Connect with us

Cultura

De San Juan de la Cruz a Cela, un viaje en el tiempo con la Ruta de los Escritores

Published

on

Los Ponce de León amaron la poesía de San Juan de la Cruz. Tanto que en Marchena se han encontrado dos códices antiguos del Cántico Espiritual uno en el convento de Santa María y otro en Santa Clara. 

Mil gracias derramando,
pasó por estos sotos con presura,
y yéndolos mirando,
con sola su figura
vestidos los dejó de hermosura.

El Cántico Espiritual es el modo exacto de hablar a Dios en verso. San Juan de la Cruz, el mayor de los místicos, expresa de un modo nunca superado el proceso de unión del alma con el Creador.

El de Santa María o «Códice Mch» fue descubierto por el investigador mercedario Luis Vázquez Fernández, de la Real Academia de Doctores de Madrid, cuando buscaba poemas de la Madre Antigua, que Vázquez cree que tuvo algún trato directo con San Juan de la Cruz a través de carta, ya que la monja enterrada en el coro de las clarisas de Marchena usó los poemas de Juan de Yepes antes de que éstos fueran publicados.

Se ha comprobado que la Madre Antigua utilizó algunos versos de San Juan de la Cruz en sus propios escritos cuando la obra de este todavía no había sido publicada aunque circulaba en copias manuscritas.

El códice de San Juan de la Cruz que fue vendido por 35 pesetas y se salvó de las llamas

Quién era la Madre Antigua

El traslado del cuerpo de la Madre Antigua a Marchena

Cervantes

En 1572 pese a haber perdido el movimiento de la mano izquierda, en la Batalla de Lepanto Miguel de Cervantes se incorpora a la compañía del capitán Manuel Ponce de León, en campañas militares como Navarino y La Goleta con base en los cuarteles de invierno en Sicilia, Cerdeña y Nápoles.

Cuando Miguel de Cervantes estuvo al servicio de los Ponce de León

Cervantes estuvo en Marchena recaudando aceite para la Armada real entre 1588 y 1593 y sirvió tras Lepanto para Manuel Ponce de León, nieto de El Valiente y primo de Luis Cristóbal Ponce de León, Señor de Marchena y capitán del ejército de Flandes.

Resultado de imagen de capitulo de los leones quijote

Durante toda su vida Juan Ponce de León, padre del Marqués de Cádiz tuvo que cuidar a su hermano Diego, por estar loco. Diego Ponce de León, hijo de Pedro Ponce de León, abuelo de Rodrigo, Marqués de Cádiz y Manuel El Valiente estuvo casado con Aldonza Portocarrero hija de Luis Méndez Portocarrero.

Nuevos documentos sobre Cervantes lo vinculan con Marchena y Osuna

Marchena aparece en el Quijote de dos formas. Una, mencionada de forma directa,  en el Capítulo 57 de la segunda parte del libro, de forma indirecta, en el capítulo de los leones, donde aparece Manuel (Ponce) de León, «El Valiente» glorificado como héroe medieval, quien estaba en guerra contra los marcheneros y su señor, Rodrigo por la herencia familiar.

Resultado de imagen de capitulo de los leones quijote

Cervantes, Marchena y los Ponce de León

Cuando Don Quijote busque sin éxito el enfrentamiento con los Leones Cervantes lo convertirá en segundo y nuevo don Manuel de León que fue gloria y honra de los españoles caballeros.

Locos y Quijotes en la familia Ponce de León de Marchena y Sevilla

El escultor Coullaut Valera y Gustavo Adolfo Bécquer.

Con la financiación de los Alvarez Quintero y muchos donantes anónimos, en 1911 se levanta en Sevilla el monumento a Gustavo Adolfo Bécquer obra del escultor marchenero Lorenzo Coullaut Valera. Antonia Díaz, poeta de Marchena fue amiga personal de los hermanos Bécquer y su marido ayudó a financiar la primera edición de las obras de Gustavo Adolfo.

ANTONIA DIAZ, AMIGA DE LOS HERMANOS BECQUER

El matrimonio de poetas y amigos de los hermanos Bécquer, Antonia Díaz, nacida en Marchena en 1827 y José Lamarque de Novoa se instaló en un Palacio de Dos Hermanas llamado La Alquería del Pilar.

