Connect with us

Historia

Un maquinista detenido en 1883 por provocar un accidente de tren en Marchena

Published

on

Se trata de la primera crónica de sucesos de la historia de Marchena, fue publicada en La Vanguardia 14 de septiembre de 1883, y tiene 130 años.

«Un despacho de Sevilla, fechado á las dos de esta tarde, da cuenta de un descarrilamiento ocurrido en Marchena. Han resultado nueve heridos, de los cuales uno se halla grave Los wagones descarrilados han quedado destrozados por completo, salvándose milagrosamente los pasajeros.

El alcalde de Marchena, señor Argenegui, ha recogido en su casa á los heridos forasteros.

El tren descarrilado tiene el núm. 42 y procedía de Ecija. El siniestro ha ocurrido en el kilómetro 13. El referido alcalde de Marchena, apenas tuvo noticias del descarrilamiento, salió en un tren de socorro acompañado de algunos médicos». Toda la prensa de la época recogió esta primera crónica de seucesos relativa al municipio de Marchena.

Un telegrama del alcalde de Marchena al gobernador de la provincia, notificaba que:” en la mañana de ayer había ocurrido un siniestro en las inmediaciones de Marchena. El tren descarriló sin que se conociese hasta ahora la causa.

Resultaron heridos nueve viajeros. Uno de ellos de tal gravedad que parecía ofrecer pocas esperanzas de vida. El siniestro debió de ser de bastante  importancia si se tiene en cuenta el número de personas lesionadas en una línea donde el movimiento de  viajeros  es  bastante  escaso.  Estos  son  los  pormenores  donde  se  detallaba  ese  sensible incidente”.

Un guardia civil que viajaba en el tren descarrilado trató de avisar al maquinista para que advirtiera su imprudencia. El mismo aviso le dieron varios trabajadores de la vía y por último, un guarda-aguja que hizo la señal para anunciar que había peligro. En la parte oficial remitido por la Guardia civil al gobernador se atribuye también la catástrofe a imprudencias del maquinista. El juzgado instruyó las oportunas diligencias. El maquinista fue apresado.

En el suceso resultaron heridos cuatro jóvenes; de la familia del teniente alcalde; el farmacéutico de Marchena el Sr. Góngora; una joven de 14 años, sobrina del vecino de Marchena D. Julián Rubio; el médico de la armada Sr. Pérez y Lora, que iba con dirección a Cádiz; D. Manuel Mármol, de Écija; don Celestino Montero, Director del colegio de enseñanza secundaria de Écija; el vecino de Fuentes de Andalucía, Sr. Fernández Peñaranda; el interventor del tren, y otro pasajero cuyo nombre se ignora. El estado de los heridos no resultaba ser de gravedad. Parece que el más grave de todos los heridos fue la sobrina del Sr. Rubio.

En el kilómetro 12 ,contaba el citado Guardia Civil Sr. Montero: “al borde del arroyo Esparragal, sentimos un sacudimiento espantoso. Los hierros y las cadenas se hicieron pedazos; las maderas crujían y  se  despedazaban;  el  tren  se  hacía  añicos.  Había  ocurrido  como  era  de  esperar,  un  descarrila miento; la máquina y las bateas quedaron sobre la vía. El coche de primera que estaba desocupado y el de segunda, que transportaba 17 viajeros, resultaron hechos astillas. El coche de tercera y el furgón de cola permanecieron sobre la alcantarilla, inclinados hacía el arroyo, en la forma que se ñalaba el grabado.

Casi todos los viajeros del coche de segunda clase quedaron envueltos en los restos de los dos coches. Resultaron varios heridos de gravedad. Singularmente una señorita de Marchena, sobrina  de  D.  Julián  Rubio,  presentaba  heridas  calificadas  de  muy  graves  por  los  facultativos  que después la reconocieron.

En las horas de angustia que siguieron al siniestro hasta que llegó el tren de socorro, hubo en aquel lugar de desolación un hombre animoso que prestó eficaz auxilio; a cuyo trabajo, intrepidez y actividad incomparables se debió que no pereciesen asfixiados bajo los escombros los viajeros  del  coche  de  segunda. Aquel  hombre  fue  el  guardia  civil Antonio  Rodríguez  Ramos,  digno  de merecida recompensa. Indudablemente contribuyó en gran parte al siniestro el mal estado de la vía.

En el sitio del descarrilamiento  estaban  las  traviesas  tronchadas  en  la  línea  de  los  rails  además  de  encontrarse podridas.

Advertisement
189 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Historia

¿Porqué hay tantos lugares en España y América con el nombre de Marchena?

