Connect with us

Arte

Quién era Roque Balduque, posible autor de la imagen del Cristo de la Veracruz

Published

on

Catedral de San Juan en HertogenBosch, ciudad natal de Roque Balduque

Roque de Balduque (Hertogenbosch-Sevilla 1561) fue uno de los primeros grandes artistas europeos  en instalarse en el XVI en la rica Sevilla poco después del descubrimiento de América al igual que Pietro Torrigiano, Nicolás de Lyon, Jorge Fernández Alemán o Lorenzo Mercadante de Bretaña.  Es uno de los padres de la escuela sevillana de imaginería, que arraigó con Vázquez el Viejo. 

Ayuntamento de Hertogenbosch

En Marchena es autor del retablo del sagrario de San Juan, la Virgen de Gracia de San Agustín y se le atribuye el Cristo de la Veracruz y el altar de Jesús Cansado de San Juan. Además es maestro de Gerónimo Hernández, autor del Santo Entierro.

Altar del sepulcro de la Colegiata de Osuna, de Roque Balduque

Roque Balduque nace en Bois le Duc (francés) o Bolduque, (español) y muere en Sevilla en 1561. Junto a su padre Mateo de Bolduque, fundador de la dinastía, su madre Juana Muñoz, y hermanos Juan, Mateo, Andrés y Diego, establecen un taller en Medina de Rioseco.

Después de trabajar en Castilla y Extremadura, Roque se casa con Isabel de Balduque y llega a Sevilla en 1534, donde introduce los estilos italianos y flamencos que conoce de sus viajes por Europa. Trabajó en el Ayuntamiento y Catedral de Sevilla, y en Marchena tiene obras en San Juan, Veracruz y San Agustín. Sus discípulos trabajaron para San Andrés y Santa María de Marchena.

Entre los grandes altares en los que intervino está la ampliación del de la catedral de Sevilla, San Juan Bautista de Chiclana o Santa María La Mayor la Coronada de Medina Sidonia y en Sevilla los altares de San Román, San Lorenzo, San Gil, y San Juan de la Palma. También trabajó en la capilla del Sepulcro de la Colegiata de Osuna.

El Altar del Sagrario de San Juan, Marchena

Dos de los protagonistas de la ampliación del retablo metropolitano de Sevilla el entallador Bartolomé Ortega y el escultor Roque Balduque trabajan en el Sagrario de San Juan, Marchena, fechado entre 1558 y 1560. A Bartolomé Ortega se le debe la ampliación de los laterales del retablo y a Roque Balduque la Cena y las figuras de los padres de la iglesia. El dorado y estofado lo hizo Andrés Ramírez. Las esculturas de los Doctores, tanto o más que el relieve central de la Sagrada Cena,

Colaboración entre Roque Balduque y Andrés Ramírez en Marchena

Roque Balduque y el pintor y miniaturista Andrés Ramírez trabajaron juntos y se convirtieron en familia según Marchena Hidalgo, de la Universidad de Sevilla. En 1548 el primero fue padrino de bautismo del esclavo del segundo.

El 6 de octubre de 1557 Ramírez firma contrato para dorar y estofar el altar del Sagrario de la iglesia de San Juan de Marchena, tanto el cuerpo por 500 ducados de oro, siendo su fiador el pintor Juan de Zamora. Poco después trabaja en el altar mayor de la iglesia de Santa Ana de Triana.

 El nazareno Jesús con la cruz a cuestas ayudado del cirineo, grupo de mediados del siglo XVI que conserva la composición y el modelado característico de las obras producidas por Roque Balduque y su entorno, aunque muy repintado, según Ravé. El altar tiene una letenda que dice «Acabo este retablo año de 1697 en tiempo de Diego de Ribadeo devoto de Iesus».

Trabajó con el pintor Luis de Vargas en San Andrés de Marchena. 

En 1563 otorga escritura para pintar, dorar y estofar un retablo para la iglesia de San Andrés de Marchena por 450 ducados y cuatro años después, el 14 de diciembre de 1567, reconoce haber recibido de Antón Ramírez, mayordomo de la fábrica de la citada iglesia, los 25 ducados restantes del pago cuando ya Luis de Vargas, que había colaborado con él, había muerto.

