Connect with us
Multigestion Publi

Historia

Cuando los capuchinos salvaron la vida del Duque en la rebelión de Nápoles

Published

on

El Convento de los Angeles Custodios de franciscanos Capuchinos se funda en la Plaza Ducal en 1650 dentro del Palacio por orden del duque Rodrigo Ponce de León, en agradecimiento a los Angeles Custodios, y a los Capuchinos que salvaron su vida durante la rebelión de Massaniello en Nápoles.

«Estando de Virrey en Nápoles le libraron los Capuchinos de una muerte cierta, ocultándolo, disfrazándolo y eximiéndolo de la muerte» explica Fray Ambrosio de Valencina en la Historia de la Provincia Capuchina de Andalucía, 1907.

Una rebelión que además afectaría al urbanismo de Marchena al comprar el Duque las viviendas que lindaban con el Palacio para crear un parque o zona de huertas.

Además los Capuchinos le habían cuidado durante su enfermedad en Valencia donde también fue Virrey según explica Fray Ambrosio de Valencina. «En Valencia le acometió una enfermedad contagiosa y penosísima». Los Capuchinos estuvieron entonces siempre «A su cabecera, asistiéndolo con tan cuidadosa vigilancia que nunca la faltó un padre permanente a su servicio».

Los Capuchinos llegaron a Marchena el 24 de Octubre de 1651, eran entre veinte y treinta.  La toma de posesión consistió en una sencilla ceremonia de colocar un crucifijo en el patio de los naranjos delante de la nueva iglesia por Fray Bernardino de Granada con la ayuda del duque. Ambos colocaronla cruz y pusieron piedras alrededor en símbolo de toma de posesión. Luego se hizo la misa de consagración ante un lienzo de San Francisco con hábito Capuchino, es decir gris y con una capucha larga.

Los frailes estaban siempre con el Duque. «A mediodía en su meda, por la tarde en su familiar conversación, amándolos de Corazón». Todos los días los frailes se traían de la despensa del Duque, la comida que necesitaban y así se reflejaba en las escrituras fundacionales. El médico, el boticario y medicinas que necesitasen, los entregaba el Duque. La iglesia del convento tenía unas tribunas por donde el Duque oía misa, al igual que pasaba con el templo de Santa María.

En la carta fundacional del Convento se dice que se crea en las casas que fueron de Juan Rodríguez Montiel junto a la Plaza Ducal, y Juan Luis Ravé añade que se construyó dentro del Palacio con unas casas añadidas ubicadas en la calle del Moral, hoy desaparecida, que iba de la Plaza al Parque.

Rápidamente los frailes se ganan el respeto del pueblo porque «ayudaban a los moribundos» además de ser incansables en el confesionario y el púlpito» -según Guerrero de Ahumada- (1787) y tenían un «seminario de coristas». Además su iglesia estaba siempre llena por estar junto a la Plaza Mayor hacia donde tenía su puerta principal y una espadaña.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Agenda

El Jueves Lardero, el tocino se echa al puchero

Published

on

By

Jueves Lardero es el nombre del tercer día antes del carnaval, y se festeja con grandes meriendas al aire libre en Fuentes de Andalucia y en otros como Puente Genil se celebra la inminente llegada de la Cuaresma.

Lardear, es untar con grasa o lardo algo que se va a asar, lardarius, significa tocinero, y Lardum significaba tocino, grasa de cerdo e incluso, a veces, manteca. El Jueves Lardero indica que el buen se acerca por eso, y a pesar de que el invierno dé sus últimos coletazos, hay que gastar la carne y el tocino de las recientes matanzas.

La imagen puede contener: cielo, árbol, césped, planta, exterior y naturaleza

Comienza el 8 de febrero con el Jueves Lardero, donde se disfruta de un día de campo en plena campiña sevillana. Este día los vecinos de la localidad, se desplazan hacia La Fuente de la Reina, parque rural cercano, para pasar una jornada de ocio en familia.

