Connect with us
Multigestion Publi

Cultura

Paloma, La Marchenera, un desconocido mito inspirado en Carmen y en el siglo XIX marchenero

Published

on

«La Marchenera» es una zarzuela creada por Federico Moreno Torroba músico madrileño que desde 1928 lleva el nombre de Marchena por toda España y el mundo. Su pieza más famosa es La Petenera interpretada por los más grandes tenores y sopranos. La cantaora flamenca Sara Salado participó en la zarzuela que da vida a Paloma La Marchenera en el teatro de la Zarzuela de Madrid en 2015.

LIBRETO DE LA MARCHENERA

La Marchenera no se basa en hechos reales, pero está ambientada en una venta a las afueras de Marchena, concretamente en la zona de La Ventilla en 1842, época de los bandoleros. En su segunda parte se ambienta en la feria de Mairena.

la_marchenera_20160212232126

Si Carmen había sido un éxito mundial, el libretista de Torroba, Fernando Luque, imaginó que Paloma, La Marchenera, era una mujer  cantaora, valiente y rebelde, hija de un cantaor flamenco, cuyo amor se disputan un comerciante rico y un conde.  Ahijada de la Jeroma, la dueña de la venta, Paloma tenía esa valentía que enamora a los hombres que desean dominarla, siendo finalmente dominados por ella.  Cárdenas el mayoral del conde pone el elemento político al formar parte de una partida  de bandoleros que lucha a favor del alzamiento republicano en Sevilla.

Pastitura La Marchenera

Todos los elementos que aparecen en La Marchenera, bandoleros, republicanos, flamencos y gitanos, existieron en realidad en Marchena en la época en la que está ambientada la zarzuela.

El tren, la luz eléctrica y la revolución llegan a Marchena en 1868 y en el 69 el cura Pedregal toma el Palacio Ducal ondeando la bandera republicana por vez primera ayudado por un ex comandante de la Guardia Civil llamado Antonio Navarrete lider de revueltas campesinas. (La Iberia  de 9 de octubre de 1869) . La Gilica, primera cantaora flamenca  de la que se tiene constancia escrita en Marchena, fue María del Carmen de los Reyes Torres, nació en  la calle Quemada en 1866 y bautizada en San Miguel creó dos estilos de Soleá y se casó en Marchena con Juan Jiménez, tío de Melchor de Marchena.

la_marchenera

Los Conejero, se dedicaron al bandolerismo mas los muchos que venían de la Sierra de Estepa como el Pernales, el Vivillo, o los siete niños de Ecija.

Somerset Maugham escritor americano viajó a caballo de Sevilla a Écija, Marchena y Mairena en 1897, tierra «famosa por los bandoleros y forajidos», escribió donde hace más de 30 años que los hombres de negocios que viajaban en mulas «podían fácilmente sufrir un secuestro hasta que a sus amigos les pidieran un rescate donde las orejas y los dedos eran enviados como prueba». Para luchar contra el bandolerismo nació la Guardia Civil hace 175 años en 1844.

Resultado de imagen de Teatro de la zarzuela la marchenera de moreno Torroba sara salado

Según Maugham la Guardia Civil a menudo disparaba por la espalda a los bandoleros capturados, camino de juicio en Madrid, con la excusa o con la evidencia de que trataban de huir, sabiendo que en la capital, a cambio de dinero, probaban su inocencia y volvían de nuevo al sur.

Imagen relacionada

Laureano Conejero a la derecha, un bandolero de Marchena

El juzgado de Marchena condenó en 1853 a doce años de cárcel a Juan Cano, a petición de la acusación particular ejercida por Antonio Alvarez Chocano, periodista y empresario estepeño, que sabía que en Estepa los hermanos Cano, comprarían al juez. Juan Cano, Alcalde de Casariche amparaba a los bandoleros de Estepa como Pernales y Juan Caballero en los cortijos de su familia y en el propio Ayuntamiento.

Los siete niños de Écija asaltaron un grupo de carretas en Marchena el 20 de agosto de 1814 en la finca La Tinajuela.

En 1908 el bandolero marchenero Laureano Conejero, y otro dos bandidos mataron dos guardias civiles que lo llevaban preso en un tren. Durante diez días huyeron a pié de Jerez a Estepa, pasando por Marchena. 10 día después fueron apresados en Pedrera.

En 1884 un tío suyo hermano de su padre, Antonio Conejero, fue ejecutado en la Plaza Ducal, tras asesinar y robar en el campo a un vecino de apellido Baeza. El consejo de guerra lo condenó el 3 de febrero a morir por garrote vil.

