Connect with us
Multigestion Publi

Historia

Cuando las monjas de Santa María fueron alojadas en la ermita de San Lorenzo

Published

on

Rodrígo Ponce de León, duque de Arcos, autorizó a las monjas Franciscanas Descalzas en el documento fundacional de septiembre de 1624 a ocupar temporalmente el edificio de San Lorenzo mientras no concluyesen las obras del convento de Santa María. 

Resultado de imagen de San Lorenzo Marchena

El documento dice: «Yo digo que consta del Señor Arzobispo licencia para edificar y fundar un convento de monjas Franciscanas Descalzas para cuándo la casa estuviera dispuesta. Que ya lo  está junto a la ermita de San Lorenzo de Marchena con consentimiento de los cofrades de la Cofradía de San Lorenzo es para que el dicho convento la tenga por Iglesia sin perjuicio de su derecho para celebrar en ella sus fiestas y juntas y congregaciones».

«Suplico a Vuestra Excelencia me mande la licencia para que pueda pasar monjas que lo van a fundar» y pide al vicario que visite el edifico para dar su visto bueno. Juan Dionisio Portocarrero provisor y vicario general de Sevilla da Licencia «para que en la Iglesia que nuevamente se ha edificado junto a la ermita de San Lorenzo se pueden pasar las monjas del convento».  (19 de diciembre de 1623).

Resultado de imagen de San Lorenzo Marchena

El 28 de marzo de 1624 el licenciado Juan Félix Galán vicario de Marchena autoriza la instalación de las monjas en San Lorenzo y  juzga «que tiene la decencia y clausura necesaria».

Los Partonos y Fundadores, los Duques de común acuerdo con Pedro de la Piña, Ministro provincial de Andalucía de los Frailes Menores de San Francisco y monjas de Santa Clara acuerdan que sean los frailes guardianes de Santa Eulalia y de San Francisco de Marchena los responsables de confesar a las monjas y los elegidos para las entradas y confesiones ordinarias, sacramentos y necesidades de la comunidad por documento de 15 de marzo de 1626.

Historia

Agradecimiento: «Dicen los presentes que de no ser por ustedes, yo estaría muerto».

Published

on

By

AGRADECIMIENTOS/ CARTAS DE LOS LECTORES/ OPINION

Un vecino de Marchena, Juan Rodriguez Portillo escribe esta carta de agradecimiento al 061 con base en Arahal por haberle salvado la vida después de haber sufrido un infarto: 

Dicen los presentes que de no ser por ustedes, yo estaría muerto.

El día 6 de Febrero de este año sufrí , en mi pueblo natal (Marchena) , una parada cardiorrespiratoria (PCR) de la que salí con vida tras treinta minutos de reanimación cardiopulmonar avanzada (RCP) con doce descargas de doscientos julios.

Una vez en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla,  me realizan una  fibrobroncoscopia urgente con hallazgos de oclusión de bronquio intermediario derecho por un comprimido de AAS.

Se extrae dicho comprimido troceándolo y aspirándolo con abundante sangrado, longrando controlarse con medidas moderadas.

A las dos semanas ingreso en el Hospital Virgen de la Merced de Osuna presentando disnea  progresiva con edema agudo de pulmón. Recibí el alta a los nueve días a la espera de ponerme un desfibrilador.

Hoy escribo estas palabras de agradecimientos  encontrándome bastante mejor.

Vivimos, en un mundo globalizado en el que determinadas fuentes sociales nos quieren hacer ver que el predominio de las interacciones entre personas están sometidas a la deshumanización y falta de solidaridad entre ellas. Hoy puedo decir con evidencia existencial entre la vida y la muerte que esto no es así.

Por ello, quiero agradecer a todas las personas que me ayudaron y me atendieron por su capacidad, profesionalidad y buen hacer para salvar mi vida. En primer lugar a las chicas de la óptica donde entré al sentirme mal, por su rapidez y valentía, atendiéndome y reaccionando para llamar lo más rápido posible a las asistencias. Os estaré eternamente agradecido de todo corazón y os llevaré siempre conmigo. Gracias por vuestra bondad y solidaridad.

