugués como los Báez, los Enríquez o los Arias estaba la vecina de Marchena Francisca López casada con Diego, hermano del último Rabino de Sevilla, Antonio Rodriguez Arias.

Resultado de imagen de esclavitud

A veces, aunque no siempre, llevaban impreso las iniciales o el nombre de su dueño. «herrado en el rostro tiene un renglon que dice Gregorio Serrano Villas cuyo era el esclabo vecino de la villa de Osuna…«.

De todos los esclavos los  blancos, moros y moriscos eran  más propensos a escaparse que los negros y esto también incluía en su precio.  Se valoraba gozar de buena salud, ser joven, no tener ningún defecto, y con plena capacidad de servici. El vendedor tiene que detallar los defectos físicos del esclavo, de lo contrario se arriesga a tener que devolver el dinero y tener el esclavo de vuelta. 

El símbolo del esclavo ha pasado así a algunas congregaciones religiosas. 

En 1634 al vendedor Antonio García: «por mandamiento de Pedro de Soria se cancelo la escritura por ser el esclavo ladrón y haberse huido por lo queal Francisco López recive los mill y ochocientos reales y Antonio Garcia el esclabo…«.

El blanco norteafricano era el más valorado por su resistencia física, y capacidad de trabajo y costaba unos 12.000, también las mujeres. Los negros eran  más baratos, por ser más numerosos, y costaba 8.000 maravedíes, e igual que ellos los canarios por más que los frailes franciscanos se opusieron fuertemente a la esclavitud en todos los países incluyendo España donde los canarios se vendían en Sevilla. Las mujeres eran más caras por la capacidad de dar a luz nuevos esclavos, y por convertirse en concubinas de sus amos.

La mayoría de los niños esclavos eran ilegítimos; así sucede con el 90% de los bautizados en la iglesia del Sagrario (la parroquia de la Catedral). Era práctica habitual el que muchos amos de esclavos, tanto clérigos como seglares, tuvieran relaciones sexuales con sus esclavas domésticas.

Resultado de imagen de negros de gibraleon

En Gibraleón, Niebla y Ayamonte se han localizado familias descendientes de negros esclavos como Juan Perez, cuya familia fueron apodados los Moreno que también se mezclaron con los gitanos.

En 1952, el antropólogo aragonés Arcadio de Larrea publica el libro Los Negros de la Provincia de Huelva, un ensayo que los devuelve a la actualidad: es entonces cuando se pone de manifiesto su origen y se cuantifican en número: se contabilizan unos 500, distribuidos en 5 poblaciones: Huelva capital, Niebla, Moguer, Palos y Gibraleón

Otro resto de esta antigua presencia de esclavos negros en Sevilla es la hermandad de los Negritos. En El Puerto de Santa Maria vivió Cándida Jiménez hasta 1951, habia nacido esclava en Luanda en 1845. 

Historia

Javier Gómez Bello: «La Tarara, es una maragata que se canta en Andalucía y también en Marruecos»

Published

on

By

Malagatos es un grupo de músicos que recopilan cantes tradicionales andaluces. Unos vienen del flamenco, otros del jazz otros de las verdiales. Juntos pretenden recuperar el folclore tradicional. Son Jesús Tejas, Carlos Fernandez CamposJuanico GarcíaJavier Gómez Bello y Carlos Cortes Bustamante.

Los habitantes de la maragatería, llamados “Maragatos”, originarios de León, protagonizaron varias oleadas migratorias en diversas épocas hacia distintos puntos de España. También hacia el Sur, especialmente entre los siglos XII y XIV con la reconquista de tierras musulmanas y en el XIX cuando venían jornaleros a trabajar los campos andaluces. Recientes estudios genéticos muestran la influyente presencia de los leoneses en el oeste andaluz y la mitad de la provincia de Málaga. 

