Connect with us

Historia

San Francisco de Borja, el Santo perseguido por la Inquisición que fundó el colegio Jesuita de Marchena

Published

on

Las primeras fundaciones jesuitas andaluzas se hicieron al amparo de los parientes de Antonio de Córdoba (1527-1569),  uno de los primeros jesuitas andaluces.  Córdoba, (fundado por Juan Fernández de Córdoba, pariente de la marquesa de Priego, en 1553), Sanlúcar de Barrameda (por su tía Ana de Aragón, en 1554), Montilla (por la marquesa de Priego, en 1558) y Marchena (por la hija de la marquesa de Priego, en 1567).
Antonio de Córdoba, hermano de la duquesa quiso formar parte de la Compañía recibiéndolo su primo San Francisco de Borja el Duque Santo descendiente de papas y reyes. 
Según la crónica del colegio, San Francisco de Borja pasó por Marchena desde Montilla donde había fundado un colegio por deseo de la marquesa de Priego. Su hija María de Toledo, mujer de Luis Cristóbal Ponce de León, II duque de Arcos, y prima de Borja, también fundó el colegio Jesuita de Marchena que se bendijo en 1590. 
San Francisco de Borja llegó a Marchena a principios de 1554 partió con el P. Bustamante a visitar a algunos nobles andaluces en Osuna, Marchena, y Sanlúcar de Barrameda, además de Sevilla y Jerez de la Frontera. En Marchena, el duque de Arcos le cedió a un lacayo suyo llamado Zarzuela, para que lo asistiera en el viaje hasta Sanlúcar, pero a los pocos kilómetros, le cedió el caballo a Zarzuela. 
En 1609 se fundó el colegio de San Jerónimo por el licenciado Gonzalo Fernández, presbítero. Era un colegio para estudiantes pobres donde los jesuitas impartiesen clases de filosofía y moral. El lugar elegido fue junto al Colegio de la Encarnación y junto a la puerta de Osuna.

391 años de la puesta en funcionamiento del ex-colegio de San Jerónimo, en la Plaza San Andrés

Francisco de Borja y Aragón, San Francisco de Borja era bisnieto del Papa Luna, Alejandro VI, primer papa español, III General de la Compañia  de Jesus y Duque de Gandía virrey de Cataluña, en 1543 y descendiente del Rey Fernando de Aragón.  Pese a ello fue juzgado por la Inquisición y sus libros prohibidos antes de ser nombrado santo.
SABER MAS: FRANCISCO DE BORJA Y LA INQUISICION
El año 1558 se descubren grupos protestantes en Valladolid y Sevilla, afectando a los Jesuitas, a Borja y a los Ponce de León. Juan Ponce de León, primo del Duque fue condenado a muerte por Luterano.

Juan Ponce de León, condenado a muerte por defender las ideas de Lutero en 1559

En 1599  una de las obras de  Francisco de Borja Obras del cristiano  aparecen prohibidas por la Inquisición  cuando su nombre apareció entre los testimonios de algunos de los procesados por luteranismo en Valladolid.  También fueron prohibidas obras de fray Luis de Granada o Juan de Ávila.

En los autos de fe de 21 de mayo y 8 de octubre de 1559, Francisco de Borja pidió acompañar en el cadalso a Ana Enríquez, su pariente.  A finales de 1599 Borja defiende ante el Rey su inocencia y declara que no eran suyos los escritos prohibidos y a finales de año huye a Portugal y permanece allí dos años. Luego va a Roma llamado por el Papa, quedando en mal lugar la Compañia y su fama.

Finalmente se supo que los  indicios reunidos contra Borja por la Inquisición en el curso de los procesos contra los protestantes de Valladolid no eran suficientes para un proceso formal y que los defectos de su libro eran subsanables con ciertas correcciones. 

Todas las obras del padre Francisco recogidas en el tribunal de Valladolid desde la prohibición y hasta el 7 de octubre de 1559 se quemaron en el auto de fe del día 8, delante del rey.

En Roma Francisco de Borja intentó obtener una patente de ortodoxia para su libro del  concilio de Trento y logró ser elegido  III prepósito general de la Compañía de
Jesús.

Borja había casado a su hija con una familia noble procesada por ser Protestante en Valladolid. La Marquesa de Alcañices, Elvira de Rojas. Su hija doña Ana Enríquez (reconciliada). La hija de Borja Juana se había casado con D. Juan Enríquez de Almansa y Rojas, hijo de doña Elvira, y su otro hijo Álvaro casó con su sobrina, Elvira. Desde 1554 habían  mantenido una relación estrecha ambas familias.

En 1576 vieron la luz los tratados de Borja. No se trataba de una traducción exacta, algunos fragmentos se habían corregido o parafraseado. La Inquisición española aclaró en 1583 se aclaró al lector que si en el catálogo aparecían nombres de santos no era porque «estos autores se hayan separado de la Iglesia romana y de sus enseñanzas sino, o porque tales obras les fueron falsamente atribuidas, o porque hay en ellas palabras o frases dolosamente introducidas, o porque no pareció bien que se publicasen en lengua vulgar».

ENTERRAMIENTO DE LAS DUQUESAS
Fue primer rector el padre Diego de Avellaneda, rector de la Universidad de Osuna Estuvo en Madrid siendo rector del Colegio Imperial y posteriormente, en 1590
visitó la provincia de México, para posteriormente hacerse cargo del convento Jesuita de Toledo.  En abril de 1567, se bendijo la iglesia.
Se construye en tiempos de Luis Cristóbal se rodeó de artistas como el músico Cristóbal de Morales o el platero Juan Ruiz. Prestó servicios a Carlos I como general de la Armada, participando posteriormente en las exequias al emperador y volviendo a España con el rey Felipe II, siendo embajador en Francia.

Los orígenes judíos de los Toledo, y el lado oscuro del cronista Salazar de Mendoza

Su esposa era Maria de Toledo Figueroa biznieta del Duque de Alba cuyo cadáver se enterró en Santa Eulalia en 1565 hasta que terminadas las obras se trae en 1584 sepultándose en el presbiterio.
A Luis Cristóbal le sucede Rodrigo (II) Ponce de León Toledo, que fue enterrado en Santo Domingo de Marchena el 16 de enero de 1630. Su esposa María de Zúñiga Pimentel, Duquesa de Béjar, está enterrada en el presbiterio del colegio jesuita desde 1609.
Maria Zúñiga estuvo en Marchena treinta y ocho años y salió solo dos veces, a Arcos y a Benamahoma. En el palacio iba con hábito negro se rodeaba de beatas y era “una verdadera y perfecta religiosa».
A instancias de la duquesa de Arcos, fue uno de los maestros jesuitas quien dejó su clase de mayores para dar clase de gramática a don Francisco y su hermano don Manuel Ponce de León, quienes posteriormente serían duques de Arcos.

Advertisement

Cultura

Las modas cambian: cuando Paris era la norma en la feria de Sevilla

Published

on

Las ferias de finales del siglo XIX eran muy distintas a las de hoy. Al amanecer las ganaderías tomaban el real, los turistas buscaban a las Cigarreras y a las gitanas como algo exótico y las modas francesas desplazaban a los trajes andaluces. 

Grupo de mujeres en la Feria de Abril, Sevilla

La moda de Francia había invadido la moda y hasta el habla andaluza: «Oiga usted, señorita, ¿me hace usted el favor de cantar una petenera?. «Avec beaucoup de plaisir», dice la niña que habla muy mal francés y canta peor flamenco. «Donne moi un cigarrete».

Suena veces la guitarra pero va dominando el piano y aunque no están vedadas las malagueñas ni las sevillanas, suelen  oírse cuplets franceses en la feria de Sevilla según el relato de Más y Pratt.

Cinco mujeres y una niña en la Feria de Sevilla

Al alba del primer día de feria de Sevilla, el Prado de San Sebastián es tomado  por los ganaderos de Marchena, Écija, Lora, Carmona, Mairena, Morón, Estepa.

Los feriantes andaluces suelen llevar  a remolque sus familias, principalmente el tratante gitano. Las filas de carretas entran en El Prado produciendo un sonido original que procede de los crujidos de las llantas.

Los que llevan ganado boyar suelen ir al paso de sus carretas preparadas para la excursión con todos los aditamentos necesarios con toldos o tejidos de palma y bajo el tablón el cántaro de agua fresca.

