Connect with us
Multigestion Publi

Historia

Cervantes, Marchena y los Ponce de León

Published

on

Marchena aparece en el Quijote de dos formas. Una, mencionada de forma directa,  en el Capítulo 57 de la segunda parte del libro, publicado en 1615 cuando Altisidora se burla del Quijote «Seas tenido por falso/ desde Sevilla a Marchena/ desde Granada hasta Loja/ de Londres a Inglaterra». Y otra de forma indirecta, en el capítulo de los leones, donde aparece Manuel (Ponce) de León, «El Valiente» glorificado como héroe medieval, quien estaba en guerra contra los marcheneros y su señor, Rodrigo por la herencia familiar.

Existen distintos documentos y cargos que sitúan a Cervantes llevando un total de 2000 arrobas de aceite de Marchena a Sevilla desde  septiembre de 1588 a julio de 1594 tal y como expuso Fernando Alcaide.

Un documento de 5 de septiembre de 1588 pide la justicia de la villa de Marchena, Alcaldes y regidores que colaboren con Cervantes bajo pena de 500 ducados, y lo mismo se ordenaba a los escribanos del Concejo. Cervantes tenía la potestad de embargar bienes particulares de los marcheneros y ponerlo a disposición de un fin público la monarquía y su política exterior consistente en la expansión a Indias y la guerra contra la Inglaterra protestante según Fernando Alcaide.

Marcheneros o propietarios ubicados en Marchena vendieron aceite a Cervantes . A Alonso Jiménez vecino de Marchena le compro 782 arrobas de aceite a 10 reales la arroba. El doctor Gonzalo Hernández, médico 220 arrobas. Fernando Gregorio vecino de Sevilla, 70 arrobas, Juana de Mendoza vecina de Sevilla, 566 arrobas,  Jorge Rodríguez portugués de Marchena, 225 arrobas, el doctor Diego de Madrid, 78 arrobas, Rodrigo Suárez Garrote vecino de Marchena a 112 arrobas de aceite. Fernando Gil arriero vecino de Marchena cobró 6608 maravedíes por el acarreo de 236 arrobas de aceite de Marchena a Sevilla.

José cabello cabello Núñez investigador y archivero de La Puebla de Cazalla ha documentado la actividad de Cervantes como proveedor de los galeones de la Flota real en Écija, Porcuna, Jaén, Utrera, Carmona, Marchena, Arahal, Paradas Puebla de Cazalla, Morón, Osuna y Villamartín Cádiz al servicio de Felipe II.

Además Miguel de Cervantes estuvo al servicio de los Ponce de León en 1572 tras perder el movimiento de la mano izquierda en la batalla de Lepanto.

En Archivo de Simancas se conservan los documentos del pago a Miguel de Cervantes donde se dice el 11 de febrero de 1573 se ordena a los oficiales de la Armada que liberen a favor de Miguel de Cervantes soldado de la compañía de don Manuel Ponce de León y escudo a cuenta de lo que se le debe y otras referencias similares.

Cervantes se incorpora entonces a la compañía del capitán Manuel Ponce de León en campañas militares como Navarino y La Goleta, con base en los cuarteles de invierno de Sicilia Cerdeña y Nápoles.

Manuel Ponce de León era hijo del conde de Bailén, sobrino de Lope de Figueroa, hombre de conciencia de don Juan de Austria, creador y capitán de los tercios de Granada Costa en la Alpujarra y Lepanto, primo de Luis Cristóbal Ponce de León, duque de Arcos.

Manuel Ponce de León en la Quinta Compañía de Lepanto con 80 soldados con base en las galeras españolas.  El tercio de Granada o de Lope de Figueroa siguió luchando en Flandes a las órdenes de Juan de Austria y en Portugal.

Manuel Ponce de León era primo del Duque de Arcos, señor de Marchena Luis Cristóbal Ponce de León y nieto de Manuel de León «El valiente», en quien se basó Cervantes para el episodio de los leones de El Quijote y que además aparece citado en obras de Lope de Vega y en el romancero tradicional por su valentía enfrentándose a leones y matando moros.