Porqué el Cristo de Veracruz de Marchena se atribuye a Roque Balduque

El cristo de Veracruz de Marchena se atribuye a Roque Bladuque por sus semejanzas con otros cristos del mismo autor como el de Alcalá del Río. En el podemos ver la ténica del maestro, tallado sobre un tronco de cedro de una pieza que alcanza cabeza, tronco y extremidades inferiores y se ensamblan brazos, un mechon del cabello y el nudo colgante del sudario, siendo luego ahuecada a través de ventanas cuadradas ubicadas en la nuca, region dorsal de la espalda, cara posterior del sudario, muslos y brazos, dejando un grosor de pocos centímetros.

Un nuevo modelo de Virgen con niño

El nuevo modelo de Virgen creado por Roque Balduque en Sevilla podemos verlo en la Virgen de Omnium Sanctorum, la Virgen del Amparo de la Magdalena, la de San Vicente, la Virgen de Gracia de San Agustín de Marchena, antigua titular del convento, dulcificando de los aspectos dolorosos de los tipos medievales, según Ravé. Se repite luego en la Virgen de la Evangelización en la catedrla de Lima -primera imagen mariana de la ciudad y del país- y La Virgen de la Luz de la Catedral de La Laguna, Tenerife.  

Virgen de Gracia, Marchena, Roque Balduque

Entre sus discìpulos, Juan Giralte, también flamenco acabó su obra tras su muerte, Pedro de Heredia, Juan de Villalba, Francisco y Bernardino de Ortega o Andrés López del Castillo y Gerónimo Hernández.

Arte

¿Un lienzo de Ribera en la iglesia de San Agustín de Marchena?

Published

on

Palacio Real de Nápoles donde vivía los virreyes españoles y el Duque de Arcos.

Para Ravé tanto si es un original como si es una copia de época es de gran valor e interés.

Los excesos del Duque de Arcos, Don Rodrigo, odiado por el pueblo, y la creación de un impuesto sobre las frutas motivaron una rebelión de Nápoles contra el rey de España sofocada en 1648 por Juan de Austria.

Cuando Murillo quedó fascinado con una pintura de Ribera

Don Rodrigo Ponce de León Duque de Arcos

Este episodio le costó el cargo al propio Duque de Arcos y a Marchena la desaparición de la barriada Puerta Ecija, que lindaba con su palacio por temor a las revueltas. Del paso del duque por Nápoles queda un lienzo de San Agustín que pintó Ribera para el Duque.

Al mismo tiempo hubo levantamientos contra el Rey de España en Andalucia (rebelión de los Moriscos de las Alpujarras con papel destacado de los Ponce de León y repercusión en Marchena), Cataluña, País Vasco, Flandes y Nápoles.

Para paliar el vacío de la arcas de la ciudad italiana en 1647, en medio de un ambiente de epidemias, hambre y sequía, el Virrey, Duque de Arcos, gravó la fruta, alimento y principal comercio de la población napolitana, provocando un inmediato levantamiento.

Escalera principal del palacio Real de Nápoles

Cuando Murillo estuvo en Marchena en verano de 1651, conoció entre las colecciones ducales una obra de Ribera -Virgen con  Niño- que el Duque había traído de Nápoles y se enamoró de ella hasta tal punto que la copió y le influyó en su propio estilo.

«Sólo pudo copiarlo ante un original y sólo pudo haberlo visto en Marchena o en Sevilla. Lo cierto es que le impactó y no lo olvidó nunca» indica Juan Luis Ravé, experto en Historia del Arte.

Ravé cree que el lienzo de Ribera pudo estar entre la producción artística que el Virrey de Nápoles, Rodrigo Ponce de León Duque de Arcos encargó a su pintor de cámara José de Ribera, pintor de los virreyes españoles ubicados en el Palacio real napolitano,  como también hiciera el Duque de Osuna con el mismo pintor.

«Es un Ribera poco riberesco. Porque en la madurez casi al final de su vida se hace luminoso. Conectando así con los gustos de Murillo que siempre lo admiró. Desde sus primeras obras se nota. Y este cuadro lo pudo ver muy pronto en 1651 y nunca lo olvidó» indica Ravé.

La relación de los Neve, mecenas de Murillo, con familias afincadas en Marchena

El original de esta obra se conserva en el Museo de Filadelfia. Está firmado por Ribera y fechado en 1646. Hasta su reciente restauración se leía 1648 pero la restauración ha adelantado a 1646, cuando el duque era el virrey. Hay una copia de gran calidad hecha por el taller de Ribera en la iglesia de Santa Isabel de Marchena y otra de menos calidad en San Andrés. Otra copia fue entregada por Murillo cuando entró en la hermandad de la Caridad de Sevilla.