Hilera de caballos y público en la Feria de Sevilla

Las caballerias llegan al Prado levantando nubes de polvo, la sangre del corcel andaluz se enciende con la fatiga y sus elásticas piernas se fortifican.

Se levantan tiendas provisionales, se amontona el ato de que forma parte la manta y la alforja, que han de servir de colchón y de almohada y se coloca en el lugar más seguro la bota de vino.

Caballos y grupos de hombres en la Feria de Sevilla

Los gitanos comienzam la tarea de los tratos, que para ellos es siempre fructuoso, corriendo como chispas eléctricas por todas partes con la faja mal compuesta, la chaquetilla arremangada, el pantalón a media pierna y el sombrero bailando sobre la coronilla.

Oiga usted excelencia, dicen a un señorito del pueblo con chaqueta de terciopelo. Tengo un tronco alazano que es el mismo que llevó al cielo el coche de San Elías.  El feriante le responde, que más bien parece propio de coche fúnebre de tercera clase, y se despide con un «que usted se alivie».

Explanada del Real de la Feria de Sevilla

Después de que se ha valido de todos los subterfugios imaginables para engañar al feriante, metiendo a los caballos agujas en la oreja para que se avispe,  saca de su petaca un cigarro y le dice con exquisita finura: por estas cruces de Dios se lleva usted el bicho mejor de la feria.

Jinete en la Feria de Sevilla

Los ingleses y franceses que vienen a Sevilla por feria quieren ver la Fábrica de Tabacos y la calle San Fernando cuando salen a bandadas como las golondrinas las cigarreras que dejan la faena muy temprano y se dirigen al Real luciendo sus mantones de manila y sus peines altos y enroscados sobre la coronilla. La Cigarrera no es gitana ni flamenca sino un compuesto de ambas.

Grupo ante una caseta en la Feria de Sevilla

Las tiendas aristocráticas aparecen cercadas de macetas de porcelana con musgos y begonias, con colgaduras de Damasco, cubiertas de alfombras, llenas de jardineras y espejos, y a la puerta de su sencilla balaustrada, butacas escaños y elegantes mecedoras donde dormitan los señores de clase media.

La alta sociedad sevillana estos días se permite usar la falda corta de raso y la calada peineta de concha, la mantilla de encaje y el corpiño ajustado de la flamenca, comen jamón dulce y pavo trufado, emparedados y pastas de vainilla y beben Jerez y manzanilla.

Pareja junto a una mesa en la Feria de Sevilla

Mas alla hay tascas de feria con carteles de vino y caracoles, menudo,  taberna, buñuelos y aguardiente. Alli se ven las hermosas gitanas de pura sangre. La flamenca, suele aparecer allí cantando por todo lo alto y ostentando todas las gracias de sus especies.

La gitana no se pone el pañuelo terciado con los flecos en la tierra sino que se envuelven el mantón y golpea las tablas haciéndoles crujir bajo sus plantas.

Dos mujeres en la Feria de Abril, Sevilla

En las buñolerías, estos gitanos apuran todo el caudal de su ingenio para formar adornos y pabellones, puede decirse que en el recinto se pone las bordadas enaguas de las gitanas y sus sábanas de novia al entrar.

Grupo en una caseta en Sevilla

Texto: Mas y Pratt en La Ilustración española y americana. 22/4/1888. Fotos: Salvador Azpiazu. 1890.

Continue Reading

Actualidad

Cuando las mulatas eran las mujeres públicas más deseadas de Osuna

Published

on

 Desde la supervisión médica al control de los negocios que tenían las mulatas en la Plaza de Abastos, Osuna muestra cómo se entrelazaban la moral, la salud y la economía en el tejido social de la época.

El lugar que una vez albergó la mancebía, luego se transformó en un corral de comedias. 

MULATAS, MANCEBÍA, NORMAS Y USOS EN LA OSUNA RENACENTISTA

En Osuna, la mancebía no solo fue un lugar de encuentro, sino también un punto focal en el esfuerzo de la administración local para regular y controlar la conducta social. Gracias a documentos preservados y estudios realizados por el archivero municipal Francisco Ledesma, es posible vislumbrar cómo las autoridades de Osuna manejaban estos espacios en el contexto de una sociedad regida por normativas estrictas y preocupaciones morales específicas.

Osuna-Plaza Mayor

Desde 1528, la mancebía de Osuna estaba situada estratégicamente junto a tabernas y mesones en la entrada de la calle La Cilla, un área que más tarde se convirtió en Corral de Comedias. Esta ubicación no fue casual; la cercanía a tabernas y mesones facilitaba el acceso y la logística de quienes frecuentaban la mancebía. Sin embargo, en 1608, la mancebía se trasladó a una nueva ubicación en la zona de El Ejido, cerca del Matadero, en la calle Juan de Vera. Esta mudanza coincide con un período en el que posiblemente se buscaba un mayor control y regulación de este tipo de establecimientos, situándolos lejos del centro y áreas comerciales principales.

La mancebía de Marchena o casa pública de mujeres era gestionada por el Duque y sus fondos iban a sufragar un colegio de estudiantes pobres de la ciudad de Córdoba fundado por Pedro López. Documento de entrega a de la mitad de sus rentas al colegio en 1572.
SABER MAS AQUI La figura del putero mayor del reino
La Plaza Ducal de Marchena como zona de prostitución en el pasado https://marchenasecreta.com/cuando-el-oficio-mas-antiguo…/
La mancebía de Sevilla y los Ponce de León
La Música de las mancebías

Osuna-Plaza Mayor

Así el lugar donde una vez estuvo la mancebía de Osuna luego acogió el Corral de Comedias, un espacio dedicado a la representación. Sin embargo, en 1781, las representaciones teatrales fueron prohibidas por el Arzobispo y el edificio pasó a tener otros usos milirares y administrativos. La mancebía se trasladó en 1608 y se llevó a la zona de El Ejido al final de la calle Juan de Vera cerca del matadero allí se compró la finca necesaria para instalar el mercadeo de mujeres.

Supervisión Médica y Regulaciones Sanitarias

Uno de los aspectos más notorios de la regulación de la mancebía en Osuna es la atención meticulosa a la salud pública. En 1619, tras la muerte del licenciado Gonzalo de Cáceres, quien supervisaba la salud de las mujeres de la casa pública, se nombraron dos sustitutos, el maestro Diego Fernández Zamora y el doctor Juan Bravo Morales. Estos médicos, en un sistema de turnos semanal, eran responsables de asegurar el bienestar de las mujeres, una tarea que además les permitía recibir ciertos beneficios económicos derivados de las rentas de la mancebía, las cuales, curiosamente, no revertían al Ayuntamiento sino que eran administradas por el Duque.

Iluminación Pública y Seguridad

Museo Arqueológico Torre del Agua

En 1529, la duquesa de Osuna, doña María de la Cueva y Toledo , esposa del segundo Conde de Ureña, Pedro Téllez-Girón, primer Duque de Osuna, financió la instalación de iluminación pública en la fuente de la villa, ubicada junto a la muralla de la Torre del Agua, zona estrecha y peligrosa, en especial de noche y además mal iluminada. Medida que trataba de prevenir actos deshonestos en una zona peligrosa para las mujeres. Este esfuerzo se complementaba con medidas como el aumento de la altura de las tapias del cercano lavadero local, para proteger a las mujeres de miradas indiscretas y posibles agresiones, prohibiendo a los mozos y hombres que se asomaran.

Jácaras: La música de las mancebías y los canallas

Osuna-Vista del pueblo y la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción de Osuna

Regulaciones Específicas de la Mancebía

Desde 1529, se establecieron normas municipales estrictas, para el uso de la mancebía como la prohibición a los hombres casados de ingresar a estos espacios, con severas multas y penas de cárcel como disuasivos. Además, a las mujeres se les restringía ejercer fuera del área designada, con penalizaciones similares. En 1580, un dato curioso es que los frailes de la orden de La Victoria decidieron construir su convento y iglesia frente a la mancebía, comenzando así un periodo de coexistencia entre espacios de moralidades contrastantes.