Los Bécquer y Juan Ramón Jiménez en la Alquería del Pilar, el palacete de Antonia Díaz

La poetisa marchenera Antonia Díaz tiene calles a su nombre en Marchena, Sevilla y Dos Hermanas. Nacida en 1827 en Marchena, hija de un médico afincado en Sevilla. De forma autodidacta se esforzó por aprender, estudiando en la biblioteca de sus padres en Marchena y luego en su palacio de Dos Hermanas. 

Así era el palacio de la poetisa Antonia Díaz en la alquería del Pilar de Dos Hermanas

Visitamos la Casa del Ave María, que fue propiedad de la familia de Teresa Mendigutia, esposa de Coullaut Valera y visita al Museo Coullaut Valera.

El romancero de Marchena 

El «Romancero de Marchena» realizado en 1981 por el profesor de Literatura Juan Pablo Alcaide como parte de su tesis doctoral presentada en la Universidad de Sevilla en 1983.

PIO BAROJA Y LOS DIEZ DE LA CORTINA

Antes, en 1935, había pasado por Marchena Pío Baroja para realizar una serie de trabajos literarios sobre la ruta del General Gómez por los caminos de España, cuyo testimonio gráfico aparecen en la revista Estampa (380, del 27 de abril de 1935).

El propio Pio Baroja dice en esa revista: «Al ver reunidas las fotografías de la excursión que hemos hecho siguiendo el itinerario del general carlista Gómez, en 1836, no parece que se trata de la excursión de Gómez, sino de la mía. El fotógrafo Marina, que me acompaña, quiere dar autenticidad gráfica al viaje. Es posible que ello sea indispensable.»

RONDA DE LA ALCAZABA. ARCO DE LA ROSA. IBN ARABI.

Ibn Arabí; El auténtico maestro de maestros

En busca de la Baraka de Shams de Marchena, una maestra sufí

EL ROMANCERO DE MARCHENA. RONDA ALCAZABA

La última memoria viva del romancero medieval de Marchena

Cuando los romances advertían del daño que hacen los falsos rumores

Imagen relacionada

LIBROS E IMPRESORES

BARTOLOME MARRADON

En 1580 el médico de Marchena Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro, escribe «Diálogo compuesto por Bartolomé Marradon, médico español de la villa de Marchena, impreso en Sevilla en el año 1618». Asi se llama la obra escrita por Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro que dice que el chocolate era muy usado en las Indias y en España «y que estima mucho ser muy medicinal y muy a propósito de aprender sus virtudes. Yo probé el fruto del cacao y lo he degustado pero para deciros la verdad no me place» escibió el Médico marchenero en su «Diálogo del chocolate».

Bartolomé Marradón, hermano mayor del Cristo de San Pedro y médico

LUIS ESTUPIÑAN, IMPRESOR

El Breve Compendio de la Carpintería de lo Blanco y Tratado de Alarifes Sevilla, de Diego López de Arenas nacido en Marchena también fue impreso por Luis Estupiñán en 1633 en la calle de Las Palmas de Sevilla.

También publicó el Teatro de las Religiones del padre Valderrama prior del convento de San Agustín de Sevilla, uno de los conventos más ricos de Sevilla que estuvo pagado y patrocinado por los Ponce de León.  El libro se publica en 1612 se imprimió en Sevilla  por Luis Estupiñán y está dedicado al Duque de Arcos Rodrigo Ponce de León e ilustrado por miniaturas del grabador Francisco Heylan (1584- 1635)  grabador e impresor de Amberes que trabajó en Andalucía. Entre sus grabados en esta obra  aparece un gran escudo de los Ponce de León y de la orden agustina.

Los primeros impresores de Sevilla y Marchena, Cromberger y Estupián. 

ANTONIA DIAZ 

Antonia Díaz (1827-1892), nació en Marchena, hija de un médico afincado en Sevilla. Desde muy joven leía a los poetas clásicos castellanos y sevillanos.

El matrimonio de poetas, católicos y monárquicos y amigos de los hermanos Bécquer, Antonia Díaz, nacida en Marchena en 1827 y José Lamarque de Novoa se instaló en un Palacio de Dos Hermanas llamado La Alquería del Pilar donde eran famosas sus tertulias de artistas sevillanos y extranjeros. 

La propia Antonia Díaz diseñó los edificios y jardines de este «lugar de ensueño» donde ella misma se reservó una torre sobre una gruta con una virgen donde escribió sus libros. «Flores marchitas: baladas y leyendas» (1877-1882), «Poesías líricas» (1893), «Aves y flores: fabulas morales» (1890).