«Una canción que todo el mundo conoce es La Tarara, que es una maragata que se canta aquí en Málaga y también se canta en Marruecos. Se canta en otras partes y tiene una influencia muy grande de música árabe». Quieren grabar un primer disco de maragatas y un segundo recopilando y fusionando los andalusí, lo sefardí y lo castellano explica Javier Gómez Bello, integrante de Malagatos. 

«Los cantes vienen de la Maragatería de León y creemos que hace un siglo se mezclaron con los cantes de la provincia de Málaga, las melodías andalusíes y sefardíes» añade. 

La imagen puede contener: una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales y guitarra

Importantes familias leonesas como los Ponce de León, -(con sede en Marchena)  y los Guzmanes, (Sanlúcar de Barrameda), sometieron a los musulmanes malagueños y participaron en la conquista de las principales ciudades malagueñas y granadinas, destacando el episodio decisivo del cerro de la Matanza en los Montes de Málaga. En el XIX jornaleros maragatos, portugueses y gallegos se establecieron en varias comarcas andaluzas.  Existe la creencia popular que Paradas, (Sevilla) pudo ser repobladas por maragatos, aunque no existen pruebas. 

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical e interior

Solo en pequeños pueblos malagueños se ha conservado este folclore castellano mezclado con el rico poso cultural que dejaron los andalusíes y sefarditas, cristalizando en las populares “Maragatas”, cantes de molineros, de ruedas, de cortejo, cantes de arrieros. Un folclore extendido además por toda España y cuyo baile más famoso es La Jeringoza o La Tarara -dos casos de maragatas-.  

Hace cinco años los integrantes del grupo Malagatos descubrieron las Maragatas en pequeños pueblos del interior malagueño, y decidieron entonces recopilarlas, grabarlas, musicarlas, -normalmente eran orales- y cantarlas por los pueblos para que no se pierdan. 

La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano

«Las escuchamos a la gente de los pueblos por la calle. Entonces solamente se tocaban con palmas, para que todo el mundo las cantase» explica Javier Gómez Bello, miembro de Malgatos, un juego de palabras que mezcla el origen y destino de dichas melodías.  Existen escasas publicaciones sobre este tema por lo que tuvieron que grabarlas en los aislados pueblos del interior de Málaga. 

«En todos los pueblos hemos encontrado maragatas y todo tipo de coplas de propias de cada pueblo, además de variaciones de cada cante. Cada pueblo tiene sus propios estilos y sus propias variaciones» indica Javier Gómez Bello.  En  la ciudad de Málaga no existe; solo se han conservado en pequeños pueblos aislados. 

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo

«Nuestro objetivo es recopilar esas joya musical, cantarla en un formato más entendible para todo el mundo y darla a conocer a las nuevas generaciones no pierdan está este tipo de cantes. La mayor parte de la gente no tiene ni idea de que este tipo de cantes existe y se pregunta si eso son canciones propias de aquí o de dónde». 

El 28 de junio actúan en el Museo de Mijas y en Octubre en Benagalbón en el Centro de Recuperación de Folklore dentro de un evento importante y referente.  Nunca han encantado fuera de la provincia de Málaga. 

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical, guitarra y barba

«Todo el folclore español está totalmente mezclado. Las melodías viajan de unas zonas a otras se unen y se mezclan generando riqueza musical, lo que hace que se conserven en varios lugares a la vez». 

La diversidad genética de España muestra básicamente un mapa del siglo XIII evidenciando el movimiento histórico de población norte-sur, por la necesidad de ocupar la zona más musulmana de España, es decir, Andalucia.
Pero la ocupación se hizo por franjas, en donde Andalucía Occidental y Extremadura fue ocupada por tropas del reino de León, como ejemplo más claro los Ponces y Guzmanes.
Curiosamente la zona con más genes africanos es Galicia donde no hubo tanta presión militar y demográfica como en Andalucía.
SABER MAS AQUI

Continue Reading

Actualidad

Los Trovos: El arte de improvisar rimas que ya existía mil años antes que el rap

Published

on

By

Dos niños de 10 años juegan a ser raperos en la Plaza de San Andrés, Marchena mientras esperan el autobús. Saben lo que es el freestyle, una batalla de gallos, el rap, el hip-hop, el trap, o cualquier otra moda estadounidense gracias los medios masivos de comunicación. Pero desconocen que están haciendo algo que ya hacían sus antepasados hace mil años. 