Osuna

Regulaciones y Moralidad en la Mancebía de Osuna: El Caso de Alonso Martín

En el estudio de las normativas que regían la vida cotidiana en Osuna durante el Renacimiento, una figura peculiar emerge a partir de las ordenanzas municipales de 1528 el «padre de las mujeres del mundo» a quien se prohibe que continuara operabando una taberna adyacente a la mancebía.

Alonso Martín, el «padre putas» en la jerga de la época era esencial en la estructura de la mancebía, actuando como intermediario y protector de las mujeres, aunque también se beneficiaba económicamente de su actividad.

Calle Sevilla

Al evitar la combinación de alcohol y la proximidad a la mancebía, las autoridades intentaban preservar el orden público y reducir los incidentes de desorden. Al entrar en la taberna junto a la mancebía donde se juntaban los hombres con las mujeres publicas, se incrementó notablemente la actividad de la casa pública de mujeres y las pendencias y allteracados. 

Con la apertura de la taberna de Alonso Martín al lado de la casa pública de mujeres había mayor trasiego de usuarios entre un local y otro. Los hombres se acercaban con mayor facilidad a las mujeres con la excusa de pedir una jarra de vino, de modo que se prohibió gestionar la taberna al mismo dueño que la Mancebíaq y se ordenó al nuevo inquilino del mesón que no acogiese trato carnal alguno en la taberna.
Osuna

Regulación de Ganaderos y Mozos

El Ayuntamiento de Osuna estableció normas estrictas para los ganaderos y mozos. Se les prohibía entrar en mesones, tabernas o casas de mujeres públicas al ir o volver del campo, a menos que hubieran asegurado adecuadamente su ganado. Esta medida buscaba evitar que los jóvenes, dejándose llevar por la «molicie» y la distracción, se involucraran en estancias prolongadas en lugares de ocio y prostitución, lo que podía resultar en el robo de sus animales o la negligencia de sus responsabilidades laborales. Los señores de los ganados se quejaban de que, a menudo, los jóvenes abandonaban sus ganados en la puerta de estos establecimientos durante varios días, lo cual generaba pérdidas económicas significativas y robos de cabezas de ganado.

Plaza de Abastos

Restricciones Comerciales a Esclavas Negras y Mulatas

En 1564, el Ayuntamiento aplicó una antigua provisión que prohibía a las mujeres negras y mulatas, fueran esclavas o no, tener tiendas en la Plaza de Abastos ni dedicarse a ningún tipo de comercio en ella. La justificación detrás de esta restricción era que la libertad económica les proporcionaba demasiadas oportunidades para involucrarse en actividades consideradas inmorales, como la prostitución o actuar como alcahuetas o intermediarias entre hombres y mujeres casadas que ejercían la prostitución de forma encubierta. Se creía que estas actividades comerciales fomentaban el desorden, las rencillas y los alborotos, y dada la popularidad de las mulatas, entre el personal masculino, también inflacionaban los precios de alquileres y productos en la plaza de abastos.

Continue Reading

Historia

Se cumplen 500 años de la historia de amor entre Catalina de Escobar y su primo hermano en 1524

Published

on

Se cumplen ahora 500 años de la historia de amor entre Catalina de Escobar y su primo hermano una historia real ocurrida entre Marchena y Paradas de la que se cumplen ahora 500 años, de la que se conserva la documentación del juicio, inbiciado en Marzo de 1524 e investigación y por la que hemos podido reconstruir su historia. 

Catalina de Escobar, hija del Alcaide del Castillo de Paradas, (Sevilla) no imaginó que su propia familia la llamaría «puta bellaca» cuando la noche del 28 de noviembre de 1523 saltó las tapias de su castillo, con la ayuda de su primo hermano Juan Escobar, que se declaró menor de edad e hijo del regidor y recaudador de Marchena Pedro Alvarez Becerril y se fugó con él.
«Escaló el muro e fortaleza del catillo del Lugar de Paradas, que es del Duque mi Señor e por la fuerza o con palabras o temores o induzimientos»  sacó a su prima hermana Catalina de Escobar, «doncella onesta, hixa de Bartolomé Escobar, Alcaide de Paradas» difunto » e de Mari Hernández de Bienvenida y se la llevó a Marchena entrando por Puerta Osuna y estuvo «usando de ella a su voluntad siendo como es su prima hermana». 
Don García de Benavides vecino de Marchena dijo que el miércoles de la semana pasada a las 5 de la mañana fue a su casa su suegra y mujer del regidor Pedro Álvarez de Becerril. Le contó cómo aquella noche a las 11 había venido a su casa su sobrina Catalina de Escobar hija del alcaide de Paradas Bartolomé de Escobar. Todo el pueblo lo sabía a esas alturas.
Al principio le había dicho que Catalina venía a curarse y que después se acostó en la cama y dijo delante de Juan de Escobar que era su marido y que había venido con él, como su marido y que por tanto ella era su suegra. Así que la suegra fue a buscar a su marido el recaudador y cuando la vio en su casa le dijo «Puta Vellaca», y que antes de agora le había de dar un bocado, y que bien sabía que había de dar aquella cuenta de sí. Así fue como los dos jóvenes decidieron huir a Estepa.
Y el dia 25 de diciembre fueron finalmente apresados y conducidos a la cárcel de Marchena, Elena García y un hijo de la viuda de Alonso Ruiz además de los primos Catalina y Juan Escobar.
El Duque hizo justicia y pidió que no se ejecutase la pena de muerte que habían previsto para el raptor, el hijo del recaudador Juan de Escobar y que a cambio se le cortara el pié y se le desterrase. La pena fue ejecutada en el rollo de picota de la villa no sin algunos cambios de última hora y fue desterrado e ingresado en la prisión de Zahara de la Sierra.
A su prima Catalina la condenaron a muerte y a perder la mitad de sus bienes, y a ser metida en un convento hasta que el Duque ordenase  pero ella apeló, pidió clemencia y dijo que había sido raptada contra su voluntad. Finalmente la condena contra ella quedó en un destierro.

Continue Reading

Actualidad

Cuando la orden franciscana entregó el cuerpo de Sor María de la Antigua al Duque de Arcos

Published

on

 Los franciscanos de Andalucía se reunían en un capítulo general cada seis años y en un capítulo intermedio que tenía lugar en San Francisco de Marchena cada tres años y en ellos se decidía el gobierno de la orden, presidido por el Duque de Arcos.
Los Duques de Arcos eran Patronos de la orden franciscana y de sus capítulos intermedios que se celebraban en Marchena por deseo del Duque  que a cambio pagaba a la orden una cantidad de dinero cada año. En este periodo los documentos indican que los conventos de San Francisco y Capuchinos estaban estrechamente relacionados entre ellos ellos y a su vez con las hermandades de Veracruz, y desde 1820 Humildad y Terceros de la Virgen de los Dolores que pasan a Santa Clara.
Para comprender la importancia que los Duques daban a los franciscanos baste citar había cinco conventos franciscanos en Marchena: Capuchinos,  Santa Eulalia, San Francisco Santa Clara y Santa María, todos dotados por la casa ducal al igual que los del resto de órdenes: jesuítas, dominicos y agustinos.   
El Convento de Capuchinos cuyos restos han sido recientemente estudiados estaba dentro del Palacio Ducal.
La orden Franciscana reunida en el Palacio Ducal de Marchena, donde estaba el convento de Capuchinos, acuerda el 15 de julio de 1632 aprobar la petición del Duque de que los Capítulos intermedios de la orden se hiciesen en el convento de San Francisco de Marchena «y no en otro» sin la autorización del Duque, y que en todos los convento franciscanos de Andalucía se dedicasen misas funerales cuando fallecía alguien de la familia Ponce de León.
Para el Duque o su Legado se reservaba  «una silla o un banco de la misma calidad que tuviere para sí el presidente de la Congregación de tal manera que si él dicho presidente él y quiere sentarse en silla se ha de sentarse en silla a su lado el dicho legado del Duque y si en banco en banco»  pero «dejándole siempre el lugar preeminente».
Comparecieron en esta asamblea los provinciales, definidores y custodios de la provincia de Andalucía de la Orden de San Francisco, Fray Pedro de Ochoa, ministro provincial, fray Juan de Urrutia, Pedro de Almaguera, Fray Mateo Bueno y fray Pedro de Benjumea, custodio.
A la vez orden franciscana cedió los «derechos y acciones» que tiene al cuerpo de la madre Antigua religiosa profesa en el convento de Santa Clara de Marchena «que al presente está en depósito en el convento de de Lora  sobre cuya propiedad tiene litigio». «Acordó el Definitorio hacer cesión de la mejor forma que de Derecho pueda a su excelencia del dicho cuerpo» mientras se llegase a un acuerdo con el convento de la Merced de Lora. A cambio el Duque funda los conventos de clarisas y mercedarias de Marchena.