Agradecer a las personas profesionales sanitarias  del ambulatorio de Marchena por poner toda su profesionalidad  en la gestión de la eficaz  llegada para asistirme .

Quiero hacer especial mención a la gran labor del equipo médico del 061: doctora, enfermera y chofer. Se dejaron  la piel y  todo  su  esfuerzo en reanimarme para salvar mi vida, cosa que consiguieron.

La profesión de la sanidad pública conlleva bastante riesgo de diferente índole a pesar de las condiciones de trabajos en la que se encuentran con recortes de personal y otras de material sanitario.

Soy una persona no  creyente en ninguna religión, pero me habéis reafirmado en la bondad del ser humano, en personas y profesiones como la vuestra. Un millón de gracias de este corazón malherido que sigue latiendo y anidando sentimientos nobles de solidaridad y agradecimiento. Gracias a todos. Un fuerte abrazo a todas las personas que componeis y realizáis esta labor tan maravillosa. Gracias.

Juan Rodríguez Portillo

Continue Reading

Cocina

De dónde vienen las especias que tienes en tu cocina

Published

on

By

El comercio de especias y seda fue protegido por el secreto hasta el XVIII cuando los europeos la introducen en sus países. Hasta entonces nadie sabía en Europa cómo hacer seda o de dónde venían las especias con las que cocinaban.

El monopolio de las especias acaba en 1770, cuando un monje, agrónomo y botánico francés Pierre Poivre robó semillas de clavo y nuez moscada y las plantó con éxito en otras islas del mundo abaratando su precio.

Cuando los turcos cerraron la ruta de la seda en el S XVI, la principal ruta comercial que unía Chia y la India con Europa, conocida como la Ruta de la Seda, o ruta de Marco Polo fue la primera en notarlo.

Los precios de las especias alcanzaron en Europa precios de oro y los portugueses y españoles se lanzaron a la búsqueda de rutas alternativas. Los portugueses alcanzaron la India costeando Africa y los españoles pusieron rumbo al Oeste esperando encontrar La India asíatica o la India Oriental, pero encontaron un nuevo continente, América, al que llamaron las Indias Occidentales.

Hasta el XVIII el comercio internacional de especias y seda estuvo en manos de musulmanes y moriscos, pero en el XVIII un francés trajo los primeros capullos de gusanos de seda a Francia y se acabó le monopolio de la seda de China.

ESPECIAS

DE DÓNDE VIENEN LAS ESPECIAS

Nuez Moscada: La de mayor calidad se produce en las Islas Banda Neira (al sur de Filipinas). Controlada por los holandeses e ingleses desde el XVII que hicieron grandes fortunas en su comercio, igual que antes  los árabes y chinos. Los holandeses instalaron un sistema esclavista y sustituyeron los bosques locales por bosques de nuez moscada.

Pimienta:  Se cultiva en la zona de Kerala, India. Se trata de una planta trepadora que en los últimos cinco años ha sufrido plagas perdiéndose casi todas las cosechas por lo que los agricultores han perdido toda la riqueza heredada de siglos.

Pimentón: Procede del pimiento rojo seco original de México que luego se introduce en Extremadura.

Canela: Procede de Ceilán, sur de la India. Su origen lo descubieron los portugueses cuando casualmente encontraron en el pacífico un barco árabe cargado de canela en 1500 y luego encallaron en Ceilán por una tormenta descubriendo la isla de la canela. En Ceilán había pena de muerte para quien cortara un árbol de canela.

Clavo: Procede de Indonesia. Los clavos  son cosechados principalmente en Indonesia y Madagascar. También crece en Zanzíbar, India y Sri Lanka.

El secreto y los mitos para ocultar el origen de las especias

Esta información que hoy es pública en el pasado era secreta y valía su peso en oro, por eso era conservada por una serie de mitos y leyendas árabes para meter miedo y así controlar el comercio. Los mitos árabes empezaron a caer cuando los portugueses controlaron las costas del Pacífico a partir de 1500.  Las especias valían tanto en el S. XV porque nadie conocía su origen ni dónde se producían.