Los Bécquer y Juan Ramón Jiménez en la Alquería del Pilar, el palacete de Antonia Díaz

Así era el palacio de la poetisa Antonia Díaz en la alquería del Pilar de Dos Hermanas

CAMILO JOSE CELA

Cela y la Ruta de los Escritores

Camilo José Cela, premio Nobel y escritor comió un potaje de garbanzos en la Posada de los Caballeros que se ubicaba en la Plaza Vieja, en el número uno de la calle de los Mesones con la calle San Miguel. De esta posada conservamos una fotografía en 1970.

El último de éstos visitantes ilustres fue Camilo José Cela que dejó escrito en su libro «Primer Viaje Andaluz» 1959, sus impresiones de su paso por Marchena alojándose en la posada de Los Caballeros o de los Baena. Cela venía andando desde Ecija hasta Marchena, cruzó el Corbones recorrió sus calles a pie y luego se fue para Carmona. En su libro dice que pasó miedo, porque los campos entre Marchena y Carmona estaban llenos de toros.

Camilo José Cela en sus tiempos de mochilero por Andalucia

Somerset Maugham

Somerset Maugham el escritor espía, millonario y bisexual que visitó Carmona, Marchena y Ecija en 1897

Somerset Maugham fue uno de los grandes narradores del siglo XX y lo consiguió haciendo lo que más le gustaba; observar y contarlo de forma directa y sin juicios morales. Esto le permitió ser el escritor más rico y famoso del mundo en los años 20 y 30.


Sus libros de viajes por Andalucía se publicaron en España hasta 2005 en RB editores, llamado «Andalucía 1930» donde describe en doscientas páginas ciudades, caminos, costumbres, personas, oficios e iglesias como las de Ecija y Marchena.
Tras finalizar sus estudios  de Medicina en Londres en 1897, Maugham viaja a Andalucía recorriendo Ronda, Córdoba, Sevilla, Écija, Marchena, Granada, Jerez y Cádiz antes de embarcar de regreso a Inglaterra. Durante su estancia en esta tierra escribiría La meticulosidad de Don Sebastián. A Sevilla volvió muchas veces en la década de 1940.
Los apuntes de sus viajes por Andalucia los imprimió en 1930, con el título de Andalusia. Sketches and impressions en la que se basó Miles Davis para su disco Sketches from Spain.

Advertisement

Cultura

28-F: José Salvador Gallardo, uno de los marcheneros más brillantes del siglo XX

Published

on

José Salvador Gallardo.- (1880-1966) nació en Marchena para convertirse en académico de Medicina, profesor universitario, Presidente de la Sociedad sevillana de Dermatología y concejal del Ayuntamiento de Sevilla.

Fundador de la revista Juventud Médica, Presidente del Ateneo de Sevilla. Presidente del Colegio de Médicos. Profesor Adjunto de Patología General. Profesor de Dermatología. Concejal del Ayuntamiento de Sevilla (1924).

Orador, escritor, amante de las artes e impulsor del andalucismo histórico. Tiene calles en Marchena y Sanlúcar de Barrameda. Comenzó a ejercer la medicina en Sevilla en 1910 tras aprobar su tesis doctoral en 1909 acerca de la etiología de la sífilis.

El Ateneo de Sevilla y el Ayuntamiento de Marchena crearon un premio de creación literario con el nombre de José Salvador Gallardo en los años 40 que desapareció por el desistimiento del propio Ayuntamiento. Fue un impulsor de las artes en todas sus formas especialmente la literatura.

Bética

Como Presidente del Ateneo de Sevilla publicó numerosas obras literarias con las mejores firmas del momento tal y como recoge la Revista Bética, órgano de expresión del Ateneo y motor del andalucismo histórico en la que escribió el propio Blas Infante. En 1913 dirigió la primera edición en castellano de Poemas dramáticos de Maeterlinck con ilustraciones de Alfonso Grosso.

 Su tesis doctoral la dedicó a la Sífilis y fue nombrado auxiliar de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla en 1910 (El Pais, 7 de mayo de 1910).

En 1914 era secretario del Ateneo de Sevilla como informa La Revista Bética impulsando presentaciones de libros médicos o literarios. El 8 de abril de 1915 participa en los actos más importantes del Ateneo junto a figuras históricas como Sorolla, Gonzalo Bilbao o Blas Infante.