Aviso de que el convento de San Francisco estaba arruinado por el terremoto. 

En 1756 no se pudo celebrar el capítulo de la orden seráfica en el convento de Marchena por estar arruinado tras el terremoto de Lisboa de Noviembre de 1755 por lo que el 20 de Enero del 56 el prior de la orden pide consentimiento al Duque para celebrarlo en otro lugar y se elige el convento de Carmona «por esta vez y sin que sirva de ejemplo», dice el propio Duque.

Recibo expedido por Félix de Castro guardian de este convento «de Menores y Capuchinos» de Marchena de haber cobrado del Duque 3022 reales. 

El 20 de Marzo de 1792 se registra orden de pago del Duque de Arcos  a la orden de San Francisco de 2200 reales para pagar los gastos de los capítulos intermedios celebrados por dicha orden en su convento de Marchena ubicado en el convento de San Francisco.
Francesco 2
Además Rodrigo Ponce de León fundó el convento de Capuchinos junto a su Palacio en agradecimiento porque los  franciscanos capuchinos le salvaron la vida dos veces.
 En 1632 Don Rodrigo Ponce de León y su hijo pagan doscientos ducados mensuales al convento de San Francisco de Marchena según documento de fray Juan de Luna Tamariz, guardián de dicho convento. Además pagaban «para las congregaciones capitulares intermedias de San Francisco en Andalucía» por lo que el Duque fue nombrado patrono protector de dicha Provincia.  El capítulo provincial de los francsicanos de Andalucia, se celebró en san Francisco de Marchena el 26 de Mayo de 1635.
La sesión estuvo presidida por Felipe Trenado de San Pedro calificador del Santo Oficio, y presidente el capítulo intermedio de Andalaucia y por el comisionado Fray Pedro Urbina comisario general presidida por el Duque de Arcos.  La invitación al Duque se hizo «por las muchas honras y favores que dicho Señor ha hecho y hace de ordinario a esta provincia y en especial en esta ocasión del capítulo intermedio».
Diego Núñez de Prado, fundador del convento de San Francisco en 1530 ocupaba el cargo de Alcaide de la fortaleza de Marchena y según algunas fuentes era hermanastro del Duque. El y su mujer eran terceros franciscanos laicos, donó sus propias casas y pagó las obras de convento. Francisco Rodríguez Santos funda la hermandad de Veracruz a instancia de Diego Núñez del Prado.
Cristo franciscano ubicado en San Miguel. 
Fuente: 
-Dos copias de las escrituras de capitulación otorgadas por el padre provincial de la orden de San Francisco y del Convento de Santa Clara de Marchena, sobre la cesión que hicieron a los [IV] duques de Arcos del cuerpo de sor María de la Antigua, monja de velo blanco profesa de dicho convento, y que se encontraba en el Convento de Nuestra Señora de la Merced en Lora. Marchena, a 15 de junio de 1632. ES.45168.AHNOB/1.2.21.7.1//OSUNA,C.171,D.11-29 
-Pagos de réditos de censos contra el Estado de Arcos entre 1736-01-01 entre 1806-12-31 , Marchena (Sevilla). 

Continue Reading

Hermandades

Gremios, calles, hermandades, hospitales y cofradías

Published

on

Las calles dedicadas a gremios en muchas ciudades tienen raíces históricas profundas. Durante la Edad Media y hasta el comienzo de la era industrial, los gremios eran organizaciones que agrupaban a artesanos y comerciantes con habilidades y oficios similares. Tenían un papel crucial en la regulación de la práctica comercial y del trabajo artesanal, además de servir como redes de apoyo social y económico para sus miembros.

El término «gremio» con este sentido específico de asociación de trabajadores de la misma actividad aparece por primera vez en Castilla en 1565, referido a la comunidad católica y en 1615 aplicado a los trabajadores de un mismo oficio.

La casa fábrica de curtidos o tenería de la villa de Marchena en el siglo XVIII

Las calles a menudo se nombraban por los gremios dominantes en esa área, que marcaban el centro de actividad para ciertos oficios. Por ejemplo, si una calle estaba llena de sastres, podría ser conocida como «Calle de los Sastres».

LAS CALLES CON NOMBRES DE GREMIOS Y OFICIOS

En Marchena tenemos calles dedicadas a gremios artesanales desde antiguo como Mesones, Almona, (Mariana Pineda), Picadero, Conejero, Cantareros, Sastres o Boteros. También calles desaparecidas como del Moral, Molino del Viento, Pozos Dulces, Pescadería, Cintera, Harina, Cantarerías viejas, Hortelanos, Carreteros, Carnicerías, Calera Viuda, Fiel viejo, calle Comedias, etc.

 

En torno al comercio y venta de seda se establece una incipiente industria de la sastrería en torno a la calle de los Sastres, que tenían como principal cliente a los Duques y sus empleados.  Las curtidurías se instalaron en una fábrica junto a la Puerta del Berral, actual Casa Fábrica.  En la tenería las pieles se convertían en cuero a través de un complicado proceso, pero también se teñían otras telas.

En épocas medeivales cuando no estaban tan extendidas las señalizaciones de calles, éstas eran nombradas por gremios lo que ayudaba a los ciudadanos y a visitantes a guiarse por las ciudades y pueblos a encontrar los productos o servicios que necesitaban.

Cantareros, la calle del gremio de los alfareros de Marchena

HOSPITALES EN MARCHENA

El Hospital de San Bartolomé estaba en la calle Sastres. Así lo recoge la escritura de compraventa otorgada por Beatriz de Córdoba, viuda de Alonso Fernández Sastre, y sus hijos a favor de García Ponce de León de un censo impuesto sobre sus bienes y unas casas y tienda que poseen en la calle Sastres que «lindaban con el Hospital de San Bartolomé» que luego se fusiona con el de Misericordia en 1552.

En 1551 se reunifican por bula papal todos los Hospitales de Marchena en la sede del  Hospital del Corpus Christi en la calle Mesones. Pasa entonces a llamarse la institución Hospital de la Misericordia. Este Hospital de la Misericordia ya existía en tiempos de Beatriz Ponce de León en torno a 1490 y era asistido por una hermandad del mismo. Los Hospitales habitualmente eran regidos por hermandades. 

En 1550 existía un Hospital de San Miguel cercano a la iglesia del mismo nombre según la documentación conservada en el Archivo Parroquial de San Juan, cuya ubicación estaría entre la iglesia de San Miguel y el Molino de Viento. El Archivo Parroquial de San Juan, conserva un documento titulado «Del Hospital y Cofradía de San Miguel» junto a la iglesia de San Miguel.

EL GREMIO DE TEJEDORES Y LA HERMANDAD DE LA VERACRUZ 
En Marchena el gremio de tejedores tenía su cofradía gremial. La hermandad del gremio de tejedores estaba en el convento de San Francisco tal y como indica el censo de hermandades de Marchena de 1770. Tras el decreto de desaparición de las hermandades gremiales, la hermandad de los tejedores se une con la Veracruz del mismo modo que la de Vaqueros y Hortelanos con la del Cristo. Encontramos pues en este periodo varias cofradias gremiales en Marchena. 

Las cofradías de gremio se presentan como agrupaciones de fieles dentro de un mismo gremio que tenían múltiples propósitos, dada las múltiples necesidades a atender, y asi asociarse para lograr metas que serían difíciles o imposibles de alcanzar de manera individual. Desde dotar fondos para casar hijas de viudas, dar enterramiento a los hermanos difuntos, etc. Este es el motivo por el que en muchas hermandades de Marchena encotramos en sus reglas textos destinados a atender multiples funciones sociales.  

Las hermandades, a menudo eran formadas por agrupaciones intermunicipiales para la defensa colectiva contra amenazas externas o abusos de poder. Estas hermandades actuaban con independencia de los poderes establecidos y a veces asumían roles legislativos, ejecutivos y judiciales.