En sus meriendas, es típico el consumo de chacinas, palmitos y como dulce anfitrión el ‘Entornao’, producto autóctono de Fuentes. Continua esta fiesta hasta el 18 de febrero donde se le pone el broche final con el llamado ‘Domingo Piñata’, donde las murgas y chirigotas de Fuentes estarán por la calle Carrera junto con las máscaras.

El jueves Lardero se celebra en Fuentes en el paraje de Fuente de la Reina hasta donde la gente llegaba en carros, bicicletas, mulos, burros…, cargados de talegas y canastos con hogazas, pan de rosca y entornaos, palmitos, huevos duros, chorizo, tocino de hoja y lomo en manteca.

Fuentes de Andalucía es el único pueblo de Sevilla que mantuvo la celebración del carnaval de manera ininterrumpida hasta la actualidad incluso a lo largo de la dictadura de Franco.

A partir del mediodía la actividad del pueblo cesa prácticamente, desplazándose los vecinos al campo para su disfrute entre familia y amigos. Si es fiesta local el martes de Carnaval que en otras partes del mundo se llama mardi grass, o martes graso.

JUEVES LARDERO EN  PUENTE GENIL

Puente Genil Córdoba, celebra el comienzo de la Cuaresma el Jueves Lardero en los cuarteles de las corporaciones bíblicas, iniciándose en La Judea a finales del XIX, y luego se suman el resto.  Alrededor de una mesa se sientan los hermanos de Corporación invitados para celebrar el Jueves Lardero el inicio de la Cuaresma pontana.

Los cuarteles son lugar de encuentro y convivencia y ese dia colocan su particular calendario de Cuaresma. El calendario de la Cuaresma en Puente Genil es la vieja Cuaresmera, una anciana cargada de bacalao y verdura para la Cuaresma de la que cuelgan siete patas que son siete semanas que se irán quitando una a una.

Cada sábado de Cuaresma las Corporaciones bíblicas desde el siglo XVIII hacen una subida al Calvario dónde está la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno a quien llaman El Terrible o el «Amo de las cargas».  Suben cantando saetas cuarteleras propias de Puente Genil y cantando el Miserere, tome vino propio del pueblo acompañados del toque de tambor.

 Cada pata de la Vieja Cuesremera tiene un nombre, Subida del Carnaval, Tentaciones del Carnaval, Tentaciones de Jesús, Transfiguración del Señor, Diablo mundo, Pan y peces, Domingo de Pasión y la última Sábado de Ramos.

Continue Reading

Actualidad

Tres mujeres de Marchena quedaron inmortalizadas en el monumento a Bécquer

Published

on

By

Marchena acogerá el próximo 22 de abril uno de los actos del año Becquer con una conferencia y una visita al museo dedicado al escultor marchenero.

Tres mujeres de Marchena posaron para el monumento a Bécquer de Sevilla, donde ayer se inauguró el año Bécquer. Eran la mujer y dos primas del escultor Lorenzo Coullaut Valera según se recoge en un estudio realizado por Enrique Iniesta Coullaut Valera nieto del escultor. 

 Las dos primas se llamaban María Pepa y Rocío Ledesma Sanabria y Valera y en 1981 tenían 70 años. Su nombre quedó en Marchena además en la Hacienda de las Niñas, pues eran ellas las dos niñas que dieron nombre a la hacienda propiedad de la familia Coullaut Valera. En la Hacienda de las Niñas se celebraron varios homenajes al escultor y en ella vivieron las dos hermanas hasta que se mudaron a Sevilla.

La tercera modelo fue la esposa del escultor María Teresa Mendigutia y Morales, de cuyo matrimonio los Coullaut Valera heredan la casa del Ave María, que a día de hoy es la más antigua que se conserva en el barrio de San Juan, ya rehabilitada y propiedad de un nieto del escultor.

La mujer que agacha la cabeza es María Teresa Mendigutia Morales y su postura aparece en la Rima XIXX  «cuando sobre el pecho inclinas la melancólica frente una azucena tronchada me pareces».

Además dos de los hijos de Lorenzo Coullaut Valera posaron para los dos angelillos o amores en bronce, que durante el periodo 1936-39 estuvieron en la cárcel.

