Connect with us
Multigestion Publi

Marchena en América

Francisco Montilla, del palacio de Marchena a la tortura en China

Published

on

El sacerdote Francisco Montilla y Ponce de León fue uno de los primeros españoles en llegar a China y Asía y uno de los primeros franciscanos y religiosos en explorar la zona.

Nació entre el lujo y las comodidades del Palacio Ducal marchenero pero siguiendo el dictado de su corazón se hizo fraile franciscano y viajó a China en 1583 donde fue apresado y torturado en varias ocasiones.

Colón y los navegantes europeos buscaban las Indias Orientales,  porque según sus informaciones que procedían de Portugal eran “la Especiería del mundo” .

En 1511 los portugueses gracias a Vasco de Gama llegaron a las Islas de las Especias, y se hicieron con su monopolio pero poco después los españoles tras la expedición de Magallanes, disputan a los portugueses la propiedad de las Islas.

BUSCANDO LAS ISLAS DE LAS ESPECIAS

La nuez Moscada viene de la isla Banda Neira (sur de Filipinas), la pimienta Kerala, India, el pimentón de México la Canela de Ceilán, el Clavo de Indonesia. Esta información que hoy es pública en el pasado era secreta y valía su peso en oro es decir mucha gente habría matado por ella. En el XV nadie conocía su origen ni dónde se producían.

PRIMEROS ESPAÑOLES EN ASIA

Los portugueses  llegaron a Asia en 1500, y los primeros españoles exploran Filipinas, bautizada asi en honor a Felipe II en 1542 y fundan Manila en 1571.  Los primeros españoles en China fueron dos frailes agustinos  Martín de Rada y Jerónimo Marín que Zarparon de Manila en 1575, dirigiéndose a Bolinao, y de allí rumbo a China siendo recibidos de forma amistosa por los gobernadores de las mayores ciudades y dibujando mapas de la zona. Con todo lo que vieron hicieron un libro llamado Relacion del Viaje a China que luego envían al rey Felipe II.

CUANDO FELIPE II QUISO INVADIR CHINA

Felipe II llevaba tiempo estudiando la opción de invadir China desconociendo las reales dimensiones y características del país.

El primer proyecto de expedición a China fue ideado por López de Legazpi. El padre Alonso Sánchez ya solicitaba en 1582, 10.000 hombres para la operación. La derrota de la Armada Invencible en 1588 ante Inglaterra relegó la campaña.

Los mapas específicos y exactos de América todavía no existían, pensaban que con 300 hombres bien armados ya conquistarían China. El emperador de china Wanli creía que los españoles veníamos del Golfo Pérsico.

DEL PALACIO DE MARCHENA A LAS CARCELES DE CHINA

Cuenta el catálogo Biográfico de la Provincia Franciscana de San Gregorio Magno de Filipinas, (Eusebio Gómez Platero), que Francisco Montilla escuchó la voz de Dios durante un viaje a Madrid y luego ingresó a fraile de la orden franciscana.

En 1583 el marchenero viajó hasta Tailandia (entonces llamado Cochinchina) y la isla China de Haynan frente a Vietnam donde fue apresado y lleno de cadenas se internó cuarenta leguas en el país Chino y luego puesto en libertad0

Una vez liberado viajó a Macao, China, y volvió a Manila en 1583. Ese año por algunos meses fue responsable del convento franciscano de Bocaue al norte de Manila.

APOSTOL DE SIAM

De allí partió a Siam (Tailandia) donde los españoles estaban desde 1540 siendo recibido por Fray Jerónimo de Aguilar   considerados los primeros «apóstoles de Siam» y realizando un gran trabajo hasta 1585 cuando la guerra entre los reyes de Siam y Pegu le hizo volver a Manila para instalarse en Namayán un barrio de la capital y luego fue   maestro de novicios en Manila.