Luis Cristóbal Ponce de León nacido en 1510 en Marchena fue Capitán General de la Armada de Flandes, adonde llevó 600.000 ducados partiendo de Laredo, Asturias con 5.000 soldados según el nobiliario de los Ponce de León. Rehén de Francisco I Rey de Francia en 1529, el rey francés le regala valiosas joyas, luego embajador en EL París de la reina Catalina de Médicis. Vuelto a Marchena ayudó a sofocar la rebelión de los moriscos de Ronda de 1570, fue sepultado en Santo Domingo de Marchena.

GUERRA ENTRE MANUEL Y RODRIGO PONCE DE LEON

Este quijotesco Manuel de León «El valiente», llevó demasiado lejos la guerra por la herencia familiar, con su hermano el Señor de Marchena Rodrigo Ponce de León que concluyó con la cesión a sus nietos de la ciudad de Bailén.

Los marcheneros rechazaron y pusieron en fuga en Enero de 1573 a Manuel Ponce de León y sus hombres que se habían apoderado del Castillo de la Mota. Desde las almenas  Manuel pidió a los vecinos de Marchena que le reconocieran como señor a cambio de ventajas económicas pero los marcheneros prendieron fuego a las puertas del castillo y asaltaron la torre donde estaba y lo pusieron en fuga.

El mismo día que murió Don Rodrigo y para asegurar la toma de posesión de todas las ciudades, Enrique de Figueredo antiguo alcalde de Morón y otros 20 marcheneros a caballo y armados secuestró en Sevilla a don Manuel Ponce de León y lo recluyeron en el castillo de Mairena y luego en Zahara de la Sierra según Carriazo.

Francisca, hija de Rodrigo Ponce de León, recibió de su viuda Beatriz de Pacheco 400.000 maravedíes por manifestar públicamente en una venta de Marchena su fidelidad a la causa de su tío Manuel El Valiente antes que a la de los Pacheco.

Un enfrentamiento azuzado por los Reyes Católicos, según Carriazo, que dieron orden en secreto de fomentar el odio entre hermanos y alentar la rebelión contra los Ponce de León para quitarle la ciudad de Cádiz y así fortalecer la monarquía.

Los reyes envían en secreto a un emisario el bachiller Pedro Díaz de la Torre a la ciudad de Cádiz haciéndole pasar por responsable de la expulsión de los judíos, para estudiar la posibilidad de quitarle la ciudad a los Ponce de León. Le piden al bachiller que cuando vean a don Manuel le hablen como un duque y le recomienden que pida justicia real.

El escritor Gonzalo Fernández de Oviedo describe las hazañas caballerescas de Don Manuel como sus combates singulares en el norte de África para alcanzar el favor de una dama y sobre todo el conocido episodio de Los Leones según el cual se enfrentó a varios de estos animales en un corral que tenía el rey Enrique en palacio a petición de una dama.

Según Pablo J. García Martín lo más probable es que Cervantes se inspirara en la anécdota de Manuel de León.  Los ecos de esta historia y las hazañas de don Manuel de León fueron famosas y muy referidas por diversos autores de los Siglos de Oro, incluyendo al propio Cervantes y a Lope de Vega. Se explica, pues, la referencia del “autor de esta verdadera historia” al famoso personaje, advirtiendo que Don Quijote sería “segundo y nuevo don Manuel de León, que fue gloria y honra de los españoles caballeros”.

CABALLEROS LOCOS ENTRE LOS PONCE DE LEON

Durante toda su vida Juan Ponce de León tuvo que cuidar a su hermano Diego, por estar loco. Diego Ponce de León, hijo de Pedro Ponce de León, abuelo de Rodrigo y Manuel y bisabuelo de Roldán, estuvo casado con Aldonza Portocarrero hija de Luis Méndez Portocarrero.

