Connect with us
Multigestion Publi marchenasecreta_2844x676 (1)

Hermandades

Una cruz procedente de Jerusalén se conserva en el antecamarín de Jesús Nazareno

Published

on

La cruz de Santa Eulalia que se conserva habitualmente en el antecamarín de Jesús Nazareno es un cruz procedente de Jerusalén, y fue traída a Marchena por los frailes de Santa Eulalia. 

Se trata de una cruz de taracea con incrustaciones de nácar o madreperla, en la tipología de las cruces franciscanas también llamadas “cruces de Jerusalén”. Los franciscanos, guardianes de Tierra Santa las fabricaban para venderlas a los peregrinos y traían a los conventos europeos donde son abundantes.

Santa Eulalia de Mérida en Marchena

La Cruz Nazarena o del Santo Sepulcro o cinco cruces de Jersulén, simbolizan la custodia franciscana de Santos Lugares, tomada de mosaicos romanos de Palestina del siglo I. Fray Cosme de San Damián, fraile de Santa Eulalia de Marchena, murió martirizado en Jerusalén.

El tipo “Cruz de Jerusalén” de taracea se cita en el catálogo del Museo Nacional de Escultura (Ref: CE1093) es una artesanía del nácar procedente de la zona de Belén. (María Antonia. Fdez. del Hoyo; Patrimonio perdido: conventos desaparecidos de Valladolid. Valladolid.1998. p. 90).
Los franciscanos también la llevaron a América o Filipinas donde en el siglo XVIII donde fueron muy populares.
Incluyen un hueco-relicario, que en otras piezas similares tenía un trozo del Lignum Crucis, según David Chillón Raposo y Pedro Luengo Gutiérrez, de la (Universidad de Sevilla), en su estudio de la cruz de nácar de San Antonio Abad de Sevilla.

Santa Eulalia detalle cruz

Cuando algún fraile era nombrado provincial u obispo de Filipinas o México, era costumbre que enviara una cruz similar o regalo a su convento de origen “como un conjunto de bienes de difuntos que quedaban testados a familiares en la península”. Las cruces filipinas eran de madera de ébano mientras que las de tierra santa eran de madera de olivo.
Con el tiempo estas cruces se fueron haciendo cada vez más ricas con piezas de marfil de Filipinas y la India (Estella Marcos, Margarita Mercedes, “Marfiles de las provincias ultramarinas orientales de España y Portugal”, México 2010. En los conventos de Santa María (La Concepción) o San Andrés abundan las vírgenes y cristos de marfil de procedencia filipina.

Entre los frailes de Santa Eulalia con cargos en Filipinas están Fray Gonzalo Montilla y Ponce de León, Autor de un “Tratado sobre la propagación de la fe en Filipinas, Japón, China, Conchinchina y Siam (1602)”. Fray Juan Marcelo de San Antonio, (Marchena 1720), procurador de la Provincia de San Gregorio Magno (Filipinas). Fray Antonio José Álvarez de Luna, (Marchena, 1729) obispo de Nueva Cáceres (Filipinas). Fray Miguel Perez fue comisario de la Orden Tercera franciscana en Sampolac, (Filipinas).

Fuente: Salvador Hernández González. Franciscanos Ilustres de Marchena Osuna y Morón.

Los bienes de Santa Eulalia fueron depositados en San Miguel tras el cierre del convento franciscano anes de ser repartidos por todas las iglesias de Marchena.

Borriquita

Videos: Así fue el Domingo de Ramos de 2019 con la Hermandad de la Borriquita

Published

on

By

Continue Reading

Hermandades

Tomás Galindo, párroco y Juan Torres, fraile, escribieron las primeras reglas de la Humildad en 1821

Published

on

By

La Hermandad y Paciencia son dos hermandades en una, la del Señor de la Humildad -1820- y la congregación de servitas de la Virgen de los Dolores, que vestían de negro -1821-. Ambas fundadas por los franciscanos en el convento de San Francisco y este año cumple sus primeros 200 años de vida. 

El señor y la Virgen de los Dolores hacían vía crucis anual el Jueves Santo desde San Francisco hasta Santa Clara que concluía con un sermón de pasión.