El pintor «de la ciudad de Sevilla» que no pasó el examen del gremio de pintores

El 5 de mayo de 1647 sale de Cádiz la Armada Española mandada por Juan de Austria y compuesta por seis galeras, treinta y un bajeles de guerra y ocho de fuego,con tres mil quinientos treinta y un hombres de guerra y tres mil cuatrocientos veintisiete de mar. Llegaron a Nápoles costeando España a tiempo para abortar ataques franceses en Tarragona y Tortosa.

Castillo de Nàpoles

 El uno de octubre llega Juan de Austria a Nápoles y el Duque de Arcos, que había rechazado la primera oleada de la rebelión popular protagonizada por Massaniello, le informa de la situación de la rebelión y comienzan los combates contra los rebeldes por orden del Duque dispuesto a ahogar la rebelión en un mar de fuego y sangre.

Juan de Austria negocia con el Gobierno de Nápoles, la salida de Don Rodrigo porque el pueblo le odiaba. El Virrey marchenero, y sus hombres de confianza tratan de negociar en secreto con los rebeldes para conservar su cargo a través del Obispo. En enero de 1648, el Duque de Arcos vuelve a Marchena y deja el gobierno de Nápoles.

Una joya de Lucas Jordán en el convento de la Concepción de Marchena

Francia se hace con el control y expulsa a los españoles

Apoyado por Francia el escopetero Gennaro Annese lidera la segunda rebelión que logra expulsar a las tropas españolas del Duque de Arcos, declara la República de Nápoles por dos años y otorga el gobierno a  Enrique de Lorena -descendiente del legítimo rey de Nápoles-.

Moneda de la República de Nápoles con el escudo de Nápoles SPQN

El nuevo Virrey español en Nápoles, Iñigo Vélez de Guevara, Conde de Oñate, apresó al francés Enrique de Lorena y el  6 de abril de 1648, se  comunicaba el Rey de España la total reducción de Nápóles sin daños considerables aunque queda la ciudad sumida en la ruina económica.  En Madrid el Rey Felipe IV celebró esta noticia con una manifstación por las calles aclamado por el pueblo, informa Josefina Castilla Soto en su obra «La revuelta napolitana de mediados del siglo XVII y don Juan José de Austria».

José de Ribera pintor de los Virreyes españoles en Nápoles

Tras una estancia en Parma (1611) y Roma (1615), donde aprendió de los principales maestros italianos José de Ribera se convierte en el pintor oficioso de los virreyes españoles en Nápoles.

Crucifixión de Miguel Angel en la que se inspiró Ribera.

En 1616 estaba en Nápoles, donde se casó con la hija de Bernardino Azzolino, un importante pintor local de reconocido prestigio y vivió en dicha ciudad por el resto de su vida. El joven pintor fue  descubierto por el virrey español, el duque de Osuna, a través de quien entran sus obras a la corte española. En el Calvario que pintó por encargo de la Duquesa de Osuna y hoy se conserva en la Colegiata destaca la influencia de Miguel Angel en el dibujo del Cristo que hizo para Vittoria Colona. El Rey Felipe IV llegó a poseer cien pinturas de Ribera, más que de ningún otro artista español informa la web del Museo del Prado.

Dicho museo conserva una obra de Ribera titulada San Agustín orando donde destaca la influencia del claroscuro de Caravaggio y los empastes de pintura densa que lo hicieron único para modelar el rostro y las manos.

Los colores romanos, el claroscuro de Caravaggio, tal diversidad de medios expresivos fue única entre sus contemporáneos españoles, fue dibujante prolífico y experto grabador.  Las pinturas de Ribera se caracterizan por su grueso empaste, que les da una calidad táctil y que el artista empleó de manera muy efectiva para representar diferentes texturas y dar una impresión de tridimensionalidad monumental (Pérez d’Ors, P. en: Del Greco a Goya. Obras maestras del Museo del Prado, Museo de Arte de Ponce, 2012, pp. 91-92).