Resultado de imagen de Somerset Maugham

Somerseth Maugham, escritor americano que vino a Marchena buscando bandoleros

Buscando noticias sobre bandoleros Somerseth Maugham recorrió a caballo las seis leguas de Ecija a Marchena. Al llegar a Marchena en Marzo de 1897 llovía y mucho. Le dieron refugio en los cortijos y durmió en las posadas de la calle Mesones muy cerca de la ventilla.

Imagen relacionada

Primer uniforme de la Guardia Civil

En 1906 el estepeño José Camargo El Vivillo, ex picador de toros, mandó un anónimo amenazando al ganadero local José Ternero reclamándole mil pesetas a cambio de que le dejaran en paz el ganado. Sus ocho hombres fueron vistos en el apeadero de Ojuelos en 1906 según El Imparcial de 17 de junio.

Resultado de imagen de Jose Camargo El Vivillo

El Vivillo, bandolero de Estepa

 

Actualidad

Pen Cap Chew celebra sus veiticinco años de vida este sábado 24 de agosto

Published

on

By

El Sábado 24 de Agosto a las 23 horas  los Pen Cap Chew se reúne para conmemorar el veinticinco  aniversario su nacimiento con un concierto en Sala Akasha que unirá a sus amigos y colaboradores de Marchena y de fuera con los que han tocado  o trabajado en este primer cuarto de siglo.

Pen Cap Chew volvió a los escenarios en un concierto en la Sala Holländer en junio de 2019 y con expectativas de continuar.

Influenciados por Nirvana y grupos similares Pen Cap Chew nació en Marchena en 1999, integrado inicialmente por Jesús Casado (voz), Ernesto Mesa (guitarra), Gerardo Fernández (bajo), Pablo Calderón (guitarra) y Pepe Benítez (batería) y dedicado a versiones del grupo Nirvana. Precisamente de una de las primeras canciones de la banda de Seattle tomaron el nombre.

Actualmente está compuesto por Daniel Romero (guitarra y voz), Ernesto Mesa (bajo),  Pepe Benítez (batería), Agustín Piña (guitarra). Sus antiguos miembros son  Javi Romero (batería), Alex Vega (bajo),  Jesús Casado (voz),  Gerardo Fernández (bajo),  Pablo Calderón (guitarra), María Álvarez (voz).

Tras actuar por España y Portugal, la banda graba sus dos primeros discos con una demo en (2005) y Let it go (2007), mientras que su primer  disco se llamó Pen Cap Chew. Ganan los concurso de rock de Loja (Granada), Torredelcampo (Jaén), MarchenaRivasVaciamadridGerenaDoña Mencía Mieres Sax (Alicante) o el Certamen del Instituto Andaluz de la Juventud de 2008 en Granada.

Sus trabajados discrográficos son Pen Cap Chew en 2009, Love en 2011 y Dr.A su último trabajo en 2014.  Tras una gira de conciertos por la provincia, la banda se toma un nuevo paréntesis en 2016 y reaparece en 2019.

 

Continue Reading

Actualidad

Quico Chirino: «Nunca se sabrá donde está enterrado Federico García Lorca»

Published

on

By

El parque Federico García Lorca en Alfácar, Granada se levantó en 1986 en el lugar donde se cree fue asesinado el poeta en 1936, en un punto indeterminado entre Víznar y Alfacar. Ayer como cada año se celebró un homenaje al poeta en Alfacar. 

Anoche en Alfacar Carmelo Gómez puso voz a los poemas de Lorca. «Mar, Adónde vas?, Río arriba voy buscando, fuente donde descansar. Chopo,¿Y tú que harás?. No quiero decirte nada. Yo, ¡temblar!. ¿Qué deseo,qué no deseo,
por el río y por la mar?.  Cuatro pájaros sin rumbo en el alto chopo están», (Federico García Lorca).

Debajo de la fuente del parque que lleva el nombre del poeta en Alfacar hay unos sacos con huesos. ¿Son de Lorca?. Ni la Junta ni la familia del poeta dan los permisos para buscar, tras dos excavaciones fallidas en otros tantos puntos. Su sobrina nieta Laura García Lorca nunca ha dado permisos para buscar los huesos del poeta, por eso a él nunca se le ha buscado, aunque sí a los de las otras tres personas fusiladas con él, por expreso deseo de sus familias.

En el barranco de Víznar, fueron fusiladas centenares de personas en 1936 durante décadas, los niños de la zona jugaban al fútbol con los huesos que encontraban, muy superficiales. Pero, ¿dónde están los huesos de Lorca y porqué no aparecen?.

