Connect with us
Multigestion Publi

Historia

En busca de la Baraka de Shams de Marchena, una maestra sufí

Published

on

A pesar de ser perseguido por el poder y los puristas del Islam, la religiosidad popular sufí, tuvo muchos seguidores entre el pueblo de Al Andalus y aún hoy día mueve grandes masas en Marruecos buscando la Baraka de los santos sufíes como el que tuvo Shams de Marchena.

Marchena tuvo una gran tradición sufí como explica la investigadora Salma Al Farouki, palestina propietaria de la Casa de Al Andalus en Córdoba. Ella misma ha venido a Marchena buscando la tumba de Shams (Sol) Um Al Fuqara (Madre de los Pobres) que es la maestra y referente de Ibn Arabí, (1.165-1241).

Cada primavera en la costa atlántica de Marruecos, miles de personas salen en romería en busca de la Baraka (bendición) de los santos sufíes enterrados en Morabitos y zawiyas. La ruta tiene 500 kilómetros y 44 santuarios, todos relacionados con la leyenda de que cuatro seguidores de Jesús que llegaron a la zona. Con el tiempo sus descendientes conocieron a Muhammad (Mahoma), abandonaron el cristianismo y se convirtieron al Islam.

Desde el 883 el sufismo -la rama mistica del islam- se extendió por Andalucía traída de sus viajes por Ibn Masarra, y se organizó en tariqas u órdenes, las más populares, la Shadhiliyya que hoy se extiende por el Magreb y Suramérica. Hoy día se sigue practicando el sufismo en los templos o tariqas de Orgiva, Granada y Arcos de la Frontera, Cádiz.

Como los franciscanos reaccionaron contra las riquezas de la iglesia, los fuqara (pobres), sufies reaccionaron contra la corrupción del Islam.

Faqir es el que ha abandonado la futil búsqueda de este mundo y ha salido a la búsqueda de lo Real, es decir, el secreto de su propia existencia. (Shayj Abdalqadir As-Sufi, Los cien pasos).

En una de sus obras el Maestro Ibn Arabi nos dice  “entre los santos hay ciertos hombres y mujeres que se llaman implorantes, encontré uno de estos en Marchena de los olivares. Se llamaba Shams y era ya muy anciana. Esta santa mujer ocultaba su estado espiritual y estaba bajo el dominio simultáneo del miedo y la alegría vital, lo cual era sorprendente y casi imposible de imaginar. Tenía el poder de expresar los pensamientos de los demás y una baraka inmensa y manifiesta”.

En el libro los sufíes de Andalucía (Editorial Sirio Málaga, 2007) se recogen notas biográficos extraídos de Ibn Arabi referente a 69 maestros sufis de los siglos XII y XIII en el entorno de Sevilla y Andalucía.

Tanto Ibn Arabi como Shams de Marchena tuvieron como referente a Ibn Masarra, que hacia el 912-914, con unos treinta años, predicaba un sufismo gnóstico, mágico y mistérico en una ermita en la Sierra de Córdoba en compañía de sus discípulos. Tras ser acusado por los puristas, su obra fue quemada y sus alumnos perseguidos.

Continue Reading

Historia

Guliardo y Del Moral dos nombres perdidos en el callejero de Marchena

Published

on

By

CALLE GULIARDO

Una de las calles perdidas o no localizadas de Marchena se llamó calle Guliardo no se sabe si en referencia a un apellido registrado en Marchena en 1613 (Luisa Guliardo) en un pasaje a Indias, o por el término Goliardos que eran unos frailes y estudiantes medievales pícaros que vivían para divertirse, como el propio San Francisco antes de abrazar la Fe, aunque no se conoce que en España recibieran el mismo nombre que en Europa: Goliados.

La vida de los Goliardos queda reflejada en la pieza “In taberna cuando sumus”, típica canción de Goliardos, popular en el siglo XI, tradición oral recogida por Carl Orff en el Siglo XIX en Carmina Burana, la mas famosa recopilación de música medieval.

CALLE PERNÍA

Aunque no se sabe el porqué del nombre de la calle Pernía sabemos que Luis de Pernía fue un Alcaide de Osuna que estuvo con Rodrigo Ponce de León en su primera batalla, la del Madroño, que ganó con 15 años.

Su muerte fue muy sentida al ser muy querido por las muchas batallas que ganó a los musulmanes y porque murió en 1472 en Carmona “de una espingardada” en las batallas entre Ponces y Guzmanes.
Además Pernía es el pueblo y comarca más al norte de la provincia de León.
Otro Luis de Pernía fue ayudante de campo del Gran Capitán llamado “El Pernía” participando en 1503 en varias batallas como la de Ceriñola (Italia). La calle Pernía recibe este nombre desde el siglo XVI.

