Connect with us

Cocina

Cuando controlar las especias era el mejor negocio del mundo

Published

on

Colón y los navegantes europeos buscaban las Indias Orientales,  porque según sus informaciones que procedían de Portugal eran “la Especiería del mundo”. Colón, Vasco de Gama, Magallanes y Elcano tuvieron acceso a esta información secreta y cómo llegar a éstas míticas islas.

El monopolio de las especias acaba en 1770, cuando un monje, agrónomo y botánico francés Pierre Poivre robó semillas de clavo y nuez moscada y las plantó con éxito en otras islas del mundo abaratando su precio.

Cuando los turcos cerraron la ruta de la seda en el S XVI, la principal ruta comercial que unía Chia y la India con Europa, conocida como la Ruta de la Seda, o ruta de Marco Polo fue la primera en notarlo.

Los precios de las especias alcanzaron en Europa precios de oro y los portugueses y españoles se lanzaron a la búsqueda de rutas alternativas. Los portugueses alcanzaron la India costeando Africa y los españoles pusieron rumbo al Oeste esperando encontrar La India asíatica o la India Oriental, pero encontaron un nuevo continente, América, al que llamaron las Indias Occidentales.

Hasta el XVIII el comercio internacional de especias y seda estuvo en manos de musulmanes y moriscos, pero en el XVIII un francés trajo los primeros capullos de gusanos de seda a Francia y se acabó le monopolio de la seda de China.

ESPECIAS

DE DÓNDE VIENEN LAS ESPECIAS

Nuez Moscada: La de mayor calidad se produce en las Islas Banda Neira (al sur de Filipinas). Controlada por los holandeses e ingleses desde el XVII que hicieron grandes fortunas en su comercio, igual que antes  los árabes y chinos. Los holandeses instalaron un sistema esclavista y sustituyeron los bosques locales por bosques de nuez moscada.

Pimienta:  Se cultiva en la zona de Kerala, India. Se trata de una planta trepadora que en los últimos cinco años ha sufrido plagas perdiéndose casi todas las cosechas por lo que los agricultores han perdido toda la riqueza heredada de siglos.

Pimentón: Procede del pimiento rojo seco original de México que luego se introduce en Extremadura.

Canela: Procede de Ceilán, sur de la India. Su origen lo descubieron los portugueses cuando casualmente encontraron en el pacífico un barco árabe cargado de canela en 1500 y luego encallaron en Ceilán por una tormenta descubriendo la isla de la canela. En Ceilán había pena de muerte para quien cortara un árbol de canela.

Clavo: Procede de Indonesia. Los clavos  son cosechados principalmente en Indonesia y Madagascar. También crece en Zanzíbar, India y Sri Lanka.

El secreto y los mitos para ocultar el origen de las especias

Esta información que hoy es pública en el pasado era secreta y valía su peso en oro, por eso era conservada por una serie de mitos y leyendas árabes para meter miedo y así controlar el comercio. Los mitos árabes empezaron a caer cuando los portugueses controlaron las costas del Pacífico a partir de 1500.  Las especias valían tanto en el S. XV porque nadie conocía su origen ni dónde se producían.

Buscando los árboles de las especias los europeos cruzaron el mundo, arriesgaron sus vidas y haciendas e hicieron la guerra entre ellos.

En el XIX los franceses lograron plantaron las semillas por todo le mundo de forma que su precio cayó, el mercado se democratizó y de esta forma las especias pueden estar disponibles en todas las cocinas del mundo.

Porqué Colón buscaba Las Indias

En 1511 los portugueses gracias a Vasco de Gama llegaron a las Islas de las Especias, y se hicieron con su monopolio pero poco después los españoles tras la expedición de Magallanes, -un portugués al servicio del Rey de España- disputan a los portugueses la propiedad de las Islas.

Los portugueses que llegaron a Asia en 1500 encontrando una civilización próspera y milenaria, trataron de controlar e invadir todas las tierras que hallaron, pero no pudieron ya que eran países más avanzados que Europa y muy poblados. Sólo pudieron establecer bases comerciales.

Los españoles se hicieron con el control de las Islas Filipinas que les pertenecieron hasta que se las arrebató en el XIX, EEUU.  Los holandeses e ingleses se hicieron con el lucrativo comercio, conservando su dominio hasta entrado el siglo XX.