Aunque no se menciona que fuese loco, en el testamento, su padre no le deja bienes y ordena a sus hermanos que lo mantengan. «Por ende mando que el dicho don Diego no aya cosa alguna de los dichos mis bienes”. Al primogénito y sucesor -don Juan Ponce de León, padre de Manuel- le encomienda “que tome e reçiba en su cargo al dicho don Diego mi hijo, su hermano, e lo tenga en el logar e por la vía e
manera que él entendiere e más cumpla, e lo mantenga e vista e calçe segund le pertenesçiere en quanto el dicho don Diego hubiere”.

Manuel El Valiente tuvo un hijo que pasó la mayor parte de su vida preso por ser un loco peligroso según Fernández de Oviedo.

En el testamento de Manuel Ponce de León, dado en Sevilla el 9 de Julio de 1515 queda constancia de este hecho.  «Y digo que porque el dicho don Roldán Ponce de León mi hijo es menguado de juicio por razón de lo cual él no puede regir y administrar sus bienes y Hacienda como dejo el hombro por tutora y curadora de su persona y bienes a Isabel Ponce de León mi hija».

 Roldán Ponce de León «siendo mancebo fue algo tolerable su locura. Pero cuanto más fue entrando en edad, tanto más perdido y desatinadamente loco. Fue tanto que lo tenían con graves prisiones porque era muy peligroso y muy recio y de muy gran fuerza» dice Oviedo.

Gonzalo Fernández de Oviedo cuenta que Don Roldán se soltó un día de prisión en que estaba «y traía en la mano una espada desnuda y se encontró casualmente con un caballero en el patio de la casa  y le dijo «aquí mi espada Tizona qué fue del Cid Ruy Díaz mi tío y no hay tal espada en el mundo y quiero cortar la cabeza de un golpe limpiamente cómo lo hacía don Roldán mi abuelo».

El caballero amenazado le respondió «Vuestro abuelo no una sino dos o tres cabezas cortaba de un tajo o de un revés. Espere aquí vuestra merced y entraré a llamar uno o dos vecinos y así podrá cortarnos vuestra merced las cabezas de un golpe como lo hacía a vuestro abuelo». Y de esta forma el caballero huyó.

Los cronistas de su tiempo compararon a su tío Rodrigo Ponce de León con el Cid Rui Díaz de Vivar.  Andrés Bernáldez cuenta que los propios reyes compararon a Don Rodrigo con el Cid Ruy Díaz cuando murió «porque los moros le temían tanto que dondequiera que sabían que iba, huían». El loco Roldán era en efecto sobrino del Cid pero del Cid andaluz.

Además el nombre de Roldán viene porque durante siglos los Ponce de León habían creído descender del propio Roldán, vinculado con el linaje de Pedro Ponce de Minerva.

Cuando Don Quijote busque sin éxito el enfrentamiento con los Leones Cervantes lo convertirá en segundo y nuevo don Manuel de León que fue gloria y honra de los españoles caballeros.

Sancho Panza invita a su señor a realizar lecturas más provechosas que las de los libros de caballería y como alternativa le recomienda las hazañas de históricas de Manuel Ponce de León según dice en el trabajo enfrentamiento con un león en la literatura española de Pablo José García Martín.

El Romance de Manuel Ponce de León habla de cómo las cabezas de varios moros cortó en Marruecos.

MARCHENA, PLAZA FUERTE MILITAR EN TIEMPOS DE CERVANTES

Vecinos de Marchena lucharon en el tercio de Lope de Figueroa como Diego de Angulo, Alférez en Sicilia en 1591 en la compañía del capitán Zapata. Angulo pide licencia para pasar a Perú después de haber servido de Su Majestad en la isla de San Miguel y en la isla de Terceira, Azores, luchando contra portugueses. Su hijo escribe lo siguiente «yo Miguel de Angulo, hijo de Diego de Angulo, mi padre, que está sirviendo en el Reino de Sicilia. Soy casado y tengo 4 hijos» por lo que pide irse al rico Perú donde tenía familiares.