Participó en la creación de la cabalgata de Reyes de Sevilla, ya que era vicepresidente del Ateneo en 1916 y 17 y  la cabalgata de Reyes se estrenó en 1918.

Tuvo un papel activo en el nacimiento de la actual identidad histórica del andalucismo, apoyó a Blas Infante en el estreno del himno de Andalucia en Sevilla en 1933 y participó en la Asamblea Regional Andaluza, como Presidente del Ateneo según recoge la revista Nuevo Mundo. (3-2-1933).

Murió el martes 1 de marzo de 1966 y fue enterrado en el cementerio de San Fernando, Sevilla. Tuvo un hijo, José Salvador Valois.  Su hermano fue Luis Salvador Gallardo y tuvo como hijo adoptivo a José María Conde presidente de la Real Academia de Medicina de Sevilla. Al entierro asistieron los  Alcaldes de Marchena y Fuentes de Andalucía.

Muchos de sus nietos aún mantienen la tradición médica iniciada por su abuelo. Maria Isabel Salvador Luna es Médico especialista en Radiología. José Luis Salvador Luna es Médico especialista en Traumatología. Maria del Carmen Salvador Luna es Diplomada Universitaria en Enfermería y Técnico Superior de Riesgos Laborales.
Adolfo Maria Salvador Luna es Médico especialista en Medicina Legal y Forense.
Rosario Salvador Luna es Graduado Social y Técnico Superior de Riesgos Laborales.

Continue Reading

Actualidad

La beata ciega y Miguel de Molinos

Published

on

El escritor Antonio Miguel Abellán acaba de dar a la luz la novela histórica La Beata Ciega, sobre los excesos eróticos y místicos de Dolores López, una beata joven y ciega que vivió unos años en Marchena, y levantó un gran escándalo al descubrirse que mantenía relaciones íntimas con su confesor. 

Fue una mujer compleja y fuera de su tiempo, que vivió y murió rodeada del escándalo. Era muy guapa, ciega y su padre cometió el error de entregarla a la persona equivocada, su confesor Mateo Casillas, demasiado joven, con doce años.

COMPRAR LA BEATA CIEGA

En el beaterío de Santa Isabel de Marchena, mantuvo escarceos con otras beatas y con su confesor, antes de escaparse de nuevo con él a Lucena para luego volver a su Sevilla natal, donde se encontraría con su destino. Convertirse en la última persona quemada por la Inquisición en España en 1781.

 

Mantener relaciones íntimas en el seno de instituciones religiosas o ser molinosista o iluminista, -quietista- seguidora de Miguel de Molinos, -por mediación de su primer confesor- que -cien años antes- defendía que a través de la contemplación interior el ser humano podía comunicarse con Dios, sin la mediación de la iglesia la hizo ser perseguida y morir quemada por hereje.

Imagen relacionada

Al fondo, la Sevilla – y la España del XVIII-.  «El pueblo sevillano era dócil, analfabeto, y estancado donde no podías leer apenas libros extranjeros que entraban por el puerto, porque acababas en el castillo de San Jorge. Con el traslado de la Casa de Contratación todo el movimiento comercial y el  aperturismo de los extranjeros pasó a Cádiz, que era más abierta».

Saber Mas. La nada como ejercicio creador. La Guía espiritual de Molinos. 

«El problema de Dolores López es que era muy poco discreta, se relacionaba abiertamente de forma íntima con sacerdotes y eso no se podía tolerar. Ella pedía que la azotaran sus confesores. Ella les decía que cada azote libraba a un alma del purgatorio. En la actualidad esa actitud de la beata tal vez podría tacharse de masoquismo. Hay mucha documentación al respecto, sobre solicitantes, muchísimos casos de confesores que, mediante la confesión auricular, como la llamaban, seducían a toda mujer que bajara la guardia».

Al mismo tiempo mostraba un «desequilibrio místico también presente en Santa Teresa o San Juan de la Cruz claro que ellos tuvieron más suerte aunque Santa Teresa estuvo a un paso de ser quemada».

Resultado de imagen de guia espiritual de miguel de molinos

Guia espiritual de Miguel de Molinos publicada en 1575

Llegó a las beatas de Santa Isabel de Marchena huyendo del convento de Nuestra Señora de Belén de Sevilla de donde fue expulsada. En Sevilla fue pareja de Mateo Casillas, su confesor al que lo entregó su padre a la edad de doce años tras morir su madre.