Uno de ellos representa al amorcillo que cruza jugando por encima de las tres mujeres y simboliza «el amor que pasa» inspirado en la Rima X cuando dice «oigo flotando en olas de armonía el rumor de besos y batir de alas de mis párpados que se cierran. Qué sucede: es el amor que pasa».

Lorenzo Muñoz Valera usaba para sus monumentos vecinos de Marchena como modelos. En 1926 el garrochista y picador marchenero Antonio Montes vecino de la Plaza Plaza Vieja posó para el monumento a los Alvarez Quintero según reconoce él mismo en un documental de TVE grabado 1982. Los Álvarez Quintero le dedican una obra de teatro a Lorenzo Coullaut Valera llamada «El duque de sí mismo».

El caballo era de los hermanos Suárez aparejado al estilo campero. «Cuando me vio don Lorenzo dijo: «marchenero tenía que ser. Habían buscado muchos jinetes en varios lugares sin encontrarlo. Estuvo toda la tarde sacándome fotos con dos máquinas monté 4 caballos esta tarde. De cada caballo cogió un detalle y sacó un caballo completo».

medalla

El monumento a Bécquer de Sevilla se inauguró en 1911 y lo hizo el autor marchenero gracias al encargo de los Alvarez Quintero, que sufragaron su coste con representaciones teatrales por toda España. Eligieron una obra llamada “La eterna rima”, basada en el popular poema de Becquer. Al mismo tiempo los restos del poeta fueron trasladados de Madrid a Sevilla. 

En agradecimiento a los Hermanos Alvarez Quintero, por escribir la Rima Eterna, que se representó por toda España para sufragar el monumento a Becquer en Sevilla, Lorenzo Coullaut Valera modeló esta medalla.

El 8 de octubre de 1926 se estrena en el Teatro Fontalba la obra titulada «Los grandes hombres, o el monumento a Cervantes«, de los hermanos Álvarez Quintero. Fue su directora y primera actriz Margarita Xirgu. Éste y otros tantos eventos, además de la suscripción popular, tenían por finalidad recaudar fondos para la construcción del monumento a Cervantes encargado a Coullaut Valera que entonces tenía su estudio en  la madrileña calle Torrijos, 19.

monumento

Continue Reading

Especial Dia de Andalucia

El 28 de Febrero se celebran 547 años de la toma de Alhama por Rodrigo Ponce de León

Published

on

By

El día 28 de febrero se celebrará el 547 aniversario de la toma de Alhama por las tropas castellanas como reacción al ataque y conquista de Zahara por los granadinos, hito que dio comienzo a la que se denomina Guerra de Granada (1482-1492).

Muchas ciudades andaluzas fueron llamadas a participar en el conflicto aportando medios económicos y humanos, pero los marcheneros tuvieron un papel protagonista en este hecho gracias a la astucia de Rodrigo Ponce de León y su escalador Juan Ortega del Prado.

La conquista de Alhama de 1482 fue posible gracias al capitán de escaladores Juan Ortega de Prado, vecino de Marchena que fue enviado en secreto por Rodrigo Ponce de León para escalar y espiar en secreto la ciudad de Alhama para conocer sus puntos vulnerables.

 Juan Ortega de Prado, era natural de Madrid según José Luis de Mena y, según otros de Villabonillos en León.

 Tras la sorpresa y toma de Zahara en diciembre de 1481, el rey de Granada pasó a cuchillo a un gran número de sus habitantes y al resto los llevó a las mazmorras de la Alhambra, lo que supuso el inicio de la última etapa de la guerra de Granada.

 Juan Ortega de Prado informó al duque de Cádiz y al asistente de Sevilla, de que la fortaleza de Alhama, según el cronista Valera,  no tomaban la debida preocupación de vigilancia y defensa, “…por estar tan metidos en el reino e la cibdad ser tan fuerte, puesta en una muy alta peña e çercada de toda parte de un río, sin tener más de una subida para la fortaleza, por una cuesta muy alta e agria”, ratificando Palencia que “…su situación y sus fortificaciones les hacían descuidar la vigilancia a sus moradores, confiados»”.