Buscando los árboles de las especias los europeos cruzaron el mundo, arriesgaron sus vidas y haciendas e hicieron la guerra entre ellos.

En el XIX los franceses lograron plantaron las semillas por todo le mundo de forma que su precio cayó, el mercado se democratizó y de esta forma las especias pueden estar disponibles en todas las cocinas del mundo.

Porqué Colón buscaba Las Indias

Colón y los navegantes europeos buscaban las Indias Orientales,  porque según sus informaciones que procedían de Portugal eran “la Especiería del mundo”. Colón, Vasco de Gama, Magallanes y Elcano tuvieron acceso a esta información secreta y cómo llegar a éstas míticas islas.

En 1511 los portugueses gracias a Vasco de Gama llegaron a las Islas de las Especias, y se hicieron con su monopolio pero poco después los españoles tras la expedición de Magallanes, -un portugués al servicio del Rey de España- disputan a los portugueses la propiedad de las Islas.

Los portugueses que llegaron a Asia en 1500 encontrando una civilización próspera y milenaria, trataron de controlar e invadir todas las tierras que hallaron, pero no pudieron ya que eran países más avanzados que Europa y muy poblados. Sólo pudieron establecer bases comerciales.

Los españoles se hicieron con el control de las Islas Filipinas que les pertenecieron hasta que se las arrebató en el XIX, EEUU.  Los holandeses e ingleses se hicieron con el lucrativo comercio, conservando su dominio hasta entrado el siglo XX.

 

Continue Reading

Cultura

Cuando los alfareros estaban instalados en la calle de los Cantareros para evitar molestias

Published

on

By

Los alfareros y ceramistas marcheneros estaban instalados tradicionalmente en la calle Cantareros. Así se recoge en un documento del Asistente de Marchena en 1719. 

En 1719 los alfareros de Marchena estaban instalados en varias calles céntricas, causando molestias a los vecinos por los humos que desprendían sus hornos, por lo que el Asistente de la Villa, un cargo del Ayuntamiento se propone sacarlos del centro y reubicarlos en las afueras, tal y como estuvieron en el siglo XV.

El 12 de agosto de 1719 el asistente de la villa afirma en un documento que poco a poco los alfareros se habían ido trasladando al centro del pueblo y ponían «sus casas y hornos para cocer en distintas calles públicas muy dentro del centro de este pueblo de lo que se sigue grave daño a la salud pública».

Resultado de imagen de horno de alfarero

Señala que hay quejas de templos y del hospital causando perjuicio «a los pobres enfermos del hospital» que entonces estaban en la Caridad y en La Milagrosa exponen Francisco Javier Gutiérrez Núñez y Juan B. Carpio Elias en su trabajo «Vida y poder municipal de Marchena en el reinado de Felipe V. (1700-1720).

También indica como posible remedio trasladar los hornos a las afueras del pueblo o concentrarlos todos en una calle tal y como sucedía antiguamente. «Antiguamente se mantenían todos juntos en una calle que llamaban de los Cantareros».

Imagen relacionada

Se acordó notificar a todos los alfareros que antes del día de San Juan de 1720 deberían ir  buscando sitios y hornos donde labrar y cocer las obras de sus fábricas «fuera del casco de esta villa en los arrabales de ella y que no lo abran nuevos hornos en las casas que estuviera en el centro» pues sería multado con 50 ducados aplicados a gastos de Obras Públicas. Sin embargo ante las quejas de los alfareros ante el Duque este acuerdo quedó sin efecto.

Resultado de imagen de alfareros de marchena

En el S. XIX había en Marchena cuatro alfarerias (Madoz). En los rellenos de alfarería de las bóvedas de la iglesia de San Juan (nave lateral) se encontraron 17 formas distintas de vasijas que datan de 1556. Incluían cántaros, cantimploras, lebrillos, fuentes, morteros, queseras. En las naves del ábside (1490) había grandes tinajas, tinas y lebrillos.