Otra muestra de la actividad de estos gremios eran los hospitales. muchos vinculados a cofradías, fundados con fines benéficos y asistenciales para ayudar a los anaciones pobres, los peregrinos, las viudas, los enfermos o aquellos que morían en medio del campo dándoles enterramiento, caso de la hermandad de la Caridad. Algunos hospitales se especializaron en atender a ciertas enfermedades o grupos de personas, como estudiantes pobres o enfermos leprosos.

LA DIFERENCIA ENTRE HERMANDADES Y COFRADIAS

Las hermandades y cofradías son formas de asociacionismo popular que tuvieron un papel importante en la estructura social desde la Edad Media. Aunque a menudo se utilizan indistintamente y comparten ciertas características, tienen diferencias en cuanto a su enfoque y objetivos:

La calle de la Almona o de la fábrica de jabón

Mientras en las cofradías domina su componente religioso y devocional, al ser asociaciones de fieles que se unen principalmente por la devoción a una imagen y para la celebración de determinadas prácticas y festividades religiosas, ocupándose de aspectos sociales y caritativos, ofreciendo asistencia a sus miembros y a veces extendiéndose a actos de caridad hacia los pobres y necesitados.

En el contexto de los gremios, las cofradías agrupaban a personas del mismo oficio, y podían funcionar como una forma de mutua ayuda y protección profesional, aunque siempre mantenían su esencia religiosa.

En el siglo XV en las Hermandades andaluzas y sevillanas domina una orientación más secular para la defensa de intereses comunes, aunque también podían tener componentes religiosos. Su principal propósito era a menudo la defensa de los intereses comunes de sus miembros, especialmente en lo que respecta a la protección frente a abusos de poder y a la salvaguarda de los derechos municipales. 

Las hermandades podían ejercer funciones judiciales, legislativas y ejecutivas en el ámbito local o regional y estaban más orientadas hacia la autodefensa y la administración de justicia. Ambas instituciones representan la capacidad de la sociedad medieval para autoorganizarse y para proporcionar servicios y protección ante un Estado menos desarrollado y centralizado.

Como ejemplos, de hermandades con motivación económica, las hermandades de pastos, acuerdos que permitían el uso conjunto de las zonas de pastos por los ganados de localidades contiguas o próximas que nacen en Andalucia a la mitad del siglo XIII, y luego se generalizan en el XVI, como la hermandad de pastos que nace en 1501 entre Marchena, Morón, Puebla de Cazalla y Arahal. 

Telar

LA DIFERENCIA ENTRE OFICIOS Y GREMIOS

Mientras la palabra «oficio» se refiere al trabajo mismo y a la habilidad individual, el «gremio» se refiere a la agrupación organizada de individuos que practican el mismo oficio y que buscan regular y proteger su actividad económica, sus prácticas y a sus miembros. Los gremios desempeñaban un papel importante en el tejido económico y social de las ciudades durante la Edad Media y el Renacimiento, ejerciendo una influencia significativa en la producción, la economía y las políticas locales.

El gremio tenía un papel en la regulación del oficio, manteniendo estándares de calidad, regulando los precios y la competencia, y a menudo también brindando apoyo social a sus miembros. Los gremios también representaban los intereses colectivos de sus miembros ante las autoridades y el gobierno local.

Los gremios desempeñaban un papel de reguladores económicos, manteniendo estándares de calidad y controlando la competencia. Las calles asociadas a ciertos gremios podían convertirse en sinónimos de la calidad y el tipo de mercancía o servicios ofrecidos. Tener una calle nombrada en su honor podía reflejar su estatus y contribución a la vida económica de la ciudad. También servía para perpetuar la memoria del oficio y su importancia para la comunidad.

Los gremios también tenían funciones sociales y culturales, organizando eventos y festividades. Las calles que llevaban sus nombres a menudo eran escenarios de estas actividades, reforzando la identidad y cohesión comunitaria. Con el paso del tiempo, estos nombres se han conservado por su valor histórico, sirviendo como recordatorios vivos del pasado y manteniendo la historia de la ciudad tangible para residentes y turistas.

Continue Reading

Historia

Rodrigo Ponce de León and the Jews. A Forgotten page of the History of Spain

Published

on

Investigation made byJosé A. Suárez. Journalist and founder of Andalusian Sephardic. mncomcomunicacoin@gmail.com. Andalusian Sephardic Association. 744486390

The article explores the interaction between Rodrigo Ponce de León, Marquis of Cadiz, and the Jewish community in 15th-century Spain, highlighting his role in the context of the Granada war and the complex interreligious relations of the time. It unveils the figure of Isaac Abravanel, a Jewish leader, who, facing the 1492 Expulsion Edict of Jews, sought the intercession of nobles like the Marquis of Cadiz to advocate for his people. Despite efforts, the expulsion proceeded, leading Abravanel to lose much of his fortune, though he managed to save a part of it.

The article also touches on the scandal of Diego de Marchena and its influence on the Catholic Monarchs’ decision to expel the Jews, noting Juana Ponce de León’s mediating role for Diego’s family. It mentions the issue of converso clergy and the tense atmosphere in Marchena regarding the Jewish question. Lastly, it addresses the economic and social consequences of the expulsion, highlighting figures like Pedro Fernández Cabrón’s involvement in transporting and, at times, deceiving expelled Jews.

Rodrigo Ponce de León, Marquis of Cádiz, known for his role as a military strategist for the Catholic Monarchs in the Granada war, had a notable relationship with the Jewish community revealing a fascinating chapter of the Sephardic Jews, shedding more light on the role of the nobility in the context of 15th century Spain. The Marquis of Cádiz, a key figure in the War of Granada, lived in a time where Christians, Muslims, and Jews coexisted in fragile harmony.

His life and decisions intertwined with those of the Jewish community, reflecting the complexity of interreligious relations of his time. THE EXPULSION «Hear, oh Heavens! And let it be allowed for me to be heard, King and Queen of Spain. Isaac Abravanel speaks to you; I and my family are direct descendants of King David, true royal blood; the same blood of the Messiah runs through my veins. It is my heritage, and I proclaim it in the name of the king of Israel. On behalf of my people, the people of Israel, chosen by God,

I declare they are innocent and blameless of all the crimes declared in this abominable edict,» wrote Isaac Abravanel, one of the Jewish leaders in Spain upon learning of the expulsion edict. Edict of Expulsion of the Jews from Spain. «Your Honors will see that the nation will transform into a nation of conquerors who seek gold and riches, live by the sword, and reign while at the same time you will become a nation of illiterates, (…) In the course of time the once admired name of Spain will turn into a whisper among nations. Spain, which has always been poor and ignorant, Spain, the nation that showed so much promise and has accomplished so little. And then, someday,

Spain will ask itself: what has become of us? Why are we the laughing stock among nations?» ask him to Isabella the Castille, queen. 

The link between the Marquis of Cádiz and Isaac Abravanel, a prominent Jewish thinker and financier, is particularly revealing. Abravanel, facing the grim prospect of the Expulsion Edict, sought the intervention of the Lord of Marchena among others to advocate for the Jewish cause.

This relationship, though briefly documented, suggests a degree of respect and collaboration that defies the conventional narratives of the time. The powerful Jew appealed to his friends: Seneor, Cardinal Mendoza, the Marquis of Cádiz, and the Duke of Medinaceli.

Published in Granada on March 30, 1492, the General Expulsion Edict of the Jews, signed by the Catholic Monarchs the most powerful Jews at court, like Isaac Abravanel let their pleas be heard before the Monarchs and their powerful circle, among them was the Marquis of Cádiz.

Besides being a scholar, Abravanel had a successful career in the financial and political realms. He served in high positions in the courts of Portugal, Spain, and later, Naples. He was known for his skill in financial and diplomatic matters, serving as advisor and financier to kings.

ABRAVANEL SOUGHT HELP FROM THE MARQUIS OF CÁDIZ

Among the doors Abravanel knocked on asking for help were Seneor, Cardinal Mendoza, the Marquis of Cádiz, the Duke of Medinaceli as he himself wrote in his work «Commentary on Kings». “I asked my good friends among those who see the King to intercede on behalf of my people, and some nobles gathered and decided to address the king firmly and determinedly, urging him to withdraw the hostile decrees and abandon his plan to destroy the Jews”— but all was in vain.