Ortega del Prado salió de Marchena disfrazado de mercader de diamantes y así pudo entrar en Alhama, para inspeccionar sus muros y el sitio más vulnerable de aquellas fortificacionss. Da vuelta a Marchena e informado el Duque organizó un pequeño ejército de trescientos escuderos que salieron de Marchena para ir a la toma de Alhama.

El cronista Hernán Pérez del Pulgar, quien conoció, trató y compartió hazañas con Ortega de Prado, escribió sobre los mismos, en una carta que envía a Pedro Navarro desde el Salar, quizás inspirándose en Juan Ortega, que “Conosçen a qué tienpo y en qué lugar se ha de poner la guarda, dó conviene el escucha, a dónde es neçesario el atalaya».

Como dice Juan de Mata Carriazo, los expertos en frontera tenían gran experiencia y conocimiento y el marqués de Cádiz, les daba un trato especial, manteniéndolos en sus propios palacios.

Sería el mismo Ortega de Prado quien señaló el itinerario más adecuado para que las tropas llegasen hasta Alhama, y en especial cuando, ya en el mismo reino granadino, avanzaron varias noches, situándose al amanecer del día 28 de febrero de 1482 a una media legua de Alhama, en el llano de Dona.

Ya en Dona, se mandó que “apeasen hasta doscientos escuderos (también dan los cronistas la cifra de trescientos), y que fuesen uno en pos de otro, a distancia de dos lanzas de armas, llevando delante al escalador y los adalides que llevaban los trozos de las escalas”.

Llegados a los muros de la fortaleza de Alhama, Ortega de Prado subió el primero, y tras él quince personas (se afirma también que fueron hasta treinta) entre los que se encontraba Martín Galindo, alcaide de Marchena.

Entraron en la barbacana y, puestas las escalas, subieron al muro principal del castillo, donde sólo encontraron a un soldado que mataron así como a otro que estaba dormido, recorrieron toda la fortaleza.

Abrieron la puerta de la fortaleza que salía al campo, y por ella entró cuanta tropa castellana pudo caber en el castillo, tomándose así la fortaleza e iniciándose la lucha por la ciudad. Tras la conquista, permaneció en Alhama, al menos, hasta el primer socorro a la misma por el duque de Medina Sidonia, en 1482.

El capitán de escaladores del Señor de Marchena volvió a repetir la hazaña en la recuperación de la fortaleza de Zahara, llevando a cabo prácticamente similar estrategia que en Alhama, en octubre de 1483.

Según algunos autores murió en el intento fallido de la conquista de Mijas donde tras ser descubierto mataron a los escaladores incluyendo Ortega del Prado.

-SABER MAS: “Juan Ortega de Prado, el heroico capitán de escaladores”, Andrés García Maldonado, Publicación Anual del Patronato de Estudios Alhameños, febrero de 2012.

Continue Reading

Historia

Nicolás Tadeo, el marchenero que fue testigo de la independencia de América

Published

on

By

Nicolás Tadeo (1755-1839)  nació en Marchena en 1755, hijo de Melchor Romero Gómez y María Alvarez, nieto de Ignacio Alvarez contador en México y administrador de una compañía de comercio que en 1753 recibe la herencia del capitán y comerciante marchenero Juan Pérez González. 

Juan Pérez González, natural de Marchena, era hijo de Francisco Pérez y de María González, murió en la ciudad de Santo Domingo.

Nicolás Tadeo fue testigo de primera fila de la independencia de América como criado del último Arzobispo español de Lima, el carmonense Bartolomé de las Heras que le abrió las puertas de la alta sociedad.

Resultado de imagen de iglesia de san juan marchena

Antes recibió el apoyo de su tío Tomás Alvarez Acevedo, mano derecha del gran Ministro de Carlos III José de Gálvez que lo hizo fiscal de la audiencia de Lima, regente de Chile y miembro del Consejo de Indias.

Pronto Nicolás Tadeo salió de Marchena para estudiar en el colegio Santa María de Jesús, graduándose como licenciado en Filosofía y Teología en la Universidad de Sevilla y se embarca como contable rumbo a Perú en 1785 con una compañía de comercio de Cádiz.