LA CALLE DEL MORAL

Rodrigo Ponce de León en 1649 escapó de milagro a la rebelión de Massaniello siendo Virrey de Nápoles (1647).

Por temor a las clases populares compró las casas de la barriada Puerta Ecija que lindaban con el Palacio para eliminarlas y construir en parte del solar resultante el Convento y Huerta de Capuchinos sobre solares de las casas de la calle Del Moral y otras en 1650.

santa isabel

En la desaparecida calle Del Moral había casas cedidas por el Duque a  hermandades como la Veracruz y Animas de San Juan (hoy fusionadas) aunque el mayor propietario de la zona era el Conventos de San Francisco y en menor medida Santo Domingo. Sus casas se tomaron para construir el convento de Capuchinos.

Una de estas casas, la sexta era de María de la Cruz, “que paga a la cofradía de la Vera Cruz 30 reales y al convento de san Pedro, 9” casa valorada en 660 reales. Vicente Baeza, lacayo del Duque, pagaba anualmente diez reales y un cuartillo al convento de San Francisco por unas casas en la calle del Moral por escritura otorgada ante el escribano Francisco Xuares.

Lindaba la casa del convento de San Francisco con otra de Maria Pérez y otra de la Cofradía de la Veracruz “por escritura de venta ante Diego Núñez, escribano público que fue de esta villa en 1599.

El 21 de enero de 1620 Luis Guillermo de Fuentes, escribano de cámara del Duque de Arcos y “rector que soy de la Cofradia de Animas del Purgatorio de la iglesia de  San Juan”  redime las rentas de unas casas propiedad de dicha cofradía en la calle del Moral, a Diego Garcia de Montemayor y Maria Alfonso su mujer.

Continue Reading

Hermandades

Cuando los jesuítas defendieron que San Sebastián siguiera siendo patrón de Marchena

Published

on

By

Desde el 20 de enero de 1240 San Sebastián fue patrón de Marchena  y día de fiesta para conmemorar la toma de la villa por los reyes cristianos.

Pero en 1642 una bula de Urbano VIII, sobre revisión y confirmación de los patronos de cada pueblo, fue la excusa perfecta para que las distintas órdenes religiosas locales, que eran muchas, poderosas y siempre en pugna, intentasen colocar a sus fundadores como patronos.

Agustinos, Dominicos y Franciscanos aspiraban a ver nombrados sus fundadores como patronos, ya que oficialmente eran copatronos San Francisco, San Agustín y Santo Domingo y por una tradición local también San Miguel.

Sólo los Jesuítas defendieron el patronazgo de San Sebastián según la historia del convento de los Jesitas de Marchena publicado por Julían Lozano Navarro.

Un fraile jesuíta marchenero recurrió a la memoria de los frailes más ancianos, buscó documentos y redactó un informe.  “Con este papeles se persuadió con fundamento el clero y Cabildo municipal de que San Sebastián era su patrón principal gracias a la influencia de la señora duquesa de Arcos que con su excelencia el duque estaba en su virreinato de Valencia” recoge dicho documento.

El vicario y el clero local enviaron petición en este sentido al Arzobispo de Sevilla Gaspar de Borja bisnieto de Francisco Francisco de Borja co fundador del colegio jesuíta de Marchena y al propio Ayuntamiento siendo aprobado.  El arzobispo declaró el primero de enero de ese año que el santo mártir de San Sebastián era patron de Marchena y que era día de fiesta celebrado como fiesta de primera clase con octava y así se ejecutó ese año y hubo además un  jubileo en el templo Jesuita, hoy Santa Isabel.

Dicen los Jesuítas en su crónica, que para agradecer los favores; el Santo ese año, el 20 de enero hizo que lloviera mucho, siendo año de sequía.

Además un informe de la Inquisición donde se determinaba que los Jesuítas no eran sospechosos ni culpables tal y como les había acusado por el Doctor Espino, llegó a Marchena y se leyó en San Sebastián el día de la salida del patrón “como premio por haber apoyado su patronazgo en Marchena volviendo por su honor y librando la de la infamia y descrédito que padecía” según los Jesuítas.

Un fraile y doctor llamado Juan del Espino había publicado en septiembre de 1643 en Málaga y Granada que los Jesuítas eran unos herejes. El Arzobispo de Granada e Inquisidor hizo prender al doctor Espino, pero los papeles siguieron circulando por muchos lugares de Andalucía “con grande injuria de la Compañía de Jesús”.