Published

on

En el área de Andalucía occidental encontramos muchos lugares con el nombre de Marchena o Marchenilla, relacionados con el proceso de expansión cristiana del siglo XV mientras que en el Caribe encontramos muchos enclaves con el nombre de Marchena derivados de las familias judías de este apellido que se expanden comercialmente por centroamérica a lo largo de varios siglos. 

 En cierta ocasión, una mujer en Granada, se subió a un autobús con la intención de venir a una boda  en Marchena, Sevilla y acabó en Marchena, Granada, una pequeña pedanía cercana a Dúrcal.

Y es que por razones históricas, son numerosos los lugares que llevan el nombre de Marchena por todo el sur de España y el Caribe americano, que ahor apodemos detectar con exactitud gracias al programa informático Geonames, que ayuda a localizar con exactitud en los mapas, los nombres y topónimos.

EL BOSQUE O MARCHENILLA

Imagen

La villa de El Bosque fue una donación hecha por los Reyes Católicos a D. Rodrigo Ponce de León, capitán general que fue de la guerra de Granada firmado en Jaén a 11 de noviembre de 1490. Este fin de semana celebra su recreación histórica ambientada en la invasión francesa. 

El Bosque, la pequeña Marchena fundada por los Duques de Arcos en la sierra gaditana

En 1501, tras el levantamiento de Sierra Bermeja, sometidos los moriscos de la zona doña Beatriz de Pacheco, viuda del Duque encargó a Juan de Ayllón  poblar la serranía con 317 vecinos de Marchena, Arcos, Bornos, Villamartín, Espera, atraídos especialmente por el reparto de tierras. 

Uno de los duques levantó un palacio como lugar de descanso y cacería en el “Palacio del bosque de Benamahoma”, donde está ahora El Bosque. Requería un gran número de criados, ojeadores para montería. Ante la imposibilidad de que todos estuvieran viviendo en el Palacio, fueron edificándose diversas casas en sus alrededores por los criados de los duques al que llamaron Marchenilla, derivado de Marchena.

Mezquita de Marchena, Durcal, Granada. Este edificio de estructura neocolonial, está situado en carretera Bailen Motril N-323, en  la barriada de Marchena (Durcal). Esta casa Señorial, es llamada comúnmente «La Mezquita», está abandonada y fue propiedad de la familia Echebarria. 

Mezquita de Marchena. Durcal. 

EL NOMBRE DE MARCHENA

El nombre Marchena se repite en varios puntos de la geografía de España, en todos ellos es un lugar con agua abundante. Santa Cruz de  Marchena en la provincia de Almería, dá nombre a un monte y un antiguo castillo romano junto al río Andarax.  En las pedanías granadinas de Dúrcal y Padul, da nombre a acequias, torres y castillos  o en los jiennenses de Alcalá la Real y Santiago-Pontones es una aldea.  También hay una pedanía llamada Marchena en Lorca Murcia, famosa por sus huertas y la acequia principal del palmeral de Elche, Alicante, se llama Marchena.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

A unos 31 km de Almería se encuentra el pueblo de Santa Cruz de Marchena, pueblo de la Alpujarra almeriense que fue entregado por los Reyes Católicos junto con toda la taha de Marchena a Gutierre de Cárdenas y luego acabó en manos de la Casa Ducal de arcos por herencia. 

Según el linguista  Ruhstaller la palabra Marchena es “Un monumento lingüístico y una parte valiosa del patrimonio histórico y cultural, en la misma medida que las venerables murallas, iglesias y torres, a las que aún supera en antigüedad”. 

Municipio de Marchena, en Jaén, junto al río Marchena a unos 27 km aprox. por carretera de Santiago de la Espada,​ dentro del Parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

Stefan Ruhstaller de la Universidad Pablo de Olavide dice que Marchena es una derivación del nombre de una persona y el sufijo -ana que quiere decir villa de Martius o Marcius  en clara alusión al origen romano. Dominique Aviñó McChesney  cree que proviene del árabe al-marj (zona inundable).

El pasado romano de Marchena es indudable; lo que aún discuten los expertos es si su origen fue una villa, o una ciudad como sugieren los hallazgos del yacimiento de El Lavadero. Debido a la abundancia de lugares llamados Marchena, en época árabe se conoce a Marchena, de Sevilla, como Marchena de los Olivos, o Marsenah Al-Zaituna.

Bahía de Marchena, Curazao. 

MARCHENA EN EL CARIBE. CURAZAO, LA ISLA JUDIA. 

Cuando Abraham De Marchena, apellido de origen judío sefardí, (1608 – 1657) murió en Amsterdam, su esposa Sarah y sus tres hijos fueron a la isla holandesa de Curazao formando parte de la histórica primera gran emigración de judíos que llegó a Curazao en 1659, formando parte de la fundación de la primera sinagoga americana. 