Muchos incluso aprenden poesía para poder canta rap. Conocen seguro a Maluma, Eminem, El Chojin, Rosalia, La Mala Rodriguez, pero desconocen a Alexis Díaz Pimienta, al tío Juan Rita y la Cuadrilla del Aledo, a los levantadores de coplas malagueños, el trovo alpujarreño, el son jarocho veracruzano, los versolaris vascos, todos llenan salas enteras haciendo lo mismo que los raperos pero desde hace mil años.

Quinientos años antes del nacimiento del imperio norteamericano el arte de la improvisación de versos se extendió desde España a América, arraigando con fuerza y dando origen a los troveros cubanos,  a las pavadas argentinas, al son jarocho mexicano.

Muchos hablan, pocos riman pero solo los mejores improvisan.  Y los mejores improvisadores del mundo hispano estarán el 14 de junio en el espectáculo ‘Universeando’, que une  una quincena de verseadores, cantadores y músicos de Argentina, Cuba, Uruguay, México, Venezuela y Canarias.

Aquí se reúnen algunos de los grandes de la improvisación como los payadores Marta Suint (Argentina) y José Curbelo (Uruguay); los mexicanos Guillermo Velázquez, Isabel Flores, Vincent Velázquez y el Trío Gorrión Serrano; los boricuas Omar Santiago y Roberto Silva, Cecilia Todd  traerá desde Venezuela sus décimas y el cubano Alexis Díaz Pimienta se sumará al canario Yeray Rodríguez para que el punto cubano no falte en la fiesta.

Mientras nacía oficialmente el rap en las listas de éxitos del mundo, en los años ochenta, los troveros tradicionales de la alpujarra granadina y almeriense estuvieron a punto de desaparecer hasta que se empezó a estudiar, conocer y organizar eventos para difundir la tradición.

«Llaman para hacerme una entrevista/y probar lo repentista/y lo poeta que soy./ Y yo a demostrarle voy/a quien me va entrevistando/que no es lo mismo cantando/que telefónicamente/pero logro de repente/ir los versos hilvanando».  Alexis Díaz Pimienta, cubano residente en Almeria pasa por ser el mejor improvisador del mundo. Ofrece sus cursos online desde la página www.curso de improvisación.com.

Almería, Córdoba, Granada, Málaga, Jaén, Albacete y Murcia es la geografía de la resistencia de los trovos andalusíes, que nacieron hace mil años. Los andalusíes valoraban tanto los duelos de improvisación poética que incluso ofrecían los mejores trabajos a quienes la practicaban e incluso se menciona en Las mil y una noches. Tras la rebelión de los moriscos de la Alpujarra protagonizada por Abén Humeya, este arte vivió una larga decadencia, pero sobrevivió hasta los años 80 cuando se redescubre y se funda el Festival de Música Tradicional de la Alpujarra, que ha permitido recuperar la tradición trovera. De hecho, fue declarado Bien de Interés Cultural inmaterial en la Comunidad de Murcia en 2014.

La Alpujarra suena a romance, y trovo que se han conservado como canciones de muleros para amenizar el trabajo del campo. Son la banda sonora de una comarca que cada año, con motivo del Festival de Música Tradicional de la Alpujarra, reúne cerca de 15.000 personas.

Además de La Alpujarra el arte de improvisar poemas, está extendido y es popular en toda España especialmente en el Pais Vasco y la costa de Levante.

Continue Reading

Historia

Porqué los portugueses fomentaron el culto a San Antonio en España

Published

on

By

En diversas ciudades como Madrid, Sevilla o Cádiz se fundan  iglesias dedicadas a San Antonio de los Portugueses a principios del siglo XVII, coincidiendo con la salida de Portugal de decenas de miles de conversos portugueses perseguidos por la Inquisición. Para ellos San Antonio era el patrón de Lisboa y además uno de los santos más populares y milagrosos, con que contrarrestar la impopularidad de los marranos lusos. 