Imagen relacionada

Juan Luis Ravé en su obra para Codexsa sobre el templo de San Agustín de Marchena informa de que en el inventario de los documentos del Palacio Ducal marchenero llama la atención la existencia de un San Agustín obra de José de Ribera. La  comparación del cuadro del Prado con la pintura del mismo nombre, título, época y estilo que se conserva en el coro de San Agustín de Marchena indica que podemos tener en Marchena una joya del arte, a falta de una restauración y correcta datación por expertos. Para Ravé tanto si es un original como si es una copia de época es de gran valor e interés.

Save

Save

Save

Save

Save

Continue Reading

Arte

El pintor «de la ciudad de Sevilla» que no pasó el examen del gremio de pintores

Published

on

Zurbarán, famoso pintor extremeño conoció un fabuloso éxito en Sevilla a partir de 1627, sin ser sevillano y ejerciendo su oficio como ”maestro pintor de la ciudad” sin satisfacer el examen del gremio de pintores de la capital hispalense.

Asombrosa es la invitación para ejercer su oficio en la ciudad por el Ayuntamiento de Sevilla en 1629 y del mismo modo muy singular la llamada a la Corte en 1634: su reputación y su amistad con Velázquez le brindaron la oportunidad.

«Por mandato de la visita pasada del dicho señor visitador hizo el mayordomo nueve cuadros pintura sobre lienzo un crucifijo una concepción y un san juan bautista y seis apóstoles que todo se hizo en la ciudad de Sevilla y cuando se concertaron la hechura de ellos de diez ducados y por todos pagados a Francisco de Suberán (sic) vecino de Sevilla maestro que los pintó noventa ducados de que mostró recibo suelto» según se refleja en el tomo IX de Cuentas de Fábricas de San Juan de Marchena.

Zurbarán fue bautizado en su parroquia de Nuestra Señora de la Granada de Fuente de Cantos, el 7 de noviembre de 1598.

Luis de Zurbarán, su padre, de origen vasco, era un negociante acomodado, era probablemente el tendero más rico de la localidad. El apellido Zurbarán aparece varias veces a mediados del siglo XVI en el Archivo de Indias: seis miembros de dicha
familia piden pasaje para el Perú.

El 15 de enero de 1614, Luis de Zurbarán firma el contrato de aprendizaje de su hijo con un tal Pedro Díaz de Villanueva, “pintor de imaginería” del cual se sabe poco, para un periodo de tres años. En 1617 se estableció en Llerena,  donde estuvo diez años y nacieron sus tres hijos y establece un obrador sin someterse al examen gremial que permitía ejercer el oficio de pintor e instalar su obrador en Sevilla.

En 1626  firmó un nuevo contrato para pintar ventiún cuadros para los dominicos de San Pablo el Real, en Sevilla y en 1628 tras firmas contrato con el convento de la Merced Calzada, se instaló, con su familia y los miembros de su taller, en Sevilla. Le llovían los encargos de las familias nobles y para los grandes conventos ante el enfado de otros artistas por no pasar el examen del gremio de pintores.

Su hijo Juan de Zurbarán es conocido por sus bodegones.  En 1638 empezó a producir pinturas religiosas para el mercado americano.

En 1634 marcha a Madrid, solicitado por Felipe IV y siendo nombrado pintor del Rey, probablemente gracias a Velázquez  para que, en unión de otros pintores —entre ellos Velázquez—, decorara el Salón de Reinos del nuevo palacio real del Buen Retiro.

 En 1658 los cuatro grandes pintores —Zurbarán, Velázquez, Alonso Cano y Murillo— se encontraban en Madrid. Zurbarán testificó durante la investigación llevada a cabo sobre Velázquez, lo que le permitió ingresar en la Orden de Santiago.

En Madrid Zurbarán se inspiró en el Apostol Santiago que hizo Rubens para el Duque de Lerma que recuerda al que luego pintó para Marchena, considerada la mejor obra de los apóstoles.

El viejo pintor tuvo al parecer una buena clientela privada madrileña pero
su salud decayó pronto (su última obra firmada es de 1662), y falleció en 1664
después de una larga enfermedad que empobreció a su familia.

En su enorme producción conservada en España y América le ayudó su taller, compuesto por su  hijo Juan de Zurbarán, exquisito pintor de bodegones, Ignacio de Ries y los hermanos Miguel y Francisco Polanco así como Bernabé de Ayala, de quienes ya en el siglo XVIII, se decía que sus obras se confundían con las de su maestro y Juan Luís Zambrano que intervino seguramente con intensidad en la serie de la Merced Calzada.