SECUESTRADO POR UNOS REMEROS CHINOS

Acompañó al gobernador de Filipinas Gómez Mariñas para tomar el fuerte de las islas Molucas en 1593 en una expedición militar de 200 barcos y 900 soldados españoles y centenares de remeros chinos armados y sin encadenar que se rebelan durante la noche del primer día de navegación el 25 de octubre de 1523 frente a la isla de Caca.

Los chinos asesinan al gobernador español, Gómez Mariñas y secuestran a su secretario Juan de Cuéllar y al fraile marchenero Francisco de Montilla poniendo rumbo a China pero unos vientos los desvían hasta Vietnam del sur donde son apresados por el rey de la Cochinchina confiscándole objetos y cañones robados. Los chinos que pudieron se refugiaron en Malaca y luego juzgados en Manila.

Según las crónicas franciscanas el padre Montilla imploró a los chinos para que no mataran a Juan de Cuéllar logrando salvar su vida «mas otros españoles que se salvaron a nado» dando aviso de lo que sucedía a Manila.

Tras una vida de peripecias en Asia, abandona Manila en 1593 con los cargos de comisario de la zona de San Diego, México (hoy EEUU) comisario de la orden franciscana y vuelve a Europa participando en el capítulo general de la orden fransicana en Roma en 1594 donde se quedó hasta 1599.

Vuelve definitivamente a España en 1599 para ser maestro de novicios del convento de franciscanos de Alcalá de Henares y de allí pasa a Almagro y Almodóvar del Campo donde murió en 1603 y donde está su tumba en la parroquia de la Asunción.

Rafael María de Aguilar y Ponce de León (Écija ¿; Manila, 8 de agosto de 1806), fue un militar español y también caballero de la Orden de Alcántara, Gobernador General de las Islas Filipinas entre los años 1793 y 1806.

Otros marcheneros en Filipinas

En 1720 nació en Marchena el predicador franciscano  Juan Marcelo de San Antonio tomó los hábitos en Sevilla donde fue procurador de la provincia franciscana tres años.

Viajó a Filipinas 1759, fué Procurador de Provincia tres años, ministro de Pagsanhan, Custodio y ministro de Meycauayan
en 1759, ministro de Morong después.

Fue llamado a España para tratar asuntos de su cargo como administrador provincial de la orden en Moróng, pero dejó el cargo con tal de no viajar por lo que fue privado de sus honores.
En 1765; administró Pagsanhan, Pililla, Bay y Pila, donde enfermó, se retiró á Manila para curarse y falleció en el convento franciscano de Manila el 4 de Setiembre de 1771, á los cincuenta y
un años de edad.

En 1729 nació en Marchena Fray Antonio José Alvarez de Luna siendo ordenado sacerdote en el convento de San Francisco de Sevilla en 1746, en el 49 era párroco de Arcos y de allí pasa a México como subdiácono de la ciudad de Toluca, en 1751 fue diácono de la ciudad de México y presbítero en Santa Ana de Sapa. Luego pasa por diversos cargos en Baños, San Antonio del Monte y Pagsanhan.

José Alvarez Luna logró salvar los conventos de San Francisco y Santa Clara en su cargo de Guardian de Manila del asedio de las tropas inglesas en 1762 invitándolos a comer en dichos conventos para ganarse su simpatía el primer día de ocupación. Agradecidos los ingleses protegieron los conventos de posibles atacantes levantando las iras de la piblación local.

Mientras, lograba en secreto salvar las joyas y monedas de los vecinos de la ciudad escondiéndolos de los invasores en las cajas fuertes secretas del mismo  convento. Para salvar a las monjas clarisas las trasladó a la ciudad de Santa ana que los ingleses declararon como ciudad neutral.

Tras la marcha de los ingleses los vecinos de Manila acusan a José Alvarez Luna de traición, lo denuncian ante el rey mientras él huye por dos años a la selva de Baler protegido por los indios de la zona.