La imagen puede contener: nube, cielo y exterior

Casa de campo Marchena en Curazao, foto 1955. 

Esta familia era dueña de una plantación y mansión rural del tipo esclavista que fue propiedad de Isaac De Marchena, ubicada junto a uno de los cementerios judíos más antiguos del Caribe y América y data de 1659 propiedad de la sinagoga de Curazao. Hasta hoy esta zona se llama Marchena, y la bahía donde se ubica se llamó bahía de Marchena, aunque en los años 50 dejó paso a una refinería y una fábrica de azulejos. Los judíos de Curazao juegan un papel fundamental apoyando el proceso de independencia americana y apoyado económicamente a Simón Bolívar  e introduciéndose en Venezuela.

MARCHENA EN CUBA 

En Cuba, Marchena, es el nombre de una planta azucarera ubicada en Sibanicú, cerca de Camagüey, con una capacidad de producir 180.000 arrobas diarias de caña, con su propia para de ferrocarril  y y 1200 trabajadores. Además es el nombre de un municipio y una playa que después de la revolución se rebautiza con el nombre de Siboney. 
Fue fundada en 1924 por Moisés Marchena y David Maduro,  casado con Clara Marchena Marchena, hija del primero, fanmilia de judíos de la Isla de Curazao que en 1920 fundan la “Compañía Azucarera Najasa” que en 1951 vendieron a Gregorio Escagedo Salmón, con el nombre de “Central Najasa – Siboney” que luego es nacionalizada por el Estado y sigue funcionando hasta el dia de hoy. 

MARCHENA EN VENEZUELA

A través de la península de coro, Venezuela los judíos, y entre ellos el apellido Marchena se introducen en el conteniente americano.  Junto a la frontera entre Colombia y Venezuela se ubican las sabanas de Marchena.

EL APELLIDO MARCHENA EN PERU

En las sierras del norte de Perú, zona de Piura, provincia de Ayabaca al sur del municipio de Frías, se ubica el cerro Marchena.  El 21 de junio de 1,825 cuando el Libertador Simón Bolívar por Decreto supremo creó el distrito de Frías. 

En la provincia de Ayabaca, la familia Marchena es una de las que ostentan tradicionalmente el poder, de hecho Humberto Marchena Villegas, el patriarca de su familia es desde 1989 presidente de la  Municipalidad Provincial de Ayabaca. 

LA ISLA MARCHENA EN LAS GALÁPAGOS, ECUADOR

La isla Marchena es una isla perteneciente a Ecuador, ubicada en el centro de las islas Galápagos, en el océano Pacífico. Llamada en honor del monje español fray Antonio de Marchena tiene un volcán llamado Marchena, y un canal marino también llamado canal de Marchena al sur de la isla.

Al igual que muchas de las Galápagos, que son islas de volcanes, Marchena tiene una caldera. La caldera de Marchena es de aproximadamente 7 km de largo por 6 de ancho, y tiene forma elíptica. 

Archivo:Marchena Island.jpg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Al este de la ciudad de Panamá está el estero y la plata Marchena en la bahia de Panamá frente a la del Rey. 

 

Continue Reading

Historia

El Bosque, la pequeña Marchena fundada por los Duques de Arcos en la sierra gaditana

Published

on

La villa de El Bosque fue una donación hecha por los Reyes Católicos a D. Rodrigo Ponce de León, capitán general que fue de la guerra de Granada firmado en Jaén a 11 de noviembre de 1490. Este fin de semana celebra su recreación histórica ambientada en la invasión francesa.

Sierra de Grazalema como nunca la habías visto

El Bosque está dentro del Parque Natural Sierra de Grazalema y del Parque Natural Los Alcornocales. El río Majaceite cruza la localidad de Noreste a Sureste, desembocando en el embalse de los Hurones y contando con afluentes y manantiales. Forma parte de la Ruta de los pueblos blancos.

“Acatando los muchos e buenos y leales y señalados servicios” de D. Rodrigo “y para siempre jamás”, se le hace “donación de Villaluenga, Ubrique, Benaocaz, y Grazalema, con sus fortalezas y alquerías y vasallos y vecinos y moradores de ella”.

En 1501, tras el levantamiento de Sierra Bermeja, sometidos los moriscos de la zona doña Beatriz de Pacheco, viuda del Duque encargó a Juan de Ayllón  poblar la serranía con 317 vecinos de Marchena, Arcos, Bornos, Villamartín, Espera, atraídos especialmente por el reparto de tierras. 

Uno de los duques levantó un palacio como lugar de descanso y cacería en el “Palacio del bosque de Benamahoma”, donde está ahora El Bosque. Requería un gran número de criados, ojeadores para montería. Ante la imposibilidad de que todos estuvieran viviendo en el Palacio, fueron edificándose diversas casas en sus alrededores por los criados de los duques al que llamaron Marchenilla, derivado de Marchena.