Estos imitadores, después de pasar por el obrador del maestro, se hicieron pintores independientes y siguieron recreando su estilo en el ambiente pictórico sevillano. El trabajo actual de los investigadores de como Odile Delenda consiste en distinguir la obra del maestro de la obra de sus discípulos e imitadores.

Continue Reading

Arte

Federico Coullaut Valera, inspiración marchenera para la Semana Santa de Levante

Published

on

A la muerte de Lorenzo Coullaut Valera en 1932 su hijo Federico hereda el trabajo inacabado de su padre aunque se destaca por sus trabajos de imaginería. 

Talló las imágenes de 30 pasos de Semana Santa todos en la zona de Levante  en Orihuela, Cartagena, Cuenca, Hellín, Albacete, Almería y Úbeda.

Se crió en el estudio de su padre en una villa de la Granja de San Ildefonso donde solía acudir el rey Alfonso XIII de visita, rodeado de tallas de madera, estatuas de bronce y figuras de piedra además de los trabajos pervios del monumento a Cervantes de la Plaza de España. Con 15 años talló una de sus primeras obras, la Mater Salvatoris que anticipaba su estilo entre el neoclasicismo y el modernismo.

Además sus monumentos públicos se reparten por México, Estados Unidos, Alemania, República Dominicana y Bélgica.

El Ángel de Madrid del Edificio Metrópolis. Calle Alcalá. Madrid

Su trabajo más conocido es la victoria alada o ángel de Madrid (edificio Metrópolis)  hecho en 1977, con seis metros de altura y 3000 kg de peso que representa a su esposa Concepción Terroba, con la que se casó en 1940 y tuvo tres hijos, Federico Beatriz y Lorenzo, el tercero de una saga de escultores.

La mayor herencia de su padre fue acabar el monumento a Cervantes de Madrid, haciendo 24 figuras de 4 metros de altura además de una réplica de Don Quijote y Sancho para una plaza en Bruselas, además del jinete andaluz en el Monumento a los Álvarez Quintero del Retiro de Madrid, cuyo modelo fue el jinete marchenero Antonio Montes.

Su obra en EEUU  es estatal como una figura de Carlos III en Corpus Christi (California), en Los Ángeles y en la Embajada de España en Washington.

En España destacan sus monumentos a Pío Baroja, a Cervantes, a Felipe II, figuras en el Parque del Oeste de Madrid, un busto al músico e investigador de origen marchenero Enrique Iniesta, a Joselito El Gallo en Gelves, a fray Bartolomé Olmedo en Valladolid, al General Cassola en Hellín, a Franco en El Ferrol y a Diego Lainez en Almazán, Soria.

IMAGINERÍA

Su mejor obra, el Cristo de la Agonía de Cuenca

Viernes Santo. Cristo de la Agonía (detalle)

Lo que le hizo célebre en el levante español fueron sus aportaciones a la imaginería. En Cuenca destaca el Cristo de la Agonía (1946) según el escultor su mejor obra aportada la imagineria religiosa española por su estudio anatómico, que desfila el Viernes Santo y se ubica en la Iglesia del Salvador.

También en Cuenca dejó la Soledad de San Agustín (1947), Nuestro Padre Jesús de la caña (1947), Jesús orando en el Huerto 1967, y la Virgen de los Dolores.

El Prendimiento de Orihuela (1947) se compone de tres escenas distintas de un mismo pasaje bíblico, que procesiones Lunes y Viernes Santo, la Oración en el Huerto, la Negación de San Pedro con 9 imágenes más el paso que ganó el primer premio de la exposición nacional Iberoamericana de arte sacro y participó en la jornada mundial de la juventud de Madrid.

Enviados del Averno

Nuestra Señora de los Dolores de Hellín (1940) fue su primera obra religiosa, pero la mejor fue su mejor Santa María Magdalena (1944) en palabras del escultor, su obra cumbre inspirada en la cara de su mujer.

Nuestra Señora de los Dolores

En 1948 hizo el paso de la Verónica de Cartagena con Jesús Nazareno, Cirineo y Veronica.  Para la  Cofradía del Resucitado de Cartagena hizo tres pasos en 1948, la aparición a María Magdalena arrodillada, Jesús ascendiendo desde el sepulcro y Jesús partiendo el pan en una mesa sobre los hechos de Emaús.

En Almería hizo la imagen del Resucitado en 1960, en Úbeda, Nuestra Señora de la Esperanza, en Loeches Madrid, la Virgen de las Angustias y en Bilbao copia del Cristo de Medinaceli, en 1947.