Mientras los famosos tercios españoles luchaban en la Europa de los Austrias el Rey obliga a los pueblos, entre ellos Marchena a defender el país en la guerra con Portugal. Las milicias de Marchena pagadas por el Ayuntamiento lucharon en Elvas y Badajoz y participaron en la conquista de Olivenza a los portugueses.

Además los marcheneros que no iban a la guerra, estaban obligados a darle cama, luz, vela, fuego, agua sal y aderezo además de paja para los caballos a todos los soldados que pasarán por el pueblo. El Ayuntamiento pagaba este alojamiento de las tropas en los mesones de la Plaza Vieja, como mesón de los caballeros del Duque de La Ventilla. Otras veces se les daba un refresco consistente en pan vino y queso.

Actualidad

Marchena se suma hoy a las celebraciones de la Virgen de Guadalupe de México

Published

on

By

Cada 12 de Diciembre, nueve millones de mexicanos se dan cita en la basílica de Guadalupe, ubicada en la ciudad de México, para visitar la Virgen de Guadalupe o Tonatzin, madre del pueblo y de la tierra mexicana. 

En Sevilla la comunidad mexicana de Sevilla lo celebra en la parroquia del Corpus Christi con el sacerdote mexicano Raúl López Orozco que participó el miércoles en San Miguel en la memoria de San Juan Diego, el indio mexicano al que según la tradición se le apareció la Virgen de Guadalupe en el cerro Tepeyac en 1531.

En 1531 nueve millones de indios mexicas se convirtieron al cristianismo gracias a la aparición de la Virgen de Guadalupe desde entonces envuelta en el misterio y la leyenda. 

Resultado de imagen de virgen del tepeyac 12 de diciembre

Hoy una copìa de dicho icono bendecido por Jorge Alberto Cavazos Arizpe, Obispo de San Juan de los Lagos llegará de México a San Miguel que ya tuvo esta imagen aunque se perdió cuando se cumplen 500 años de la llegada de Cortés a Tenochtitlán con el marchenero Fernando de Mesa como artillero gracias al cual pudo ser tomada la ciudad y el país mexicano.

En la parroquia de San Miguel de Marchena se encuentra un lienzo de la Coronación de la Virgen por la Santísima Trinidad atribuido al pintor mexicano José de Páez del barroco hispanoamericano. Un cuadro de la Virgen de Guadalupe estaba donde hoy se ubica el altar de la Virgen de Fátima.

Guadalupe une símbolos indígenas en el que los indios vieron a la diosa madre mexica Tonatzin y los cristianos ven a la Inmaculada, pues la aparición fue el 12 de diciembre. Una mezcla de símbolos mestizos convertida en símbolo e icono de México seguido por millones de personas.

La tela hecha de fibras vegetales sin preparación ha sobrevivido inexplicablemente al paso del tiempo y a una serie de atentados y accidentes que le confieren un aura de misterio, a lo que se añaden los resultados de una serie de estudios recientes que han acrecentado su fama en toda Hispanoamérica.

El acto comenzará con una procesión desde la casa hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno en la calle San Miguel a las 19.00 horas -participarán los niños de la parroquia vestidos de ángeles- con un recibimiento especial y un inédito besamanos, actos a los que la parroquia invita a todo el pueblo y especialmente a la comunidad hispanoamericana de Marchena y comarca, para que participe activamente.

Al mismo tiempo los grupos catequesis parroquial realizarán un programa pedagógico, con ofrenda de dibujos coloreados de la Virgen de Guadalupe que serán presentados en la misa del dia 12 de diciembre.

Resultado de imagen de virgen del tepeyac 12 de diciembre

MAS PINTURAS DE GUADALUPE EN MARCHENA

Existen lienzos del XVIII de la Virgen de Guadalupe en el convento de Santa María, encima de la reja del coro, donadas por la Duquesa Guadalupe Láncaster cuyo corazón está enterrado bajo el altar del convento de Guadalupe de Cáceres.