El oratorio de palacio resultaba insuficiente para recoger todos los vecinos, estos levantaron una iglesia bajo la advocación de Nuestra Señora de Guadalupe.  Este primer intento de poblamiento recibiera el nombre de Santa María de Guadalupe.

Durante siglos todos sus vecinos, desde el alcalde corregidor hasta el más modesto palafrenero, –dependían muy directamente de la jurisdicción del Duque.

Poco a poco los duques de Arcos, dejaron de realizar estancias periódicas en ella. Entonces el palacio serrano de El Bosque dejó de ser la “Marchena pequeña” y recibió el nombre de El Bosque o La puebla de Santa María de Guadalupe nombre que también perdió por coincidir con El Algar fundado por D. Domingo López de Carvajal. 

En la Real Orden de 1815, por la que Su Majestad el Rey concede al pueblo la categoría de villa, emplea el término de “El Bosque”. Y, por el contrario, en los libros parroquiales de este mismo año prosigue, quizás por inercia o costumbre, el de “Marchenilla”.  Sin embargo, hacia mediados de siglo, en 1851, se simultanea en las actas matrimoniales, bautizos o defunciones: “villa de Marchenilla o Bosque”.

En este pueblo se educó Fray Diego José de Cádiz, hijo del administrador del duque de Arcos. En El Bosque, recibió las primeras letras y luego se convirtió en gran misionero de las tierras de Andalucía.

El Bosque fue el primer pueblo de la Sierra que se enfrentó a Napoleón. Prepararon una emboscada a algunos franceses rezagados causándole ocho muertos y tres heridos.
Esto encolerizó al general francés Víctor que ordenó a una división de ocupación –Marasín o Latour Maubourg–, que asolasen y quemasen inmediatamente a El Bosque y Prado del Rey. “habiendo tenido que sufrir varios saqueos y un incendio que arruinó gran parte de sus edificios”. Sus vecinos, antes de capitular, prefirieron “ver quemados sus hogares y andar errantes por los montes» antes que entregarse al enemigo. 

Imagen

QUE HACER EN EL BOSQUE

SENDERISMO El río de El Bosque es uno de los principales atractivos turísticos de la Sierra de Grazalema, durante los fines de semanas se llena de amantes del senderismo que disfrutan de sus maravillosos paisajes. La ruta conecta El Bosque con Benamahoma y tiene un recorrido de 4,3 km. Desde el pico Albarracín podéis ver El Bosque y diferentes pueblos colindantes.

Museo del Queso de El Bosque

Uno de los lugares donde poder apreciar la toda la Sierra de Grazalema y disfrutar de las puestas de sol. En El Bosque y en la Sierra de Cádiz puedes disfrutar del paintball en unos escenarios naturales. Una forma de descargar adrenalina y pasar un grandes ratos de risas. El campo de juego se encuentra en plena Sierra de Grazalema y proporcionan todo el material necesario (marcadoras, protecciones, ropa…). En El Bosque se encuentra el Centro de Interpretación del Queso de la Quesería El Bosqueño, empresa con numerosos premios internacionales y nacionales por sus quesos de cabra payoya y oveja merina grazalemeña.

Ruta de los Quesos Sierra de Cádiz

El Jardín Botánico de El Castillejo representa la flora más autóctona de la Sierra de Cádiz y Serranía de Ronda. Un lugar que no puede faltar en tu visita a El Bosque. Forma parte de la Red de Jardines Botánicos en Espacios Naturales Protegidos de Andalucía. La entrada es gratuita y ofrece un servicio de visitas guiadas gratuitas para los grupos que lo soliciten.

Continue Reading

Historia

¿Trabajó Duque Cornejo con Jerónimo de Balbás en la iglesia de San Juan de Marchena?

Published

on

Duque Cornejo realizó una docena de esculturas de bulto redondo de san José con el Niño, cuatro de las cuales se encuentran perfectamente fechadas: la de la capilla del Colegio de Mareantes de San Telmo, en 1725; la escultura de la Cartuja de El Paular, entre 1725 y 1727; el titular de la hermandad de los carpinteros de Marchena, entre 1731 y 1732 y el titular de la capilla de la Casa Cuna de Sevilla, entre 1733 y 1734. 

Pedro Duque Cornejo (1678-1757) fue el escultor con más talento y éxito de los que trabajaron en Sevilla durante la primera mitad del siglo XVIII  nombrado en 1733 como estatuario de cámara de la reina Isabel de Farnesio. Se le considera el imaginero y entallador más destacado del siglo XVIII en Andalucía.