San Antonio es uno de los santos más populares y con fama de milagrosos en todo el mundo. No era de Padua sino de Lisboa. Se llamaba Fernando Bulhôes y Taviera de Acevedo (1191-1231) nació en una familia rica. Se educó en la catedral lisboeta y se hizo fraile agustino con 15 años. Es patrón de Lisboa. 

A los 25 años adoptó el nombre de Antonio cuando se hizo fraile franciscano y en 1221 participó junto con unos 3000 frailes del Capítulo general de Asís tratando a San Francisco en persona.

La imagen puede contener: 5 personas

San Antonio de Arahal

A través de los franciscanos la devoción a San Antonio arraigó pronto en todas partes. Existe un documento del Duque de Arcos de varias cosas compradas en Sevilla para Marchena, entre ellas está una imagen de escultura de San Antonio (no dice el autor) en 1630.  Se conservan imágenes suyas en casi todas las iglesias y en Marchena en Santa Clara, Veracruz, San Agustin, etc.

En Madrid la iglesia de San Antonio de Padua, fue fundada en 1606 por Felipe III, quien con la mediación del Consejo de Portugal, quiso ofrecer esta iglesia y hospital a los portugueses que vivían en Madrid, por lo que pronto se la conoció con el nombre de San Antonio de los Portugueses.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas de pie e interior

Ermita de San Antonio Arahal

La hermandad de San Antonio de Arahal nace en 1635 y a principios del S.XX recupera fervor popular gracias a los artesanos de la localidad que la convierten en su hermandad.

Cuando los conversos portugueses llegan a Sevilla desde Lisboa adoptan a San Antonio como patrón y fundan su propia capilla y hermandad.  Desde mayo de 1610 la «nación portuguesa» se reunía periódicamente en la capilla de San Antonio de los Portugueses de Sevilla en el claustro del  convento de San Francisco en la que habían gastado 30.000 ducados.  La hermandad de San Antonio sevillana fue fundada el 12 de agosto de 1594 en casa de Simón Fraile de Lima por un grupo de portugueses la mayoría de origen converso tal y como han estudiado Salvador Hernández González y Francisco Javier Gutiérrez Núñez en su aportación al congreso La Sevilla Lusa. 

Los portugueses se dedican al comercio y se instalan principalmente en la calle Sierpes y es famoso el caso de la familia Báez Sevilla por ser ajusticiados en México.

Imagen relacionada

El desaparecido convento de San Francisco de Sevilla

Cada martes San Antonio de Padua procesiona en Arcos de la Frontera, desde San Francisco seguido de mujeres que le piden un buen novio. El Santo lisboeta es en Arcos, prioste de la cofradía del Señor Atao a la Columna, por la gracia de Carlos III, informa José María Pérez en su blog Pia de Arcos.  Además en Arcos vuelve a salir cada año el día de su festividad, 13 de junio. Para que no persiguieran por razones políticas al prioste verdadero, nombraron prioste a San Antonio, sabiendo que por devoción, los que debían aplicar la justicia, harían la vista gorda.

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie

Tras la salida de 100.000 judíos de España en 1492, muchos marchan a Portugal donde son bautizados forzosamente, y viven hasta que en 1621, el conde Duque de Olivares, reinando Felipe IV le abre la puerta de Castilla. Unos 10.000 conversos portugueses se establecieron en Sevilla y Cádiz adonde llegan ya como miembros de la nación portuguesa buscando el comercio con América. Los sevillanos de ese tiempo sabían que entonces ser portugués en Sevilla equivalía a ser converso.