La imagen puede contener: 1 persona, de pie y exterior

Tomás Galindo párroco de San Miguel y Fray Juan Torres, fraile franciscano escriben sus primeas reglas que se aprueban en 1821. La hermandad se funda tras encontrar la imagen del señor escondida en un pajar, oculta ante la invasión francesa de 1808.

Todos los miércoles los hombres hacían cultos y meditaciones en San Francisco y las mujeres cada sábado o lunes rezaban los ejercicios de la Madre Antigua, monja de Santa Clara, escritora, poeta mística, seguidora de San Juan de la Cruz enterrada en Santa María con fama de santa.

La imagen puede contener: exterior

Tras el hundimiento del convento de San Francisco en 1846 convertido en Real Fábrica de Salitre por los franceses para fabricar pólvora en 1810, la hermandad fue acogida por las clarisas de Santa Clara que le ofrecen un altar para sus imágenes y unas habitaciones en el patio para los enseres.

 

La Virgen quedó en San Francisco por unos años y fue cedida a Lucas Fernández cuyas hijas la trasladan a Santa Clara donde se fusionan las dos corporaciones. El convento de Santa Clara fundado en 1498 desapareció en 1975 tras varios intentos del Ayuntamiento de mantenerlo. Hoy solo queda su iglesia propiedad de la hermandad.

Según informa la hermandad el Señor de la Humildad es una imagen hecha por Mayorga Patroni para un retablo en torno a 1600 fecha de la policromía al templa más antigua.  Posteriormente la imagen fue retallada en varias ocasiones, la última en 1996 cuando se le coloca un pelo más arcaico.

La congregación servita de la Virgen de los Dolores

 

Los terceros eran seglares que participaban en la vida del convento de San Francisco de Marchena desde su fundación. Diego Núñez de Prado Alcaide de la Villa de Marchena y su mujer, fundadores, eran Terceros en 1530.

La imagen puede contener: 4 personas, interior

Fray José Luis de la Fuente Tercero de San Francisco de Marchena y alto cargo en dicha orden es el creador de los servitas de Marchena para dar culto a la Virgen de Los Dolores en 1819 con el título de Siervos de María,  Orden Tercera de Servitas en San Francisco donde tenía su propio altar. Los servitas de Marchena vestían un hábito y escapulario negro tal y como mandan las reglas  de la Congregación de Siervos de María Santísima Dolorosa y obedecían a los frailes franciscanos.

virgen

El Provincial de los Terceros Fray Pedro Ximénez que residía en Santa Eulalia de Marchena autoriza a los Servitas de los Dolores en 1819 y el Arzobispado en 1821.

Cada viernes realizaban procesión por el interior del convento con la Dolorosa como antes lo hacían los frailes Terceros de dicho convento. Los Viernes de Dolores hacían procesión y rezo de la corona dolorosa  con un estandarte de la Virgen de los Dolores. Gran similitud tienen las imágenes servitas de los Dolores de la Humildad con la Dolorsa de los Servitas de Los Palacios, donada por unos sacerdotes de la localidad.

señor_1

Lucas Fernández, síndico del convento de San Francisco solicita al Provincial la donación de la capilla, altar e imagen de Nuestra Señora de los Dolores, para labrar una cripta a los pies del retablo para el enterramiento tanto de sí mismo como de sus hijos y descendientes. Sus hijas María de la Purificación, Antonia e Incolaza Fernández costearon el traslado del retablo de la Virgen a Santa Clara, tras el desplome de la bóveda de la iglesia de S. Francisco destruyendo el coro y la sillería.

La Marchena franciscana

En Marchena había cuatro conventos franciscanos Santa Eulalia, Santa Clara, Angeles Custodios (Capuchinos) y La Concepción (Santa María) todo fundados por los Ponce de León.

La imagen puede contener: tabla e interior

En 1632 Don Rodrigo Ponce de León pagaba anualmente doscientos ducados mensuales a San Francisco (Marchena) según documento de fray Juan de Luna Tamariz, guardián de dicho convento y además pagaban «para las congregaciones capitulares intermedias de San Francisco en Andalucía» siendo el duque su patrón.

