Connect with us
Puede ser una imagen de mapa y texto que dice

Cultura

Manuel Ramón Ternero: «Hasta el XIX, el camino más usado para unir Sevilla con Granada pasaba por Marchena»

Published

on

Spread the love

El libro de Manuel Ramón Ternero sobre «Los caminos Históricos de Marchena» se distribuirá a través de la Biblioteca Municipal de Marchena a partir del martes 10 de noviembre.

«El trazado rectilíneo evidencia lo antiguos que son los caminos de Marchena.  Los caminos son anteriores a la distribución de la tierra, la parcela y la propiedad se adapta al camino y no al revés. Yo le pongo una antiguedad mínima de que los caminos de Marchena son de etapa andalusí. Cuando los castellanos llegan a Marchena se hace una nueva distribución de la tierra, que se hace teniendo en cuenta los caminos. Pero posiblemente sean muy anteriores, antes que existiera la propiedad de la tierra», indica Manuel Ramón Ternero.

Las personas inscritas para asistir a la presentación del acto tendrán opción a recibir el libro en la Biblioteca Municipal. La presentación del libro fue suspendida por el estado de alarma.

Hasta finales del XIX el camino Sevilla-Granada pasaba por el casco urbano de Marchena desde Mairena donde recibe el nombre de vereda de los marcheneros. Desde que se eligió una vereda por el término de Arahal para trazar la carretera general Marchena se quedó desconectada de las principales carreteras. Lo cuenta Manuel Ramón Ternero geógrafo, que presenta su estudio histórico sobre los caminos de Marchena.

Las puertas de la muralla de Marchena dan origen al callejero urbano de Marchena y a una importante red de caminos rectilíneos originados de época andalusí, es decir tienen más de 700 años de historia.  

 
Marchena tiene una red de 55 caminos históricos de los cuales 45 tienen su origen en las cuatro puertas de la muralla, según expuso Manuel Ramón Ternero, Geógrafo.  Su referencia visual es la torre de Santa maría y antes la torre de la mezquita, punto más alto del casco urbano, visible desde kilómetros.

Se destruyeron las puertas de Osuna, Ecija, el Berral. La del Portillo ya sin uso. Quedan la Puerta de Morón, de Carmona y Sevilla.


La Puerta y el camino a Sevilla

De la Puerta de Sevilla o Arco de la Rosa nacen cuatro caminos y calles, la vereda real de Sevilla y las calles San Miguel, Mesones, Conejero y Sevilla, esta última con origen en Puerta de Morón.
El camino de Sevilla tiene 90 varas, 75 metros, aunque históricamente tuvo 50 metros de ancho para permitir el paso de ganado.

El camino de Sevilla. Zona Oeste. Cuatro caminos. 

  Principal camino  y el más usado a lo largo de la historia es una línea recta entre Marchena y Sevilla.  De Marchena sale por El Barranco y sigue hasta la laguna de Sevilla, que se sigue inundando en época de lluvias, y llega a la carretera Porcún-Paradas, en el descansadero de la Fuente de Paterna, recuperado por el Ayuntamiento de Paradas y luego  pasa por delante del famoso cortijo Los Galindos dirección Mairena.  A su paso por Mairena del Alcor se le conoce como vereda de los marcheneros y conecta en Torreblanca con la vía Sevilla-Granada, hoy autovía antes vereda real.

El camino de las Jorucas, pasa por el Arco del Arenal, calle Mesones, para por el colegio Padre Jesus, cruza la vía y llega al cerro Periño, y termina en El Palomar, Paradas.
La senda de Dos Hermanas, también con origen en la Puerta de Sevilla, dio origen a la avenida Santo Ruano, pero hasta principios de siglo bordeaba el baño de los caballos, sigue hasta el Palomar y termina en la Huerta de Dos Hermanas que incluye una noria de época musulmana.  

La cañada real de Paradas, hoy carretera de Paradas tiene su punto intermedio en el arroyo de la media legua, justo la mitad de los ocho kilómetros entre ambas poblaciones.

Caminos de Puerta Morón.  Zona sur. 10 caminos.
La vereda real de Morón, bordea Montepalacio el cazadero ducal. Sale de Marchena por calle Santa Clara y camino de las Peñuelas y sigue por el camino de Vistalegre pasando por el cortijo del mismo nombre, el primer molino de aceite eléctrico, con una famosa veleta agujereada por el bandolero Pernales, y sigue por el pasillo verde, hasta la A-92 bordeando Montepalacio. En Vistalegre está el descansadero de Los Pozuelos rodeado de bosques de olmos.

Camino de Santa Eulalia. Nace en la vereda de Morón detrás del cementerio hoy cortado por la carretera de circunvalación o variante de Marchena, llega a las ruinas del monasterio pre medieval de Santa Eulalia y conecta con la cañada real de Pruna.

Camino del Torero. Nace en el cruce de Las Peñuelas, frente a la Cooperativa, pasa por la Huerta del Agua, primer abastecimiento urbano de agua en el XIX, sigue hacia la Fuente del Perro, y concluye en Monte Armijo otra tierra comunal de Marchena, un alcornocal propiedad del Ayuntamiento de Marchena hasta el XIX.

Camino de las Huertas de Atoche. Nace en el cruce de Las Peñuelas, (Cooperativa), cruza la portada de la Tia Juana y llega a la actual venta del Abuchero, antes zona de huertas y acaba en la vega de Anglona. 