Finalmente el Rey lo declara inocente y para resarcilo le nombra Obispo de Nueva Cáceres. Cuando los soldados los encuentran en la selva rodeado de Indios Alvarez Luna al pensar que lo iban a encarlcelar se entrega, pero le esperaba le obispado en 1768 organizando el único sínodo de los obispos de Filipinas. Luego fue nombrado obispo de Cebú donde enfermó y murió con 44 años en la enfermeria franciscana de Naga 1773. Fue enterrado en la catedral de Nueva Caceres y su corazón en Naga.

Fr. Miguel Pérez, Predicador, nació en Marchena, en 1745, profesó en la Provincia de San Diego de Sevilla en 44 de Noviembre de 1763, administró en Samar los pueblos de Sulat y Catbalogan, siendo á la vez que ministro de este pueblo Comisario Provincial, fué electo Definidor en 793′ y á la vez Comisario de la Tercera Orden de Sampaloc, volvió á Samar en 797, administró en Paranas, Guiguan y otra vez Paranas y falleció en este pueblo en 7 de Setiembre de 1818, á los setenta y tres años de edad.

 

 

 

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Actualidad

El Chileno: Un aventurero en la América de los años 20, hermano mayor de La Humildad de Marchena

Published

on

By

Manuel Moreno Jimenez (1892-1979) «el chileno» viajó de muy joven a América, donde fue torero, boxeador, y empresario.

el chileno6

De vuelta a Marchena se instaló como empresario creando una fábrica de viguetas junto a la Puerta de Carmona y fue hermano mayor de la Hermandad de la Humildad.
Aunque nació en La Puebla de Cazalla, muy pronto se instaló con su familia en Marchena y con 17 años se embarcó rumbo a Chile con su hermano José María Moreno conocido por Moreno Mármol que fue guarda de la Plaza de abastos.

31154228_10214170615752963_7156090731239571456_n

Justo antes de embarcarse le robaron la cartera con todo el dinero que llevaba para el viaje, la herencia que su padre le había dejado. Así que tuvieron que hacer la travesía como polizones, viajando escondidos junto a los embalajes, y subiendo a la cubierta de primera de clase a la hora de comer, haciéndose pasar por un pasajero más.

el chileno5

Instalado en Chile tuvo que aceptar todo tipo de trabajos para salir adelante y dado su carácter valiente se hizo torero y boxeador de forma ocasional durante tres años. Toreó en Chile y Argentina en los años 20.

Según cuenta su hija Reyes Moreno Alberti, con el dinero que ganaba haciendo de torero o boxeador hacía negocios comprando y vendiendo las cargas de los barcos del puerto de Buenos Aires, con el respaldo del presidente de la nación Argentina.

el chileno

Viajó por todos los países de Suramérica, excepto Brasil, según cuenta su hija y en una ocasión se llegó a perder en la selva durante días.

Cuando ya se le había acabado la comida y el agua, y ya se preparaba para lo peor, encontró una choza en medio de la maleza casualmente habitada por un vecino de La Puebla de Cazalla, que le salvó la vida, según el testimonio de su hija. Llegó a vender a una tribu de indios un falso crecepelos para la barba que vendieron a los indios a cambio de pieles.

el chileno3

Antes de la guerra volvió a Marchena, se casó con Asunción Aguilar y se instalaron en la calle San Francisco junto a San Lorenzo. Se dedicó en cuerpo y alma a la Hermandad de la Humildad del que fue un gran benefactor en los años 30, 40 y 50.

Fueron famosas las cacerías que organizaba en Montepalacio a beneficio de la Hermandad de la Humildad con la participación de Ministros de España y Portugal.

el chileno4

Al mismo tiempo se hizo empresario de la fábrica de viguetas instalada cerca de Santa María junto a la Puerta de Carmona, que duró varias décadas.
Su primera esposa murió sin dejar hijos y se casó en segundas nupcias con Maria Luisa Albertim de 30 años, cuando él tenía 63 y tuvo cuatro hijos.