Resultado de imagen de horno de alfarero

En los 80 aun vivía Francisco Perea Lozano, hijo del último alfarero que ejerció en la localidad.  A principios del S. XX habia muchos alfares pero solo dos familias hacían cacharros de barro y una ladrillería, la de Juan Matas. La familia de Manuel Vicente, conocidos como los Perea, familia de tradición alfarera de siglos atrás, con un taller en la carretera de El Palomar. 

Resultado de imagen de horno de alfarero

Los oficios artesanos alfareros fueron recuperados hace algunos años por la Escuela de las Artes, donde aprendió Jesús Perea, nieto del último alfarero y un taller, San Cristóbal, de Juan Rafael Lora, se dedica a la azulejería comercial. Entre los restos de cerámica más antiguos está el Vaso de los Toros Montemolín, S. VI AC hoy en Museo el Arqueologico de Sevilla.

El estudio de las cubiertas de la iglesia de San Juan, recubiertas de cacharros de barro para aligerar peso, es la que mas datos ha arrojado sobre la alfarería en los últimos 500 años.

marcas de alfareros1

Existen más de 20 formas propias de vasijas locales, como cantimploras, lebrillos, morteros, queseras. En las bóvedas de nervaduras del presbiterio y altares laterales, de 1490 se han hallado grandes piezas, cuyo tamaño iba variando en función de la altura, desde tinajas, lebrillos, gonzalos, etc según el libro barros populares de Sevilla y provincia de Domingo Ramos y Gabriel Calvo.

Resultado de imagen de horno de alfarero

Grandes sagas familiares en Marchena fueron alfareros, aunque Francisco Perea Lozano, es citado en esta obra como el último descendiente de los alfareros de Marchena, que se perdieron en torno a los años 50. El último taller en activo fue el de Francisco Perea Carrero, el apellido Perea, estuvo ligado en Marchena a esta tradición artesana. También la familia de José Vaquero, procede de aquel arte. Nombres del callejero como Cantareros son suficientemente elocuentes.

Resultado de imagen de alfareros de marchena

En el siglo XIX había en Marchena varios alfares, aunque solo dos hacían cacharros, el resto se dedicaba a hacer tejas y ladrillos. Una de las ladrillerias mas antiguas era la de Juan Matas. La familia de Manuel Vicente, -de la saga de los Perea- era conocida por la elaboración de cacharros, en su cantarería de la carretera del Palomar, en la que trabajaban sus dos abuelos, Francisco y Manuel, de los hijos de ellos dos, solo siguió el oficio el hijo de Francisco, que llegó hasta 1957, año en que cerró el último alfar marchenero.

En la calle Compañía número cuatro estaba instalado el taller de Andrés El Alfarero en los años cincuenta.

Los alfareros de Marchena extraían el barro blanco, también llamado Vícar, de los cerros o barreros de las inmediaciones del pueblo, camino de Fuentes Alto. También se extraía el barro para las ladrilleras del pueblo de la carretera de Lantejuela, junto al puente Mamedra que hubo hasta los años setenta como Martín el Ladrillero ubicado en la finca El Parque.

Continue Reading

Historia

Javier Gómez Bello: «La Tarara, es una maragata que se canta en Andalucía y también en Marruecos»

Published

on

By

Malagatos es un grupo de músicos que recopilan cantes tradicionales andaluces. Unos vienen del flamenco, otros del jazz otros de las verdiales. Juntos pretenden recuperar el folclore tradicional. Son Jesús Tejas, Carlos Fernandez CamposJuanico GarcíaJavier Gómez Bello y Carlos Cortes Bustamante.

Los habitantes de la maragatería, llamados “Maragatos”, originarios de León, protagonizaron varias oleadas migratorias en diversas épocas hacia distintos puntos de España. También hacia el Sur, especialmente entre los siglos XII y XIV con la reconquista de tierras musulmanas y en el XIX cuando venían jornaleros a trabajar los campos andaluces. Recientes estudios genéticos muestran la influyente presencia de los leoneses en el oeste andaluz y la mitad de la provincia de Málaga. 