Durante la estancia de la Corte de Felipe V en Sevilla, Duque Cornejo intenta entrar en la órbita de los artistas cortesanos, consiguiendo el nombramiento de escultor de la Reina Isabel de Farnesio, gran aficionada a las Bellas Artes. La intención del escultor es conseguir el nombramiento de escultor de cámara, que no logrará.

La imagen puede contener: 1 persona, texto que dice "Saber mas"

Sus padres fueron el escultor de origen granadino José Felipe Duque Cornejo y Francisca Roldán Villavicencio, pintora de oficio e hija a su vez del escultor Pedro Roldán.  El taller de Pedro Roldán era el más activo de la Sevilla del último cuarto del siglo XVII, y estaba nutrido por toda la saga familiar dedicada a oficios artísticos, como su tía Luisa Roldán “la Roldana”. 

Se formó con su abuelo y maestro, el escultor Pedro Roldán (1624-1699), en cuyo taller transcurriría la infancia y adolescencia de Duque Cornejo durante las últimas décadas del siglo.

Su dedicación a la arquitectura vendrá algo más tardía, por el trabajo conjunto con Jerónimo Balbás que hizo el coro de la iglesia de San Juan de Marchena e introdujo en Andalucía el uso de las estípites. La llegada de Balbás a México en 1717 permitió la llegada del barroco a aquellas tierras. El coro de San Juan de Marchena es una de las escasas obras de Balbás que quedan en España, tras la destrucción del retablo de la Iglesia del Sagrario de Sevilla

Entre 1706 y 1709 hizo el retablo mayor de la Iglesia del Sagrario de Sevilla (desaparecido en el siglo XIX), con Jerónimo Balbás, como arquitecto. 

La imagen puede contener: 1 persona

En 1715 Balbás manifestaría su voluntad de involucrar al Duque Cornejo en la obra de la sillería de coro de la parroquia de San Juan Bautista de Marchena, «por ser el mas ynteligentte que ai en esta ciudad», aunque finalmente el concurso lo ganaría el equipo formado por Juan de Valencia y Miguel de Perea.

Valencia la construyó entre 1715-1717 y aceptó incluso como parte del pago las sillas ya realizadas por Balbás, que presiden el conjunto.

En 1731 recibe su encargo más ambicioso, la realización de la arquitectura y esculturas de los retablos de la iglesia de San Luis de los Franceses de Sevilla y de la capilla de los Novicios, para los jesuitas.

Marlor on Twitter: "El coro de la iglesia de San Juan es extraordinario (1719—1722). Realizado por Juan de Valencia con diseños de Jerónimo Valvás. #OrgulloBarroco @elbarroquista #Marchena… https://t.co/E59ocAiPSA"

La obra que va a ocupar los últimos años en la vida del maestro es el encargo del coro de la catedral de Córdoba. Cuando el coro se inauguró el 17 de septiembre de 1757, Duque Cornejo había fallecido unos meses antes, siendo enterrado en la misma catedral cordobesa. 

El 14 de abril de 1734, Duque Cornejo se obliga por contrato con el cantero ursaonense José Peredo se comprometía a suministrar a Duque Cornejo toda la piedra de las canteras  de Osuna y Santa Olalla que el escultor necesitara para construir el sepulcro del arzobispo don Luis de Salcedo y
Azcona.  En el convento de San Agustín de Osuna cuya trabajó en 1712 Jerónimo Balbás. Duque Cornejo fue el escultor predilecto de Balbás durante su etapa sevillana.

Duque Cornejo tallaría otras dos esculturas para Osuna representando a san José con el Niño Jesús. La más conocida es la que se conserva la iglesia del antiguo convento de San Agustín, cuya atribución ya fue propuesta por Manuel Rodríguez-Buzón en su recordada Guía artística de Osuna. 

Continue Reading

Carnaval

30.000 personas se concentraron en la Feria de Marchena para ver volar un avión en 1911

Published

on

Al inicio del Siglo XX los aeroplanos eran un espectáculo que atraían a miles de personas. La mayor concentración humana de la historia reciente de Marchena se produjo en 1911, cuando 30.000 personas vinieron a ver volar el primer aeroplano en plena feria. 

A principios de siglo la Revolución Industrial daba pasos de gigante y el hecho de que un hombre pudiera volar por si mismo con la ayuda de un motor de explosión, se veía como algo milagroso y un triunfo del ser humano. En 1905 los aeroplanos estaban a punto de inventarse.

En municipios como Marchena se organizaban espectáculos de aviación que se convertían en fiestas que atraían a miles de personas y quedaban en la memoria escrita, como las coplas de carnaval que se cantaron hasta los años 40.

En los primeros años del siglo XX se popularizaron en Andalucía las Fiestas de la Aviación con los primeros aviones que se veían volar, llamados aeroplanos, gobernados por los pilotos Le Forestier, (1910) Garnier (1920) y Gautier.