 

Continue Reading

Hermandades

Las dos Vírgenes que talló Gutiérrez Cano para Marchena: Carmen y Lágrimas

Published

on

By

La Virgen del Carmen es una talla de gran valor artístico firmanda en su pecho por Manuel Gutiérrez Cano, quien también es autor de la Virgen de Las Lágrimas de Jesus Nazareno, hecha en 1860.

Juan Ternero Olmo, fundó la hermandad de la Virgen del Carmen de San Sebastián y su tumba está desde 1866 en una cripta ante el altar de la Virgen, junto a la de su mujer, hijos y otros descendientes.

lapida

Era dueño del cortijo de los Olivos, Porcún, Fuente Mora, El Donadío, Platosa, Platosilla, La Coronerla, Palmarete, La Torre, Coronela, Trujeta, Huerta de Santa Clara, Dehesa de las Yeguas. Es decir, el mayor propietario de Marchena y uno de los mayores de Andalucía.

 Levantó la casa palacio de la calle San Pedro, junto al hogar que luego heredaron sus descendientes hasta llegar a Juan Torres. La casa hogar la levantan sus primos, los Ibarra Bejumea.

Su esposa Carmen Banjumea Vecino, muerta en 1873, natural de La Puebla de Cazalla fue llevaba a hombros en su entierro desde su casa en calle Santa Clara y hasta San Sebastián por una multitud de marcheneros que la consideraron como su benefactora, ya que tenía fama de dar todo lo que tenía, que era mucho.

Virgen 1

Carmen fue el nombre de la mayoría de las mujeres de la familia propietaria de la imagen pero además es la patrona de los marineros, como Luis Pérez de Vargas Díez de la Cortina, Marqués de Castellón, casado con Maria Gracia Ternero Ibarra  (hija de Juan Ternero Benjumea y Carmen Ibarra Benjumea) y enterrado en la cripta bajo la Virgen del Carmen cuya hija y sucesora fue Cayetana Pérez de Vargas Ternero, muerta en 1937. La Virgen del Carmen de San Sebastián luce la mantilla de Cayetana Pérez de Vargas Ternero.

MARINOS DE MARCHENA

Virgen 3

Luis Pérez de Vargas, perteneciente a una larga saga de marinos, dio la vuelta al mundo como marino de guerra, estuvo en China, Cuba y Filipinas. Después de casarse en Marchena viajó a Cuba con su esposa, adonde llevó todo su séquito.  Murió en Marchena con 40 años después de contraer la epidemia de la fiebre amarilla en sus vajes por el mundo.Los tesoros que traía de los países que visitaba los guardaba en baúles en su casa Palacio, hoy Peña Bética.

Virgen 4

 

Continue Reading

Cultura

Argentina pone en valor a Fray Luis Bolaños, el marchenero que protegió y potenció la cultura indígena guaraní

Published

on

By

Este documental realizado por el Obispado de Zárate (Argentina) sigue el camino que realizó el marchenero Fray Luis Bolaños hace mas de 400 años.
Este franciscano fue un defensor de los aborígenes, creador de la grafía guaraní y fundador de Baradero, Argentina, entre muchos otros pueblos de Paraguay y Argentina. El documental se realizó con ocasión de los 400 años de la fundación del pueblo de Baradero y su parroquia, Santiago Apóstol con la colaboración de Marchena Secreta-Saber Mas en la cesión de imágenes del pueblo natal de Bolaños.
Actualmente se sigue proceso de beatifiación en Roma de Fray Juan Bernardo uno de los colaboradores directos de Bolaños.
Tanto Bolaños como Bernardo son conocidos y estimados por el Papa Francisco.

BOLAÑOS EN LA CULTURA POPULAR ARGENTINA

El Relato «Milagro» de Manuel Múgica Laínez cuenta el momento en que el marchenero Fray Luis de Bolaños recibe en Buenos Aires la noticia de que su compañero de juventud al que conocio en su etapa formativa en Espartinas, convento de Loreto, Francisco Solano, ha muerto.  De esta forma se muestra lo presente que está el fraile franciscano marchenero en la cultura popular.