1 Comment

1 Comment

  1. BestGino

    7 septiembre, 2018 at 8:16 pm

    I see you don’t monetize your website, don’t waste your traffic, you can earn additional cash every month.
    You can use the best adsense alternative for any type of website (they approve
    all websites), for more details simply search in gooogle: boorfe’s tips monetize
    your website

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Actualidad

Adobo, bizcocho y otros sabores que salieron de Andalucía y dieron la vuelta al mundo

Published

on

El Adobo es uno de los sabores que cruzaron los océanos en tiempos de la primera vuelta al mundo, tal y como muestran los documentos de los archivos españoles evidenciando la primera globalización de los sabores entre España, América y Asia. 

 

Fritada , mechado, caldereta, menudo, empanada, adobo, longaniza,… La riqueza de la gastronomía filipina está unida al legado español. La exposición «Sabores que cruzaron los océanos» difunde este legado cultural común a través del patrimonio documental. Actualmente se puede visitar en Sanlúcar de Barrameda.

RELACIONADO: El marchenero Francisco Montilla Ponce de León fue de los primeros españoles que exploraron China, Filipinas y el sureste asiático

No hay casa filipina que no disfrute de un plato de adobo. Ya sea de cerdo, de pollo o incluso de pescado, se trata de una elaboración tradicional que hunde sus raíces en la historia gastronómica de la región. Un marinado de vinagre, laurel, pimienta, ajos, salsa de soja y algo de azúcar de caña, con distintas variantes.

La paciencia tiene su recompensa

Foto: El pollo en adobo es una de las recteas tipicas filipinas

«El término adobo es español y adoptado por los Filipinos, la técnica del marinado también. Borja Sánchez es un chef español que está actualmente en Filipinas con un proyecto de investigación sobre este tema y los dos junto con el chef Chele González estamos ahora mismo en un proceso de investigación histórica y gastronómica sobre los adobos en la gastronomía española y filipina» explica el comisario de la muestra «Sabores que Cruzaron el océano» Antonio Sánchez de Mora.

 

En los barcos de la expedición de Magallanes iban bizcochos realizados en Sevilla con trigo de la campiña de Carmona, Marchena, Utrera que se procesaba en molinos como los de Alcalá de Guadaíra.

 

El bizcocho era una torta dura y seca que resultaba de una doble cocción del pan, hecho con harina y poca o ninguna levadura, capaz de aguantar más de un año y hasta dos si las condiciones eran adecuadas. Era la dieta básica de los viajes oceánicos, junto con el vino, y por eso se embarcaron 2.174 quintales y 3 arrobas de bizcochos en la expedición de Fernando de Magallanes que partió rumbo a las islas de las especias.

El bizcocho de la fotografía es el resultado de una investigación de Antonio Sánchez de Mora y reproduce fielmente la receta de los bizcochos del siglo XVI.

Relacionado: Bartolomé Marradón, marchenero pionero en viajar a México para escribir sobre el chocolate 

Antonio Sánchez de Mora ha encontrado un registro de navío que nos habla de la preparación y consumo de estas carnes adobadas a comienzos del siglo XIX. Así se especifica en el rancho de una goleta que partió de Binondo, el barrio chino de Manila, en 1812. 

Relacionado: Cuando un cajón de canela valía más que la vida de un hombre

La exposición «Sabores que cruzaron océanos» comisariada por Antonio Sánchez de Mora ilustra el impacto de la llegada de los españoles a Filipinas, así como el cambio radical en los hábitos alimenticios en Filipinas y el resto del mundo como resultado del crecimiento cada vez mayor de los intercambios entre Asia, las Américas y Europa, propiciado por el Galeón de Manila.

 

Se exhiben en la muestra del Archivo de Indias reproducciones de calidad de facsímiles que son fuentes singulares del patrimonio documental y cultural que conservan los archivos españoles. Los navegantes españoles impulsados por la búsqueda de las especias llegan a Asia en el XVI , dan la vuelta al mundo, con Magallanes y descubren nuevas rutas y un Nuevo Mundo. Gracias a la conexión entre el comercio de galeones, -galeón de Manila- se produce la primera globalización de los sabores y se fusionan por vez primera sabores de tres continentes América, Asía y Europa.

Relacionado: Los primeros marcheneros en Filipinas

La fusión de sabores de tres continentes en la gastronomía filipina, está sirviendo como inspiración para la creación de nuevos sabores y recetas de la mano del chef Chele González.