Declaró que «Cuando en el sesto precepto leía no fornicar, entendía no murmurar; que por este motivo ignoraba por qué parian las casadas y no las doncellas, y que cuando hizo voto de castidad fué para ella voto de no casarse».

«Su confesor mantuvo relaciones con ella muy joven a la edad de doce años en Sevilla cerca de la parroquia de San Pedro. Se aprovechó de la confesión auricular y no era un caso aislado, estaba a la orden del día en Sevilla las relaciones de los sacerdotes con sus hijas espirituales» indica el autor.

Mateo Casillas, su confesor le metió en la cabeza las ideas de Miguel de Molinos. «Cuando muere su confesor, ella pasa al convento de Belén de Sevilla en la Alameda, pero estuvo poco tiempo. La echaron porque tuvo varias relaciones con novicias» explica el autor.

De allí vino a Marchena «donde tuvo escarceos con las internas e inició una relación con su confesor, natural de Lucena» explica Antonio Miguel Abellán. «Con él tuvo una relación seria y prolongada a la vista de todos, lo que provocó el lógico escándalo en Marchena. El escándalo fue tal que antes de que fuera denunciada a la Inquisición el confesor de marchó a Lucena y ella junto a otras amigas se fueron a Lucena con su confesor. En Marchena fue un escándalo y se le conoció como la beata diabólica».

De Lucena vuelve a Sevilla, donde vuelve con Mateo Casillas su primer confesor, que decide declarar ante la Inquisición todos sus pecados en un remordimiento. Sus pecados eran haber yacido con la Beata Ciega, Dolores López siendo su confesor.

«Para evitar ser quemada viva, pidió confesarse, lo que se le concedió. Tras tres horas de confesión completa en la Cárcel Real, fue llevada al quemadero, del Prado de San Sebastián, donde a las cinco de la tarde se le dio garrote, y su cadáver fue dispuesto en la hoguera, donde se estuvo consumiendo hasta las nueve de la noche».

«Al momento la detienen a ella y comienzan los interrogatorios en la Inquisición en el Castillo de San Jorge. La condenan por hereje y por molinosista, por ilusa, pero no por bruja a pesar de que sus vecinos la acusaron de bruja y curandera. Fue una víctima de su época en realidad. La Inquisición ya había eliminado a casi todos los judaizantes y protestantes que quedaban en Sevilla.   Y la quema de la Beata hacia ya cuarenta años que no se quemaba en Sevilla a nadie. Por blasfemar te podían mandar a galeras».

«En esa época en Sevilla había instalado un ambiente de terror en la ciudad donde tu mismo vecino te podía denunciar a la Inquisición, no te podías fiar de nadie ni del vecino ni de la familia. Al reo lo metian en una mazmorra pero no te decían porqué.  Sevilla era un templo enorme donde estaba todo controlado» expone Antonio Miguel Abellán.

 

Continue Reading

Cultura

Juan Polo y otros ministriles y músicos de capilla de San Juan en el siglo XVIII

Published

on

Juan Polo era un ministril de la capilla musical de la iglesia de San Juan que vivia en la calle Alcalde Lebrón, viudo y con varios hijos en 1719, según el padrón de Marchena de ese año, conservado en el Archivo Historico municipal de Marchena. Aparece descrito con la palabra ministril, si bien es cierto que dicha palabra se usaba entonces como sinónimo de músico.

Por todo el barrio de San Juan aparecen viviendo los músicos de la capilla de San Juan como Rodrigo de Jaén, y Juan Ignacio de Morales maestro de capilla que vivían en la calle Albarracín o San Francisco. En la calle Huescar Francisco Madroñal ciego y organista de la Parroquia de San Juan y Tomas Ignacio Reina párroco de San Juan. En la calle de los Sastres vivía Juan Polo Ministril de la capilla.

La chirimía, el sacabuche, la corneta y el bajón fueron los principales instrumentos interpretados por los ministriles, otras veces se añadían flautas u orlos, que son aerófonos con forma de “J”.

La chirimía era un instrumento de viento con doble lengüeta, similar a la dulzaina actual.  En 1468, desde Francia llega el sacabuche para acompañar a la chirimía en los conjuntos de ministriles. El sacqueboute, en su denominación original, es el antepasado del moderno trombón. A finales del siglo XV se incorpora la corneta, que desciende del cuerno de caza medieval. Para reforzar los sonidos bajos los conjuntos de ministriles adoptaron el bajón, un instrumento de alrededor de un metro de longitud, de un solo bloque de madera.