Las dos teorías sobre el paradero de los huesos de Lorca resultaron ser falsas. Una, la de la fosa bajo el olivo de Alfácar donde luego se construye el parque que lleva el nombre del poeta y donde supuestamente yacían los banderilleros anarquistas Galadí y Arcollas, el maestro republicano Dióscoro Galindo y el poeta granadino universal, defendida por Ian Gibson, avalada por testigos presenciales. Se desechó tras no encontrarse huesos.

Tampoco había huesos al otro lado del barranco de Víznar en el lugar indicado por Molina Fajardo, investigador afín al régimen franquista, quien habría accedido a documentación oficial.

En la obra para construir el parque de Alfacar en 1986, la Diputación granadina encontró unos huesos y los puso debajo de la fuente sin averiguar su identidad y con prisas para inaugurar. Lo afirmaron varios testigos a los periodistas Quico Chirino y Rafa López de Ideal entre ellos el entonces vice-presidente y diputado de obras de Diputación granadina Ernesto Molina.

Hoy, no hay artista andaluz que no se inspire en Lorca a la hora de crear.  Hoy Lorca es un mito de la cultura andaluza y universal. Pero, ¿quién era Lorca en 1986 cuando aparecieron unos huesos anónimos en las obras del Parque de Alfacar y se volvieron a enterrar con prisas?. ¿Porqué no se identificaron los huesos cuando se sacaron para la obra del parque. Quien lo autorizó?.

«Si los obreros que sacaron los huesos hubiesen intuído que aquellos podían ser los huesos de Lorca, hubiesen procedido de otra manera» explica Chirino.

«Lorca en el año 86 no es Lorca de 2019. Hasta el año 75 el nombre de Lorca no aparecía en los periódicos de Granada. Había varios investigadores extranjeros como Gibson o Brenan que vinieron aquí, porque habían asistido a homenajes en el extranjero. La figura se equiparaba a los Alvarez Quintero, y no tenía el prestigio universal que tiene ahora ni existía conciencia sobre memoria histórica. Que apareciesen allí huesos, entraba dentro de lo normal» dice Chirino. «Lorca no tuvo un monumento en Granada hasta fecha muy reciente».

Chirino, jefe de información de Ideal afirma que ya nunca se podrán encontrar los restos del poeta, si no cambian las circunstancias actuales, es decir que la familia Lorca no da permiso para cotejar el posible ADN encontrado y si nadie aporta ninguna información nueva que motive la apertura de una nueva zanja.

«Yo sé lo que me dijo una persona. Lo primero que habría que hacer es llamar a esa persona a sede oficial, Parlamento de Andalucía a una comisión oficial y que declare» explica Chirino. «Hay una segunda persona que declara lo mismo y volvería a declarar lo mismo pero es muy mayor».

«Si ahora tú abres el suelo debajo de la fuente del parque de Alfacar y aparecen huesos,  los huesos pueden ser de cualquiera. No se resuelve nada abriendo allí y la posibilidad de fracaso es elevada. No hay ahora mismo un expediente que justifique abrir ahí, sobre todo cuando en otras dos ocasiones se ha excavado cerca y no han encontrado huesos».  Además los georradares solo indican movimiento de tierra que pueden ser de cuando se hizo el parque.

«La leyenda de cómo mataron y donde enterraron a Lorca siempre va a permanecer viva. Nunca se sabrá dónde está enterrado» concluye Chirino.

 

Continue Reading

Cultura

El códice de San Juan de la Cruz que fue vendido por 35 pesetas y se salvó de las llamas

Published

on

By

Los Ponce de León amaron la poesía de San Juan de la Cruz. Tanto que en Marchena se han encontrado dos códices antiguos del Cántico Espiritual uno en el convento de Santa María y otro en Santa Clara. 

El Cántico Espiritual es el modo exacto de hablar a Dios en verso. San Juan de la Cruz, el mayor de los místicos, expresa de un modo nunca superado el proceso de unión del alma con el Creador.

tumab

El de Santa María o «Códice Mch» fue descubierto por el investigador mercedario Luis Vázquez Fernández, de la Real Academia de Doctores de Madrid, cuando buscaba poemas de la Madre Antigua, que Vázquez cree que tuvo algún trato directo con San Juan de la Cruz a través de carta, ya que la monja enterrada en el coro de las clarisas de Marchena usó los poemas de Juan de Yepes antes de que éstos fueran publicados.

Se ha comprobado que la Madre Antigua utilizó algunos versos de San Juan de la Cruz en sus propios escritos cuando la obra de este todavía no había sido publicada aunque circulaba en copias manuscritas.