Un lienzo de la Virgen de Guadalupe del pintor mexicano Antonio Torres Beltrán, puede verse en el edificio de la Casa Hogar, firmado por el propio autor y fechado en México en 1726. En San Sebastián encontramos otra pintura de la Guadalupana de en torno a 1600.

MARCHENEROS EN MÉXICO

El marchenero Francisco de Mesa fue artillero de Hernán Cortés y participó en la conquista de Tenochtitlán. El médico de Marchena Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro, viajó a México en 1580 y escribió un libro sobre el chocolate.  Francisco Juárez fue un cirujano de Marchena que viajó con su mujer Catalina González y sus siete hijos  a México en 1562 con el general Lope de Armendáriz y allí aprendió el saber de la cultura y la medicina indígena.

Francisco Juárez o Suárez era hijo del bachiller Juan de Alcaudete por el cual la calle Alcaudete tomó su nombre, hoy Padre Marchena al haber nacido dicho médico famoso en aquella calle. El licenciado Luis de Alcaudete tuvo una calle en Marchena desde 1572 hasta el S. XIX cuando se le cambió el nombre por Padre Marchena.

LOS OJOS DE LA VIRGEN DE GUADALUPE

Para los españoles la Virgen de Guadalupe aparece como una Inmaculada, aunque con una particularidad, no tiene serpiente a sus pies porque la serpiente erra una divinidad positiva para los aztecas, Quetzalcoal. El signo del mal está en la luna negra a los pies de la Virgen que quiere eclipsar al sol. Cuando llegaban los eclipses los aztecas tenían que hacer sacrificios humanos para darle al sol la vida. Además en nahuatl la palabra México significa en el centro de la luna.

Detrás de las manos de la virgen aparece una flor corazón que a los indígenas les decía que ya no era necesario realizar sacrificios humanos. En la cintura lleva una cinta negra que para los indígenas indica que estaba encinta, es decir esperando el nacimiento de Jesús.

En México el Instituto Guadalupano fundado por el canónigo Eduardo Chaves estudia la imagen de la Virgen. En sus ojos se descubre que tiene reflejos como en cualquier ojo humano, según las leyes de las ciencias; y lo que hace confirmar que no se trata de adaptaciones fantasiosas es el hecho de que las mismas imágenes se encuentran en los dos ojos, teniendo en cuenta sus distintas posiciones, sus proporciones y su correlación científica.

Esto sigue sorprendiendo a tantos científicos, quienes usando su instrumental, según su ciencia, han llegado a concluir en los mismos resultados: hay imágenes reflejadas en los dos ojos de la imagen de la Virgen de Guadalupe en conformidad con su posición, su proporción y leyes que rigen, y dichas figuras coinciden perfectamente.

Picture

La imagen de la Virgen de Guadalupe en la tilma de Juan Diego se ha preservado durante siglos; ha estado expuesta a humedad, salitre, caricias y besos devotos, agua bendita, cera, humo de candelas y se ha preservado durante todos estos años.

Estuvo 116 años sin ningún tipo de protección, ni madera, ni tela, ni vidrio; sino que permaneció en su ermita todos esos años pegada a la pared húmeda y salitrosa. En 1784, por un descuido del platero que limpiaba su marco, accidentalmente derramó hacia el lado derecho de la Imagen el ácido con el que efectuaba su labor que no le afectó.

Picture

En la sociedad indígena cuando una mujer estaba casada tenía que hacerse un trenzado especial con sus cabellos.La imagen de la Virgen de Guadalupe tiene el pelo partido a la mitad y bien peinado hacia abajo, lo que significa, para los indígenas, virginidad.

Continue Reading

Hermandades

La ruta de la Inmaculada por iglesias capillas y calles de Marchena

Published

on

By

El 9 de octubre de 1617,  el papa Paulo V aceptaba finalmente la proclamación de su Inmaculada Concepción defendida por los franciscanos. En Sevilla, este éxito alcanzado en Roma fue atribuido a las gestiones llevadas a cabo allí por el doctor Bernardo de Toro y el arcediano de la localidad de Carmona Mateo Vázquez de Leca.