«Una canción que todo el mundo conoce es La Tarara, que es una maragata que se canta aquí en Málaga y también se canta en Marruecos. Se canta en otras partes y tiene una influencia muy grande de música árabe». Quieren grabar un primer disco de maragatas y un segundo recopilando y fusionando los andalusí, lo sefardí y lo castellano explica Javier Gómez Bello, integrante de Malagatos. 

«Los cantes vienen de la Maragatería de León y creemos que hace un siglo se mezclaron con los cantes de la provincia de Málaga, las melodías andalusíes y sefardíes» añade. 

La imagen puede contener: una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales y guitarra

Importantes familias leonesas como los Ponce de León, -(con sede en Marchena)  y los Guzmanes, (Sanlúcar de Barrameda), sometieron a los musulmanes malagueños y participaron en la conquista de las principales ciudades malagueñas y granadinas, destacando el episodio decisivo del cerro de la Matanza en los Montes de Málaga. En el XIX jornaleros maragatos, portugueses y gallegos se establecieron en varias comarcas andaluzas.  Existe la creencia popular que Paradas, (Sevilla) pudo ser repobladas por maragatos, aunque no existen pruebas. 

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical e interior

Solo en pequeños pueblos malagueños se ha conservado este folclore castellano mezclado con el rico poso cultural que dejaron los andalusíes y sefarditas, cristalizando en las populares “Maragatas”, cantes de molineros, de ruedas, de cortejo, cantes de arrieros. Un folclore extendido además por toda España y cuyo baile más famoso es La Jeringoza o La Tarara -dos casos de maragatas-.  

Hace cinco años los integrantes del grupo Malagatos descubrieron las Maragatas en pequeños pueblos del interior malagueño, y decidieron entonces recopilarlas, grabarlas, musicarlas, -normalmente eran orales- y cantarlas por los pueblos para que no se pierdan. 

La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano

«Las escuchamos a la gente de los pueblos por la calle. Entonces solamente se tocaban con palmas, para que todo el mundo las cantase» explica Javier Gómez Bello, miembro de Malgatos, un juego de palabras que mezcla el origen y destino de dichas melodías.  Existen escasas publicaciones sobre este tema por lo que tuvieron que grabarlas en los aislados pueblos del interior de Málaga. 

«En todos los pueblos hemos encontrado maragatas y todo tipo de coplas de propias de cada pueblo, además de variaciones de cada cante. Cada pueblo tiene sus propios estilos y sus propias variaciones» indica Javier Gómez Bello.  En  la ciudad de Málaga no existe; solo se han conservado en pequeños pueblos aislados. 

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo

«Nuestro objetivo es recopilar esas joya musical, cantarla en un formato más entendible para todo el mundo y darla a conocer a las nuevas generaciones no pierdan está este tipo de cantes. La mayor parte de la gente no tiene ni idea de que este tipo de cantes existe y se pregunta si eso son canciones propias de aquí o de dónde». 

El 28 de junio actúan en el Museo de Mijas y en Octubre en Benagalbón en el Centro de Recuperación de Folklore dentro de un evento importante y referente.  Nunca han encantado fuera de la provincia de Málaga. 

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical, guitarra y barba

«Todo el folclore español está totalmente mezclado. Las melodías viajan de unas zonas a otras se unen y se mezclan generando riqueza musical, lo que hace que se conserven en varios lugares a la vez». 

La diversidad genética de España muestra básicamente un mapa del siglo XIII evidenciando el movimiento histórico de población norte-sur, por la necesidad de ocupar la zona más musulmana de España, es decir, Andalucia.
Pero la ocupación se hizo por franjas, en donde Andalucía Occidental y Extremadura fue ocupada por tropas del reino de León, como ejemplo más claro los Ponces y Guzmanes.
Curiosamente la zona con más genes africanos es Galicia donde no hubo tanta presión militar y demográfica como en Andalucía.
SABER MAS AQUI

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!