Camino Hondo. Nace en la puerta de Morón, genera la calle San Sebastián, la principal de Marchena y llega hasta la caña real de la Puebla en la carretera de circunvalación. Camino de la Huerta Salamanca.  Camino de San Ginés o de Gil Moreno, pasaba por la más importante fuente de Marchena del mismo nombre y cruza las vegas de Anglona y llega a La Cobatilla, que incluye una torre de una antigua ermita, que perteneció a las monjas de Santa Maria y Montemoiín, principal enclave arqueológico de la época fenicia y tartésica.

El Camino de Vico nace en San Ginés y llega hasta el cortijo Vico donde estaban las islas del Rio Corbones, zonas inundables, pasaba por Huerta de Vico, llega a Montemolín donde hay restos arqueológicos y sigue por río.

El Camino del Aguila o del Lavadero, generó la calle Mendez a partir de la Puerta de Morón. El Camino viejo de Morón o de las Cuestas paralelo a la Cañada Real de Morón era usado por los carreteros. El camino de Carpía nace en el cementerio y muere en Montepalacio.

Caminos de Puerta Osuna. Zona Este. 20 caminos.

En Plaza de San Andrés estaba la puerta Osuna, la principal salida para usos militares que se iniciaba en el mismo Palacio Ducal por donde salían las tropas por la calle Carreras de Caballos, cruzaban Puerta Osuna, seguían por Puerta Alameda, un arco ubicado al final de la calle Compañía y se bifurcaba allí en dos el camino de La Puebla y el de Osuna.

Cañada Real de Osuna, nace en la Puerta Osuna dando origen a la calle Compañía con sus tres edificios religiosos, Santa Isabel, San Andrés y San Jerónimo.  La Cañada Real de Osuna tras pasar el Corbones tenía dos trazados el alto o de invierno, empedrado y el bajo en zona inundable y era el más usado por las tropas en época medieval para ir a Antequera y Granada. Pasa por Ojuelos, y sigue hasta Osuna por una carretera hoy asfaltada.

Camino de La Zarzuela. Atraviesa la vega del judío y la vega y Cortijo de la Zarzuela, antiguas tierras de los duques, cruza el Corbones, sigue por el cerro del Capitán con vistas sobre la zona mejor conservada del bosque del Corbones sigue por el cortijo Platero, llega hasta Jarda zona reforestada por los ecologistas y  llega a Lantejuela.

El camino de Lucena nace en Jarda. La Cañada Real de La Puebla coincide con la carretera del mismo nombre en cuyo margen estaba El Toril, un depósito de agua de época romana, La Azuda o represa del Corbones, de época musulmana. Una acequia desviaba el agua hasta el Molino del Pan. La Cañada Real de Pruna se inicia en la ctra de La Puebla y sigue hacia El Bajonar por la zona de Monte Armijo y llega hasta Pruna estando hoy operativa en su totalidad por ser acceso del ganado de la campiña a la Sierra de Ronda y era usada por las tropas para ir a las zonas de guerra.

El Camino de las Yeguas que se inicia en la carretera de La Puebla, llegaba hasta una dehesa de las Yeguas comunal del concejo de Marchena donde se guardaban las yeguas que era necesaria en caso de movilización militar . El Camino de los Leñeros llevaba a un gran bosque de encinas usada por los leñadores, nace en carretera de La Puebla y se encamino a Cortijo Río donde hay otro azud árabe terminaba en la finca Montemolín donde había un gran encinar que se arrancó en los años 50.

El camino de Vadoviejo que arranca en Puerta Osuna y sigue por calle Molinos, pasa entre dos edificios de la actual carretera de circunvalación, hoy cortado por la vía del tren y llega hasta el cortijo del mismo nombre y a la pasada del mismo nombre en el Río, hoy recuperada. Finaliza en la finca Palmarete el último bisque de encina y palmito que se desmontó en Marchena y llega hasta Jarda.

Caminos de Puerta Ecija. Zona Noreste

La Puerta de Ecija y zona de torres caídas desaparecío hace siglos por los que sus caminos se dirigieron a la vecina puerta Osuna.  Cordel y Trocha de Ecija, nacía en Puerta Ecija, seguía por Los Barreros y sigue hacia el Corbones y a partir de ahi coincide con la carretera del mismo nombre. El Cordel de Fuentes que nace del de Ecija conserva el Palmital más extenso que queda en Marchena.

El Camino de Clarebout lleva la cortijo del mismo nombre uno de los pocos con uso ganadero, lo mismo pasa con el de Gamarra. También en Los Barreros nace el Camino Bajo de Fuentes cuyo trazado coincide con la vía verde, antiguo trazado del tren Marchena-Córdoba.  En el camino Bajo de Fuentes nace el Camino de Lora del Río que llega hasta esa localidad por la zona llamada Haza de Ubeda que tenía un apeadero del tren de Córdoba.

Caminos de Puerta Carmona. Zona Noroeste

Cordel de Carmona, paralelo a la actual carretera de Carmona que incluye el descansadero de Porcún que incluye además muchos restos arqueológicos. De este cordel nacen caminos a cortijos como Santa IglesiaBarragua, paralelo al arroyo del Galapagar. El Camino de san Juan hoy llamada carretera de Fuentes de Andalucía y antes de cruzar el Río se encamina al Cortijo de San Juan hoy Hacienda de Los Valencianos y luego llega hasta Carmona. En el camino del Cortijo de Los Olivos está la mayor olmeda de Marchena gracias a un surgimiento de agua.