Resultado de imagen de tumba fray luis de Bolaños

Además el 4 de junio se ha iniciado proceso de beatificación de Fray Juan Bernardo quien fue discípulo de fray Luis de Bolaños, creador de la grafía guaraní, fundador de Caazapá, protagonista del milagro del Ykua Bolaños”, entre otros.

El relato Milagro forma parte del libro Misteriosa Buenos Aires es una obra de ficción del escritor argentino Manuel Mujica Láinez compuesta por 42 relatos breves cuya acción está centrada en la ciudad de Buenos Aires, desde su primera fundación en 1536 hasta el año 1904. El libro fue llevado al cine en 1981.

Los cuentos de la colección pertenecen en su mayoría al género realista, aunque los hay también fantásticos y maravillosos. Se combinan en el libro personajes reales y ficticios en una prosa sumamente lírica y ornamentada, característica del autor. El cuento forma parte del espectáculo teatral “La cama china”, un tributo a Mujica Lainez”.

Manuel Mujica Lainez, como buen historiador, escribe sobre personajes reales.
San Francisco Solano, misionero franciscano, nació en Montilla (Córdoba- España), en 1549 y murió en Lima (como dice el cuento), en 1610. Catequizó Chile, Panamá, Argentina y especialmente Perú y fue canonizado en 1726. Fray Luis de Bolaños (su más fiel seguidor), está enterrado en la Iglesia de San Francisco en la esquina de Alsina y Defensa de la Ciudad de Buenos Aires.

Relato; MILAGRO -1610.  De Manuel Múgica Laínez.

El hermano portero abre los ojos, pero esta vez no es la claridad del alba la que, al deslizarse en su celda, pone fin a su corto sueño. Todavía falta una hora para el amanecer y en la ventana las estrellas no han palidecido aún. El anciano se revuelve en el lecho duro, inquieto. Aguza el oído y se percata de que lo que le ha despertado no es una luz sino una música que viene de la galería conventual. El hermano se frota los ojos y se llega a la puerta de su habitación. Todo calla, como si Buenos Aires fuera una ciudad sepultada bajo la arena hace siglos. Lo único que vive es esa música singular, dulcísima, que ondula dentro del convento franciscano de las Once Mil Vírgenes. El portero la reconoce o cree reconocerla, mas al punto comprende que se engaña. No, no puede ser el violín del Padre Francisco Solano.

Imagen relacionada

El Padre Solano está ahora en Lima, a más de setecientas leguas del Río de la Plata. ¡Y sin embargo…! El hermano hizo el viaje desde España en su compañía, veinte años atrás, y no ha olvidado el son de ese violín. Música de ángeles parecía, cuando el santo varón se sentaba a proa y acariciaba las cuerdas con el arco. Hubo marineros que aseguraron que los peces asomaban las fauces y las aletas, para escucharlo mejor, en la espuma del navío. Y uno contó que una noche había visto una sirena, una verdadera sirena con la cola de escamas y el cabello de líquenes negros, que escoltó por buen espacio a la flota, balanceándose en el oleaje a la cadencia del violín.

Pero esta música debe ser otra, porque el Padre Francisco Solano está en el Perú, y para bajar del Perú a Buenos Aires, en las tardas carretas, se necesita muchísimo tiempo. ¡Y sin embargo, sin embargo…! ¿Quién toca el violín así en esta ciudad? Ninguno. Ninguno sabe, como Solano, arrancar las notas que hacen suspirar y sonreír, que transportan el alma.

Los indios del Tucumán abandonaban las flechas, juntaban las manos y acudían a su reclamo milagroso. Y los jaguares de las selvas también, como esos tigres de las pinturas antiguas que van uncidos por guirnaldas a los carros triunfales. El hermano portero ha sido testigo de tales prodigios en San Miguel del Tucumán y en La Rioja, donde florece el naranjo plantado por el taumaturgo.