El comisario de esta exposición, el historiador y archivero Antonio Sánchez de Mora cuenta que la exposición ofrece una experiencia participativa, sensorial y gustativa. Su participación como orador principal en el congreso gastronómico internacional Madrid Fusión Manila 2016, permitió dar a conocer al público este proyecto organizado por la Embajada de España en Manila.

Relacionado: De dónde vienen las especias que tienes en tu cocina

 

Continue Reading

Actualidad

La expresión «que te den morcilla» y el truco judío para no ser descubiertos

Published

on

En los siglos XV y XVI, periodo de máxima persecución contra los conversos en España, la Inquisición temía que muchos judíos (y moriscos) siguieran practicando su religión en secreto, mientras se hacían pasar por cristianos.  Por eso una de las pruebas a las que se les sometía era darles a comer morcilla. Si no la comían eran judíos con toda certeza.

Resultado de imagen de morcilla

La morcilla tiene dos elementos muy prohibidos por la ley de la Kashrut o ley de la alimentación judía: tiene sangre y tiene carne de cerdo. La sangre es impura para los judíos por eso no es una comida Kosher, (apta para su consumo, que decide un rabino. Los animales destinados a consumo humano deben ser sacrificados de forma que se le corte la cabeza al pollo o pavo y se desangre de forma que no quede nada de sangre en el cuerpo.

Por eso surgió en Portugal un embutido de ave, llamado alehira, consumida por los cripto judíos o judíos que se quedaron tras la expulsión manteniendo sus leyes y normas y haciendo vida de cristianos. Como los judíos tiene prohibida la carne de cerdo y la morcilla lleva cerdo, inventaron los embutidos de ave con pimentón y otros ingredientes. De esta forma los judíos podían hacer ver a los cristianos que consumían y producían carne que a simple vista pareciera de cerdo y dejar así de ser sospechosos ante los ojos de todo el mundo.

Resultado de imagen de EMBUTIDOS judios en portugal

En Portugal, es notoria que la farinheira y la alheira fueron inventadas por los judíos para confundir a los inquisidores

Las morcillas judías típicas de Portugal y zonas fronterizas españolas llevan pan, patata y carne de ave o conejo. Estas morcillas, exteriormente tenían toda la pinta de ser porcinas, pero se trataba de un engaño. Quienes las comían evitaban que recayera sobre ellos cualquier acusación de judaísmo, pero en realidad eran judíos que de esta manera no pecaban contra sus preceptos, al tiempo que evitaban ser perseguidos por negarse a comer cerdo. Estas morcillas recibían el nombre de alheiras y farinheiras en Portugal, farinato en Salamanca, androjas en Zamora.

Resultado de imagen de morcilla

Las leyes de la Kashrut marcan lo que un judío puede o no comer, la mayoría de las prohibiciones vienen de la «impureza» de algunos animales o de algunas parte del cuerpo de los animales, como la cloaca. Por eso las empresas que quieran producir alimentos para los consumidores judíos o que sigan esta cultura deben tener un certificado Kosher. Como se trata de una cuestión cultural es importarse formarse en esta cultura si se quiere exportar a los países con habitantes judíos para desmontar tópicos.

Plaza Ducal

Los Ponce de León acogieron a miles de judíos huídos de Sevilla en 1481 a Marchena y otros de sus pueblos. 

Continue Reading

Actualidad

Empresarios turcos ya exportan los boyos de origen español a nueve países

Published

on

Las tortas de manteca no solo forman parte de la cultura tradicional de Marchena, Sevilla. También es un producto tradicional en Izmir, Turquía adonde llegaron procedentes de España en el siglo XV llevadas por judíos sefarditas. 

Tan tradicional es este producto en Izmir que las autoridades municipales de Izmir han enviado gratis tortas de manteca, que allí llaman Boyoz a las casas de los ciudadanos más desfavorecidos el pasado lunes 13 de Abril distribuyendo gratis 25,000 boyoz.

 Las autoridades entregaron a la población en bolsas un sabor indispensable de Esmirna como los Boyoz (tortas de manteca) que allí se toman con té y huevo duro. Si bien se prestó especial atención a la regla de la distancia social durante el reparto.