En la Feria de  Marchena de 1911 se produjo el primer vuelo de un aeroplano en la historia de Marchena que trajo hasta nuestro pueblo a 30.000 personas, “la mayor multitud que se recuerda” según informa el diario madrileño La Mañana de 12 de septiembre de 1911 en tiempos del Alcalde Ricardo Calderón Gutiérrez.

Inicialmente estaba anunciado el famoso piloto Georges Le Forestier que murió un
día antes en un espectáculo en Huelva. Tras la muerte de Le Forestier el Ayuntamiento de Marchena contrató a Serviés. El campo de aviación, era según el propio piloto Serviés, de los mejores de España. El piloto ofreció dos espectáculos de veinte minutos, “haciendo virajes y evoluciónes” que levantó ovaciones. En 1915 se ofrece en la Feria un espectáculo a cargo del piloto marchenero Antonio Sánchez Jurado en un aeroplano modelo Fourbe.

En 1920, otros francés Gautier llega a la provincia de Sevilla a bordo de un biplano sistema Goudron y acompañado de un mecánico catalán. Ofrece espectáculos de aviación en Sevilla y Huelva. Salió de Tarragona, llegó a Sevilla donde emprendió vuelo que terminó en Aznalcázar y de allí a Huelva.

Las fiestas de aviación quedaron en la memoria colectiva como un hecho extraordinario, de hecho Esperanza Romero aún recuerda una copla de Carnaval que dice así.

«Niña el aeroplano, ha aterrizado y era digno de ver. En La Haza del Descanso se diviertieron todos con su francés. Todas metiditas en barro, hasta el cascarrio se llenaba también, y una joven que allí había, y se ha llenado hasta el mismo francés,  y el novio que estaba al lado, se aceleró con apuro, porque se le había mojado el callejón donde metía el puro». El haza del Descanso está en la Carretera de Paradas frente a la estación eléctrica.

Continue Reading

Dulce Nombre

La obra de Gaspar del Aguila y el origen del Barrio de San Sebastián en Marchena

Published

on

Gaspar del Aguila talló la imagen  de San Sebastián, que junto con la torre de la iglesia es lo más antiguo que se conserva de este templo, dañado y reconstruído tras el terremoto de Lisboa. 

En 1492 San Sebastián era una pequeña ermita fuera de los muros de Marchena rodeada de huertas, pero ese año Rodrigo Ponce de León deja en su testamento 50 maravedíes a las ermitas de San Sebastián cerca de la Puerta de Morón y Santa Justa, en la puerta de Ecija, en los alrededores de la actual finca El Parque. Marchena estaba creciendo entonces fuera de sus murallas, en torno a ermitas y conventos y de esta forma nace el barrio de San Sebastián en torno a su ermita. 

En un lugar céntrico, la ermita de San Sebastián fue poco a poco ampliada gracias a donaciones y en 1508 y desde entonces se convierte en una parroquia filial de San Juan Bautista, mientras que la ermita de Santa Justa y el barrio de la Puerta de Ecija desaparecen por orden del Duque en torno a 1650. 

Gaspar del Aguila trabajó en el antiguo coro de San Juan con su sillería y reja de madera realizado entre 1586 y 1591, junto con Jerónimo Hernández y Juan de Oviedo el Viejo. Restos de ese coro fueron empleados en la construcción de bancos para la iglesia, de los cuales todavía se conserva alguno en el museo.

450 AÑOS DEL CONTRATO DE LA VIRGEN DE LA SOLEDAD

El 2 de Enero de 2020 se cumplieron 450 años de la hechura de la imagen de la Virgen de la Soledad de Marchena, la imagen de vestir más antigua que procesiona en la Semana Santa de Andalucía tal y como recoge el contrato que conserva la hermandad.

El contrato para la ejecución de la imagen de la Virgen de la Soledad fue firmado el 2 de enero de 1570 y en resumen dice así «Yo Gaspar del Aguila vecino de la ciudad de Sevilla en la collación de San Marcos… otorgo que soy convenido y concertado con voz Gil Muñoz vecino de la villa de Marchena, en tal manera que yo sea obligado de vos hacer una imagen de Nuestra Señora de la Soledad para vestirla, de talla de pintura que ha de ser rostro y manos labrado de bultos y encarnado en toda perfección y de la cintura abajo ha de llevar su armadura de listones de Borne y sus brazos de lienzo y estopa y de la dar a fecha acabada de hoy día hasta 15 días del mes de febrero que viene».

