Connect with us
Multigestion Publi

Hermandades

Una cruz procedente de Jerusalén se conserva en el antecamarín de Jesús Nazareno

Published

on

La cruz de Santa Eulalia que se conserva habitualmente en el antecamarín de Jesús Nazareno es un cruz procedente de Jerusalén, y fue traída a Marchena por los frailes de Santa Eulalia. 

Se trata de una cruz de taracea con incrustaciones de nácar o madreperla, en la tipología de las cruces franciscanas también llamadas “cruces de Jerusalén”. Los franciscanos, guardianes de Tierra Santa las fabricaban para venderlas a los peregrinos y traían a los conventos europeos donde son abundantes.

Santa Eulalia de Mérida en Marchena

La Cruz Nazarena o del Santo Sepulcro o cinco cruces de Jersulén, simbolizan la custodia franciscana de Santos Lugares, tomada de mosaicos romanos de Palestina del siglo I. Fray Cosme de San Damián, fraile de Santa Eulalia de Marchena, murió martirizado en Jerusalén.

El tipo “Cruz de Jerusalén” de taracea se cita en el catálogo del Museo Nacional de Escultura (Ref: CE1093) es una artesanía del nácar procedente de la zona de Belén. (María Antonia. Fdez. del Hoyo; Patrimonio perdido: conventos desaparecidos de Valladolid. Valladolid.1998. p. 90).
Los franciscanos también la llevaron a América o Filipinas donde en el siglo XVIII donde fueron muy populares.
Incluyen un hueco-relicario, que en otras piezas similares tenía un trozo del Lignum Crucis, según David Chillón Raposo y Pedro Luengo Gutiérrez, de la (Universidad de Sevilla), en su estudio de la cruz de nácar de San Antonio Abad de Sevilla.

Santa Eulalia detalle cruz

Cuando algún fraile era nombrado provincial u obispo de Filipinas o México, era costumbre que enviara una cruz similar o regalo a su convento de origen “como un conjunto de bienes de difuntos que quedaban testados a familiares en la península”. Las cruces filipinas eran de madera de ébano mientras que las de tierra santa eran de madera de olivo.
Con el tiempo estas cruces se fueron haciendo cada vez más ricas con piezas de marfil de Filipinas y la India (Estella Marcos, Margarita Mercedes, “Marfiles de las provincias ultramarinas orientales de España y Portugal”, México 2010. En los conventos de Santa María (La Concepción) o San Andrés abundan las vírgenes y cristos de marfil de procedencia filipina.

Entre los frailes de Santa Eulalia con cargos en Filipinas están Fray Gonzalo Montilla y Ponce de León, Autor de un “Tratado sobre la propagación de la fe en Filipinas, Japón, China, Conchinchina y Siam (1602)”. Fray Juan Marcelo de San Antonio, (Marchena 1720), procurador de la Provincia de San Gregorio Magno (Filipinas). Fray Antonio José Álvarez de Luna, (Marchena, 1729) obispo de Nueva Cáceres (Filipinas). Fray Miguel Perez fue comisario de la Orden Tercera franciscana en Sampolac, (Filipinas).

Fuente: Salvador Hernández González. Franciscanos Ilustres de Marchena Osuna y Morón.

Los bienes de Santa Eulalia fueron depositados en San Miguel tras el cierre del convento franciscano anes de ser repartidos por todas las iglesias de Marchena.

Borriquita

La Virgen del Pilar saldrá este sábado de San Agustín a las 11,30

Published

on

By

La Virgen del Pilar saldrá este sábado de San Agustín a las 11,30 tras la misa que se inicia a las diez de la mañana, acompañada de la Guardia Civil como cada año. 

Luego recorrerá pasaje Sergio Rodríguez, Madre Carmen Ternero Ibarra, Calle Jesús, Plazuela de Jesús, calle Sevilla, Pasaje, calle Santa Clara, Menéndez Pelayo, Callejón de las Campanas, calle Orgaz, de nuevo Santa Clara, pasaje y Calle Sevilla. 

Continue Reading

Cultura

Cuando los presos y cautivos eran el mayor botín de guerra

Published

on

By

El lienzo Martirio del Obispo de Jaén Gonzalo de Zúñiga conservado en el Campo de los Mártires de Granada muestra los agujeros en el suelo donde metían a los presos cristianos durante su cautiverio en el campo de los mártires con la Alhambra y Sierra Nevada al fondo.

Los marcheneros fueron también cautivos por los andalusíes. Tras perder la batalla de la Axarquía más de mil hombres de Don Rodrigo Ponce de León fueron apresados en las mazmorras de Málaga entRe ellos cientos de marcheneros que fueron liberados tras la caída de la Alcazaba de Málaga.

Se sabe que don Rodrigo liberó a muchos cristianos cautivos en sus batallas como los presos de Ronda que se dedicaban a sacar agua en las minas del rey moro.  También se sabe que los Ponce de León tuvieron en el castillo de Mairena a muchos moros presos.

Los cautivos cristianos fueron una fuente constante de ingresos para los musulmanes durante la guerra de Granada y siglos posteriores a través de la piratería y el avance mediterráneo del Turco.

Había varios tipos de celdas subterráneas, algunas de lujo para los presos más ricos e ilustres que vivían a cuerpo de rey pero por lo común no eran más que hoyos excavados en la roca.

El Obispo de Jaen antes de ser decapitado

Los cautivos cristianos eran obligados a trabajar el campo durante el día y de noche eran internados en simas, aljibes en desuso o en hoyos excavados en el subsuelo como los encontrados en el campo de los mártires de Granada por Antonio Reyes. Siempre atados por grilletes. La orden de la Merced se encargaba de liberar esos presos.

Antonio Reyes Martínez, del laboratorio del arqueología y arquitectura de Granada ha investigado sobre referencias arqueológicas de los cautiverios de cristianos en la época de Al Andalus.

 

Continue Reading

Actualidad

GALERIA: La Virgen del Rosario, lista para su salida procesional

Published

on

By

 

Continue Reading

Actualidad

Manuel María Roncel, pregonero de la Semana Santa de Marchena 2020

Published

on

By

En reunión de la Junta Superior del Consejo de Hermandades presidido por D. José Tomás Montes Álvarez del día 3 de octubre se acuerda por unanimidad el nombramiento de D. Manuel María Roncel Cortés como pregonero de la Semana Santa de Marchena de 2020.

Manuel María, con 37 años de edad, cristero desde su nacimiento, pertenece a la centuria romana Señor de la Humildad desde el año 2005.

Activo colaborador en su hermandad del Cristo de San Pedro. Costalero de varios pasos de Marchena, entre ellos, el de Santa María Virgen de la Esperanza Coronada, Divina Pastora de Marchena, San Isidro Labrador y fue miembro del cuerpo de capataces de Madre de Dios de la Merced.

Casado con Montserrat Carmona Calvo y padre de dos hijos.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!