 

Cada año en esta ciudad se celebra el Boyoz Festival, que traducido sería Festival de la Torta de Manteca, cuya última edición fue el 6 de Octubre de 2019 repartiéndose 15 mil boyoz a los ciudadanos en la plaza Gündoğdu, organizado por el Ayuntamiento.  En el festival, donde se distribuyeron aproximadamente 15 mil boyoz, también se sirvieron huevos cocidos, queso y té a los ciudadanos.

UNA EMPRESA QUE EXPORTA TORTAS DE MANTECA BAJO LA MARCA SMYRNA BOYOZ 

Boyoz, el sabor peculiar a Izmir, se presenta a los mercados de EEUU y Europa

En Esmirna ya hay empresarios que se han marcado como objetivo convertir la marca Boyoz de Izmir en algo conocido en todo el mundo y para ello se han puesto manos a la obra desde el año pasado. «Boyoz será un producto indispensable en todo el mundo», afirma Musa Turan, CEO del Grupo Mim, empresa que ha firmado acuerdos de distribución con países de oriente medio y América. Bajo la marca «Smyrna Boyoz», este empresario ya ha iniciado un plan de exportación de tortas de manteca con Estados Unidos y seis países en Europa, Qatar y Kuwait.

Izmirers acudieron en masa al 5º Festival de Izmir Boyoz

Hace un año el presidente de Smyrna Boyoz, Musa Turan, presentó los boyoz con caramelo, cocos, chocolate amargo, pistacho, higo, manzana-canela, frambuesa y limón al objeto de exportar estos sabores a EEUU y seis países europeos. Cuentan con una producción de 3 millones de unidades en 2019. «Nuestro primer objetivo es crecer en Europa y EEUU y luego en China. El boyoz no es solamente un sabor sino también un movimiento de cultura» presentando el producto como algo típicamente turco frente al cruasán francés.

ORIGEN ESPAÑOL DE LOS BOYOS TURCOS O TORTAS DE MANTECA

El boyo tradicional sefardita de Izmir puede estar relleno de espinacas, patata o pisto de berenjena y calabacín o dulce de membrillo.  Tanto la espinaca, como la berenjena son comidas típicas de judíos sefarditas en varias partes del mundo.

Cómo llegaron las tortas de manteca de España a Turquía 

Las tortas de manteca son tradicionales en otros puntos del mediterráneo como Rumanía o Grecia y algunos puntos de América donde también fueron llevados por los sefarditas españoles.

Izmirers acudieron en masa al 5º Festival de Izmir Boyoz

 Turquía, Inglaterra y Holanda, acogieron de buen grado a los judíos recién expulsados por los Reyes Católicos. El sultán Beyazid II envió a Kemal Reis a rescatar a los sefardíes de la Inquisición en 1492, y les concedió el permiso para establecerse en su Imperio. Hubo una emigración masiva desde España a tierras  turcas otomanas del mediterráneo coomo Rodas, Salónica, y dentro de Turquía, Estambul e Izmir.

IGUAL QUE LAS TORTAS DE MARCHENA PERO SIN MANTECA DE CERDO

La masa para preparar los boyoz turcos es una mezcla de harina, levadura, aceite de girasol y un poco de tahina, una pasta hecha de semillas de sésamos molidas.  La masa marinada en aceite vegetal adquiere la consistencia de las milhojas. En Izmir se hace cada año un popular festival gastronómico que tiene a este alimento como su principal atractivo. 

Izmirers acudieron en masa al 5º Festival de Izmir Boyoz

En Marchena se le añade manteca de cerdo, que tenían prohibido comer moriscos y judíos y es uno de esos platos que forman parte de la identidad del municipio y que sigue haciendo de forma artesanal la familia Corpas, que tiene una pastelería en la Avenida Santos Ruano.  La familia Corpas vino a Marchena procedente de Rute, Córdoba, donde hay gran tradición de hojaldres.

Artesanos Corpas tienen actualmente tres tiendas en Marchena, Arahal y La Puebla y realizan este producto de forma tradicional, desde hace varias generaciones, pero añadiéndole miel. Las tortas de manteca son tradicionales de Marchena, por lo que fuera, en los pueblos de la Campiña solo se han conocido cuando se le ha añadido miel y se han empezado a vender fuera hace pocos años.