Luis Vázquez cree que la presencia en Santa María del Códice de San Juan de la Cruz se debe al duque Pedro Ponce de León Dominico, Rector de la Universidad de Salamanca, obispo de Ciudad Rodrigo, que escribió el «Tratado de oración y contemplación» de clara influencia sanjuanista.  Otra Ponce de León, Ana, Duquesa de Feria y monja clarisa en Montilla trató a Fray Luis de Granada.

Según luis Vázquez en el inventario de los libros que tenían los Duques en el Palacio Ducal de Marchena aparece el Cántico Espiritual.

Manuscrito del Cántico Espiritual que se encuentra en el convento de las carmelitas descalzas de Jaén

El códice conservado aún en Santa María de Marchena fue publicado en 1996 en una edición facsímil por el Ayuntamiento de Úbeda, donde murió el santo  y es una copia muy antigua del Cántico B o Manuscrito de Jaén, (conservado en el convento de Santa Teresa) la segunda remodelación del texto realizada por el doctor de la Iglesia. Tanto éste manuscrito como el de Sanlúcar de Barrameda,  Códice A, que conserva notas y correcciones del Santo de Fontiveros, fueron declarados Bien de Interés Cultural en 2013.

La copia del convento de Santa Clara o Códice GV la encontró Guillermo García Valdecasas, investigador del colegio español de Bolonia  fue propiedad de la Madre Antigua. Según Valdecasas  lo encontró cuando se destruyó el convento de Santa Clara en un descampado entre basura y libros viejos que iban a ser quemados.   El chatarrero de Marchena (Ismael ) se lo vendió por 35 pesetas y de esta forma se libró de las llamas y fue presentado en el congreso internacional de Roma de 1991.

Imagen relacionada

La madre abadesa de Santa Clara la madre Clara Olivera hoy en Estepa explicó a Luis Vázquez que la presidenta de la entonces Federación de las Clarisas mandó quemar libros y manuscrito viejos y vender todos los objetos antiguos del convento de Santa Clara de Marchena tal y como aparece en el estudio previo de la edición facsímil.

Sor Maria de la Antigua_1

San Juan de la Cruz se hizo fraile Carmelita en 1563 y poco después conoció a Santa Teresa, fue rector de la Universidad de Alcalá de Henares en 1571 y luego encarcelado en Toledo en 1577, pero un año después se fuga y viene a Andalucía fundando los conventos de Baeza y Granada y siendo vicario provincial en 1585.  En 1590 vuelve a Ubeda expulsado de la orden en 1591. Fue beato en 1675 y santo en 1726.

Clarisas_en_claustro

Continue Reading

Cultura

La imprenta llegó a Turquía y México desde Andalucía

Published

on

By

La imprenta llegó a Turquía llevada por los sefarditas desde Andalucía expulsados de España hace ahora 527 años, tal y como ha expresado el líder de la comunidad sefardita Turca Moris Levi. Además con ellos llegaron a Turquía costumbres andaluzas como comer tortas de manteca además de tradiciones y cultura andaluza,

Jacobo Cromberger impresor alemán llevó la imprenta de Nuremberg a Sevilla en 1477, instalándose en la calle Pajaritos. También desde Sevilla llegó la imprenta a México llevada por la familia Cromberger por encargo del Rey.

Desde 1500 Osuna tuvo imprentas, en relación con la Universidad y en 1600 aparece en Marchena y Ecija el impresor Luis Estupiñán.

CROMBERGER, PRIMEROS IMPRESORES

Su hijo Juan imprimía la mitad de los libros de la ciudad de 1529 a 1540. La hija de Juan, Catalina se casó con Luis Mexía Ponce de León, de Utrera.  Los Cromberger  unían los papeles de impresores, editores y libreros.

ESTUPIÑAN, PRIMER IMPRESOR EN MARCHENA

Luis Estupiñan, uno de los impresores más importantes en la Sevilla de su tiempo estuvo  relacionado con la casa del Duque de Arcos. Imprimió en Marchena un libro del médico del Duque Alonso Fajardo de León en 1627 y también en Marchena imprimió el  sermón predicado en las honras que la villa de Carmona hizo la muerte del rey Felipe III en 1621 escrito por Antonio de Miranda.

El Breve Compendio de la Carpintería de lo Blanco y Tratado de Alarifes Sevilla, de Diego López de Arenas nacido en Marchena también fue impreso por Luis Estupiñán en 1633 en la calle de Las Palmas de Sevilla.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!