La cofradía del Santo Crucifijo o Cristo de San Pedro recoge en sus primeras reglas de 1556 que la música que lo acompañaba en su cortejo procesional en la madrugada  del Jueves al Viernes Santo era música de ministriles y trompeta en su procesión y cultos, músicos que tenían una situación de privilegio en la hermandad pues no pagaban nada y a cambio tocaban gratis en las fiestas y procesiones.

 

En su capítulo veinticuatro qué trata «de cómo sean de rescibir los ministriles o trompetas» dice «ordenamos que si algún trompeta o ministril quisiera entrar en nuestra cofradía que lo reciban de balde con tal condición que sirva nuestra fiesta en su trompeta», y si faltaba se le ordenaba que pague una cuota que quedaría en depósito de la Cofradía.

En 1600 el Santo Entierro era portado por clérigos escoltado en los flancos por los armaos de etnia gitana que portaban lanzas y espadas y seguido por el palio de respeto con sacerdotes seguidos de frailes de las órdenes franciscanas y agustinos. Un grupo de ministriles acompañaban a la Soledad. Detrás de la Virgen, cruz parroquial y ciriales para abrir el tramo de caperos grupos de hasta cincuenta sacerdotes de la matriz de San Juan.

En la boda  Carlos I e Isabel de Portugal, que tuvo lugar en Sevilla el 11 de marzo de 1526 y en el que tocó una fastuosa capilla real de ministriles.

Desde la Edad Media al músico profesional, se le denominaba ministril porque ejercía un oficio o ministerium se trataba de instrumentistas que vendían sus servicios de forma ocasional y tocaban puntualmente tanto en celebraciones religiosas como civiles. Su repertorio era amplio y variado: desde música religiosa hasta danzas y canciones de moda de la época.

Aparte de la corte, algunas altas casas señoriales contaban con su propio grupo fijo de ministriles, algo que solamente se podían permitir las familias más opulenta.

El Palacio Ducal de Marchena era escenario de fiestas y espectáculos musicales y teatrales con cierta frecuencia. En algunas de estas actividades participaba la capilla musical del Palacio Ducal, dirigida por importantes maestros como Melchor Téllez (1541), Cristobal de Morales, (1548), maestro Laureano (1569), Andrés de Angulo (1599) y Carlos Domingo de Rada.

En 1513 trabajaban para el duque un grupo de músicos entre ellos el vihuelista Antonio Ramos y un grupo de trompetas y tambores que tenían además, funciones militares.

En tiempos de Cristóbal de Morales la capilla musical estaba formada por Juan Gómez, Diego de Villadiego, Nicolás de Velasco, Alonso Verdugo y el joven Juan Navarro cantor de coro, tenor y luego maestro de capilla en las catedrales de Avila, Salamanca y Palencia.

En las solemnidades como la Inmaculada de 1569 se sumaron además cinco chirimías, ocho cantores, varios mozos de coro mas el organista Juan Garcia de Arenas y el maestro Laureano. A esto hay que sumar los ministriles y arpa agregados en 1636.

 

Continue Reading

Cultura

El doctor Salvador Gallardo y el estreno del primer Himno de Andalucía en julio de 1936

Published

on

El doctor José Salvador Gallardo médico en Marchena nombró durante su presidencia del Ateneo de Sevilla a mediados de los años 30, director musical del Ateneo al autor de la primera notación musical del himno de Andalucia José del Castillo y Díaz

El 11 de julio de 1936, fue presentado por la Banda Municipal de Sevilla, bajo la dirección de José del Castillo, el himno de Andalucia, en un concierto celebrado en la Alameda de Hércules, una semana antes del comienzo de la Guerra Civil.

José Salvador Gallardo era médico en Marchena y Presidente del Ateneo de Sevilla en 1934 jugando un papel importante en el estreno del primer himno de Andalucía. La calle de los juzgados de Marchena lleva su nombre desde 1947.

En la foto de portada vemos a José Salvador Gallardo presidiendo el Ateneo en 1934 junto al director musical del Ateneo José del Castillo Díaz, y Director de la Banda Provincial de Sevilla y primero en escribir las notas musicales en el himno de Andalucia.  (Foto: ABC. 10 de Mayo de 1931).