La ruta se inicia en el camino de servicio de la Autovía A-92, cerca del puente existente próximo a la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos urbanos de la Comarca. Desde ahí comenzaremos a caminar por una vía pecuaria, es la Cañada Real de Pruna, que une Marchena con esta localidad, y era el camino histórico que utilizaba el ganado para ir hasta la Serranía de Ronda en busca de pastos al inicio del verano.
Esta vía pecuaria mantiene tramos muy bien conservados, con mucha vegetación, en particular, el tramo que atravesaba el antiguo monte de Armijo, donde van apareciendo algunos llamativos ejemplares de alcornoques.

Cruzaremos la Cañada Real de Los Paraeños y el cordel del Bajonar y al llegar al cruce con el camino del Torero, dejaremos la Vereda de Pruna, para tomar durante casi 4 km este nuevo camino.
En este tramo pasaremos por las proximidades del cerro del Orégano y la fuente del Perro, para, un poco antes de llegar a la nueva carretera de Circunvalación de Marchena, tomar un nuevo camino histórico.

En esta ocasión, es el camino viejo de Morón, o camino de las Cuestas.
Por él atravesaremos la carretera citada por un puente de hierro y nos acercaremos a un importante cruce de caminos históricos, pasando antes por algunas de las huertas que con sus norias abastecía de verduras y frutas al mercado local.
En el citado cruce se unen el camino de Santa Olaya, la cañada Real de Morón, y se inicia otra vía pecuaria, que es el Cordel del Loro.

 

Continue Reading
Advertisement

Actualidad

Antonia Díaz impulsó junto a su marido, José de Lamarque, la Romería de Valme

Published

on

Spread the love
Este año por vez primera la Virgen de Valme ha ido al Hospital que lleva su nombre y ha sido portada por el personal sanitario a las puertas del Hospital.
En 1248 ante la dificultad de la conquista de Sevilla, el Rey  San Fernando invocó —en el cortijo de Cuartos— a una imagen de la Virgen que llevaba consigo: «¡Váleme, Señora, que si te dignas hacerlo, en este lugar te labraré una capilla. Ordenó al maestre de Santiago, Pelay Pérez Correa, que clavara su espada en el suelo, brotando un manantial que tomó el nombre de «Fuente del Rey».
Puede ser una imagen de monumento y cielo
Tomada la ciudad construyó una pequeña ermita en el lugar mencionado, donde colocó la imagen con el nombre de Valme. A sus pies puso el pendón arrebatado a los musulmanes, que arruinada la ermita en 1800 fue llevado a la parroquia del pueblo. 
No hay ninguna descripción de la foto disponible.
La novela «La familia de Alvareda» de gran difusión de la suiza Cecilia Böhl de Faber que vivía en el pueblo entre 1822-35, llamó la atención sobre el olvidado pendón y ermita real. La suiza mostró a Washington Irving el manuscrito original a su paso por el pueblo.
No hay ninguna descripción de la foto disponible.
Exposición de mantos de la Virgen en el centro cultural La Almona. 
Tras leer el libro, el 1 de mayo de 1857, los Duques de Montpensier entregaron el Pendón, -restaurado en su palacio de San Telmo-, a la parroquia de Dos Hermanas, donde estaba la Virgen de Valme desde la ruina de su ermita en 1800. Lo que hicieron fue añadir una pieza de tela nueva color burdeos a la antigua con un bordado contando su historia. Hoy día la hermandad procesiona una reproducción de dicho pendón.
No hay ninguna descripción de la foto disponible.
En 1859, los Duques reedifican la ermita de Cuarto y la Virgen de Valme vuelve a su lugar original.  Editan una Corona Poética a la Virgen, con obras seleccionadas por Bohl de Faber que incluyó poemas de Antonia Díaz Fernández y su marido José Lamarque.

Ruta por la Sevilla fernandina pasando por Ecija, Carmona, Marchena, Sevilla, Dos Hermanas y Alcalá

Diez años después estalla la revolución republicana «gloriosa», la virgen vuelve al pueblo, los Duques huyen a Portugal y se llevan el pendón a San Telmo y de allí a la capilla real de la Catedral junto a la tumba del Rey santo, hasta que José de Lamarque lo recupera y devuelve a Dos Hermanas en 1893. 
Imagen
El matrimonio de poetas y amigos de los hermanos Bécquer, Antonia Díaz, nacida en Marchena en 1872 y José Lamarque de Novoa se instaló en un Palacio de Dos Hermanas llamado La Alquería del Pilar.
Antonia Díaz (1827-1892), nació en Marchena, hija de un médico afincado en Sevilla. Desde muy joven leía a los poetas clásicos castellanos y sevillanos.  Publicó en la revista Escenas Contemporáneas una oda a Pio IX, en La Violeta dirigida por Faustina Sáez de Melgar publicó en  un poema dedicado a la Reina, 1863. «María al pie de la Cruz» es el titulo del poema que publicó en «El Correo de la moda» en 1864. 
Imagen
Su marido José de Lamarque era hijo de un francés y una trianera, también poeta, empresario de exportación de hierros y maderas, cónsul de España en Nápoles, El Salvador y el Imperio Austro-Húngaro, (1880). Apoyó la restauración borbónica y fue Hermano Mayor de la Soledad de San Lorenzo y Secretario de La Carretería en tiempos de los Montpensier. Financió la primera edición de las «Obras» de Bécquer en 1871 y apoyó en sus inicios a Juan Ramón Jiménez que no apreciaba la poesía de Lamarque.
No hay ninguna descripción de la foto disponible.
El matrimonio de poetas estuvo en el círculo más cercano a los Duques de Montpensier, participando en la reapertura de la ermita de Valme, el 9 de Octubre de 1859, tras 54 años en que la Virgen estuvo en la parroquia del pueblo.  En el almuerzo hubo un grupo de pobres sentados a la mesa  servidos por los Duques y el Arzobispo y una corrida de dieciocho novillos de Miura, que sirvieron para alimentar a los pobres de Dos Hermanas. De esta forma apoyaron el nacimiento de la romería.