En Marchena se leyó públicamente un desmentido de dichos escritos en la iglesia de San Sebastián el domingo 24 de enero frente a los cabildos eclesiástico y civil y todo el pueblo congregado allí para la fiesta de San Sebastián, que se celebró este día por haber llovido el 20.

“Queriendo el santo volvernos el crédito como nosotros se lo habíamos devuelto a él y este mismo año se leyó otro edicto de la Inquisición condenado a dichos papeles del doctor Espino”.  El 10 de junio se leyó otro escrito en San Juan contra otro papel infamatorio para la compañía de Jesús.

Continue Reading

Cultura

Los primeros impresores de Sevilla y Marchena: Cromberger y Estupiñán

Published

on

By

En 2018 se celebra en toda Europa el Año Gutenberg, conmemorando el 550 aniversario de la muerte del fundador de la imprenta.  La imprenta llegó a España por Segovia en 1472 y a Sevilla en 1677 con la obra “Repertorium”.

Resultado de imagen de Gutenberg

De Nuremberg Alemania llegó a Sevilla Jacobo Cromberger, también conocido con el apellido Alemán fue el primer impresor de la ciudad de Sevilla y fundó la primera imprenta de América en México por encargo del Rey. Su imprenta estaba en la calle de la Imprenta y que actualmente se llama calle Pajaritos. Su hijo Juan imprimía la mitad de los libros de la ciudad de 1529 a 1540. La hija de Juan, Catalina se casó con Luis Mexía Ponce de León, de Utrera.  Los Cromberger  unían los papeles de impresores, editores y libreros.

Apologia medicinal en la curacion de una catarral destilación al pecho / por el licenciado Alonso Fajardo de León.

Desde 1500 solo Osuna tuvo imprentas, en relación con la Universidad pero en 1600 se expanden a Marchena y Ecija con la obra de Luis Estupiñán.

La mayor parte de su obra son sermones, libros de medicina y relaciones de hechos de la guerra de Flandes, y otras cuestiones de actualidad que son los precedentes de los actuales periódicos y tienen en Sevilla uno de sus centros.

 El impresor especializado en la información de actualidad actúa entonces como un
precursor del editor de periódicos, seleccionando y editando las relaciones de sucesos que llegan hasta él a través del correo postal. Estas relaciones, como sabemos, son obra de secretarios, cortesanos, militares y otros escritores eventuales que utilizan la pluma para manifestar su voluntad de servicio u homenaje a un superior.

Luis Estupiñan, uno de los impresores más importantes en la Sevilla de su tiempo que en total eran unos 25. Relacionado con la casa del Duque de Arcos imprimió en Marchena un libro del médico del Duque Alonso Fajardo de León en 1627. Imprimió unos diez sermones en este periodo.

También en Marchena imprimió el  sermón predicado en las honras que la villa de Carmona hizo la muerte del rey Felipe III en 1621 escrito por Antonio de Miranda.

El Breve Compendio de la Carpintería de lo Blanco y Tratado de Alarifes Sevilla, de Diego López de Arenas nacido en Marchena también fue impreso por Luis Estupiñán en 1633 en la calle de Las Palmas de Sevilla.

También publicó el Teatro de las Religiones del padre Valderrama prior del convento de San Agustín de Sevilla, uno de los conventos más ricos de Sevilla que estuvo pagado y patrocinado por los Ponce de León.  El libro se publica en 1612 se imprimió en Sevilla  por Luis Estupiñán y está dedicado al Duque de Arcos Rodrigo Ponce de León e ilustrado por miniaturas del grabador Francisco Heylan (1584- 1635)  grabador e impresor de Amberesque trabajó en Andalucía. Entre sus grabados en esta obra  aparece un gran escudo de los Ponce de León y de la orden agustina.

Estupiñan 2

En Écija imprimió el libro de Luis de Andrés Florindo médico en 1633 sobre la orina y el embarazo dedicado a Don Rodrigo Ponce de León y en 1642 también en Ecija imprime las Victorias, y triumphos contra Portugal por Castilla mediante Christo Sacramentado. También imprimió en esta ciudad una carta de Luis de Aguilar, caballero de la orden de San Juan a Luis de Aguilar Ponce de León.

También en Ecija publicó en 1640 el Sermón de Francisco Carpio sobre “Desagravios a la virginidad de María sobre los libelos que el un hebreo habría puesto en Granada” escrito por Francisco Jiménez de Santiago.

En Sevilla imprimió en 1612 las honras funebres al doctor Francisco Núñez Navarro juez eclesiástico de la villa de Écija escrito por Pablo de Carmona Tamariz.