UNA RECETA TRADICIONAL ESPAÑOLA

El Archivo Histórico de la Nobleza encontró en 2018 una receta de la torta de manteca fechada en el siglo XVIII en el archivo familiar del conde de Almodóvar, Rafael Ortiz de Almodóvar Pascual de Ibarra (1750-1810) y la receta está datada a finales del XVIII y principios del s. XIX.

Receta de torta de manteca

Entonces se hizo popular tomar chocolate con tortas de manteca.  Es el momento en el que el chocolate y la manteca de cerdo entran en las cocinas de la Corte y nobleza y luego su uso se extiende al resto de la sociedad, a medida que aumentó la producción y el comercio y bajaron los precios. La repostería con base en la manteca de cerdo se refleja en la literatura de Cervantes y Benito Pérez Galdós, en comidas y postres.

La receta original es la siguiente: 

«Las pellas de manteca de puerco sin beras (sic.) de carne se pesan y a cada libra carnicera se le arreglan otras dos de masa muy blanca de la flor de la harina y se hacen del modo siguiente. Se le quitan los pellejos a las pellas de manteca, y en seguida se bate ésta muy bien en una artesa o lebrillo y así que esté perfectamente batida se tiene preparada la masa debiendo estar ésta revenida y caliente como para cocer el pan.

Continue Reading

Cocina

Bartolomé Marradón, el cristero que escribió un libro sobre el chocolate en 1580

Published

on

En 1580 el chocolate era un producto nuevo y desconocido en España que levantaba miedo y sospechas hasta el punto de que el médico de Marchena Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro fue uno de los primeros en escribir sobre él. 

Marradón por ser uno de los primeros médicos que viajó a México y Guatemala para estudiar el cacao y el chocolate y escribir libros sobre el tema fue citado por la mayor parte de tratados europeos sobre el tema y traducido a varios idiomas.

«Diálogo compuesto por Bartolomé Marradon, médico español de la villa de Marchena, impreso en Sevilla en el año 1618». Asi se llama la obra escrita por Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro que dice que el chocolate era muy usado en las Indias y en España «y que estima mucho ser muy medicinal y muy a propósito de aprender sus virtudes. Yo probé el fruto del cacao y lo he degustado pero para deciros la verdad no me place» escibió el Médico marchenero en su «Diálogo del chocolate».

El tomate, la papa, el maiz, el cacao y chocolate y muchos otros alimentos llegados de América fueron rápidamente usados en España. Pero el cacao era la bebida de los dioses Mayas y es éste componente ritual lo que previno a los médicos españoles como Bartolomé Marradón.

Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

Cristo del Cacao, en la Catedral de México que fue pagado por los indios con semillas de cacao

Marradón decía que no se podía usar el cacao sin tener en cuenta que formaba parte de la cultura indígena que entonces, en pleno auge de la Inquisición, como todas las religiones no católicas, eran vistas como herejías por los españoles.

arbol del cacao

El libro «Cuestión moral si el chocolate quebranta el ayuno eclesiástico» de Antonio De Leon Pinelo, 1636 cita la descripción que Marradón hace de la melaza que sale de la semilla de cacao macerada.

«Si lo cueces más es arrope y si más es miel no de tan buen gusto como la de las abejas pero bastante a suplir su falta y con él ve bien los indios y el chocolate y en guisados y es muy sano aún más cocido se hace azúcar» describió Marradón.

Lo que más preocupaba a los curas y nobles españoles que fueron los primeros en tomar chocolate en Europa era si el chocolate rompía el ayuno, pues desconocían su naturaleza. «El chocolate ni se toma por medicinas ni por vicio ni por bebida contra la sed sino por sustento y nutrición del cuerpo para conservar la salud como efectos secundarios y que no es excusa en el precepto del ayuno» escribía Pinelo.

cacao

Y añadia «el cacao tostado y molido como hemos dicho poniendo su masa a fuego lento sale encima un licor mantecoso y graso de buen gusto y medicinal para inflamaciones quemaduras, ampollas de viruela, sarampión, labios, manos, mal de encías y otros juegos semejantes otros y otros juegos semejantes y aún las mujeres la usan para los labios cuarteados».

El «Tratado nuevo y curioso del café, té y chocolate» escrito por Philip Silvestre Dufour en Lyon  en 1685 utiliza como fuente las informaciones a Bartolome Marradón y añade al final de la obra el «Diálogo del chocolate entre un médico un indio y un burgués»  escrito por Marradón.