Enrique Iniesta explica en su biografía de Blas Infante (Almuzara, 2007) que la Asamblea Regional de Córdoba de 1933, retira el pasadoble Giralda de Juarranz y lo sustituye por el actual himno de Andalucía con letra de Blas Infante y música de los jornaleros de Cantillana, El Alosno y la cuenca del Guadalquivir.

La transcripción para voz y piano y otra transcripción para banda, son obra del músico José Castillo y Díaz publicada por vez primeras por la Junta Liberalista en 1933.

El músico José del Castillo anuncia en ABC en julio de 1936 el estreno del Himno de Andalucía por vez primera en la basílica del Gran Poder y luego el 10 de julio en la Alameda de Hércules publicado por la Junta Liberalista a la que pertencía el músico.  Diversos autores afirman que la bandera y el escudo andaluz fueron elegidos en la Asamblea de Ronda.

Antes del actual himno andaluz hubo otras once versiones. El primer intento de crear una letra del himno de Andalucía procede de Antonio Rodríguez de León en la revista “Andalucía” en agosto del 17 y enero del 1918, otro de Tomás Orellana y otro de Fernando G del Valle que le añade música de Pascual Veiga. Todas estas versiones iniciales fueron conocidos por Blas Infante.

LA PRIMERA GRABACION DEL HIMNO: CARLOS CANO 1977

En marzo de 1977 Alejandro Rojas Marcos,  lider del PSA propone a Carlos Cano grabar el Himno de Andalucía cuando nadie sabía que existía un Himno de Andalucía, y faltaban 3 meses para la celebración de las primeras elecciones democráticas (15-J-1977). se conservaba una fotocopia de partitura para voz y piano con música del maestro Castillo y letra de Blas Infante.

Durante la grabación, Carlos Cano fue visitado por amigos de Blas Infante de las Juntas Liberalistas de Andalucía y se reunieron con una de las hijas de Blas Infante. El Himno fue presentado al público en un mitin del PSA en Ronda, actuando Carlos Cano, Enrique Morente, Pepe Habichela, y otros. El disco se publicó el último día de la campaña electoral el 13 de junio de 1977.

Continue Reading

Cultura

Hermandades de San José, patrón de los carpinteros en Marchena

Published

on

En Marchena existieron dos hermandades de San José, una en San Juan y otra en San Sebastián. La hermandad de San José de San Sebastián tuvo origen obrero y socialista y tenían como finalidad la ayuda mutua de los obreros en caso de necesidad o enfermedad.

En 1883 murió Marx, cuyas ideas eran sobradamente conocidas por todos los obreros europeos, Jhon Gray, un famoso economista socialista, nace Indalecio Prieto en Oviedo

El Párroco Evaristo Montursy promueve en 1883 la sociedad de socorros mutuos del patriarca San José en la iglesia de San Sebastián después de haber suprimido una hermandad anterior por ser socialista.

Evaristo Montursy Muñoz (Osuna, 15 de noviembre de1834 – Marchena, 17 de junio de 1894)  fue cura en El Pedroso y S. Felipe de Carmona, antes de ser  párroco de San Sebastián y Arcipreste de Marchena.

La hermandad de San José fue fundada por diecisiete miembros y llegó a tener cien integrantes.  Se dedicaba al socorro mutuo de sus miembros ante enfermedades, carestía, muerte o cualquier otra necesidad. El propio párroco fue el promotor de esta hermandad obrera, después de haber disuelto una hermandad anterior del mismo corte por encontrarla sospechosa de tener marcadas tendencias socialistas, según informa Manuel Antonio Ramos en su obra sobre la iglesia de San Sebastián.

Disuelto el primer grupo sospechoso de ser socialista y peligroso a ojos de la iglesia, se crea una sociedad de obreros católicos celebrando un septenario al santo, y del que podían formar parte de ella los obreros que profesaran la fé católica, existiendo además la figura del protector. Se conservan sus reglas, contituciones, cuotas, miembros, fondos y cargos.

Saber Más: La Parroquia de San Sebastián de Marchena. Manuel Antonio Ramos.

 

 

Save

Save

Save

Continue Reading

Cultura

La fiesta de los locos y el origen del Carnaval

Published

on

Las fiestas medievales deben mirarse como el verdadero origen del Carnaval moderno, que beben de las fiestas greco romanas de las lupercales, saturnales y bacanales, pero de forma más tosca e irónica y sin el simbolismo filosófico original.