1575: FIRMA DEL CONTRATO DEL ANTIGUO ALTAR MAYOR DE SAN SEBASTIAN

En noviembre de 1575 Juan de Oviedo el viejo y sus fiadores fiadores Gaspar del Aguila y el pintor Juan de Zamora firman el contrato para hacer un retablo con un tabernáculo en el centro con la imagen de San Sebastián, por un plazo de un año.

El retablo como el resto de la iglesia se decidió destruir tras los importantes daños que tuvo 
por el terremoto de Lisboa. Del edificio solo se conservó la torre. El templo fue reconstruido siguiendo las trazas del arquitecto del Arzobispado Pedro De Silva.

La nueva parroquia se bendijo el 29 de mayo de 1768 tras una procesión en la que se llevaron las imágenes desde el vecino hospital de la Caridad, donde estuvieron mientras duraron las obras. El actual altar mayor de San Sebastián es de Juan Guerra Luna vecino de Osuna instalado en Marchena para realizar el retablo mayor de la Colegiata en 1770. 

Gaspar del Aguila, nació en Avila y en Sevilla alcanzó el cargo de veedor del gremio de escultores y entalladores desde 1573. Al igual que Juan de Oviedo fue alumno de Juan Bautista Vázquez el viejo y trabajó haciendo altares en Santa María de Carmona o en el desaparecido retablo de Nuestra Señora de los Ángeles del convento de San Francisco de Marchena del que se conservan dos relieve en un altar lateral. La imagen del Cristo de la Sangre de 1567, está inspirado en el de San Agustín de Sevilla.

Es autor también del Cristo de la Sangre, obra de 1567, que se encuentra en la iglesia de Santa Cruz de Écija, San Blas para la cofradía del mismo nombre de Carmona, San Sebastián para la parroquia de San Pedro de Carmona, Nuestra Señora y Madre de la Soledad de Marchena. San Felipe para la cofradía del Señor San Felipe de Carmona y Virgen del Rosario de la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de Trebujena (1579). También intervino parcialmente en el retablo mayor de la iglesia de Santa María de Arcos de la Frontera.

La escultura de San Sebastián es lo único que queda del antiguo retablo contratado de 1575 a Juan de Oviedo que ejecuta Gaspar del Aguila. En 1859 el alcalde Juan Diez de la Cortina propuso restaurar la imagen del patrón y añadirle unos ojos de cristal que finalmente se contrata a Gabriel de Astorga en 1865 quien le añade dos ángeles en el tronco del árbol. 

La imagen puede contener: 1 persona

El Martirio de San Sebastián es una obra de El Greco que se conserva en el Museo catedralicio de Palencia. Existe una copia en la Sala de Juntas del Ayuntamiento de Marchena procedente del edificio del Antiguo Ayuntamiento de la Plaza Ducal, que lleva una leyenda del patronazgo del santo en Marchena. El Ayuntamiento de Marchena pagaba tradicionalmente los gastos de la festividad del patrón. 

GASPAR DEL AGUILA TALLO LA IMAGEN DE SAN ROQUE EN SEVILLA

Gaspar del Águila (c. 1538-c. 1602), el pintor Vasco Pereira, autor de La Anunciación de la Parroquia de San Juan de Marchena (c. 1536-1609) y el dorador Andrés Morín realizaron un retablo e imagen de San Roque en el templo de San Sebastián de Sevilla, que fue la ermita del cementerio de clérigos del cabildo catedral luego convertido en cementerio municipal del Prado de San Sebastián clausurado en 1852. 

La imagen puede contener: 1 persona

La imagen de San Roque del cementerio de Marchena se está restaurando actualmente en el IAPH y se desconoce su autor. 

En las cuentas que, el 12 de febrero de 1579, de Luis Ponce, canónigo de la catedral, visitador del templo de San Sebastián de Sevilla se constata que la imagen de San Roque fue tallada por Gaspar del Águila, que cobró por ella 30 ducados.

La talla de San Roque y dos documentos históricos del patrimonio de Marchena serán estudiados en el IAPH

La autoría del retablo no se cita, sólo se indica que se pagaron “al entallador” 280 reales “por toda la talla del retablo que lo mandaron los terceros”. Por su parte, Vasco Pereira realizó “todo lo que está en el retablo de pinzel”, recibiendo por ello 440 reales. La actuación del pintor entendemos que se limitó a la policromía y estofado de los elementos arquitectónicos. 

Imagen

La Anunciación de Vasco Pereira en la Iglesia de San Juan de Marchena.

El cementerio nació en el S. XVIII alrededor de la ermita de San Roque

San Roque se había convertido desde el siglo XV en un santo muy popular como abogado contra las
epidemias. Esta facultad protectora situó la devoción de San Roque casi en paralelo a la de San Sebastián, e hizo que en muchos lugares se les rindiera culto conjunto.