«The king “closed his ears like a mute cobra, and would not change his attitude for any reason, and the queen is by his side to strengthen his wicked thought, persuading him to carry out his work from beginning to end”, Abravanel chose not to convert to Christianity and so was expelled, losing much of his fortune although he was allowed to take 2,000 gold ducats and other belongings, despite the expulsion decree prohibiting the exit of gold, silver, and coined money, embarking from the port of Valencia on the last day of July.

He first moved to Naples and then to Corfu and finally to Venice, where he spent his last years. Other Jewish leaders of the time like Abraham Seneor, 80 years old, the Rabbi and the Chief Judge of the Jewish communities of Castile, the royal lessee, the powerful Jew trusted by Queen Isabella was baptized in the monastery of Guadalupe on June 15 of that year, before the Catholic Monarchs, taking from then on the name of Fernán Pérez Coronel.

Abraham Seneor Fernán Pérez Coronel died in 1493, shortly after his conversion.

THE SCANDAL OF DIEGO DE MARCHENA: THE ROOT OF THE EXPULSION

This fact is significant as experts believe that the decision of the Catholic Monarchs to expel the Jews was influenced by the case of the man from Marchena, Friar Diego de Marchena burned at Guadalupe in 1485 for openly Judaizing within the Catholic church.

For years Juana, sister of Rodrigo Ponce de León, and wife of the lord of Teba mediated without success before Juan de Guzmán, the famous corregidor of Fuenteobejuna, who refused to release the family of Diego de Marchena, captured in Teba when they were fleeing from Marchena, which was court and Palace of the Ponces to Muslim Málaga to continue living as Jews after the violent anti-Jewish riots of Córdoba in 1473. Castle of Teba.

Virgen de Guadalupe. Extremadura.

JUANA PONCE DE LEON, MEDIATES FOR THE FAMILY OF DIEGO DE MARCHENA

In 1461 Juana Ponce de León tried to get the family of Diego de Marchena, his parents Luis González de Molina and his mother Marina González both Judeo-converts born in Marchena, his sisters and his brothers-in-law, to confess or take the sacraments, but she did not succeed; rejecting conversion to Christianity and remaining captives for ten years, dying in prison his father and sister. Friar Diego sent letters in 1481 asking for help from the notables of the kingdom and his own family, twenty relatives from Carmona, also Jews.

The letter reached the hands of the inquisitors of Sevilla, Fr. Juan de San Martín and Fr. Miguel de Morillo, who went to Carmona to investigate, and Diego’s family had to flee to Portugal to save their lives.

These two first Inquisitors of Seville asked the same year to Rodrigo Ponce de León to stop sheltering Jews and conversos on his lands.

Guadalupe. Extremadura.

TEN YEARS OF CAPTIVITY

That same year the conversos from Seville were fleeing the city before the arrival of the first Inquisitors. Friar Diego de Marchena was a friar of hieronimous convent of San Jerónimo de Sevilla.

After ten years of captivity he rescued the part of his family that had not yet died and took them to the monastery of Guadalupe, burying his father in the cemetery of the friars, which caused such a scandal in the monastery that it gave rise to the first major case against the conversos in Guadalupe.

The heretics of Guadalupe paid fines that amounted to 50,000 pesetas -2.7 million maravedís- with which the hospedería for the visit of the Catholic Monarchs was built. The work was started in 1487 by the master Juan Guas, who also worked for the Ponces de León in Marchena adding the savages to the Door of Marchena and finished in 1492.

Teba. Malaga

THE PROBLEM OF THE CONVERSO CLERGY

After the expulsion, and the relentless inquisitorial activity the problem of the converso clergy, would intensify in the 16th and 17th centuries with new waves of conversos coming from Portugal resettling in Castile.

THE CASE OF THE PRIEST OF SAN MIGUEL DE MARCHENA

The war to the death between the priest Francisco García in 1525 and the other members of the local clergy among mutual accusations of Judaism in relation to the church, then the hermitage of San Miguel where he lived clearly shows the atmosphere that the Jewish question provoked within the church. García accused his colleagues of Judaism and presented himself as a hammer of heretics. «Would that the friar preachers came soon to Marchena!»,

San Miguel Marchena

García observed ironically when commenting on that offer to the duke, for with their arrival the tribunal of the Holy Office would be established, the bones of the conversos buried in the cemetery (Christian, of course) would start to burn and the sanbenitos of the penitents would hang in the church.

“With great sorrow I complain to God about those who dislike me so much without reason for it. I would like us to appear before Your Honor and they would say the complaint they have against me and why they dislike me so much, since I wish them well. Would to God that the friars accepted their Plea! It might be that sometime they would see in this church hanging the skins of their fox relatives, that demoliuntur vineas[4], because, going there the Order of the Preachers, to whom the Holy Inquisition was given, the first thing they would do was to unearth the bones confess them that are buried there and banish the hyssop water that a tailor comes to throw in this virgin land payment on the graves of their ancestors” writes priest García.

THE CASE OF FRAY LUIS DE LEÓN

On July 14, 1573, Father Agustín de León, 32 years old, native of Marchena, Seville, abbot of San Saturnino de Medina del Campo, professor at the monastery of La Retuerta, master of art and Theology, testifies against the Augustinian poet Fray Luis Ponce de León Valera, before the Inquisition.

The converso writer Fray Luis de León was called Fray Luis Ponce de León Valera, was from Belmonte, son of Inés Varela and Lope Ponce de León, court lawyer, both branches of conversos and most of his life lived between Granada and Seville, nephew of Francisco Ponce de León professor in Salamanca.

Fray Luis de Leon. Salamanca.

The Granada district of Puerto Lope that was owned by the Ponce de León family was bought by Lope de León, father of the poet to found his own entailed estate, in 1559.

The poet’s family served in Belmonte to Juan Pacheco Marquis of Villena, and his brother the Count of Ureña Juan Téllez Girón, who founded the house of the future Dukes of Osuna. Miguel, brother of fray Luis, was councilor in Granada and procurator of the city in the Cortes of Castile of 1563 and in those of Córdoba in 1570.

His brother Cristóbal, was procurator of Granada in the same Cortes De Córdoba. Agustín de León, friar from Marchena testified before the Inquisition that three years before being a student in Salamanca he waited for Fray Luis de León at the exit of his classroom and once they were alone he asked the poet if it was true that the Vulgate bible contains many poorly translated passages.

Luis replied that yes and that it is not an opinion totally contrary to the doctrine of the vatican Council of Trent. Fray Luis de León defied the church’s rules by daring to translate the bible directly from Hebrew, following the teaching of the humanist school of Salamanca and Alcalá de Henares for which he spent five years in jail before being declared innocent.

The Inquisitors of Granada wrote «The imprisonment of Fray Luis de León, which was made in Salamanca by the Holy Office, Inquisition of Valladolid, would have been for departing from the interpretation of the Vulgate edition approved by the Council of Trent and for following interpretations of Rabbis that Judaize.

THE CONSPIRACY OF SEVILLE

The public positions and wealth of the Ponces de León, the second greatest fortune in Seville, after the Guzmáns, made them protagonists of the most important events of their time, and if Pedro Ponce de León Lord of Marchena, who founded Paradas, repopulated Chipiona and bought Los Palacios was Alguacil Mayor of the city during the pogrom of 1390, Sevilla, in a context of plague epidemics and Sevillian noble wars in which the conversos would be protected preferentially by the Guzmáns.

Ferrán Martínez, Archdeacon of Ecija who launched the masses to destroy half of Spain’s Jewish quarters, held the position of testamentary executor of the Lord of Marchena on his deathbed.

The conversos again asked for protection to the two largest noble houses of the city Ponces and Guzmanes after the arrival of the Inquisition in Seville in 1480, which accuses a series of converso members of the municipal Cabildo of conspiring against the Inquisition.

In the midst of the Sevillian noble wars between the Ponces and Guzmanes, in Tablada in 1471 «the one from Medina Sidonia went out of the city walls with his people there was a great multitude of confessos (jews conversos) «who loved and wanted the Duke (of Medina) too much» according to Bernáldez while with the Ponce went troops from Marchena and the rest of their towns.