Continue Reading

Actualidad

¿Cómo llegaron las tortas de manteca de Marchena a ser un plato popular en Turquía?

Published

on

Saben parecido, tienen el mismo aspecto pero se llaman de forma diferente. En Marchena las llamamos tortas de manteca y son uno de esos platos que forman parte de la identidad local, y en Izmir, Turquía, se llaman boyoz, y tanto su nombre como su origen son claramente españoles y sefarditas.

Los boyoz turcos son una comida típica de la región del egeo, llevadas allí por los judíos sefardíes españoles instalados en el imperio turco tras su expulsión de España en 1492.

Los boyoz  de Izmir se venden en panaderías y en puestos ambulantes por toda la ciudad y son una de las comidas más populares de la ciudad. No son un dulce, sino que se comen durante toda la mañana. Aún hay panaderías en Izmir propiedad de judíos sefarditas elaborando este producto.

El boyo tradicional sefardita de Izmir puede estar relleno de espinacas, patata o pisto de berenjena y calabacín o dulce de membrillo.  Tanto la espinaca, como la berenjena son comidas típicas de judíos sefarditas en varias partes del mundo.

Los dos sitios más tradicionales de Izmir para comprar boyoz son la Patisserie d’Oret y el clásico Alsancak Dostlar Firini.

 Turquía, Inglaterra y Holanda, acogieron de buen grado a los judíos recién expulsados por los Reyes Católicos. El sultán Beyazid II envió a Kemal Reis a rescatar a los sefardíes de la Inquisición en 1492, y les concedió el permiso para establecerse en su Imperio. Hubo una emigración masiva desde España a tierras  turcas otomanas del mediterráneo coomo Rodas, Salónica, y dentro de Turquía, Estambul e Izmir.

Imagen relacionada

Tortas de manteca de Marchena

IGUAL QUE LAS TORTAS DE MARCHENA PERO SIN MANTECA DE CERDO

La masa para preparar los boyoz turcos es una mezcla de harina, levadura, aceite de girasol y un poco de tahina, una pasta hecha de semillas de sésamos molidas.  La masa marinada en aceite vegetal adquiere la consistencia de las milhojas. En Izmir se hace cada año un popular festival gastronómico que tiene a este alimento como su principal atractivo. 

En Marchena se le añade manteca de cerdo, que tenían prohibido comer moriscos y judíos y es uno de esos platos que forman parte de la identidad del municipio y que sigue haciendo de forma artesanal la familia Corpas, que tiene una pastelería en la Avenida Santos Ruano.  La familia Corpas vino a Marchena procedente de Rute, Córdoba, donde hay gran tradición de hojaldres. 

Tortas de miel de Artesanos Corpas. Foto: Cosasdecome

Torta de miel de Marchena. 

Artesanos Corpas tienen actualmente tres tiendas en Marchena, Arahal y La Puebla y realizan este producto de forma tradicional, desde hace varias generaciones, pero añadiéndole miel. Las tortas de manteca son tradicionales de Marchena, por lo que fuera, en los pueblos de la Campiña solo se han conocido cuando se le ha añadido miel y se han empezado a vender fuera hace pocos años.

En Izmir los boyoz son uno de los aperitivos más populares para comer en la calle. Se comen los boyoz acompañados de huevo duro para darle mas consistencia y poder alimenticio. La palabra boyoz viene del español y según algunos investigadores la palabra bollos viene de su forma de bula y a su vez de su similitud con las bulas, que tenían unos sellos papales redondos.

JUDIOS EN MARCHENA

Por primera vez en la historia el año pasado descendientes de judíos sefarditas volvieron a Marchena, siendo el primero Kenneth de Marchena, que este año tiene pensado volver en feria de Marchena, acompañado de otros miembros de la familia De Marchena, muy extendida por el Caribe y unida a través de grupos de Facebook para rastrear sus orígenes.

Pocos días después de que los dos primeros inquisidores de Castilla, los dominicos  Miguel de Morillo, y Juan de S. Martín., llegaran a Sevilla, tres mil familias judías, asustadas por los acontecimientos, salen de  inmediato de la ciudad rumbo a Portugal, Francia, Imperio Turco o norte de Africa.