Es una música indefinible, muy simple, muy fácil, y que empero hace pensar en los instrumentos celestes y en los coros alineados alrededor del Trono divino. Va por el claustro del convento de Buenos Aires, aérea, como una brisa armoniosa, y el hermano portero la sigue, latiéndole el corazón.
En el patio donde se yergue el ciprés que cuida Fray Luis de Bolaños, el espectáculo de encantamiento detiene al hermano lego que se persigna. Ya avanza el mes de julio, pero el aire se embalsama con el olor y la tibieza primaverales. Todo el árbol está colmado de pájaros inmóviles, atentos.

El portero distingue la amarilla pechuga del benteveo y la roja del pecho colorado y el luto del tordo y las plumas grises de la calandria y la cresta del cardenal y la cola larga de la tijereta. Nunca ha habido tantos pájaros en el convento de las Once Mil Vírgenes. Los teros se han posado sobre un andamio, allí donde prosiguen las obras que Fray Martín Ignacio de Loyola, obispo del Paraguay y sobrino del santo, mandó hacer. Y hay horneros y carpinteros entre las vigas, y chorlos y churrinches y zorzales y picaflores y hasta un solemne búho. Escuchan el violín invisible, chispeantes los ojos redondos, quietas las alas. El ciprés semeja un árbol hechizado que diera pájaros por frutos.

La música gira por la galería y más allá el hermano topa con el perro y el gato del convento. Sin mover rabo ni oreja, como dos estatuas egipcias, velan a la entrada de la celda de Fray Luis de Bolaños. Cuelga entre los dos una araña que ha suspendido la labor de la tela para oír la melodía única. Y observa el hermano portero que las bestezuelas que a esa hora circulan por la soledad del claustro han quedado también como fascinadas, como detenidas en su andar por una orden superior. Ahí están los ratoncitos, los sapos doctorales, la lagartija, los insectos de caparazón pardo y verde, los gusanos luminosos y, en un rincón, como si la hubieran embalsamado para un museo, una vizcacha de los campos. Nada se agita, ni un élitro, ni una antena, ni un bigote.

Resultado de imagen de fray luis de bolaños

Apenas se sabe que viven por el ligero temblor de los buches, por un rápido guiño. El hermano portero se pellizca para verificar si está soñando. Pero no, no sueña. Y los acordes proceden de la celda de Fray Luis. El lego empuja la puerta y una nueva maravilla le pasma. Inunda el desnudo aposento un extraño clamor. En el medio, sobre el piso de tierra, se recorta la estera de esparto que sirve de lecho al franciscano. Fray Luis de Bolaños se halla en oración, arrobado, y lo estupendo es que no se apoya en el suelo sino flota sobre él, a varios palmos de altura. Su cordón de hilo de chahuar pende en el aire. Así le han visto en otras oportunidades los indios de sus reducciones de Itatí, de Baradero, de Caazapá, de Yaguarón. En torno, como una aureola de música, enroscan su anillo los sones del mismo violín.

El hermano portero cae de hinojos, la frente hundida entre las palmas. De repente cesa el escondido concierto.

Alza los ojos el hermano y advierte que Fray Luis está de pie a su lado y que le dice:

-El santo Padre Francisco Solano ha muerto hoy en el Convento de Jesús, en Lima. Recemos por él.

-Pater Noster… -murmura el lego.

El frío de julio se cuela ahora por la ventana de la celda.

Al callar el violín, el silencio que adormecía a Buenos Aires se rompe con el fragor de las carretas que atruenan la calle, con el tañido de las campanas, con el taconeo de las devotas que acuden a la primera misa muy rebozadas, con las voces de los esclavos que baldean los patios en la casa vecina. Los pájaros se han echado a volar. No regresarán al ciprés de Fray Luis hasta la primavera.

Continue Reading

Actualidad

Caazapá, una de las ciudades fundadas por Luis de Bolaños, cumple hoy 412 años

Published

on

By

La ciudad de Caazapá, Paraguay fue fundada en 1607 por el franciscano marchenero Fray Luis de Bolaños.