Puede ser una imagen de 2 personas

El matrimonio de Antonia Díaz y José de Lamarque y la Hermandad decidieron celebrar anualmente una Romería con la imagen de la Virgen de Valme hasta el Santuario situado en el Cortijo de Cuarto el tercer domingo de octubre del año 1894, ya restaurada la imagen de la Virgen. Lamarque, sufragó los gastos de esta primera Romería. La carreta de la Virgen, del cual era responsable Lamarque en forma de templete gótico, llevaba flores naturales de la Alquería del Pilar elegidas por Antonia Díaz y Antonio Alcocer, el  jardinero de la Alquería del PIlar.

Puede ser una imagen de una o varias personas, personas de pie y al aire libre

LA ALQUERIA DEL PILAR: EL CAPRICHO DE ANTONIA DIAZ
En la mansión nazarena de Antonia Díaz y José de Lamarque, La Alquería del Pilar,  eran famosas sus tertulias de artistas sevillanos y extranjeros, en medio de torres, grutas, una montaña artificial, una pagoda china, una ría navegable con puentes, un faro, y una cascada, estatuas, invernadero para plantas exóticas, y hasta un museo de Ciencias Naturales, en cuyo centro había un palacete mudéjar.
FOTOS Amigos del Parque Alquería del Pilar- Dos Hermanas
La Alquería fue construido en 1872, cuando se puso de moda entre la burguesía sevillana construirse casas de veraneo en Dos Hermanas a partir de descripciones literarias de Cecilia Bohl de Faber.    Lo que queda hoy es propiedad del Ayuntamiento de Dos Hermanas.  Antonia Díaz tiene calles a su nombre en Marchena, Sevilla y Dos Hermanas.
Antonio Prieto Granados afirma que: “…Ella fue la que trazó y dirigió todos los trabajos arquitectónicos de la finca y de los jardines, pues, según decían era muy entendida en arquitectura y dibujo. (…) Las plantas y árboles llegaron la mayoría desde Francia y Bélgica.
La propia Antonia Díaz diseñó los edificios y jardines de este «lugar de ensueño» donde ella misma se reservó una torre sobre una gruta con una virgen donde escribió sus libros. «Flores marchitas: baladas y leyendas» (1877-1882), «Poesías líricas» (1893), «Aves y flores: fabulas morales» (1890). Lo cuenta Antonio Prieto Granados, hijo de la niñera familiar (1882).
A pesar de tener medios, en su época las mujeres no se dedicaban a escribir, todos los circulos literarios eran masculinos y hostiles a las mujeres, que siempre estaban en segundo plano o en el ámbito privado.  De forma autodidacta Antonia Díaz se esforzó por aprender, estudiando en la biblioteca de sus padres en Marchena y luego en su mansión de Dos Hermanas.
El poeta  José de Velilla (1847-1904), asíduo a sus tertulias, junto a su hermana la también poetisa Mercedes de Velilla, describe los jardines: “ las begonias, las nejalias y otras plantas, que parecen de terciopelo al tacto y a la vista, desterradas de los climas tropicales, viven en la prisión de los invernaderos…”.
Había álamos, pinos, naranjos, cipreses, olivos, y un bosque de varias especies algunas de ellas traidas de Japón y del trópico. En las rías había peces de especies exóticas, y pájaros domesticados de muchas especies.

Continue Reading

Actualidad

Almudena Ocaña presentará su último libro en la Casa Fábrica

Published

on

Spread the love

El Servicio de Archivo y Biblioteca del Ayuntamiento de Marchena presentará el libro ‘Si vas a llorar que sea de risa’ de Almudena Ocaña, el próximo 1 de octubre, a las 19 h., en el patio de la Casa Fábrica.

Almudena Ocaña sacar a la luz un libro de humor llamado  «Si vas  a llorar, que sea de risa» en la editorial Libros Indie, que se puede pedir en librerías y reivindica el humor con un arma de supervivencia y vía de escape de las tensiones en medio de la pandemia.

Sus padres son de Marchena, pero ella nació y se crió en Cádiz y vive en Ecija. Nació en Cádiz porque a su padre lo mandan a hacer la mili en la trimilenaria y ya se queda allí.  Y así,  Almudena Ocaña creció y estudió mirando a la Caleta, primero en el colegio Josefina Pascual y luego en el instituto La Caleta, edificio Valcárcel, y finalmente en la Facultad de Filosofía y Letras, coincidiendo en su periplo estudiantil, con Paz Padilla, Meche, Teresa Quintero, y otras «bicharracas» como ella dice.