Beatriz Pérez, professor at La Sorbonne, Paris, has documented the notably higher number of conversos who chose the Guzmanes over the Ponces, so that Sanlúcar became the Andalusian capital of the conversos fled from Seville, in that time, followed from afar by Marchena and Arcos.

The relationship between the members of the conspiracy of Seville in 1480 and the Ponce de León, Dukes of Arcos, is mentioned in the document «Seville 1480: a converso conspiracy against the Inquisition?» by Isabel Montes Romero-Camacho.

Pedro Fernández Benadeva, one of the conspirators, who was the first to burn, had family relations with various branches of the two great families of the high nobility of Seville, the Guzmanes and the Ponce de León and his family fled to Marchena. Another of the conspirators, the member of the city council of Sevilla, Pedro de Jaén, 1471. was married to doña Inés Ponce de León, daughter of Pedro de Pineda, another of the families that controlled Seville for the Ponce family.

THE INQUISITION WARNS RODRIGO PONCE DE LEÓN

In September 1480 the Catholic Monarchs appoint the first two inquisitors, Spaniards by doccument of pope Sixtus IV (Nov 1, 1478) the Dominicans Miguel de Morillo, later first Inquisitor General and Juan de San Martín who in November settle in the castle of San Jorge, Triana, Sevilla, seat of Inquisition.

At the end of 1480 the bonfires of the Spanish Inquisition begin to burn for the first time in Spain, in the city of Seville and shortly after, on January 2, 1481 the Dominican inquisitors Miguel de Morillo and Juan de San Martín order Rodrigo Ponce de León Lord of Marchena not to shelter in Marchena or any of his other villas the fugitive Jewish conversos under penalty of excommunication, confiscate dignities and offices, deprivation of lordships and vassalages «for protector and harbinger of heretics» executing civil and criminal penalties if in the future said fact was repeated.

Andrés Bernáldez, priest of Los Palacios, city owned by the Ponce de Leon family, in his “Memories of the Reign of the Catholic Monarchs” tells that «many people came out of the city of Sevilla; (Jews) especially, to the land of the Marquis of Cádiz, lord of Marchena.

More than eight thousand souls came to Mairena, Marchena, and los Palacios, and he ordered them to be welcomedm and do them so much honor”. That is, the Jews left the lands of the King for ducal lands where the Duke exercised independent justice from the King.

Precisely for this reason the Inquisition warned them. Among those who fled from Seville to Marchena was Isabel Suárez, the wife of the burned Benadeva, councilor of the city of Sevilla, and the Susán family, were distributed by various lordships: Juan Gómez de Susán and Pedro de Susán retired to Marchena.

But the majority of conversos from Seville fled to Sanlúcar de Barrameda.

THE CONVERSO FRIENDS OF RODRIGO PONCE DE LEÓN MARCHENA

The servant and the accountant of the Duke, appear in the list of conversos reconciled in Marchena by the Inquisition in 1496 in addition to two mayors of Marchena and Carmona in addition to a group of tailors, and auxiliaries. Ruí García reconciled, servant of the already deceased Marquis of Cádiz, resident in Marchena, paid 5000 maravedís to be reconciled.

Likewise, the list includes Pedro López Pliego reconciled notary resident in Marchena. In 1490 the bachelor Luis Sánchez and Mateo de la Cuadra, residents in Seville, determine the destiny of the goods of the servants of the duke of Cádiz, who were condemned as heretics.

Dead Rodrigo Ponce in 1492, his descendant Rodrigo the I Duke of Arcos and his widow, continue having lawsuits with the Sevillian justice, for the payment and collection of rents of condemned jews cinsidered heretics, related to the House of Arcos.

The first Duke of Arcos and his tutor and mother, Beatriz Pacheco, widow of Rodrigo Ponce, Marqués de Cádiz refuse to deliver the inheritance, fortress, pastures and lands that were of Pedro Fernández Cansino, twenty-four of Seville condemned for heresy.

It remains to be seen if they protected the jewa familes or kept part of the goods or both. In a document from 1501 the I Duke of Arcos Rodrigo Ponce de León, and his mother Beatriz Pacheco oppose the collection of rents from «heretics jews» inside his lands, the state of Arcos. The collection entails the identification of the Judeo conversos and their fixation in the lists. Shortly after the Catholic Monarchs ask the officials of the State of Arcos not to obstruct the work of the Inquisition.

The State of Arcos included vast areas of the province of Seville such as Marchena, Paradas, Mairena del Alcor, numerous houses in Seville and Utrera, Los Palacios, in the Sierra de Cádiz. Arcos, Ubrique, Grazalema, El Bosque, founded as a hunting ground of the Duke, numerous properties in Jerez, and on the Cadiz coast Cádiz until 1492 and until the 19th century Rota, Chipiona, and the Isla de León, San Fernando.

THE BARRERA, A CONVERSO FAMILY FROM MARCHENA

In 1533 Pedro de la Barrera, was secretary of the Duke of Arcos, coming from a converso family. However, in a proof of cleanliness of blood from 1574 nuances are shown in this regard. From the family of Juana de la Barrera, from Paradas says a witness that «there are two lineages of Barreras, the old Christians and the others jews confessos, and that the lineage from which the said Juana de la Barrera comes is from».

Another neighbor from Marchena says that: «there are three lineages of Barrera in this town: one is of jews confessos, the other of Moriscos and the other of old Christians», belonging Juana de la Barrera to the «good lineage of the old Christians, lineage very known in this town».

Alonso de la Barrera son of Pedro from Seville, condemned as a Jew, appears in the list of those reconciled by the Inquisition in Marchena in 1495 and paid 2,500 mrs in exchange for continuing to live.

TOLEDO

In 1486 Rodrigo Ponce de León orders from Marchena that of all the groups of Jewish slaves that they captured with their ships in the strait «one of them, that is good and young, for the best price that you could. And give it to my relative, special friend, lord mosén Diego de Valera».

Diego de Valera, (1412-1488) was a diplomat of King Juan II in several points of Europe and in 1429 squire of Prince Don Enrique he settled in El Puerto de Santa María and since 1477 belonged to the Council of the Catholic Monarchs.

He wrote a Chronicle to the Catholic Monarchs. Diego de Valera and Juan Pacheco, father-in-law of Rodrigo, knew each other from a very young age. Both coincide in the court of Juan II being teenagers, where they assist the crown.

The knowledge and medical discipline that was transmitted from parents to children continued to be a cultural heritage of the Jews, but by converting to Christianity Alfonso Chirino, father of Diego de Valera and Judeo converso from Toledo, was able to enter the University, and became a physician of Juan II (1406-1454) professor of medicine, court physician, mayor and chief examiner of the physicians and surgeons of the kingdoms of Castile and lordships and author of several works of medicine– Mirror of medicine– his Testament and «Less harm of medicine» based essentially on medicinal plants printed for the first time in Toledo in 1505 and reprinted thirteen times in the 16th century being the last in Seville in 1551.

CÁDIZ

Among the Jews who provided services to Rodrigo Ponce de León in Cádiz, the Chirino family stood out. During the mandate of the Lord of Marchena Jewish and Genovese merchants gain specific weight in the government of the city and appear as lenders of the Ponces in Marchena.

The corsairs and pirates in the service of Rodrigo Ponce de León were very active at the end of the 15th century while the city of Cádiz was part of the State of Arcos, 1467 – 1493. for being the city an important slave markets.

Among them were Alfonso Chirino, who was dedicated to buying Jewish slaves made prisoners in the domains of Rodrigo Ponce, Lord of Marchena, the Marquis of Cádiz, in the Strait of Gibraltar.

The Chirinos of Jewish origin had a presence in Cádiz before 1467, holding important positions in the city. In 1485 the lease of the major rents of Cádiz was controlled by five Genoese (Jácomo Sopranis, Mateo Viña, Tomás Sauli, Juan Vivaldo and Francisco Adorno) by direct order of Don Rodrigo and a Jew Mosé Abén Semerro, lender of the Duke.

On Friday, December 2, 1485 «came Alfonso Cheryno» aided by Antón Bernal, Judeo-converso, «with his caravels, that were armed in the Strait, and brought 30 Moors thereof wounded and two Moorish women with two boys and a girl, and eight heads of Jews and Jewesses, large and small, which are all 153 heads; and fifty-five skeins of silk».