Según el cronista Bernáldez ocho mil judíos se asentaron en las poblaciones de Rodrigo Ponce de León como Mairena, Los Palacios y Marchena, donde la justicia estaba en manos del Duque y no del Rey que amparaba a los Inquisidores. Según Juan Gil algunos judíos notables de Sevilla como los Alcázar, o los Susán vinieron a Marchena.

Los dos inquisidores de Sevilla, piden al Señor de Marchena que no dé cobijo en sus tierras y villas a judíos conversos, so pena de excomunión y confiscación de bienes, además de privaciones.

El apellido De Marchena, que según las guías de Turismo Sefardita de Diputación procede de nuestro pueblo y es propio de judíos sefarditas, salió del entorno de Sevilla a finales del Siglo XV, pasó por Portugal, -existen datos escritos en Castelo Da Vide- continuó hasta Amsterdam donde tienen enterramientos, y de allí, con los  comercios de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales, se estableció en la isla de Curacao, el primer enclave judío de América. Hoy el apellido Marchena es uno de los más populares en el Caribe americano.

DOCUMENTOS SOBRE LOS JUDIOS DE MARCHENA

 

Continue Reading

Cocina

Comer bacalao en Cuaresma, una tradición documentada en Sevilla desde el siglo XV

Published

on

La abstinencia de carne obligaba a comer pescado y verdura, -principalmente bacalao- que era antiguamente comida de pobres.

No se podía comer carne, ningún viernes del año, ni en toda la Cuaresma, y no se podía comer nada sólido el Miércoles de Ceniza ni el Viernes Santo.  El ayuno ha pasado de ser una penitencia a una práctica cada vez más valorada porque supuestamente mejor la salud. Los ricos pagaban bula papal para comer alimentos prohibidos en los días clave como Luis Cristóbal Ponce de León que en 1564 recibió autorización del nuncio del Papa para comer carne y leche en los días prohibidos.

Imagen relacionada

Hay datos de que los escoceses pescaban bacalao en el siglo V y a España llega traído por portugueses en el siglo X con quienes los vikingos intercambiaban sal por bacalao durante siglos.  La flota bacaladera portuguesa con base en Aveiro -la Venecia de Portugal- se extendió desde el S. XIII por el Mar del Norte, a Inglaterra y Noruega y Groenlandia, descubriendo y dando nombre a Terra Nova dos Bacalaos en 1473. Desde 1337 los pescadores del norte de España, gallegos y vizcaínos traían el bacalao del mar de Escocia e Irlanda.

 

El consumo de bacalao llega a Sevilla en el XV cuando hay constancia de que los monjes de la Cartuja de Sevilla ya consumían bacalao, detectado en excavaciones arqueológicas por Fernando Amores, de la Universidad de Sevilla, en los años 1988-89 según el artículo de Arturo Morales y otros autores.

CONVERTIR UNA TRADICIÓN EN UN NEGOCIO PROSPERO

Resultado de imagen de restaurante el bacalao sevilla

Los hermanos marcheneros Antonio y José Baco han sabido convertir una tradición sevillana en un prospero negocio y hoy dan trabajo a más de cien personas.

En 1984 montaron su propio negocio y hoy son dueños de tres restaurantes y un hotel en la plaza Ponce de León número 15. En este restaurante tienen hasta 50 platos con un elemento fundamental, el bacalao que traen directamente desde las aguas del norte de Europa.  La carne de bacalao es carne fina, magra, digestiva, energética, reparadora y muy apreciada por su sabor.

 

EL BACALAO, UN ALIMENTO RICO EN VITAMINAS

Hoy, cada vez se recomienda comer menos carne, y más bacalao  cuyo aceite tiene Omega-3 y vitamina A y D y es desde hace siglos el pescado más consumido en Europa, el llamado ternera del mar.

Espinacas con garbanzos y bacalao es un plato que ayuda a recuperar energías después de la Semana Santa y que además es bajo en calorías. La espinaca facilita la eliminación de toxinas mejorar la vista tonifica los músculos a mismo tiempo el garbanzo también tiene proteínas.

Los tres elementos, garbanzo bacalao y espinacas juntos son un plato para personas activas y deportivas. Todos los alimentos son propios de nuestra tierra y se consiguen en el mercado de abastos de Marchena.

 

 

Continue Reading

SUR COMUNICACION.

NOTICIAS ANTIGUAS

septiembre 2020
L M X J V S D
« Ago    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!