En Cádiz también hubo varios intentos frustrados de fundar hermandades o templos de San Antonio de Los Portugueses, imitando a Sevilla, por un grupo de conversos del Algarve que se establecen en la ciudad buscando comerciar con América. De este grupo destacan los apellidos Rosa, Suárez, Rodríguez, Núñez o Tovar según la obra «Cargadores de Indias y Marinos» Los La Rosa, obra de Juan Miguel Teijeiro.

San Antonio de Arcos de la Frontera. Foto José María Pérez Gómez

El capitán de barco Manuel Soares Enrique nacido en Portimao huye a Cádiz después de ser delatado por varios vecinos a la Inquisición de Faro de 1633 cuando Cádiz se convierte en centro del comercio internacional con América. Cádiz era entonces la ciudad con más extranjeros de España y su población había crecido un 350% en 1646.

Su nieto Alonso de la Rosa Suárez Tovar se convierte en uno de los principales comerciantes de la ciudad de Cádiz donde fue regidor perpetuo construyendo una casa Palacio en la Calle Santa María y un enterramiento propio en la iglesia de Santa María de Cádiz.

Continue Reading

Actualidad

«La Marchena ducal» de Juan Luis Ravé se presenta el 18 de Junio

Published

on

By

Juan Luis Ravé, jubilado el pasado Febrero y nombrado hijo adoptivo de Marchena, presentará su nuevo libro titulado «La Villa Ducal de Marchena» dentro de la colección Arte Hispalense de la Diputación de Sevilla donde reivindica el título de Villa Ducal para Marchena, que sin embargo se asocia más a otros municipios como Osuna u Olivares.

El acto de presentación será el martes 18 de junio a las 20 horas en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Marchena. La presentación correrá a cargo de Manuel Antonio Suárez, Doctor en Historia del Arte.

Si hay un elemento que dé sentido al pasado y presente de Marchena y que al mismo tiempo pueda ser aprovechado económicamente desde enfoques turísticos y de gestión patrimonial, es el carácter de Marchena como villa ducal.  Algo que la mayor parte de las veces se olvida hasta el punto de que en muchas tesis no se menciona Marchena como villa ducal de tal modo que muchos expertos desconocen que aquí estuvo la capital del Estado de Arcos.

 Este Estado de Arcos hizo que el municipio fuese una de las primeras poblaciones de Sevilla provincia en los siglos XV y XVI y que fuese testigo y protagonista de los más importantes hechos históricos de la mano de los Duques.

El libro «La villa Ducal de Marchena» reúne y actualiza toda la información sobre el Palacio Ducal, tema que ya trató en 1993 en «El Alcázar y la Muralla de Marchen» y que también abordará Acupamar en sus jornadas de Historia del próximo otoño para la que se preparan exposiciones y conferencias. Además se comparan distintas villas ducales como Osuna y Marchena, sus núcleos palaciegos y sus ampliaciones urbanas renacentistas.

Como novedad introduce información sobre las colecciones artísticas ducales que estaban entre las más importantes de España. «He metido cosas nuevas como la colección de tapices del palacio del XVI, de Rubnes y de Jordaens. En el inventario que se conserva las piezas más valoradas eran las tapicerías,  porque eran muy caras mucho más caras que las pinturas, eran infinitamente más caros un tapiz de Bruselas que un cuadro de Murillo».

Además en las colecciones ducales en el XVI en Madrid aparecen hasta siete cuadros de Velázquez. «Era un Palacio muy importante y como lo deja arrgelado Alonso Moreno puede venir el Rey Feliope V y todo su gobierno».

También destaca en su obra la importancia de los arrabales históricos de Marchena, es decir los barrios de San Sebastián y San Miguel que según Ravé ya existiría en el siglo XIII cuando ya hay documentos que dicen que se había ubicado una serie de moros horros, o moros libres en los exteriores de la puerta de Sevilla o Plaza Vieja. Ya en el siglo XV existían las calles San Sebastián y Santa Clara y en el XVI estaba construída la calle Santa Clara hasta el Hospital. Es decir toda Marchena es producto del urbanismo propio de una Villa Ducal sin embargo, nada de esto se conoce por locales ni foráneos.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!