Continue Reading

Arte

La custodia de Marchena, una joya de 2,5 millones de maravedíes (de 1586)

Published

on

La Custodia de Marchena es la obra maestra del platero cordobés Francisco  de Alfaro (1548-1610) hecha entre 1575 y 1580 , una de las principales obras de la platería española.

Los franceses fueron verdaderos expoliadores de arte y llegaron a Marchena en 1812 con datos extraídos de la más famosa guia artística de la época obra de Juan Agustín Ceán Bermúdez, que cita como principales joyas artísticas de nuestra localidad la Custodia de Alfaro y la colección de pinturas de Francisco de Solís que estaban en el claustro de Santo Domingo, y que desde entonces  desaparecieron, según explica Manuel Antonio Ramos en su obra sobre la ocupación francesa de Marchena.

hfghgfh

La Custodia se libró de ser expoliada porque se ocultó. Sus piezas fueron desensambladas y repartidas en los domicilios particulares de vecinos del barrio con un documento por escrito.

Desde entonces cada vez que hay inestabilidad o peligro social, la custodia es retirada del culto o escondida y durante muchos años ha estado conservada tras la puerta blindada del museo de la parroquia.

ghu8

Abre un modelo que el mismo autor usa para las custodias de Carmona y
Ecija, copias de la de Marchena. Recoge todo el saber humanista y renacentista de la época con influencias de los principales maestros italianos.

Mercedes Valverde informa que Francisco Alfaro comenzó a ayudar a su padre desde muy joven. Firmó como testigo en una escritura de 1571 para comprar una tienda en la calle de la  Platería de Córdoba. Concluyó y cobró las obras de su padre tras su muerte en 1573 y fue nombrado tutor
de sus tres hermanos.

relieve1

Desde 1572 Francisco de Alfaro trabajaba para la parroquial de San Juan
Bautista de Marchena, donde realizó obras durante veinticinco arios, informa Pilar Nieva Soto en su publicación sobre las obras de Alfaro en Jerez.
El 8 de noviembre de 1583, Francisco  de Alfaro fue nombrado platero de la Catedral donde hizo el sagrario de la capilla mayor y era el orfebre más famoso de aquella época en Sevilla y España.

En 1600 marchó a Toledo donde permaneció hasta su muerte en 1610 como tesorero del cardenal Sandoval y Rojas.

Francisco Alfaro otorgó carta de pago en 1586 ante Diego Sánchez, escribano público de la villa de Marchena, de 2.543.409 maravedís, que se le entregó por el importe de la Custodia de San Juan. Esa cifra de maravedíes en moneda corriente se traduce aproximadamente en 468.000 euros, -80 millones de pesetas- sin contar el valor artístico por ser una pieza única.

hfghgfh

La Giralda como modelo del remate

Los expertos señalan que el remate del cuerpo superior de la Custodia de Marchena tiene como modelo el de la Giralda tomado porHernán Ruiz II de la linterna que Bramante hizo para el Vaticano tal como señalan Ravé y Manuel Varas Rivero.

Alfaro y Jerónimo Hernández tuvieron relación profesional en el trabajo de retablos importantes. Por eso se sabe que Alfaro aprendió de Hernández las últimas novedades del manierismo italiano y las influencias de Miguel Angel.

Continue Reading

Actualidad

Macarena García y Luis Camacho exponen en Alcalá de Guadaira y Ecija

Published

on

Dos pintores de Marchena Luis Camacho y Macarena García exponen fuera de Marchena sus dos formas de entender el arte. La pintura de Macarena García es pura luz y viene de la luz y la de Luis Camacho viene de la oscuridad y de la sombra. 

La promoción 1983-1988 de licenciados de Bellas Artes de Sevilla expone en la exposición ‘BBAA88’, que puede visitarse entre el 19 y el 30 de octubre en la Sala Antiquarium del Ayuntamiento de Sevilla. Además han hecho una instalación colectiva a modo de mosaico sobre la ‘Imagen gráfica y emocional de la Sevilla de los 80’. En esta exposición participa la marchenera Macarena García quien también está exponiendo en Alcalá de Guadaira en una muestra individual. Macarena García participa con un cuadro inspirado en la película El Imperio de los sentidos.