Empezó a salir con las «Cajeras del simago» de Las Niñas de Cádiz en el 98, cuando su trabajo como maestra de música en Marchena y Ecija se lo permitía.  «Ana López Segovia es mi maestra de la escritura cómica y esta mujer tiene una capacidad increíble para transformar la tragedia en comedia, y sacarle punta a cualquier situación rocambolesca que nos pueda ocurrir y yo me he criado con ellas».

Puede ser una imagen de 6 personas y personas sonriendo

Las Niñas de Cádiz es una compañía de teatro de raíces, que fusiona elementos de la cultura popular y el folklore con otros de tradición culta siempre desde el humor formada por las hermanas Ana, Alejandra y Rocío López Segovia y Teresa Quintero. Ana López ha llegado a ser pregonera del Carnaval de Cádiz.

Desde entonces Cádiz ha sido el paraíso perdido de Almudena Ocaña que nunca ha perdido su espíritu gaditano. Su primer libro se llamó «Cómo amanso a mis fieras» y era un libro de didáctica musical.

Puede ser una imagen de 2 personas, incluido Almudena Ocaña Arias y personas sonriendo

«La risa es una vía de escape y una defensa. El humor en Andalucía y en Cádiz es blandir una espada ante la pena y decirle, mira: que tú no puedes conmigo. Con el cachondeo y la risa levantamos una muralla defensiva porque la otra opción es «darnos chocazos contra la pared», explica Almudena Ocaña Arias «eso en Cádiz lo tenemos muy asimilado, todo el mundo está metido en chirigotas y comparsas y lo que se canta es una crítica social en un entorno difícil y mucha gente de Cádiz escribimos así porque lo hemos mamado, desde pequeños, saber vivir el día a día con lo que hay y tirar palante». 

La autora del libro conoció a Fernando Quiñones cuando vino a su instituto a entregarle un premio literario. 

«Parece que si te dedicas a la literatura humorística no tienes tanto caché como  un escritor serio, pero estamos en una época donde hace tanta falta reírse y quitarle hierro al asunto, que, mira, bienvenido sea el humor», explica la autora.

Fernando Quiñones,  el genial escritor gaditano, nunca pudo sospechar que la adolescente a la que premió un día en un instituto crecería y se convertiría en una docente y escritora con ribetes de humor gaditano, y que le haría un guiño homenaje en sus libros.

Puede ser una imagen de una o varias personas y texto que dice "SI VÀS A LLORAR QUE SEA DE RISA Esperpentos una deuamujer mujer en época de crianza. Una obra original de ALMUDENA OCAÑA LIBROSINDIE"

«A mí me influyó mucho Fernando Quiñones, además dentro del libro incluyo una fotografía mía con él, destacaba por reflejar muy bien el lenguaje popular. Pasaba mucho tiempo en la Caleta escuchando las conversaciones y luego en base a eso, él construía sus historias. Se ponía a escribir en un chiringuito de la Caleta llamado La Gamba Alegre».

Continue Reading

Actualidad

El encuentro de músicas con Historia de Osuna, pendiente de fecha

Published

on

Spread the love

El II Encuentro ‘Músicas con Historia’ tendrá lugar en la Hospedería del Monasterio de Osuna está pendiente de nueva fecha. 

Puede ser una imagen de 5 personas, incluido Emilio Villalba y personas de pie

Un Encuentro para disfrutar aprendiendo y compartiendo momentos musicales en los distintos cursos y talleres que se ofrecen.  Curso de instrumentos medievales con Emilio Villalba, curso de danzas históricas con Marco Bendoni y Curso de canto histórico con Ivo Blanek y Vicente Bujalance y un Taller infantil ‘Construye el medievo’ con Sherezade Soriano y Sara Marina.

En 2017, Emilio Villalba y Sara Marina crean la Fundación Instrumentos Musicales con Historia, que tiene como fines la investigación, recuperación, puesta en valor y difusión de la música antigua a través de la reconstrucción y utilización de instrumentos musicales históricos.

Emilio Villalba, multiinstrumentista e investigador de músicas históricas, nos enseñará en su Curso de Instrumentos Medievales el arte de reproducir en instrumentos históricos la notación musical medieval. -El programa del curso incluye una introducción sobre la música instrumental medieval. Instrumentos medievales: afinaciones y ajustes.  Partituras: del manuscrito medieval a la transcripción actual. 

 Compás, medida y tempo: dar movimiento a la música.  Arreglos: cómo reconstruir las obras.  Ornamentación: cómo adornar las melodías. Aquellos alumnos que no tengan instrumentos podrán disponer durante el curso de violas, zanfonas, laúdes y arpas en préstamo.

El precio incluye la asistencia al Curso, cena fin de concierto y visita guiada por Osuna.

Puede ser una imagen de guitarra e interior

Villalba es músico especializado en la recuperación y difusión de las músicas históricas comprendidas entre los siglos XII-XVII. Lleva desde el año 2000 trabajando en una amplia labor concertista por España, Portugal y Francia, con espectáculos donde conjuga música, teatro y narrativa. En esta trayectoria ha reconstruido con la ayuda de luthieres más de 50 instrumentos históricos, convirtiendo sus espectáculos en un auténtico museo sonoro en escena: violas, vihuelas, salterios, zanfona, clavisimbalum, organetto.