El 19 de junio de 1616 se hizo en Sevilla el juramento de sangre y el 30 de junio de ese mismo año (1616) los sacerdotes de la Hermandad de San Pedro Ad Vincula de Marchena hicieron el voto de la Concepción. En septiembre de 1616 se juró el mismo voto en San Juan de Marchena con asistencia del Duque y los caballeros de Marchena que fue recordado con la Magna Mariana de hace dos años.

SANTA MARIA Y SAN JUAN

20190226_113645

Para Santa Maria Pedro de Mena talló una gran Inmaculada por encargo del Duque, que presidía las grandes fiestas de diciembre a las que era obligado asistir los miembros del Cabildo, los jueces, los militares, el clero y el pueblo que trabajaba directamente para el Duque, incluyendo las hermandades allí establecidas como la Sacramental, Santa Cruz o la Soledad.

En torno diciembre de 1688 se conservan  dos cartas autógrafas del escultor Pedro de Mena y Medrano a Antonio de Fuentes explicando que el estado de su salud le impidió trabajar en la imagen de la Concepción encargada para Marchena y dice que el duque querría verla en Madrid pues por su arte será mucho mejor que la que hizo para la Iglesia de Córdoba; habla también de su situación y cuestión de fondos.

20190226_110944

En los últimos años de su vida el Duque de Arcos le encarga la gran Inmaculada de dos metros de alto que se conserva en San Juan, para la iglesia de Santa Maria sobre la que se conservan dos cartas manuscritas, una del propio escultor y otra de su viuda después de muerto el maestro. Por lo tanto, la obra realizada para Marchena es su última escultura.

Imagen relacionada

Una vez muerto el artista su viuda Catalina de Vitoria y Ulquiza, envía una carta al Duque de Arcos en la que asegura que éste dijo que estaba terminada la imagen de la Concepción que por encargo del Duque de Arcos hizo para la iglesia de Santa María de la Mota de Marchena y que lo que faltaba lo podían hacer sus oficiales o discípulos. Carta fechada en Málaga eñ 23 de noviembre de 1688.

20190226_120951

«Desde tiempo Inmemorial» según Diego de Becerril Vicario de la villa de Marchena en 1525 » había costumbre de decir una misa votiva todos los miércoles de cada semana a la Limpia Concepción de Nuestra Señora en la Iglesia día de la Mota». El Arzobispo de Sevilla «bajo cierta pena obligaba a los curas, clérigos y capellanes a que asistieran a dicha misa acompañados de «la devoción todo el pueblo». Además, Marchena fue uno de los primeros lugares en jurar el voto Concepcionista en septiembre de 1616, como se recordó con la Magna Mariana de 2016.

La crónica jesuita del año 1635 dice que «La fiesta de la Puriª Concepción de Nª Sª es fiesta propia dela Casa de Arcos. Y ello es así; porque es como distintivo de esta Casa de tiempos muy antiguos. Celebran con gran solemnidad este tiernísimo misterio. Pues en aquellos Pleytos antiguos, los Señores de Arcos fueron los primeros, o de los primeros que la defendieron, y celebraron en todas las Ciudades, Villas y lugares de sus vastos estados» fiesta que ya se hacia en 1448.   Desde 1525, cada miércoles en la Iglesia de Santa María de la Mota estaba instituida una misa votiva de la Concepción, asistida por todos los curas, clérigos y capellanes.