En las leyendas guaraníes el marchenero Fray Luis de Bolaños se ha convertido en una especie de maestro capaz de hechos notables y milagrosos, a medio camino entre un santo y un chamán.

Caazapá fue fundado el 10 de enero de 1607, gracias a Fray Luis de Bolaños, durante el segundo gobierno de Hernando Arias de Saavedra (Hernandarias). Fue bautizada con el nombre de San José de Tebicuary, luego adquirió su denominación actual, Caazapá, capital del VI Departamento, del mismo nombre.

caazapa-6

Por todos los municipios fundados por Bolaños, -Caazapá, Atirá, Tobati, Yaguarón, Altos,  Gobierno de Paraguay ha creado la ruta franciscana que es uno de los atrctivos turísticos más iumportantes del país. Además Bolaños está relacionado con la aparición de las patronas de Paraguay y Argentina, las vírgenes de Caacupé e Itati a las que el Papa Francisco visita a menudo cuando está en su país natal. Bolaños también fundó varias ciudades en Argetina como Jujuy y Baradero.

Según la leyenda hizo brotar el agua en la fuente conocida como Ycua Bolaños en Caazapá. Justo debajo de la fuente existe un túnel que comunica directamente con la sacristía de la iglesia de San Roque que está ubicado junto al cementerio. El plano de Caazapa fue trazado por el propio Bolaños como una ciudad cuadrada y perfectamente ordenada.

Caazapá conserva la reducción franciscana más importante del Paraguay donde Bolaños fue el primero en traducir al guaraní el Catecismo con la ayuda de un indio local que se convirtió al cristianismo y se metió a fraile Fray Juan Bernardo. Además Bolaños y los franciscanos enseñaron a los indios a tallar la madera iniciando el estilo barroco guaraní y a tocar instrumentos como la guitarra o el arpa que hoy siguen estando presentes en el folclore local. También enseó a los indios guaraníes a trabajar diversos tipos de artesanía.

Caazapá

Marchena conserva en relación a Boilaños, las ruinas del convento de Santa Eulalia, y alguna talla en la Veracruz que se cree pueda tener relación con la escuela de talla guaraní y de lo que damos más detalles en el Numero 5 de Enero de la Revista Saber Más-Marchena Secreta. Además durante diversas épocas varias calles de Marchena se llamaron calle Bolaños (Huerta Gavira) donde se cree que pudo nacer. En varis ocasiones el Alcalde de Marchena ha viajado hasta Caazapá invitado por las autoridades paraguayas que también han viajado hasta Marchena para conocer la tierra de sus ancestros.

Santa Eulalia de Mérida en Marchena lugar de partida de Fray Luis de Bolaños.

La iglesia de Caazapá

Iglesia de Caazapá.

De la epoca de Bolaños quedan en Caazapá la iglesia San Pablo, el Oratorio de San Roque y las pintorescas largas aceras, que era las casas de los nativos además tiene un museo franciscano.

Caazapá fue declarado municipio en 1872 (hace 146 años), pero recién es ascendida a esa categoría por la Ley Orgánica Municipal del año 1884 (hace 134 años). La comunidad fue fundada el 10 de enero de 1607 (411 años), por fray Luis de Bolaños.

Hoy es una población con más de 26.000 habitantes que celebra el dia de su fundación el Festival del Ykua Bolaños, que es como los guaraníes llaman a Bolaños, también conjocido como el hechicero de Dios, por la gran cantidad de hechos milagrosos y poco frecuentes que se le adjudican. El Festival Ikua Bolaños es uno de los mayores de Paraguay y en él actúan muchos hrupos folcrónicos nacional y otros grupos internacionales como los brasileños SPC So Pra Contrariar.

Caazapá tiene facultades de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), de la Universidad Nacional de Villarrica del Espíritu Santo (UNVES), de Universidad Tecnológica Intercontinental (UTIC), de Universidad Politécnica y Artística del Paraguay (UPAP) y la Universidad Privada del Guaira(UPG)

 

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!