Puede ser una imagen de una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales, personas de pie e interior

El 11 de octubre, al atardecer, alumnos y profesores de danza, canto y música se unirán en el concierto final de curso.  Será en un lugar histórico y al que estarán invitados todos los públicos. El 12 de octubre, será la despedida del Encuentro con una visita guiada por monumentos históricos y lugares de interés de Osuna.

Continue Reading

Cultura

La fiesta de San Miguel copatrón de Marchena; de Mayo a Septiembre

Published

on

Spread the love
El 8 de Mayo se celebraba originalmente la fiesta de la Aparición de San Miguel en el monte Gargano, que fue sustituida por  Juan XXIII por el 29 de septiembre, actual Fiesta de San Miguel. San Miguel es co-patrón de Marchena y tuvo una cofradía y hospital en Marchena desde 1525. En el huerto de San Miguel el sacerdote Francisco García daba misas en 1525.  
En el breve de Inocencio XIII fechado en Roma el 11 de agosto de 1723 concediendo altares e indulgencias a los confesados y comulgados que visitasen la iglesia de San Miguel Arcángel de Marchena (Sevilla) aparece que el verdadero titulo de dicha iglesia es «de la aparición de San Miguel Arcángel».
En toda España se siguen celebrando fiestas y romerías en honor a San Miguel el ocho de Mayo. Existen refranes que recuerdan esta fecha como «San Miguel de mayo, a labrar, el huerto’.
El Ángel del castillo (1753), obra de Peter Anton von Verschaffelt.
En Roma, el papa San Gregorio I atajó la peste mediante la invocación de San Miguel, a quien había visto en lo alto del mausoleo de Adriano blandiendo una espada. En la Edad Media el lugar se convirtió en fortaleza: el Castel Sant’Angelo.
A imitación del Santuario de San Miguel en el Monte Gargano los templos a San Miguel se ubican en la cima de los montes como sucedió con Mont Sant Michel de Francia y muchos otros lugares como en Marchena donde corona un cerro que en el momento de la fundación era una ermita en zona despoblada.
En el cerro de San Miguel, el sacerdote Francisco García, habitaba una ermita en 1525, definidia como casilla en los documentos y acogía a enfermos «donde antes vivían unos santeros»  celebrando misa en la iglesia por las tardes. En una carta fechada en 1525 pide al Duque la cesión del huerto y ermita de San Miguel ante la oposición de una cofradía. 
En 1525 ya existía la Hermandad de San Miguel según el documento de cesión de unas casas a dicha hermandad que estaban en la calle Santa Clara y calle Torno que eran hasta entonces propiedad de la cofradía de San Pedro Mártir de El Viso del Alcor según documentación  conservada en el Archivo Parroquial de San Juan.
En 1545 la Fábrica y Cofradía de San Miguel arrendaron una viña en la vereda Bajonal. Dicha cofradía tenía además casas en la barriada Puerta Ecija que en 1545 fueron arrendados a María de Benjumea.  En 1549 cede un solar propiedad de la cofradía e Iglesia de San Miguel a Alonso García Ponce y su hijo. En un censo de 1563 se dice que el Hospital de San Miguel estaba ubicado entre la iglesia y el Molino de viento.

Investigación: Juan Gil desvela la lucha a muerte en el seno del clero marchenero a causa de los judeoconversos

Una parte del clero de Marchena reunido en una cofradía, no se cita cual, enfrentado al clérigo Francisco García, por la posesión de la huerta y ermita de San Miguel, se reunían en la huerta de San Miguel, donde le mostraban su hostilidad de forma que García piensa que lo quieren echar del pueblo y hasta matarlo. Eran ellos los que tenían la llave de la iglesia.  En una carta el Duque García afirma que el huerto de San Miguel podría ser un trasunto del huerto de Getsemaní, si la facción contraria llevaba a cabo sus siniestros designios y le daba muerte.
La espada de San Miguel. Sorprende la disposición de siete santuarios en línea recta desde Irlanda hasta Israel: los tres sitios más importantes, Mont Saint Michel en Francia, la Sacra de San Miguel en val de Susa y el santuario de Monte Sant’Angelo en el Gargano están todos a la misma distancia. 
La cofradía quería también el huerto y capilla de San Miguel. En una carta al Duque Francisco García dice que «un cofrade dijo a Sánchez, el carpintero, que me dijese que me quitase de demandar la capilla y huerto si no temo que un dia me echen un rufián que me mate». «Hace año y medio que andan bramando contra mí por aventarme de los cristianos viejos que me oyen de buena gana».
Desde 1755 la casa de Arcos, por voluntad del Duque Francisco Ponce de León aportada más de 900.000 reales anuales a la Archicofradía de San Miguel de la iglesia del mismo nombre en Madrid. 