ANTIGUO AYUNTAMIENTO DE MARCHENA

Plaza Ducal y Casas Consistoriales de Marchena. Se trata de una plaza de planta rectangular, cerrada en todos sus lados, a la cual se accede a través de una serie de arcos abiertos en sus distintos frentes. Su disposición recuerda a la de las plazas mayores castellanas, aunque su resultado se aproxima más a la de la Plaza de la Corredera de Córdoba. Uno de los aspectos más destacables de esta plaza ducal es su carácter eminentemente civil, pues en ella solían celebrarse fiestas, y en especial las de corridas de toros, que solían promover tanto diversos organismos como las distintas hermandades. En especial estas últimas solían pedir permiso al duque para celebraciones en ella con el fin de poder sufragar los costes de sus imágenes y retablos, no solo con la recaudación de la fiesta, sino también con la venta de la carne resultante de dichos festejos. Es admirable la casi absoluta homogeneidad de todas las fachadas de las casas que se abren a esta plaza ducal (en claro contraste con el edificio de las Casas Consistoriales), que muestran al exterior los largos balcones corridos característicos de este tipo de plazas urbanas, creadas en parte para sede de la celebración de importantes fiestas populares.

El ritual de toma de posesión y Juramento del Asistente o Alcalde de Marchena incluía una defensa del dogma de la Inmaculada que además desde tiempo del Duque de Cádiz era una de las devociones principales de Marchena acrecentada por los jesuítas de Marchena y llevada a América.

Dos regidores salían del edificio del Cabildo y cruzaban la plaza Ducal hasta llegar al extremo puesto donde estaba el Palacio del Duque. Allí recogían al Asistente y lo llevaban al Cabildo. En el Cabildo se realizaba la toma de posesión del cargo en un juramento que incluía la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción.  A continuación el Asistente saliente le entregaba la vara de justicia y le dejaba su asiento.

SAN MIGUEL

Cada siete de Diciembre víspera de la Inmaculada en San Miguel se presentan la Virgen de las Lágrimas presidiendo el altar mayor vestida con los colores de la Inmaculada, celeste y blanco y los hermanos de Jesús Nazareno leen en voz alta, tras la misa del triduo de la Inmaculada, los pasajes de las letrillas de Miguel del Cid, siglo XVII, en defensa del dogma de la Inmaculada Concepción, que dicen «Para dar luz inmortal siendo voz alba del día, sois concebida María sin pecado original».

La Hermandad de Jesús Nazareno como filial de la Hermandad del Silencio de Sevilla tiene por escrito en sus reglas la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción, que la hermandad de San Antonio Abad simboliza con un cirio y una espada, que indica que están dispuestos a defender con su sangre este dogma.

INMACULADA DE PUERTA OSUNA

El oratorio público de la Inmaculada Concepción de Marchena estaba ubicado en la puerta de Osuna desde 1640 cuando fue  aprobado por  licencia por D. Gaspar de Borja y Velasco. 

La licencia fue prorrogada por Fray Pedro de Tapia en 1654 y luego por  el visitador Ambrosio Ignacio Spínola y Guzmán el 25 de agosto 1675.

Estos datos aparecen en el Estudio de los Oratorios domésticos y Capillas privadas en los siglos XVII y XVIII  del Arzobispado de Sevilla,  de Rosalía María Vinuesa Herrera.

Continue Reading

Cultura

La amistad entre Pepe Marchena y el pintor cordobés Julio Romero de Torres

Published

on

By

Imagen relacionada

“Conocí a Julio Romero de Torres. Decía algunas veces que necesitaba el cante para inspirarse. ¡Cuántas noches de Córdoba nos han visto, cogidos del brazo cantándole yo por lo bajo, mientras él se transformaba en artista puro!. Le cantaba porque era lo que más le gustaba: el fandango clásico de la sierra de Córdoba”. Pepe Marchena en La Voz. Madrid. 10-12-1935.

Resultado de imagen de hermanos becquer y julio romero de torres

Ese año estrena un espectáculo basado en los cuadros de Romero de Torres escenificando “La buena ventura”, “Las dos Sendas”, “La chiquita piconera”, “Alegrías”, “La venus de la poesía”, “Rivalidad” y “Cante jondo” entre otros. En primavera de 1936 estrenó en Madrid Cante Jondo de Eduardo M. del Portillo basado en la obra de Julio Romero de Torres concluyendo el sábado de pasión con la presencia del hijo del pintor, Rafael Romero de Torres en Madrid para rendir honores al pintor cordobés con la lectura de un manifiesto de Manuel Machado.