 

Apologia medicinal en la curacion de una catarral destilación al pecho / por el licenciado Alonso Fajardo de León.

Continue Reading

Historia

Cuando un cajón de canela valía más que la vida de un hombre

Published

on

By

En 1642 un cajón de canela valía más que la vida de un hombre.  Ese año Antonio Fernández Martos vecino de la villa de Marchena reclama a la Inquisición de México seis cajas de canela consignada a Simón Báez Sevilla, comerciante criptojudío recién encarcelado por la Inquisición y uno de los líderes de la comunidad judía sefardí sevillana en México. Por este motivo sus seis cajones de canela quedaron en paradero desconocido.

canela

Tartas, chocolates, gachas, bechamel, licores, incluso platos de pollo y cerdo. La canela se usa en todas las cocinas del mundo. Las culturas antiguas la usaron en perfumería y ritos fúnebres y de embalsamamiento, asociada a la vida eterna.  Se dice que la propia Cleopatra se lavaba el pelo con canela de Ceilán. Para esconder su verdadero origen los libros se llenaron de historias fantásticas sobre la canela para despistar sobre su origen.

Resultado de imagen de canela en Sri Lanka

Los indios salagamas, establecidos en la isla de Sri Lanka desde Kerala, -India- tenían entre sus tradiciones y costumbres el cultivos y recolección de la canela, que se obtiene de la corteza interior de del árbol del canelo, atribuyéndosele propiedades estimulantes del sistema nervioso, circulatorio, respiratorio gastrointestinal. Toda persona que cortase un árbol de canela en Sri Lanka sin ser de los salagama incurría en pena de muerte. 

Resultado de imagen de canela en Sri Lanka

Cuando el portugués Lorenzo de Almeida tomó la isla de la canela (Sri Lanka) en 1505 y su compatriota Suarez de Albegaria obtuvo el permiso para establecer una colonia en Kotte, su capital, ya se usaba la canela como moneda de pago. Desde entonces el rey de Kotte pagó un tributo anual de 300 bahars de canela, 12 anillos de rubí y seis elefantes según El Libro de las Especias,

 Usada como moneda y para pagar impuestos, solo los muy ricos la usaban, y con el auge del comercio de América bajó de precio y aún así sigue siendo cara.

Resultado de imagen de Inquisicion de México

Báez Sevilla era descendiente de una de las principales familias de comerciantes sefarditas portugueses, que tras más de un siglo de maltrato de la justicia lisboeta habían vuelto a la Sevilla de sus ancestros gracias a una autorización especial del Conde Duque de Olivares para los ricos comerciantes sefarditas portugueses a cambio de elevadísimas tasas e impuestos. Establecidos en la calle Sierpes como comerciantes, conocida como calle de los Portugueses, se hicieron de nuevo ricos participaron en la fundación de la cofradía de mareantes de la ciudad y se establecieron en México desde donde enviaban productos de Filipinas a España y comerciaban por toda América.

Imagen relacionada

Los negocios iban viento en popa para la familia Báez y sus colaboradores hasta que una adolescente de la familia presa de una crisis de identidad religiosa, -vivía en una familia judía en un país católico- fue a confesarse a un fraile y fueron juzgados y condenados 200 personas de su propia familia.

puerta-marchena-alcazar-644x362

Ajeno al drama familiar el comerciante marchenero Antonio Fernández Martos lo que quería era recuperar sus seis cajones de canela que durante el juicio y posterior encarcelamiento habían quedado embargados por la Inquisición de México depositados en en el receptor general de la Vera Cruz de este Santo Oficio.

El  12 de diciembre de 1644 los Inquisidores Francisco de Estrada y Juan Sáez de la Higuera mandaron llamar a Simón Báez Sevilla “por Dios nuestro señor y con la señal de la Cruz” dijo que este declarante no recibió los seis cajones de canela porque cuando llegó la carga hay muchos días que este declarante estaba preso en este Santo Oficio.

Resultado de imagen de Inquisicion de México

Escuela de medicina de la ciudad de México primera sede de la Inquisición en la ciudad

Por lo que al marchenero no le quedó más remedio que mandar a México a Baltasar de Ureña y Martín de Arbide como apoderados a averiguar qué había pasado con los seis cajones de canela según el Pleito fiscal de Antonio Fernández Martos con el Real Fisco del Tribunal de la Inquisición de México.

Continue Reading
Advertisement

5000 PERSONAS AL DIA Y 80.000 AL MES

  • Email
  • Teléfono
    ANUNCIATE CON NOSOTROS 955845142-744486390
  • Dirección
    Compañia 8 A Bajo Izda, Marchena, Sevilla.

Categorías de los productos

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!