Resultado de imagen de santiago de chile catedral

Catedral de Santiago de Chile. 

Tras siete meses de viaje por la ruta del Cabo de Hornos recién abierta, se instala en 1785 en Santiago de Chile, donde comienza a trabajar para la compañía de Comercio de la familia Villota.  De 1789 a 1822 vive en Perú, pasando de las minas de Pasco, a Cuzco y Lima. Las familias Salazar y Carrillo lo esperaban en Callao, recomendado por su tío Tomás Alvarez.

A Lima llegó en Semana Santa participando en sus desfiles procesionales y admirándose de la riqueza de la ciudad que le enseñó su pariente Andrés Salazar , sobre todo de la plata abundante por doquier como en las andas de plaza maciza de la patrona de la ciudad la Virgen del Rosario.

Resultado de imagen de virgen del rosario patrona de lima

Virgen del Rosario de Lima. 

En 1790 Nicolás Tadeo pasa a trabajar como agente comercial en las minas de plata de Pasco, las principales del país sustituyendo a Potosí. Allí hizo dos amigos de por vida, ambos clérigos y propietarios de minas José de Silva y Nicolás de Arrieta.

Resultado de imagen de catedral de Lima

Catedral de Lima

Nicolás Tadeo acudió a la ceremonia de nombramiento de José de Silva como nuevo canónigo de la Catedral de Lima y a menudo acudía a su casa para enseñarle latín, que el marchenero había aprendido en la Universidad de Sevilla.  Un conocimiento escaso en aquel tiempo, que llegó a oídos del Arzobispo de Lima quien tras entrevistarse con Nicolás Tadeo le propone ordenarlo sacerdote y profesor de Latín del seminario limense, algo que sucedió en el plazo de un mes dando su primera misa en el convento de la Concepción.

Resultado de imagen de bartolome de las heras

El arzobispo Las Heras estuvo presente en la ceremonia de la Proclamación de la Independencia del Perú, por el General José de San Martín. Óleo de Juan Lepiani.

En este momento 1793 uno de los miembros de la poderosa familia Salazar, Fernando, -quien lo conocía desde sus tiempos de Cádiz- lo acusa ante la Inquisición de haberse ordenado sacerdote estando casado y viviendo su mujer en España. Efectivamente Nicolás Tadeo informa a la Inquisición que se había casado en Sevilla con Josefa de Saa, pero que su casamiento había sido anulado, pese a lo cual el matrimonio tuvo tres hijos.

Estos problemas lo obligan a irse de Lima a Cuzco reclamado por el Arzobispo Bartolomé de las Heras que en 1804 es nombrado arzobispo de Lima y con él vuelve de nuevo a la capital donde ayudó con sus propios fondos al ejército monárquico o realista anti independentista.

Tras declarar la independencia el 28 de julio de 1821 en Lima, San Martín se quedó en el país bajo el título de protector, es decir, como gobernante civil y líder militar del Perú.

Resultado de imagen de josé de san martin

José de San Martín. 

Así lo afirma en un escrito Manuel Goyeneche teniente general de los Reales Ejércitos y gentilhombre de cámara de Su Majestad que escribe en un documento «llegando la época fatal de que el traidor rebelde José de San Martín hubiese decretado el juramento de independencia de España, no consintió Nicolás Tadeo, en tal ruindad ser ingrato a su rey y país salió desterrado al pueblo de Chancay a 6 leguas de Lima dónde se embarco en una fragata angloamericana acompañando al arzobispo Heras pasando incalculables trabajos por asistir hoy a acompañarlo hasta Madrid».

El Marchenero Nicolás Tadeo murió como sacerdote de la Catedral de Córdoba donde escribió sus memorias.

Resultado de imagen de catredral de cordoba

Nicolás Tadeo escribió sus aventuras en unos folios que el historiador cordobés experto en América, Antonio García Abasolo encontró en el archivo de la Catedral de Córdoba.  Con estas notas ha escrito un libro centrado en la figura del marchenero y publicado por la Universidad de Córdoba.

 

 

 

 

 

 

 

 

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!