No hay descripción de la foto disponible.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie e interior

El jueves 10 de octubre se inauguró la exposición de Macarena García de Tejada en la «Casa de la Cultura, calle General Prim, número 2, a las 20h. Alcalá de Guadaira con la presencia de muchos vecinos de Marchena.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla en 1988, especialidad de pintura, se forma luego en el Instituto per L´Arte e il Restauro de Florencia, Italia y se especializa en las técnicas de litografía y colografía.

Lo que hace única la pintura de Macarena García es el hecho de que sus cuadros son ventanas a otros mundos. Tal y como ya concibieron los pintores del surrealismo o de la Pintura metafísica, el pintor y el artista son como un médium, que plasma la realidad intangible. Un universo mítico que ella percibe con nitidez gracias a su extraordinaria e innata sensibilidad y a su infantil madurez tan fugaz como eterna.

La imagen puede contener: 2 personas

La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie e interior
No hay descripción de la foto disponible.

El próximo viernes 1 de Noviembre a las 19.30 se inaugura la exposición individual del pintor marchenero Luis Camacho Campoy en el Museo Histórico Municipal de Écija. Lleva por nombre «Materia oscura» y presenta dibujos y pinturas de sus ultimas series. La muestra puede verse del 1 al 14 de noviembre.

La imagen puede contener: texto

Luis Camacho es Licenciado en Bellas Artes, especialidad de Pintura, por la Facultad de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría -Universidad de Sevilla- 1996. Profesor de Educación Secundaria y Bachillerato por la especialidad de Dibujo en las  áreas de Dibujo Técnico, Dibujo Artistico, Educación Plástica y Visual y Cultura Audiovisual. Ha participado en distintas exposiciones de pintura individuales y colectivas comprendidas entre los años  1992 al 2002.

«Desde muy niño, mi imaginación me pasaba factura, sobre todo por las noches. Las pesadillas recurrentes de mi infancia se han quedado grabadas en la memoria. Sueños oscuros donde los monstruos venían a visitarme y los «veía» flotando frente a la cama. Gritos de terror que mis padres aplacaban como podían dejando una luz encendida en el pasillo. En otras ocasiones, sin embargo, no gritaba y me quedaba mirando las sombras que se formaban frente a mi cama esperando a que se fueran pronto o a que el sueño me venciese y la pesadilla empezase otra vez. Eso sí, años más tarde, leía la revista Creepy y el cine de terror se convirtió en una necesidad» explica Luis Camacho en su web.

Recuerdos de infancia dibujo 2

Continue Reading

Arte

Hoy se inaugura la exposición de obras de arte del antiguo Palacio Ducal

Published

on

El 21 de septiembre, Sábado en la Iglesia de Sta. María la Chica a las 19:45, inauguración de la Exposición sobre piezas procedentes del antiguo Palacio ducal y conservadas en diferentes iglesias y conventos de Marchena y proyección del documental titulado “El Palacio fuera del Palacio” que podrá verse del 22 de septiembre al 20 de octubre,  de 19:45 a 21:30 y proyección del documental titulado: “El Palacio fuera del Palacio” dentro de la V Jornadas de Patrimonio Histórico que organiza Acupamar.

Una joya de Lucas Jordán en el convento de Santa María de Marchena.

La sortija de diamantes con la que se casaban las duquesas está en el convento de Santa María

V Jornadas de Patrimonio de Marchena organizadas por Acupamar

Tesoros que los Láncaster donaron al convento de Santa Maria de Marchena

¿Un San Agustín de Ribera en el templo del mismo nombre de Marchena?

Del el 23 de septiembre y el 20 de octubre de 10:00 a 14:00 (de lunes a viernes) estará abierta la Exposición y la proyección del documental para centros escolares y/o visitas concertadas.

El programa de las V Jornadas de Patrimonio de inicia a las 19:00 horas del 19 de septiembre en la  inauguración de las Jornadas con asistencia de autoridades locales y regionales en el salón de plenos del Ayuntamiento.
A las 19:30 ponencia «Una visita al Palacio ducal» Juan Luis Ravé Prieto, doctor en Historia del Arte.
El dia 20 de septiembre,  a las 19:30 ponencia “Alcázar almohade y mirador de la duquesa. Diario de una excavación”. Marco Antonio Gavira Berdugo, arqueólogo
y licenciado en Historia.
A las 20:30, ponencia “Recuperando el Palacio ducal. De la intervención arqueológica a la propuesta arquitectónica” por Manuel Vera Reina, arqueólogo, e Ismael Rodríguez López, arquitecto.

