Connect with us
Banner Reclamos Humo Nuevo

Dulce Nombre

El Dulce Nombre “acabó” con la sequía de 1721 tras su traslado a Santa Isabel

Published

on

El Dulce Nombre y la Virgen de la Piedad fueron trasladados de San Sebastián hasta Santa Isabel, entonces iglesia de la Compañía de Jesús, para pedir lluvias, que cayeron abundantemente durante más de diez días a las 24 horas de llegar el niño a la iglesia jesuíta.

Por estos hechos “creció mucho en el pueblo la devoción al Dulcísimo nombre de Jesús y de nuestro Santos y se cogió bien el verano pues resucitó el campo”.

Estos hechos aparecen relatados en la memoria del Convento Jesuita publicado en  “La Compañia de Jesus en el Estado de Arcos”, escrita por Julian Lozano cuyos originales se conservan en una colección privada de Marchena, Archivo de los Jesuitas de Roma y en la Universidad de Alcalá de Henares.

El texto original dice así. “En 1721 hubo una gran falta de agua y los campos estaban perdidos y la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús de San Sebastián decidió sacar en rogativas a su imagen para traerla hasta nuestra iglesia, el miércoles después de Pascua de Resurrección en la noche”.

La imagen llegó acompañada de un “inmenso gentío, unos con cruces, otros con grillos y cadenas y otras penitencias en tanto número que apareció pequeña nuestra gran iglesia”.

94

La imagen del “Dulcisimo Niño Jesus” que asi le decían, vestido con túnica morada y cruz de plata, se colocó en el altar mayor  al lado de San Ignacio y San Javier. “A la 24 horas aún no cumplidas de estar en la casa El Niño comenzó a llover”. Mientras estuvo el niño en Santa Isabel, nueve días, se hacia misas diarias cantadas con músicos de la iglesia mayor de San Juan.

Al décimo día, amaneció el niño vestido de Gloria resucitado y  hubo una misa de acción de gracias con la participación de los niños del colegio de los Jesuítas, cantándo las letanías de la Virgen con letras acabadas en una petición: agua, agua, que cayó desde entonces en forma “copiosísima”.

92

Esa noche llegaron a Santa Isabel varios rosarios públicos procedentes de San Miguel y otro de San Sebastián con la imagen de la Virgen de la Piedad de San Sebastián. “Y la recibimos con repique de campanas, la señora fue colocada en el altar mayor, al lado derecho lugar que dejó nuestro Santo Padre. Al día siguiente hubo segunda fiesta de Acción de Gracias con sermones asistido el altar con 12 Ángeles ricamente aderezados”.

A los pocos días las imagenes del Dulce Nombre abandonaron defintivamente Santa Isabel en otro Roasario público por las calles acompañados de los monjes de San Francisco y San Agustín y el clero.

“Llegó la hora de salir la procesión y estuvo a punto de no salir por la mucha agua que llovió pero al fin salió y la despedimos con la cruz alzada, sobrepellices y capa y ya que no le pudimos acompañar enviamos los 12 ángeles que asistieron para que acompañasen con sus velas”.

Continue Reading

Actualidad

La Hermandad Dulce Nombre organiza una velada el 13 de julio en la plazuela de San Sebastián

Published

on

By

La Hermandad del Dulce Nombre de Jesús organiza una velada el próximo viernes 13 de Julio en la Plaza de San sebastián para recaudar fondos para la hermandad.

Habrá un desfile de moda flamenca y mantones de Manila con trajes de La Tienda de Rosa collección 2018, con la colaboración de Peluqueria Mayka,

Para este evento la Hermandad cuenta con la colaboración del Ayuntamiento. Los fondos recaudados en dicho acto irán para la propia hermandad del Dulce Nombre.

Aquellas personas interesadas en participar como modelos en este desfile de modas deberán dirigirse a La Tienda de Rosa, ubicada frente al colegio de Senda Ancha de 10 a 2 y de  6 a 9 hasta el 4 de julio.  No hay limite de edad para participar en este desfile, y tampoco se pide experiencia, solo ganas e ilusión.