San Miguel tuvo un hospicio y una hermandad del mismo nombre en 1550

El nombre Miguel en hebreo מִיכָאֵל significa literalmente «¿Quién como Dios?» (mi-ka-el).  Mi (מִי) «¿quién?», ka (כָ) como El (אֵל) Dios (Elohim).
En 1550 existía una hermandad y Hospital de San Miguel en un solar propiedad de la iglesia siendo Francisco Florindo presbítero y mayordomo de la hermandad,
según la documentación conservada en el Archivo Parroquial de San Juan, cuya ubicación estaría entre la iglesia de San Miguel y el Molino de Viento, tal y como refleja el documento titulado «Del Hospital y Cofradía de San Miguel», 1550 en el Legajo 34, folio 3244.

Aparición de San Miguel en Monte Gargano

Miguel y sus ángeles iniciaron el combate contra el dragón. Y el dragón peleó y con él sus ángeles, y no pudieron resistir, y no se halló ya para ellos lugar en el cielo.» (Apoc. 12,7).
 Los musulmanes, judíos, cristianos y protestantes veneran a San Miguel.   En el islam Mijail es uno de los tres ángeles que anunciaron a Abraham el nacimiento de Isaac. También para los judíos es protector de las sinagogas y del pueblo de Israel, para los cristianos es defensor de la iglesia y de los cristianos, guía de las almas de enfermos y moribundos.
La imagen de San Miguel de Marchena es obra de Pedro Roldán, firmada en su espalda. La iglesia es mudéjar reformada tras el terremoto de Lisboa. 
Las apariciones de San Miguel en el Monte Gargano fueron tres, 8 de Mayo de 490,  19 de Septiembre de 492 y  29 de Septiembre de 493.
Iinicialmente, San Miguel se conmemoraba el 8 de Mayo fiesta de la Aparición del Arcángel Miguel, tres veces en Monte Gargano de Apulia, sur de Italia, Reino de Nápoles, año 490. Nuevamente el Arcángel se aparece en Monte Gargano para detener una plaga en 1656.
Imagen relacionada

Cueva de San Miguel en Monte Gargano

Miguel significa: “¿Quién como Dios?” De hecho, ese era su grito de guerra. 
San Miguel defiende las almas, tanto en la muerte como en el tránsito, de ahí que aparezca en el ritual de difuntos y en el medievo se le representase pesando almas con una balanza mientras el diablo intenta desequilibrarla. 
Los escritos de Sor María de la Antigua mencionan un grupo de corderos, que como almas en pena se dirigían al templo de San Miguel de Marchena.

Santuario de Monte Gargano

En Marchena encontramos imágenes de San Miguel coronando el altar mayor del convento de San Andrés, en la Sala de Juntas del Ayuntamiento, en una pintura donde se dice fue copatrón de Marchena portando un escudo con la Inmaculada. Los escritos de Sor María de la Antigua mencionan a San Miguel de Marchena.
«Después de ayudarla a morir vio a Catalina de Santiago, mujer humilde y santa. Después de muerta la vio en sueños varias veces y otra vez la vio despierta en la iglesia de Santa Clara. Le preguntó cómo le iba y le respondió. “Desque vengáis acá lo sábreis?. ¿Quando lo veréis?. Hincóse de rodillas hácia el Sagrario y dijome. De hoy en quince días”. Salió al claustro (de Santa Clara) y vio unos corderos que eran ánimas del purgatorio que las llevaban camino de la iglesia de San Miguel».
Simbolismo del arcángel Miguel
San Miguel capitán de la milicia celestial en lucha contra el mal, la ignorancia, la inconsciencia y la esclavitud, protege los pensamientos de la negatividad, y lleva una espada de luz espiritual, arma de la verdad con la que romper el velo de la ignorancia.
Un atlético joven, vestido como emperador romano, con coraza anatómica y túnica, imagen difundida en Sevilla por Francisco Pacheco y la escuela de Zurbarán, a raíz de la Contrarreforma. Iconografía creada por Martin de Vos hacia 1580, grabado por Hieronymus Wierix en 1584 e inspirado en el grabado de Durero de Sol-Apolo y Diana.   En ella se representa al dios Apolo como al dios Sol, con asociación de cultos solares paganos y el Sol invictus de la Antigüedad tardía según Mario Aguila Vivar.

Continue Reading

Actualidad

Silvio Rodríguez cantará en Madrid en el centenario del Partido Comunista

Published

on

Spread the love

El cantautor cubano Silvio Rodríguez hará un concierto en Madrid el próximo domingo por el centenario del Partido Comunista de España (PCE). Una celebración que contará además con la asistencia de vicepresidenta segunda del gobierno y ministra de Trabajo  Yolanda Díaz.

La entrada al concierto se venderá por el precio de dos euros, destinados íntegramente a proyectos de Medicuba, para el envío de medicamentos y material sanitario a hospitales cubanos.

La fiesta del PCE se desarrollará en el auditorio Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid, con la presencia del secretario general del partido, Enrique Santiago, junto a los líderes sindicales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez.

Las celebraciones se extenderán del viernes 24 al domingo 26, con actos políticos y culturales, y también estará en ellas la ministra de Igualdad, Irene Montero, que encabezará un acto sobre el movimiento feminista junto a la directora del Instituto de la Mujer, Toni Morillas.

Por otro lado, debido a la situación por la pandemia del coronavirus, se decidió un aforo más reducido que en otras ocasiones, obligación de uso de mascarilla en todo momento y delimitación de espacios para garantizar la distancia de seguridad.