SABER MAS: La Fiesta de los locos en los villancicos de la Iglesia de San Juan

Promovidas por un clero ignorante que quería llevar el el pueblo a las iglesias, aprovechaban la popularidad de las fiestas romanas para llenar unos templos vacíos.

Imagen relacionada

Con la llegada del cristianismo se mantuvo el carnaval y su ruidosas y lúbricas fiestas de la fecundidad  empezando el 15 de diciembre y duraban hasta Epifanía, que luego se trasladan hasta febrero por las lupercales y posterior fiesta de la purificación, februa- en febrero. Cerraban así el ciclo de las fiestas de invierno.

La fiesta medieval de los locos o de los diáconos era un recuerdo de las Saturnales romanas pero hecha por los religiosos dentro de los templos que se llenaban banquete y juegos y en los claustros sonaban instrumentos con cantos a Baco, que el obispo de Reims prohibe en el año 853 a los clérigos, beber vino y bailar la danza del oso. Unas fiestas que perduraron en Francia hasta mediados del XVII pese a las prohibiciones.

Por más extraño que parezca, en la fiesta de los locos, se cogía un asno de los más dóciles, se le adornaba con ornamentos pontificales y con toda la seriedad posible lo llevaban al coro de la iglesia y allí celebraban el divino oficio en tono burlesco.

La Fiesta de los Locos y la Danza del Oso llegan a Sevilla en el XVIII traída por colonos centroeuropeos a las nuevas poblaciones fundadas por Pablo de Olavide.

En Marchena se conservan referencias escritas a esta fiesta en las letras de unos villancicos de la iglesia de San Juan.

En Fuente Carreteros, la fiesta de los locos se hace el día de los Inocentes y le sigue la danza del oso que asusta a los corrillos de chavales congregados en la plaza del pueblo. Danza del oso que se baila también en el norte de España procedente de Holanda aunque muy distinta a la anterior.

UN BUEY UN ASNO Y UN OSO

El buey y el asno que aparecen en la fiesta de los locos sirviendo de montura al falso obispo que, coronado de uvas y vestido con casullas, era nombrado rey por un día, según otros autores son símbolos del carnaval egipcio y griego.

En el monte Testaccio de Roma se sacrificaba un oso en carnaval como símbolo del mal y a la fiesta acudía el Papa a caballo rodeado de obispos y del pueblo en procesión. Los cardenales se disfrazaban y paseaban por las calles en carrozas triunfales hasta que lo prohíbe el Concilio de Toledo de 1456.

 En 1645 aun se hacían en algunos pueblos de Francia esta fiesta a pesar de las prohibiciones, de allí pasa a Roma y de allí a Venecia donde la costumbre comienza a  revivir bajo el nombre de Carnaval que en Castilla recibe el nombre de Antruejo o Casrnestolendas. Antruejo, “entruejo”, o introĭtus en latín quiere decir entrada a la cuaresma.

Fuente: El caleidoscopio del Carnaval. Las máscaras, su historia, hechizo y secreto.  Eblis Barcelona. Imprenta del Sol. 1851.

ESTA NOCHE LOS LOCOS SOMOS LOS CUERDOS

SABER MAS: La Fiesta de los locos en los villancicos de la Iglesia de San Juan

El libro de villancicos para la fiesta de maitines de Navidad de 1712 en la iglesia de San Juan habla de la fiesta de los locos luego conocida como Santos Inocentes o Matanza de los Inocentes, que se conmemora pocos días después de Navidad. La fiesta de los locos se celebra en los pueblos cercanos a Marchena traída por los colonos europeos a las nuevas poblaciones fundada en tiempos de Carlos III en 1767.

EL EMPERADOR

El villancico de la fiesta de locos presenta a varios personajes o locos, el primero quiere ser emperador.  «Este primero es un loco, que como es su devaneo, scr Emperador de Niños, también lo querrá ser vuestro. (..) Dicen que soy Loco, y mienten; que yo cuerdo soy». Este primer loco cumple con el precepto de la Fiesta de los locos que era nombrar un obispo ficticio.

01

«Si me dan mi imperio que mañana p0drá ser, Arzobispo os he de hacer, de Tréveris o Maguncia  y con juncia quemo al Adminifirador por traidor, que me da muy malos ratos».

Continue Reading

NOTICIAS ANTIGUAS

marzo 2021
L M X J V S D
« Feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Advertisement

Facebook

LO MAS LEIDO

error: Content is protected !!