LAS DONACIONES DE GUADALUPE LANCASTER A LOS CONVENTOS DE MARCHENA

Una plancha de cobre de los Reyes Magos de 1717 preside el altar del Sagrario de la iglesia de San Juan que pertenció al Emperador de China.
La sacristía de la iglesia de San Juan está presidida por un Sagrario con una tabla de cobre representando la Adoración de los Reyes Magos que procede de China. Antes de llegar hasta aquí vivió una historia extensa.

En aquella época los Duques ya se habían trasladado a Madrid. Vivían en un palacio en la madrileña calle del Arenal y el nuevo duque, el VII, sería su hijo, Joaquín y mantenían una relación por carta con los notables de Marchena, especialmente con los jesuítas de Santa Isabel y con los notables de la corte ducal, como la familia Vaca de Guzmán, establecidos en la calle Doctor Diego Sánchez número dos cuyo hijo Gutierre fue escritor y Ministro del Consejo de Castilla.

Guadalupe Láncaster no fue famosa por su belleza pero sí por conocer la historia sagrada y profana, latín, griego, hebreo, y casi todos los idiomas vivos. Su casa en Madrid vio desfilar a los mejores diplomáticos, artistas y científicos. Famosas poetisas como Sor Juana Inés de la Cruz le dedicaban sus versos, y pagó las exploraciones del franciscano Francisco Quino en California con quien se carteaba.

La Duquesa pintada por Francisco Ruiz de la Iglesia en 1700 lienzo del Museo del Prado.

Numerosas donaciones hizo Guadalupe Láncaster a Marchena, la más destacada la librería del convento de Santa Eulalia compuesto por cuatro mil volúmenes principalemente de geografía, e historia sagrada, perdidos tras la invasión francesa. También donó la colección de grabados del convento de Santa María, La Concepción, entre ellos los Dureros, miniaturas y relicarios y una Sagrada Familia de Luca Giordano, de 27×20 cm para el convento de Santa María.

Luca Giordano

Aparte de las posesiones de su marido el Duque de Arcos ella nació y murió siendo muy rica y con ese dinero apoyó la evangelización de regiones lejanas (China, Japón, Filipinas, América), y apoyar mecenas de las artes y la ciencia en todas las áreas.

En el inventario de su palacio madrileño  había obras de arte sin igual en especial pinturas, ya que la duquesa era una experta en arte y en pintura y ella misma pintaba. Tenían pinturas de Brueguel, Correggio, Luca Giordano, Van Dyck y Paul de Vos.  Alrededor de 1651, la joven María Guadalupe pintó dos retratos del padre teatino Alberto Maria Ambiveri (1618-1651) y dos vírgenes.

Al convento jesuíta de Santa Isabel envió la Duquesa la plancha de cobre traída de China por el fraile jesuíta Antonio Tomás junto a una escribanía de otro fraile, Raimundo Arjó, ambas fueron del emperador Chino que las guardaba en su tesoro.  La Duquesa pagó el mueble, un sagrario con su pelícano y su cordero que se puso en el altar de la Concepción de Santa Isabel, y de allí pasó a San Juan con la desamortización. También regaló la Inaculada que preside el altar mayor de Santa Isabel que fue traída en procesión desde el Palacio Ducal.

Tuvo consecuencias su separación del Duque, Don Manuel suponiendo retrasos para la obra de San Agustín, ideado como su panteón ducal, que nunca llegó a terminarse como estaba previsto debido a que tras la muerte de Don Manuel y contraviniendo su voluntad ella destinó los fondos para su propio panteón, el Monasterio de Gudalupe, Cáceres.  Los descendientes de la familia Láncaster estaban enterrados en la cripta del convento de Capuchinos de la Plaza Ducal y posteriormente fueron llevados a San Juan menos los de la platriarca Doña Guadalupe que fueron llevados al monasterio guadalupano de Cáceres.

La Duquesa murió con fama de santa, en Madrid, en su casa de la calle del Arenal, el día 7 de febrero de 1715 y sus obras se relataron en un libro con la intención de beatificarla en el futuro.

SABER MAS: María Guadalupe de Lencastre (1630-1715). Cuadros, libros y aficiones artísticas .

 

 

Continue Reading

NOTICIAS ANTIGUAS

marzo 2021
L M X J V S D
« Feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!