JRT - Leonor Leal

 

Romero Torres recibió formación musical en el Conservatorio de Córdoba compaginando sus estudios de solfeo y pintura. Coetáneo y conocedor de músicos como Manuel de Falla, Isaac Albéniz y Enrique Granados, su pasión musical estaba dirigida al flamenco en todas sus expresiones, tocaba la guitarra y era amante del cante, al punto de haber querido poseer la cualidades para ello, gran parte de la obra de Romero Torres pintor por excelencia del flamenco.

 

UN ANUNCIO DE BODA EN 1935

“Sí, señor. Me caso. He encontrado una mujer en mí camino. Usted ya se hará cargo. La vida que nosotros llevamos es a propósito para que las mujeres vengan a uno. Pero cuando pasa una mujer que se planta y nos mira por encima del hombro, la cosa no tiene remedio. Eso me ha pasado a mí. —¿Quién es esa mujer?. Una primera actriz de teatro. No quiera usted saber más. Pero Palmita, el activo Palmita, nos sopla por lo bajo: —Ponga usted que se va a casar con la primera actriz de su compañía: con María Fernanda Gascón”. Naturalmente la boda nunca tuvo lugar. Una de sus técnicas de márketing era lograr que cada día los periódicos siempre hablaran de él ante cualquier excusa, aunque fuera falsa como en este caso.

JRT - Ursula López

“No sé leer nada”

“No sé leer nada. Escribir… tan sólo me sale bien mí nombre. Me costó un trabajo muy grande; pero era necesario para poder firmar los cheques y los contratos. Con este motivo me ha pasado una cosa graciosa. Al principio recibía yo muchas cartas de mujeres. Claro que me las tenían que leer. Este favor se le puede pedir a un amigo. Lo que ya no se puede hacer es pedirle que también las contesten. Por eso las admiradoras se han cansado”. Entrevista en La Voz Diciembre 1935

Continue Reading

Historia

Cuando Miguel de Cervantes estuvo al servicio de los Ponce de León

Published

on

By

En 1572 pese a haber perdido el movimiento de la mano izquierda, en la Batalla de Lepanto Miguel de Cervantes se incorpora a la compañía del capitán Manuel Ponce de León, en campañas militares como Navarino y La Goleta con base en los cuarteles de invierno en Sicilia, Cerdeña y Nápoles.

En el Archivo de Simancas se conservan los documentos del pago a Miguel de Cervantes donde se dice: «El 11 de febrero de 1573, se ordena a los oficiales de la armada que libren a favor de Miguel de Cervantes, soldado de la compañía de Don Manuel Ponce de León, diez escudos, a cuenta de lo que se le debe» y otras referencias similares.

En 1572 pese a haber perdido el movimiento de la mano izquierda, Cervantes se incorpora a la compañía del capitán Manuel Ponce de León, en campañas militares como Navarino y La Goleta con base en los cuarteles de invierno en Sicilia, Cerdeña y Nápoles.

El capitán Manuel Ponce de León, hijo del Conde de Bailén, sobrino de Lope de Figueroa, primo de Luis Cristobal Ponce de León, Duque de Arcos y señor de Marchena, y nieto de Manuel El Valiente de iba en la quinta Compañía con 80 soldados con base en las galeras españolas.

obra-175

Partida de diez escudos a Miguel de Cervantes, soldado de la compañía de don Manuel Ponce de León del Tercio de Infantería de don Lope de Figueroa

Cuando volvía a España en 1575 Cervantes fue apresado por corsarios que le llevaron a Argel, donde sufrió cinco años de cautiverio (1575-1580).

El tercio de Granada o de Lope de Figueroa siguió luchando en Flandes, a las órdenes de Juan de Austria y Portugal. Manuel Ponce de León murió en la batalla de Dourlens, Francia.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!