Actuaciones de grupos en directo, un servicio de barra a precios populares, un sorteo, y un desfile de moda  flamenca y mantones, forman parte del programa de este evento que organiza la Hermandad del Dulce Nombre el viernes 13 de julio desde las diez de la noche y cuyo cartel verá la luz en próximos días.

 

Continue Reading

Borriquita

La Veracruz se lleva el premio al mejor altar y la mejor fachada fue la de la calle Florida

Published

on

By

Corpus 2018

La hermandad de la Veracruz se ha llevado el premio al mejor altar en el concurso de altares y fachas que organiza el ayuntamiento de cara el Corpus 2018. Al mismo tiempo, el premio a la mejo0r fachada ha sido para la casa de la calle Florida 1, adornada con macetas, mantones y un azulejo permanente con motivos eucarísticos.

Continue Reading

Actualidad

Coplas de Jesús Nazareno, y otras joyas musicales desconocidas en las hermandades marcheneras

Published

on

By

En el XIX el patrimonio musical de las hermandades marcheneras se enriqueció gracias a las composiciones que dejaron grandes maestros para Jesús, Rosario, la Soledad, Dulce Nombre y Virgen de los Dolores que son las composiciones más antiguas que se conservan.

En el S. XIX se popularizó el canto de coplas e himnos a las principales imágenes de las hermandades y en Marchena se encargaron composiciones a los mejores compositores del momento.

De ellas aún se cantan las coplas a Jesús Nazareno y a la Soledad, (coplas a los siete Dolores de la Virgen que aún se cantan cada Cuaresma en el Septenario de la Soledad, compuesta por Hilarión Eslava) y se perdieron las coplas del Dulce Nombre y de la Virgen de los Dolores y del Rosario.

Las coplas a Jesús Nazareno pueden oírse hasta el sábado en San Miguel en el Quinario de Jesús Nazareno interpretadas por el coro de la Hermandad, lo que supone un gran esfuerzo debido a la dificultad técnica y a la calidad que requiere, por lo que solo es posible tras arduos ensayos.

Juan Ramón Gallardo, párroco emérito de San Juan destaca que aunque en el archivo musical de San Juan no queda suficientemente acreditada la autoría de las Coplas de Jesús Nazareno, su estilo e influencias apuntan claramente a Hilarión Eslava, compositor de fama nacional, maestro de música y autor de diversos libros sobre composición musical.

Este maestro ya trabajó en Marchena para la Hermandad de la Soledad y para San Juan donde compuso su famoso Miserere.  Pedro Rodriguez Cortés es el autor de las Coplas al Dulce Nombre mientras que nada se sabe del autor de las Coplas a la Virgen de los Dolores.

En Marchena se conservan cinco obras de Pedro Rodríguez Cortés entre ellas las Coplas al Dulce Nombre también llamada Oh, suma bondad de Dios oara dos sopranos y bajo con acompañamiento de órgano. De esta composición se realizó en el año 1997 una versión para agrupación musical por Francisco Javier González Ríos y Rafael Soto, que posteriormente se incorporó al archivo musical de la iglesia matriz.

El último eslabón de esta dinastía familiar en el ámbito musical fue Luis Rodríguez Salvago, que nació 29 de agosto de 1878. Ejerciendo profesionalmente como organista contrajo matrimonio con María del Rosario León López en la parroquia de San Miguel, el 28 de diciembre de 1903.
También fue director de la banda de música de los municipios de Marchena y de Arahal, falleciendo el 28 de junio de 1958 en la calle Santa Clara, número 20.

La ultima composición de esta serie de himnos es la salve a la Virgen de las Lágrimas que se canta al final del Quinario de Jesús ante la Virgen.


 

Continue Reading

Cultura

Pocos textos definen como éste el amor eterno plasmado en un libro

Published

on

By

Hoy, día del libro publicamos un texto del blog de Ana Perea Montes, sobre el significado que tiene para ella, el libro que escribió su abuelo, Florencio Montes, “Cuentos para Ana” cuando ella tenía cinco años.  Pocos textos definen como éste el amor de un abuelo y su nieta, que en este caso tuvo alma de letras y cuerpo de papel.