Fiestas de San Sebastián en Extremadura

FUENTES:

La Parroquia de San Sebastian de Marchena. Manuel Antonio Ramos. 

Trabajos inéditos de Gaspar del Aguila y Vasco Pereira. El retablo de San Roque de la Iglesia de San Sebastian de Sevilla. 

 

 

Continue Reading

Historia

El lenguaje olvidado de las campanas

Published

on

No solo sonaban en Nochevieja. Desde tiempos romanos las campanas anunciaban hechos importantes como eclipses, tempestades, fuegos, o la llegada de nuevos reyes.

Ubicadas en lo más alto de los pueblos y ciudades la campana personifica la voz de lo sagrado, la voz de Dios, simbolizando a los prelados en el acto de convocar a los fieles.

Objetos litúrgicos y protectores, a medio camino entre lo divino y humano se las bautizaba a través de un ritual especial, se las bendecía y se las hacía sonar contra los males y tempestades atribuyéndoseles, incluso, milagros.

Ya usadas por egipcios, griegos y romanos en ceremonias públicos, y llegan a la Iglesia Occidental, en el siglo VI. En el 604 se mandó que en todas las iglesias católicas colocar campanas. Gregorio IX, en 1240, manda que sonara la campana mayor al alzar la ostia en misa para que quienes no puedan estar presentes, se unan al rezo en ese momento.  Es el concilio de Trento el que dicta las normas que aún siguen iglesias y catedrales.  Solo las iglesias católicas tienen campanas. Entre las campanas más antiguas están la campanilla del museo de Dublin, S. V o la del abad Sansón del Museo de Córdoba, año 955 o 925

Los toques de campanas son un código de comunicación tradicional que transmite mensajes a quien los conoce: marcan el tiempo y los ritmos de la vida.  Con el toque de ángelus a mediodía, las mujeres apuraban su faena y los labriegos aprovechaban para levantar la mirada al cielo y descansar por un instante y al tiempo reproduce estructuras sociales. Más largos para adultos que para niños, para ricos que para pobres, para hombres que para mujeres. Las catedrales deben tener cinco o más campanas; las parroquias dos o tres; y una las Iglesias de ordenes mendicantes u oratorios.

EL BAUTISMO DE UNA CAMPANA

Cada campana tiene su propia voz y su nombre y ser les bautiza en la fiesta o solemnidad del santo del cual toman un nombre y tienen su propia madrina. 

En el bautizo de la campana el celebrante viste capa pluvial blanca, invita a rezar determinados Salmos. Se bendice la sal y el agua con la que se lava la campana; después se seca con un trapo, rezando los otros Salmos. El Oficiante hace con el pulgar de la mano derecha sobre la campana una cruz con el aceite de la Santa Extremaunción; y dice una oración que se refiere a las trompetas de los hebreos convocadoras del pueblo, y después, bendice la campana, invocando las virtudes de los metales fundidos contra los elementos diabólicos y adversos.

La voz de la campana o su nota, depende de su diámetro, y su espesor. Con un diapasón se medía el sonido de la campana, y soplando con dicho instrumento, comprobaba sus notas nominales en la ceremonia de bautismo.

Tras limpiar la campana de la cruz hecha; el coro canta la antífona con el Salmo 28; entre tanto el Oficiante practica siete cruces con el dedo mojado en aceite en el exterior, y con el Crisma, cuatro en el interior. Mientras se reza la oración bendicional, se esparce por dentro de la campana del humo del incienso, y rezo de salmos.

Cuando en los días de Jueves Santo y Viernes Santo, las campanas enmudecen, y suena la matraca, rueda de madera que había en los campanarios produciendo un sonido seco y extraño.

TOQUE DE TEMPESTAD

Anuncian festividades y acontecimientos importantes, fuegos, muertes tempestades y nacimientos.

También se tocaban las campanas para visar de tempestades, para ahuyentarlas o aplacarlas, hasta que los Ayuntamientos prohibieron el toque, de tempestad, cuando la ciencia hizo más útil el pararrayos que la campana para detener la tempestad. 

El toque de tempestad, interpretado por los labriegos sonaba así:  «Tente nublo, tente tú, que Dios puede más que tú. Si eres agua ven acá. Si eres piedra vete allá».

El toque contra tormenta solía coincidir con la salida del cura a desconjurar; que equivale a realizar un exorcismo;, exorcizar. Si, pese a todo, tronaba mucho, y el cura era mal desconjurador o que el campanero tocaba mal. A veces decían que el campanero lo hacía mal aposta, porque le pagaban poco.

Fuente.  «Historia de las campanas», por Pascual Calvete del Gremio de Campaners Valencians, 1991. 

Continue Reading

NOTICIAS ANTIGUAS

enero 2021
L M X J V S D
« Dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!