 

 

Continue Reading

Cultura

Gitanos, moriscos y judíos en el Romancero de Marchena, que sigue sin publicarse desde los años 80

Published

on

Spread the love

Aunque ella apenas recuerde romances, Concepción Sánchez Puerto es la única persona con vida de las que participaron en el estudio del «Romancero de Marchena» realizado en 1981 por el profesor de Literatura Juan Pablo Alcaide como parte de su tesis doctoral presentada en la Universidad de Sevilla en 1983.

En el Romancero de Marchena hay Amor infiel (La Muerte Oculatada, o la Boda Estorbada o Romance de La Malcasada), esposas desdichadas (Casada en tierras lejanas), mujeres forzadas (Carmela deshonrada, Inés María o Crimen), Incestos, (Tarquino),  aventuras amorosas (Gerineldo, Dama y Rústico Pastor, Conde Olinos, Riserda), amor (La novia ultrajada, La Doncella y San Antonio), religión (El Niño Perdido, San Antonio Campesino), Cautivos (Don Bueso, Las Tres Cautivas), Huérfanos (Dos hermanos huérfanos, Huérfano y Padre, Huérfano y madre) gitano (Un gitano fue a la iglesia), guerras (Mambrú), y otros temas varios (Don Gato) La Baranda del Cielo, Barco de la Amargura o Peñaflor.

Concepción Sánchez Puerto, y su madre Carmen Puerto aportaron al estudio algunos romances como «Las señas del marido» que en el Romancero de Marchena aparece bien conservado con influencias de la versión judeo española. Aunque el más popular en Marchena es el Romance de Gerineldo.

También participaron Francisca Baranco, Antonia Romero Martín, Amparo Rodriguez Núñez, Encarnación Ayora Castro, Maria del Carmen Puerto Sevillano, Mercedes Tagua Pérez, Maria Jesús y concepción Carmona Alvarez aún recordaban romances medievales en 1981.

 Mujeres de campo que no sabían leer ni escribir pero que aprendían a cantar Romances de pequeñas mientras realizaban faenas del hogar, tal y como sucedía con los romances conservados por los judíos españoles y luego llevados por ellos al norte de Marruecos donde también se han conservado.

El cancionero mas antiguo el de Martín Nucio, fue impreso en Amberes en 1550. 

En 1993-94 Alcaide colaboró con el Proyecto «Literatura Oral» de la Consejería de Educación junto a profesores del IES «La Campiña» de Arahal recogiendo 102 versiones, de 54 temas, que publicó  en el Romancero de Arahal y el Romancerillo de Paradas.

Los más populares eran los romances de ciego que iban de pueblo en pueblo recitándolos, mientras que los romances tradicionales eran algo más cultos sin dejar de ser populares.

Sin saberlo estas mujeres que no sabían leer y escribir han conservados piezas de la literatura y poesía medieval castellana nacidos en el siglo XIV y expandidos de boca en boca por juglares, trovadores y ciegos.

La mayor parte de los 34 romances recogidos en el «Romancero de Marchena» están influenciados por las versiones canarias y extremeñas, lo cual se explica por la cercanía geográfica, pero hay otros, también conservados en Marchena, de influencia judeo española, tal y como señala en su análisis el autor del texto.  Se conserva una sola copia del «Romancero de Marchena» en la Biblioteca de Marchena, mecanografiado y que no ha sido publicado.

En el estudio histórico previo se dice que ya existía judíos en Marchena en 1147 según la obra «El repartimiento de Sevilla» de Julio González, tomo 1 página 401.  También se dice en dicha obra que en Marchena convivieron judíos, muslmanes y cristianos, hasta la rebelión de los musulmanes de 1264 cuando se van los musulmanes, aunque vuelven en el XV protegidos por los Duques a cambio de pactos y entrega de villas en la serranía de Ronda, situación que se repite en el XVI tras el levantamiento de los moriscos en  Ronda y Alpujarra.

A principios  del XVI llegan los gitanos a Marchena.  Todo ello crea en Marchena el caldo de cultivo idóneo para el surgimiento y conservación de los romances y el folclore popular.

Hay romances escritos para cantar gestas de vecinos de Marchena como Rodrigo Ponce de León cuando tomó Alhama, (Ay de mi Alhama) y otros escritos para su hermano Don Manuel El Valiente (Romance de don Manuel Ponce de León) S. XV.

Muchos romances antiguos fueron conservados por los gitanos. Bartolomé José Gallardo, que apresado por la monarquía absolutista en 1825, oyó el romance de Gerineldo por boca de unos gitanos de Marchena en el patio de la Cárcel de Sevilla. Este hecho fue tomado como muestras de la permanencia de la tradición oral del Romancero, tras el largo período de silencio.  (Menéndez Pidal, 1953: 276-365 y Catalán, 1979: 217 y ss.).

También hay romances que mencionan en sus temas a Marchena como el «Romance de una modista y un albañil» del que la Biblioteca Digital de Andalucia posee Grabación sonora, recitada por María Pérez Madrid, una campesina de Bogarre (Granada) en 1930.

El tema de este romance que menciona Marchena no es otro que avisar del daño que hacen los falsos rumores.  Por un rumor falso, un padre se marchará a trabajar en la construcción desde Marchena a Segovia perdiendo de vista a su hija. Años después, el padre y su hija Isabel se reencuentran casualmente en Segovia y recuperan el contacto.

Continue Reading

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!