«And that of Antón Bernal had 36 heads of Moors and Moorish women and Jews and 158 skeins of silk» is read in the accounts of Cádiz. Some notable members of the family include Alfonso Cherino, who was servant of Rodrigo Ponce de León and dedicated himself to business in Andalusia and Toledo.

Diego Cherino was appointed archdeacon of Ronda by Diego Ponce de León. Fernando Cherino had a role as royal official in charge of supplying the army of the Catholic Monarchs in Cádiz, and Cristóbal Cherino was sent to court to deal with commercial matters with Berberia. From all this sale the Lord of Marchena kept a part and delivered another part to his captains.

PEDRO FERNÁNDEZ CABRÓN TRANSPORTED JEWS TO NORTH AFRICA AFTER THE EXPULSION

When the expelled Jews in 1492 arrived in Cádiz looking to cross the strait Pedro Cabrón became famous for his cruelty since he promised them that he would take them in his fleet to Oran with all their riches but left them abandoned to their fate in Málaga and Cartagena, and stole their riches.

Pedro Hernández Cabrón was a merchant, councilor of the city, pirate and warrior from Cádiz who provided services to Rodrigo Ponce, such as creating a fleet in April 1486 to go to Salé (Morocco), to trade products prohibited by the King like gunpowder and hemp».

In 1473 Cabrón, with Juan Sánchez de Cádiz, Mayor of the Castle of Rota and Juan Suazo, Alcaide of the Island of León, attacked the fleet of the Guzmanes, punished and pardoned five years later participates in the conquest of the Canary Islands, alongside Pedro de Vera, right hand of Rodrigo Ponce.

From there begin to arrive Guanche slaves to Marchena and the rest of Andalusia. In 1473, on The Island of León, a historical episode was gestated that gave rise to the expression «you are a cabrón».

The Ponces de León collaborated with Pedro Hernández Cabrón in the context of the intense rivalry between the Ponces de León and the Guzmán. Cabrón, known for his violence, inspired the expression due to his atrocious actions.

The secret meeting between Rodrigo Ponce de León and Cabrón in The Island of León resulted in the purchase of a tuna trap and in «cabronadas» against Jews fleeing from Cádiz.

Cabrón offered to transport Jews fleeing Spain in 1492 to safe ports outside Spain, but he deceived them and robbed them, giving rise to the phrase «cabronadas».

UTRERA

Currently, an archaeological excavation aims to define the exact location of the Utrera synagogue, which would be one of the largest in Spain.

The absence of legitimate descendants forced the House of Arcos to marry into the Judeoconverso aristocracy like Beatriz Ponce de León who marries the converso Pedro de Pineda, a family trusted by the Ponces who controlled for them the city of Seville and their grandsons D. Juan and D. Rodrigo marry daughters of another converso Antonio González de Almonte and one of his great-grandsons,  D. Juan Ponce de León, marries the Portocarrero also conversos.

Continue Reading

ACTUALIDAD

Actualidad1 día ago

Opinión: Lo que Jesús Lino nos enseñó

JOSÉ A SUÁREZ. PERIODISTA Escribir sobre Jesús Lino Rodríguez, apenas unos días después de haberse ido con 74 años y...

Actualidad1 día ago

Jesús Lino, el ‘quinto Beatle’

Le encantaban los Beatles, porque la música del cuarteto de Liverpool representaba un modo de romper sin distorsionar, una manera...

Actualidad1 día ago

Jesús, a ver si nos vemos

Quico Chirino.  Director Diario IDEAL DE GRANADA Se ha escuchado el grito retumbar en el zaguán: ¡Fran! Solo una persona...

Actualidad2 días ago

Este viernes se entregan los premios del Certamen Literario de Marchena

Este viernes se entregan los premios del certamen Literario Villa de Marchena a las 20,30 e el salón de actos...

Actualidad2 días ago

Mañana se presenta un libro guia sobre la visita de Felipe V a Marchena que será recreada el 24 de Abril

El própximo 17 de Abril a las 12 del mediodía en el IES Lopez de Arenas se presenta un libro...

Actualidad2 días ago

Sale a la venta el libro disco de Sandra Carrasco, David de Arahal y Manuel Martín dedicado a Pepe Marchena

Sandra Carrasco, la voz contemporánea del flamenco, ha lanzado hoy un proyecto que es tanto un homenaje a su padre...

Actualidad2 días ago

Cuando las mulatas eran las mujeres públicas más deseadas de Osuna

 Desde la supervisión médica al control de los negocios que tenían las mulatas en la Plaza de Abastos, Osuna muestra...

Actualidad2 días ago

Las monjas de Santa María presentan este miércoles nuevo disco dedicado a su cuarto centenario

El Convento de La Purísima Concepción de Marchena se viste de gala para celebrar su cuarto centenario. El próximo 17...

Actualidad3 días ago

Fuentes de Andalucía celebra el día de la República

Durante los próximos días Fuentes de Andalucía acoge unas jornadas para poner de relieve los valores republicanos y principios como...

Actualidad4 días ago

Salen a concurso las obras del nuevo museo de Marchena por algo más de tres millones de euros

El Ayuntamiento de Marchena (Sevilla) ha sacado a concurso hasta el seis de Mayo y por algo más de tres...

Actualidad6 días ago

Descubre la Magia de la Sierra de Cabra: Senderismo, Historia y Naturaleza

La Sierra de Cabra en Andalucía es un destino que ofrece una experiencia única para los amantes de la naturaleza,...

Actualidad6 días ago

Ya se puede solicitar el «Bono Carestía»: 200 Euros para Familias vulnerables con hijos

Hoy se abre el periodo de solicitudes para el Bono Carestía, ayuda económica de 200 euros, destinada a apoyar a...

Actualidad6 días ago

La obra de Pedro Salinas «Los Santos» regresa a la Sala Carrera este Viernes

En un esfuerzo por enriquecer la experiencia educativa de los jóvenes estudiantes de la localidad, la obra «Los Santos» de...

Actualidad7 días ago

Este viernes, traslado de las imágenes de la Veracruz a la Parroquia de San Juan a las 21,30 por obras en la calle San Francisco

La Hermandad de la Veracruz ha anunciado el traslado de sus imágenes a la Iglesia Matriz de San Juan Bautista...

Actualidad7 días ago

Qué hacer este fin de semana en la campiña sevillana

Esquimo Fest este sábado en Arahal Nueva edición del Esquimo Fest este sábado 13 de abril en el Parque de...

Actualidad7 días ago

Concierto solidario de La Sonrisa de Abril a beneficio de Cáritas el día 13 en Sala Carreras

El próximo sábado 13 de abril de 2024, la Sala Carrera de Marchena se convertirá en el escenario de un...

Actualidad1 semana ago

Las X Jornadas de Emprendimiento se centran en ciberseguridad, Machine Learning y gestión Hospitalaria

Marchena se prepara para ser el epicentro del emprendimiento y la innovación con la celebración de las X Jornadas de...

Actualidad1 semana ago

Rutinas que ayudan a combatir la astenia primaveral

La astenia primaveral es un estado de fatiga o debilidad generalizada que suele aparecer con el cambio de estación, afectando...

Actualidad1 semana ago

Desfile de una centuria romana con música en Ecija con motivo del festival romano del 10 al 14 de Abril

Écija, conocida por su rica herencia romana, celebra el El VII Festival Romano del 10 al 14 de abril de...

Actualidad1 semana ago

Agentes tutores para vigilar que menores no beban alcohol en la Feria

La Feria de Sevilla contará este año por primera vez con una unidad específica compuesta por 30 agentes de la...

Facebook

#AYTO DE MARCHENA #Fiestas Agenda Andalucia Andalucía Sefardí Arahal Arte Carmona Carnaval cine Cuaresma cultura Cádiz Ecija Flamenco Fuentes de Andalucía Gastronomía Hermandades Historia Investigación Jesús Nazareno Junta de Andalucia Libros Marchena Morón música Navidad obras Opinión Osuna Paradas patrimonio Policia Local Politica Portada Renfe Salud Semana Santa Sevilla sucesos Turismo Utrera Veracruz viajes Virgen del Rosario

abril 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!