Extracto de Mi Fortuna, de Ana Perea Montes. 

Dicen por ahí que “no es más afortunado el que más tiene, sino el que menos necesita”. Yo sólo necesito este libro. Cuando la rutina agobia, la distancia escuece, los consejos ajenos me aburren y algunas miradas se vuelven asesinas, despliego mis cuentos.

Sus páginas adhieren la forma de un escudo protector y siento todos los besos que mi abuelo no tuvo tiempo de darme. Me siento invencible. Cuando abro la tapa del libro y paso la dedicatoria, me sorprende una aclaración que hoy te adjunto. La he releído tanto, que te la canto en voz alta, como el comienzo del Quijote o de Cien años de soledad:

“Estos cuentos para ti, Ana de mi corazón, no fueron cuentos al principio sino desahogos de cariño que tu abuelo iba trasladando al papel sin imaginar que, pasado el tiempo, se iban a convertir en letra impresa que desembocarían al final en un libro que no es mío, sino más bien tuyo, porque tú eres la protagonista absoluta, el eje sobre el que giran mis palabras, la meta de mi ternura… Tú eres casi todo para tu abuelo, Ana, y eso se nota en estas páginas que espero que releas en el futuro.

Porque pasarán los años –los años que nunca se detienen, que corren uno tras otro desaforadamente, cada uno con más prisa que el anterior- y alguna vez, cuando seas mayor, tu vista se detendrá en el rincón de la estantería donde guardas este librito y comprobarás, al leerlo de nuevo, cuanto y cuanto te quiso tu abuelo. Este abuelo que posiblemente ya no esté a tu vera, porque la vida es así de inexorable, pero no importa, tú no te entristezcas, la vida es bella y merece la pena vivirla. Seguro que al abrir sus páginas sentirás como si te abrazaran, como si una brisa pequeñita se agitara a tu alrededor. Ese soplo, ese revuelo casi inadvertido será causado por mis besos, los que no tuve tiempo de darte, los que se me quedaron dentro, dormidos entre las cuartillas que te escribía, y que ahora se despiertan para rozar tu hermoso rostro en una caricia invisible.

Nunca pensé que se publicara esta brazada de anécdotas, recuerdos y cuentecillos, porque sólo los consideré importante para nosotros. Pero algunos familiares y amigos se empeñaron en llevarme la contraria y me animaron lo suficiente para sacarlos a la luz. Lograron convencerme de la existencia de otros abuelos y otros nietos a los que, quizá, les agrade conocer estos “Cuentos para Ana”, porque acaso si se sientan razonablemente identificados con los mismos.

¿Sabes cómo se crearon sus ilustraciones? Cuando sospeché que el tema de la edición iba en serio, busqué al artista adecuado para que se encargara de las láminas que hermosearan sus páginas. Tengo amigos pintores que seguramente me hubieran prestado con gusto su colaboración. Hasta yo mismo estuve tentado de probar renovando mi antigua afición por los pinceles. Pero un dibujo tuyo me hizo ver la luz y comprender que nunca encontraría mejor ilustradora que la protagonista real de estas historias. Me reí tanto con tus retratos y representaciones coloreadas… ¡Qué gracia tienen los trazos inocentes de los cinco, seis años!…He de reconocer que te portaste como una auténtica profesional y solventaste el lance con un dechado de imaginación y donaire. Nunca me defraudaste.

Así que aquí está el resultado de nuestra obstinada colaboración. Ojalá guste a los demás tanto como a nosotros nos agradó rematar la faena. Besos, Ana. Y siempre, siempre, perpetuo e inmutable, el cariño de tu abuelo”.

Sí, las ilustraciones son de una Ana Perea con cinco años receptora, receptiva y afortunada de tener a un abuelo al que nunca le importó idealizar. Siempre nos perdonamos mutuamente todas nuestras taras. (Ahora no me pidas que dibuje, soy incapaz). El prólogo es de María Dolores Camacho, escritora impecable, amiga de mi abuelo. Por ella siento ese tipo distintivo de admiración que me hace pensar mucho para poder encontrar un adjetivo acorde con su grandeza. Ella es mayúscula.

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!