El convento de San Francisco tenía altares a San Diego (cuya techumbre está en los juzgados), San Antonio, La Veracruz, la Virgen de los Dolores, la Virgen de los Angeles, donde trabajó Gaspar del Aguila justo antes de hacer la imagen de Soledad.

Una Virgen de los Angeles aparece como  titular de la hermandad de Jesús Nazareno, antes de la llegada de Las Lágrimas en el XIX, según Rafael Lopez Fernández.

 

Continue Reading

Actualidad

Vídeos: Así fue la salida de la Hermandad de la Humildad en 2019

Published

on

By

Continue Reading

Hermandades

Aquel inolvidable Miércoles Santo de 1980 en que nacieron los hermanos costaleros de la Humildad

Published

on

By

En 2019 se celebró el cuarenta aniversario de la primera cuadrilla de hermanos costaleros de la Hermandad de la Humildad. Amalio Narváez, capataz del Señor de la Humildad desde 1976 hasta 1992, cuando refundó la centuria romana de la Humildad cuenta que en el año 1979 la hermandad empezó a organizar una cuadrilla de hermanos costaleros para salir por vez primera en 1980.

«En 1980 el mismo Miércoles Santo los santeros nos dijeron que ellos sacaban sólo el paso del señor pero cobraban los dos pasos.  Económicamente no podíamos costear los dos pasos, en el mismo momento de la gente que había por aquí se formó la cuadrilla de la Virgen y se salió a la calle».  Así nacieron los primeros hermanos costaleros de la hermandad, la mayoría veinteañeros tal y como refleja la primera fotografía.

De esta primera cuadrilla de hermanos costaleros aún quedan personas que siguen saliendo con los pasos. Es el caso de Antonio Berdugo Barrionuevo que con 21 años fue uno de los pioneros de la histórica foto del año 1980 y que cuarenta años después sigue saliendo con su Virgen de los Dolores cada Miércoles Santo aunque ya no debajo del paso sino como contraguía de David Romero actual capataz. «Mientras siga David yo creo que seguiré también».

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior

David Romero el actual capataz de la Virgen de los Dolores lleva diecinueve años de capataz y catorce de costaleros. Entró en 1987 debajo del paso siendo Manuel de los Reyes capataz. «Allí me encontré a mucha gente de la primera cuadrilla».

La imagen puede contener: 21 personas, personas sonriendo, personas de pie, calzado y exterior

» Yo entré aquí siete años después de 1980 y tengo algunos recuerdos de pequeño. Por esos años empezaron casi todas las cuadrillas de hermanos costaleros de todas las hermandades» explica David Romero. Desde entonces el mundo de los costaleros ha cambiado mucho. «Entonces no se ensayaba, ni se igualaba, había mucho corazón y poca técnica».

La imagen puede contener: 13 personas, personas sonriendo, personas de pie y barba

José Ramón Mateos, no pudo ser capataz porque sufrió una grave lesión en las rodillas jugando al fútbol por lo que muy joven fue capataz de la Virgen de los Dolores desde el 93 al 2000 e hizo frente con éxito a otro desafío como fue el sustituir las cabeceras que eran tradicionales en Marchena para sacar los pasos por el costal. Este cambio obligó a reformar por completo los pasos y su forma de andar y de salir.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Paso del Señor de la Humildad por la calle la Cruz, por donde pasó en 1970. 

Se decidió cambiar de la cabecera al costal para que los costaleros pudiesen trabajar de forma más cómoda. «Pero aquel cambio fue un shock dentro de la hermandad porque suponía cambiar una tradición. Hubo costaleros que no lo admitieron y no se metieron más en el paso. Lo más difícil fue que tuvimos que sacar el paso de rodillas» explica.

«Cambiar el costal suponía readaptar la mesa de palio. Tuvimos que hacer nueve ensayos porque había que empezar desde cero, lo primero enseñar a hacer el costal y tuvimos varios ensayos para que la gente aprendiera a hacer el costal en 1993» explica José Ramón Mateo. «También cambiaron la forma de hacer las igualadas, el calzado y las entradas y salidas. Salir de rodillas implicaba una técnica que tuvimos que aprender y practicar» explica José Ramón Mateos.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!